Ir al contenido principal

Las columnas políticas, 3 de septiembre de 2017

Hoy es el mitin de AMLO en el monumento a la Revolución...
Dice Federico Arreola que es probable que Monreal y AMLO tomen un café esta mañana, antes del mitin de “unidad” de Morena ..Mmm
#
Margarita Zavala dará a conocer hoy su posicionamiento sobre la grave crisis que enfrenta su partido..., ¿No al pase automático del procurador a fiscal?
#
 Dolores Padierna y René Bejarano dejan el PRD se despiden después de casi 30 años...., en el caso de Padierna dejará la coordinación parlamentaria en el Senado por la que tanto luchó.
Ayer durante el Congreso Nacional del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE),10 mil militantes congregados en la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca, votaron esa decisión.
Padierna explicó que la decisión es producto de una disyuntiva frente la decisión que tomará la dirigencia del PRD de formalizar un Frente Amplio Democrático (FAD) para el 2018 con el PAN.
Por cierto, Jesús Ortega indicó que hoy domingo será aprobado el FAD  en la reunión del Consejo Nacional del PRD
#
"A ver si cuando regrese de China ya resolvieron esto" (resolver lo de la toma de protesta de la Mesa Directiva en San Lázaro), le dijo el Presidente  EPN al diputado  Jorge Carlos Ramírez Marín... antes de irse de Palacio Nacional. 
"Creo que el martes el PAN va a decir 'ya estuvo'", dijo el yucateco.
PRD y Morena votaran a favor; no se percibe, de momento, que  sacrifiquen a Raúl Cervantes, pero si abrirán el tema a la discusión. Hay muchas personas que cumplen los requisitos para Fiscal general, uno de ellos don Juan. Silva Meza..
Pero el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, afirmó ayer que el PRI tienen la obsesión "por imponer un Fiscal General a modo para garantizar una impunidad transexenal".
Sería un grave error hacerlo...
#
Las columnas políticas, 3 de septiembre de 2017
Templo Mayor/Reforma

CONTRARIO a lo que la mayoría de la clase política quiere creer, la corrupción sí tiene efectos sobre la vida diaria de los mexicanos, tal y como lo acaba de demostrar el Coneval.
RESULTA QUE, de 2010 a 2016, el índice de pobreza en Veracruz aumentó del 57 por ciento al... ¡62 por ciento! Es decir, durante el gobierno de Javier Duarte, cuyo sello fue la corrupción, creció el número de pobres.
Y LUEGO los priistas creen que sólo con expulsar a Duarte de sus filas se solucionan las cosas. Queda claro que esos 600 mil nuevos pobres no merecieron abundancia como los Duarte. Ahora a ver si el ex gobernador se anima a darles la cara para pedirles paciencia, prudencia, verbal contingencia...

EN EL CASO del tesoro de Elba Esther Gordillo que está resguardando el INBA por 12 años, quedan dos grandes dudas por responder.
LA PRIMERA es ¿qué contiene exactamente el paquete de obras de arte que le fue decomisado? Se sabe que hay piezas de Diego Rivera, pero no cuáles son ni su valor.
Y LA SEGUNDA es ¿por qué si se supone que el verdadero dueño de esas obras es el SNTE que comanda Juan Díaz de la Torre no han hecho nada por recuperarlas? Preguntas, preguntas...
CUANDO los políticos se proponen algo, pueden recurrir a cualquier estrategia.
ASÍ SE EXPLICA que el PRI cediera ¡ocho diputados federales! al PVEM con tal de evitar que Morena consiguiera una vicepresidencia en la Mesa Directiva.
O QUE le entregara la presidencia del Senado al panista Ernesto Cordero para convertir a Raúl Cervantes en el primer Fiscal General y en el segundo cuidaespaldas de Enrique Peña Nieto y los suyos, al mejor estilo de Virgilio Andrade a su paso por la SFP. De que son "creativos" -por no decir mañosos- lo son.
AUNQUE muchos pensaban que Alejandra Barrales iría sola por la candidatura del PRD en la CDMX, ya le brincó un retador.
EL DELEGADO en GAM, Víctor Hugo Lobo, se lanzó ayer al ruedo apadrinado por el Chucho mayor, Jesús Ortega, y mostró músculo con un acto en el Monumento a la Revolución. A ver de cuál tribu salen más apaches... ¿o cómo era?
DADO que ya acabó la temporada de "Game of Thrones", hoy no hay que perderse el mitin de Morena en el Monumento a la Revolución. Ahí se conocerán los nombres de quienes serán sus próximos candidatos y, sobre todo, cuántas nuevas rupturas al estilo Ricardo Monreal sufrirá el movimiento de Andrés Manuel López Obrador. Breaking is coming.
#
Frentes Políticos/Excelsior
I. Prudencia. Pablo Escudero, quien dejó el cargo de presidente de la Mesa Directiva del Senado, no sólo entregó un Congreso activo, ya que del primero de mayo al 31 de agosto llevó a cabo 17 sesiones, en las que los diferentes grupos parlamentarios presentaron 510 iniciativas y mil 600 proposiciones con punto de acuerdo; además, tuvo la sensatez de ausentarse en el Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, tomando en cuenta el complicado escenario tras entregarle el cargo al senador panista Ernesto Cordero. Por cierto, alguien que atesoró reconocimientos en Palacio Nacional fue Sylvana Beltrones, quien fue muy bien recibida tanto por el Presidente como por las planas priista y verde. Su trayectoria la precede.
II. El Berrinches. Diputados panistas se empecinaron en impedir la instalación de la Mesa Directiva en San Lázaro. Las maniobras de Ricardo Anaya, líder nacional del Partido Acción Nacional, son un riesgo. Podría generarse “una parálisis legislativa, una crisis constitucional, un desbalance institucional ante la irresponsabilidad asumida por el PAN”, señaló César Camacho Quiroz, líder de la fracción parlamentaria del PRI. Sin Mesa Directiva, sencillamente no hay Cámara de Diputados. ¿Vale la pena que por los pataleos de un joven político se ponga en vilo al aparato legislativo? México no lo merece. 
III. Dolido. No obstante, Ricardo Anaya sigue mostrando la peor de sus facetas. Mediante un comunicado se anunció una cacería de brujas contra panistas que no se sujeten a su voluntad. Acción Nacional solicitó a la Comisión Permanente abrir un proceso de investigación y de sanción correspondiente contra senadores panistas que hayan incurrido en desacato a los acuerdos del grupo parlamentario. Un político que en lugar de sumar aliados se deshace de ellos, denota que navega en un mundo que no conoce. Él y su grupo acusan de traidor a Ernesto Cordero, electo presidente de la Mesa Directiva del Senado para el próximo periodo de sesiones. Pobre Anaya, le declaró la guerra al PRI y terminó el PAN declarándole la guerra a él.
IV. Tentaciones. Jesús Ortega, dirigente nacional de la corriente Nueva Izquierda, indicó con absoluta seguridad que el domingo será aprobado el Frente Amplio Democrático (FAD), en la reunión del Consejo Nacional del PRD, pese a la negativa de algunas de sus fracciones. Para el exlíder del partido, la propuesta del FAD es la gran esperanza. Descartó que exista una desbandada de perredistas, pues los personajes que han “levantado la mano” impulsando a otros candidatos tienen tiempo fuera del partido. Habló de “oportunistas que cuando se acaba el cargo y el puesto se van a buscar otro partido donde les den cargo, puesto y dinero”. Pero así son todos, ¿o no?
V. En Tiempo y forma. Con serenidad y confianza de su responsabilidad al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como gran conocedor de las finanzas públicas, José Antonio Meade dijo que, como está previsto, el Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2018 será entregado el 8 de septiembre a la Cámara de Diputados para su discusión y aprobación. El funcionario deja sentir en sus palabras que los momentos de crispación política temporales no le quitan el sueño y se concreta a que el Presupuesto y la Ley de Ingresos estén sustentados en dar respuesta eficiente a los rubros más comprometidos con el bienestar de la sociedad, como son los programas sociales, el fortalecimiento de la seguridad pública que garantice la tranquilidad de la población y servicios de salud y educación, mejores para más mexicanos.
