15 oct 2022

Las columnas políticas hoy, sábado 15 de octubre de 2022

Otra inauguración correteada en el parque soñado por AMLO

Bajo Reserva/El Universal

Primero dijeron que en abril de este año se inauguraría el parque ecoturístico en las Islas Marías, luego resultó que en realidad fue una ceremonia para festejar que ya no era un complejo carcelario pero que faltaba para que el proyecto con ferrys, hospedaje y actividades para turistas se echara a andar. La fecha del “banderazo” se fijó para el próximo 4 de noviembre, pero a medida que se acerca el día, nos comentan que aún faltan muchos detalles sobre los costos y no todo está listo. Nos aseguran que la Secretaría de Marina trabaja a marchas forzadas, mientras que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales parece estar cómoda de tener al personal naval haciendo la chamba urgente. Nos advierten que no debería haber sorpresa si el parque natural Muros de Agua “José Revueltas”, planteado por el presidente López Obrador como un paraíso de turismo y símbolo de libertad, a la mera hora no esté listo y haya que recurrir al truco de la señora que vende tlayudas o algo similar para jalar la atención de los medios. A ver si el secretario de Marina, Rafael Ojeda, y la titular de Semarnat, María Luisa Albores, logran cumplirle al mandatario.

Alistan decreto presidencial para extinguir centro de estudios

Nos comentan que esta semana, la Secretaría de Educación Pública (SEP) subió un anteproyecto de decreto a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador anuncia la extinción del Centro de Estudios Filosóficos Políticos y Sociales “Vicente Lombardo Toledano”, creado en 1972. Sin embargo, un día después la dependencia federal pidió retirar el anteproyecto al argumentar que “se remitió por error un proyecto en revisión, por lo que se solicita la baja". Será que alguien realmente tuvo un error al enviarlo a la Conamer o hubo una queja de la intención, que hizo que de inmediato se pidiera retirar?

Creel quiere diálogo con el Presidente

El presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel, informó en su cuenta de Twitter que en los próximos días dará a conocer dos documentos sobre seguridad que ha entregado al gobierno federal, pero que no han tomado en cuenta, uno en 2018 y otro más reciente, ante la negativa del presidente López Obrador de recibirlo. Nos cuentan que el equipo de don Santiago quiere hacer evidente algo que se ha normalizado: un jefe del Ejecutivo que sólo habla con sus correligionarios y se cierra a otras expresiones de la pluralidad del país. Por eso, nos detallan, decidió responder a lo dicho por el mandatario en la conferencia mañanera y decirle que haría bien en escuchar a alguien de la única administración en los últimos 50 años que ha logrado reducir la violencia y los homicidios. También le mandó a decir que no tenga miedo a reunirse, que él sí sabe dialogar, no como otros.

 No le gusta a la CNTE tanto poder para los militares

Quienes no están conformes con la reforma que extiende hasta 2028 la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública son los maestros de la CNTE, quienes advierten ya alistan una serie de movilizaciones para protestar contra la militarización del país. Y es que algunos maestros aseguran que en realidad el gobierno de la llamada cuarta transformación se prepara para contener el descontento del pueblo por la "violencia y la corrupción", que a juicio de los centistas, han sido sellos de esta administración. Las protestas de la antes poderosa Coordinadora le han hecho al Presidente, como le gusta decir, “lo que el viento a Juárez”. Ya se verá si recupera fuerza la voz de sus exaliados.

 "#

A la guerra, mexicanos/Sergio García Ramírez

El Universal

El caudillo asume la letra del Himno. A la guerra, mexicanos. Vehemente convocatoria, que no ceja. Guerra, guerra, sin tregua. Revela el talante, el estilo y el destino. Nos tiene en posición de combate: contienda civil y contienda exterior. Dos frentes que acaban por ser uno solo. Con arengas belicosas y pasos arriesgados se arma el ánimo de los compatriotas. No importan las graves consecuencias, que velan en la sombra o a la luz del día.

El fervor guerrero se estrenó con la “cuarta transformación”. Formamos regimientos de partidarios y adversarios, enfrentados sin misericordia. El discurso del siglo XIX se trasladó al XXI, y no ha cesado. Cada mañana hay partes de guerra que describen las arremetidas de los traidores a la Patria (es decir, los desleales al caudillo). Se les exhibe para alentar a los partidarios e infamar a quienes no lo son.

