Ir al contenido principal

¿Qué motivo la renuncia?

 Reacciones....
Ricardo Monreal, aclaró que de acuerdo con la Constitución las “causas graves” expuestas por 
Medina Mora para renunciar deben ser calificadas por el presidente de la República y por el Senado. Solo hasta agotar ese trámite se puede iniciar la designación de quien ocupe la vacante.
“No hay crisis en la Corte, no debe de preocuparse la persona o el ciudadano, la Corte sigue funcionando, sigue interpretando la Constitución (…) es un hecho grave, inusitado, inusual”, añadió Monreal.

En tanto, el Presidente  López Obrador informó que el exministro renunció para atender denuncias en su contra sobre presuntos depósitos de dinero en el extranjero, como lo publicó hace meses el columnista Salvador García Soto en El Universal...(abajo la columna completa y larespuesta de Medina Mora)
Durante su conferencia mañanera en Puebla, el Mandatario dijo desconocer el número de denuncias en su contra.
"¿Qué motivó esta renuncia?-, pregunto y respondió
 Considero que el Ministro quiere atender denuncias presentadas, no sé si una, dos, cuántas denuncias, que se han interpuesto y que están en manos de la FGR", aseguró.
Afirmó que las investigaciones por depósitos de dinero en el extranjero corresponden al MP y su Gobierno ha sido respetuoso en no involucrarse en asuntos judiciales.
"Es un tema, es una denuncia, si existe, que tiene que atender la FGR. No podemos nosotros culpar a nadie y mucho menos hacerlo por anticipado, eso corresponde a las instancias judiciales", comentó.
"Hay que ver cuál es el estado que guardan estas denuncias, si existen, yo recuerdo que hubo una investigación que se inicio a partir de informes sobre manejo de dinero, sobre depósitos de dinero en el extranjero", aseguró.
Además, llamó a no adelantar juicios en las acusaciones y descartó presiones por parte del Gobierno y de Morena para la renuncia.
"No adelantemos juicios, por ejemplo, en este asunto del Ministro, pueden haber todas las investigaciones abiertas, pero va a ser la FGR y luego los jueces los que van a resolver si hay delito o no, si se debe juzgar o no", aseguró.
"Eso es de esperarse, creen que somos iguales, para que se entienda mejor, cree el león que todos son peludos".
Confirmó que ayer se reunió con Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN para hablar sobre el procedimiento que se iniciará con salida de Medina Mora.
"Por su trascendencia se convino en ponernos de acuerdo, platicar sobre el procedimiento que legalmente debe de servirse", dijo.
Es la primera renuncia de la nueva SCJN.., aunque AMLO dijo que hubo dos casos.."hoy me aclaró la Secretaria de Gobernación que ya se dio un caso, creo que en 1993, de un Ministro que renunció porque se abrió una investigación judicial no en contra de él, de manera directa, sino por un hecho criminal, y se dio una renuncia en 1993, entonces es algo que puede pasar en un sistema democrático”, subrayó.
Lo que es un un hecho es que la última fue en 1931 del ministro Alberto Vázquez del Mercado en protesta por lo que consideró un fraude cometido contra el candidato presidencial José Vasconcelos.
Y ahora.....AMLO tendrá un Ministro más...
pero antes, el Pleno del Senado revisará el martes próximo la renuncia del ex Ministro..
Monreal, aseguró que la renuncia será aprobada sin problema alguno, en la lógica de que sólo se necesita la mayoría simple de los presentes en la sesión.
"Hay resistencia en el PAN pero hay mayoría simple, no hay ningún problema para sacarla", dijo en entrevista.
La presidenta del Senado, Mónica Fernández, someterá al Pleno la dimisión y los parlamentarios votarán enseguida. La legisladora tabasqueña recibió anoche mismo la notificación de la Secretaría de Gobernación. (el cartón de Calderón en Reforma, es durísimo).
#
Retrospectiva...Mañanera del 
6 de junio de 2019
El Gobierno de AMLO anunció que las alertas del Gobierno de EU por transferencias millonarias del Ministro Eduardo Medina Mora a ese país y al Reino Unido serán denunciadas ante la FGR.
Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 6 de junio de 2019.
PREGUNTA: (Inaudible) todavía no se presentan las pruebas y ya, de alguna manera, se está prejuzgando. En algún momento, presidente, usted dijo con respecto a que la información así, si no mancha, de alguna manera tizna
PRESIDENTE: Pero si hay pruebas y no se afecta el proceso judicial, el debido proceso, pues ni modo que no hablemos de estos temas.
-(Inaudible) nada más una acusación al ahí se va, EU está denunciando a Medina Mora.
¿Qué opinión tiene usted respecto a que Estados Unidos es el que le está dando seguimiento al caso?
PRESIDENTE: Bueno, pues si hay esa denuncia seguramente va a llegar para que se presente, en este caso, a Fiscalía General o al Consejo de la Judicatura. (Sic, el CJF nada nada que ver con los ministros)
-¿Por parte del gobierno mexicano no hay datos de presunción en contra de Medina Mora?
Presidente: -Hay información del gobierno de Estados Unidos.