#
Sacapuntas/El Heraldo
El hombre del momento
Nadie sabe si él mismo se lo propuso o no, pero el calderonista Ernesto Cordero se ha convertido en un personaje central en la guerra que declaró Ricardo Anaya contra el PRI y el gobierno. Lo hicieron presidente del Senado sin el aval de “su” partido y ayer fue el primer personaje al que saludó el Presidente Enrique Peña, antes de arrancar su mensaje por el Informe de Gobierno. Además, a la hora de los saludos fue con el que más tiempo se tomó el jefe del Ejecutivo.
La mala nota de Murguía
La que de plano se voló la barda fue la presidenta en funciones de la Cámara de Diputados, la panista Guadalupe Murguía. Se le olvidó que, antes de representar a su partido, representa a los 500 integrantes de la Cámara baja y no asistió a la ceremonia del 5o Informe de Gobierno. Recibió ordenes de Ricardo Anaya de hacerle al vacío al Jefe del Ejecutivo, para que mejor lo acompañara a él porque anda muy apurado afilando la guadaña contra Roberto Gil y Ernesto Cordero.
Del protocolo a la chamba
Apenas terminó el mensaje por el Informe de Gobierno, el Presidente Enrique Peña subió a todo el gabinete, excepto el secretario de Salud, José Narro, al avión presidencial para que se pusieran en mangas de camisa y lo acompañaran a Los Cabos, a atender a los damnificados por la tormenta tropical Lidia. Que no se diga que no hay voluntad.
Tarde, pero sin sueño
Entre los asistentes al mensaje en Palacio Nacional por el Quinto Informe de Gobierno hubo quienes buscaron la selfie o el saludo presidencial. Pero lástima para Isabel Miranda de Wallace, quien aunque hizo de todo para colarse a la primera fila y tratar de saludar al Presidente, no lo alcanzó.
#
La estación/GERARDO GALARZA
Excelsior
Socavones
José López Portillo tenía razón al afirmar, como candidato presidencial y luego como mandatario, que México corría el riesgo de convertirse en un país de cínicos. El pragmatismo del que “no transa, no avanza” se impuso y campea por el país en todos sus ámbitos.
“La corrupción somos todos”, respondió la voz popular en burla al eslogan “la solución somos todos” de la campaña electoral por la Presidencia de la República del priista José López Portillo entre 1975-1976.
López Portillo —de quien hay que reconocer que no era un político improvisado y también decir que encabezó uno de los gobiernos mexicanos paradigmas de la corrupción, como el de su amigo antecesor Luis Echeverría y de otros más atrás y de adelante— quiso responder a esa muestra del escarnio popular y entonces advirtió, como candidato y luego como Presidente, que México corría el riesgo de convertirse en un país de cínicos.
A ojo de buen cubero, parece ser que al paso de los años López Portillo, aquel dramaturgo emocional que defendería al peso como un perro, tenía razón, aunque no les guste a muchos. El pragmatismo del que “no transa, no avanza” se impuso y campea por el país en todos sus ámbitos.
Los resultados de la corrupción y su impunidad hoy los vemos y los sufrimos algunos u, ojalá, muchos mexicanos (el escribidor se niega a escribir “todos los mexicanos”, porque sabe que hay quienes no los sufren, sino que gozan de los frutos de la corrupción). Para cualquier ejemplo requerido hay que revisar cualquier plana de cualquier medio de información impreso de este país.
Hoy no sólo es el exgobernador que saqueó a tal o cual (no es uno, sino muchos) estado de la República ni el funcionario federal que se enriqueció; hoy, la corrupción embarra a todos: funcionarios, empresarios, ciudadanos. A los cínicos de este país, según los definió López Portillo, uno de los paradigmas de la corrupción nacional, aunque los involucrados no acepten ni les guste.
Hoy, la corrupción ha convertido a México en un país de cínicos.
Los socavones —¡qué mejor metáfora!— son la muestra palpable de ese Estado de corrupción. Lo mismo el del Paso Exprés en Cuernavaca que el  del Centro Histórico de la Ciudad de México. ¡La naturaleza, las lluvias, tienen la culpa de esas desgracias! ¿De veras? ¿Nadie previó lluvias abundantes, fugas de agua, colapsos de drenajes viejos, gastados, prácticamente inservibles? ¿De veras? ¿No hay algún (uno) ingeniero o arquitecto competente en este país?
Es muy probable que los funcionarios públicos se escuden en su ignorancia para justificar su impugnable actuación y digan: es algo que estaba imprevisto, son lluvias atípicas y cualquier otra barrabasada. Y, sin embargo, son responsables.
Muchos mexicanos saben que se peca de obra, palabra y… omisión. Otros, laicos, saben que la ignorancia de la ley no evita su aplicación y su responsabilidad.
Entonces, ¿dónde estaban las autoridades municipales, estales y federales responsables del socavón del Paso Exprés de la autopista México-Acapulco? ¿Dónde estaban las autoridades delegacionales y de la Ciudad de México responsables del socavón del Centro Histórico de la capital del país? ¿Dónde están aquellos que deben revisar y aprobar licitar y construir esas obras? ¡Quién sabe! Habrá que decir: ¡la corrupción son (somos) todos!, como previó aquel Presidente por cuyos tiempos muchos políticos sienten nostalgia.
Nada ni nadie hace falta para establecer que éste es un país de cínicos.
En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Imagen Televisión, el presidente Enrique Peña Nieto dice que él no toma decisiones que satisfagan un linchamiento político, como considera que ocurrió con el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, por el caso del Paso Exprés en la carretera México-Cuernavaca-Acapulco. Desde luego que Ruiz Esparza no es el único responsable, pero es el que encabeza el caso, que no debe quedar impune, como el caso del socavón en el Centro Histórico de la Ciudad México con sus autoridades locales y delegacionales.
La corrupción crece, florece y se reproduce cuidada, regada, abonada por la impunidad, exactamente como ocurre con la delincuencia organizada, la delincuencia común, la inseguridad. La corrupción se combate impidiendo su impunidad. Y ahora hay evidencias suficientes para comprobar que el cinismo invadió, anegó para estar de acuerdo con el clima “atípico”, al país. Habrá que reconocer, ¡híjole, qué desgracia!, que López Portillo tenía razón.
#
AMLO busca a Monreal, tomarán café, ¿lo convencerá?/
FEDERICO ARREOLA
SDP, @FedericoArreolaç
Si Andrés acepta repetir la encuesta, con transparencia y con la participación de encuestadores independientes, Morena crecerá. Si no se repite la encuesta y Monreal no se disciplina, López Obrador podría estar entregando al PRI y al PAN, envuelta para regalo, la Presidencia de México
Si Andrés acepta repetir la encuesta, con transparencia y con la participación de encuestadores independientes, Morena crecerá. Si no se repite la encuesta y Monreal no se disciplina, López Obrador podría estar entregando al PRI y al PAN, envuelta para regalo, la Presidencia de México
Después de que se diera a conocer la encuesta de Morena, que ganó Claudia Sheinbaum y provocó la insubordinación de Ricardo Monreal, el líder del partido, Andrés Manuel López Obrador, invitó al rebelde a platicar. Es lo que cuentan algunos políticos cercanos a ambos personajes. El diálogo no se dio porque AMLO quería que se efectuara lejos de la Ciudad de México, en algún punto de la gira que realizaba el tabasqueño. Monreal no aceptó viajar. Dijo sí a la conversación, pero en la capital del país.
Andrés Manuel desea que Monreal acepte el resultado de la encuesta, esto es, que levante la mano a la señora Sheinbaum y sigan todos ellos adelante con su proyecto para el 2018. Así, AMLO ha enviado a algunos mensajeros a tratar de convencer a Ricardo de que su rebeldía debe cesar, desde luego por el bien de Morena y de la izquierda mexicana. Uno de tales embajadores es José Agustín Ortiz Pinchetti, hombre de gran autoridad moral, cercano a AMLO y también a Monreal. De hecho, en el proceso interno de Morena, Ortiz Pinchetti apoyó a Ricardo Monreal: fue de los pocos del círculo íntimo de López Obrador que no estaba en el equipo de Claudia Sheinbaum.
