30 ago. 2015

Abraham Torres Tranquilino..

 Abraham Torres Tranquilinoex policía de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, con antecedentes penales, fue detenido por su presunta participación en el asesinato de cinco personas y robo en el caso de la   Colonia Narvarte.

El inculpado tiene  24 años de edad;  fue dado de baja de la corporación porque el 19 de noviembre de 2011 participó en la tortura de una  persona detenida en Tenochtitlán 21, luego de un robo a un comerciante.
 Elementos de la Policía de Investigación lograron detenerlo  alrededor de las 17:00 horas de este domingo 30 de agosto, en la delegación Iztapalapa, en cumplimiento a una orden de detención, por caso urgente, girada por el agente del Ministerio Público, puntualizó el procurador de justicia del DF, Rodolfo Ríos Garza.

México-EU: la relación pasmada/J. JESÚS ESQUIVEL

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
México-EU: la relación pasmada/J. JESÚS ESQUIVEL
La embajada de México en Estados Unidos ha estado acéfala desde hace poco más de cinco meses. La relación bilateral entre ambas naciones apenas tiene espacio en las agendas de Obama o Peña Nieto. Tres son sus temas principales: comercio, migración y lucha antinarco. El primero funciona automáticamente, con el segundo parece que nadie se quiere comprometer y el tercero está cayendo en el olvido, especialmente desde que comenzó el actual sexenio.
WASHINGTON.- Las relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos viven una etapa de letargo que se acentuó desde diciembre de 2012, cuando Enrique Peña Nieto asumió la Presidencia y decidió cambiar el enfoque de la agenda bilateral, empezando por la cooperación en materia de seguridad y el combate al narcotráfico.
El gobierno de Barack Obama tampoco se ha destacado por su interés en la relación con México, y si enfatizó el tema de la lucha contra el narcotráfico fue porque heredó la Iniciativa Mérida, establecida en 2008 por su antecesor George W. Bush y el entonces mandatario mexicano Felipe Calderón.
Con Obama en la Casa Blanca la relación con México no es una prioridad en la agenda de política exterior de Estados Unidos. El mandatario estadunidense no tiene en su haber ningún hecho concreto destacable para pensar lo contrario.

Créeme, no es piedad lo que siento por ti,

El camino cegado por el bosque

 Créeme, no es piedad lo que siento por ti,
ahora que estoy lejos, sino un recuerdo herido.
Por ti y por el camino cegado por el bosque
que no pude seguir aquella noche joven,
perfumada y abierta como el cuerpo de un pino.
No es piedad, sino una sensación de fracaso,
de suave y entrañable dolor que nunca cesa.
Fuiste buena conmigo en mis días de entonces:
me diste cuanto soy, este veneno dulce
que me impulsa a luchar contra el mar, contra el tiempo
y contra el mismo amor de los que bien me quieren.

(Angélica Rivera ) La solitaria de Los Pinos

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
La solitaria de Los Pinos/Arturo Rodríguez García.
En el proyecto presidencial de Enrique Peña Nieto, su relación con la estrella de Televisa Angélica Rivera fue clave para fabricarle una historia de telenovela. Sin embargo, cuando el priista llegó a la Presidencia, su esposa fue desplazada para que no robara cámaras ni se repitiera el incómodo protagonismo de Marta Sahagún… Los escritores Guadalupe Loaeza y Alejandro Sánchez esbozan, en sendas entrevistas, sus retratos de una mujer que fue usada para darle brillo al presidente, luego relegada de las funciones oficiales y que, al concluir el sexenio, a decir de Loaeza, será “la ex en todos los sentidos”.
Por el gusto de aparecer en revistas del corazón, Angélica Rivera Hurtado colocó en el escaparate público la propiedad que estrenaba al iniciar el sexenio de su marido, Enrique Peña Nieto. Con ello rompió el histórico cerco de protección del que gozaban las “primeras damas”, pues se exhibió como parte de la opaca relación entre el Grupo Higa y Los Pinos.
Activo de campaña, su noviazgo con el candidato del PRI encontró cobertura en medios de espectáculos y revistas del corazón. Contribuyó a la sobreexposición mediática que caracterizó a Peña Nieto. Pero pronto pasó de ser el centro de las miradas, sensación de las giras proselitistas y objeto de deseo para las revistas frívolas, a la inexperta que propició el escándalo de la “casa blanca de Las Lomas” y motivo de escarnio público.

Economía: fábrica de pobreza/

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
Economía: fábrica de pobreza/CARLOS ACOSTA CÓRDOVA
En los primeros tres años de su gestión, Enrique Peña Nieto y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray, han venido esgrimiendo un falso discurso económico sobre una pretendida prosperidad nacional. Lo cierto es que convirtieron el país en una fábrica de pobres, según demuestran las propias cifras de instituciones como el Inegi y el Banco de México. Ante esta lacerante realidad, las pregonadas reformas estructurales –la fiscal y la energética– sólo evidencian un crecimiento torpe y excluyente. Al parecer, lo único que se multiplica en México es la pobreza. Y todo indica que esta situación no cambiará en los últimos años.
 El lunes 3, durante una gira de trabajo por el Estado de México, el presidente Enrique Peña Nieto adelantó el tono del discurso que dará el miércoles 2 de septiembre –al menos en la parte económica– con motivo de su tercer informe de gobierno.
El país no ha registrado un crecimiento económico “en los niveles que quisiéramos”; “en el tamaño de crecimiento que hubiésemos querido llevar a la fecha”, dijo. Pero no estamos tan mal, sugirió, pues “a otras economías del mundo les ha ido peor”.
Y agregó: “En México lo sentimos, lo explicamos, pero para quienes tienen, quizá, un mayor conocimiento en el tema, entienden muy bien que el escenario global es difícil; que lamentablemente nos toca observar cómo diferentes regiones del mundo han enfrentado o están viviendo desaceleración en sus economías, incluso teniendo crecimientos negativos en el desempeño de sus economías”.
 Es el discurso recurrente del mandatario, pero sobre todo del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien cotidiana e invariablemente emplea la fórmula, cuando hay un dato malo en la economía, de que otros países están peor que México.

