31 dic. 2008

Obama en el 2009

Los problemas a los que se enfrentará Obama en 2009/Felipe Sahagún
Publicado en EL MUNDO, 31/12/08):
Quienes llevan años soñando con un periodo de calma tras ocho años de turbulencia y guerras se sentirán decepcionados. Desde John F. Kennedy ningún presidente estadounidense había despertado tanta esperanza, pero con una recesión galopante, un billón de déficit
presupuestario y 11 billones de deuda, las grandes reformas prometidas -sanidad universal, independencia energética, energías renovables y educación para todos- tendrán que esperar.
Evitar que la recesión internacional se convierta en depresión y que el comercio global, por primera vez por debajo de cero desde los años 30 del siglo XX, provoque una estampida hacia la renacionalización o, lo que es peor, guerras generalizadas como hace un siglo, deberá ser la prioridad absoluta de todo líder responsable, empezando por Barack Obama.
Restablecer el prestigio perdido por los EEUU en los dos mandatos de George Bush será su segunda prioridad, pero el terrible legado que recibe limita mucho su margen de maniobra. La mayoría absoluta demócrata en el Capitolio es una ventaja, pero en las relaciones con los aliados se convertirá en un obstáculo en cuanto toque hablar de dinero y de comercio. Los sindicatos estadounidenses, que le apoyaron masivamente, le pedirán más proteccionismo desde el primer día.
«Mi objetivo es recuperar la política exterior de la Administración Truman [de los Marshall, Acheson y Kennan] y, en gran medida, también del presidente George Bush [el padre del presidente saliente], de Scowcroft, Powell y Baker», afirmó Obama en la principal entrevista sobre política exterior que concedió durante la campaña, el pasado 7 de julio, para la CNN a Fareed Zakaria, de Newsweek.
Se estrena en la Presidencia, según sus propias palabras, habiendo vivido en propia carne el islam moderado indonesio de los años 70 y el subdesarrollo del tercer mundo al que su madre dedicó media vida, convencido de que los principales retos del siglo XXI (globalización, terrorismo, proliferación nuclear, potencias emergentes, guerras regionales y locales, subdesarrollo, criminalidad internacional, genocidios, etcétera) sólo tienen solución con una política exterior bipartidista, mucha diplomacia y cooperación, y una fusión inteligente, como pide Joseph Nye, del poder duro y blando.
Por ello ha mantenido a Robert Gates al frente del Pentágono y ha nombrado a Hillary Clinton secretaria de Estado y al general James Jones jefe de Seguridad Nacional.
«Afganistán, en muchos aspectos, es un desafío a largo plazo aún más complejo y difícil que Irak», escribe Gates en un artículo enviado a Foreign Affairs para la edición de enero. «Irak ha transformado el ejército estadounidense en una fuerza contrainsurgente con un coste humano, financiero y político terrible (…), y Afganistán exigirá un compromiso militar y económico prolongado».
Con los acuerdos alcanzados en noviembre por la Administración Bush con el actual Gobierno iraquí, la retirada gradual de Irak ya está en marcha. En junio de 2009 las fuerzas estadounidenses deberán estar fuera de todas las ciudades, pero hasta 2011, la fecha fijada para completar el proceso, habrá muchas sorpresas. «Tendremos avances y retrocesos, no me ato las manos y tan sólo rechazo de lleno bases permanentes», declaró Obama a Zakaria. «He tenido sumo cuidado en no poner números a la fuerza residual que permanezca en Irak», añadió.
Con el aumento de fuerzas en Afganistán, también en marcha, no mejorarán las cosas si no se gana el apoyo de las tribus principales y ese apoyo, sin estabilizar la frontera afgano-pakistaní, ha sido imposible en la Historia. Sin controlar esa frontera, santuario desde 2002 de Osama Bin Laden y de la dirección talibán, no hay victoria posible contra Al Qaeda.
Los recientes atentados en Bombay complican el proceso, pues sin la colaboración de la India, Pakistán e Irán, los tres vecinos principales, la guerra de Afganistán -que en 2008 ha costado la vida de 300 soldados extranjeros, de 1.300 soldados y policías afganos, y de más de 2.000 civiles- seguirá siendo el primer conflicto internacional. Aunque Obama y los aliados europeos añadan otros 20.000 o 30.000 soldados a los 70.000 ya desplegados, como ha solicitado el general McKiernan, si no se avanza en el ámbito político servirán de poco.
Las elecciones previstas para 2009 en Afganistán e Irak son un problema añadido. En ninguno de los dos países se dan las condiciones para unas elecciones seguras y limpias, pero ¿qué dirigente occidental acepta hoy el precio de desconvocarlas?
Las elecciones del próximo 10 de febrero en Israel y las que deberían celebrarse en las próximas semanas en los territorios palestinos son dos de las causas que han llevado al primer ministro en funciones israelí, Ehud Olmert, a ordenar los ataques a Gaza a finales de 2008. Cualquier muestra de debilidad -piensan en Kadima y en el partido laborista-, aliados principales de la coalición actual, provocaría -temen- una victoria aplastante del Likud de Benjamín Netanyahu. Recuerdan el 96 y no quieren que se repita.
Que Barack se apellide Hussein no hará más fácil un acuerdo entre palestinos e israelíes y el diálogo que abrirá, seguro, con Irán y Cuba tardará en dar frutos. Con la ofensiva contra Gaza, Israel ha limitado el margen de maniobra de Obama en un conflicto en el que pretendía involucrarse desde el primer día.
Anunciando, como ya ha hecho, el cierre de Guantánamo, Obama ha enviado un mensaje positivo al mundo, pero se necesitan reformas legales para saber qué hacer con los detenidos de Al Qaeda a partir de ahora. La reforma de Kioto llevará más tiempo -hay demasiado dinero en juego- y la entrada de los EEUU en el Tribunal Penal Internacional no está en el programa.
La Administración elegida, empezando por Hillary Clinton, es una garantía de centrismo, excelencia, inteligencia y prudencia, pero su éxito o fracaso dependerá de que logre trabajar en equipo y establezca una relación estratégica nueva con Rusia, la UE, China y Latinoamérica.
¿Actuará Hillary Clinton, a las órdenes del hijo de un keniata en la Presidencia de los EEUU, con más responsabilidad y eficacia en conflictos tan destructivos como los actuales de Darfur, la República Democrática del Congo (RDC) y Somalia que Bill Clinton en los años 90? A 31 de diciembre, la ONU reconoce que sólo se ha desplegado a la mitad de los 26.000 cascos azules previstos para la misión de Darfur (Minuad), donde desde 2003 han muerto al menos 300.000 personas y han perdido sus hogares más de dos millones.
La crisis económica y financiera en los países más ricos está provocando recortes drásticos en la ayuda internacional cuando más necesaria es para afrontar los principales desafíos internacionales recogidos hace ocho años en los objetivos del milenio. La ONU está teniendo graves dificultades para mantener la fuerza de 17.000 cascos azules en la RDC, imprescindibles si queremos evitar otra guerra continental.
La UE, que debería llevar la iniciativa, al lado de Obama, en el liderazgo necesario para afrontar los nuevos retos, está atrofiada por la parálisis institucional y la crisis financiera. La Presidencia hasta junio de la República Checa, el único país de los Veintisiete -con Irlanda- que todavía no ha ratificado el Tratado de Lisboa y fuera del euro, no invita al optimismo. Si todo va bien, el referéndum irlandés para salvar el nuevo tratado se celebrará en septiembre u octubre, de modo que las elecciones europeas del 7 de junio seguirán las normas de Niza, y España presidirá la UE en el primer semestre de 2010.
Como señala John Micklethwait en el anuario The World in 2009 del Economist, «cuando termine sus dos mandatos en 2017, si es reelegido, la Presidencia Obama se juzgará probablemente por el nuevo orden que haya logrado construir con las grandes potencias emergentes: China, India y Brasil. Hoy ninguna está en el G-8 y sólo China tiene un lugar en el Consejo de Seguridad». Si no encuentran su sitio en el nuevo orden, montarán sus propios clubes y todos viviremos un siglo XXI mucho más inestable y conflictivo que el siglo XX.
Ocurra lo que ocurra, los EEUU de Obama serán menos poderosos que los EEUU de Bush, pero seguirán siendo la potencia indispensable.

¿Cuánto tiempo más?


