Ir al contenido principal

La encuesta de Morena y el futuro de Monreal en columnas, hoy


Rechaza Morena abrir encuesta...
La dirigencia nacional de Morena - Yeidckol Polevnsky,-, informó que, para proteger a los 4 aspirantes, no darán a conocer a detalle los resultados de la encuesta para elegir al "coordinador" del partido en la Ciudad de México.
Aseguró que el ejercicio demoscópico, que fue realizado por el propio partido, se hizo de manera profesional y científica, y afirmó que cada uno de los cuatro candidatos tuvo acceso a la encuesta.
Yeidcol negó que, con tal de favorecer a Sheinbaum, haya habido un "dedazo" o "manoseo" en la encuesta. Afirmó que, por el contrario, el departamento de encuestas de Morena es profesional y ajeno a cualquier militante o dirigente del partido.
Mmm. Muy recomendable el artículo de Silva Herzog, hoy.
Queda en el colectivo que Morena hizo fraude, lástima de partido..!
Por cierto, recomiendo la columna de Ricardo  Alemán en Milenio..., Monreal puede irse en alianza con Mancera, coincido...
#
Las columnas políticas, hoy 28 de agosto de 2017
Visos de fractura en Morena
En los pasillos “morenos” de San Lázaro se comenta que hay, por lo menos, ya dos diputados federales a quienes no les gustó nada la forma en que se “sacó de la jugada” a Ricardo Monreal, porque –según nos aseguran– consideran que “no se merecía ese trato”. Mariana Trejo Flores y Alfredo Basurto Román, ambos zacatecanos, son cercanos al jefe delegacional de Cuauhtémoc. Aunque otros advierten que hay por lo menos una decena más de “morenos” capitalinos que “no conectan con la Sheinbaum”.
#
Lenguas Viperinas/ La Silla Rota
HÉCTOR BAUTISTA,
líder de la corriente perredista ADN, está apostando a la fractura en Morena luego de la encuesta para elegir a su eventual candidato a la Jefatura de Gobierno de la CDMX. Nos comentan que desde esa corriente sale el rumor de que el PRD está buscando a Ricardo Monreal para que compita contra Claudia Sheinbaum en una coalición PRD-MC. Sin embargo, dichos rumores también le pegan al sol azteca, pues la propuesta excluye a Alejandra Barrales, quien renunciará en los próximos días para buscar precisamente esa candidatura.
CLAUDIA SHEINBAUM,
delegada de Tlalpan, intentará evitar la fractura de Morena en la capital, tras los resultados de la encuesta para designar al precandidato a la Jefatura de Gobierno, por lo que ya busca acercamientos con Ricardo Monreal, quien no ha respondido a sus llamados. En Morena nos confirman que el partido también ya le ofreció una senaduría, misma que fue rechazada por el zacatecano. En Morena confían en que Monreal cumpla su palabra de mantener la unidad al interior del partido, pero la pregunta que sigue sin responderse es qué precio tendrá esta decisión.
#
Farsa, simulación y trampa/Jesús Silva-Herzog Márquez
Reforma 28 Ago. 2017
El caudillismo se consagra cuando se vuelve incuestionable. Nadie le ha preguntado al dirigente nacional de Morena cómo se elegirá al candidato presidencial de ese partido. A nadie se la ha ocurrido. No hay encuentro con el presidente del PRI, del PAN, del PRD que no lleve a la pregunta de la candidatura presidencial. Hasta a los dirigentes del Partido Verde los cuestionan sobre su proceso de designación. Al dirigente de Morena nadie le pregunta sobre ese asunto. ¿Qué método seguirá Morena para designar a su candidato? ¿Quiénes aspiran a la candidatura presidencial de Morena? ¿Habrá debates internos? Obviamente no hace falta hacer las preguntas. El partido tiene dueño y sirve a una ambición.
Sabemos que al propietario no le agradan las entrevistas, a menos de que sean, en realidad, halagos. Si alguien le pregunta cómo enfrentará a la mafia del poder, pronunciará con convicción una de las cinco frases que repite constantemente. Tal vez se le ocurra decir que hay aves y que hay pantanos y que el lodo jamás lo mancha. Pero si algún periodista osa cuestionar sus alianzas o sus silencios, contestará indignado por la insinuación. El caudillo descalificará al periodista y le dará una lección sobre su oficio. La honestidad es cuestionar a los mafiosos, no al dechado de la virtud, sermoneará. Para López Obrador no hay mexicano honesto que no sea su admirador. Quien duda de él forma parte de la mafia. Lo notable, digo, es que aún en los intercambios tensos que ha tenido con la prensa, la pregunta sobre la candidatura presidencial es absurda, inimaginable. A nadie (que yo sepa) se le ha ocurrido preguntarle al dirigente nacional de Morena quién será el candidato a la Presidencia de ese partido. Nadie lo duda.
Todos los partidos, menos Morena, tienen baraja. En Morena hay dueño y séquito. En todos los partidos hay competencia, aunque en pocos es abierta y aún en menos, democrática. Pero podemos entretenernos con los tapados priistas, con los pleitos dentro del PAN, con la ocurrencia del Frente o con los ambiciosos sin partidos. No es trivial: la pluralidad de proyectos, estilos, ambiciones constituye su patrimonio democrático. En los partidos ha de haber juego, espacio para la competencia y el desacuerdo. Ha de haber también mecanismos abiertos y públicos para resolver sus controversias. Parlamentaria, tribal o cortesana, la disputa por las candidaturas es perceptible en todas las formaciones políticas -salvo en esa que monopoliza "la esperanza de México". Esa esperanza, lo sabemos bien, depende de la victoria de un santo.