Al relevo, cuates y juniors...

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
 Al relevo, cuates y juniors/ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
Menos de una semana antes de rendir su tercer informe, el presidente Enrique Peña Nieto se reacomoda para la segunda mitad de su sexenio. El jueves 27 hizo varios cambios en su gabinete. Destacó el hecho de que se deshizo de la vieja guardia priista y colocó en puestos clave a personas relativamente jóvenes, pertenecientes, por cierto, a los cla­nes del poder y en su mayoría egresados de universidades privadas. Los analistas ven en esos ajustes –especialmente por los nombramientos de Aurelio Nuño y José Antonio Meade– un preámbulo de la carrera por la Presidencia para 2018.
Por las noches, cuando Aurelio Nuño Mayer entraba al comedor del edificio Hilda Besse, en el St. Antony’s College de la Universidad de Oxford, donde suelen coincidir alumnos de cerca de 70 países, un saludo se repetía a su paso: “Welcome, mister president”.


Benito Mirón –de prolongada estancia en esa universidad, donde obtuvo maestría y doctorado en ciencia política y con quien Aurelio Nuño coincidió, al menos en el comedor, entre 2006 y 2008– dice al reportero que no había carga peyorativa en el apodo que se expandió más allá del Centro Latinoamericano (Latin American Centre), y que se debía a las apasionadas conversaciones que el ahora secretario de Educación intentaba sostener sobre política en medio del barullo estudiantil.
Nuño no dio de alta su licenciatura en el Registro Nacional de Profesiones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), sino hasta 2013. Su posgrado sigue sin estar registrado. Pero, a su regreso a México, pronto fue conocido como “el maestro”, y así se le presentó en diferentes actos oficiales. Desde el inicio del actual sexenio asumió un protagonismo inusitado como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, cargo que el Latin American Centre de Oxford celebró en su oportunidad.

Matan a Jesús Bucio Cortés, líder autodefensa en Tancítaro

 Matan a líder autodefensa en Tancítaro
Rforma, Adán García/ Corresponsal
Morelia, México (30 agosto 2015).- Jesús Bucio Cortés, fundador del movimiento de autodefensas en Tancítaro, Michoacán, es uno de los dos civiles asesinados a balazos en el ataque de hoy a una barricada en esa localidad.
Fuentes policiacas confirmaron el deceso del también presidente del Consejo de Vigilancia de Autodefensas en Tancítaro y productor aguacatero.
La otra víctima es otro integrante del movimiento de autodefensas, identificado como Antonio Bucio.
De acuerdo con las primeras investigaciones ministeriales, el ataque ocurrió cerca de las 8:00 horas en una barricada instalada sobre la carretera Tancítaro-Nuevo San Juan Parangaricutiro, en la desviación a la comunidad de Púcuaro.
Bucio Cortés encabezó junto con otros aguacateros el levantamiento armado el año pasado, luego que lo hicieron Buenavista Tomatlán, Tepalcatepec, Coalcomán y Chinicuila.
La rebelión civil permitió desterrar de esa localidad al Cártel de Los Caballeros Templarios y recuperar varias hectáreas de aguacate que les habían sido despojadas a los productores de la región.
Además, integraron su propio cuerpo de Policía local, financiado por los aguacateros, a diferencia de otras localidades donde los autodefensas se convirtieron en elementos de la Fuerza Rural.
En julio pasado, Bucio había revelado a la prensa que en la zona sólo quedaba un cabecilla de Los Caballeros Templarios, de nombre Manuel Montero Nambo, pero que en general la localidad gozaba de seguridad y libertad.
"Por cierto yo lo llevé a Morelia y lo dejé preso, porque él me secuestró un muchacho y cómo es posible que no duró ni tres meses. Ya está libre y es el que nos amenaza", advirtió en esa ocasión.
La Procuraduría General de Justicia en el Estado no ha emitido todavía ninguna versión oficial sobre el ataque de este domingo contra la barricada en Tancítaro ni la muerte del productor aguacatero.
Al sitio arribaron elementos del Ejército y corporaciones policiacas estatales, para apoyar en el levantamiento de los cuerpos y el desarrollo de las primeras diligencias.

Hora de publicación: 15:16 hrs.
#
Atacan a autodefensas en Michoacán
Adán García/ Corresponsal
Morelia, México (30 agosto 2015).- Hombres armados atacaron esta mañana una barricada de autodefensas en el Municipio de Tancítaro, Michoacán, con saldo preliminar de dos muertos.
Los primeros reportes de la Procuraduría General de Justicia en el Estado indican que civiles armados estaban en un puesto de vigilancia sobre la carretera Tancítaro-Nuevo San Juan Parangaricutiro, cuando sobrevino el ataque.
"Fue una agresión en las barricadas. Se habla de dos muertos, pero el personal ministerial aún no llega al lugar (para dar fe de las bajas)", comentó una fuente de la PGJE.
La agresión habría sido repelida por los autodefensas, suscitándose un enfrentamiento.
Vecinos y cuerpos de auxilio reportaron a la Policía que en el lugar quedaron dos cuerpos, sin que aún se tengan sus identidades ni características.
Este ataque se suma a otros que han padecido autodefensas o ex líderes de ese movimiento armado en recientes fechas en la entidad.
La semana pasada fueron atacados a balazos dos ex fundadores de las autodefensas en Churumuco y Uruapan, e primero de ellos falleció y el otro salió ileso.
El pasado 11 de agosto también fue abatido a balazos Aurelio Gómez Barocio, "La Coquena", ex jefe de las autodefensas en Múgica.
=Hora de publicación: 12:18 hrs.