El Consejo de Seguridad de la ONU ha concluido una reunión de urgencia sobre el conflicto bélico desatado en Gaza sin llegar a un acuerdo sobre un proyecto de resolución propuesto por Libia que insta al cese inmediato de las operaciones militares israelíes en el territorio palestino. La propuesta fue elaborada tras el llamamiento del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en una reunión previa de los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe.
La ofensiva iniciada el pasado 27 de diciembre por Israel contra Hamás en Gaza ha provocado ya 400 muertos y 1,900 heridos, entre los que se encuentran numerosos civiles, según fuentes palestinas.
****
BUSH ASUME LOS ARGUMENTOS DEL GOBIERNO ISRAELÍ
Nuevas iniciativas diplomáticas intentan frenar la masacre de Israel en la Franja de Gaza
Actualizado miércoles 31/12/2008 21:13 (
CET)
AGENCIAS ELMUNDO.ES
RAMALA PARÍS EL CAIRO WASHINGTON.- Pese al desprecio que ha mostrado el Gobierno israelí por las peticiones de un alto el fuego por parte de la comunidad internacional, nuevas iniciativas diplomáticas surgidas en las últimas horas intentan que Israel suspenda su operación militar de castigo en Gaza, que ha provocado una masacre de palestinos en la Franja de Gaza y postergado cualquier esperanza de una resolución pacífica del conflicto a medio plazo.
El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas (Abu Mazen), ha amenazado con paralizar las conversaciones de paz con Israel y ha anunciado que pedirá al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que apruebe una resolución que exija el alto el fuego en la franja de Gaza.
Abás tomó esta decisión tras debatir la situación actual en Gaza con el secretario general de la Liga Árabe, Amr Mousa, según informó a los periodistas en Ramala el asesor presidencial y jefe del equipo negociador palestino, Saeb Erekat.
"El conflicto no terminará si el valeroso pueblo palestino no recupera sus derechos", manifestó Abbas durante un discurso televisado con ocasión del 44º aniversario de la proclamación de su partido, Al Fatah, como un movimiento de resistencia.
Abbas —cuya facción, que controla Cisjordania y el gobierno de la ANP, está enfrentada a Hamas, gobernador de facto en la Franja de Gaza—, calificó los bombardeos israelíes de "agresión bárbara y criminal" y de cometer "la masacre más sangrante".
"Nuestro pueblo tendrá otras alternativas si su opción actual [el diálogo] se revela inútil o si prosiguen la agresión, la colonización y la confiscación de terrenos", advirtió Abbas.
La Liga Árabe, cuya propuesta de pacificación presentada a Israel (reconocimiento pleno de de soberanía y abandono de las armas a cambio de una restitución de los territorios ocupados en 1967) nunca obtuvo respuesta, pidió una reunión "inmediata" del Consejo de Seguridad de la ONU con el fin de abordar la crisis en la franja de Gaza.
La decisión fue anunciada al final de una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe celebrada en El Cairo.
En el discurso de la apertura de la reunión, el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, pidió este miércoles la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU e invitó a la Autoridad Nacional Palestina a que también lo solicite.
"¿Cuánto tiene que esperar el Consejo de Seguridad?", se preguntó Musa. "Ahora hay casi 400 muertos, [pero] ¿cuál es la cifra mágica de víctimas para que el Consejo de Seguridad actúe?", agregó.
La ONU afirmó sentirse "decepcionada" por el rechazo del Gobierno israelí a la propuesta francesa de acordar una suspensión de los ataques. El subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, dijo que "lo que más se necesita en estos momentos es un alto el fuego inmediato que respeten ambos bandos para poder distribuir ayuda humanitaria, asistir a los heridos y evaluar los daños".
"Por eso estamos muy decepcionados por el hecho de que se rechazara la propuesta de declarar una tregua, una pausa, o como lo quieran llamar, de 48 horas", lamentó el diplomático británico en una conferencia de prensa.
Desde París, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su ministro de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, anunciaron una visita a Oriente Medio para la próxima semana, pero no por las circunstancias, sino "porque hace tiempo que se acordó un visita al Sur del Líbano", donde se encuentra desplegado un contingente de 'cascos azules' franceses, según confirmó Kouchener en declaraciones a la cadena de radio RTL.
"Veremos si es posible ir a Israel. Eso no se ha concretado por el momento", añadió el ministro al ser preguntado por la información difundida este martes por la radio pública israelí, según la cual Sarkozy viajaría a territorio israelí la próxima semana para reunirse con el primer ministro Ehud Olmert y tratar de poner fin a la actual ofensiva israelí en la Franja de Gaza.
"Seguimos en contacto con las autoridades israelíes", según el portavoz, que precisó que la visita a París de la ministra israelí de Exteriores, Tzipi Livni, prevista para el jueves, "será la ocasión" para plantear las posibles salidas a esta crisis que abordaron los jefes de la diplomacia europea en su reunión de este martes en la capital francesa.
La reacción con mayor contenido simbólico vino desde el rancho de Crawford, en Texas, donde el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, reprodujo los argumentos del gobierno israelí que le transmitió en una conversación telefónica el primer ministro israelí, Ehud Olmert.
"El presidente Bush cree que Hamas necesita detener el lanzamiento de cohetes y que sería el primer paso en un cese al fuego", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, en Texas, donde Bush está de vacaciones.
El portavoz añadió que Olmert le había asegurado a Bush que Israel estaba atacando sólo objetivos de Hamas y esforzándose para minimizar las víctimas civiles.
Ninguno de los dos líderes consideró oportuno poner fecha al fin (o la suspensión temporal) de los ataques aéreos israelíes en Gaza, según confirmó Johndroe.


Fito de AFP

¡Por mi madre bohemios!


EL BRINDIS BOHEMIO de Guillermo Aguirre Fierro (nació en San Luis Potosí en 1887,, difunto en 1949)
“En torno de una mesa de cantina,
una noche de invierno,
regocijadamente departían
seis alegres bohemios.
/
Los ecos de sus risas escapaban
y de aquel barrio quieto
iban a interrumpir el imponente
y profundo silencio.

Cuba, 50 años after


Portal de El Nuevo Herald, miércoles 31 de diciembre del 2008
El día que Castro proclamó su victoria
FRANCES ROBLES
The Miami Herald
El 31 de diciembre de 1958 comenzó en La Habana como una víspera de Año Nuevo poco animada, un reflejo la tensión y la inestabilidad del momento. En ese momento explotaban bombas de vez en cuando en los cines y la policía, tratando de aplastar la insurrección, detenía y registraba a la gente con frecuencia en la calle.
Tratando de evitar problemas, la mayoría de los cubanos celebraron en casa. Ese año muchos
de los que se convertirían en los máximos líderes políticos y cívicos de Miami eran adolescentes que se quedaron en casa con sus padres, quienes temían dejarlos salir a festejar.
Fidel Castro estaba en la Sierra Maestra preparándose a atacar la ciudad de Santiago mientras negociaba con los jefes del Ejército y estuvo dictando memorandos toda la noche. El médico y rebelde argentino Ernesto Che Guevara acababa de derrotar al Ejército en Santa Clara, y Raúl, el hermano menor de Castro, estaba a punto de tomar la ciudad oriental de Guantánamo.
Castro no sabía que el dictador Fulgencio Batista había pasado ese día reuniendo dinero y alertando a sus amigos en preparación para abandonar el país. Los generales trataron frenéticamente de encontrar un nuevo presidente antes del mediodía.
"Es como cuando se acerca un huracán: ‘Tengo que comprar esto y hacer esto otro' '', dijo Roberto Fabricio, ex periodista de The Miami Herald, quien junto a John Dorschner, reportero de The Miami Herald, escribió en 1980 el libro Winds of December (‘‘Vientos de diciembre''), un recuento de los últimos días de Batista.
"El huracán había llegado''.
Hace 50 años comenzó un nuevo capítulo en la historia de Cuba: el Ejército, cansado, no quería seguir apoyando a un régimen impopular. Las fuerzas rebeldes ganaban victorias importantes mientras los generales negociaban en secreto con Castro. Cuando Estados Unidos le suspendió la ayuda militar, Batista se encontró en la posición de un dictador derrotado en medio de ríos de sangre.
Casi siete años después de tomar el poder en un golpe militar, era hora de que Batista, quien dominó la política cubana durante tres décadas, renunciara. Batista reunió a sus amigos en una discreta fiesta la víspera de año nuevo en el Campamento Militar de Columbia, en las afueras de La Habana, donde reveló su decisión de huir sólo a sus asesores más cercanos.
Winds of December describe a señoras tropezando en sus vestidos de seda mientras corrían hacia las limosinas blancas que las esperaban.
A las 12:35 a.m. Batista renunció. Al amanecer, un avión con 44 personas salió con rumbo a República Dominicana, lo que causó un enorme revuelo en La Habana. Los aliados de Batista huyeron en yates y aviones cuando la noticia se corrió. Estaban en peligro de muerte y lo sabían.
"Yo recibí una llamada a eso de las 3 o las 4 de la mañana diciéndome: ‘El hombre se fue' '', dijo el historiador cubano Enrique Ros, padre de la representante federal Ileana Ros-Lehtinen. ‘‘Honestamente, yo pensé que Fidel Castro había retirado sus tropas. Todo el mundo quedó sorprendido''.
Huber Matos fue el líder rebelde que condujo las tropas a Santiago de Cuba. Días antes había representado a Castro en negociaciones con el mayor general Eulogio Cantillo, jefe del Ejército de Oriente, quien había incumplido un acuerdo de rendición.
Matos tenía órdenes de tomar Santiago por la fuerza. Estuvo despierto hasta las 4 a.m. trazando los planes para tomar la ciudad.
"Me levanté a las 7 de la mañana después de estar haciendo planes durante toda la noche y les dije a mis hombres: ‘Escuchen, la radio nacional enmudeció. ¿Hay algo ocurriendo?' Ninguna de las emisoras estaba transmitiendo'', dijo Matos, que posteriormente se enfrentó a Castro y fue encarcelado.
Sin tiempo para consultar a Castro, Carlos Franqui, periodista de la guerrilla, miembro del Movimiento 26 de Julio y director de Radio Rebelde, empezó a transmitir. Los mensajeros corrieron a informarle a Castro, que ocupaba posiciones en un central azucarero unos 60 kilómetros al norte de Santiago.
"Tuve que comenzar a tomar decisiones que eran facultad de la dirección o de Fidel'', dijo Franqui, quien salió de Cuba en 1968 y ahora vive en Puerto Rico. "Hubiera sido fatal para Radio Rebelde mantenerse en silencio. Decidí aceptar la responsabilidad y tomar las decisiones lógicas''.
Batista había huido pero la guerra no estaba ganada.
El general Cantillo estaba en La Habana buscando a un magistrado de alto nivel que ocupara el lugar de Batista, como establecía la Constitución. Cantillo convenció a un juez renuente en bata de baño.
Pero Castro deseaba llenar el vacío de poder. Furioso y temeroso de que los rebeldes se quedaran fuera, comenzó a emitir órdenes.
"Como es natural, el primero de enero fue también un día terrible'', dijo Castro en el libro de Franqui Diario de la revolución cubana. "Nos traicionaron e intentaron robarle la victoria al pueblo. Tuvimos que actuar con mucha rapidez''.
Castro se dirigió a Palma Soriano, en Oriente, para grabar alocuciones radiales.
El comandante Camilo Cienfuegos se dirigió al Campamento Militar de Columbia, al mismo tiempo que Raúl Castro marchó a Guantánamo para forzar la rendición de la ciudad. Guevara fue despachado a la fortaleza de La Cabaña, sobre la bahía de La Habana.
"¡Revolución, sí!'', proclamó Fidel por las ondas radiales. "¡Golpe militar, no!''
"Fue un plan elaborado y ejecutado con tanta precisión que Batista cayó prácticamente el día que habíamos pensado que lo haría y tomamos Santiago de Cuba el día que habíamos planeado'', dijo Castro en el libro.
"Quisieron robarnos el triunfo, y si no hubiésemos actuado con rapidez las consecuencias habrían sido serias''.
Algunos en La Habana también actuaron con suma rapidez: multitudes jubilosas saquearon los casinos y las casas de las personas leales a Batista.
"Pude ver cómo la gente corría cargando con cortinas, lámparas y aparatos de aire acondicionado'', recuerda Fabricio --que entonces tenía 12 años-- y observaba lo que ocurría desde el edificio de apartamentos donde vivía frente al Hotel Riviera.
"Se llevaban las puertas. Otro símbolo impopular del régimen, los parquímetros, fueron destrozados''.
El fundador de Hermanos al Rescate, José Basulto, que entonces tenía 18 años, recuerda que algunos preparaban cocteles Molotov en la Universidad de La Habana, clausurada desde hacía tiempo, mientras las máquinas tragamonedas rodaban por las calles de la ciudad.
"La atmósfera era caótica. Todo el mundo se preguntaba qué podría ocurrir'', dijo Basulto. ‘‘Recuerdo haber entrado a una estación de policía donde me apropié de un arma. Los policías estaban adentro, mirándonos. Estaban de servicio pero no hacían nada''.
El ataque de Matos a Santiago nunca se materializó porque los jefes militares se rindieron. Raúl Castro tomó el Cuartel Moncada sin disparar un tiro.
Esa noche Castro anunció la victoria desde un balcón del Ayuntamiento de Santiago de Cuba. Franqui recuerda la muchedumbre que corrió a saludar a Castro y tocarle la barba.
"Tenía algo de culto'', dijo Franqui. "No me gustó''.
Una vez que se nombró presidente al abogado Manuel Urrutia, Castro comenzó el viaje hasta La Habana, que duró una semana, donde fue recibido como un mesías.
Llegó el 8 de enero y demoró 45 días en ocupar el cargo mayor.
"No recuerdo a nadie que estuviera triste o preocupado por lo que acababa de ocurrir. Todo lo contrario'', recuerda Eduardo Padrón, presidente del Miami Dade College, que entonces tenía 14 años.
"El primero de enero, lo cierto es que no imaginábamos la magnitud de lo que nos esperaba en los próximos años. En ese momento no se nos ocurrió que se convertiría en algo que llegaríamos a odiar ni que duraría tanto''.
"Cincuenta años es demasiado''.
frobles@MiamiHerald.com