El proceso de Morena para designar al candidato a la alcaldía de la Ciudad de México ha sido grotesco. Se ha elegido a una candidata sin elección alguna; se ha invocado una encuesta que no puede ser considerada encuesta; se ha designado a una candidata a la que no debemos llamar candidata. Una farsa, envuelta en una simulación dentro de una trampa. No deja de ser simpático que el grupo político que más ha hecho para denigrar la práctica demoscópica, busque fundar una decisión crucial en ese ejercicio técnico. Las encuestas favorables son honestas pero las que muestran señales desfavorables al rayo de esperanza son inventos mafiosos. Encuestas cuchareadas, inventos al servicio de un cliente, propaganda. Pero, más allá de la incoherencia, debe hablarse de la simulación de la técnica. Una encuesta que no hace público su método, una encuesta que no da cuenta de sus responsables, una encuesta que ni siquiera muestra sus resultados no puede ser considerada una encuesta.
Porque es racionalmente indefendible, la secretaria general de ese partido alude a la fe de sus militantes para justificar el secreto. Está convencida de que no tiene por qué rendir cuentas a la ciudadanía. La fe de los suyos basta. "Los militantes y simpatizantes de Morena están en Morena porque creen en Morena y porque creen en la integridad de Morena y porque saben que nosotros hacemos las cosas de forma diferente". No conozco un solo militante que tenga duda del proceso, insistía Yeidckol Polevnsky, tras la farsa. El argumento y el proceso mismo revelan convicciones y prácticas no solamente antidemocráticas sino contrarias a la legalidad. Aunque le pese al predestinado y sus adictos, los partidos son instituciones de interés público. La fe de los devotos no es argumento público.
#
Razones/
JORGE FERNÁNDEZ MENÉNDEZ
Excelsior
El dedo de Morena: Andrés Manuel y sus hijos
Dice Claudia Sheinbaum que su designación como candidata de Morena en la Ciudad de México es considerada un dedazo de López Obrador porque es mujer, que si fuera hombre nadie lo calificaría así. Sheinbaum es una mujer suficientemente inteligente como para saber que eso es una absoluta tontería. Es utilizar un recurso que ha sido válido, la discriminación de género, para tratar de ocultar un hecho evidente: hubo un dedazo en su favor. Y tampoco en sí mismo está mal. Lo grave, lo que molesta, es que en Morena le quieran tomar el pelo a los ciudadanos y a su militancia. Si ésta lo acepta bien, pero los demás no tenemos por qué hacerlo.
Es un dedazo porque nadie ha sabido cómo se levantó la encuesta, en qué ámbitos, con qué muestra y qué preguntas, si fue en domicilio o telefónica o en la calle. Los dicho de Yeidckol Polevnsky de que existe en Morena un secretísimo departamento que nadie conoce ni quién dirige ni dónde opera que es el que hace las encuestas, confirmaría varias cosas: primero, que no tienen seriedad ni profesionalismo en el tema y segundo, por qué siempre las encuestas de López Obrador salen cuchareadas en su favor, quizás por eso siempre cree, o le hacen creer, que gana y que le robaron las elecciones. Por eso pedía Ricardo Monreal y se lo negaron, que hubiera encuestas paralelas. Tampoco, es verdad lo que ha dicho Claudia de que todos avalaron las reglas: o mejor dicho, lo que se hizo no era lo que estaba contemplado en las reglas.
No hubo una encuesta, si algo se hizo fue un ejercicio secretísimo, que, como adelantamos, hicieron López Obrador y sus dos hijos, Andrés Manuel y José Ramón (que demuestra en redes sociales ser de una patanería insoportable con cualquiera que no sea de los suyos) que son quienes controlan Morena en la Ciudad de México y el Estado de México. Hace tiempo, meses, que estaba decidido que la candidata sería Claudia y todo lo demás fue una faramalla para evitar que el candidato fuera Monreal. Es tal el engaño que, incluso, Martí Batres asegura que él quedó segundo en la consulta y Ricardo tercero y nadie sabe si tomaron en cuenta a Mario Delgado o no, quien de todas formas se apresuró a aparecer en la foto adelantando los resultados y levantándole la mano a Claudia.
Lo que molesta, insistimos, no es la designación: cada partido tiene el derecho de elegir a sus candidatos como quiere. Tampoco el problema es Sheinbaum: es una mujer capaz, preparada y, además, incondicional de Andrés Manuel. Tiene sus méritos, más allá de que pensemos que no es el mejor perfil para gobernar la ciudad. Pero eso, insistimos, es una decisión de Morena. Lo que molesta es el engaño y el secretismo. La forma cerrada, soterrada en que se actúa mientras se habla de una democracia interna que no existe. Es una forma de hacer y entender la política que se debe tomar en cuenta cuando se evalúa quién y cómo puede gobernarnos.