Hoy domingo, en La Jornada, Ortiz Pinchetti publicó un “Mensaje a mis amigos de Morena” que en realidad es un mensaje a Monreal, probablemente el mismo que le dijo en persona de parte de Andrés Manuel. Sintetizo lo que escribió José Agustín:
1.- “En este mismo espacio escribí en favor de Ricardo Monreal para dirigir los trabajos de Morena en la ciudad”.
2.- “Me parece que (Monreal) es un estupendo líder y un buen jefe”.
3.- “Pronostico que (Monreal) mantendrá su trayectoria y su cercanía personal y política con Andrés Manuel López Obrador”.
4.- “Una ruptura interna en Morena pondría en riesgo el triunfo en la Presidencia, el Congreso y la capital”.
5.- “La personalidad de Ricardo es una de las más fuertes en la política mexicana”.
6.- Monreal “tiene varias cualidades que comparte con López Obrador: es empático, astuto y previsor”.
7.- “Creo que Monreal es uno de los grandes activos con los que cuenta nuestro movimiento”.
8.- “La ruptura abriría un socavón que vendría a favorecer a nuestros enemigos, que esperan cualquier oportunidad para dañar la trayectoria de López Obrador y frenar el avance democrático”.
9.- “Ricardo es un gran líder, el mayor que tiene Morena, después de Andrés Manuel”.
Es optimista José Agustín Ortiz Pinchetti: “Pronostico que (Monreal) mantendrá su trayectoria y su cercanía personal y política con Andrés Manuel López Obrador”. Eso es lo que AMLO desea que ocurra.
Es probable que Monreal y AMLO tomen un café esta mañana, antes del mitin de “unidad” de Morena en el Monumento a la Revolución (si no llueve, se podrá ver en vivo a partir de las once de la mañana en SDP Noticias; si llueve, no tendremos condiciones técnicas para hacerlo, y ni modo).
Andrés sabe que tiene que convencer a Ricardo. Ojalá lo consiga. Monreal sabe que si cede perderá el apoyo de sus principales seguidores, que no están de acuerdo con validar un proceso, el de la encuesta, que a todos ellos les ha parecido fraudulento.
En el cafecito que se tome con Andrés este domingo hasta antes de las once de la mañana, Monreal insistirá en que la encuesta se realice de nuevo. ¿Aceptará Andrés Manuel? Debería hacerlo. No es una petición alocada. Pienso que en un nuevo ejercicio demoscópico, realizado por el equipo de encuestadores de Morena, pero también por otras casas encuestadoras, Sheinbaum volvería a ganar y, de esa manera, Ricardo Monreal tendría que rendirse.
Si Andrés acepta repetir la encuesta, con transparencia y con la participación de encuestadores independientes y serios –los hay, AMLO lo sabe–, Morena crecerá. Si no se repite la encuesta y Monreal no se disciplina, López Obrador podría estar entregando al PRI y al PAN, envuelta para regalo, la Presidencia de México.
#
De naturaleza política/ENRIQUE ARANDA
Excelsior
Agridulce Morena…
Un eventual retiro masivo de Monreal Ávila y los suyos del partido de El Peje obligaría a éste a revisar a fondo la estrategia de campaña.
Hoy podría ser un día difícil para Andrés Manuel López Obrador, una fecha cargada de hechos que obliguen a una revisión a fondo y de ajustes importantes en la estrategia definida por el tabasqueño en el Movimiento Regeneración Nacional con miras a hacerse —ahora sí— con la Presidencia en 2018 o, como definiera alguno de sus cercanos, una jornada con sabor agridulce o, más, con sumas, pero también con restas…
Y esto no sólo porque será en el marco de la planearía del Consejo Nacional, donde su titular, Bertha Luján Uranga, deberá dar respuesta a la misiva que apenas el jueves, proponiéndole alternativas para “limpiar” la desaseada elección de quien encabezará a Morena en la puja por el gobierno de la capital, le hizo llegar el (aún) delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, sino, igualmente, porque será durante la misma, presumiblemente, donde se oficializará la incorporación al lopezobradorismo (aunque no al partido) del más reciente éxodo masivo del perredismo, hacia la “nueva alternativa para las izquierdas”: el de René El Señor de las ligas Bejarano y su esposa Dolores Padierna, coordinadora de la bancada del PRD en el Senado hasta ayer, y de quienes con ellos forman en las filas de Izquierda Democrática Nacional (IDN), una de las tribus más emblemáticas y con capacidad de movilización del sol azteca.
Un eventual retiro masivo de Monreal Ávila y los suyos del partido y movimiento de El Peje, huelga decir, obligaría a éste y a quienes con él decidieron imponer la candidatura de Claudia Sheinbaum al gobierno de la Ciudad de México, a revisar a fondo la estrategia de campaña pues, sin el monrealismo de su parte, la supuesta segura victoria en el principal centro poblacional del país podría quedar en entredicho o, en su caso, obligar a una inversión mayor de los principales liderazgos de Morena, de su incuestionable dirigente sin duda en la campaña local, para apoyar a la actual delegada en Tlalpan que, si bien puede exhibir otros méritos, no podría hacerlo si de popularidad y/o capacidad operativa-electoral hablamos.
Ello, sin embargo, bien podría ser paliado en (muy buena) parte al menos si, como se presume, el paso de Bejarano y Padierna al movimiento del tabasqueño es acompañado por una parte sustancial de quienes, por miles ciertamente, forman en las filas de IDN… la corriente al amparo de la cual no pocos de sus integrantes, acompañaron desde su fundación al Partido de la Revolución Democrática (PRD), en franco proceso de demolición ahora.
Día pues de altibajos o con sabor agridulce el que corresponde vivir hoy al lopezobradorismo que, insistamos, de manera por demás innecesaria se ubicó en el centro del debate, merced a la incapacidad de su dirigente y/o asesores cercanos para operar una designación, la de Sheinbaum, que bien pudo haber sido procesada de manera distinta, sin recurrir al absurdo de levantar una (supuesta) encuesta que, a la vista la información existente, tenía un ganador designado de antemano… 
ASTERISCOS
* Ante jóvenes con quienes conversó sobre la visión que tiene del país, la más avanzada entre los aspirantes a la candidatura de Acción Nacional en 2018, Margarita Zavala Gómez del Campo, adelantó que hoy dará a conocer una opinión sobre la grave crisis que enfrenta hoy el panismo, resultado de la excesiva ambición y protagonismo de su (autócrata, diría el senador Ernesto Cordero) dirigente, el indefinido Ricardo Anaya.     
* Luego de visitar zonas afectadas en Baja California Sur por la tormenta tropical Lidia, el presidente Enrique Peña Nieto emprendió vuelo a Fujian, China, para asistir a  la IX Cumbre de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), al Diálogo de Líderes de Economías Emergentes y Países en Desarrollo, así como como en el Foro de Negocios a celebrarse al amparo de la misma. Su retorno está previsto para el miércoles.
Veámonos aquí mañana, con otro asunto De naturaleza política.
                Twitter: @EnriqueArandaP#
#
Sincretismo/Eduardo Caccia
Reforma 03 Sep. 2017
Junto a las conquistas territoriales el hombre ha buscado el dominio ideológico a través de la sumisión, el exterminio o el convencimiento de los derrotados. La sobreimposición simbólica ha sido una constante en la historia de la humanidad, es decir, el dominio a través de los símbolos (sin querer describo al marketing).

El espacio físico de los templos es el gran escenario de la suplantación (que luego terminará en la conciencia, última conquista). Como apunta Jacques Lafaye en Quetzalcóatl y Guadalupe: "...sobre la base topográfica de dichos santuarios se operó el sincretismo entre las grandes divinidades del antiguo México y los santos del cristianismo...". Así, destrucción y construcción están en la génesis de México, particularmente y de forma más dramática durante la Conquista y los inicios de la Colonia. Los primeros años de la labor evangelizadora fueron el seguimiento de la lucha, ya no con macáhuitl, chimalli, armaduras y corazas, sino con las creencias. Algunos fueron vencidos y otros convencidos. Las ideologías prehispánicas fueron asociadas a ritos demoniacos y aunque las adoraciones indígenas no murieron de un día a otro, fue el convencimiento más que el sometimiento inquisitorial lo que generó nuevos conversos católicos.