***

UN PAÍS DIVIDIDO CONMEMORA LA REVOLUCIÓN
Cuba, 50 años después
La división de clases es patente: los que tienen acceso a la divisa y los que no
El 50% de las tierras están sin cultivar; importan más del 80% de los alimentos
La tasa de analfabetismo es nula y 45.000 universitarios se licencian cada año
Portal de El Mundo.es, aActualizado miércoles 31/12/2008 20:51 (CET)
RAQUEL QUÍLEZ
1 de enero de 1959. Los hombres de Ernesto 'Che' Guevara toman la ciudad de Santa Clara y Fidel Castro, líder de la guerrilla de Sierra Maestra, entra en Santiago de Cuba. Sabiéndose acorralado, el dictador Fulgencio Batista huye a Santo Domingo.
La revolución ha triunfado. Fue el comienzo de un ideal construido sobre los principios de igualdad de clases, reparto de bienes y justicia social. 50 años más tarde, ¿qué queda en la sociedad cubana?
Los carteles con consignas revolucionarias proliferan a cada paso. "Patria o muerte", "Este país no podrá ser sometido", "Vamos bien"... En una isla donde no existe la publicidad, los espacios más visibles de carreteras, calles y edificios los ocupan emblemas políticos. Los rostros del
Che y Camilo Cienfuegos, héroes del 59, también son omnipresentes. Más difícil es encontrar a Fidel Castro, quien se autoproclama contrario al culto a su persona, aunque su figura lo cale absolutamente todo en el país. Incluso ahora, ya retirado de la actividad política.
Los mensajes son los mismos que en 1959, pero basta con observar la rutina diaria de sus 11,2 millones de habitantes para darse cuenta de que, sobre el terreno, la realidad es otra.
50 años después del triunfo de una revolución que cambió su historia, los cubanos están divididos. Ideológicamente -son muchos los detractores y también los defensores del régimen comunista- pero, sobre todo, económicamente. La división de clases es patente en la Cuba actual y se agrupa en dos categorías bien definidas: los que tienen acceso a la divisa y los que no. O, de forma más gráfica, los que trabajan cerca del turista o tienen familia en el extranjero que les aprovisione y los que deben vivir de su trabajo. Un trabajo que les deja una media de 408 pesos cubanos al mes (equivalentes a unos 12 euros). Los primeros se parapetan tras televisores, DVD, mp3 y ordenadores, auténticos objetos de culto desde que el Gobierno
liberase su venta a comienzos de 2008. Los segundos hacen cuentas para adquirir productos de primera necesidad. Y casi nunca les salen.
Y es que los bienes que se ofertan en divisa -en la isla circulan dos monedas, el peso cubano y el convertible, divisa asociada al turismo en la que deben pagarse muchos productos, como los de higiene- tienen un precio similar al de Europa: cerca de 3 euros por un litro de leche, unos 4 por un champú. Y eso cuando el sueldo mensual lo tiene difícil para superar los 10.
Teniendo en cuenta el salario, son muchos los cubanos que prefieren no trabajar -el 20% de la población de La Habana está desempleada- y optan por buscar el dinero del turista. De ahí, que en la Cuba de 2009, sea más que habitual encontrar a un neurocirujano trabajando como taxista o que el camarero que sirve en los hoteles esté licenciado como ingeniero: una propina puede igualar en un minuto el sueldo que le correspondería por su titulación.
El Gobierno argumenta que los cálculos que tienen por base el sueldo mensual no son justos, ya que todos los ciudadanos tienen una
cartilla de racionamiento que les garantiza alimentos a precios subvencionados y cuentan con sanidad y educación gratuitas -aunque después deben trabajar donde el Estado considere oportuno durante la llamada "prestación social"-. "Lo malo es el bajo nivel de esta sanidad y educación", añaden los detractores.
Propaganda máxima; prohibidas las críticas
El Partido Comunista trabaja cada día para mantener el espíritu revolucionario, para lo que reprime la crítica -en las cárceles hay más de 200 presos políticos, según organizaciones humanitarias- y celebra todo tipo de actos para conmemorar cada batalla, cada hito de la Revolución. Además, la televisión, oficial, bombardea con propaganda y las reflexiones de Fidel acerca de la actualidad se publican en todos los periódicos y se reproducen por todos los canales.
No caben las voces disidentes, pero sí las series norteamericanas de última creación. Cada día, los cubanos descubren las últimas aventuras de 'House', 'CSI' o 'The Wire'. En versión original (y pirateadas, se les tapa la mosca original de Fox). Por un lado, la propaganda incide sin cesar en las carencias y malas prácticas de EEUU. Por el otro, la pantalla transmite un modelo de vida muy alejado de la utopía comunista.
En febrero de 2008,
Fidel Castro, el artífice de todo esto, dejó paso a su hermano Raúl al frente del Estado. Sus problemas de salud le llevaron a retirarse de la presidencia.
Siempre a la sombra de su hermano, Raúl Castro comenzó con medidas aperturistas, como una reforma agraria para fomentar la productividad del campo -el 50% de las tierras útiles están sin cultivar y el país importa más del 80% de los alimentos-, pero su impulso se fue frenando.
Su medida más polémica ha sido la conocida como 'Ley de no Acaparamiento', promulgada tras los desastres que provocaron los huracanes Gustav e Ike -según datos oficiales, dejaron pérdidas de 9.722 millones de dólares, equivalentes al 20% del PIB y afectaron a 530.758 viviendas-. La norma impone un tope a lo que puede comprar cada persona y ha puesto contra las cuerdas al mercado negro del que vivía la mayoría de la población.
50 años después de ese histórico 1 de enero, los cubanos viven una paradoja constante: indicadores económicos del tercer mundo -a los que contribuye el embargo que decretó EEUU en 1963- contrastan con marcas sociales propias de país desarrollado -esperanza de vida de 77 años; mortalidad infantil de 5,3 por cada mil nacidos vivos-; el alto nivel cultural de la población -la tasa de analfabetismo es prácticamente nula y 45.000 universitarios se licencian cada año- choca con la pobreza de la propaganda... En definitiva, unos dignos ideales se enfrentan a la dureza de constatar que no se han llevado a la práctica.