El silencio de Andrés Manuel es parte de ello: hoy parte a Los Ángeles a presentar otro de sus libros (vaya que es prolífico). No sé por qué cuando me enteré de la graciosa huida recordé aquella película de Woody Allen,  Robó, huyó y lo pescaron. Casualidades cinematográficas. Lo cierto es que por menos de eso, Ricardo Anaya está siendo, con toda razón, golpeadísimo en el Partido Acción Nacional. Pero López Obrador no se digna a decirnos ni una palabra sobre el dedazo capitalino.
Quién sabe qué hará Monreal. Hace veinte años dejó el PRI y se fue al PRD que entonces presidía López Obrador porque le cerraron el camino para ser candidato por el tricolor luego de una carrera de intensa fidelidad al PRI. Dos décadas ha pasado siendo leal a Andrés Manuel, en las buenas y en las malas. Pero cometió el pecado de tener personalidad política propia. Y eso Andrés Manuel no lo tolera: se pueden robar elecciones (Bartlett), cometer delitos electorales (Korrodi) o ser socio de Pinochet (Romo) y tener un lugar destacado en Morena, pero es imposible tener una personalidad política propia.
Dicen que Andrés Manuel ha cambiado. Quizás, lo ha hecho, pero para mal: por lo pronto, ahora el poder en Morena es suyo compartido con sus hijos, los hermanos López Beltrán, Andrés y José Ramón.
GAMBOA DICE
Hay que reconocer que desde 1982, Emilio Gamboa no se ha equivocado con un tema clave: saber quién será el candidato priista en las elecciones presidenciales. Interrogado el jueves en el senado dijo que hay cuatro posibles en su partido: José Antonio Meade, Miguel  Ángel Osorio, Aurelio Nuño y José Narro. No le gustó a Eruviel Ávila ni a Enrique de la Madrid, pero me temo que Gamboa no suele equivocarse en estos temas. Sean los cuatro o los seis, la baraja priista es amplia. No pueden cometer el error del Movimiento Regeneración Nacional o el que está cometiendo el Partido Acción Nacional: deben decidir qué método de elección quieren aplicar, el que sea, pero no deben engañar a sus militantes y a la gente.
#
Itinerario Político/Ricardo Alemán
Milenio
¡Se los dije…!
La historia parece una ficción política. No lo es. En realidad es el “plan B” de uno de los más experimentados políticos mexicanos y quien —por si tenían dudas— ha militado no en dos, tampoco en tres, sino en cinco partidos políticos distintos.
Nos referimos al “animal político” llamado Ricardo Monreal, quien saltó del PRI al PRD para ser gobernador de Zacatecas y para sobrevivir luego debió militar en el PT, Movimiento Ciudadano y, al final, en Morena.
Sin embargo —y a pesar de que Monreal parece uno de los leales de AMLO—, lo cierto es que López Obrador habría tratado de “tirar” a Monreal de toda posible aspiración del zacatecano al Gobierno de Ciudad de México —a pesar de que encabeza todas las encuestas—, lo que no solo fracturó la relación entre el de Tabasco con el de Zacatecas, sino que puede cambiar de manera radical los escenarios para 2018, tanto en la elección presidencial como en la contienda por CdMx.
¿Y cuál es ese cambio?
Poca cosa. Resulta que, como ya se dijo, Obrador “rompió lanzas” con Monreal luego que el de Zacatecas no se sumó a la campaña de AMLO para “demoler” a Miguel Mancera. Y es que —como aquí lo dijimos en su momento— Ricardo Monreal ganó la delegación Cuauhtémoc gracias a una alianza secreta con Mancera.
Y si dudan del rompimiento de AMLO con Monreal, basta echar una mirada a una reciente entrevista —en El Universal— en la que el ex gobernador de Zacatecas reconoce pocas posibilidades de que AMLO lo apoye como candidato a CdMx, ya que no se sumó a la “madriza” lanzada por Obrador contra Mancera.
A 14 meses de “gobernar” la delegación más emblemática de Ciudad de México, Monreal admite que sus declaraciones —de no confrontación con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera— le han generado problemas dentro de su mismo partido. Y es que López Obrador ordenó a todos sus leales “demoler” a Miguel Mancera.
Pese a que Monreal no se sumó a esa “madriza”, advierte que ha actuado con sinceridad y que desde su llegada a la Cuauhtémoc aclaró que no se enfrentaría con el mandatario local y lo ha cumplido.
Lo cierto es que, en el fondo, la “jugada” que estarían planeando Mancera y Monreal es que ante la negativa de AMLO para que Morena haga candidato a CdMx a Monreal, el de Zacatecas puede renunciar a Morena y aceptar una nueva alianza con Miguel Mancera para 2018. ¿Y cómo sería esa alianza?
En realidad sería una genialidad.
Con el apoyo de Mancera, el zacatecano Monreal sería el más aventajado candidato del PRD al gobierno de la capital del país, lo que colocaría a los amarillos en posición de recuperar Ciudad de México, al tiempo que Monreal sería el pivote para empujar la candidatura de Mancera a 2018, en la propia capital del país.
Frente a ese escenario, los grandes perdedores serían Morena y su dueño, Andrés Manuel López Obrador. ¿Por qué?
Porque sin Monreal en las filas de Morena y con candidatos fallidos a CdMx —como Claudia Sheinbaum y Martí Batres—, el decano de los presidenciables estaría en condiciones de perder uno de los bastiones fundamentales para 2018. Y es que sin la victoria en Ciudad de México y tampoco en el Estado de México –en donde Morena no tiene nada que hacer–, las posibilidades presidenciables de AMLO se reducen de manera considerable.