Derechos humanos: Impunidad eterna/GLORIA LETICIA DÍAZ

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
Derechos humanos: Impunidad eterna/GLORIA LETICIA DÍAZ
Al unísono, defensores de derechos humanos dicen que México es un país de impunidades, sobre todo en esta materia. Y enumeran los agravios acumulados en los últimos meses: Tlatlaya, Ayotzinapa, Apatzingán, Ecuandureo, Ostula, Calera… Frente a este tsunami de sangre, ejecutados, desaparecidos, desplazados por trata de personas e incremento de actos de tortura que dejó Felipe Calderón, el presidente Enrique Peña Nieto está revolcado en esa ola.
Alejadas de la agenda de Enrique Peña Nieto durante los dos primeros años de gobierno, las violaciones a los derechos humanos cobraron relevancia a partir del segundo semestre de 2014.
La luna de miel del mandatario con los medios extranjeros durante sus dos primeros años de gestión se agotó cuando salieron a la luz las ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, Estado de México, y la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero.
A esos hechos oprobiosos se sumaron las masacres de Apatzingán y Ecuandureo, en Michoacán este 2015. Luego vinieron las ejecuciones en Calera, Zacatecas, y los actos de represión en Ostula. En todos ellos han participado fuerzas federales de seguridad.

Un sistema de alerta temprana para el mundo de las finanzas

Un sistema de alerta temprana para el mundo de las finanzas/Nouriel Roubini, a professor at NYU’s Stern School of Business and Chairman of Roubini Global Economics, was Senior Economist for International Affairs in the White House’s Council of Economic Advisers during the Clinton Administration. He has worked for the International Monetary Fund, the US Federal Reserve, and the World Bank. 
Traducido del inglés por Rocío L. Barrientos.
Project Syndicate | 29 de agosto de 2015..
La reciente volatilidad de los mercados – en las economías en desarrollo y emergentes por igual – está mostrando, una vez más, cuánto pueden errar las agencias de calificación y los inversores en su evaluación de las vulnerabilidades económicas y financieras de los países. Las agencias de calificación esperan demasiado para detectar riesgos y rebajar las calificaciones de los países, mientras que los inversores se comportan como rebaños, ignorando con frecuencia la acumulación de riesgos durante un período demasiado largo antes de realizar cambios de manera brusca y provocar vaivenes exagerados en el mercado.
Dada la naturaleza de la agitación del mercado, un sistema de alerta temprana para tsunamis financieros puede ser difícil de crear; pero, el mundo lo necesita hoy más que nunca. Pocas personas previeron la crisis subprime del año 2008, el riesgo de incumplimiento crediticio en la eurozona, o la turbulencia actual en los mercados financieros de todo el mundo. Los dedos acusadores señalan a políticos, bancos e instituciones supranacionales. Pero, se exonera de culpa con demasiada facilidad a los analistas y las agencias de calificación que calcularon mal la capacidad de pago de los deudores – incluyéndose entre estos a los gobiernos.

Desarrollo social: trampolín para unos cuantos

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
Desarrollo social: trampolín para unos cuantos/MATHIEU TOURLIERE
Pese a que Enrique Peña Nieto y Rosario Robles reconocieron a lo largo del mes que la política gubernamental para abatir la pobreza fracasó en su objetivo, lo cierto es que sí hubo beneficios para muchos: funcionarios de la Sedesol o la Sedatu. Por ejemplo, éstos aprovecharon sus puestos como escaparates para ganar elecciones, utilizaron sus influencias para obtener plurinominales o, de plano, como se sospecha en ciertos casos, desviaron el presupuesto para algunas campañas.
 Tanto Enrique Peña Nieto como la hasta hace poco titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, reconocieron el último mes que la política social del gobierno fracasó en su propósito de reducir la pobreza en el país, aunque apuntan que contuvo su agravamiento y la volvió más aceptable para los “más pobres de los más pobres”.
 Sin embargo, mientras 2 millones de mexicanos se hundían en la pobreza entre 2012 y 2014, algunos funcionarios aprovecharon sus cargos en el manejo de la política de desarrollo –que suma más de 5 mil programas federales, estatales y municipales– para satisfacer sus ambiciones políticas y conseguir diputaciones en la LXIII Legislatura, que arrancó este sábado 29.
 Uno de ellos es el priista coahuilense Javier Guerrero García, subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social desde 2013 y brazo derecho de Robles en la Sedesol. En octubre de 2014 y a petición de Enrique Peña Nieto, este exdiputado federal y excolaborador de los gobernadores Enrique Martínez y Rubén Moreira fue enviado a Guerrero a coordinar, en nombre de la Sedesol, la reconstrucción del estado y la aplicación de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (CNCH).

