25 ago. 2010

El Presidente Calderón con Beteta

Óscar Mario Beteta entrevistó al Presidente FCH
2010-08-24 | Entrevista
-PREGUNTA: Bueno, como les había anticipado allá, en el estudio, nos encontramos en la Residencia Oficial de Los Pinos con el señor Presidente de la República, don Felipe Calderón Hinojosa.
Señor Presidente, muchísimas gracias por invitarnos a esta charla con usted.
-RESPUESTA: Al contrario, Óscar Mario, muchísimas gracias a ti y a todo tu auditorio, los saludo con enorme aprecio. Teníamos tiempo de no conversar y me imagino que habrá muchos temas para todo el público.
-PREGUNTA: Muchas gracias, señor Presidente.
Bueno, primero, habrá diálogo con el Poder Legislativo en el acto del IV Informe de Gobierno.
-RESPUESTA: Bueno, diálogo lo ha habido. Yo he sido un ferviente creyente en el diálogo como parte esencial de la democracia. De hecho, los Diálogos por la Seguridad, que estamos llevando a cabo con todos los actores políticos y sociales del país, incluyen, desde luego, al Poder Legislativo. He dialogado con ellos, he dialogado con los partidos. No con todos, desgraciadamente, porque no en todos ha habido la misma disposición o posibilidad, pero hemos dialogado.
Por otra parte, también, yo siempre me he manifestado dispuesto, Óscar Mario, a dialogar con los legisladores. Lo he hecho además recurrentemente a lo largo de esta Administración, con sus Comisiones, con Grupos Parlamentarios, y sí puedo decir que también he sido un hombre respetuoso de la Constitución.
Hace dos años, a propósito de este tema, manifesté mi franca y abierta disposición, no sólo a asistir al Congreso, rendir un informe ahí, sino también a dialogar con diputados y senadores, a responder sus preguntas.
Sin embargo, la opinión y la respuesta del Congreso fue que no fuese así, que mejor presentara un informe por escrito y que luego me mandarían ellos preguntas que yo debiera responder, además de obligar a hablar bajo protesta de decir verdad a los Secretarios en sus comparecencias.
Esa fue una solución, un acuerdo del Congreso, y no sólo eso, Óscar Mario, esa fue una Reforma Constitucional que a todos nos obliga. Yo seré respetuoso de la Constitución, y en ese marco estaré siempre dispuesto a dialogar bajo las reglas que el propio Congreso ha establecido con los legisladores.
-PREGUNTA: Entonces, el texto lo entregará el señor Secretario de Gobernación y usted no asistirá al Recinto Legislativo.
-RESPUESTA: Es lo que prevé la Constitución, y estaré atento si hubiera una modificación, desde luego, siempre contarán con mi voluntad.
-PREGUNTA: Señor Presidente con base en el triunfo de los candidatos de la coalición PAN-PRD, qué espera de la relación con el PRI, cuando hay tantos pendientes tan importantes por resolver, no sólo en el próximo Periodo Ordinario, sino para lo que resta de su Administración.
-RESPUESTA: Espero, y estoy seguro que lo habrá, la suficiente madurez política para poder distinguir los que son intereses partidistas y electorales, de lo que son intereses nacionales y específicamente legislativos, Óscar Mario.
Me parece que la responsabilidad política es eso, saber discrepar y competir donde hay que discrepar, que es en las contiendas electorales, pero también saber coincidir y acordar, que es precisamente lo que el pueblo nos exige y para lo cual los representantes hemos sido electos, particularmente quienes representamos al Poder Ejecutivo o al Poder Legislativo.
-PREGUNTA: Señor Presidente, es fundamental el lograr una verdadera reforma hacendaria, revisando, por ejemplo, la permanencia de los regímenes especiales: IVA en alimentos y medicinas, sin afectar a los que integran a la canasta básica, y desaparecer el IETU, avanzar en la simplificación administrativa, disminuir el Impuesto Sobre la Renta, generalizar el IVA a una tasa del 12 por ciento, como proponen algunos. La propuesta que enviará el Ejecutivo al Legislativo contempla alguno de estos rubros.