Persisten las campañas libradas contra sectores completos de ciudadanos: comunicadores sociales, empresarios, mujeres, niños desvalidos, científicos, legisladores, magistrados, abogados, clérigos católicos, abogados, becarios en el extranjero, por ejemplo, sometidos a una dura contienda. A las discordias civiles se agregan las guerras extranjeras, que van de lo pintoresco a lo alarmante: arremetidas contra la monarquía española (hasta que “pausamos” el enfrentamiento, en un raro armisticio), el Vaticano, el Parlamento Europeo. Se denuncia a las legiones que pretenden escribir (una vez más) la historia del porvenir. Por eso se convoca a combatir al “extraño enemigo”. Los colonialistas y los conservadores no escarmientan.

En los más recientes episodios cobró fuerza —nunca perdida— la antigua tensión con el poderoso vecino, protagonista central de una incesante contienda. Miramos hacia el norte, pero también el norte mira hacia nosotros. La tensión, notoria y creciente, no lo fue cuando ese vecino militaba bajo otro mando, al que halagamos con extrema solicitud. En cambio, arreció cuando quedó a cargo de un nuevo presidente, al que recibimos con tambores de batalla (batientes o en sordina).

Hoy sube la tensión. La coyuntura reside en el cumplimiento de un tratado que suscribimos soberanamente y que al cabo de varios años consideramos desfavorable para el ejercicio de nuestra soberanía: el famoso T-MEC. Para colmo, nos conmovió la alharaca —indescifrada, todavía— de unas guacamayas llegadas de no sé dónde, sembradoras de recelo y confusión. Gotearon veneno. Tenemos, pues, novedades de guerra que es preciso ponderar y resolver para evitar consecuencias devastadoras.

En las guerras más encarnizadas, los no combatientes llevan la peor parte: el pueblo llano, el país comprometido por decisiones que le son ajenas y que, sin embargo, fijan su destino. Esto pudiera ocurrir —y probablemente ocurrirá— en esta pugna acerca del T-MEC que suscribimos muy orondos (y pudimos no suscribir) y ahora queremos impugnar. Hemos iniciado un camino lleno de sombras, que no se disipan con la demagogia que nos convoca al enfrentamiento. Cesarán las consultas y comenzarán los páneles.

¿Qué pasa? ¿Cuál es el verdadero significado de un convenio internacional que provoca tanta discordia? ¿A dónde nos llevaría el litigio que se avecina? ¿Qué consecuencias tendría una derrota judicial: consecuencias para México, no sólo para quien convoca a la guerra? No hay respuestas que disipen la oscuridad en la que opera esta tensión. Conviene que quien lanza a los mexicanos el grito de guerra, aclare primero la justificación y las consecuencias de una pugna que gravita sobre ciento treinta millones de reservistas llamados a filas: el pueblo de México que aguarda el sonido del clarín para definir su vida (o lo contrario) en las trincheras a las que se le está llevando.

 Profesor emérito de la UNAM

##

Con el INE, no. Rotundamente, noJuan Pablo Becerra-Acosta M.

El Universal

Para los desmemoriados, para aquellos que tienen una súbita y muy conveniente amnesia selectiva; o para los más jóvenes, por si acaso carecen de información adecuada, hay que recordar que durante setenta años (el equivalente a once sexenios y medio) padecimos al PRI. El PRI, por si no lo saben o se les olvidó, no solo era un partido de Estado, sino que se desempeñaba como el tentáculo electoral de un régimen represivo, una cleptocracia que cada año simulaba tener comicios, aunque en realidad organizaba convenciones de alquimia electoral.

En México no había democracia. No había autoridades electorales independientes. En México siempre ganaba el PRI. Y como hacía la vieja mafia (o al estilo del crimen organizado de hoy), el priismo orquestaba sus victorias por las buenas, por las malas, o por las peores. Es decir, a través del convencimiento, de la cooptación, del dinero, de las amenazas, del encarcelamiento, del exilio, del asesinato, de la desaparición de opositores, o perpetrando fraudes electorales.

¿Alguien podía impedirlo? No.

La democracia que hoy tenemos -una inestable y acechada jovenzuela de 22 años-, no fue una graciosa concesión del sistema priista. No, Jesús Reyes Heroles no fue un generoso político que quisiera abrir espacios democráticos, fue un pragmático priista que en los años setenta asimiló que la olla social estaba hirviendo desde los 60.

