Ir al contenido principal

Mondragón y la llegada de Alejandro Rubido en los medios


Los medios hoy, martes 18 de marzo de 2014
La nota la dió Milenio en primera plana y en su columna Trascendió; tambiñén Salvador García Soto en su columna "Serpientes y Escaleras" en 24 Horas.
Los demás erraron
Monte Rubido va en lugar de Mondragón
Monte Alejandro Rubido García será nombrado este martes titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), en sustitución de Manuel Mondragón, quien pasa ahora al "diseño estratégico" de acciones en la materia desde la Secretaría de Gobernación. El nuevo comisionado fue hasta ayer secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), pero antes trabajó en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y otras dependencias de seguridad. Hace un año, Monte Alejandro Rubido García rindió protesta ante el Senado como secretario ejecutivo del SNSP, luego de que fuera ratificado por unanimidad. Rubido García es licenciado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y cuenta con estudios de posgrado en la Sorbona, de París.

Columnas:
TRASCENDIÓ/Milenio
Que aún ayer especulaban en el gabinete en torno al relevo del doctor Manuel Mondragón como comisionado de Seguridad.
Se equivocaron quienes barajaban los nombres de Eugenio Ímaz, titular del Cisen; Enrique Galindo, jefe de la Policía Federal, y Ardelio Vargas, director del Instituto Nacional de Migración.
Incluso se hablaba del general Rafael Macedo de la Concha y del almirante Wilfrido Robledo.
:Que el PRD designó de nueva cuenta al diputado Luis Espinosa Cházaro como negociador en materia de reforma energética con el PRI y la administración de Enrique Peña Nieto.
*
Rozones de la Razón
Eugenio Imaz, por Mondragón
Lo que está asonando mucho es que quien suplirá a Manuel Mondragón en la Comisión Nacional de Seguridad, será el actual director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Imaz. Haría el anuncio oficial este martes el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en las instalaciones de la dependencia. Con él estará Monte Alejandro Rubido, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
*
BAJO RESERVA/EL UNIVERSAL
Sacudida en la Polícia Federal
UNA SACUDIDA a la Policía Federal (PF) será una de las primeras tareas que deberá emprender quien sea designado nuevo comisionado Nacional de Seguridad Pública. El sucesor de Manuel Mondragón al frente de la CNS recibirá la encomienda de continuar y fortalecer el programa de depuración y de lucha anticorrupción que don Manuel inició en las filas de la PF. La corporación que hoy dirige Francisco Galindo Ceballos, nos comentan, aún tiene mucho por avanzar en materia de limpieza de su personal, pues existen quienes pese a no aprobar todos los exámenes de control de confianza permanecen en la institución. Incluso más de un mando no cumple con los estándares necesarios para permanecer en la fuerza.
 EL SECRETARIO de gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, en punto de las 2:30 de la tarde, formalizará la salida de Manuel Mondragón y Kalb de la Comisión Nacional de Seguridad. Nos adelantan que don Miguel agradecerá a Mondragón por sus esfuerzos, y que mañana mismo podría darse a conocer el nombre del candidato a nuevo comisionado, quien deberá tener el visto bueno del presidente Enrique Peña Nieto. A su vez, el mandatario deberá enviar su nombramiento al Senado, cuyo pleno habrá de votar la ratificación o rechazo del designado. Hasta ayer, nos dicen, había una larga lista de nombres que se barajaban para escoger a un candidato que cumpliera con los requisitos de confianza y que no tuviera ningún problema en obtener el aval de los senadores. Ante esos requisitos, la lista se volvió muy corta.
*
Templo Mayor de Reforma
LA SALIDA de Manuel Mondragón de la Comisión Nacional de Seguridad desató la pugna entre los dos grupos de poder dentro del gabinete presidencial.
EL SECTOR DURO de la cuadrilla mexiquense anda queriendo revivir a Salvador Neme, quien fuera secretario de Seguridad Ciudadana pero que terminó en malas relaciones con el equipo cercano a Enrique Peña.
LOS TÉCNICOS del equipo formado en Toluca pretenden que sea Alfredo Castillo, aunque se ve harto difícil que el Presidente quiera regresarlo de Michoacán.