RESPUESTA: El año pasado en el Paquete Fiscal 2010, Óscar Mario, yo presenté una propuesta fiscal muy importante, una propuesta, por cierto, que finalmente no fue aprobada, fue rechazada por lo menos en gran parte. Tú recuerdas, yo proponía establecer una contribución para el combate a la pobreza, que era una contribución al consumo generalizado, y sin excepciones, que es la tendencia que todos los especialistas o muchos de ellos señalan. Sin embargo, esto fue rechazado y fue sustituida en el Congreso por un aumento de un punto porcentual a la tasa actual del Impuesto al Valor Agregado, sin modificar su estructura y sin modificar sus regímenes excepcionales.
Yo respeto la decisión de los legisladores, pero me quedó claro que en esa ocasión con un enorme desgaste político, por cierto, que no había en todos los partidos, desgraciadamente, la suficiente voluntad política para avanzar en una reforma fiscal de fondo. Y creo que al buen entendedor pocas palabras.
Yo siempre, y lo manifesté en esta iniciativa del año pasado, del año en curso, manifesté mi voluntad de avanzar en reformas fiscales de fondo y no encontré la misma respuesta en el Congreso, así que anticipo que, en general, no habrá una propuesta de alza de impuestos ni mucho menos para este Paquete Fiscal 2011.
Al contrario, vamos a avanzar en una propuesta, si bien no es cierto, porque aquí no quiero engañar a nadie, que no significa reducir impuestos, sí vamos a buscar una propuesta que reduzca enormemente la tramitología administrativa por parte del Gobierno, en este caso del Gobierno Federal.
Vamos a eliminar, por ejemplo, la cobranza de ciertos derechos federales que no tienen casos. A veces estamos cobrando por unas copias, estábamos cobrando por una solicitud, a veces cobramos por un recibo. Creo que esa farragosa tramitología, que es onerosa para el contribuyente, sí tenemos la plena intención de avanzar en ella para reducirla.
Como ya lo hemos hecho, Óscar Mario, recientemente publicamos una serie de reglas que facilitan la vida del contribuyente. Eliminamos, por ejemplo, la declaración mensual de IETU, eliminamos la declaración mensual de IVA, facilitamos una serie de trámites administrativos, aduanales, de importación de medicinas, de exportación de cárnicos, de certificados de origen, de certificación de productos electrónicos. En fin. Estamos verdaderamente empeñados en simplificarle la vida a la gente.
Por ahora me parece que, dada la delicada situación todavía de las finanzas públicas y del entorno internacional, sería poco responsable del Gobierno modificar a la baja radicalmente la estructura fiscal, porque incurriríamos en un riesgo financiero para México, que no vale la pena correr.
-PREGUNTA: En diciembre del año pasado, señor Presidente, hace usted una propuesta clara y profunda para una reforma política, qué puntos de su propuesta cree que puedan concretarse.
-RESPUESTA: Ahí yo espero que los legisladores de veras, Oscar Mario, piensen en los ciudadanos al hablar de política y no pensemos sólo en nosotros mismos.
Y me parece que hay reformas fundamentales que propuse. La elección consecutiva o reelección, también se conoce, de los legisladores, no con otro objetivo, sino que sean los propios electores quienes digan si un diputado o una diputada cumplió o no cumplió. Si cumplió que se quede representándolos, y si no que se vaya a su casa y termine su carrera política.
Lo mismo pienso de los alcaldes. Si hay un alcalde bueno, está haciendo obras, está llevando agua potable y drenaje a las comunidades, caminos rurales, que se quede, sino que se vaya. Si hay algún alcalde déspota que está robando a manos llenas, lo sabe todo el pueblo, pues que se castigue ahí su carrera política con el voto.
Entonces, yo insistiré en la reelección de legisladores y de alcaldes. En ello insistiré en el diálogo con el Congreso. Pienso que la segunda vuelta electoral en la elección presidencial es importante.
Por qué.