32 meses: 57,410 asesinatos/ Proceso/ Zeta

 La cuna del peñismo, el Estado de México, es donde más asesinatos se registraron en los primeros 32 meses de gobierno de Peña Nieto. La entidad ocupa el lugar número uno de la lista en la investigación de Zeta, con 7 mil 771 homicidios dolosos

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
32 meses: 57,410 asesinatos/ENRIQUE MENDOZA HERNÁNDEZ/Revista ZETA
De poco le ha servido al gobierno de Enrique Peña Nieto reiterar que durante su gestión las cifras de los homicidios han ido a la baja. Su discurso en ese sentido no se sustenta en la realidad, según documenta el semanario Zeta, de Tijuana, en la edición que comenzó a circular de manera simultánea a este número de Proceso. A partir de cifras recabadas en varias instituciones públicas del país, el equipo de periodistas tijuanenses comprobó que durante los primeros 32 meses de gestión peñanietista ha habido 57 mil 410 homicidios dolosos. Así llega el mexiquense a su tercer informe de gobierno. Estos son los resultados de la investigación de Zeta.
 El discurso del “México en paz” y la ausencia de una estrategia pública e integral de combate al narcotráfico y al crimen organizado en la administración de Enrique Peña Nieto han redundado en un incremento de los asesinatos, producto de la violencia y la inseguridad en el país.
 En los primeros 32 meses del regreso del Partido Revolucionario Institucional a Los Pinos suman 57 mil 410 los homicidios dolosos.
 Si comparamos estas cifras con el periodo correspondiente a los primeros 32 meses del sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa o con sus tres últimos años de gobierno, la cifra de Peña Nieto supera el pasado inseguro.
 
El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) reportó 33 mil 347 averiguaciones previas por homicidio doloso entre el 1 de diciembre de 2006 y el 31 de julio de 2009; es decir, en los primeros 32 meses del calderonato. La misma institución registró 47 mil 988 averiguaciones previas y víctimas por homicidio doloso del 1 de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2015, los primeros 32 meses del actual sexenio.
 Al llegar ambos mandatarios a su tercer informe de gobierno, oficialmente Peña Nieto supera a Calderón con 14 mil 641 asesinatos intencionales.
 Asimismo, mientras que Zeta documentó en el sexenio de Calderón 83 mil 191 ejecuciones, en el de Peña Nieto fueron 57 mil 410 sólo en 32 meses; es decir, de mantenerse el promedio de mil 794 asesinatos mensuales, el mandato peñista registraría alrededor de 130 mil asesinatos intencionales.
 Pero si equiparamos los primeros tres años de la administración de Peña con los últimos tres de Calderón, considerando que la inseguridad arreció al final del sexenio pasado, la administración priista tampoco sale bien parada.

Hacía el VI Congreso Eucarístico Nacional de México

El papa Francisco nombró a un enviado especial para el VI Congreso Eucarístico Nacional de México a realizarse del 9 al 13 de septiembre en la ciudad de Monterrey, bajo el tema “Eucaristía, ofrenda de amor: Alegría y vida de la familia y del mundo”.
Elenviado papal es el arzobispo Emérito de Santiago de Chile, Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa.
En el evento participarán como ponentes, entre otros, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López; el Nuncio Apostólico en México, Christophe Pierre; el arzobispo Primado de México; Cardenal Norberto Rivera Carrera; el arzobispo de Morelia, Cardenal Alberto Suárez Inda y el azobispo de Guadalajara, Cardenal Francisco Robles Ortega.
 El Congreso  tiene como patronos a Nuestra Señora de Guadalupe, San José, San Pascual Bailón y los Santos Mártires Mexicanos.
La web oficial: http://www.cen2015.com/

PGR entrega a CNDH avance de investigaciones de caso Ayotzinapa

PGR entrega a CNDH avance de investigaciones de caso Ayotzinapa
El informe de la CNDH, denominado "Estado de la Investigación del Caso Iguala", identificó 26 fallas en la investigación de la PGR sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.
A través de un comunicado la dependencia federal, informó que hizo entrega del documento a través de Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada
Se trata de un informe sobre los avances en las investigaciones del caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, en respuesta a las 26 observaciones realizadas por la ONG, presentadas el 23 de julio pasado.
 La PGR reiteró que ha “actuado  como lo indica su mandato con estricto apego a la ley“, además de refrendar su compromiso con la Oficina Especial para el Caso Igual de la CNDH.
 Atiende PGR observaciones en caso Iguala
México, D.F., a 30 de agosto 2015
Boletín 439/15
En atención al informe "Estado de la Investigación del Caso Iguala", presentado el pasado 23 de julio por la Oficina Especial para el Caso Iguala, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la Procuraduría General de la República, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), hizo entrega de un documento que contiene posicionamientos específicos, sobre las 26 observaciones y propuestas formuladas en dicho documento a esta institución.

Aramburuzabala a López Dóriga: “No hay negociación posible con un extorsionador”