POR PARTE del grupo hidalguense, el nombre que se anda promoviendo es el de Damián Canales, quien ya está como jefe de Investigación de la Policía Federal.
POR PARTE de la propia corporación al que hay considerar muy en serio en la competencia es al comisionado Enrique Galindo.
FINALMENTE uno que sonó hace algunos meses fue Alfonso Navarrete Prida, sin embargo el secretario del Trabajo no puntea en los momios en estos días.
**
FRENTES POLÍTICOS/Excelsior
IV. El adiós. Manuel Mondragón y Kalb presentó su renuncia como comisionado Nacional de Seguridad, para incorporarse a tareas de diseño estratégico en materia de seguridad, informó Miguel Ángel Osorio Chong. El secretario de Gobernación le aceptó la dimisión y le externó su gratitud por su eficiente y patriótico trabajo, como lo hizo en Twitter. Hoy será oficial el fin de su trabajo, que inició el 1 de diciembre de 2012, cuando el presidente Peña Nieto lo hizo, primero, encargado del despacho de la Secretaría de Seguridad Pública. Desde hacía tiempo existía la versión de que no había química. Nunca la hubo durante un año. Y en política, es un elemento simplemente indispensable.
*
¿Cómo reemplazar a Mondragón?/ Jorge Fernández Menendez
Excelsior
No sé, no se ha proporcionado información de fondo como para conocer las razones por las cuales el doctor Manuel Mondragón y Kalb dejará el día de hoy la responsabilidad de Comisionado Nacional de Seguridad. De lo que no cabe duda es que Mondragón dejará huella de su paso por esa Comisión: la de un hombre confiable, cercano a la ciudadanía e indudablemente honesto, bronco (¿alguien espera tener en esa posición a un personaje cool?) pero con una capacidad de generar y otorgar afecto casi imposible de encontrar en el mundo político actual.
Creo que una de las causas de su salida, más allá de aciertos y errores, que los hubo, estriba en una forma de hacer las cosas que no coincidía en términos operativos con un equipo gubernamental que en promedio tiene casi la mitad de edad del doctor Mondragón y en la propia concepción de su responsabilidad. Decía el doctor Mondragón y estaba muy orgulloso de ello, que luego de Miguel Osorio Chong en Gobernación, y de Luis Videgaray en Hacienda, el suyo fue el tercer nombramiento que propuso, en privado, el presidente Peña poco antes de iniciar su mandato.
Y que esa muestra de confianza, fue la que lo llevó a dejar la propuesta que le había adelantado Miguel Mancera de continuar en la secretaría de seguridad pública del DF, la posición por la que más será recordado Mondragón, entre otras cosas porque aún no se vuelven a obtener los resultados que generó desde ese cargo en la pasada administración capitalina.
Porque Mondragón siempre fue un hombre protagónico pero respetuoso de la verticalidad del poder: médico, cardiólogo, militar, deportista, funcionario público en distintas carteras y un muy buen jefe policial, Mondragón le dejará al presidente Peña y al secretario Osorio una tarea difícil: designar un comisionado de seguridad (esa figura institucional que no termina de tener claro sus espacios de responsabilidad, sea quien sea el que esté a su cargo) que sea confiable para la ciudadanía y eficiente para la institución y sus jefes. No es un problema de nombres (aunque evidentemente sí también lo es) el que se debe resolver sino de claridad en el espacio y el mando institucional.
Fue un acierto regresar las áreas de seguridad a Gobernación para darle a ese tarea un paraguas político imprescindible para cumplir su labor. Un buen jefe de policía no tiene porqué ser un buen político. Porque tampoco es sencillo encontrar un político con carisma y con verdadera capacidad de dirección policial como lo es Mondragón.
Pero lo cierto es que no se puede tener en la Comisión a alguien que, más allá de sus intenciones, termine voluntaria o involuntariamente compitiendo con el secretario de Gobernación, aunque sea en ese ámbito. En realidad, hubiera sido mejor seguir inscribiendo a las áreas de seguridad como lo fueron hasta el gobierno de Ernesto Zedillo, como una poderosa subsecretaría con un amplio margen de autonomía, de la que dependían desde la entonces incipiente Policía Federal hasta el Cisen.