Porque ahora se critican mucho las alianzas, y es entendible, pero también es importante que el elector decida en última instancia, que tenga una doble oportunidad de elegir. Primero que elija al partido o candidato de su preferencia y si ese partido o candidato no tiene posibilidades reales de ganar, porque así ya lo demostró una primera vuelta, que entonces entre los dos que tienen posibilidades más altas puede escoger al que le guste. Me parece que es muy democrático eso y evitaría toda una discusión de alianzas entre partidos, cupulares o no, como se ha criticado.
Aquí debo de decir que además todos los partidos realizan alianzas, no sólo PAN y PRD, que ha sido el tema este año, sino el PRI y el Verde las vinieron realizando hace muchísimo tiempo.
-PREGUNTA: En relación a ratificación por parte de una parte del Congreso del Gabinete Presidencial.
-RESPUESTA: Esa es una discusión que estamos analizando con seriedad.
Ahora, déjame decir, Óscar Mario, que éste es un elemento de los regímenes parlamentarios, y mi planteamiento es: no por tratar de… nuestro sistema político, hagamos un, como se dice en la jerga popular, no por tratar de hacer un caballo entre todos, terminemos haciendo camellos.
O tenemos un sistema presidencial que funcione, o busquemos un sistema parlamentario que también funcione. Pero un híbrido que paralice al Ejecutivo, como sería impedirle al Presidente tomar las decisiones más importantes, que es nombrar a sus colaboradores, con un Congreso que a su vez está paralizado o que está en riesgo de parálisis constante, porque no tiene incentivos para dar resultados eficaces, creo que podría llevarnos al peor de los escenarios.
O bien vamos a un sistema parlamentario, donde así como puede haber Gabinete de composición con elección parlamentaria y pueda haber, quizá, incluso, votos de censura para el propio gobernante.
Un Primer Ministro que en México, por cierto, no tenemos, también puede haber, por ejemplo, llamado a las elecciones por parte del Primer Ministro y convocatoria a elecciones y renovación total del Parlamento. Cosa que no hay en México.
Entonces tomemos las cosas buenas completas y los incentivos completos de un régimen parlamentario, si pensamos andar para allá, pero simplemente el mutilar, por la natural rivalidad con el Ejecutivo sus facultades esenciales, no creo que sea el mejor camino.
-PREGUNTA: Señor Presidente, el PIB de México creció 7.6 por ciento en términos reales en el segundo trimestre de 2010, su segundo incremento consecutivo y el mayor en poco más de 12 años. Sin embargo, a la mayoría de los analistas les preocupa la debilidad del mercado interno y el bajo impacto del gasto público en la economía. Lo anterior nos hace vulnerables a la desaceleración económica de Estados Unidos, cómo lograr una mayor independencia.
-RESPUESTA: Varias cosas. Primero, efectivamente, es la tasa de crecimiento económico más alta que se ha registrado en México desde 1998, Óscar Mario. Se dice fácil, lo que pasa es que estamos tan acostumbrados a las malas noticias que son las únicas que nos saben, ya como que las buenas noticias siempre nos dan materia para la incredulidad y la sospecha, el sospechosismo, como dijera algún querido amigo nuestro.
La verdad es que es una muy buena tasa de crecimiento y creo que tenemos que ponderarla así. Y, efectivamente, ha sido un crecimiento motivado fundamentalmente por las exportaciones que han tenido un comportamiento extraordinario.
Entre paréntesis déjame decir que México ha crecido de, más o menos, nueve por ciento, a 12 por ciento en su participación en el mercado de importación norteamericana. Es decir, en el pedazo de papel, como se dice en su expresión en inglés, de las importaciones americanas, y estamos jugando contra los chinos, los brasileños, los indios, y les hemos ganado ese porcentaje.
Bueno, pero efectivamente el sector interno aún está deprimido y son varios factores:
Uno, es el gasto público. Pero sí te puedo asegurar que la instrucción en la Administración Pública Federal, al menos, ha sido ejercer el gasto con puntualidad y hay sanciones, incluso, internas que tenemos; por ejemplo, el que no ejerza su gasto, su presupuesto de un trimestre, se queda para otras prioridades del Gobierno y punto, y los secretarios saben perfectamente eso. Pero creo que lo más importante, Óscar Mario, a mi juicio de por qué aún no crece, porque sí está creciendo, pero no al mismo ritmo que el sector externo, el sector interno, es por la baja confianza del consumidor.