“No te confundas. Yo estoy litigando en tribunales, no en medios. Lo que estoy haciendo es exponer tu modus operandi, tu porquería”.
Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
Aramburuzabala a López Dóriga: “No hay negociación posible con un extorsionador”/ JENARO VILLAMIL
María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más acaudaladas de México, habla con Proceso acerca de la demanda que interpuso contra quienes presuntamente intentan extorsionarla, de manera especial contra Adriana Pérez Romo, esposa del conductor estelar de Televisa, Joaquín López Dóriga. La heredera del Grupo Modelo detalla las amenazas que, afirma, le hicieron en el sentido de usar el espacio televisivo controlado por el periodista para difamarla. “Nunca en 24 años (de su negocio inmobiliario) me había sucedido algo así”, sostiene, y remata: “No soy inútil y mucho menos corrupta. Mi dinero no es mal habido, como el de él”.
Una auténtica “historia de terror”, extorsiones, uso desmedido de la fuerza pública capitalina, una serie de cinco clausuras y de falsos defensores de intereses vecinales se hilvana en la disputa hecha pública entre el comunicador más importante del Grupo Televisa, Joaquín López Dóriga, y la empresaria María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más acaudaladas del país, quien decidió romper el silencio e interponer una demanda penal, el viernes 14, por varios delitos contra quienes la amenazaron con frenar su desarrollo inmobiliario de la calle Rubén Darío 225, en Polanco, en una de las zonas de mayor plusvalía inmobiliaria en el Distrito Federal.
En esta trama, en primer lugar está involucrada Adriana Pérez Romo, esposa de López Dóriga, quien no es la primera vez que amenaza con utilizar la influencia mediática de su marido. En 2002, el delegado en Miguel Hidalgo, Arne Aus Den Ruthen, recordó en sus cuentas de redes sociales que el conductor de Televisa le pidió autorizar una obra ilegal en un predio de su esposa, en Polanco. “Aprende a no meterte con la esposa de un comunicador”, lo amenazó López Dóriga ante la negativa.

Columnas políticas hoy, 30 de agosto de 2015...

Columnas políticas hoy, 30 de agosto de 2015...
Periodistas El Universal/Novatada a AMLO

El ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador está a punto de recibir la primera novatada en San Lázaro. La bancada de Morena en la Cámara de Diputados anda muy alborotada con las comisiones que va a “presidir” en la LXIII Legislatura, su primera como partido en el Congreso. Así como quien pide dulces, los muchachos del tabasqueño presentaron una lista para encabezar las comisiones de Hacienda, Presupuesto, y de Vigilancia de la Contraloría Superior de la Federación, mismas que regularmente se quedan las grandes bancadas, las del PRI, PAN y PRD. Nos dicen que cuando el pastel de las comisiones haya sido repartido, los jóvenes morenos se darán cuenta de la candidez del primer día. Ante ello, ¿don Andrés Manuel pedirá voto por voto o montará un plantón en la explanada principal del Palacio Legislativo?
Un Chucho que vuelve a sonreír
Volvió a sonreír uno de Los Chuchos de la corriente Nueva Izquierda. Después de tomar posesión de la Mesa Directiva de San Lázaro, el perredista Jesús Zambrano recibió saludos y apapachos de los líderes parlamentarios y de sus compañeros de bancada. Sonriente, utilizó un elevador para subir a las oficinas que ocupará en el siguiente año legislativo. El sonorense caminó por un largo pasillo que casi nadie conoce y entró a su nuevo despacho, donde lo esperaba un enviado del presidente Enrique Peña Nieto: el subsecretario de Enlace Legislativo de Gobernación, Felipe Solís Acero. Nos cuentan que ambos hablaron por espacio de 15 minutos. Don Felipe se retiró y don Jesús se quedó, a solas, a conocer su nuevo espacio. Nunca perdió la sonrisa.