Y, claro, los grandes ganadores serían, en ese orden, el PRD y los Chuchos —que recuperarían CdMx—, además de Miguel Mancera, que mantendría el control político electoral de CdMx y, sobre todo, Ricardo Monreal.
Y es que —según el escenario anterior— Monreal sería no solo el candidato del PRD a CdMx, sino virtual jefe de Gobierno de la capital y un potencial presidenciable para 2024. ¿A poco no es una jugada digna de la ficción política? Nadie debe olvidar que ese es el juego del poder.
Por lo pronto, el escenario supone —como queda claro— un parricidio político. Es decir, Monreal mataría, políticamente, a su padre político, López Obrador.
¿Y a quién sorprendería un parricidio más?
AMLO mató a Cárdenas, Mancera mató a Marcelo Ebrard; Ricardo Anaya mató a Gustavo Madero… y Monreal podría matar a Obrador.
¿Tendrá… las agallas?
Al tiempo.
El texto anterior se publicó aquí el 15 de diciembre de 2016, con el título “¿Parricidio de Monreal contra AMLO?”. Les guste o no a muchos, el partido Morena fue derrotado en el Estado de México, mientras Monreal fue traicionado y es empujado al parricidio político. Falta saber si el PRD entenderá el tamaño del reto. ¡La virtud del tiempo!
#
Los caminos de Monreal/Icela Lagunas
Reporte Indigo...
Posicionado en el tercer lugar en la encuesta interna de Morena, el delegado en la Cuauhtémoc abona a la incertidumbre sobre su permanencia en el partido tras no lograr la candidatura a jefe de Gobierno
“La congruencia y la lealtad deben ser acompañadas de dignidad, y esa no tiene precio”
Ricardo Monreal
La supuesta unidad que proclama Morena no está confirmada hasta que Ricardo Monreal pronuncie públicamente su apoyo a Claudia Sheinbaum
Ricardo Monreal no ha logrado revisar los detalles del ejercicio supuestamente aplicado entre militantes de Morena en la capital que lo dejó en tercer lugar
Ricardo Monreal destacó que ‘será la gente la que decida’ su futuro en el tema político
¿A dónde se irá Ricardo Monreal?, es la pregunta que persiste en el aire en caso de que el zacatecano optara por romper con Morena al no reconocer el triunfo de Claudia Sheinbaum en la encuesta interna para elegir candidato a la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México.
Luego de aspirar a dicha candidatura y quedar lejos en la encuesta, el jefe delegacional en la Cuauhtémoc abonó a la incertidumbre al declarar que “la congruencia y la lealtad deben ser acompañas de dignidad, y esa no tiene precio”.
Al interior del partido, algunas voces refieren que Andrés Manuel López Obrador podría ofrecerle a Monreal que acepte, como premio de consolación, la Secretaría de Gobernación en caso de que lleguen a la Presidencia de la República.
Pero Los Pinos está más lejos que el viejo edificio del Antiguo Ayuntamiento, donde actualmente despacha Miguel Ángel Mancera como jefe de Gobierno.
A dónde llegaría Monreal con el apoyo del PT (que ya lo tiene), y en su caso el de Movimiento Ciudadano, de acordar un pacto con Dante Delgado para la ciudad.
A tres días de que se dieran a conocer los resultados de la cuestionada encuesta morenista, Ricardo Monreal no ha conseguido revisar los detalles del ejercicio supuestamente aplicado entre militantes de la capital que lo dejó en un tercer lugar, por debajo de Claudia Sheinbaum y de Martí Batres Guadarrama.
Y aunque repitió en diversas ocasiones que no rompería con Morena ni con Andrés Manuel López Obrador, ni Monreal ni su equipo están convencidos de que la gente lo dejó fuera de la contienda, sino más bien intereses y personajes internos del partido.
“Lo que la gente quiera”, soltó Monreal cuando se les cuestionó que haría, qué seguía, después de no obtener la candidatura de Morena.
Los apoyos al delegado
Desde el viernes pasado, algunos personajes y dirigentes de Morena habrían intentado iniciar la “operación cicatriz”; sin embargo, el delegado les pidió tiempo para reflexionar, además de exigir que se le exhiba la documentación de la encuesta.
-¿Podría ocurrir un acercamiento entre Monreal y el PRD?, se le cuestiona a Raúl Flores, dirigente del Sol Azteca en la Ciudad de México.
“No, no veo esa posibilidad”, ataja de inmediato uno de los críticos de la gestión del zacatecano en la Cuauhtémoc.
Sin embargo, desde que gobierna la Cuauhtémoc, Ricardo Monreal ha sido el delegado de Morena más cercano a la administración de Miguel Ángel Mancera, a quien incluso convocó a sumarse a un proyecto de unidad de las izquierdas en el 2018.
Mucho se habló en la prensa de un supuesto “pacto de no agresión” y del coqueteo entre ambos personajes, el jefe de Gobierno y el delegado en la Cuauhtémoc, por lo que algunos ven en esa cercanía una pequeña puerta de salida para el zacatecano.
Sin olvidar que hace apenas unas semanas, cuando el proceso de la encuesta estaba en su tope máximo, el zacatecano recibió el apoyo de la dirigencia nacional del Partido del Trabajo (PT) para la candidatura a la Jefatura de Gobierno.