Y aquí hay un tema muy importante. Estamos en México, no hemos trabajado suficientemente en ganarle confianza al consumidor, el consumidor está escéptico. Hay un estado de ánimo muy negativo, pienso, y eso hace que se afecte la capacidad de consumo del país.
Por qué razón. Porque alguien, si todos los días lo que el ciudadano común sabe, escucha, oye, le decimos, etcétera: es que estamos en la peor crisis económica, que no vamos a salir, que nada funciona, que todo está mal, que todo está mal hecho. Ese consumidor que puede comprar un coche nuevo, por ejemplo no lo va a comprar; esa señora que tiene ganas de cambiarse de casa, que ya hizo su ahorro con su marido, no se va a cambiar de casa o no va a hacer el cuarto más para los niños. Ese pequeño empresario que le está yendo bien, que tiene un taller y que necesita otra máquina para hacer crecer su taller, sin embargo, si cree que las cosas no van a mejorar, no compra la máquina, no amplía su taller, no invierte, y eso está frenando el crecimiento interno del mercado interno de México.
A qué me refiero. Es importante que se vayan trasladando estas buenas noticias de 7.6 por ciento de crecimiento del PIB; fíjate, por cierto, que si lo midiéramos como los americanos, el incremento trimestral contra el primer trimestre y multiplicado por cuatro, a grandes rasgos, sería un crecimiento del 13 y medio por ciento anual. En fin. Eso se vaya traduciendo también en la información y, desde luego, eso motivaría muchas decisiones del consumidor que estimularían el mercado interno; además de estimular, desde luego, el gasto público. Pero no olvidemos, la principal variable del mercado interno es la demanda de consumo, la demanda de los consumidores.
-PREGUNTA: Señor Presidente, los fundamentales de la economía están muy sólidos. Ha habido crisis económica a nivel mundial, en México no ha habido crisis financiera, de los pocos países donde no ha habido crisis financiera; el nivel de las tasas de interés es muy aceptable, el crecimiento del Producto Interno Bruto para este año se espera casi cinco por ciento, que es el pronóstico y el deseo del Presidente de la República; la inflación también bajo control, las reservas internacionales en máximos histéricos, bajo nivel de endeudamiento; sin embargo, el día de ayer el Senador Labastida Ochoa dice que el Gobierno está ocultando las cifras sobre el estado real de la economía, que han colocado al país en un mal camino, dice, y que están muy cerca de un tropiezo muy serio, quizá exageradas. Qué le responde.
-RESPUESTA: Lo respeto mucho y estimo al Senador Labastida, pero nuestras, si hay algo, si hay algún Gobierno que ha tenido cifras abiertas ha sido el mío, Óscar Mario, y todas las que tú mencionas que hablaste de una cascada de cifras importantísimas; es decir, la economía creciendo al siete por ciento, si algún Legislador considera que estamos mintiendo, que vaya y revise las encuestas y las mediciones que tienen, no sólo el Gobierno, todos los actores económicos, los bancos, por ejemplo. Si no nos cree al Gobierno, pues que vaya y cheque. El propio Congreso tiene centro de estudios económicos, qué dice el Congreso de eso. Pues que consulte sus propias cifras.
Las reservas, más de cien mil millones de dólares, las más altas de la historia, varias veces o cifras considerablemente mayores a nuestra deuda externa. Ni en los mejores años del gobierno del PRI se soñó, siquiera algún día, que las reservas internacionales llegaran a ser equivalentes a la deuda externa. Ahora son más del doble.
Otra cifra, la inflación está abajo del cuatro por ciento en los últimos datos. El crecimiento del empleo. A la primera quincena de agosto son 575 mil nuevos empleos.