De Jorge Meléndez Preciado

Revista Proceso # 2026, 30 de agosto de 2015..
A propósito de Regresa “La sombra del caudillo”
PALABRA DE LECTOR
De Jorge Meléndez Preciado
 Señor director:
 En Proceso 2024 encontramos un reportaje-entrevista con Felipe Gálvez a propósito de la cinta La sombra del caudillo. La película se proyectó en el auditorio del PRI en 1970, en dos funciones restringidas. Pude asistir gracias a mi hermano, Hugo Tulio Meléndez, quien entonces trabajaba en la Presidencia de la República. 
Al terminar la primera sesión, los tricolores reían nerviosamente, hacían bromas y se mostraban estupefactos. Nadie atinó a censurar lo que había visto. Hoy puede adquirirse el filme –seguramente por el trabajo periodístico– en CD, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
 En la siguiente entrega del semanario, Proceso 2025, leo con asombro La historia según Soberón. El que fuera rector de la UNAM no acepta que él invitó a Luis Echeverría a iniciar los cursos en 1975; llama a Joel Ortega líder anarquista, siendo que militó siempre en el PCM, y suelta descalificaciones y mentiras a diestra y siniestra: “turba”, “sedicentes estudiantes”, “frustrado pintor” (Mario Falcón); alumnos “pertrechados con metralleta recorrían edificios”, grupo de “delincuentes”, contra el doctor Ojesto (Facultad de Derecho); “Guillermo Haro se lanzó a formular una serie de comentarios sumamente críticos contra la universidad, llegando a cuestionar su carácter nacional”…Proceso 
 Hay más, pero no tiene caso seguir. Pobre hombre, es un caso clínico, más que sociológico o histórico.
 Jorge Meléndez Preciado, Periodista
#
La historia según Soberón/GUILLERMO SOBERÓN
Proceso « 2025..,22 de agosto de 2015.
LIBROS
“Quiero dejar claro que sólo incluyo cuestiones que tuvieron repercusiones institucionales y que son relatos fidedignos de lo acontecido”, escribe Guillermo Soberón en la introducción de su libro El médico, el rector, coeditado por el Fondo de Cultura Económica, El Colegio Nacional y la UNAM. En este ejercicio memorialístico, no sólo dibuja la constelación de médicos y científicos sociales que lo rodearon durante su trayectoria profesional, sino que deja ver sus prejuicios y temores político-ideológicos. Proceso ofrece pasajes de la etapa en que el autor estuvo en la rectoría de la UNAM y de la singular forma como resolvió las contingencias que envolvieron en esa etapa a la máxima casa de estudios del país.
Cuando el Ejército entró a Ciudad Universitaria, en 1968, pegué un brinco y dije: “¡Mis ajolotes!” Busqué al general Toledo, que jefaturaba el contingente militar; y le expliqué que cultivábamos ajolotes y que había que alimentarlos. “Mire, doctor –me dijo– entiendo su problema, pero estamos muy cuidadosos de que no vayan a causarse otros estropicios y que esto se escale. Voy a permitir que vengan a hacer esta labor usted y una persona que lo acompañe, pero nadie más, porque si no esto rueda y se pierde el control, es muy riesgoso.” Y así fue. Durante el tiempo en que permaneció ocupada la Universidad, estuvimos pegados atendiendo a los animales. Me hacía acompañar de Quirino, que entonces trabajaba en el laboratorio, y entre los dos hacíamos la talacha de limpiar a los animales, darles de comer, etcétera…
u u u
El clima imperante en la UNAM durante 1972 fue el desquiciamiento institucional y la violencia por doquier. El conflicto de 1968 y el anterior de 1966, que ocasionó la caída del rector Ignacio Chávez, dejaron una secuela de inestabilidad alentada por grupos organizados ex profeso, para ocasionar disturbios en el campus universitario. Hubo intentos anarquizantes para ocupar posiciones académicas sin cumplir con los requisitos existentes y enclaves de activistas que enarbolaban las más variopintas y bizarras causas, principalmente en Economía, Ciencias Políticas y Filosofía y Letras. Además, las organizaciones verdaderamente criminales sentaban sus reales en el campus y, bajo un ropaje ideológico y al servicio de intereses antiuniversitarios, estaban dispuestas a todo con tal de subvertir el orden mediante tácticas que llegaban a la acción terrorista. Hay que recordar que eran los tiempos en que se dejaba sentir la Liga Comunista 23 de Septiembre, de carácter terrorista (Sic)  y totalmente fuera de la ley. No faltaban tampoco los delincuentes del orden común, que hacían su agosto en un espacio carente de seguridad. Todos estos factores contribuían a poner a la institución en jaque permanente.
A este caldo de cultivo se sumó la exigencia de normalistas de ser admitidos en la Universidad sin cumplir con los requerimientos de admisión. A través de ruidosas manifestaciones y plantones, y asaltos a la rectoría, exigían su ingreso al margen de los reglamentos de Inscripciones y de Incorporación y Revalidación de Estudios, esgrimiendo “argumentos” como el de  que los estudios cursados en la Escuela Normal eran equivalentes a los de bachillerato y, por tanto, tenían el derecho de ser admitidos en las licenciaturas de la UNAM. De acuerdo con la legislación universitaria, tal interpretación no era sino una hueca bandera de lucha. El rector Pablo González Casanova, con razón, negó sus pretensiones con fundamento en la normatividad vigente.
Hay una anécdota que revela claramente la situación que se vivía. Estaba yo un día en la Torre de Rectoría, a fin de desahogar mi acuerdo convencional con el rector desde mi posición como coordinador de la Investigación Científica. Discutíamos algún asunto en su despacho, cuando se escuchó un ruido creciente, como el que produce una turba. Uno de los ujieres se presentó, con poco disimulada agitación, para decirnos que unos cincuenta sedicentes estudiantes habían vencido la resistencia que les impedía el paso y habían ocupado la sala Sor Juana Inés de la Cruz, contigua al despacho del rector. Muy molesto por la situación, Pablo me dijo: “Ya están otra vez esos alborotadores, voy a tener que hablar con ellos. Te entretienes con este libro y me esperas, que yo regreso en cuanto pueda”. Como dejó la puerta entreabierta, pude escuchar lo que se dijo durante los 30 o 40 minutos que duró aquel ominoso intercambio de palabras, sintiéndome en verdad muy mal por el tono insolente, hasta llegar a los gritos estentóreos, con que los inconformes reiteraban sus peticiones, a cual más absurda. Era humillante y doloroso ver la forma irrespetuosa con la que se trataba la figura del rector.