Nuestras raíces como nación y como cultura son profundamente sincréticas. Por supuesto que hubo destrucción pero también una belleza sublime en la forma en que los evangelizadores suplantaron la simbología azteca con los nuevos símbolos de adoración y crearon para los vencidos una nueva fe. Ya sea que se crea en el milagro o en la mano del hombre, la transfiguración simbólica de Coatlicue, deidad de la vida y la muerte, madre de todos los dioses, Tonantzin ("nuestra madrecita"), en la Virgen de Guadalupe, lubricó la evangelización. La tremenda imagen de la mujer con faldón de serpientes se convirtió en la madre de expresión dulce cuya tez morena acentuaba su origen local y no la hacía una extraña, como los hombres barbados europeos. Además, qué mejor lugar para erigir un templo Guadalupano que en el cerro del Tepeyac, donde previamente había una ermita para el culto a Tonantzin.
Saber estos pasajes de nuestra historia nos debería provocar orgullo, el sincretismo mexicano es único. No conocer estas raíces nos hace ignorantes del entramado ideológico de nuestros antepasados indios y europeos.
Hace unos días se inauguró "Sincretismo", una macro escultura en Guadalajara. El artista representó a la Virgen de Guadalupe y Coatlicue para formar un objeto que no es la Virgen ni la diosa azteca sino una alusión a la rica mezcla de nuestro origen. Hubo manifestantes que vieron en la obra una falta de respeto a la religión católica. Entre ellos destaca el cardenal emérito de la ciudad cuya postura está más cerca de los furibundos intolerantes del siglo XVI que del arzobispo de Guadalajara quien, con prudencia e inteligencia (dotes no siempre afines a cualquier jerarquía) entendió que el mensaje de la escultura no remite a una ofensa sino a un reconocimiento de nuestra identidad. Quiero pensar que detrás de la protesta hay una intolerancia por ignorancia (al otro, a la historia) y no un motivo político para golpear al presidente municipal tapatío quien, dicen las lenguas, se apunta como próximo gobernador de Jalisco. ¿O ustedes sí creen en el sincretismo entre la cúpula religiosa y el PRI?
Los seguidores de Coatlicue (debe haber pocos) podrían sentirse igualmente agraviados. ¿Extrañaría que un ateo proteste por la existencia de templos y símbolos religiosos en la ciudad? ¿Los que siguen a Blue Demon se condenarán y los fanáticos de El Santo serán salvos? El episodio me lleva a reflexionar sobre la tolerancia que debemos tener para aceptar que no todos creen en lo que uno cree y en la apertura para diferenciar lo que es una obra de arte de un símbolo religioso. Acaso pido demasiado pues, como decía Braque, "sólo hay una cosa valiosa en el arte: las cosas que no se pueden explicar".
La intolerancia yihadista que ha provocado terror y muerte recientemente tiene la misma semilla del fanatismo religioso: sólo admite su verdad. Para amalgamar el odio extremista y dogmático, el sincretismo existe como un milagro de la diversidad.
México es ese milagro.
@eduardo_caccia
#
Gobierno vs. elecciones/ Luis Rubio
Reforma, 03 Sep. 2017
En la Odisea, Ulises retorna a su casa habiendo aprendido a distinguir lo esencial de la vida: separar lo profano de lo sagrado, así como la existencia de límites para el ejercicio del poder. Ulises había destruido el alcázar sagrado de Troya para conseguir alimentos para sus compañeros, un cálculo pragmático que entrañaba la profanación de lo que merecía respeto. La experiencia le enseña a Ulises que tiene que aprender a ser reverente ante lo sagrado, metáfora que emplea Homero para explicar los límites de las cosas, la necesidad de mesura.
El debate político en el país es álgido y en ocasiones violento, pero siempre divertido, sobre todo porque refleja lo que es natural: los intereses, pero también las pasiones. Lo que es peculiar del debate es la personalización de los asuntos: que si Calderón inició una "guerra contra las drogas" o si a López Obrador le robaron la elección de 2006. Como dice Leonardo Curzio, llevamos más de dos décadas de alternancia en una multiplicidad de estados, municipios y la presidencia y, sin embargo, seguimos peleando los asuntos electorales, como si la realidad fuese la de la vieja era del PRI. Las cosas cambian, los actores se mimetizan y la naturaleza de los problemas acaba siendo otra, exigiendo respuestas que tienen que ser distintas.
Nuestro problema es de gobierno -gobernanza- y no de naturaleza electoral. Por supuesto, no tengo duda que se podrían y deberían mejorar los procesos electorales y avanzar hacia un estadio en el que las prácticas violatorias del espíritu de la ley sean erradicadas, a la vez que se logra una legitimidad absoluta del resultado. Sin embargo, el hecho de que no hayamos logrado romper con estos vicios sugiere que el problema que enfrentamos no se encuentra en el ámbito electoral pues es evidente que quienes ahí se juegan la vida son los mismos que establecen las reglas y están dispuestos -de hecho, decididos- a violarlas tan pronto se seca la tinta del Diario Oficial.
México tiene un sistema de gobierno nominalmente federalista pero que de hecho tiene un espíritu centralista. El fenómeno del "jefe máximo", el caudillo instalado en la silla presidencial se reproduce a nivel estatal y municipal. Antes, con un centralismo asfixiante, el presidente servía de contrapeso frente a los gobernadores, evitando sus peores excesos. Ahora, con un sistema centralista en ruinas pero que permanece ubicuo, nos hemos quedado con todos los vicios del centralismo sin su única potencial virtud, que es la que hoy caracteriza a China: ser capaz de enfocar todos los recursos hacia el desarrollo, le guste a la población o no.
Nuestro federalismo es de papel. No existen estructuras institucionales para hacerlo funcionar, sobre todo a nivel estatal y municipal, donde sobrevive el viejo centralismo asfixiante, pero dedicado casi sin excepción al enriquecimiento del gobernante en turno. Pero son las excepciones las que son reveladoras: independientemente de que se enriquezca el gobernador temporal, hay estados en los que las realidades del poder -o sea, la existencia de contrapesos de facto- hacen mucho más difícil el exceso. Por ejemplo, no es casualidad que haya menos escándalos de corrupción desmedida en estados como Querétaro y Aguascalientes, donde la presencia de enormes inversiones extranjeras se ha tornado en un factor de estabilidad y avance sistemático (en infraestructura, seguridad, etc.) que no existe en estados más diversificados o menos exitosos en atraer esas inversiones. Con esto no quiero sugerir que tienen un mejor sistema de gobierno, solo que existen contrapesos fácticos y éstos cambian la lógica del ejercicio del poder. Es decir, los incentivos del gobernador son muy claros y limitativos.
Así como antes los presidentes "supervisaban" a los gobernadores y, con frecuencia, los removían del cargo, hoy muchos gobernadores hacen lo propio con los presidentes municipales. Los métodos han cambiado en algunos casos, pero el fenómeno es el mismo: la noción del mando único es exactamente eso, la búsqueda de la subordinación con la excusa de la inseguridad. Lo que no ha mejorado -ni cambiado- es la forma de "gobernar".
El gobierno (y la seguridad) comienza desde abajo. Si queremos lograr un país bien gobernado tendremos que construir un sistema de gobierno municipal que funcione y eso comienza con el impuesto predial, pues así se establece un vínculo de contrapeso entre el ciudadano que paga y el munícipe que gasta. De ahí hacia arriba: justo lo opuesto de lo que hoy existe.
Cuando "explotó" Michoacán al inicio de este sexenio, el gobierno envió al ejército y a la policía federal para estabilizar el lugar, a la vez que envió a un encargado que se dedicó a comprar voluntades sin ton ni son, pero también sin éxito. Hubiera sido mucho mejor aprovechar la presencia de las fuerzas federales para construir capacidad local: policías nuevas, un sistema fiscal, un fuerte contrapeso ciudadano y así sucesivamente. O sea, construir un nuevo sistema de gobierno.