Más extradiciones


Entrega México 10 narcos a EE UU
El Gobierno de México entregó a 10 presuntos narcotraficantes a EE UU, quienes eran requeridos en extradición por ese país.
La mayoría de los presuntos criminales pertenecían a los cárteles de los hermanos Arellano Félix y del Golfo, así como a otras organizaciones criminales, entre éstos últimos está el colombiano Juan Diego Espinoza Ramírez, "El Tigre", pareja sentimental de Sandra Ávila Beltrán, "La Reina del Pacífico". Los otros enviados al país vecino son; por parte del cártel de Tijuana: Jesús Labra Avilés, "El Chuy" Labra; Armando Martínez Duarte; Efraín Pérez Ariciniega y Jorge Aureliano Félix, "El Macumba". Por el cártel del Golfo fueron entregados: Juan Carlos de la Cruz Reyna, "El JC"; Rubén Sauceda Rivera y José Manuel Barrientos.
Con estas, se llegan a 192 extradiciones en lo que va del gobierno del Presidente Calderón; de ellos 184 han sido extraditados a los Estados Unidos.
En el año 2008 se llega a 99 extraditados al mundo y de ellos 95 a la justicia estadounidense
***
Comunicado
SE EXTRADITAN DIEZ MIEMBROS DEL CRIMEN ORGANIZADO
Miercoles, 31 de Diciembre de 2008 Boletín 1045/08
El Gobierno de México informa que este día se concedió, en el marco de la colaboración jurídica bilateral para combatir el crimen organizado transnacional, la extradición de diez individuos pertenecientes a diversas organizaciones delictivas internacionales -entre ellas, del Cártel del Golfo y del Cártel de los Arellano Félix- dedicados fundamentalmente al tráfico ilícito de drogas y armas.
Con este acto jurídico se alcanzó el número de ciento noventa y dos personas entregadas en extradición en lo que va de la presente administración y ciento ochenta y cuatro a los Estados Unidos de América, estas personas son:
ORGANIZACIÓN DE LOS ARELLANO FÉLIX
• JESÚS LABRA AVILÉS es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América.
• ARMANDO MARTÍNEZ DUARTE es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América.
• EFRAÍN PÉREZ ARCINIEGA es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América.
• JORGE AURELIANO FÉLIX, (a) “MACUMBA” es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, delincuencia organizada y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América.
ORGANIZACIÓN DE OSIEL CÁRDENAS GUILLÉN
• JUAN CARLOS DE LA CRUZ REYNA es buscado para ser procesado por el delito de amenazar con arma de fuego a un oficial federal para impedir sus deberes oficiales ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas, Estados Unidos de América.
• RUBÉN SAUCEDA RIVERA es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, contra la salud y lavado de dinero ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas, Estados Unidos de América.
• JOSÉ MANUEL BARRIENTOS es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa, contra la salud y amenazar a un oficial federal ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Norte de Georgia, Estados Unidos de América.
DE COLOMBIA
• JUAN DIEGO ESPINOSA RAMÍREZ, (a) “El Tigre” es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Florida, Estados Unidos de América.
DE DIVERSAS ORGANIZACIONES
• FIDEL CHAN AMADOR es buscado para ser procesado por delitos de asociación delictuosa y contra la salud ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de California, Estados Unidos de América.
• LUIS OCTAVIO ARELLANO ENCISO es buscado para que termine de compurgar una sentencia dictada por la Corte Superior del Condado de Los Ángeles por delitos de asociación delictuosa y contra la salud y será procesado ante Corte Federal de Distrito para el Distrito Central de California, por los delitos de asociación delictuosa y contra la salud.
Cabe subrayar que la cooperación jurídica bilateral es política fundamental del Estado Mexicano y de la Procuraduría General de la Republica para combatir la delincuencia organizada transnacional, ya que con el intercambio de la información jurídica que se deriva de los elementos de probanza de investigaciones y juicios que se siguen contra las organizaciones criminales, las autoridades de Justicia pueden iniciar juicios y procesos bajo la soberanía de cada país contra los miembros de esas organizaciones, con pruebas de sus actividades ilícitas transfronterizas y de los delitos cometidos en cada uno de los países donde operan.
Los hoy extraditados tienen órdenes de arresto para comparecer ante juicios federales -indictments- por cargos criminales penados en los Estados Unidos de América y para su extradición, tanto el gobierno estadounidense como el de México realizaron todos los procedimientos legales establecidos por el Tratado Bilateral de Extradiciones y Asistencia Jurídica, y su constitucionalidad aprobada por el Poder Judicial de la Federación.
En consecuencia, el día de hoy la Secretaria de Seguridad Publica Federal realizó el excarcelamiento de los indiciados y extraditados para trasladarlos al avión de la PGR que los condujo hacia los Estados Unidos de América, donde ya fueron puestos a disposición de la autoridad federal estadounidense por el Ministerio Público de la Federación.
El operativo de entrega se realizó coordinadamente desde el aeropuerto de la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, y de Toluca, Estado de México.
Con esta acción, el Gobierno de México, a través de la Procuraduría General de la República, la Cancillería y la Secretaría de Seguridad Pública Federal, reiteran su convicción en la estrecha colaboración entre México y el Gobierno de los Estados Unidos de América para combatir más eficazmente a la delincuencia transnacional, y hacer de la frontera común un espacio de alianzas jurídicas en extradiciones y asistencia jurídica mutua, para la verdadera aplicación de la Justicia.

Romance



Y el tiempo que discurre hacia la muerte
no existe por el tiempo que ha pasado
sino por el que falta para verte.

ROMANCE/ Francisco Luís Bernardez (1900-1978), poeta argentino
/
Aquellas cosas profundas
Que yo apenas entendía.
Desde que el amor las nombra
Me parecen cristalinas.
/
Aquel tiempo de otro tiempo,
Que sin gloria transcurría,
Desde que el amor lo empuja
Tiene lo que no tenía.
/
Aquella voz apagada
Es una voz encendida
Desde que el amor de fuego
Su fervor le comunica.
/
Aquella frente desierta.
Aquella frente perdida.
Está mucho menos sola
Desde que el amor la habita.
/
Aquellos ojos cerrados
Están abiertos y miran
Desde que el amor les muestra
Riquezas desconocidas.
/
Aquellas manos desnudas
Ya no son manos vacías
Desde que el amor las llena
Con su propia maravilla.
/
Aquellos pasos sin rumbo.
Aquellos pasos sin vida.
Ya tienen rumbo seguro
Desde que el amor los guía.
/
Aquel corazón oscuro
Luce una luz infinita
Desde que el amor lo alumbra
Con su verdadero día.
/
Aquel pobre entendimiento
Tiene una fuerza más limpia
Desde que el amor lo inflama.
Desde que el amor lo anima.
/
Aquella pluma de siempre
Vive una vida más viva
Desde que el amor la mueve,
Desde que el amor la inspira.
/
Aquel mundo sin objeto
Tiene una razón precisa
Desde que el amor eterno
Lo sustenta y justifica.
/
Aquella vida de antaño
Responde a peso y medida
Desde que el amor confunde
Su existencia con la mía.

Silencio

SILENCIO/Francisco Luís Bernardez (1900-1978), poeta argentino
/
No digas nada, no preguntes nada.
Cuando quieras hablar, quédate mudo:
que un silencio sin fin sea tu escudo
y al mismo tiempo tu perfecta espada.
/
No llames si la puerta está cerrada,
no llores si el dolor es más agudo,
no cantes si el camino es menos rudo,
no interrogues sino con la mirada.
/
Y en la calma profunda y transparente
que poco a poco y silenciosamente
inundará tu pecho de este modo,

sentirás el latido enamorado
con que tu corazón recuperado
te irá diciendo todo, todo, todo.

Estar enamorado


Estar enamorado/Francisco Luís Bernardez (1900-1978), poeta argentino
/
Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo
de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a
la muerte se precisa.
Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que
el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama
desde arriba.
Es respirar el ancho viento que por encima de la carne
se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón
de las heridas.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que
nos mira.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente
repetida.
Es sorprender en unas manos ese calor de la perfecta
compañía.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra
sombra está vencida.
/
Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan
cuerpo y alma.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río
que nos llama.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera
nuestra infancia.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas
y campanas.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes
y las armas.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla
de su espada.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho
se levanta.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo
de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón
y la distancia.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música
sin tasa.
/
Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches
y los días.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza
distraída.
Es recordar a Garcilaso cuando se siente la canción
de una herrería.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras
golondrinas.
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una
casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las
luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre
el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena
y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión
de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña
lucecita.
/
Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo
con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores
y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras
criaturas.
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas
amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente
de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir
su noche oscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía
sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre
es menos dura.
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver
a decir nunca.
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las
manos puras.

Sólo el amor


"eres esa emoción que sólo alcanza
quien se acuerda del mar
desde la tierra.."
SÓLO EL AMOR.../José Angel Valente, poeta español (1929-2000), premio Príncipe de Asturias en 1988.
/
Cuando el amor es gesto del amor y queda
vacío un signo sólo.
Cuando está el leño en el hogar,
mas no la llama viva.
Cuando es el rito más que el hombre.
Cuando acaso empezamos
a repetir palabras que no pueden
conjurar lo perdido.
/
Cuando tú y yo estamos frente a frente
y una extensión desierta nos separa.
Cuando la noche cae.
Cuando nos damos
desesperadamente a la esperanza
de que sólo el amor
abra tus labios a la luz del día.