(...) Es una información que tiene la oficina de Inteligencia Financiera, solicitada y aportada por el gobierno de Estados Unidos.
En aquella conferencia de prensa, López Obrador dijo que la instrucción a Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, es que toda la información y pruebas que lleguen sobre lavado de dinero o enriquecimiento ilícito se canalicen a la Fiscalía.
El Mandatario confirmó, sin precisar fechas, que el Gobierno de EU alertó a Hacienda sobre al menos 32 transferencias millonarias de Medina Mora a Reino Unido y EU..
Explicó que Medina Mora no será citado a declarar hasta en tanto se presente la denuncia.
"Si estados Unidos da seguimiento al caso... seguramente va a llegar (la información) para que se presente ante la Fiscalía General o al Consejo de la Judicatura y hasta entonces comparecería, mientras tanto, no”...
Posicionamiento de Monreal...
Solicitó información a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y a la FGR sobre las indagatorias que realizan autoridades de EU a las finanzas del Ministro Medina Mora.
El coordinador de Morena en la Cámara alta explicó que, en caso de que la UIF decida interponer una denuncia sobre el caso, el Senado deberá esperar a que se inicie una carpeta de investigación y que se aporten las pruebas suficientes para proceder, en su caso, a una acción contra el ministro.
Monreal comentó que, para ello, existe tanto el juicio de procedencia, para eliminar el fuero del ministro, como el proceso de juicio político.
La columna 
SERPIENTES Y ESCALERAS /SALVADOR GARCÍA SOTO / 
EL UNIVERSAL, 6 de junio de 2019
Las transferencias millonarias del ministro Medina Mora
Un reporte de "actividad sospechosa", de la National Crime Agency del gobierno del Reino Unido, detectó transferencias millonarias hechas desde México a cuentas del ministro de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina Mora, en el HSBC UK BANK de Londres por un total de 2 millones 382 mil 526 libras esterlinas, que le fueron depositadas en los últimos dos años. Derivado de ese reporte, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, documentó que entre 2016 y 2018, el ministro mexicano también recibió en sus cuentas de HSBC USA, 2 millones 130 mil dólares en los mismos años.
Las transferencias, tanto a Gran Bretaña como a Estados Unidos, que en total suman casi 102 millones de pesos, superan con mucho los ingresos que como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación obtuvo Eduardo Medina Mora, desde su designación por el Senado mexicano en 2015. Todos los depósitos electrónicos se hicieron desde el Banco HSBC, México y, de acuerdo con documentos en poder de esta columna, salieron de varias cuentas vinculadas a Medina Mora, la principal la 4039213186, aunque también se mencionan en los reportes británicos y estadunidenses los números de cuenta 5005703, 80104303, 5221740002109604, 40768887 y 05011706322.
El criterio por el que las autoridades del Reino Unido observaron y reportaron como 'sospechosos' los movimientos y transferencias en la cuenta del funcionario mexicano, fue por considerarlo una persona "políticamente expuesta", y los reportes británicos, junto con los del Tesoro estadunidense, dieron pie también a una investigación del gobierno de México que, a través de la Secretaría de Hacienda, detectó una empresa llamada Compusoluciones y Asociados, S.A. de C.V, en la que el ministro Medina Mora aparece como beneficiario del "Pago de Dividendo", con un depósito en sus cuentas de 10 millones 643 mil 600 pesos, a pesar de que en sus declaraciones patrimoniales de los últimos años no aparece reportada su pertenencia accionaria a esa empresa.
"De abril de 2012 a diciembre de 2018, envía transferencias interbancarias por 29 millones 37 mil pesos, de las cuales destacan las realizadas a David Coronado Valdez, por 8 millones 60 mil 434 pesos, por concepto de 'compra venta acciones Laura Pérez V' y 'Pago Eduardo Medina Mora'; asimismo envía a Maria Luisa Icaza y Conrey, 3 millones 798 mil pesos por conceptos de 'Donación' y 'compra de acciones Camila', además de María Cecilia León Pasquel por 2 millones 96 mil pesos, por conceptos de 'compra de acciones Compusoluciones' y 'pago préstamo'. Sin embargo, en sus declaraciones no declara ingresos por dividendos de la empresa Compusoluciones, SA de CV, asimismo no se justifica la adquisición de acciones para su cónyuge y su hija", dice el documento oficial, que también lo menciona como accionista de dos empresas: Promotora Agroindustrial y Florícola, SA de CV y Polímeros Aztlán, SA de CV.
Eduardo Medina Mora, designado en 2015 como ministro de la Suprema Corte, a propuesta del presidente Enrique Peña Nieto, ha sido director del Cisen, en el año 2000, secretario de Seguridad Pública en 2005, procurador general de la República en 2006, embajador de México ante el Reino Unido en 2009 y embajador de México en Estados Unidos en 2013.