Oportunidades no faltan, pero el diagnóstico correcto sigue estando ausente, probablemente porque eso cambiaría el equilibrio de poder que es, a final de cuentas, nuestro problema de fondo.
@lrubiof
#
 El demente y sus fieles/Isabel Turrent
Reforma, 03 Sep. 2017
"...era un tipo extraño, pero de esos que encontramos con frecuencia. Precisamente el tipo de hombre que no sólo no vale nada y es depravado, sino que tiene también una cabeza confusa y hueca". Fyodor Dostoievsky. Los Hermanos Karamazov
 Al gobierno de Peña Nieto le tocó una de las peores pesadillas de política exterior imaginables: lidiar con Donald Trump. Ha dado tumbos buscando el mejor medio para fortalecer la posición de México frente a un gobernante impredecible. Una generosa oferta de ayuda frente a los estragos del huracán Harvey en Texas incluida.
Ha sido inútil. En días pasados, después de visitar las zonas texanas más alejadas de la destrucción que paralizó a Houston y sin ver a un solo damnificado, volvió a atacar a nuestro país. En una reunión en Missouri amenazó de nuevo con abandonar las negociaciones del TLC. Días después, y para lograr un acuerdo favorable para Estados Unidos, tomó de rehenes a los Dreamers. Anunció que daría a conocer la decisión de abrogar o no la orden ejecutiva de Obama que protege de la deportación a casi un millón de jóvenes que llegaron al país en la infancia, el martes 5. Precisamente el día en que terminará la segunda ronda de las negociaciones del TLC.
Al parecer, el único camino para elaborar una estrategia coherente frente a Trump es entender qué es y por cuánto tiempo estará en la Casa Blanca.
Los rumores y la prensa aplican a Trump eufemismos que rozan apenas su estabilidad mental: incompetente o impreparado. Muchos psiquiatras estadounidenses han guardado silencio porque la llamada regla Goldwater, que nació de una demanda en los años sesenta, les prohíbe dar opiniones profesionales sobre figuras públicas sin un examen personal.
Los que se han atrevido a opinar, más psiquiatras mexicanos que no tienen esas reservas, han llegado a la misma conclusión. Su diagnóstico es devastador.
México enfrenta a un villano sacado de las páginas de Dostoievsky. Trump padece una combinación de narcisismo maligno (un ego frágil con una idea grandiosa de sí mismo, incapaz de la empatía, pero sí de hacer cualquier cosa para alimentar la pleitesía de otros, que ataca y humilla, es intolerante a la crítica, inestable, impulsivo y agresivo); hipomanía (verborragia, insomnio y déficit de atención); y paranoia (que imagina enemigos externos y los culpa de todos sus males).
Como presidente de Estados Unidos, Trump tiene un inmenso poder para desplegar su locura, llevarla a la práctica y alimentar un carisma populista cultivado por años de experiencia en los medios.
Ha construido un puente para compartir (dada su profunda ignorancia), o explotar (dada la irracionalidad de su electorado), la larga lista de los añejos prejuicios de los votantes que lo siguen. Una visión pesimista del presente y el futuro, sin amarres en la realidad, y una fe irracional en remedios que nunca han resuelto nada: el proteccionismo a ultranza (con todo y subsidios y aranceles), un fanatismo religioso excluyente y un racismo xenófobo que se pierde en la historia. Los mexicanos -inmigrantes o no, indocumentados o no- hemos sido los villanos "explotadores" desde el inicio de la campaña de Trump.
Muchos estadounidenses han comprado sus patrañas. Aunque la popularidad de Trump ha bajado, la base dura de votantes que lo llevó al poder sigue apoyándolo. 41% de norteamericanos aprueban su gobierno; 61 de ese 41% está dispuesto a apoyarlo haga lo que haga; uno de cada nueve opina que Trump hizo bien en defender a los neonazis y, para nuestra desgracia, a pesar de que solo un tercio de votantes aprueba la loca idea de construir un muro en la frontera, la mayoría de la base de Trump la apoya. Y, por supuesto, 45% cree a pie juntillas que los blancos son el grupo más discriminado en ese país.
Esos votantes inamovibles son el principal obstáculo a un juicio político que Trump se ha ganado a pulso: muchos de los legisladores republicanos que deberían haberlo iniciado dependen de esos electores para conservar su puesto.
Además de emprender una amplia labor de cabildeo y una campaña en los medios estadounidenses que subraye los beneficios de la relación con México, el gobierno tendrá que contratar nuevos asesores: psiquiatras especialistas en narcisistas malignos y paranoides. Tenemos Trump para rato.
#
Una oposición que sirva/Juan E. Pardinas
Reforma, 03 Sep. 2017
Los legisladores del PRI, el Verde y un puñado de senadores del PAN están a punto de hacerle un enorme daño a México. El tricolor y sus macehuales quieren convertir al abogado Raúl Cervantes en Fiscal General de la República por nueve años. Esta nueva figura tendrá el mayor poder al que puede aspirar una autoridad: perseguir penalmente a sus ciudadanos. La duración en el cargo llegaría hasta el mandato presidencial que iniciará en el lejano año de 2024. El fiscal podría solicitar el desafuero del presidente de la República, de un gobernador o miembro del Congreso. El Fiscal General tendrá capacidad de espiar a ciudadanos, políticos y delincuentes. Esas facultades, en teoría, deben estar sancionadas por un juez, pero el caso Pegasus nos demuestra que en México, el espionaje es un "problema cultural" sin sanción, ni castigo penal. En la conciencia y el fuero interno del Fiscal General estará la única rienda para frenar la tentación de perseguir a sus enemigos y perdonar a sus amigos. A partir de noviembre de 2018, el Fiscal General podrá designar como su subordinado al fiscal especializado en delitos de corrupción. De ese tamaño es el poder que está en juego.
Raúl Cervantes es un jurista agudo con una inteligencia privilegiada. Sin embargo, este no es un concurso de IQ o de aptitudes de conversación, sino la designación más importante en la historia de la democracia mexicana. Por demasiados años, Raúl Cervantes ha puesto sus talentos al servicio del PRI. El primer Fiscal General debe ser un hombre de Estado, no un militante de partido. Mientras en Panamá se persigue y castiga el espionaje sin autorización judicial, en México el caso se mueve a paso de tortuga. Mientras varios países de América Latina avanzan en las consecuencias penales del caso Odebrecht, aquí en México se le dan facilidades indebidas al principal sospechoso. Todo esto ha ocurrido en la PGR en los tiempos de Raúl Cervantes. Nombrar a un militante del PRI en la Fiscalía es la mejor manera de politizar el debate, restarle legitimidad al cargo y debilitar a una institución que todavía no ha nacido.
La designación de Cervantes será un generoso regalo para Andrés Manuel López Obrador. El Peje tendrá evidencia fresca para reciclar su rollo del PRIAN y un incentivo adicional para hacer campaña a favor de que Morena gane el Congreso en el 2018. Un fiscal cuestionado será un fiscal débil en el contexto de una elección presidencial. Me puedo imaginar un lema para el 2018: "Si quieres quitar al Fiscal Carnal vota por fulano de tal".
¿Qué pasaría si en lugar de un personaje que genera controversias y debates por su filiación política se buscara a una figura que despierte admiración y respeto? Ya en estas páginas se adelantó el nombre de don Juan Silva Meza, ex presidente de la Suprema Corte, una persona con experiencia y reputación intachables. También se ha mencionado al ministro José Ramón Cossío y al catedrático Sergio López Ayllón, ambos son nombres que también sumarían su capital de prestigio al complejo proceso de construcción institucional.
En diciembre de 2013, el PAN en pleno se sumó al PRI para facilitarle el nombramiento del fiscal al Ejecutivo federal. En ese México de principios de sexenio, la Casa Blanca estaba en Washington, Ayotzinapa era un pueblo del estado de Guerrero y Odebrecht era una constructora brasileña. Hoy la mayoría del PAN, salvo un grupo de senadores que operan como priistas de clóset, está en contra del pase automático. Las grillas y rencores internos han dejado de lado el interés de México. El tema no son las ambiciones de Ricardo Anaya o la obstinación de Margarita Zavala, sino la designación más importante que ha hecho el Congreso en la historia moderna del país. Para tener una Fiscalía que sirva, México necesita una oposición que funcione.