****

EL AMOR ESTÁ EN LO QUE TENDEMOS...
/
El amor está en lo que tendemos
(puentes, palabras ).
/
El amor está en todo lo que izamos
(risas, banderas).
/
Y en lo que combatimos
(noche, vacío)
por verdadero amor.
/
El amor está en cuanto levantamos
(torres, promesas).
/
En cuanto recogemos y sembramos
(hijos, futuro).
/
Y en las ruinas de lo que abatimos
(desposesión, mentira)
por verdadero amor.
/
"Breve son" 1968

Los Zetas, según testigos

“Los Zetas” por dentro/reportaje
Testigos protegidos indican que este grupo de sicarios dejó de ser el brazo armado del cártel del Golfo para pactar con los Beltrán Leyva la creación de una organización, cuya estructura es semejante a la del Ejército en grados y atributos operativos
Francisco Gómez
El Universal (www.eluniversal.com.mx) 31/12/2008;
La estructura militar bajo la que operan Los Zetas y que han trasladado y adaptado a pandillas en cada estado del país donde actualmente incursionan con gran dosis de violencia, es totalmente conocida por la Procuraduría General de la República (PGR).
Incluso, los fiscales federales saben de la forma de entrenamiento y cómo se mueve la estructura militar utilizada por Los Zetas, que después de iniciarse como el brazo armado del cártel del Golfo ahora —según esa dependencia— se asoció a los hermanos Beltrán Leyva para conformar una nueva organización criminal.
“Testigos protegidos” que pertenecieron al grupo de sicarios y ahora colaboran para la fiscalía, revelaron a fiscales los niveles y jerarquías que rigen dentro de Los Zetas y que están inspiradas también en la disciplina castrense.
Los testigos protegidos que son ahora identificados con los nombres clave de Karen, Rufino, Rafael, Gabriel y Yeraldín, proporcionaron a los fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) informes sobre cómo y dónde son adiestrados Los Zetas en condiciones especiales de sobrevivencia y ataque, según el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/014/2007 al que tuvo acceso EL UNIVERSAL.
Los ahora colaboradores de la PGR dieron a conocer la forma en que ese grupo realiza labores de contrainteligencia, control de sus asociados e igualmente sobre cómo efectúan sus operativos o ejecuciones de enemigos o narcomenudistas que se niegan a colaborar y trabajar con ellos, o que los traicionan.
Las funciones de Halcones, Cobras, Zetas Nuevos y Zetas Viejos, así como el comandante en jefe de la organización, son detallados en las declaraciones de cada uno de los testigos protegidos que fueron interrogados por los fiscales federales encargados de la investigación antes citada.
La estructura
“Los Zetas, la organización criminal a la que pertenecían —dicen los testigos protegidos— tiene como comandante en jefe a Heriberto Lazcano, El Lazca, quien en ausencia de Osiel Cárdenas Guillén, preso en una cárcel de Estados Unidos, asumió el control absoluto del grupo. Él ocupa la máxima jerarquía y es quien decide quiénes son designados como comandantes en cada plaza, los lugares a dónde se mueve la gente y quiénes deben ejecutar los operativos y contra quiénes deben ir éstos”.
Ahora bien, en el nivel más bajo están a quienes se denomina como Halcones, que son los “ojos de la ciudad” o vigilantes; el siguiente nivel es el de los encargados de las tiendas o puntos, los de “productividad”, como les llaman; siguen Los L o Cobras, que son los ayudantes o encargados de dar seguridad de Los Zetas, por lo que andan equipados con una arma larga y una corta.
El siguiente nivel es el de Zetas Nuevos, quienes son los llamados Kaibiles, ex militares guatemaltecos que tuvieron entrenamiento especial y que siempre andan con las mejores armas largas y cortas, granadas, chalecos antibalas y cascos, son los encargados de entrar primero a las casas, de revisarlas y de llevar el mando en los operativos, son los encargados de ejecutar a la gente porque suponen que eso les da mas fuerza y hace honor a su categoría de Zetas Nuevos.
Incluso en caso de enfrentamientos, Los L o Cobras tienen orden de no disparar hasta que no lo hagan u ordenen los Zetas Nuevos, y en el caso de detenciones o levantones, Los L son los encargados de esposar a los sujetos y de subirlos a los vehículos, mientras los Zetas Nuevos dirigen el operativo.
Fuera de los Kaibiles guatemaltecos hay todavía en ese nivel algunos miembros del desaparecido grupo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llamado Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes), que son desertores del Ejército Mexicano con entrenamiento especial.
Dentro de la estructura de Los Zetas está gente de mucha antigüedad en la organización y que son conocidos como Cobras Viejos o L Viejos, quienes están integrados por gente de confianza, pero por carecer de formación militar sólo pueden ser comandantes de Los L o Cobras, como es el caso del llamado El 40, Miguel Treviño, quien ahora junto con El Lazca integró el pacto para la alianza de Los Zetas con los hermanos Beltrán Leyva; El Talibancillo o Talibán 2, hermano de El Talibán; o bien El 42, quien es Omar Treviño, hermano de El 40; El 02, quien es El Meme Flores y El Bebé.
Otro nivel es el de Zetas Viejos, que son los originales y que en su mayoría fueron ex Gafes, que formaron a finales de los 90 y principios del año 2000 el grupo. Quienes están dentro de esa categoría son El comandante Mateo, El Mamito, El Hummer, El Rex, El Caprice, El Tatanka, El Lucky, El Paguita, El Cholo, El Ostos, El JC, El Cachetes, El Pita, El Bedur, El Cuije, El Chispa, El Chafe, El Tizoc, El Tejón, El Flaco, entre otros, y que llegaron a ser un grupo de casi 40 hombres.
Ahora, varios de ellos están muertos o prisioneros, de tal forma que ya son pocos quienes originalmente formaron a Los Zetas. También, los integrantes de este nivel se hacen llamar en ocasiones “los licenciados”, “los maestros” o inclusive “los ingenieros”, con el fin de evitar que se les identifique cuando se encuentran “colgados” los teléfonos que usan cada uno de ellos.
Al margen de esta estructura, el hermano de Osiel Cárdenas, conocido como Tony Tormenta, formó el grupo de Los Escorpiones que está integrado por ex militares y civiles, pero que debido al pleito que tuvo Osiel con su hermano, cuando éste último pretendió tomar su lugar dentro de la organización, fueron retirados en virtud de que Osiel cortó toda comunicación con Tony Tormenta, aunque lo dejó trabajar por su lado sin meterse con él.
Aparte de los anteriores niveles, en cada plaza, el encargado de la misma tiene “informantes”, su “contador” y su “sicario”, este último es el responsable de la seguridad personal del comandante. Por lo que hace al nivel de “informantes”, éste normalmente es una persona con conocimiento
y relaciones en el lugar, que no tiene problema legal alguno y que está disponible en el momento que sea. Se mueve principalmente en la ciudad y depende directamente del comandante de la plaza.
El contador se encarga de controlar los recursos económicos de la organización en el lugar que se trate, por lo que es el que paga los sueldos de todos, las nóminas de los servidores públicos que están en contubernio con la organización y que reciben de ésta diversas cantidades de dinero. Es también quien tiene en su poder las llamadas “nóminas” donde obran los nombres de cada servidor público involucrado. El principal contador de la organización se conoce como Comandante Sol, por ser de los primeros zetas, y se encarga de mover todo el dinero, y depende directamente de El Lazca.
La Estaca
Los Zetas, según los documentos de la PGR, se mueven en una formación a la que llaman La Estaca, a semejanza de una escuadra del Ejército. Se compone de un vehículo tripulado por cuatro o cinco elementos, distribuidos jerárquicamente: el “comandante” que suele ser un Zeta Viejo o un Cobra Viejo, según se trate, Zetas o un L, quien siempre es el conductor; como su copiloto. Si se trata de Zetas Viejos, va un Zeta Nuevo o Kaibil y en la parte posterior dos o tres L o Cobras más.
Si se trata de que el comandante sea un Cobra Viejo, su copiloto puede ser un Cobra o un Zeta Nuevo y dos o tres L o Cobras atrás.
El Punto, es como se denomina a las casas de seguridad que cada comandante tiene por separado y que siempre son rentadas para que no puedan ser ligada a ellos; este lugar siempre se encuentra vigilada por un Halcón que suele andar en un vehículo que le proporciona la “organización” o “la compañía”.
Siguen los sitios donde se vende la droga y que llaman tiendas distribuidas en cada colonia o también están los “puntos callejeros” que pueden ubicarse en parques, centros comerciales o diversas esquinas. Luego de que la organización surte a las tiendas que trabajan dos turnos, uno de día, de las 8:00 de la mañana a las 12 de la noche y, el turno de noche, que es de las 12 de la noche a las 8:00 de la mañana siguiente. Hay encargados de supervisar la venta y recoger el dinero de ésta.
Existen diversas casas en cada plaza donde se realiza la confección y empaque de los pases de cocaína y heroína para surtir a las tiendas, en esos sitios se efectúa el pesaje, corte y empaque de la droga. Ahí, trabajan los maquiladores o pesadores, que son los encargados de pesar la droga y envolverla en papeles que les llaman pizas.