Todos y cada uno de los espacios democráticos que empezaron a surgir hace casi cincuenta años (segunda mitad de los setentas) son producto de movimientos sociales, de demandas de la hoy llamada sociedad civil, de exigencias de grupos opositores, de luchas de académicos y periodistas (todo lo cual costó vidas, encarcelamientos, despojos, exilios); fueron numerosas insubordinaciones pacíficas (y no tanto en algunos estados) las que orillaron al antiguo régimen a permitir el diseño y desarrollo de instituciones que garantizaran una plena democracia electoral.

Así nació el IFE, que luego dio paso al INE. Antes, con mecanismos electorales que controlaba el Poder Ejecutivo, como ocurrió en 1988, cuando la Secretaría de Gobernación de Manuel Bartlett tiró el sistema de cómputo de los resultados electorales en los que el opositor Cuauhtémoc Cárdenas iba por delante del oficialista Carlos Salinas de Gortari; ante lo que había era toda una fauna electoral que operaba impunemente en cualquier municipio del país.

En la época del autoritarismo y el fraude electoral (tiempos del PRI, pues), éste comenzaba por la alteración del listado de votantes, ya fuera “rasurando” a ciudadanos que se presumía que podían votar por la oposición (o que se sabía que eran opositores), usando a personas fallecidas para simular sufragios priistas (sí, votaban los muertos), o moviendo de sección electoral a los electores para que no encontraran su casilla (el llamado “ratón loco”), que no era otra cosa que robarse la urna. También se embarazaban urnas, se llenaban con votos a favor del PRI, lo que dio lugar a las famosas casillas “zapato”, donde el PRI ganaba 9 a 1, o de plano, 10-0, cero votos opositores.

Poco después llegaron los resultados teatrales, sitios donde había ganado la oposición, pero los priistas distorsionaban el voto de forma más moderada, por ejemplo, con resultados de 60-40 para el PRI, lo que amainaba las protestas en unas cuantas semanas.

El caso es que, gracias a la democracia electoral que tenemos, Andrés Manuel López Obrador llegó al poder, y su partido ha ganado todas las elecciones imaginables que le han permitido dominar el mapa electoral del país. Es inadmisible que después de tantas luchas de millones de mexicanos el Presidente y su partido vengan ahora a tratar de ser aquel Carlos Salinas de Gortari que ponía y quitaba gobernadores, alcaldes y congresos locales, y aquel PRI que organizaba fraudes cada año.

Damas y Caballeros legisladores (incluidos quienes tengan una pizca de independencia dentro Morena), deténgalos, impidan este inminente intento de feminicidio de nuestra joven democracia electoral.

Que con el INE no se metan. Rotundamente, no.

BAJO FONDO

En nuestro sistema electoral el padrón es confeccionados por una autoridad independiente al gobierno, a cualquier gobierno, del color que sea, y es auditado de forma permanente por todos los partidos políticos en 333 comisiones de vigilancia (una nacional, 32 locales y 300 distritales).

Se verifica la autenticidad de cada alta, de cada baja, de cada cambio de domicilio. Vaya, hasta de los muertos, para evitar que los muertos voten como una trapacería electoral de algún partido. Hay técnicas censales y muestrales de verificación acerca de la consistencia del padrón.

No es cualquier cosa, el padrón, a diferencia de los tiempos del PRI en el poder, hoy es la base de la que, para cada votación, se desprende la lista nominal de electores. Es decir, gracias a esa lista sabemos quiénes van a votar, quiénes pueden votar.

La iniciativa de reforma constitucional en materia electoral del Presidente y Morena contempla que el INE pierda la atribución constitucional de confeccionar el padrón. Imagínese usted, sólo haría la lista nominal, y a partir de datos que le entregue la Secretaría de Gobernación. Para que me entienda usted la gravedad de semejante planteamiento, si estuviera vigente hoy mismo: Adán Augusto López, quizá por medio de una consulta en Palacio Nacional, decidiría quién vota y quién no sufraga, de acuerdo a las listas que le hicieran llegar sus camisas moradas. Una zona desfavorable en las encuestas para el partido en el poder, podría sufrir un severo rasurado del padrón.

¿Qué dice expresamente la Constitución hasta ahora? El artículo 41 señala lo que es potestad del INE:

“Apartado B. Corresponde al Instituto Nacional Electoral en los términos que establecen esta Constitución y las leyes:

“a) Para los procesos electorales federales y locales:

“3. El padrón y la lista de electores.”

¿Qué dice la iniciativa de Morena?