(…) De infausta memoria por sus hechos de violencia durante la administración del rector Chávez y ampliamente conocido por sus fechorías, que ocasionaron severos daños a la institución, Miguel Castro Bustos hizo acto de presencia considerando que se ofrecían las condiciones idóneas para repetir sus hazañas delictivas supuestamente “revolucionarias” pero el verdadero corte terrorista, con la táctica de amedrentar y con objetivos que no tenían que ver, ni remotamente con la marcha de la Universidad. En mala hora se alió con otro individuo de su misma catadura, pero con pretensiones de artista, Mario Falcón, un frustrado pintor que, dando rienda suelta a sus fantasías, realizó unos burdos murales en el exterior del auditorio de la Facultad de Ciencias, con las efigies de Emiliano Zapata y del por aquellos días afamado guerrillero Genaro Vázquez Rojas, antecesor de Lucio Cabañas.
(…) Pertrechados con metralletas, recorrían edificios administrativos, donde tomaban lo que les venía en gana. En la Imprenta Universitaria, por ejemplo, se hacían materiales para su propaganda. Se paseaban ufanamente, sin que nadie lo impidiera, por todos los espacios de la institución, disparando al aire para hacer notar su presencia y aun vejando verbal y físicamente a las personas que tenían el infortunio de topárselos en su camino.
Un día, con motivo de cierta reunión, entre las muchas que en esos días  efectuaba de manera periódica el Colegio de Directores para intercambiar información acerca del curso que seguían los acontecimientos, fui testigo del ignominioso ataque a la dignidad de un profesor, el doctor Fernando Ojesto, director de la Facultad de Derecho. Dado que las escuelas y facultades estaban allanadas, se convino en llevar a cabo las reuniones en la sede del Instituto de Investigaciones Filosóficas, en lo que era la Torre de Humanidades, la original, junto a la Facultad de Filosofía y Letras. Al terminar, Pepe Laguna y yo coincidimos en el elevador, con el doctor Ojesto, que acababa de ser  intervenido quirúrgicamente por esos días y caminaba con dificultad. Mientras terminábamos de salir charlamos acerca de algún aspecto de los asuntos examinados, cosa normal dadas las críticas circunstancias, y luego nos despedimos de él para seguir nuestro rumbo. Lo veíamos tomar, con su paso cansino, el rumbo de Insurgentes cuando, sorpresivamente, nos dimos cuenta de que era objeto de insultos, vejaciones y violencia física por parte de Falcón y un grupo de delincuentes como él. Armados con metralletas y en actitud desafiante, arremetieron  contra la fragilidad del doctor Ojesto y comenzaron a golpearlo.
(…) Cómo era posible que un par de delincuentes desplazaran a la máxima autoridad académica de la UNAM, mantuvieran a la institución como rehén y utilizaran el campus a manera de fortificación terrorista, campo de nadie y coto privado para sus fechorías… En los años subsiguientes estas preguntas se irían despejando, una a una, bajo la tesis esencial, que al respecto sustenté y machaconamente repetí, de que la autonomía universitaria, más que definirla, debe ejercerse.
(…) en una sesión del Consejo Universitario el 16 de noviembre de 1972 en el Anfiteatro Simón Bolívar, de San Ildefonso… González Casanova presentó su renuncia… Salí  de la reunión francamente apesadumbrado. El naufragio del rector parecía inminente…
(…) La indefensión de la Universidad y la proliferación de gente ávida de poder al servicio de políticos y grupos de interés económico, junto con la ancestral idea de que la autonomía universitaria es equivalente a extraterritorialidad, confluyeron en la salida de González Casanova, creando un vacío de autoridad que fue llenado sabia y honorablemente por los integrantes de la Junta de Gobierno, sobre quienes recayó la necesidad de apoyar a su secretario general de la Universidad en su función de rector interino y la ingente labor de auscultar a la comunidad universitaria en medio de condiciones por demás complejas. Además de aceptar la renuncia, el órgano colegiado resolvió suspender el pago a los trabajadores que continuaban en paro.
(…) A finales de 1972  las relaciones entre el rector González Casanova y el licenciado (Luis) Echeverría no podían haber sido más difíciles. Un día el presidente convocó a los miembros de la comunidad científica a una reunión del Conacyt en Los Pinos, a la que el rector estaba invitado por ser miembro de la Junta de Gobierno del Consejo. En mi calidad de coordinador de la Investigación Científica de la UNAM yo tenía una relación cotidiana con el Conacyt, por lo que mi presencia en la reunión era natural.
(…) La reunión tuvo lugar a pesar de que Pablo no llegó nunca ni mandó excusa alguna, con lo cual se hizo aún más patente el malestar entre el rector y el presidente. En ese ambiente, propicio para atizar el fuego, Guillermo Haro se lanzó a formular una serie de comentarios sumamente críticos contra la Universidad, llegando al extremo de cuestionar su carácter nacional.
(…) Aunque había numerosos directores de la UNAM en Los Pinos, ninguno estimó conveniente tomar la palabra para hacer alguna interpelación. Al término del bochornoso acto, los convoqué en la Coordinación de la Investigación Científica, donde decidimos publicar un desplegado en el que haríamos precisiones acerca de lo expresado por Guillermo Haro. En un desmentido público de sus aseveraciones. Decidimos que era pertinente acudir a casa del rector González Casanova con el fin de relatarle lo ocurrido en Los Pinos y para que conociera el texto que habíamos redactado, pero se percibía en todo y por todo un ambiente muy cargado.
u u u
Del 5 de diciembre de 1972, fecha de la renuncia definitiva del doctor Pablo González Casanova, el día de mi designación, el 3 de enero de 1973, la Rectoría estaba acéfala, si bien Manuel Madrazo Garamendi, el secretario general, estaba al frente, como lo marca la legislación universitaria. Mi toma de posesión estaba programada para el 8 de enero, pero dadas las circunstancias no había acuerdo entre los organizadores acerca de la sede para la celebración de la solemne ceremonia.