Detenido "La Fresa"

Confirma Sedena captura de jefe de La Familia
Agencia EL UNIVERSAL El Universal On line, Martes 30 de diciembre de 2008;
Detalla la dependencia que Alberto Espinoza Barrón, alias La Fresa, fungía como 'Jefe de la Plaza' en la ciudad de Morelia, donde coordinaba el acopio de enervantes, principalmente el tráfico de cocaína
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que en la madrugada del lunes fue capturado en Morelia, Michoacán, el narcotraficante Alberto Espinoza Barrón, alias La Fresa, a quien identificó como "Jefe de Plaza" en esa ciudad para la organización criminal La Familia Michoacana.
Señaló que la captura de Espinoza Barrón la realizaron elementos del Ejército, en apoyo de la Procuraduría General de la República (PGR), a quien le aseguraron dos fusiles R-15 y una pistola calibre 38 super.
De acuerdo con la Sedena, La Fresa fungía como "Jefe de la Plaza" en la ciudad de Morelia, donde coordinaba el acopio de enervantes, principalmente el tráfico de cocaína.
Esta droga la recibía en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, procedente de Sudamérica, para su posterior traslado a Estados Unidos, agregó la dependencia.
Espinoza Barrón también ejercía el control de los puntos de distribución de droga en Morelia, "donde realizaba sus actividades ilícitas adoptando un perfil extremadamente discreto".
La Sedena aseguró que para lograr ese control de sus actividades, el detenido "recurría a acciones de intimidación y cooptación de autoridades, logrando integrar una estructura de protección e impunidad hacia su organización delictiva".
Asimismo, agregó la secretaría, extorsionaba a personas dedicadas a la venta de mercancía ilícita y negocios formales, secuestrando a quienes se negaban a colaborar con su organización criminal.
Indicó que también contaba con grupos de sicarios en la ciudad de Morelia, que se encargaban de detectar la presencia de células narcotraficantes antagónicas, así como con grupos de colaboradores conocidos como "halcones", encargados de vigilar los movimientos del personal militar y otras autoridades federales para evitar acciones en su contra.
La Sedena recordó que "la organización narcotraficante autodenominada La Familia Michoacana surgió en el 2006 como un grupo aliado a la organización 'Cardenas Guillén', que operaba en el estado de Michoacán, separándose de dicha organización en junio del 2008 y asumiendo el control total de las actividades de narcotráfico en esa entidad".

Indicó que los lideres de la Familia Michoacana han sido identificados como "Nazario Moreno González (a) El Chayo y Jesús Méndez Vargas (a) El Chanco".
Aseguró que estos
han iniciado la expansión de sus actividades de narcotráfico, a través de sus lugartenientes, hacia los estados de Guanajuato, Guerrero y Estado de México, "en los cuales mantiene una fuerte rivalidad con las organizaciones criminales conocidas como 'Beltrán Leyva´ y Cárdenas Guillén´". JGM/fml

30 dic. 2008

Israel desoye la petición mundial


Israel ignora la petición mundial de detener el bombardeo sobre Gaza
Quinta jornada de bombardeos israelíes sobre Gaza; son ya más de 380 los palestinos muertos desde el inicio de la campaña militar contra Hamás en la franja de Gaza, el pasado sábado, a lo que hay que añadir más de 1,700 heridos.
Pese a los llamamientos de este martes realizados por la comunidad internacional, encabezada por el Cuarteto ONU, EE UU, UE y Rusia, que reclamó un alto al fuego "inmediato" que fuera "plenamente respetado".
Empero, el Gobierno presidido por Ehud Olmert parece decidido a continuar con los bombardeos. "La ofensiva de Gaza ha comenzado y no concluirá hasta que se hayan logrado los objetivos. Seguiremos de acuerdo con nuestro plan", declaró el primer ministro israelí.
Prosigue también el lanzamiento de cohetes desde territorio palestino por parte de las milicias de Hamás, que hasta el momento se han cobrado la vida de cuatro israelíes.
Empero, los nuevos bombardeos, más allá del daño que han provocado, suponen un claro desafío de Israel a la comunidad internacional.
¡Falta garrra de la comunidad internacional para para esto!

Israel y Hamas

La agonía de Gaza y la trampas de Israel/Shlomo Ben-Ami, antiguo ministro de Exteriores de Israel, y actualmente vicepresidente del Centro Internacional de Toledo para la Paz. Su último libro es Scars of War, Wounds of Peace: The Israeli-Arab Tragedy.
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
Pulicado en EL PAÍS, 30/12/08;
Con todos los cohetes que se lanzan a diario contra las ciudades israelíes desde la franja de Gaza, más la rivalidad entre los políticos israelíes para ver quién ofrece la respuesta más dura a las bravatas de Hamás y dado que la capacidad del Gobierno egipcio para mediar en un nuevo alto el fuego más sólido que el anterior se ha visto gravemente perjudicada por sus propias tensiones con los islamistas de Gaza, una operación militar masiva de Israel era sólo una cuestión de tiempo.
La falta de cauces políticos es lo que ha convertido este conflicto en tal tragedia humana y ha hecho que la acción militar sea el único lenguaje de comunicación entre las dos partes. Hamás e Israel se obstinan en negarse mutuamente, la comunidad internacional ha boicoteado a Hamás por su negativa a incorporarse al proceso de paz encabezado por el Cuarteto, y la Unión Europea ha seguido los pasos de la obcecada política de Estados Unidos de permitir que se desmorone el acuerdo de La Meca. Dicho acuerdo ofrecía la oportunidad, por endeble que fuera, de que un movimiento palestino unido pudiera alcanzar un acuerdo negociado con Israel. Ahora, para Israel, se trata de decidir si invadir Gaza u optar por una táctica diferente. Pero Hamás tampoco está libre de contradicciones. Tanto Israel como Hamás están atrapados en un dilema aparentemente irresoluble.
Hamás, como autoridad, debe ser juzgado por su capacidad de proporcionar seguridad y un gobierno decente a la población de Gaza, pero, como movimiento, es incapaz de traicionar su empeño implacable de combatir al ocupante israelí hasta la muerte. Al fin y al cabo, no ganó las elecciones para lograr la paz con Israel ni mejorar las relaciones con Estados Unidos. Por muy prometedoras que resulten algunas señales esporádicas de que se aproxima al campo del realismo político, entre sus prioridades inmediatas no está el traicionar su propia raison d’etre mostrando su apoyo al proceso de Annápolis de los estadounidenses.
La ofensiva de cohetes Kassam de Hamás, que ha convertido todo el Neguev occidental en rehén de los caprichos de los escuadrones islamistas, no es un intento de arrastrar a Israel a una costosa invasión que podría sacudir su régimen, sino una medida destinada a establecer un equilibrio de amenazas basado en mantener vivas las llamas de un conflicto de baja intensidad aunque se acuerde una nueva tregua.
Un Hamás cada vez más arrogante y extremadamente bien armado confiaba en que se acordara dicha tregua sólo a cambio de nuevas concesiones de Israel y Egipto: la apertura de los pasos de Gaza, entre ellos el paso de Rafah, controlado por los egipcios (inflexibles en su postura de que debe permanecer cerrado), la liberación de presos de Hamás en Egipto, la suspensión de las operaciones de Israel contra activistas de Hamás en Cisjordania y el derecho a responder a cualquier supuesta violación del alto el fuego por parte de Israel.
Sin embargo, la actitud de Hamás ha demostrado ser un peligroso ejercicio de política suicida, porque un conflicto de baja intensidad puede degenerar fácilmente en una auténtica llamarada si, como ha ocurrido ahora, la contención exhibida hasta el momento por los israelíes se vuelve políticamente insostenible. A diferencia del ataque de Israel contra Hezbolá en el verano de 2006, la operación actual no es una reacción impulsiva desencadenada por un inesperado casus belli; es una decisión que pretende cambiar la ecuación estratégica entre Israel y el régimen de Hamás en Gaza.
Hamás también ha estado jugando con fuego en el frente egipcio. Mostró su rechazo con su altanera interrupción del proceso de reconciliación con la OLP de Mahmud Abbas encabezado por Egipto y al comprometerse a desbaratar la iniciativa egipcia y saudí para ampliar el mandato presidencial de Abbas hasta 2010. Hamás ha dejado claro que, cuando termine oficialmente la presidencia de Abbas, el 9 de enero, preferiría nombrar en su lugar al presidente del Parlamento palestino, un miembro del movimiento que se encuentra en una prisión israelí.
El radicalismo de Hamás no carece de propósito político. Lo que está llevando a cabo es un intento de enterrar definitivamente lo poco que queda de la solución de los dos Estados. Los pobres resultados del proceso de Oslo hasta ahora son, para Hamás, nada más que la confirmación de su opinión de siempre, que Oslo estaba condenado al fracaso y que Israel y Estados Unidos nunca tuvieron intención de respetar los requisitos mínimos del nacionalismo palestino. Hamás nunca ha sido indiferente a los cálculos políticos cotidianos, pero tampoco se limita exclusivamente a ellos. Es un movimiento fundamentalmente religioso que opina que el futuro pertenece al islam y que se ve, en el futuro, envuelto en una lucha armada a largo plazo por la liberación de toda Palestina.
Tampoco fue completamente irracional el ejercicio de política suicida, porque el legado del intento frustrado de Israel de destruir Hezbolá en 2006 es que el aparato militar israelí se ha dedicado, por primera vez en la historia del país, a propugnar la contención y oponerse a las acciones más duras propuestas en las reuniones del consejo de ministros. El ejército no quería esta guerra; estaba resignado a que era inevitable. La resistencia de Israel a lanzar un ataque masivo contra el régimen de Hamás en Gaza nace de un análisis detallado de los límites de lo que se puede lograr por la fuerza, hasta el punto de que el ministro Barak estaba dispuesto a pagar un alto precio político, en plena temporada de elecciones, al aceptar una nueva tregua incluso aunque Hamás la violase de forma intermitente.
Un ataque militar contra una franja de tierra tan pequeña y tan densamente poblada, en la que Hamás ha utilizado de forma sistemática a los civiles como escudos humanos, no tiene más remedio que someter al ejército israelí a acusaciones de crímenes de guerra. Por muy justificada que esté la actuación de Israel, y por mucho que la comunidad internacional critique el régimen represivo y oscurantista de Hamás en Gaza, tardaremos poco en ver que la cobertura de las bajas civiles en los medios de comunicación pone a Israel, y no Hamás, en la picota de la opinión internacional. Israel preferiría evitar a toda costa una invasión masiva, aunque sólo sea porque la reocupación de Gaza significaría tener que volver a asumir la responsabilidad exclusiva del millón y medio de palestinos que hoy viven bajo control de Hamás.
Pero, aunque Israel esté dispuesto a absorber el precio de las duras condenas internacionales, no está nada claro qué significa verdaderamente un triunfo en una guerra así. ¿Es una opción realista pensar en derrocar el régimen de Hamás? Tal vez caiga el Gobierno de Ismail Hanyieh, pero Hamás seguiría siendo un poderoso producto natural de Palestina que agruparía a su alrededor a la población. E, incluso bajo una nueva ocupación israelí, el ocupante podría sufrir la humillación suprema si se siguen lanzando misiles Kassam mientras las divisiones acorazadas israelíes se despliegan en la franja.
Y, por último, después de que se haya asestado un golpe mortal a lo que quedaba del proceso de paz y los cementerios de Israel y una Gaza devastada vuelvan a llenarse de víctimas, Israel querría salir de esa trampa y volver a negociar otro alto el fuego… con el mismo Hamás.