Sí hay, desde luego, entidades con problemas. Por supuesto que nosotros recibimos algunas entidades de la Administración Pública con gravísimos problemas actuariales. Te voy a citar algunas. Comisión Federal de Electricidad, pero ya arreglamos el problema de pensiones en Comisión Federal de Electricidad, ya cambiamos el sistema a cuentas de ahorro individuales para nuevos trabajadores. Sigue alto el problema, pero ya lo resolvimos.
El más grande de todo cuál era, Óscar Mario, el ISSSTE. Un problema actuarial de casi 60 por ciento del PIB, lo redujimos a poco más de la mitad. Con una reforma en la que, además, agradezco la valiosa intervención de los legisladores, incluyendo la del senador Labastida.
Teníamos problemas en Luz y Fuerza, pues ese también ya lo resolvimos. Ciertamente en medio de una controversia y una decisión muy difícil, pero es un problema que está resuelto.
Yo, como Presidente de la República sé, que desde que se expidió la ley del Servicio Eléctrico en los 60, ya venía un artículo transitorio que obligaba que la única empresa que prestaba el servicio de electricidad fuera Comisión Federal de Electricidad.
Por qué no se cumplió en todos esos años y por qué se dejó crecer ese problema. Pues habrá que preguntárselo a quienes estuvieron en el gobierno en todos aquellos años.
Y sí tenemos problemas ahora en el Seguro Social, que es al que se refiere, pero no ha habido, de ninguna manera, ocultamiento de cifras.
El senador Labastida y todos los legisladores saben que hay un Consejo Técnico de Seguro Social que está integrado por gente del Gobierno, que está integrado por el empleador, patronal, y también por trabajadores y sindicatos, muchos de ellos integrantes del Partido Revolucionario Institucional, que saben que ha habido absoluta transparencia en las cifras, que hay un problema actuarial, no de ahora, sino desde hace mucho tiempo. Desde el viejo diseño del sistema de retiro del Seguro Social, que suma más del 30 por ciento del PIB, pero que también ya empezamos a arreglar. Porque llegamos ahora a un acuerdo con el sindicato que se veía inviable, también, para empezar a transformar el Sistema de Pensiones.
En el caso de PEMEX, por ejemplo, PEMEX, desde luego tiene problemas, pero tiene activos petroleros muy importantes. Pudimos avanzar más en las reformas de PEMEX, no fue por falta de voluntad política del Gobierno, sino por falta de voluntad política de los legisladores, y ya sabemos de cuáles.
Y, además, creo que el mayor desafío que tiene PEMEX está en sus pasivos laborales, donde también esos pasivos laborales han sido generados en la búsqueda legítima de derechos de los trabajadores que, por cierto, también están organizados y representados por destacados miembros del Partido Revolucionario Institucional.
Entonces, la información ha sido clara y transparente en mi Gobierno. No hay nada qué ocultar. Si algo hemos hecho es reconocer el tamaño de nuestros desafíos. Y algo más importante que es, Óscar Mario, enfrentarlos con determinación y resolver muchos de ellos, por cierto.
-PREGUNTA: Señor Presidente, en cuanto a esta serie de diálogos con el fin de recibir retroalimentación de los diferentes sectores que integran a la sociedad, así como del Poder Judicial y Legislativo para recuperar el ambiente de seguridad.
Quién dará esta vez seguimiento a las conclusiones para resultados específicos en el corto plazo.
-RESPUESTA: Yo le he pedido a la sociedad civil que ellos den seguimiento.
Yo tengo mucha atención diaria, pongo mucha atención diario en dar seguimiento a los compromisos del Gobierno. Hemos cumplido nosotros la gran mayoría de ellos, nos faltan algunos, por ejemplo, la presentación de una estrategia contra el lavado de dinero, moderna, porque tenemos una, pero hay que actualizarla. Lo vamos a hacer muy probablemente esta semana o la próxima, Óscar Mario.
El retraso en la construcción de algunos reclusorios, retrasados por todo este farragoso sistema de licitación pública que tenemos, que ya modificamos también, por cierto.