Alberto Anaya, dirigente nacional del PT, presentó por todo lo alto al zacatecano como “su gallo” en la sede del partido.
“Desde nuestro punto de vista, el mejor posicionado, el que tiene mejor trayectoria, el que tiene amplia experiencia legislativa, amplia experiencia en la administración pública, habilidad, experiencia político-electoral y el que junto con el Partido del Trabajo va a tener el mejor programa de gobierno para la Ciudad de México, se llama Ricardo Monreal”, dijo Anaya.
¿Se equivocó el PT?, ¿Podrá Alberto Anaya recular y extender su apoyo ahora a la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, quien se convirtió en la virtual candidata a la Jefatura de Gobierno de Morena?
¡En el mismo caso de apoyos, lealtades y equivocaciones está el partido Movimiento Ciudadano, cuyo dirigente nacional, Dante Delgado, declaró hace unos días que no apoyaría a Andrés Manuel López Obrador en la búsqueda de la Presidencia de la República en el 2018, pero, ¿qué hay con la Ciudad de México?
A horas de esa declaración, Dante Delgado se fotografió sonriente con el delegado de la Cuauhtémoc, dejando entrever que el apoyo de su partido podría depender del candidato, en el caso de Ricardo Monreal.
Unidad en entredicho
Para propios y extraños, la supuesta unidad que proclama Morena, después de la encuesta, no está confirmada hasta que Ricardo Monreal pronuncie su apoyo a Claudia Sheinbaum públicamente o levante su mano en señal de reconocimiento.
Nadie olvida la insistencia de Monreal al recordar que su renuncia al PRI, hace 20 años, se debió a que el partido le impuso un candidato.
A manera de reflexión y desde sus oficinas en la Cuauhtémoc, el otrora indudable candidato a jefe de Gobierno insiste que “al final del camino sólo permanece a tu lado tu familia y verdaderos amigos, los otros, se van a ir junto con el poder efímero.
“A todos los dirigentes les expreso mi respeto, mi aprecio, el país se encuentra en un momento complicado, una de las peores crisis que he visto, con decadencias y desesperanzas, con frustraciones y zozobra por el futuro inmediato.
“Nuestra ciudad la estamos perdiendo, se encuentra sumida entre la descomposición social y la corrupción, entre la violencia y la desigualdad, entre el deshonor y la infamia. Una ciudad tan extraordinaria no merece un puerto incierto.
“¿Qué haremos? preguntan, y yo les respondo, será la gente la que decida”, soltó Monreal respecto al tema de su futuro político.
 #
El fraude de López Obrador/ Pablo Hiriart
Uso De Razón
El Financiero
El problema no es el 'dedazo' de López Obrador, sino su mentira de decirnos que él no iba a decidir sino que sería una encuesta.
Nadie puede creer que todas las encuestas independientes hayan estado equivocadas y Ricardo Monreal fuera tercero en la que levantó Morena.
López Obrador hizo lo que nunca se debe hacer en política, donde se vale todo menos humillar.
Monreal fue humillado por López Obrador, sin más motivo que el zacatecano tiene personalidad propia y vida política independiente de la existencia de AMLO.
Son de tal magnitud los conflictos de personalidad que carga López Obrador, que no soporta que alguien le haga sombra en un partido que hizo para él y sólo para él.
Monreal se la jugó siempre con AMLO y dio todas las batallas que había que dar para hacer quedar bien a su líder, pero cometió el pecado de dialogar por cuenta propia con representantes de otros partidos, porque de eso trata la política.
AMLO no quiere en Morena a un partido, sino a una secta, donde el mesías es él. Y a quien brille con luz propia lo humilla hasta escarnio.
Monreal, tercero. Por debajo de Sheinbaum y de Martí Batres.
Se trató de un ejercicio fraudulento en toda la extensión de la palabra.
Nunca se mostró la encuesta.
Nadie supo quién la levantó ni cuál fue la metodología.
Jamás se conoció entre quiénes se hizo.
Y sus resultados no fueron entregados a la opinión pública ni a los aspirantes.
Más oscurantismo, imposible. Y no es un asunto interno de Morena, porque ese partido, como todos, recibe financiamiento público: vive de los impuestos de quienes los pagamos.
Si su método es el dedazo, adelante. Pero le dijeron a la ciudadanía que iban a hacer una encuesta que arrojaría a la persona para coordinar a Morena en la Ciudad de México.
Otra simulación: destaparon a su candidata a la jefatura de Gobierno, con otro nombre al proceso, y así se brincaron la ley.
No hubo ninguna encuesta que diera a Sheinbaum primera, Martí Batres segundo y Ricardo Monreal tercero.
Fue un fraude en toda la línea cometido por López Obrador para poner a su candidata, bajo la apariencia de una metodología imparcial.
Insisto, no es un asunto que deba molestar sólo a los morenistas, sino a todos los que financiamos a los partidos políticos.
Mil millones de pesos se va a llevar Morena el próximo año (650 millones por la vía federal y otro tanto de los estados), de nuestros impuestos, y tenemos derecho y obligación de pronunciarnos y exigir que no se nos tome el pelo.
El PRI ya dijo que la opinión más importante para definir a su candidato será la del presidente de la República y lo van a refrendar en una asamblea de delegados o consejo político. No engañan a nadie.