La paz en Gaza; desafio de Obama

La paz en Gaza no llegará de Irán/Mateo Madridejos
Publicado en EL PERIÓDICO, 29/12/08;
Antes y después de la guerra contra el Irak de Sadam Husein, los responsables del Gobierno de George Bush airearon la hipótesis de que el camino de la paz en Jerusalén pasaba por Bagdad. El pronóstico no se confirmó. La situación en Palestina, lejos de mejorar, se degradó y se complicó hasta que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, tiró la toalla en noviembre, renunció a las urgencias de crear un Estado palestino, impulsadas un año antes en Annápolis (EEUU), y legó al presidente electo Barack Obama y su secretaria de Estado, Hillary Clinton, la pesadilla humana y el paisaje devastado de Gaza, el conflicto más enconado del mundo.
La situación no ha cambiado sustancialmente en el último decenio, en el que se sucedieron las iniciativas pacificadoras y los episodios de violencia y hasta de guerra abierta en el verano de 2006, en la frontera del Líbano. Cada vez menos gente cree en la solución de los dos estados que con tanto ahínco como precario compromiso y escasa fortuna preconizó Washington. Los palestinos de Cisjordania siguen bajo ocupación militar, ahora con el añadido de una muralla inhumana, y los de Gaza están sometidos a la doble férula del bloqueo israelí con sus bombardeos demoledores y el fanatismo del conglomerado Hamás-Yihad Islámica, el régimen teocrático y extremista imperante desde junio del 2007.
Ahora hace seis años, la iglesia de la Natividad en Belén, epicentro del cristianismo, estaba sitiada por las tropas israelís en su intento de capturar a palestinos allí refugiados, mientras la insurrección y la represión se extendían por toda Cisjordania. La situación económica ha mejorado, los turistas regresan a Belén (el mejor año desde 1999), pero tienen que pasar un puesto de control del Ejército hebreo a la sombra siniestra del aparatoso muro de separación. Encerrados en dos guetos, los palestinos son incapaces de superar sus divergencias y no tienen depositadas muchas esperanzas en el próximo presidente norteamericano, cuyas declaraciones y designios no difieren de los de su vilipendiado predecesor.
El fin de la tregua entre Hamás e Israel, tras seis meses de vigencia, coincide con un clima electoral que favorece las declaraciones y las acciones belicistas de los dirigentes judíos. Haaretz informaba con intención disuasoria de que el Ejército hebreo habrá de hacer frente en Gaza a 15.000 milicianos entrenados según el patrón de Hizbulá y que actúan, una vez más, al borde del abismo cuando disparan sus cohetes contra territorio israelí, una táctica desesperada y suicida que provoca aunque no justifique los asesinatos selectivos y ahora los bombardeos que Israel practica con una desenvoltura rutinaria y una buena conciencia sorprendente.
DURANTE LOS últimos seis años, la estrategia norteamericana en el Oriente Próximo estuvo dominada por la guerra y la lucha contra el terrorismo en Irak. De las declaraciones de Obama se infiere que su prioridad se va a trasladar previsiblemente a Afganistán y la frontera afgano-paquistaní, refugio de Al Qaeda y territorio propicio para el resurgir de un Estado terrorista pertrechado con el dinero del opio. Ese giro hacia el este del esfuerzo militar suscita escepticismo, teniendo en cuenta la fracasada experiencia soviética de los años 80 y 90, pero los asesores del nuevo presidente arguyen que se acompañará por una renovada actividad diplomática.La llamada cuestión palestina ocupa un lugar secundario en esa estrategia. Algunos de los cabeza de huevo o intelectuales que con Obama regresan a sus lares de Washington, con sus equipajes llenos de teorías y grandes estrategias, insisten en que la nueva Administración debería centrarse en el problema planteado por Irán y sus ambiciones nucleares, tras proclamar que su objetivo no es cambiar o aislar al Gobierno de los ayatolás. La mejor manera de afrontar el problema, siempre según la cohorte intelectual, pasaría por una negociación con Teherán, sin condiciones previas, y la oferta de incentivos económicos, energéticos y diplomáticos.
EL DIÁLOGO con Irán sería una primicia del llamado soft power (poder blando o suave) del profesor Joseph Nye, cuyo más reciente libro, The powers to lead (Los poderes para mandar), se me antoja un catálogo de presunciones optimistas que pretenden inspirar a un presidente cuya campaña electoral fue una persistente incitación
para restablecer el liderazgo norteamericano sin recurrir a los métodos contraproducentes de su predecesor. La tragedia de Palestina quedaría preterida, a la espera de que la paz pase por Teherán, lo que parece poco realista por más que Hamás reciba ayuda iraní o los israelís utilicen de manera desproporcionada su poderío.La tensión y la carnicería de Gaza reflejan las profundas divergencias que se observan entre los eternos enemigos, en ambos casos agravadas por los imperativos electorales. Bush nada hizo por la reconciliación entre las dos facciones palestinas, imprescindible para cualquier arreglo. En Israel, el cambio del curso de la historia, que exige detener la colonización y los bombardeos, está paralizado por la campaña electoral, ya que algunos de los candidatos preconizan el entierro de la solución de los dos estados. Los bombardeos de Gaza y sus secuelas en el mundo árabe-islámico confirman que el primer desafío de Obama no se sitúa en Teherán, sino en Palestina.

Has Israel Revived Hamas?

Has Israel Revived Hamas?/By Daoud Kuttab, a Palestinian journalist and a former Ferris professor of journalism at Princeton University
THE WASHINGTON POST (www.washingtonpost.com); 30/12/08;
In its efforts to stop amateur rockets from nagging the residents of some of its southern cities, Israel appears to have given new life to the fledging Islamic movement in Palestine.
For two years, the Islamic Resistance Movement (known by its Arabic acronym,
Hamas) has been losing support internally and externally. This wasn’t the case in the days after the party came to power democratically in early 2006; despite being unjustly ostracized by the international community for its anti-Israeli stance, Hamas enjoyed the backing of Palestinians and other Arabs. Having won a decisive parliamentary majority on an anti-corruption platform promising change and reform, Hamas worked hard to govern better than had Fatah, its rival and predecessor.
Things began to sour when Hamas violently seized control of Gaza, but even then, Hamas enjoyed considerable domestic support — and much goodwill externally. Then the movement turned down every legitimate offer from its nationalist
PLO rivals and Egyptian mediators to pursue reconciliation, and support for it began to slip.
Things got worse in November when a carefully planned national unity effort from the Egyptians failed because, at the very last minute, Hamas’s leaders refused to show up in Cairo. Failure to accept this roundtable invitation greatly upset the Egyptians, and they and other Arab leaders scolded Hamas publicly. Omar Suleiman, the head of the Egyptian intelligence service who was organizing the meeting, termed Hamas’s reasons for rebuffing the invitation “unwarranted excuses.” Hamas sought for its leader a seating position equivalent to the Palestinian president’s, and it wanted Hamas security prisoners held in the West Bank to be released. Palestinian nationalists insist that Hamas’s rejection of unity talks was solely to avoid the PLO’s demand for new presidential and parliamentary elections.
A poll carried out afterward by the Jerusalem Media and Communications Center showed that most Palestinians blamed Hamas for the failure of the talks. The survey, which was sponsored by the German Fredrich Ebert Foundation, found that 35.3 percent of respondents believed Hamas bore more responsibility for the stalemate. Fatah was blamed by 17.9 percent, and 12.3 percent said both Fatah and Hamas were responsible.
The lack of international support since the 2006 elections, followed by this rebuff to Gaza’s only Arab neighbor, Egypt, compounded the deterioration of Hamas’s internal support. By November, the survey showed, only 16.6 percent of Palestinians supported Hamas, compared with nearly 40 percent favoring Fatah. The decline in support for Hamas has been steady: A year earlier, the same pollster showed that Hamas’s support was at 19.7 percent; in August 2007, it was at 21.6 percent; in March 2007, it was at 25.2 percent; and in September 2006, backing for the Islamists stood at 29.7 percent.
That’s why, as the six-month cease-fire with Israel came to an end, Hamas calculated — it seems correctly — that it had nothing to gain by continuing the truce; if it had, its credentials as a resistance movement would have been no different from those of
Mahmoud Abbas’s Fatah. Unable to secure an open border and an end to the Israeli siege, while refusing to share or give up power to Abbas, Hamas could have had no route to renewed public favor.
For different reasons, Hamas and Israel both gave up on the cease-fire, preferring instead to climb over corpses to reach their political goals. One side wants to resuscitate its public support by appearing to be a heroic resister, while the other, on the eve of elections, wants to show toughness to a public unhappy with the nuisance of the Qassam rockets.
The disproportionate and heavy-handed Israeli attacks on Gaza have been a bonanza for Hamas. The movement has renewed its standing in the Arab world, secured international favor further afield and succeeded in scuttling indirect Israeli-Syrian talks and direct Palestinian-Israeli negotiations. It has also greatly embarrassed Israel’s strongest Arab neighbors, Egypt and Jordan.
While it is not apparent how this violent confrontation will end, it is abundantly clear that the Islamic Hamas movement has been brought back from near political defeat while moderate Arab leaders have been forced to back away from their support for any reconciliation with Israel.
By choosing the waning days of the Bush administration to attack Gaza, the Israelis knew they would face no opposition from the leader of the so-called war on terrorism. Just as
George W. Bush’s misadventure in Iraq played into the hands of radicals and terrorists, this Israeli action will produce nothing less than that in Palestine. Let us hope that the Obama administration will see the consequences of what is not only a crime of war but also a move whose results are exactly the opposite of its publicly proclaimed purposes.