Evaluando esos perfiles se tendrá que designar al sucesor de Mondragón. Una opción es asumir que la Comisión es en realidad la Policía Federal y simplemente designar en esa posición a su actual jefe, Enrique Galindo, un hombre eficiente, con bajo perfil pero con talento político. Otra es mantener las cosas como ahora y buscar un operador político con conocimiento del sector. Creo que eso es lo que se esperaba de Alfredo Castillo en unos meses más, pero hoy resultaría muy complicado que se decida moverlo de sus responsabilidades en Michoacán.
Tampoco veo que se apueste por mover a Eugenio Imaz de un Cisen en plena reconstrucción, salvo que se decida incorporar ese Centro a la Comisión. Otro hombre que ha estado en esas tareas durante años es Monte Alejandro Rubido García, actual secretario del sistema nacional de seguridad pública. Algunos hablan de un militar y me imagino que entonces debe sonreír Wilfrido Robledo que muchas ha querido regresar a esa responsabilidad. Mucho menos probable debería ser que llegue a la Comisión un político profesional que quiera hacer carrera desde ahí, que es lo que menos se necesitaría.
Rudy Gulliani se llevó la popularidad como alcalde de Nueva York cuando recuperó la seguridad de esa ciudad pero hay que recordar que el trabajo lo hizo, sobre todo, William Bratton, entonces su jefe de policía, cargo al que ha regresado apenas este año. Lo más parecido a un Bratton es lo que necesitamos en la Comisión Nacional de Seguridad.
Espero muy sinceramente que el doctor Manuel Mondragón y Kalb siga en activo, que siga siendo una figura de Estado presente, que realmente participe en el diseño de estrategias de seguridad como se anunció, que sigamos teniendo en el ámbito público un hombre de su generosidad, don de gentes y confiabilidad. La sociedad, la gente, necesita ver y reconocerse en funcionarios de seguridad honestos y cercanos a ella. Hay figuras que son singulares, Mondragón lo es.
*
¿Adiós a Romero Deschamps?/ Salvador García Soto -
24 Horas...
NOTAS INDISCRETAS… Después de darle muchas vueltas al asunto, en Bucareli decidieron dos cosas: la primera, aceptarle la renuncia al doctor Manuel Mondragón y Kalb que había pedido desde hace varias semanas su relevo por motivos de salud -en su familia afirman que padece cáncer y que se ha agravado su condición-, y la segunda, que en su lugar no se va a nombrar a un nuevo funcionario, ni un militar ni un político como se había especulado, y es casi seguro que hoy el secretario Miguel Osorio anuncie como nuevo comisionado de Seguridad Pública a Monte Alejandro Rubido, actual secretario Ejecutivo del Sistema Nacional del ramo. La decisión tiene que ver con los buenos resultados que ha dado el funcionario en el caso de la estrategia federal en Michoacán y en la dificultad que encontraron para incorporar un nuevo perfil externo. Así que optaron por cubrir la vacante con alguien que ya estaba en el equipo de seguridad… Escalera mandan los dados. La semana promete.
*
LAS DOS VERSIONES DE LA SALIDA DE MONDRAGÓN Y KALB/Francisco Garfias
Excelsior
Ultima reunión de “mandos” en el búnker de Constituyentes con Manuel Mondragón y Kalb. El renunciado comisionado nacional de Seguridad los llamó no sólo para despedirse, sino para explicarles, a puerta cerrada, las causas de su renuncia: falta de coordinación con Miguel Osorio Chong, nos aseguran en el entorno más cercano del respetado policía.
En el citado cónclave, celebrado ayer al mediodía, también les anunció lo que será algo así como su premio de consolación: el presidente Peña lo invitó como “asesor en materia de seguridad”.
Ya encarrerado, Mondragón y Kalb les adelantó que el primer mandatario le comunicó que no va a “trastocar” la estructura del comisionado para la Policía Federal, Enrique Galindo. “Eso da a entender que el Presidente está satisfecho”, nos dijo la fuente.
Nombres van y vienen sobre el sucesor del doctor Mondragón y Kalb: Eugenio Ímaz, Omar Fayad, Salvador Neme, Ardelio Vargas, Tomás Zerón. Hasta el famoso y maltratado general Tomás Ángeles Dauahare anda en la danza.