@jepardinas
#
Textos de la revista Proceso...Revista Proceso # 2131, 2 de septiembre de 2017
#

Intento ciudadano por impedir la imposición del procurador/PATRICIA DÁVILA
Revista Proceso # 2131, 2 de septiembre de 2017
Para #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva, que agrupa a más de 200 organizaciones sociales, Raúl Cervantes Andrade de ningún modo debe obtener el “pase automático” para convertirse en el primer fiscal general de la nación. No ha hecho un trabajo satisfactorio como procurador general, asienta, además de que su militancia no garantizará más que impunidad transexenal para muchos funcionarios de gobierno.
Si Raúl Cervantes Andrade es designado el primer titular de la Fiscalía General de la Nación (FGN), será el hombre con mayor poder del sistema político. Su nombramiento garantizaría la total impunidad para el presidente Enrique Peña Nieto y sus colaboradores los siguientes nueve años.
Con la divisa de impedir que la justicia se politice o partidice, más de 200 organizaciones sociales que integran #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva, insisten en que Cervantes, actual titular de la Procuraduría General de la República (PGR), no reúne los criterios de autonomía y “los méritos de idoneidad” para ser fiscal.
Y, ante el inminente “pase automático” para que Cervantes se convierta en fiscal, el 29 de agosto dieron a conocer su última propuesta de dictamen ciudadano sobre el diseño de la futura fiscalía, que contiene los requisitos de elegibilidad de su primer titular.
Cervantes, como titular de la PGR, no pudo evitar el escándalo generado por la detención del exfiscal de Nayarit, Édgar Veytia, en Estados Unidos en marzo pasado, acusado, entre otros, de los delitos contra la salud y lavado de dinero; tampoco inició una investigación al gobernador de esa entidad, Roberto Sandoval, señalado como presunto socio de Veytia.
En abril, un mes después de la detención del exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, en Florencia, Cervantes tampoco pudo frenar el escándalo, pues el gobierno italiano declaró que el priista fue detenido a petición de Estados Unidos y no de México, bajo los cargos de tráfico de drogas y delitos relacionados con lavado de dinero.
Los ejemplos se multiplican: como en el caso del exmandatario de Veracruz, Javier Duarte, detenido en Guatemala y extraditado a México, donde hoy está preso. Con respecto a la esposa de Duarte, Karime Macías –quien hoy reside en Gran Bretaña–, la PGR de Cervantes tampoco la ha investigado a pesar de que tiene detectadas varias cuentas bancarias a su nombre, así como joyas, obras de arte e inmuebles.
Otro exgobernador, Egidio Torre Cantú –acusado de proporcionar a Yarrington escoltas pagados por el erario de Tamaulipas– está libre, pese a que también se le acusó de proteger a su predecesor Eugenio Hernández Flores, prófugo.
Lo mismo sucede con los exmandatarios de Chihuahua, César Duarte, y Coahuila, Humberto Moreira; así como con el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien presuntamente recibió sobornos por 10 millones de dólares de la empresa brasileña Odebrecht. La PGR tampoco ha actuado en esos casos.
Sólo Roberto Borge –el exmandatario de Quintana Roo detenido el 5 de junio pasado en el aeropuerto de Tocumen, Panamá– y el sonorense Guillermo Padrés –quien se entregó el 10 de noviembre de 2016 para que se le enjuicie por los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, defraudación fiscal, delincuencia organizada y lavado de dinero– son investigados.
Expedientes sin solución
Durante la gestión de Cervantes en la PGR, el caso Ayotzinapa se empantanó. Apenas el pasado 28 de agosto, en reunión con los padres de familia de los 43 normalistas desaparecidos, se anunció que, ahora sí, la PGR investigará las líneas sugeridas por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes.
Otro de los casos que arrastra es el de Nochixtlán, Oaxaca, donde policías federales reprimieron a los habitantes de esa comunidad.
Por todos estos casos, que la PGR tiene prácticamente archivados, el Grupo #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva presentó su propuesta para impedir que Cervantes se convierta en fiscal.
El 10 de febrero de 2014 se publicaron reformas a la Constitución en materia político-electoral, entre las cuales se estableció la autonomía del Ministerio Público de la Federación para evitar el uso político de la facultad de persecución penal del Estado.
La reforma no dejó satisfecha a la sociedad mexicana, que por diversas vías ha expresado que ese modelo no resuelve la grave crisis de impunidad que aqueja al país, ni supera un modelo institucional de Ministerio Público que históricamente ha sido ineficiente y controlado por intereses políticos.
Hasta hoy, el debate público ha girado fundamentalmente en torno de la figura del llamado “pase automático”, es decir, la regla transitoria según la cual quien esté al frente de la PGR cuando se expidan las leyes secundarias, se convertirá en el primer fiscal general por un periodo de nueve años, lo que ha provocado un rechazo ciudadano generalizado.
La iniciativa ciudadana 
#VamosPorUnaFiscalíaQueSirva, presentó un “dictamen ciudadano” en el cual propone como requisitos de elegibilidad del futuro fiscal la independencia política; el no haber sido registrado como candidato, ni haber desempeñado cargo alguno de elección popular en los últimos cuatro años, ni desempeñar ni haber desempeñado cargo de dirección o representación nacional o estatal en algún partido político en los últimos cuatro años.
Asimismo, plantea reducir la duración en el cargo a sólo seis años improrrogables. Los periodos de gestión iniciarán el 1 de octubre en que el titular del Poder Ejecutivo inicie su quinto año de gobierno. Lo anterior, según la iniciativa, para reducir la influencia del presidente de la República en turno sobre el fiscal.
Sobre el régimen transitorio para el primer fiscal, la propuesta de reforma elimina el pase automático. El primer titular de la FGN será electo conforme al procedimiento constitucional y durará en funciones hasta el 30 de septiembre de 2022. Luego, el periodo en el encargo será de seis años. Para ello, dentro de los procedimientos de elección, el Senado formula una lista en la que se reducen de 10 a seis los candidatos que serán postulados mediante concurso público.
Los aspirantes serán evaluados por una Comisión de Designaciones de carácter honorario, formada por nueve ciudadanos de reconocido prestigio académico o profesional multidisciplinario, quienes serán designados por el Senado durante cinco años y serán renovados de manera escalonada.
La propuesta ciudadana mantiene la facultad del Ejecutivo para elegir una terna de la lista de seis candidatos que le remite el Senado, el cual, previa comparecencia de los aspirantes, elegirá al fiscal general por mayoría calificada. Y ante eventuales “omisiones del Senado”, propone incluso la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Según el documento, el Senado podrá remover al fiscal mediante el voto de la mayoría calificada, siendo el Ejecutivo –o la tercera parte del Senado– quien inicie el procedimiento. Deberá garantizar las audiencias públicas y el debido proceso, para que no sea arbitraria ni motivada por intereses políticos.
Durante el procedimiento de remoción deberá escucharse la opinión del Consejo del Ministerio Público de la Federación, órgano que por sus funciones tendrá pleno conocimiento de la gestión del fiscal general, quien podrá ser destituido por responsabilidad penal o administrativa grave.
Con el fin de evitar riesgos de politización del futuro titular de la FGN, #VamosPorUnaFiscalíaQueSirva propone que se le impida postularse para cargos de elección popular hasta dos años después de dejar el cargo.
Además de la competencia sobre los delitos federales, se prevé que la FGN podrá conocer delitos del orden común en los casos que su interés y trascendencia lo amerite, garantizando que la investigación no se fragmente y sea llevada en el ámbito que pueda realizarla de manera más efectiva.
Acerca de las fiscalías de Delitos Electorales y Combate a la Corrupción, la propuesta es incorporar una para violaciones graves a los derechos humanos, con el fin de atender la profunda crisis que atraviesa el país en esta materia. Otra, para Asuntos Internos, dada la corrupción en el Ministerio Público de la Federación.
Se pretende que las operaciones de las fiscalías especializadas en estas materias tengan reglas para evitar la presión política en el desarrollo de las investigaciones a su cargo, con el fin de garantizar su independencia.