Sobre las transferencias de recursos a cuentas de Gran Bretaña y EU, ninguna de ellas coincide con el tiempo en que estuvo como embajador en esos dos países, y más bien corresponden a sus tres últimos años como ministro de la Corte. A Inglaterra, por ejemplo, envió del 28 de marzo de 2016 al 28 de abril de 2018 903 mil pesos y 2.3 millones de libras esterlinas, cuando fue embajador en 2009. Mientras que a Estados Unidos transfirió del 11 de abril de 2016 al 28 de abril de 2018, 2.1 millones de pesos y 2.1 millones de dólares, y fue embajador en 2013. Y en el caso de Estados Unidos, llama la atención que no sólo mandaba dinero de México a aquel país, vía el HSBC BANK USA, sino que también de junio de 2017 a marzo de 2018, transfirió desde el banco estadunidense a sus cuentas de HSBC México 4.3 millones de dólares, en una especia de "vuelta al dinero" para evitar ser rastreado.
No se sabe el motivo o la finalidad de tales transferencias millonarias y en ninguno de los tres países que han documentado estos movimientos de dinero han encontrado justificación. Pero las cantidades de dinero que el funcionario mexicano movió en esos tres bancos, todas ellas documentadas con fechas, números de operación y montos, además de los bancos de destino, superan con creces el monto de lo que en ese mismo lapso cobró como ministro de la SCJN e incluso de sus anteriores cargos. ¿Tendrá el ministro Eduardo Medina Mora una explicación para esto? o ¿será que lo que hay de por medio son pagos y recursos a cambio de sentencias emitidas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación?
#
Responde
Eduardo Medina Mora..
En la carta dirigida al periódico, el ministro dice que la empresa Compusoluciones y asociados SA de CV es una empresa familiar en la que su difunta esposa era accionista y como tal recibió dividendos y realizó transmisión de acciones, “ cuestiones que fueron debidamente documentadas y reportadas a las autoridades fiscales” e incluidas en sus declaraciones como contribuyente.
Todo mi patrimonio y sus variaciones, así como el de mis dependientes económicos -mi esposa e hijos-, han sido incluidos puntualmente en mis declaraciones patrimoniales desde que soy servidor público (de finales del año 2000 a la fecha)”, añadió el ministro.
Medina Mora sostiene que “la nota del señor García Soto recoge hechos y datos falsos y tergiversa y descontextualiza otras informaciones”. Y reprocha: “No hubo por parte del periodista o del medio de comunicación ningún intento de contactarme previamente como corresponde a las mejores prácticas periodísticas
#
Las columnas políticas hoy, viernes 4 de octubre de 2019..
Templo Mayor/ Reforma..
UNA COSA es segura: Eduardo Medina Mora no renunció por gusto como ministro de la Suprema Corte. No cuando siempre buscó serlo, no cuando le costó tanto trabajo llegar, no cuando le quedaban más de 10 años en el cargo, no en estos tiempos en que el Poder Ejecutivo ya controla al Legislativo y va también por el Judicial.
MÁS ALLÁ de lo que diga la carta que le envió al Presidente, para nadie es secreto que su intempestiva dimisión se da luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera dio a conocer que investigaba millonarios depósitos en cuentas del ministro en el extranjero.
AHORA la Suprema Corte tendrá cuatro de 11 ministros nominados por Andrés Manuel López Obrador y, por lo mismo, se puede intuir que serán incondicionales de su gobierno. A ellos se suma el propio ministro presidente que es muy cercano al mandatario.
OBVIAMENTE, el golpe de la salida de Medina Mora le pega muy de cerca a quien, contra viento y marea, lo hizo ministro: Enrique Peña Nieto. Pero estuvo buena la boda de la hija de Juan Collado, ¿no?.
POR CIERTO, que el más triste con la renuncia de Medina Mora debe haber sido el gobernador Jaime Rodríguez. Y es que lo último que hizo el ministro antes de dimitir fue salvarle el pellejo político a "El Bronco".
EN SU resolución final como integrante de la Corte, el ministro extrañamente ordenó al Congreso de Nuevo León abstenerse de sancionar al mandatario, pese a que existe una instrucción al respecto del Tribunal Electoral por haber cometido delitos electorales cuando fue candidato independiente a la Presidencia.
DADO QUE la salida del ministro se da envuelta en un halo de harto sospechosismo, hay quienes creen que Rodríguez debería preocuparse en serio si alguien vuelve a denunciarlo y no está Medina Mora para protegerlo.
#
BAJO RESERVA /El Universal...
La caída del ministro Medina Mora
Eduardo Medina Mora transitó en la cúspide del poder político del país a lo largo de casi 20 años. Nos recuerdan que lo hizo en puntos clave, donde tuvo acceso a información privilegiada, datos de Estado y también información muy íntima de actores políticos y sociales del país.
En el 2000, con Vicente Fox, fue director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, el Cisen. En el 2006, con Felipe Calderón, Procurador General de la República y embajador ante el Reino Unido. Pero tras recibir en Londres a Enrique Peña Nieto en octubre de 2012, durante el período de transición, el mexiquense lo designó titular de la representación más importante de México en el exterior: la embajada en Washington.
La renuncia de Medina Mora se da tras conocerse que la National Crime Agency del Reino Unido y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos le pusieron lupa a sus actividades financieras, de las que dio cuenta El Universal.
¿El espía y sus secretos fueron espiados por británicos y estadounidenses?.
#
TRASCENDIÓ/Milenio Diario..
