Ir al contenido principal

Sergio Aponte Polito

Columna Plaza Pública/Miguel Angel Granado Chapas
El general incómodo
Publicado en Reforma (www.reforma.com), 11 de agosto de 2008;
Si el comandante de la Segunda Región Militar con sede en Mexicali fue trasladado porque sus denuncias contra la corrupción policiaca y ministerial en Baja California lesionaron intereses poderosos, todos debemos preocuparnos.
El general Sergio Aponte Polito dejó la comandancia de la Segunda Región Militar con sede en Mexicali, que comprende los estados de Sonora, Baja California y Baja California Sur. La noticia podría ser simplemente parte de la normalidad militar, y así la presenta la Secretaría de la Defensa Nacional, que en su comunicado de prensa número 151, fechado el viernes 8, incluye el cambio de destino del general mencionado dentro del "movimiento de 7 generales, 48 jefes y 15 oficiales" que obedece "a la rotación de mandos superiores, mandos de corporación y subalternos" que la Sedena "realiza en forma constante".
Aponte Polito, general de división diplomado de Estado Mayor, será a partir de ahora presidente del Supremo Tribunal Militar con sede en la Ciudad de México, la más importante autoridad judicial del fuero de guerra. Como no se requiere tener formación jurídica para desempeñar esa función jurisdiccional (digamos de paso que ése es uno de los defectos de que los delitos contra la disciplina militar sean juzgados dentro de la estructura castrense) y Aponte Polito no la tiene, su designación por el alto mando puede ser en efecto simplemente consecuencia de la rotación burocrática. Pero es imposible no tener en cuenta el paso por Baja California del ahora juez supremo y, por lo tanto, preguntarnos por los motivos de su traslado. La respuesta que nos demos dirá si su salida de la entidad peninsular es una victoria de la formalidad, que había sido infringida por el militar, o es un triunfo de la delincuencia organizada en beneficio de autoridades locales corruptas, no sólo minadas por el hampa sino enteramente puestas a su servicio.
A su llegada a Tijuana hace 2 años, Aponte Polito se percató pronto de que las autoridades policiacas, ministeriales y judiciales en Baja California incumplían sus deberes de garantizar la seguridad de las personas. Más allá del auxilio que, previa petición, la autoridad militar ha de prestar a las civiles, se atribuyó facultades que, además, implicaban una permanente crítica al poder estatal. Estableció un sistema de denuncia ciudadana a través de Internet, cuya contraseña electrónica era una oferta y un reproche: Llame, nosotros sí vamos. Instalado en enero, en abril el servicio había sumado más de dos mil llamadas, muchas de las cuales proporcionaron al comandante de la región militar información sobre el funcionamiento de las corporaciones de seguridad pública y de procuración de justicia del estado. (Hay que decir, para completar la información sobre ese mecanismo, que por lo menos en un caso incumplió su promesa en circunstancias graves: los secuestradores del ingeniero Enríquez Nishikawa insatisfechos por el monto del rescate recibido asaltaron a balazos en mayo pasado la casa familiar de su víctima. Su hermana Aiko denunció el ataque ante la región militar y nadie acudió en su auxilio).
Provocado por el procurador del estado Rommel Moreno Manjarrez, el general Aponte Polito hizo en abril pasado una denuncia pormenorizada de insuficiencias y corruptelas de cuerpos policiacos, pues el funcionario estatal había desdeñado apreciaciones genéricas del militar sobre el tema. De allí que recibiera pelos y señales, nombres y circunstancias de actos delictuosos perpetrados por quienes debían hacer observar la ley y castigar a los infractores. Aunque la posición del general fue apoyada por sus superiores (que llamaron a cuentas al gobernador José Guadalupe Osuna, que compareció en la Sedena ante el general Guillermo Galván y el secretario de Gobernación) no se desprendieron consecuencias de los señalamientos del comandante de la zona. La reacción estatal se expresó apenas en algún despido y en la apertura de averiguaciones previas que no han prosperado, no obstante, o quizá por ello mismo, que un ex procurador de Justicia cuenta entre los señalados por Aponte Polito.
En cambio, se pretendió poner en mal ante la opinión pública al militar. Se deslizó la información de que en un restaurante el general había disparado un arma de fuego en circunstancias que, como suele suceder con filtraciones de ese género, no se precisan para que las configure la libre imaginación de quien las conoce. El infundio parece haber convencido a la Sedena de que era hora de apartar de allí al comandante, sea porque se había excedido en sus funciones o porque incomodaba a los negros poderes fácticos que tanto peso tienen en aquella entidad.
Ya una vez Aponte Polito fue desplazado de un puesto de mando en circunstancias parecidas. En diciembre de 2005 era jefe de la Novena Zona Militar con sede en Culiacán cuando reprochó al gobernador Jesús Aguilar Padilla el que no atacara la corrupción policiaca. Aunque el Ejecutivo local fingió recibir en buenos términos las palabras del militar (hasta hizo editar el discurso de marras) consiguió que Aponte Polito saliera de su entidad inmediatamente. Antes de dos semanas de su denuncia había sido hecho comandante de la Decimoséptima Zona Militar con sede en Querétaro.
El tono de la carta de abril del entonces jefe de la región militar era preocupante porque, implícita pero claramente, insistía en la superioridad de los mandos castrenses en el combate a la delincuencia, inmunes a la corrupción y se arrogaba el derecho de supervisar a los civiles. Pero su contenido daba cuenta del poder de las mafias sobre los cuerpos de seguridad. Si esto último fue la causa de su traslado, en Baja California y en todo México hemos de lamentarlo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…