Pero hay compromisos por parte de Gobernadores, Alcaldes, de la propia sociedad civil. Mira la propia sociedad civil se comprometió a generar y organizar un Observatorio Ciudadano para darle seguimiento a los compromisos. Ese observatorio, que contó con apoyo del Gobierno, con presupuesto del Gobierno, a final de cuentas no se organizó, porque hubo conflicto o tensión entre los propios ciudadanos y sus organismos representativos.
Simplemente lo apunto porque en el general todos tenemos todavía cosas que hacer en el Acuerdo, y creo que la clave es que no nos revisemos los gobernantes a nosotros mismos, sino que nos revisen los ciudadanos. Y por eso, estoy invitando a las organizaciones a que hagamos, esta misma semana, una evaluación final de cuánto hemos cumplido, cuánto hemos no del Acuerdo y, que estado por estado, se organicen también diálogos por la seguridad en los cuales se reciba un diagnóstico de cómo están las cosas en cada estado, que la gente pueda hablar de su problemática, los ciudadanos, y también se haga un recuento del estado de avance de los compromisos asumidos.
-PREGUNTA: Mantiene, por el momento, un no rotundo a la despenalización en el consumo de drogas.
-RESPUESTA: Estoy abierto, desde luego, al debate, y he dado mi opinión en contra, simplemente porque los beneficios teóricos, por ejemplo, la reducción del precio del mercado negro, no se darían en México porque nuestro mercado no es el que determina el precio de las drogas, lo determina el mercado americano.
Si aquí se liberarán las drogas, no es cierto que se bajaría el precio, no es cierto que bajaría la renta de los criminales, porque el precio está determinado por Estados Unidos y, por el contrario, sí se aumentaría terriblemente la demanda entre jóvenes y adolescentes, y tendríamos en México el paraíso de los criminales del mundo. Es decir, en lugar de tener hampones de Apatzingán nada más, vamos a tener de Afganistán y de Pakistán y de quién sabe dónde, que van a venir aquí a hacer su jauja, a venderle caro a Estados Unidos, en un gobierno y en un país que no combate a los criminales.
Pero, en fin, creo que hay puntos importantes. La mía no es una negativa a ciegas. Sé que hay un debate importante, Óscar Mario, y hay que escuchar todas las voces.
-PREGUNTA: Será necesario mantener al Ejército en las calles hasta el último día de su mandato, señor Presidente.
-RESPUESTA: Ojalá y no, pero, de qué depende. De que haya policías que cuiden a la gente.
Porque mira, Óscar Mario, es muy irresponsable decir: saca al Ejército de las calles. Muy bien, yo lo sacó, y. quién va a cuidar a la gente: No bueno ese es otro. No, ese es el problema, tú no sabes la angustia que está pasando mucha gente, Óscar Mario, que están diciendo en varias zonas del país, te puedo decir en Ciudad Valles, te puedo decir en el Estado de México, allá en Sultepec, Tenancingo, Tejupilco, es una zona dominada por hampones, por favor ayúdenos, aquí están extorsionando, aquí están secuestrando, aquí están cobrando cuotas.
En Michoacán no se diga, por tristeza en mi propia tierra, desde Maravatío, Tierra Caliente, en fin.
Y quién va a ayudar a esa gente.
Los que debieron ayudarlos son sus propias policías. Mira, yo he hecho un enorme esfuerzo por hacer crecer la Policía Federal, porque quiero, como objetivo, legar a México una Policía Federal, una policía nacional confiable, eficaz, fuerte, bien armada, bien equipada.
Cuando yo entré al Gobierno, recibí más o menos seis mil policías, que incluían como a cuatro mil Federales de Caminos, y ahorita hay más o menos 33 mil jóvenes, la gran mayoría, porque todavía hay negritos en el arroz, pero la gran mayoría gente confiable, con ideales, preparada, que están dando la batalla con mucha firmeza y con mucha fuerza contra la criminalidad.