QUE será hasta la próxima semana cuando el Senado, que preside Mónica Fernández, discuta en comisiones la minuta enviada por la Cámara de Diputados sobre el controvertido tema de las condonaciones fiscales.
Este jueves tenía previsto discutirlo la Comisión de Puntos Constitucionales, pero de última hora se decidió posponerlo porque se prolongó la comparecencia del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, y hubo reunión para el asunto de revocación de mandato.
#
FRENTES POLÍTICOS/Excélsior...
4. Adiós exprés. En un par de horas trascendió que Eduardo Medina Mora renunciaba como ministro a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que el ministro presidente Arturo Zaldívar expresó estará atento a las determinaciones que tomen el titular del Poder Ejecutivo y, en su momento, el Senado, y que incluso ya le buscaban sustituto.
La revelación de supuestos depósitos de dinero en sus cuentas bancarias, de los que de inmediato se deslindó, precipitaron esta dimisión. Ahora, por mandato constitucional, el Senado deberá aprobar la renuncia del ministro, tras la aceptación del Presidente de la República, para después iniciar el proceso de nombramiento de un sustituto.
@#
TIRADITOS/ContraRéplica...
SE DEBEN CONOCER LOS MOTIVOS
•Vaya que la abrupta renuncia del ministro de la SCJN, Eduardo Medina Mora sacudió ayer a la clase política y hasta a la judicial pues ese hecho es inédito en la era moderna del país y por eso, prácticamente todas las voces exigieron que se hagan públicos los motivos por los que deja el máximo tribunal ya que, la Constitución sólo lo prevé por causas graves. Así es que, independientemente de las acusaciones mediáticas sobre enriquecimiento ilícito, el Senado debe calificar si existe ese supuesto y ponerlo a votación del pleno.
#
CONFIDENCIAL/El Financiero..
¿Nuevos equilibrios en la Corte?
La renuncia del ministro Eduardo Medina Mora a la Corte cimbró al Senado, ya que a este órgano legislativo le corresponde ratificar al sustituto luego de que el Ejecutivo proponga una terna. Curiosamente, en los pasillos de la Cámara alta se ha dejado ver Loretta Ortiz Ahlf, quien ha sido postulada en dos ocasiones anteriores, en cuyos procesos fueron electos Juan Luis González Alcántara Carrancá y Yasmín Esquivel Mossa, ambos propuestos por el presidente López Obrador. Con este nuevo proceso de elección el mandatario habrá escogido a tres ministros, más los que ya son afines a él. Todo suma en esto de los equilibrios al interior de la Corte.
Bejarano y su “razón histórica”
#
@#
SACAPUNTAS/El Heraldo de México..
La silla maldita
Nos hacen ver que el lugar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación al que renunció el ministro Eduardo Medina Mora antes fue de Sergio Valls, quien murió sin terminar su periodo. Y previo a éste, la silla fue ocupada por Román Palacios, quien también falleció durante su gestión como ministro.
Se fue dejando un regalo
Por cierto, antes de renunciar a la Corte, el ministro Medina regaló tiempo al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez. Admitió a trámite la controversia constitucional que presentó el mandatario para no ser sancionado por desviar recursos para su campaña política a la Presidencia. Y como ya se fue el ministro, el obsequio puede ser de meses.
#
¿Por qué renunció el ministro Medina Mora? /Salvador García Soto
Serpientes y Escaleras
El Universal
Eduardo Medina Mora, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, presentó su renuncia al cargo para el cual todavía le quedaban 11 años más del periodo de 15 años para el que fue electo por el Senado en 2015. El escrito de renuncia del ministro, de acuerdo al artículo 99 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, tendrá que ser aceptado por el Presidente de la República (como fue)  y luego enviado al Senado para su aprobación.
La carta de renuncia de Medina Mora, que fue presentada al ministro presidente Arturo Zaldívar, representa un hecho inédito en la etapa contemporánea de la Suprema Corte y, aunque no aduce razones específicas para explicar su decisión, han transcendido dos razones de fondo en esta renuncia: a) un tema médico familiar, luego de la muerte de su esposa hace unos meses; y b) Otra son las investigaciones que autoridades nacionales y extranjeras han hecho en cuanto a sus recursos financieros y a transferencias millonarias realizadas en bancos de varios países, de los cuales en esta columna le dimos cuenta el 5 de junio pasado.
Sobre las investigaciones en su contra por presuntos actos de corrupción, a pesar de su supuesta buena relación con las autoridades británicas y estadounidenses, luego de que el ministro fuera embajador de México en ambos países, fuentes de la Fiscalía General de la República y de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda confirman que los dos gobiernos han seguido enviando información financiera sobre las cuentas del funcionario judicial a las autoridades mexicanas.
Las fuentes consultadas, que pidieron el anonimato, aseguran que la estrecha relación para combatir la corrupción que existe entre la FGR, la UIF y el Consejo de la Judicatura Federal y los órganos de inteligencia extranjera, ha permitido documentar y fortalecer el expediente judicial sobre los manejos financieros del ministro. Pero tampoco ayudó mucho a Medina Mora haber operado a favor de su amigo y socio el publicista y exvicepresidente de Televisa, Alejandro Quintero, quien desde 2006 y hasta la pasada elección presidencial de 2018, se le ubica como el operador de las “campañas negras” enderezadas en contra del actual presidente Andrés Manuel López Obrador.