López Obrador, en cambio, alardeó que ellos no eran “como el PAN o como el PRI, donde lo que manda es el dedazo”.
Una mentira flagrante. La decisión en Morena para la candidatura a la CDMX fue suya. Monreal ganó en todas las encuestas, menos en la que importaba: la de su deseo personal. Y a los ciudadanos nos quieren hacer creer que el zacatecano fue… tercero.
¿Cómo le hicieron para obtener esos resultados? Nadie sabe, ni siquiera los aspirantes. Un fraude electoral contra los que financiamos a ese partido.
Tal vez López Obrador cometió un error mayúsculo al humillar a Monreal.
En una de esas sale perdiendo, porque se quitó de encima a un político que le hacía sombra al interior de Morena, pero puede darse el caso de que el país recupere a uno de sus cuadros mejor formados.
Twitter: @PabloHiriart
#
Pistas en la sucesión de Mancera/Martha Anaya
El Heraldo...
GEMAS: Epigrama titulado “El Peje contra AMLO”, obsequio de María del Carmen García y Ortiz: “La política del dedo, en el tricolor aprendió. Ahora a Claudia impuso y solito se jodió”.
marthamercedesa@gmail.com
#
¿Quién es Ricardo Monreal?/JOSÉ LUIS CAMACHO ACEVEDO
SDP,
@jlca007
Sin la presencia del jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, Morena presentó a la delegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, como su coordinadora de Organización, quien a pesar de la ausencia lo consideró como parte del equipo que la ayudará a elaborar un proyecto de cara a las elecciones de 2018.
Monreal no le levantó la mano a Claudia, ni se la levantará, se cree y siente por encima de los demás y por lo tanto no estará cómodo donde no lo consideren omnipotente e inmaculado.  
En Morena ya no cabe, seguramente se prepara su siguiente madriguera, por ello fingirá lealtad a Andrés Manuel López Obrador, pero esta bestia está herida y colérica, por lo que seguramente repartirá coletazos, por ello más vale lo mantengan lejos, porque en una de esas le volará la cabeza a algunas piezas y estrategias clave del equipo.
Y es que Monreal suele mudar de piel cuando ésta ya no le funciona más.
¿Quién es Monreal?
Ricardo Monreal Ávila, ex gobernador de Zacatecas y ex legislador federal, y ahora titular de la delegación Cuauhtémoc tiene una larga trayectoria política que inició en el PRI, pasó por el PRD, el Partido del Trabajo, Movimiento Ciudadano y ahora en Morena.
El zacatecano, con 54 años de edad, ha sido diputado federal en tres ocasiones, y senador en dos periodos.
Su trayectoria política se inició en el PRI, de 1975 a 1998, partido en el cual desempeñó diferentes tareas, pero cuando Monreal quiso ser candidato del PRI a gobernador de Zacatecas en 1998, el entonces presidente del tricolor, Mariano Palacios Alcocer, lo descartó por los supuestos “nexos que su familia tenía con el crimen organizado”.
En el PRD militó de 1998 a 2009, pero renunció a ese partido nuevamente por las sospechas que lo ligan con el narco, en esta ocasión, al acercarse el relevo estatal de 2010, las acusaciones subieron de tono.
En abril de 2009, el gobierno de Zacatecas, entonces a cargo de García Medina, difundió un spot sobre el aseguramiento de una supuesta narco bodega a uno de los hermanos Monreal, Cándido.
Se difundieron imágenes de la bodega de chile, ubicada en Fresnillo, donde se habrían decomisado más de 14 toneladas de marihuana. Quien respondió fue otro de sus 15 hermanos, David Monreal, entonces presidente municipal de Fresnillo por el PT quien admitió la propiedad de su hermano Cándido pero acusó al gobierno de sembrar la droga.
Monreal Ávila fue miembro activo del Partido del Trabajo de 2008 a 2012, desde donde coordinó la campaña de López Obrador, éste como candidato presidencial de la coalición Movimiento Progresista, y luego fue asesor jurídico para impugnar los comicios.
Para septiembre de 2016, Monreal enfrentó uno de los señalamientos más directos luego de que Pedro Pablo de Antuñano, director jurídico y de gobierno en Cuauhtémoc fuera detenido con 600 mil pesos en efectivo.
  Pese a que De Antuñano afirmara que el tema del dinero en efectivo se trataba de un asunto personal y no laboral, la imagen del zacatecano se vio afectada a tal grado que tras innumerables intentos por rescatar a su director jurídico, Monreal tuvo que pedirle la renuncia.
Finalmente, el último escándalo  alrededor del zacatecano surgió en febrero pasado, la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad denunciaron que Ricardo Monreal ha otorgado contratos a los amigos de su hija y empresas zacatecanas sin experiencia en la Ciudad de México.
#
  Monreal: 5, 4, 3, 2…
De naturaleza política/Enrique Aranda
Excelsior
Ricardo Monreal aclaró que no se irá de Morena, lo cierto es que el zacatecano está volviendo a valorar no sólo la opción de encabezar al perredismo-mancerista en el esfuerzo de mantener la Ciudad de México 
En las próximas horas con sus más cercanos, presumiblemente, y el martes con Alejandra Barrales Magdaleno, la interina del interino en el PRD, el exactual delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal Ávila, comenzará a sopesar y definir la estrategia a seguir tras ser desplazado (“de mala manera”) por Andrés Manuel López Obrador y los suyos, por José Ramón, el hijo de éste en particular, en la puja por la candidatura de Movimiento Regeneración Nacional a la jefatura del Gobierno capitalino, con miras al próximo año.