(…) Sin duda estaba en juego, en aquellas horas, el destino de nuestra casa de estudios: su régimen jurídico administrativo, los derechos de los universitarios, la suerte de la vida colegiada, el deslinde entre lo laboral y lo académico, la definición misma del concepto de autonomía. La compleja situación demandaba el establecimiento de un espacio mínimo para respirar, y desde un principio actué con resolución. El mismo 3 de enero dije que tomaría posesión en Ciudad Universitaria y, más aún, que iría al auditorio de la Facultad de Medicina a recibir la venera. “Ésa es mi escuela”, dije con énfasis.
(…) Tengo que hacer un señalamiento especial a Henrique González Casanova, a quien tuve como asesor personal durante ocho años… Era incansable para discutir con los disidentes; con la legislación universitaria en la mano sus argumentaciones eran convincentes para muchos, y a los más recalcitrantes por lo menos los dejaba a medio camino. Fue un universitario cabal, muy respetado por tirios y troyanos.
(…) a Fernando Pérez Correa, a quien me acercó Henrique… a Emilio Rosenblueth… a Jorge Hernández Varela… a Gerardo Ferrando… a María de los Ángeles Knochenhauer… a José Dávalos… a David Pantoja… a Francisco de Pablo y a Francisco Montellano… a Cuauhtémoc Valdés…
u u u
Mi inicio como rector de la UNAM se dio en medio de la más grave crisis que la universidad había vivido hasta entonces, una vez promulgada la Ley Orgánica de 1945, conocida también como Ley Caso. Encontré una universidad debilitada, angustiada con actitudes rayanas en la desesperanza. Sabía que si la Junta de Gobierno se había inclinado por mi propuesta era porque implicaba la firme determinación de hacer valer la legislación universitaria y el principio de autonomía, así como el compromiso de realizar el máximo esfuerzo para colocar a la Universidad en los carriles de la normalidad, del trabajo organizado en la investigación y la extensión universitaria.
(…) Además, estaba convencido de que una de las metas institucionales de mayor prioridad y trascendencia consistía en consolidar y hacer más efectiva la proyección social de la Universidad… era claro que tendría que bregar en varios frentes y en forma inmediata: la violencia “revolucionaria”, la delincuencia del orden común, el sindicalismo en pie de lucha, el autogobierno de Arquitectura, el Colegio de Ciencias y Humanidades, las preparatorias populares y la Comisión Mixta de la Facultad de Medicina. Diversos tipos de violencia con un denominador común que los identificaba: el afán de perturbar, alterar y trastornar la vida académica de la Universidad y obstruir el desarrollo de sus metas y objetivos.
(…) En 1975 hubo un penoso incidente que pudo haber desbordado, a propósito de la salida del presidente Echeverría a Ciudad Universitaria. Debo mencionar, como antecedente. Mi impresión de que pesaban en su ánimo las recriminaciones que se le hacían por su intervención en el movimiento estudiantil de 1968. Ignoro si en verdad intervino en la forma que se le atribuía, pero no pudo haber sido ajeno a los acontecimientos puesto que era el secretario de Gobernación. Además, su actitud durante su campaña electoral había herido los sentimientos tanto del Ejército como del propio presidente Díaz Ordaz.
(…) se aceptó que Echeverría visitara Ciudad Universitaria, algunos lo objetaron argumentando que no querían que el presidente saliera airoso después de haber intervenido en –o al menos permitido– las atrocidades del 68.
(…) El viernes 14 de marzo llegué a Los Pinos poco antes de las  diez  de la mañana,  una hora antes del inicio programado de la visita. Ahí estaban Bravo Ahuja y el general Castañeda, jefe del Estado Mayor Presidencial, a quien le dije que su presencia no debía ser explícita. Cuando aclaró que su gente tenía que ir, le sugerí que fueran de civiles, no con uniforme militar.
(…) La ceremonia comenzó como se pudo… Echeverría estaba de pie porque el tumulto impedía sentarse. Iba a intervenir el líder del sindicato, Evaristo Pérez Arreola, pero se hizo a un lado y quien agarró el micrófono fue Joel Ortega, otro de los líderes anarquistas de la Facultad de Economía, que se soltó a despotricar contra el gobierno. Mientras Ortega hablaba comenzaron los gritos desde la parte de arriba. Me preocupé, pues sentí que el acto se salía de control.
(…) En ese momento se oyó la quebradera de vidrios y voló una botella desde la puerta del auditorio. Alguien gritó que era una bomba y la multitud se abrió en dos como el Mar Rojo, pero no estalló nada. Oí pasar la botella y mientras sacaban a Echeverría sentí, con temor, que el tumulto me aplastaba. Brinqué cuanto pude, apoyé los codos en la caja torácica, me protegí con los brazos y mis pies no volvieron a tocar el suelo pues quedé suspendido entre la gente. Me llevaron flotando como corcho hacia la puerta.
(…) El lunes siguiente se publicaron editoriales que exigían mi renuncia. La prensa acudió a verme y aclaré que la Universidad estuvo en paz hasta ese día y que, pasado el desaguisado, siguió en plena paz. “Tuvimos este incidente –dije–, pero hay que ver cuáles son sus causas. La Universidad está trabajando como relojito, no entiendo a título de qué vienen a responsabilizar a la UNAM. Echeverría era consciente de que no se le podía dar la protección adecuada en esas circunstancias. La Universidad no tuvo ninguna culpa de los hechos.”
u u u
Hubo una segunda vez en que entró la policía a Ciudad Universitaria durante mi tiempo como rector. En julio de 1977, el sindicato quiso establecer el Sindicato Único de Trabajadores Universitarios (SUNTU), con la idea de que los trabajadores universitarios de todo el país se unieran en un solo sindicato, lo cual nos aterró porque, de ser así, cualquier conflicto en una universidad estatal significaría presiones gremiales para el resto de las instituciones. Nos opusimos de manera tajante a la iniciativa. Hablamos con el gobierno para rebatirla jurídicamente; nuestro argumento fue que un sindicato único violaba la autonomía universitaria, pues se prestaba a que trabajadores de otras dependencias, aun si eran universitarios, tuvieran injerencia en las instituciones
(…) Los años subsiguientes no tuvimos casi ningún conflicto. Acaso hubo dos: uno en la Facultad de Ingeniería, de carácter interno, en el que los estudiantes suspendieron las actividades unos días, y el otro en Cuautitlán, también local. Ninguno tuvo mayor trascendencia.