Una vez que la UIF congeló las cuentas de Alejandro Quintero, el aún ministro operó ante jueces federales para que ordenaran el desbloqueo de algunas de las cuentas de su amigo. También ayudan con ese tema a Quintero el ex director del Cisen en el pasado, Alberto Bazbaz, y el ex consejero electoral del IFE, Arturo Sánchez Gutiérrez. Para desbloquear sus cuentas, de las que había incluso pedimentos del FBI y de la DEA, el equipo de Quintero-Medina exhibieron en el juzgado los nombres de los agentes encubiertos norteamericanos involucrados en la investigación, algo que nunca les perdonaron en las respectivas agencias de los Estados Unidos.
Por eso fue que empezó a llegar a México y al gobierno federal la información de las cuentas bancarias de EU y la Gran Bretaña, de las que el funcionario judicial nunca pudo dar explicaciones claras ni convincentes.
El problema es que a las autoridades financieras también les llegó información de las empresas que le transferían recursos a sus cuentas, ubicadas en paraísos fiscales de Centroamérica. Y la suma de los montos de esas transferencias de esas empresas, nunca cuadraron con los recursos reportados en sus declaraciones patrimoniales.
El ministro también dejó de ser cuidadoso en sus operaciones desde la Corte y la presunción de varios “negocios” no sólo detonaron investigaciones internas, sino que lo confrontaron y enemistaron con otros ministros. Un ejemplo de esto fue haber subido un engrose de la Segunda Sala de la SCJN para descongelar cuentas bancarias, antes de que fuera firmado y saltándose varias tesis previas en el Seminario Judicial. Esta publicación irregular, que hizo el 31 de mayo, permitió que en el par de días que estuvo vigente la disposición, su cercano amigo, el abogado Juan Collado, pudiera casualmente mover 10 millones de euros de sus cuentas. Un mes después de aquella operación que le facilitara el ministro Medina Mora, Collado sería arrestado por la Fiscalía General de la República y encarcelado por acusaciones de lavado de dinero en la Caja Libertad.
Así fue como la polémica historia del exdirector del Cisen, exsecretario de Seguridad Pública y exprocurador General de la República, quedó expuesta junto con sus cuentas, empresas y transferencias financieras catalogadas como “sospechosas” por otros gobiernos. El ministro prefirió hacer negocios que procurar justicia, lo que en otras circunstancias hubiera sido muy loable, pero no desde la posición que ocupaba en el Tribunal más alto del país. Su situación se volvió insostenible, cuando los órganos de inteligencia extranjeros, sus antiguos aliados, decidieron enviar información al gobierno de México al sentirse traicionados por él.
Por todo ello, y para evitar un desgaste familiar, un desgaste a la Corte e incluso arriesgarse a ir a prisión, es que el ministro Medina Mora habría preferido dejar su cargo 10 años antes de terminar su periodo; aunque también la parte médica sea en parte cierta, porque según cercanos al funcionario, sus visitas al médico se volvieron recurrentes en los últimos meses, debido al estrés que padece.
Al final, parece que también el error de haber acudido como invitado a la boda de la hija del abogado Juan Collado fue la gota que derramó el vaso para Medina Mora y para muchos otros de los invitados a aquel polémico evento. Sobre todo porque justo en esta etapa el Consejo de la Judicatura Federal ha iniciado una limpia de jueces y magistrados para acabar con el “pase automático” que permitía ejercer el cargo de manera vitalicia, sin mérito y sin aprobación alguna de manera indefinida.
Todavía la semana pasada el ministro Eduardo Medina Mora festejaba el haber aprobado un criterio en la Corte, que le daba de manera permanente fuero a los jueces de Jalisco. Quizá creyó que con ese precedente, él también tendría fuero de por vida. Pero hoy que deja la Corte, está claro que festejó antes de tiempo.
@#
Víctimas, jueces, corrupción y la renuncia de Medina Mora | Irene Tello Arista
El Universal...
Ayer nos enteramos de la renuncia del ministro de la Suprema Corte de Justicia Eduardo Medina Mora. Aunque al momento de escribir esta columna se desconocían las causas puntuales de la misma, se había hecho pública una posible investigación en su contra por transferencias millonarias que había recibido y que no coincidían con la información de su declaración patrimonial. Esta renuncia llega en medio de una altísima percepción de corrupción por parte de la ciudadanía hacia todos los operadores del sistema de justicia, en particular los jueces. En la Envipe 2019 una mayor proporción de la población (68.4%) clasificaba a los jueces como corruptos superando a policías municipales (67.9%) y a ministerios públicos (65.5%). Esta desconfianza hacia las instituciones del sistema de justicia puede tener a su base las altísimas cifras de impunidad en el país y en particular de corrupción.