Evangélicos discriminados

En 2008 se documentaron 54 casos de intolerancia religiosa contra la población evangélica, que van de amenazas y delitos graves, como privación ilegal de la libertad, a amagos de muerte, robo con violencia y “donativos” sistemáticos de autoridades para beneficiar a la Iglesia católica, dice una nota de La Jornada (30/12/2008);
Para Óscar Moha Vargas, director en México de Voz de los Mártires, cuya sede se encuentra en Washington, EE UU, los casos de intolerancia y discriminación religiosa contra miembros de iglesias cristianas evangélicas continúan al alza en el país, la mayoría de las veces con la complicidad de las autoridades, principalmente estatales y municipales.
Esa organización pudo documentar -agrega la nota firmada por Antonio Roman-, con datos de las iglesias afectadas, población, nombres de víctimas y, en algunos casos, hasta las denuncias ante las autoridades correspondientes, más de 50 casos de intolerancia, en los cuales destacan actos como la expulsión de comunidades y pérdida de propiedades.
Moha Vargas advirtió de la “inadecuada atención” de las oficinas encargadas de asuntos religiosos a ese fenómeno, ya que se limitan sólo a la esfera administrativa, sin llegar a sanciones o a la impartición de justicia, dando con ello paso a la impunidad.
Junto con otras iglesias y organizaciones se identifica a Chiapas, Guerrero y Oaxaca como las entidades que presentan mayor número de violaciones a los derechos humanos. Además, mencionó que en esos estados los distintos niveles de gobierno avalan que los llamados “usos y costumbres” estén por encima de las garantías individuales y se violen artículos constitucionales, invalidando así la libertad de culto.
Uno de los más recientes actos de intolerancia religiosa se reportó en Hidalgo, donde la comunidad católica de Ixmiquilpan negó a una familia indígena sepultar a una mujer con el argumento de que profesaba otra religión.

Obama por Zapatero

Obama, el horizonte del cambio/JOSE LUIS RODRíGUEZ ZAPATERO
Publicado en El Mundo (www.elmundo.es), 3'/12/2008;
Cuando una sociedad democrática como la norteamericana, que mantiene intacto el vigor que la ha hecho tan admirable, quiere el cambio, el cambio de ciclo político, lo hace posible y de qué manera. Con un gran debate nacional, con un contraste minucioso de la idoneidad de los candidatos, y con un respaldo final a quien ha sabido encarnarlo mejor que nadie, primero ante su propio partido y luego ante la comunidad entera de ciudadanos.
La victoria de Barack Obama es, así, una nueva prueba de aquella idea de Hannah Arendt sobre la capacidad de la política para producir nuevos comienzos, la idea de que la política permite a las sociedades humanas volver a empezar de nuevo. Imagino que eso, sobre todo, debían anhelar las personas que apoyaron al senador de Illinois durante su larga campaña electoral: comenzar de nuevo, estrenar esperanzas. Esperanzas de paz, prosperidad económica, solidaridad social, libertad.
Y lo cierto es que en todo el mundo mucha gente ha tenido su esperanza en vilo deseando la victoria de Obama. Gentes de distintas creencias religiosas, de distintas posiciones políticas, de distintas razas y naciones. Una diversidad humana y una pluralidad política sobre las que algunos habían teorizado el choque inevitable y el conflicto irresoluble. Sin embargo, hasta en su propia biografía, Obama representa la integración de esa diversidad, una integración que es, sin duda, problemática, compleja, pero alcanzable y que, en todo caso, merece ser buscada y no desechada.
Quizá por eso, por la confianza en que los problemas pueden resolverse, en que al final se puede, Obama insiste tanto en denunciar al peor enemigo de la política: el cinismo. El cinismo tiene magníficos disfraces, se viste de conocimiento, de experiencia, de prudencia, de pragmatismo. Pero, antes o después, el cinismo siempre muestra su condición más característica, la indiferencia ante el dolor humano, ante la desigualdad, ante la pobreza extrema; indiferencia culpable, alianza con la derrota.
Lo cierto es que las luces de la ilusión y de la esperanza ilustrada suelen guiar mejor a los seres humanos que las del cinismo o el fatalismo, cuando se trata de salir de graves dificultades. Por eso, es difícil sustraerse a la empatía con un hombre que en 2002, cuando iniciaba su carrera al Senado, se manifestó abiertamente contra la guerra de Irak. Con un hombre que pensaba que el ataque a Irak, además de hacer un daño terrible a la población iraquí, además de causar mucho dolor al pueblo norteamericano, haría que muchos millones de musulmanes siguieran a los líderes equivocados en sus países.
no va a bajar los brazos frente al totalitarismo ni frente a la violencia; pero también estoy convencido de que no los levantará guiado por los prejuicios, la ira o el deseo de venganza.
Sólo gana el que sabe reconocer la victoria. Y a estas alturas sabemos que la victoria que pretendemos es la de la ley frente al poder arbitrario, la de la prosperidad frente al hambre, la de la naturaleza frente a la destrucción del medio ambiente.La de la libertad y la esperanza frente a la dominación y la resignación.
Con la victoria de noviembre, los electores le han dado a Obama una magnífica oportunidad, lo sé bien por propia experiencia; pero, sobre todo, se la han dado a ellos mismos. El proyecto de los demócratas supone una apuesta importante por la ampliación de los derechos y libertades de los ciudadanos de su país. Aspectos cruciales como la ampliación de la asistencia sanitaria deberán ser abordados en un tiempo de dificultades económicas importantes. Toda la agenda social del nuevo presidente suena bien a los oídos de un dirigente socialdemócrata europeo. Y algo parecido a una agenda progresista global no es siquiera imaginable sin el impulso político dado desde Estados Unidos.
Pero sería miope no compartir con otras latitudes políticas el cambio que se ha inaugurado el pasado 4 de noviembre. Sería torpe desdeñar la buena acogida con que los líderes europeos conservadores parecen haber recibido la victoria de Obama. Si en este sentido el cambio es contagioso, también por ello resulta saludable.
Ahora bien, la pobreza es una desgracia, no una penitencia. La gente que se encuentra en dificultades merece el respeto que se expresa con la solidaridad y con la ayuda del poder público, no es el resultado lógico e inevitable de un libre mercado distribuidor de justicia. La suerte de los demás nunca nos es ajena. Porque éstas son las ideas que anidan en el pensamiento del nuevo presidente norteamericano y que entroncan con esa aportación generosa de bienes comunes globales que Estados Unidos ha aportado al mundo a lo largo de su Historia, desde la ONU a Internet. Y el mundo está necesitado de muchos más bienes comunes.
Obama va a tomar las riendas de su país en unos momentos de crisis financiera y económica sin precedentes. Ya ha anunciado iniciativas de inversión pública, igualmente sin precedentes, para perseguir el objetivo que más le preocupa, la recuperación del empleo. Compartimos ambas cosas, los medios y el fin, como también compartimos una concepción del crecimiento económico inseparable de la lucha contra las consecuencias del cambio climático y la relevancia estratégica del apoyo a las energías renovables.
Estoy convencido de que Estados Unidos va a superar esta crisis más pronto que tarde, y que haciéndolo contribuirá también a ahuyentar la crisis global. Como asimismo lo estoy de que sabrá defender mejor que en el reciente pasado los valores en los que cree, que son también los nuestros, los de una comunidad internacional que sólo puede progresar por el camino de la prevención inteligente de los conflictos, de la afirmación y extensión de la libertad y la tolerancia, y de la cooperación al desarrollo.
Ya en Berlín, el verano pasado, el presidente electo proclamó su confianza en una Europa unida. Ahora nos toca a nosotros, los europeos, responder a esa confianza para hacer de una relación transatlántica renovada uno de los ejes centrales de estabilidad en el mundo. Es así como podremos convertir a un mundo que ya es multipolar en un orden multilateral cargado de legitimidad y por ello mismo más eficaz, para reformar el sistema financiero, para avanzar en la integración del comercio internacional y sobre todo para preservar la paz.
La victoria de Obama ha traído fuerzas nuevas al bando de la política. Aún a sabiendas de la frágil textura de las ilusiones humanas, sólo se puede hacer política con ilusión. El mismo representa el triunfo de la ilusión. Su victoria es una parte importante de la victoria. Y si la política ha producido cambio, ahora le toca al cambio producir política. No es fácil, nunca lo es, pero se puede.