Si bien es verdad que apenas conocido el (increíble) resultado de la encuesta que (supuestamente) levantó el partido para conocer quién de entre los dos citados —más Martí Batres y Mario Delgado— gozaba de mayor preferencia a nivel popular, el propio Monreal aclaró que no se irá de Morena y que seguirá apoyando la aspiración presidencial del tabasqueño, lo cierto es que, “ya con la cabeza fría”, el zacatecano está volviendo a valorar no sólo la opción de encabezar al perredismo-mancerista en el esfuerzo de mantener la Ciudad de México, sino también la alternativa de postularse por una eventual alianza PRD-PAN y otras fuerzas, el Movimiento Ciudadano de Dante Delgado, inclusive.
Y esto, no sólo porque el expriista se resista a desaparecer de la arena política, sino esencialmente por el maltrato del que fue objeto por parte del lópezobradorismo más radical desde antes, incluso, que se realizara el sondeo, cuya metodología hoy aún nadie atina a esclarecer, sino, a decir de sus más cercanos, en razón de que Monreal Ávila tejió y mantiene con el cuestionado no-perredista Miguel Ángel Mancera Espinosa y afines —el cacique panista capitalino Jorge Romero Herrera incluido— una amplia gama de acuerdos “de poder”, susceptibles de ser validados igual si el primero era candidato y ganaba por Morena que, en su caso, si para ello fuera necesario postularlo por otra(s) formación(es).
En otra circunstancia, explica alguno de sus cercanos, de haberse realizado la citada medición en un entorno de absoluta transparencia y apertura, las cosas serían distintas y ello, precisamente, es lo que en las próximas horas y días, deberá considerar el delegado antes de elegir el camino a seguir, si es que lo hubiera pues, en los hechos, las opciones —“una posición destacada en las listas plurinominales al Senado o al Congreso federal”, por ejemplo— en su actual partido simple y sencillamente no existen…
Hoy, al margen, lo único claro es que amén del gravísimo daño que a la imagen de López Obrador está causando el desaseado manejo de la multicitada encuesta, la misma abrió también una grave fisura en el morenismo capitalino (con el delegado en funciones a la cabeza), sin el que prácticamente no existe posibilidad alguna de que el tabasqueño pudiera alzarse con el triunfo en las presidenciales de 2018… algo que aquel sabe con absoluta certeza y que, en virtud de ello, es que han comenzado a tejer alternativas para evitar que el riesgo de ruptura se concrete en el peor momento…
ASTERISCOS
* Un semana ya desde que denunció haber sido amenazado (con detonar un escándalo en su contra) por impedir que el PAN avale el “pase automático” del actual procurador Raúl Cervantes a fiscal general, por un plazo de 9 años, el indefinido Ricardo Anaya sigue sin revelar quién y en qué términos se dio la supuesta advertencia… algo que le honraría y sumaría adeptos, ¿o no? A cambio, claro, de perder exposición mediática...
* Con la ausencia de Luis Videgaray Caso, la bancada senatorial priista liderada por Emilio Gamboa definirá, martes y miércoles, la agenda a desahogar en el periodo ordinario por iniciar, con invitados como Ildefonso Guajardo, José Narro, José Antonio Meade, Aurelio Nuño, Pedro Joaquín Coldwell y, al cierre, Miguel Osorio Chong.
Veámonos el miércoles, con otro asunto De naturaleza política.
#
De cómo echar a perder una candidatura/ Juan Ignacio Zavala
Autonomía Relativa
El Financiero...
Claudia Sheinbaum
La semana pasada comenzó con la expectativa de quién sería candidat@ a gobernar la CDMX por parte de Morena. Comenté en este espacio que si ya estaba la maldición de que nos iba a gobernar ese partido, Claudia Sheinbaum me parecía la mejor opción al ser comparada con Monreal y con Batres (a Mario Delgado nadie lo toma en serio para ningún tema). Toda la comentocracia andaba que si Sheinbaum por acá que si Monreal por allá, que si el Peje decide, que cuándo es la encuesta, que quién la hace, que cómo es la muestra. Inquietudes y preguntas que quedaron sin respuesta. 
Como nadie sabe nada, más que unos cuantos que lo guardan como si fuera el secreto del tesoro, surgió la especulación. Lo cierto es que en las encuestas de diversos medios el más conocido era Monreal; el que más simpatías tenía era Monreal; el que todos pensaban que debía ganar era Monreal; el que ganaba a los demás por más amplio margen era Monreal. Entonces hubo un claro ganador: Claudia Sheinbaum.
En épocas de transparencia el partido de López Obrador se empeña en hacer las cosas lo más oscuras posibles. Es muy lamentable que una científica como la señora Sheinbaum tenga que decir que tiene prohibido decir cómo fue el proceso en el que la seleccionaron como candidata. Es vergonzoso que esas sean sus primeras apariciones públicas. Tanto presumir que es parte de un comité que ganó un Premio Nobel para tener que ocultar que su elección fue peor que las que se hacen para elegir dirigentes de locatarios en un tianguis. 