En el caso de Javier Duarte, fue la irregular actuación de los ministerios públicos de la entonces PGR la que tuvo como consecuencia que se reclasificara el delito por el que originalmente se le había acusado (delincuencia organizada) a uno de asociación delictuosa que conllevaba una pena menor. Fueron las carencias en la investigación de los ministerios públicos de la PGR las que ocasionaron que se llegara a un procedimiento abreviado con el que se redujo aún más la pena de Duarte para este delito. Un juez determinó la sentencia de tan solo 9 años y la ridícula multa de 58 mil pesos, pero la dictó con base en la investigación que armó la Procuraduría General de la República. Y qué fue lo que ocasionó estas irregularidades en la labor de los funcionarios asignados al caso: ¿la impericia o una orden por no investigar ni litigar bien? Sea la razón que fuere, si los policías, ministerios públicos o jueces hacen mal su trabajo o interfieren con la justicia, deben ser investigados y sancionados por ello. No puede haber pactos de impunidad para los funcionarios envueltos en casos de corrupción sea del nivel que fueren.
En el caso de Javier Duarte habría impunidad para estos funcionarios si no fuera por la denuncia que la asociación civil TOJIL presentó hace un año ante la visitaduría de la PGR, en la que acusaba de actos de corrupción a algunos de sus servidores públicos por la forma en que llevaron el caso. Además de meter esta denuncia, la asociación pidió que se les reconociera su carácter de víctima para poder acceder a la carpeta y coadyuvar en la investigación en contra de los funcionarios que resulten responsables de la pésima investigación armada. Un juez negó la solicitud a la asociación, pero otro les concedió un amparo que reconoce su carácter de víctima. La ahora FGR no ha reconocido tal carácter y ha metido una serie de recursos de revisión. Todo para evitar sancionar y responsabilizar a los funcionarios públicos que con sus irregularidades y corruptelas perpetúan el ciclo de impunidad en el que vivimos.
La corrupción no sólo propicia violaciones de derechos humanos sino que además infiltra y socava nuestras instituciones de seguridad y justicia que acaban operando bajo los designios del mejor postor y de redes de macrocriminalidad. La única manera de acabar con la impunidad es sancionando a los operadores del sistema que, con su mal desempeño, acaban investigando de forma inadecuada los delitos relacionados con la corrupción que tanto nos afecta. Hay operadores en el sistema de justicia ineficientes y otros corruptos, en esta bolsa entran policías, ministerios públicos y también jueces. La falta de confianza en las instituciones de justicia nos afecta a todos al desincentivar la denuncia. La manera de empezar a reducir esta desconfianza es sancionando a los funcionarios que con su mal trabajo, producto de la corrupción o de la ineficiencia, ocasionan que los delitos terminen en impunidad.
Ante el revuelo ocasionado por la renuncia del Ministro Medina Mora, los ministros de la primera sala de la SCJN tienen una oportunidad histórica de atraer el caso de revisión del amparo concedido a TOJIL (solicitud de facultad de atracción 559/2019) en el que se reconoce su carácter de víctima en la denuncia que interpusieron. Este reconocimiento creará un precedente jurídico y mostrará la capacidad que tienen los jueces y las organizaciones civiles para aportar en el combate a la corrupción.
Directora Ejecutiva de Impunidad Cero
@#
La renuncia de Medina Mora y la maldición de la boda de Collado/Raúl Rodríguez Cortés..
Gran Angular
El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó anoche a través de su vocero Jesús Ramírez Cuevas que aceptó la renuncia a la Corte presentada en la tarde por el ministro Eduardo Medina Mora y que de inmediato la turnó al Senado para su análisis y eventual aprobación conforme a lo establecido por la Constitución.
Un ministro de la Corte solamente puede renunciar por causas graves que la Carta Magna no precisa. Las aducidas por Medina Mora no se han hecho públicas, pero seguramente son graves si ya las aceptó el jefe del Ejecutivo. El Senado, para resolver, deberá conocerlas. Mientras tanto cabe la pregunta ¿qué causa tan grave lleva al integrante de un Poder de la Unión a abdicar a los once años que todavía tenía por delante en el encargo?
Algunas fuentes cercanas al ministro dejan saber muy en corto que se trata de un problema de salud personal o familiar, pero el fondo de todo parece estar en la denuncia hecha pública por EL UNIVERSAL, en la columna Serpientes y Escaleras, de mi compañero Salvador García Soto, según la cual y con base en información enviada por agencias estadounidenses a la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda y la Fiscalía General de la República, Medina Mora recibió en sus cuentas transferencias de dinero que no corresponden al nivel de ingresos que ha reportado en sus declaraciones patrimoniales.
Pero la información recibida por las autoridades mexicanas no topó ahí. Y es que Medina Mora habría maniobrado como ministro para descongelar cuentas de su amigo y socio Alejandro Quintero, exvicepresidente de Televisa a quien se ha señalado como operador en 2006, 2012 y 2018 de campañas negras contra AMLO. Dichas maniobras alcanzaron, incluso, para que su también amigo, el abogado Juan Collado, hoy encarcelado, pudiera mover de sus cuentas hasta diez millones de euros.