El nombramiento de los titulares de esas fiscalías corresponderá al Senado en un concurso público, considerando la evaluación de los aspirantes por parte de la Comisión de Designaciones. Esta propuesta elimina la actual regla que deja el nombramiento a decisión del fiscal general. Deberán durar en el cargo cinco años improrrogables. Y únicamente podrán ser removidos por el Senado, a solicitud del fiscal, por causas previstas en la ley.
En cuanto al titular del Órgano Interno de Control, deberá de ser electo por la Cámara de Diputados y sus atribuciones serán la investigación, persecución y sanción de responsabilidades administrativas.
La iniciativa ciudadana, en suma, “pretende evitar que el tránsito de la actual PGR a la nueva FGN sea un mero cambio de nombre”.
#
Hacia una “crisis constitucional”/JESUSA CERVANTES
Revista Proceso # 2131, 2 de septiembre de 2017
La operación política que el PRI efectuó en el Senado para imponer como presidente de la Mesa Directiva al panista Ernesto Cordero y a través de él pavimentar el camino con el fin de nombrar a Raúl Cervantes como fiscal general para los próximos nueve años, desembocó en una “crisis institucional” en la Cámara de Diputados, que amenaza con escalar a “crisis constitucional”.
Como resultado del nombramiento de Cordero –respaldado por los calderonistas Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano y Jorge Luis Lavalle–, el PAN en la Cámara de Diputados, bajo la égida de su dirigente nacional, Ricardo Anaya, actuó rápido. Cabildeó desde la mañana del viernes 1 y logró evitar el nombramiento de la nueva mesa directiva.
Así, por vez primera en la historia de San Lázaro, el V Informe del presidente Enrique Peña Nieto no fue recibido por la Mesa Directiva ni lo entregaron el titular del Ejecutivo federal ni el secretario de Gobierno.
Y aunque la Cámara de Diputados pudo zanjar el 31 de agosto y el viernes 1 la falta de nueva Mesa Directiva, los legisladores se encuentran ahora ante el dilema de aceptar las nuevas condiciones que les ha impuesto el PAN de eliminar el artículo transitorio de la Ley de la Fiscalía General que establece el pase automático de procurador a fiscal, o llegan a un acuerdo con el PRI de suspender por el momento el nombramiento del nuevo funcionario.
Hay incluso una tercera vía: que el PRI y el PAN mantengan sus posiciones, lo que puede llevar a una crisis constitucional si no hay nueva Mesa Directiva el miércoles 6, como lo advirtió el propio coordinador priista César Camacho Quiroz. Incluso culpó al PAN de estar haciendo una “chicanada legislativa”.
El 31 de agosto a las seis de la tarde los coordinadores parlamentarios se reunieron en la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para hacer la planilla de los integrantes de la nueva Mesa Directiva y votarla en el pleno ese mismo día.
Por el PAN acudió Federico Döring, quien se retiró antes de que se votara el acuerdo que lleva al priista Jorge Carlos Ramírez Marín como nuevo presidente de la Cámara; Morena votó en contra y el resto de los partidos –PRI, PVEM, Panal, PES, PRD y MC– lo hicieron a favor.
Cabildeo panista
Mientras esto ocurría en San Lázaro, en el Senado estalló la crisis en la bancada panista luego de que el PRI la fracturó al nombrar a Ernesto Cordero nuevo presidente de su Mesa Directiva.
A las 21:00 horas de ese mismo día, la aún presidenta de la mesa en San Lázaro, la panista Guadalupe Murguía, anunció que por falta de acuerdo se citaba para las 15:00 horas del viernes 1, con el propósito de dar tiempo de votar al priista Ramírez Marín como nuevo presidente, para que recibiera el V Informe.
Sin embargo, el coordinador del PAN, Marko Cortés, operó desde la mañana del viernes 1. Habló con sus pares del PRD, Francisco Martínez Neri, y de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda, para convencerlos de que no se instalara la Mesa Directiva.
En entrevista, Martínez Neri admite que el viernes 1 recibió en sus oficinas a Cortés, quien le propuso frenar el nombramiento de Raúl Cervantes como nuevo fiscal, pues es un abierto militante del PRI. El encuentro fue entre la 13:00 y las 13:30 horas.
Ambos estuvieron de acuerdo en ese punto. Según Martínez Neri, Movimiento Ciudadano llegó a la misma conclusión. “Nadie en su sano juicio puede apoyar el planteamiento de un fiscal que ha sido diputado, senador y abogado del PRI”, comenta el perredista.
E insiste que, de no instalarse la Mesa Directiva el martes 5, “puede darse una crisis constitucional. La ley dice claramente que debe haber Mesa Directiva”.
Y aunque el Senado puede seguir operando, pues tiene nuevo presidente de mesa directiva (Ernesto Cordero), la ley también establece que es el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados­ el que tiene la representación legal del Poder Legislativo en su totalidad. Por lo tanto, al no existir, enfatiza, cualquiera puede poner en entredicho sus acuerdos o impugnarlos.
Por el momento lo que se está viviendo es una crisis política, sintetiza el perredista Martínez Neri.
En tanto, la coordinadora de Morena, Rocío Nahle, la única que votó en contra del acuerdo de la Jucopo, recordó que en la sesión del 31 de agosto propuso que no se nombrara a la nueva mesa hasta el martes 5, ya que no existían condiciones políticas para llegar a un acuerdo debido al agravio que el PAN sentía que le había propinado el gobierno al nombrar a Cordero y fracturar la fracción.
“Pero no quisieron, al PVEM y al PRD les urgía que se nombrara a Jorge Carlos Ramírez Marín como presidente y no quisieron postergarlo.”
Nahle sostuvo que hay una desave­nencia entre el PAN y el PRI y que de mantenerse los dos en sus posiciones, pueden generar “una crisis de gobernabilidad”.
Vacío legal
El Partido Encuentro Social, por medio de su coordinador, Alejandro González Murillo, consideró que el PAN, por un pleito interno, está paralizando los trabajos de la Cámara. Cortés advirtió desde tribuna que no habrá Mesa Directiva si el Senado no elimina el artículo transitorio que permite el pase automático de procurador a fiscal.
El coordinador del PRI, César Camacho, acusó al panista de ser un “cínico” porque públicamente habla del condicionamiento. “Es un evidente chantaje que el PRI no va a permitir… El tema del fiscal aquí no se va a arreglar (sino en el Senado). Entonces van a encontrar a un PRI que siempre ha sido afecto a la construcción de acuerdos”.
Seguro de sí, Camacho sostuvo que habrá Mesa Directiva el martes 5; Morena y PRD confían en que ello ocurra. Por lo pronto, la panista Guadalupe Murguía citó a sesión de pleno para el martes 5.
La ley de la Cámara de Diputados tiene un vacío, pues no establece qué ocurrirá en caso de que no haya presidente el miércoles 6.
Por lo pronto, el senador panista Ernesto Ruffo Appel adelantó que el lunes 4 habrá sesión en la Comisión Permanente de su partido y que es factible que los calderonistas Cordero, Lozano, Gil Zuarth y Lavalle sean sancionados.
#
Las maniobras del PRI dividen al panismo/JENARO VILLAMIL
Revista Proceso # 2131, 2 de septiembre de 2017
La bancada del PAN en el Senado se dividió entre el bloque de legisladores calderonistas y los que están alineados con el dirigente nacional blanquiazul, Ricardo Anaya, que se oponen al nombramiento de Raúl Cervantes como primer fiscal general de la nación, que sería transexenal; mientras que el PRI, bajo la batuta del veterano Emilio Gamboa Patrón, se alista a cumplir ese último encargo del gobierno de Enrique Peña Nieto.
El endurecimiento del PRI se percibió claramente desde el 24 de agosto pasado, cuando su coordinador en el Senado, Gamboa Patrón, dejó claro que sólo le faltaban tres votos para quedarse con los dos órganos de gobierno (la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política), pero también para definir por mayoría simple (65 votos) el futuro de la Fiscalía General de la Nación.