La campaña de Sheinbaum empezó mal y no le va a ser fácil componer tan mal inicio. Sobre todo porque en ese misterioso proceso de selección hubo alguien que si no fue engañado, por lo menos no quedó claro cómo es que acabó perdiendo: Ricardo Monreal. Y Claudia ya tiene un competidor de cuidado que es el zacatecano. ¿Qué hará Monreal? No lo sabemos, pero es muy posible que tome la decisión de competir por otro partido. Tiene con qué competir y no se ve muy contento. De hecho no le ha levantado la mano a Claudia y tuiteó un mensaje que le mandó Dante Delgado (líder de Movimiento Ciudadano) que dice: “Mi solidaridad y afecto invariable. Hace dos años te dije que así corresponderían a tus mil batallas libradas contra tantos”. ¿Así o más claro?
El desaseo, el ocultamiento del proceso, la negativa a explicar cómo es que decidieron en ese partido que Claudia Sheinbaum sea la candidata, sólo ha generado malas notas para ella y un competidor de cuidado, que seguramente se saldrá de ese partido para competirle a su excompañera. Es el único en la CDMX que puede marcarle, de inicio, una cerrada competencia.
No será sencillo para Monreal tomar su decisión. Las personas que tienen un liderazgo propio saben que lo pueden llevar a otros lados. El propio escándalo que ha sido el proceso de selección de Sheinbaum le ayuda a Monreal, pues como víctima será más conocido y podrá bajar sus negativos porque fue víctima del Peje y su vena autoritaria. 
Si Morena tenía el camino despejado, ellos mismos han puesto el primer obstáculo en su camino. Si Sheinbaum pensaba que su campaña sería un día de campo, parece que será un poco más complicado que ir de la mano de su candidato presidencial.
Como siempre, AMLO ha comenzado a ponerse piedras en el zapato, a cavar el hoyo donde terminará por caer. Solito lo hace.
Twitter: @JuanIZavala
#

Comentarios

Entradas más populares de este blog

AMLO perdió la calma y se desbordó contra sus aliados..

El C. Presidente convocó la tarde del jueves 7 de noviembre en Palacio Nacional a los diputados federales y senadores de Morena para evaluar avances de la agenda legislativa.
Fueron convocados también legisladores aliados como PES, PT e incluso el PVEM, nueva adquisición de la 4T.
"Es una reunión para la revisión de la agenda legislativa, que normalmente tenemos dos o tres veces al año con el Presidente, antes de iniciar las sesiones y en el trayecto del periodo de sesiones", indicó Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena.
Los primero en llegar fueron los representantes del PES;  Tatiana Clouthier indicó que desconocía el motivo de la reunión, pues sólo fue convocada.
Incluso rechazó que se un llamado del Presidente para darles línea, pues la línea es que no hay línea.
Al final el Presidente salió molestó incluso sin despedirse,  entre chiflidos de los inconformes.
Y es que los trato de corruptos....habráse visto!
¿Imagínense si se hubiera transmitido ese “dialogo c…

Y ahora la 4T pretende criminalizar a juzgadores. ¿Qué dice la SCJN?

Contrareforma en materia de justicia penal!Y ahora los de la 4T van contra jueces y magistrados/ opinión de un amigo penalista, que circula en redes...Muy oportuno...
Así como en 2019 los presentados como los nuevos y grandes delincuentes fueron los factureros y las empresas fantasma; hoy los nuevos delincuentes son los jueces y magistrados federales, SI, así se les trata en la propuesta de reforma constitucional de La FGN. Para ellos, se va a crear un tribunal especial que les juzgue conformado por jueces NOMBRADOS POR EL SENADO y por ello, por aliados políticos, obviamente comprometidos “VENDIDOS” con SU PARTIDO. Las cuotas para nombrarlos se dividirán. 
El grupo mayoritario tendrá más JUECES POLÍTICOS, y estos por su designación y por LEY responderán ante el Senado.
¡Que tragedia de país!
Me pregunto: ¿tiene esto el aval de la SCJN? Esas propuestas tienen el aval de la Corte?
Volvamos a los JUECES Y MAGISTRADOS de nuestro país señalados cómo DELINCUENTES al menos de forma probable. 
¿Que…

Oaxaca, la fotografía…, elección cerrada; 34 y 30%

Encuesta / Registra tricolor mínima ventaja Encuesta REFORMA. Elecciones Oaxaca.  Alcanza Murat 34% de las preferencias frente al 30% de Estefan Garfias Nota de Lorena Becerra y Joaquín Zambrano Reforma, Pp, 26 de mayo de 2016
Alejandro Murat, candidato del PRI-PVEM-PANAL, supera por escasos cuatro puntos a José Antonio Estefan Garfias, abanderado del PRD-PAN, rumbo a la elección para Gobernador de Oaxaca que se llevará a cabo el próximo 5 de junio. Dado el margen de error del estudio, esto se traduce en un empate técnico entre ambos candidatos. Así lo revela una encuesta de REFORMA a mil electores en la entidad. Los dos punteros gozan de buenos niveles de reconocimiento de nombre. No obstante, Estefan cuenta con una imagen positiva entre los entrevistados, en contraste con el candidato del tricolor que recibe más opiniones negativas que positivas. Por su parte, el aspirante de MORENA, Salomón Jara, no es conocido por el 58 por ciento de la población, pero aun así logra posicionarse en terce…