Así las cosas, se ha abierto un capítulo más de esta historia que bien podría llamarse “La maldición de la boda de Collado” (a la que entre muchos otros estuvieron invitados el propio Medina Mora y los expresidentes Peña Nieto y Salinas de Gortari), y que ahora involucra a un hombre que ha sido director del Cisen, secretario de Seguridad Pública, Procurador General de la República y embajador de México ante el Reino Unido y Estados Unidos.
Aunque el asunto no implica una crisis en la Corte, sí se trata de un hecho grave respecto al cual solo hay un precedente: la renuncia en 1931 del ministro Alberto Vázquez del Mercado en protesta por lo que consideró un fraude cometido contra el candidato presidencial José Vasconcelos.
De proceder la renuncia de Medina Mora, el Senado se encargará de nombrar a un nuevo ministro que, por mayoría calificada, deberá ser escogido de una terna enviada por el presidente de la República.
Esta decisión, por supuesto, afectará el equilibrio de fuerzas al interior del máximo tribunal. Recuérdese que el gobierno de la 4T ya ha procesado dos nombramientos de ministros: los de Juan Luis González Alcántara Carrancá y Yasmín Esquivel Mossa. Tiene, además, un buen entendimiento con el ministro presidente Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. El sustituto de Medina Mora sería cercano a ese grupo que ya contaría con cuatro de los once asientos. Uno más quedará vacante en 2021 cuando concluya el periodo del ministro José Fernando Franco González Salas.
Instantáneas:
@#
Medina Mora, investigado, saca la bandera blanca /Carlos Loret de Mola..
Historias de Reportero/
El Universa
Medina Mora y AMLO mantienen agravios de cuando el primero trabajaba para el gobierno de Vicente Fox y el segundo lo culpó de formar parte del complot electoral de 2006
Desde hace cuando menos un mes, el ministro Eduardo Medina Mora supo que un viejo adversario suyo lo estaba investigando.
Santiago Nieto, al frente de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, había indagado en las cuentas y empresas familiares, y había detectado presuntas irregularidades en transferencias financieras.
Desde hace varias semanas, según fuentes con conocimiento del asunto que me han pedido el anonimato, el ministro Medina Mora informó a algunos de sus colegas el problema en el que estaba metido, y que estaba evaluando renunciar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Uu plan era dejar el cargo para tratar de evitar un proceso legal y dejar su lugar para que el presidente López Obrador propusiera a un ministro que le fuera cercano y leal.
Medina Mora acudió a la oficina del ministro presidente Arturo Zaldívar y presentó su renuncia. La noticia tomó por sorpresa a muchos, incluso a las esposas de los demás ministros, que estaban congregadas en la casa del presidente de la Corte, con su esposa Mariana como anfitriona.
Medina Mora acusó venganza en la persecución del gobierno del presidente López Obrador. El gobierno argumentará que sencillamente perseguía delitos. Se podrá deducir un golpe al contrapeso de un Poder autónomo.
Habrá quien argumente que el combate a la corrupción va en serio.
Medina Mora no era un personaje popular. Fue duramente cuestionado por sus antecedentes al momento de ser postulado por el expresidente Enrique Peña Nieto al máximo tribunal del país.
Eduardo Medina Mora y López Obrador tienen una larga lista de agravios que datan de cuando el primero trabajaba para el gobierno de Vicente Fox y el segundo lo culpó de formar parte del complot para sacarlo de la boleta electoral en el 2006 a través del famoso proceso de desafuero.
Medina Mora estuvo al frente del Cisen, de Seguridad Pública, de la PGR, de la embajada mexicana en Estados Unidos, en administraciones adversas a López Obrador. Llegó a ministro de la Corte impulsado por Peña y, tras una operación política de alto nivel impulsada por el lopezobradorismo, que implicó jugar rudo, Medina Mora dio su brazo a torcer y votó a favor del ministro Arturo Zaldívar para que se convirtiera en presidente de la SCJN.
Ya como presidente electo, cuando López Obrador visitó a los ministros en su edificio sede, Medina Mora pidió ser quien lo recibiera y lo acompañara en un recorrido hasta el salón de la reunión, mostrándole los tesoros artísticos del lugar. Cuentan quienes los vieron juntos que no parecían ser esos adversarios acérrimos que todo mundo sabía que eran.
El teatro de la política, que ayer vio caer el telón en una de sus más sofisticadas obras.
#
¿Qué pasará en México tras la renuncia del ministro Medina Mora?/
By Javier Martín Reyes and Jesús Garza Onofre; el primero es profesor asociado de la División de Estudios Jurídicos del CIDE, y Garza Onofre es investigador del departamento de filosofía del Derecho de la Universidad de Alicante, España.
The Washington Post, October 4 at 10:40 AM;
Eduardo Medina Mora renunció a su cargo como ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Se trata no sólo de la primera renuncia de este tipo en 25 años en México, sino también de la dimisión de un político poderoso que abre la puerta a una reconfiguración del tribunal constitucional mexicano.
La renuncia se da en un contexto de confrontación entre el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y el poder judicial. A lo largo de su carrera, el mandatario ha mostrado poca estima por las cortes y los jueces. Como candidato, AMLO preguntó a sus simpatizantes en un mitin de campaña: “¿Saben de algo que hayan hecho los de la Suprema Corte en beneficio de México? ¿Se han enterado de algo que hayan resuelto a favor del pueblo?”. Su respuesta fue categórica: “Nada”.