“Ya es el año de la sucesión presidencial. Vamos a hacer valer lo que somos en la Cámara de Senadores. Somos 55 senadores del PRI y siete del Partido Verde; sumamos 62. Es un número muy importante; nos faltan tres para ser mayoría simple, pero espero conseguir los votos”, sentenció Gamboa Patrón, quien defendió a Raúl Cervantes como posible aspirante a fiscal general y aclaró que su bancada no había definido si optaba por modificar el artículo transitorio del 102 constitucional para eliminar el llamado “pase automático” del actual procurador.
La plenaria de los 55 senadores del PRI culminó el 30 de agosto y la bancada más grande del Senado no definió como prioridad modificar el “pase automático”. Las plenarias del PAN, PRD y PT-Morena, las tres principales fuerzas opositoras, acordaron ir por la reforma al artículo 102 constitucional y se comprometieron a impulsar tanto en la Fiscalía General como en la Fiscalía Anticorrupción a “personas que carezcan de militancia partidista”.
Sin embargo, desde el 29 de agosto quedó claro que Gamboa Patrón no sólo había obtenido sus tres votos necesarios de la bancada del PAN para tener mayoría simple en los temas de la integración de la Mesa Directiva y de la Fiscalía General.
La fractura del PAN es de entre 10 y 12 senadores, de un total de 38, que decidieron separarse de la línea política marcada por Anaya para aliarse con el PRI y el Verde en los temas de la próxima agenda legislativa, especialmente el “pase automático” del procurador general.
Ave de tempestades, el exsecretario del Trabajo calderonista, Javier Lozano Alarcón, retornó al Senado después de haber pedido licencia apenas el 31 de enero de este año para integrarse al gobierno de Puebla.
En su retorno, Lozano salió a defender al aspirante presidencial panista Rafael Moreno Valle, denunciado el 24 de agosto en la PGR por encabezar un sistema de espionaje y de “eliminación” de adversarios, pero también para advertir que existen 12 senadores que están en contra de Anaya.
“Lo que tenemos que hacer es ponernos de acuerdo con el PRI”, sentenció Lozano en una sorpresiva conferencia de prensa en el Senado para sacar adelante temas de la agenda legislativa como el fiscal anticorrupción, el fiscal general, la Ley de Seguridad Interior y el mando policial mixto, entre otros.
“Lamentablemente, Ricardo Anaya está arrastrando al PAN por su defensa y ambiciones personales. Arrastra al PAN, a sus grupos parlamentarios y a todo el partido lo puede llevar hasta un tercer lugar si seguimos con estas necedades”, remató.
Ese mismo día el coordinador de la bancada panista, Fernando Herrera, designado por el propio Anaya, y el senador bajacaliforniano Ernesto Ruffo Appel reiteraron que el procurador Raúl Cervantes Andrade no pude ser fiscal general los próximos nueve años y que esta decisión fue tomada por la Comisión Permanente del PAN.
Herrera advirtió que el PRI había abierto “tres frentes: quieren un fiscal general a modo, quieren dinamitar el Frente Amplio y están desesperados porque están en tercer lugar en todas las encuestas, y entonces están tratando de golpear de manera permanente, sistemática, al Partido Acción Nacional”.
El coordinador panista aprovechó para atacar al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, a quien llamó “borracho de cantina” y “corrupto” por demandarle a Ricardo Anaya que diera a conocer sus bienes inmuebles, a raíz del escándalo de presunto enriquecimiento ilícito de él, de su suegro y de sus parientes políticos.
La fractura 
La fractura de la bancada del PAN quedó clara en la tormentosa sesión del 31 de agosto para elegir al presidente de la Mesa Directiva y al de la Junta de Coordinación Política. Tras 10 horas de negociaciones con el jefe de la bancada del PRI, Gamboa Patrón, y otros coordinadores, cuatro senadores del blanquiazul votaron en contra del acuerdo de 38 legisladores panistas y se sumaron a los priistas y del Partido Verde para elegir a Ernesto Cordero, calderonista exsecretario de Hacienda y de Desarrollo Social, como nuevo presidente de la Mesa Directiva.
Lozano Alarcón, Roberto Gil Zuarth, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle, quienes fueron colaboradores del gobierno de Calderón, votaron en medio de gritos de “traidores” que provenían de correligionarios suyos, como el colimense José Luis Preciado, excoordinador de la bancada, y el propio Fernando Herrera.
“Lo que lamento es que a veces pueda más la cartera que la camiseta. Lo que lamento es que hay compañeros aquí que no se han dado cuenta, a cinco años de haber dejado el gobierno de Calderón, que sigan pensando que son gobierno; que sigan pensando que son parte del gobierno de Peña Nieto y que tienen la delegación de traicionar al PAN”, les reprochó Preciado en la sesión.
Herrera afirmó en rueda de prensa que son “traidores que le han dado la espalda al pueblo mexicano” y acusó de “esquirol” a Javier Lozano, a quien, según él, “lo llamó el gobierno para infiltrarlo nuevamente en el PAN”.
La elección de Ernesto Cordero no fue casual, advirtieron legisladores del PRD y del PT. Como presidente de la Tercera Comisión en la Comisión Permanente, el senador calderonista apoyó la posición del PRI para que no se llamara al procurador a informar sobre el escándalo de corrupción Odebrecht, donde también se involucra a funcionarios del gobierno anterior.
La coordinadora del PRD, Dolores Padierna, afirmó que el PRI quiere controlar el Congreso de la Unión en el último año del gobierno peñista para concluir el Sistema Nacional Anticorrupción, “pero nada más y nada menos que nombrando al fiscal anticorrupción y al fiscal general de la República. En automático quedaría nombrado el actual procurador (Cervantes Andrade) como fiscal general. Eso significaría permitir la impunidad, eso significa que nadie pueda ver para atrás y tenemos, de acuerdo con los últimos datos de una encuesta, 99.7% de impunidad”.
En vísperas de la instalación del tercer año de la LXIII Legislatura, Gamboa Patrón negó que hayan condicionado el apoyo a Cordero a cambio de que voten por Raúl Cervantes como fiscal general transexenal, pero recordó: “Ellos votaron la reforma constitucional a favor del pase automático; fueron 96 diputados federales que votaron a favor”. Entre esos legisladores estaba el actual líder nacional panista, Ricardo Anaya.
El argumento de Gamboa fue prácticamente el mismo que el de Roberto Gil Zuarth, expresidente del Senado también, quien señaló a los senadores fieles a Anaya de haber votado a favor del artículo transitorio que estableció el “pase automático” del procurador.
El enredo de la Fiscalía General
La reforma constitucional en materia político-electoral se publicó el 10 de febrero de 2014 e incluyó la autonomía del Ministerio Público, pero dejó un régimen transitorio que ha generado una airada reacción entre especialistas; y existen nueve iniciativas “congeladas” en el Congreso para modificar el artículo 102, Apartado A, de la Constitución. Entre esas iniciativas está incluso una enviada por el Ejecutivo federal.
Un estudio jurídico, cuya copia obtuvo Proceso, señala que “la autonomía constitucional aprobada en el papel en 2014 corre el riesgo de ser un simple estatus jurídico si no viene acompañada de mayor rendición de cuentas, una supervisión efectiva de su gestión y una completa profesionalización del servicio”.
En dicho estudio, “Vamos por una fiscalía que sirva”, también se advierte que “una fiscalía desmantelada no se maquilla, se transforma”, y señala que actualmente la procuraduría “está capturada por intereses políticos y económicos distintos al interés público, diseñada para ser complemento perfecto del añejo presidencialismo mexicano”.
A partir de este estudio jurídico, el martes 29 de agosto dos colectivos que agrupan a más de 200 organizaciones ciudadanas, #VamosPorMás y #FiscalíaQueSirva, encabezaron una protesta en el Ángel de la Independencia y propusieron una iniciativa más al Senado, que entre otras cosas prevé reducir de nueve a seis años “improrrogables” el periodo de gestión del fiscal general y que se garantice su completa independencia respecto de cualquier partido político.
Hasta ahora ninguna de las bancadas del Senado ha asumido como propia la iniciativa presentada por las más de 200 organizaciones civiles, entre las que se encuentran muchas apoyadas por grupos empresariales y fundaciones que antes estaban aliadas al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…