Ir al contenido principal

Encuesta de Inegi, hecha a modo.- ICESI

Encuesta de Inegi, hecha a modo.- ICESI
"Es notoria una premura irresponsable por hacer cambios en la encuesta en un momento crucial para evaluar el periodo que coincide con la gestión del actual gobierno federal", expuso el ICESI en un comunicado.
Entre los cambios que se realizaron, detalló el Instituto, está la eliminación del delito de secuestro como uno de los ilícitos a medir en el instrumento victimológico.
"En la información publicada por el Inegi no se dan datos sobre el secuestro, uno de los delitos más devastadores y más significativos de la crisis de seguridad que padecemos: se le incorpora con 'otros' delitos, lo que impide hacer análisis específico de ese delito, que es uno de los que más angustia, lastima e irrita a la sociedad mexicana", resaltó.
La organización ciudadana, que encabeza Luis de la Barreda, afirmó que el Inegi introdujo cambios en los cuestionarios y metodología de recolección de datos, rompiendo con las encuestas de victimización anteriores, haciendo con ello que los datos no puedan ser comparables.
El ICESI realizó en años anteriores, con recursos otorgados por autoridades federales y otros entes privados, siete encuestas de victimización, que sentaron las bases metodológicas de este instrumento, sin embargo, los resultados arrojados no fueron del agrado de los Gobiernos estatales. (Reforma On line)
Hace unos días -martes 20 de septiembre- la Senadora María Elena Orantes López (PRI) propuso al pleno  un  punto de Acuerdo para que el Senado de la República exhorte al ciudadano Presidente de la República en su calidad de Presidente del Consejo Nacional de Seguridad Pública, a tomar las medidas pertinentes para cumplir lo establecido en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad, aprobado en la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública el 21 de agosto del 2008, para institucionalizar la participación del Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad, en la Encuesta Nacional sobre Inseguridad.
BOLETÍN DE PRENSA
La propuesta fue turnada a comisiones.
***
Consideraciones del ICESI sobre la ENVIPE/2011
Con relación con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2011 (ENVIPE) que realizó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), y cuyos resultados dio a conocer el pasado 20 de septiembre, el Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (ICESI) considera que:
1. Se canceló la comparabilidad con las encuestas anteriores. La Encuesta Nacional sobre Inseguridad (ENSI) que realizó el ICESI por varios años fue alterada de manera que las medidas de victimización, cruciales en estos estudios, no son comparables, tal como señala el INEGI. Es natural que los instrumentos de medición sean revisados y mejorados a través del tiempo, pero eso se debe hacer con sentido de responsabilidad de conservar la serie de mediciones que ofrece un monitoreo. Así se hizo, por ejemplo, en Estados Unidos, cuya encuesta victimológica, antes de sufrir cambios en 1992-1993, pasó por serias investigaciones, y no sólo eso, sino que se diseñó una estrategia —en la que cuatro levantamientos se hicieron bajo ambos cuestionarios— para establecer las diferencias entre las dos mediciones y poder conservar comparabilidad en el tiempo.
En el caso de México es notoria una premura irresponsable por hacer cambios en la encuesta en un momento crucial para evaluar el período que coincide con la gestión del actual gobierno federal. Irresponsable, porque   todos los recursos invertidos en años anteriores se han desperdiciado al perderse la posibilidad de comparación, que es uno de los objetivos más importantes de estos estudios, no obstante que el INEGI participó en tres de las siete encuestas realizadas bajo la rectoría del ICESI. De aquí la pregunta: ¿cuál era el sentido de cambiar la encuesta precisamente en este momento? Nuevamente se ha reproducido en nuestro país el mito de Sísifo, aquel personaje condenado a perpetuidad a hacer rodar una gran roca hasta la cima de una montaña del Hades, operación que repetía sin cesar, pues en el momento de llegar a la cima le faltaban fuerzas y la piedra caía de nuevo.
2. En la información publicada por el INEGI no se dan datos sobre el secuestro, uno de los delitos más devastadores y más significativos de la crisis de seguridad que  padecemos:  se le incorpora con “otros” delitos, lo que impide hacer análisis específico de ese delito, que es uno de los que más angustia, lastima e irrita a la sociedad mexicana.. En cambio, se introduce “amenazas verbales”, delito casi nunca denunciado —lo que incrementa el índice de no denuncia— e infinitamente menos pernicioso que el secuestro.
3. Con la información hasta ahora publicada en relación con la ENVIPE no es posible hacer análisis ni inferencias ya que se desconocen las incidencias de campo y algunas otras cuestiones relevantes a nivel metodológico. Por ejemplo, Tamaulipas aparece con prevalencia e incidencia delictivas por debajo de la media nacional, pero se omite, como en la encuesta del año pasado —la primera bajo la rectoría del INEGI—, qué incidencias de campo hubo en la entidad. Sería conveniente conocer si del marco muestral, con el cual se diseñó la muestra de la encuesta, se eliminaron desde el inicio las zonas que se consideran de alto riesgo delictivo, lo cual sería ya en sí mismo un resultado que no debe omitirse.
4. Luego de una revisión general de la información publicada en la ENVIPE, se observa que los datos recabados sobre victimización se hacen indistintamente a la víctima (persona) o al hogar. Se están “inflando” algunos resultados porque no se distingue entre la victimización al hogar (como por ejemplo en el robo de vehículo o de casa) y los delitos ocurridos directamente a las personas. Este problema se analizó por años en el ICESI para contar con una medición mucho más clara y objetiva. Es necesario que victimólogos y criminólogos realicen el análisis e interpretación de los resultados. A este respecto es también de señalarse que el marco conceptual de la encuesta se construyó fuera del paradigma victimológico, reduciendo con ello el marco de explicación general y fin último de este tipo de encuestas: generar información útil para beneficio de las personas y no para satisfacer intereses políticos ajenos a este propósito.
5. La función prioritaria de las encuestas victimológicas no es medir el desempeño institucional sino descubrir el número y hogares y personas que fueron víctimas de delito. El año pasado una de las discusiones del ICESI con el INEGI fue porque éste quería alterar el cuestionario, básicamente incorporando una serie extensa de preguntas sobre desempeño institucional que lo alargaron exageradamente. El INEGI desoyó los argumentos del ICESI para disminuir esa sección y, más aún, ponerla al final del cuestionario. Ahora, en la nueva encuesta el INEGI reparó en que, como señaló reiteradamente el ICESI, una encuesta de victimización no tiene como finalidad básica evaluar el desempeño institucional, por lo que eliminó la sección. Es decir, parece que se trataba simplemente de desoír todos los señalamientos del ICESI aunque fueran acertados.
6. Finalmente, se advierte que esa encuesta es una réplica distorsionada de la Encuesta Nacional sobre Inseguridad (ENSI) cuya autoría intelectual es del ICESI, y la cual —contrariando el compromiso oficial de fomentar la participación ciudadana en la medición de la criminalidad y la evaluación de las autoridades— le fue arrebatada tras la irritación de algunos gobernadores cuando se expusieron los resultados en sesiones del Consejo Nacional de Seguridad Pública. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…