¿Cuál de todos? Hoy lo sabremos.
La versión en Bucareli es radicalmente distinta a la de los colaboradores de Mondragón y Kalb. Los hombres de Miguel Osorio juran que son rumores las versiones de que no había entendimiento entre el secretario de Gobernación y el comisionado nacional de Seguridad.
Nos dijeron, textual:
 “Este martes, el secretario de Gobernación, acompañado por el propio Mondragón y Kalb, hará el anuncio oficial de la renuncia del comisionado nacional de Seguridad.
 “Al hacerlo público, el secretario de Gobernación ataja los rumores que corren desde el domingo pasado, en el sentido de que Mondragón y Kalb se retira por otras razones.
 “¡No! Mondragón renunció por cuestiones personales, y sale en hombros, como los toreros en sus grandes tardes. Le cambió, para bien, el rostro a lo que fue la Secretaría de Seguridad Pública y a la Policía Federal”, aseveran.
El reproducido tuit de Miguel Osorio Chong dice también que se trata de una renuncia. “Acepté la solicitud de @mondragonykalb de retirarse del campo operativo e incorporarse a temas de diseño estratégico en materia de seguridad”, escribió el domingo.
Mondragón y Kalb deja la Comisión Nacional de Seguridad un año y tres meses después de asumir el cargo.
Lo entrevistamos en noviembre del año pasado, parecía contento. No estaba satisfecho de lo alcanzado, pero presumía avances en regiones de la República muy castigadas por el crimen organizado como La Laguna.
Recuerdo que presumió diferencias en la estrategia de Peña en relación con la de Felipe Calderón. “La conducta actual del presidente Peña es ir a las causas. No sólo estar en los efectos y la reacción”, nos dijo.
Últimamente no lo veíamos mucho. Nada si lo comparamos con el hombre de los reflectores y de todas las confianzas de Enrique Peña: Alfredo Castillo.
Apareció el 22 de febrero pasado, en traje de gala, junto con los dos marinos que llevaban a El Chapo Guzmán al helicóptero que trasladaría al jefe del cártel de Sinaloa del Aeropuerto de la Ciudad de México al Penal del Altiplano (otrora conocido como Almoloya).
Deja muchos pendientes. Sin duda. La famosa gendarmería nacional, promesa de campaña que el sistema no acaba de parir, es uno. Se va a los 80 años con el reconocimiento de los más.
*
La salida de Mondragón/Raymundo Riva Palacio
Ejecentral.com, 18/03/2014
Manuel Mondragón duró exactamente seis meses con vida artificial al frente de la Comisión Nacional de Seguridad Pública. Su relevó demoró tanto –las reformas económicas y la desaceleración fueron variables que le ayudaron-, que incluso le dio tiempo para manejar unilateralmente su salida este fin de semana antes de que lo removieran. Al final, golpeado por el ostracismo y la marginación personal dentro del gabinete de seguridad, escribió el guión de su renuncia para que lo firmara el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al definir su labor, en un acto de magnanimidad política, como “eficiente y patriótica”.
La realidad es muy diferente. Desde muy temprano en el gobierno de Enrique Peña Nieto se dieron cuenta que habían cometido una equivocación al nombrarlo. Iba a repetir como secretario de Seguridad Pública en el gobierno del Distrito Federal de Miguel Ángel Mancera, quien supo que había cambiado de opinión por medio de la prensa. Su anterior jefe, Marcelo Ebrard, también se enteró por los periódicos que su secretario había aceptado el ofrecimiento del gobierno entrante. Mondragón corrió a los brazos federales sin avisarles que no contarían con él.
El trabajo de comisionado se lo ofrecieron tras una encuesta nacional que realizó el equipo de transición de la que salió como el mejor evaluado. “Queríamos dar un giro total al combate a la delincuencia y necesitábamos una persona que no viniera del PRI que nos diera la credibilidad”, confió en su momento uno de los principales colaboradores del presidente Peña Nieto. “Pero no lo conocíamos. Si hubiéramos sabido entonces lo que sabemos ahora…”.
