Ir al contenido principal

Ni corrupción ni impunidad/Heriberto M. Galindo Quiñones

Ni corrupción ni impunidad/Heriberto M. Galindo Quiñones
LA JORNADA, 7 de enero de 2019
Ante la denuncia presidencial respecto de los señalados robos a la nación por concepto del hurto multimillonario en gasolinas y diésel a Pemex, el cual ha alcanzado cifras no imaginadas que, según lo dicho, están en franco proceso de reducción en lo que va de la naciente administración federal –eso es plausible, pero, atendiendo a lo dicho, 80 por ciento de estos delitos se han cometido desde los más altos niveles, y con el llamado huachicoleo solamente 20 por ciento– se impone una rectificación por parte del Poder Ejecutivo para que se aplique todo el peso de la ley a los responsables –sean de las dependencias y de los niveles que sean.

En caso de confirmarse las denuncias, esos delitos no deben quedar impunes, caiga quien caiga, sin importar el sexenio en que se hayan desempeñado. El Presidente de la República dijo que no se someterá a juicio a quienes delinquieron en el pasado, y la verdad es que eso no es correcto, porque no contribuiría al combate frontal de la corrupción y de la impunidad, como se ha prometido.
Omitir o evitar la acción penal en cualquier caso, sería un error de la 4T. No debe perdonarse la corrupción, del pasado, del presente ni del futuro, ya que junto con la impunidad se trata de dos de los principales flagelos que padece la sociedad mexicana. La propuesta de combatir estos cánceres sociales es universal, y en nuestro país tiene el respaldo mayoritario de la población, que es honrada.
Hay hartazgo en la sociedad a causa de los abusos que malos gobernantes y funcionarios –surgidos de diferentes partidos políticos–, le han causado, destacando la corrupción y la falta de aplicación de la ley para castigarla, evitarla o al menos disminuirla.
Lamentablemente, la corrupción no tiene partido político, gobierno ni país, pero si se actúa con inteligencia y con energía podrá corregirse, con firmeza y con determinación, de manera preventiva y coercitiva; si se cuenta con una moral pública basada en principios y en actitudes de honradez, y sustentada en valores de justicia y rectitud, que deben ser enseñados desde la infancia y la adolescencia, tanto en las aulas como en el hogar.
Pero si en los hechos se tolera la corrupción y no se aplica todo el peso de la ley para castigarla –por el prurito de no alterar la armonía y la unidad y por demostrar que no hay venganzas políticas–, se estará empezando mal, con tolerancias y contubernios injustos e ilícitos que darían mucho en qué pensar, por la sospechosa omisión para combatir semejantes flagelos; automáticamente se estaría incurriendo en impunidad y se prohijaría la burla de quienes ciertamente fueron corruptos, ya que una minoría que se ha enriquecido robándole a la nación, estará libre y a salvo, riéndose de las autoridades y de una mayoría que actúa con honradez y con apego a las leyes.
Es plausible que se combatan la corrupción y la impunidad, pero es criticable y digna de una sensata rectificación presidencial la determinación inicial en el sentido de que no se actuará contra quienes delinquieron en administraciones anteriores; cuando, por otro lado, el mismísimo Presidente de la República ha expresado y acusado que los robos a Pemex vienen desde arriba, y esa expresión –que es vaga e imprecisa– es comprometedora y ofende a los que actuaron con honradez y que no incurrieron en ilícito alguno.
En apego al derecho a la información, y por el bien de la colectividad y de los servidores públicos de alto nivel y de los trabajadores que han tenido desempeños honestos y capaces, deben especificarse las denuncias, señalarse los nombres de los presuntos culpables y aplicarse la ley con rigor.
López Obrador dijo que todos los ex directores generales de Pemex que colaboraron con los cinco últimos ex presidentes de la República –también señalados–, tienen responsabilidades en los delitos ocasionados por el robo de hidrocarburos, pero no proporcionó nombres, y así la denuncia está incompleta.
Ignoro las razones del silencio que han guardado los funcionarios aludidos, aunque de manera indirecta. Mi propuesta atenta es que debe actuarse con apego a derecho, mostrando con certeza y con valor los nombres de quienes delinquieron, teniendo las pruebas contundentes para aplicar la ley, sin distingos. Quien acusa está obligado a probar, y el acusado tiene derecho a defenderse.
Personas honradas y corruptas las hay en todas partes. No hay necesidad de hacer una consulta para que el público diga si desea que se enjuicie o no a los responsables. Ciertamente, no debe actuarse con espíritu de venganza, pero debe aplicarse la ley sin omisiones y sin distingos. Nada por encima de la ley, como decía nuestro máximo prócer, Benito Juárez.
Que no paguen justos por pecadores. Pugnemos por erradicar la corrupción y para que no haya lugar a la impunidad; de ayer, hoy, mañana y siempre.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…