Después de su triunfo en 2018, las críticas no han parado. La lista de cuestionamientos es larga y va desde la negativa de los ministros de la SCJN de reducir su salario, hasta las resoluciones judiciales que han suspendido algunas de de las obras emblemáticas de la nueva administración. Y Medina Mora ha estado en el ojo del huracán.
Hace meses, en distintos medios de comunicación se acusó a Medina Mora de haber realizado transferencias “sospechosas” por más de 100 millones de pesos mexicanos. Él negó las acusaciones en una extensa carta aclaratoria que finalizaba: “Seguiré cumpliendo con mis funciones constitucionales como Ministro”.
La historia cambió drásticamente con la publicación de otra carta. En un escueto escrito dirigido al presidente, Medina Mora renunció a su cargo como ministro: “Ruego a usted acepte esta renuncia y acorde a lo previsto en la Constitución la someta a consideración del Senado de la República”.
El ruego de Medina Mora tiene cierto fundamento en la Constitución mexicana. El artículo 98 establece que las renuncias de los ministros serán sometidas al presidente y, si él las acepta, serán enviadas al Senado para su aprobación. Pero el mismo artículo señala que las dimisiones “solamente procederán por causas graves”.
Son muchas las interrogantes que se abren ante este escenario inédito. ¿Qué se debe entender por “causa grave”? 
¿Es necesario que Medina Mora haga públicas las razones de su renuncia para justificar la gravedad? ¿Puede el presidente aceptar y el Senado aprobar una renuncia que nada dice sobre sus causas?
No faltará quién diga que este es un procedimiento en el cual el presidente y el Senado cuentan con absoluta libertad para decidir si aceptan o no la renuncia. Pero la Constitución exige que esta se acepte y apruebe exclusivamente por causas graves.
Si además consideramos que se está frente a un procedimiento de la mayor relevancia, en el que intervienen poderes públicos, existe una obligación constitucional de justificar los motivos de la renuncia en aras de la transparencia, las buenas prácticas gubernamentales y la rendición de cuentas.
La carta de Medina Mora no justifica alguna causa grave. A pesar de ello, se informó que AMLO aceptó la renuncia. El balón está ya en la cancha del Senado. Si los legisladores se toman en serio su papel, no sería descabellado que citaran a comparecer al aún ministro para exigir las razones de su decisión. Pero lo cierto es que, por la naturaleza del procedimiento, lo más probable es que la política le gane al Derecho y la renuncia sea aprobada.
Si se acepta la renuncia, se abrirá el proceso para una nueva designación en la SCJN. De acuerdo con el artículo 96 constitucional, el presidente deberá presentar una terna de candidatos, quienes deberán comparecer ante el Senado. La designación de ministros requiere del voto de una mayoría calificada (dos tercios del Senado), pero la propia Constitución permite que el titular del Ejecutivo elija a su candidato favorito si la designación no se produce en 30 días o si se rechazan dos veces las ternas presidenciales. Se trata de un procedimiento donde el presidente lleva todas las de ganar.
A los problemas de diseño institucional de la elección, se suma la experiencia de los dos procesos previos realizados durante esta administración. Las designaciones de Juan Luis González Alcántara y Yasmín Esquivel dejaron un mal sabor de boca: AMLO envió “ternas de uno”, con un candidato fuerte y otros dos poco presentables, y el Senado hizo las designaciones tras escrutinios ínfimos. La independencia judicial fue sacrificada en pos de la obediencia política.
Poco ganan las democracias cuando los tribunales constitucionales se llenan de jueces afines a los proyectos políticos del Ejecutivo. Si se acepta la renuncia de Medina Mora, AMLO estará en posibilidad de proponer al menos a cuatro (y posiblemente a seis) de los 11 ministros que integran la SCJN. Se trata de un número nada despreciable si consideramos que las votaciones más importantes exigen una mayoría de ocho votos. Cuatro es, precisamente, el número que permitiría que López Obrador y su partido Morena neutralizara las decisiones de la judicatura. El Senado decidirá si permite que la política le gane al Derecho.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alfredo Jalife en la mañanera de hoy

Conferencia de prensa del presidente López Obrador, del 24 de abril de 2019 Versión estenográfica ...
-Buenos días, presidente. Soy Saúl Soltero, del canal de redes sociales El Nopal Times. “....En relación al maestro Alfredo Jalife, que muchas personas pugnan o solicitan que sea incorporado en su gobierno por ser un excelente analista, un geoestratega que tiene muchas ideas de cómo podría México transitar a ser un país exitoso. ¿Qué opina usted de esa petición de que sea tomado en cuenta dentro de su gobierno para ocupar algún cargo? PRESIDENTE :  Acerca de lo de Jalife. Es una muy buena persona. No creo yo que quiera ocupar un cargo, es un analista, un investigador; pero en el caso que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional analista, lo tomaríamos en cuenta. No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate, yo lo considero sano; a veces se pasan, pero es sano eso. Ya cuando no se debate es que hay que avisarles que ya se apagó la luz…

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…