Lo veían cansado –a sus casi 80 años se quedaba a veces dormido en reuniones de gabinete-, y como un testarudo con iniciativa que no veía consecuencias. La primera fue llevarse cerca de 100 mandos policiales del Distrito Federal al gobierno federal, con lo que por un lado desmanteló los cuerpos de seguridad de Mancera y por el otro, plantear idílicamente una estrategia metropolitana para el país. Como era de esperarse, no funcionó. “Nos propuso cuadrantes como en el Distrito Federal”, se quejó una vez un gobernador, “sin entender que no teníamos ni los recursos humanos, ni el dinero para movilizarlos. Una vez le dijimos: ‘si te doy policías donde quieres, con quién patrullará el municipio?’.”
El repliegue de las fuerzas federales en el combate al narcotráfico, idea propuesta por el ahora consultor y analista en seguridad Eduardo Guerrero -a quien despidió por las pifias cometidas- fue un desastre. Alegar que la violencia desaparecería al dejar de enfrentar a los cárteles de la droga, desconocía la dinámica de la lucha entre esas organizaciones. Miles de muertos como consecuencia de la guerra entre cárteles durante el actual gobierno demostraron lo fallido del diagnóstico, que tuvo su peor externalidad en la creación de los grupos paramilitares en Michoacán.
Mondragón había empezado mal, pero le perdonaron que desmantelara Plataforma México, la gran base de datos criminal que, argumentaba, no generaba información de inteligencia. El CISEN aprovechó el momento y se quedó con todos los equipos de intercepción de comunicaciones, que permitió, por ejemplo, salvarle la vida al diputado y al senador Ricardo y David Monreal. Otros golpes al crimen organizado con autoría del CISEN, resultaron de la información obtenida de esos equipos. En aquél desmantelamiento, la Marina rescató todas las investigaciones de años contra los jefes de los cárteles de las drogas, que tuvo su último resultado con la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán.
Lo que Mondragón desaprovechó otras instancias del gobierno utilizaron, salvo dos drones –idénticos a los que usó la CIA en la operación donde abatieron a Osama Bin Laden-, que nunca empleó eficazmente. Pese a su oposición abierta a la Gendarmería propuesta del presidente Peña Nieto, lo obligaron a iniciar su capacitación y organización. Y ante los desatinos en la lucha contra los cárteles, el gobierno rectificó la estrategia, con el Ejército y la Marina ocupando un lugar preponderante. Cuando Michoacán estalló, el alto mando militar excluyó a Mondragón de la planeación y las operaciones tácticas. El gobierno se apoyó en la Policía Federal, pero con su jefe, Enrique Galindo, no con Mondragón, que tenía meses congelado. El comisionado de Seguridad Pública, ya no tenía gas para seguir volando en el gobierno, pese a que se ufanaba que su relación, personal, era con el Presidente.
Su salida es la renuncia más anunciada del gabinete. El relevo de Mondragón no será el relanzamiento de la estrategia contra el crimen, que se dio hace meses, sino volver a la realidad la Comisión Nacional de Seguridad Pública, donde su cabeza, en picada y aislado, no generaba ningún activo y se había convertido, desde hace tiempo, en un lastre.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz

El capo que se robó a una reina/Juan Velediaz Publicado en La Silla Rota, 23 de octubre de 2013 Rocío del Carmen Lizárraga tenía 17 años en febrero de 1990, cuando fue coronada Reina del Carnaval de Mazatlán. Aquella había sido una competición muy cerrada, la noche de la votación se impuso por un margen estrecho a Libia Zulema Farriols, una chica que se ganó a la audiencia con su sonrisa y porte, lo que se tradujo en ser coronada como reina de los Juegos Florales, una distinción que se le da por lo regular a la mujer que queda en segundo lugar.
 El reinado del carnaval de Mazatlán es cosa seria. Durante un año, la soberana tiene varias actividades y obligaciones que el protocolo impone, una vez transcurrido este lapso, se le sigue guardando veneración y respeto como monarca que fue. Quizá por eso en aquellos días la sociedad sinaloense no se explicaba cómo pudo ocurrir algo que resultó inusitado en la historia del certamen. Pasadas las primeras semanas del festejo, Rocío del Carmen cumpl…