En la página 35 plantea reformar dicho numeral para quedar de la siguiente manera:

“Apartado B. Corresponde al Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (le cambia el nombre al INE), en los términos que establecen esta Constitución y las leyes:

“a) Para los procesos electorales federales y locales:

“3. La integración de la lista nominal de electores”

La mayoría de los legisladores deben impedir que el tejido del padrón quede en manos de la Secretaría de Gobernación y sin vigilancia permanente de los partidos políticos. El padrón electoral es la base de datos más robusta y confiable de la ciudadanía del país. No se puede perder ese instrumento indispensable de identidad ciudadana y de confianza en los comicios.

AL FONDO

Se vienen momentos decisivos en la defensa de nuestro sistema electoral. En las próximas semanas vamos a ver de qué están hechos los políticos mexicanos de cada partido. Todos, absolutamente todos. Serán horas difíciles, en las que debemos evidenciar a quienes exhiban sus genes antidemocráticos (y sobre todo, a quienes intenten disimularlos), esos chips autoritarios que pretenden avalar un severo golpe regresivo, el cual nos depositaría en las peores épocas de la dictadura imperfecta del siglo pasado mexicano.

Cuidado, Damas y Caballeros, en serio: cuidado.

jp.becerra.acosta.m@gmail.com

#
Cash/Arturo Santamaría Gómez

Noroeste, 15/10/2022

 santamar24@hotmail.com

Habrá que reconocerle a Elena Chávez que le arrebató la agenda mediática a López Obrador al menos por varios días. AMLO ha estado a la defensiva y en modo de réplica y no con la iniciativa de la nota del día o de la coyuntura como ha acontecido a lo largo de cuatro años. Esto quiere decir que el libro está cumpliendo su objetivo de convertirse en un instrumento de lucha política de los opositores de la 4T.

“Cash” es lo que más abunda en las campañas electorales mexicanas ya sean municipales, estatales o federales, ahora y desde hace décadas, aun cuando no había competencia electoral y el PRI era el rey absoluto. Y en la actualidad pónganle el partido que quieran.

El libro de Elena Chávez González, El rey del Cash, con especial dedicatoria a López Obrador, tiene como tema central la denuncia del financiamiento ilegal a las actividades partidarias de AMLO sobre todo en la era del PRD. Es muy importante que lo haga, pero lo es más que se llegue a comprobar con documentos, más allá de los videos ya conocidos donde aparecen el hermano de Andrés Manuel López Obrador, René Bejarano y Carlos Ímaz, lo cual no parece que vaya a suceder para que tenga trascendencia legal.

Lo que sí ha trascendido, y aun no sabemos hasta dónde, es el objetivo político que no oculta la autora y que están aprovechando gustosamente los adversarios del macuspeño y la 4T. El libro no tiene valor periodístico porque la única fuente es su testimonio, pero sí un poderoso valor político para los opositores de AMLO. Incluso yo diría que no tiene un valor ético porque cuando vio in situ la corrupción no la denunció ni se lo objetó en su momento a López Obrador, ni a varios de los personajes que ella ahora denuncia. La respuesta es simple: porque era esposa de uno de los hombres más cercanos al individuo ahora abominado.

Es inevitable decir que los sentimientos heridos de la escritora están involucrados en la manufactura del libro, lo cual no es nada extraño a la condición humana pero que ella no reconoce. Es decir, es a todas luces notorio que Elena Chávez escribió su libro -el más vendido en esta semana y seguramente por varias semanas más-una vez divorciada de César Yáñez, incondicional de siempre del ahora inquilino de Palacio Nacional, y de que ella sale de los círculos del poder.

No dudo de los abusos de poder de la señora Beatriz Gutiérrez Müller, la actual esposa del Presidente, pero ¿era necesario que dijera que antes fue su amante aun antes de que López Obrador fuera viudo? Este aspecto tendría que ver, suponiendo que fue cierto, con la moral matrimonial o amorosa de AMLO y su actual esposa, ¿pero, qué tendría que ver con la actividad política que ella denuncia? ¿Para qué incluir estos temas de alcoba y de folletín rosa en un libro de denuncia política?

Claro, si el objetivo es el debilitar políticamente a López Obrador, lo cual automáticamente conlleva al debilitamiento de Morena, todo es válido, según nos dice Maquiavelo en El Príncipe, porque atacar la vida íntima de un político siempre es redituable. Es más, esta es una de las facetas que más sacuden el morbo de miles de personas. Pintar a un López Obrador y a su esposa como inmorales por supuestamente tener relaciones fuera de matrimonio es un lienzo que encanta a los conservadores de doble moral.

Puede parecer muy subjetiva mi lectura de este libro, pero la autora, fuera de la figura de López Obrador, se centra mucho en las mujeres que, en su testimonio, eran manipuladoras, arribistas y trácalas, como pinta a Ariadna Montiel y Delfina Gómez. O hay mucho resentimiento de ella a las damas del poder moreno o muestra consistentemente cómo varias mujeres que rodean a AMLO son tan inmorales como cualquier político tradicional.

Pero, volvamos al “cash” que seguramente ingresó a las arcas del PRD y de Morena para las campañas del controvertido Presidente. Este dinero ilícito debería ser punible, pero en México no lo es porque no hay partido que no lo haya recibido. Sus militantes no lo dicen abiertamente porque es la manera de hacer política en este país del águila la serpiente, sobre todo en campañas electorales, porque se necesita de dinero no legal para acarreos, desayunos proselitistas, sobornos a periodistas y otras incontables tareas para los actos de campaña, así como dinero constante y sonante que cae en los bolsillos de muchos jefes de campaña, tal y como lo señala la autora de este libro sensacionalista.

El libro no será sustento legal de ninguna denuncia, pero sí leña seca para las llamas de la ardorosa lucha política que contemplamos en México.

Ahora bien, habrá que reconocerle a Elena Chávez que le arrebató la agenda mediática a López Obrador al menos por varios días. AMLO ha estado a la defensiva y en modo de réplica y no con la iniciativa de la nota del día o de la coyuntura como ha acontecido a lo largo de cuatro años. Esto quiere decir que el libro está cumpliendo su objetivo de convertirse en un instrumento de lucha política de los opositores de la 4T.

Mientras este tema domina el escenario nacional, Adán Augusto López vino a Sinaloa a alegrarle la vida a Melesio Cuén porque lo hace en un momento en que su estrella brilla más por el cabildeo que hizo con los senadores del PRI y el PRD para sacar la iniciativa que reformó la Constitución para darle más poder a las Fuerzas Militares; no obstante, en las encuestas sigue muy abajo, a la vez que Ebrard es muy golpeado en el mismo libro de Elena Chávez, y Claudia Sheinbaum sale mucho menos raspada en el testimonio de la autora.

Este libro de Elena Chávez y la relevancia que tiene Claudia Sheinbaum en esta etapa histórica de México, muestran entre otras cosas, que las mujeres son cada vez más protagonistas estelares de la enconada lucha por el poder que acontece en nuestro vapuleado País.

Posdata

Mientras bailan millones de pesos del erario mazatleco en el conflicto con Azteca Lighting, la basura inunda muchas colonias del puerto y los baches revientan neumáticos, los enviados de “El Químico” gastan millones de pesos en un viaje que no traerá ni un turista de España.


Hacia un posible acuerdo comercial con EU

Aviadores en Coyoacán eran Sheinbaum, Ortiz Pinchetti y Javier Lamarque,

Aviadores de 50 mil pesos en la otrora delegación Coyoacán/Francisco Garfias

Arsenal

Excelsior, 15 de octubre de 2022

Raúl Flores, expresidente del PRD-DF, hurga en su memoria. Se ubica a principios de 2010. Eran sus primeros meses como jefe delegacional en Coyoacán. No recuerda con exactitud la fecha, pero sí lo que ocurrió, que nada tiene que ver con la honestidad valiente.

Andrés Manuel López Obrador lo llamó a las oficinas de la calle San Luis Potosí, hoy sede de Morena, para pedirle respaldo económico para el periódico Regeneración.

Marcelo Ebrard en la mañanera; informó de la reunión en Washington

 . Conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador del 14 de octubre de 2022

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR:

Bueno, este viernes vamos a informar sobre el diálogo de alto nivel que se celebró antier, ayer, en Washington con servidores públicos de los dos gobiernos. Nos va a informar el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, sobre los resultados, informarle al pueblo de México a través de ustedes, desde luego; agradeciéndoles que siempre están aquí, cumpliendo con su responsabilidad de informar.


MARCELO EBRARD CASAUBON: Con su permiso, señor presidente. Buenos días a todas y a todos, qué gusto saludarles.

Las columnas políticas lunes 15 de julio de 2024

Ex líderes del PRI piden a TEPJF frenar convocatoria Los expresidentes del PRI Enrique Ochoa Reza y Pedro Joaquín Coldwell, con el respaldo ...