Pero tú comparas 33 mil Policías Federales, que son los que aparecen, que son los que dan la cara, que son los que están atentando los criminales contra ellos, contra 430 mil policías estatales y locales, no hay comparación; nueve de cada diez policías son estatales o municipales, si esos, o si quieres la mitad de esos cumplieran, funcionaran, para lo que deben funcionar, que es proteger a la ciudadanía, no tendríamos el problema que tenemos, Óscar Mario.
Pero, además, hay otra cosa también, nueve de cada diez delitos que se cometen en México, son delitos que tienen mayor-menor competencia en el fuero local.
Por qué. Porque el robo es un delito del orden común, 84 por ciento de los delitos son robo; el secuestro es del orden común, el propio homicidio, las lesiones, en fin.
Yo no excluyo la responsabilidad del Gobierno Federal. Si algo no me pueden achacar es haber tratado de lavarme las manos, como era el deporte nacional en este país sobre este tema. Pero también llamo responsable y, cordialmente, a que todos asumamos nuestra responsabilidad. El día que todos jalemos parejo, y por todos me refiero a todos los Poderes, a todos los gobiernos locales y municipales y a los ciudadanos, ese día vamos a resolver el problema de la delincuencia.
-PREGUNTA: Y para apoyar esa labor histórica, valiente y decidida de su Gobierno contra la delincuencia organizada, señor Presidente, cuándo comenzará la limpia en el Poder Judicial y Ministerios Públicos locales y federales.
-RESPUESTA: Bueno, la Federal empezó ya, precisamente, con la Operación Limpieza, a grado tal que el propio Subprocurador de Investigaciones contra la Delincuencia Organizada, el de la SIEDO, está en la cárcel ahora. Costó al Gobierno mucho trabajo esta decisión, pero no permitimos la impunidad en ningún nivel. Sé que tenemos que avanzar mucho más rápido en Ministerios Públicos Federales; los locales no lo sé, porque es responsabilidad de los gobernadores. Sí vale la pena que echemos una revisada a eso y hagamos un exhorto. Y el Poder Judicial, pues está totalmente fuera de mi alcance, Óscar Mario, desgraciadamente.
Es decir, si yo sé que hay un juez corrupto, tengo indicios de ello, lo único que me queda es decirle al Consejo de la Judicatura Federal, que no depende de mí, tomará sus propias determinaciones.
Pero sí tenemos que hacer esa limpia, como dices.
Como decía José Angel Conchello, en paz descanse, para combatir la corrupción no hay que olvidar que las escaleras deben barrerse de arriba para abajo. Y la barredora no es una sola, no sólo es la del Gobierno Federal, es del Poder Judicial y es de cada gobierno estatal y tenemos que poner a trabajar las barredoras en serio.
-PREGUNTA: En sentido figurado, si pudiera sentar a la mesa a los ex presidentes, ex gobernadores y munícipes que no supieron o no quisieron enfrentarse al crimen organizado qué les diría.
-RESPUESTA: Mira, no quiero, simplemente le diría lo que ya he dicho a los mexicanos: si este problema lo hubiéramos enfrentado, empezado a enfrentar, en serio, hace algunos años, yo no sé si 6 años, yo no sé si 10 años, yo no sé si 15 años, hace rato que hubiéramos terminado, Oscar Mario.
Pero mira a mí me pasa como si llegara un médico nuevo al pueblo y lo ve un paciente y le dice: oiga, doctor, fíjese que a mí me duele mucho el estómago, pero antes sí me curaba con unos tecitos y ahora como que no, me recomendaron una hierbabuena, pero a ver. Oiga usted tiene un problema que no es simplemente una gastritis, déjeme revisar. Lo revisa uno: pues tengo que operarlo porque probablemente tiene un tumor. Y sí, efectivamente, tiene un tumor, es canceroso y tiene además otro desarrollo por ahí. Señor, ahí mismo en el quirófano le extirpo ese tumor, le extirpo el otro, y luego le doy un tratamiento de radiaciones y quimioterapia y así lo voy a salvar, va a estar duro, pero lo voy a salvar así, y va a tardar meses. Y en general el paciente puede decir, bueno pues fue difícil, pero la libré de cáncer. Yo conozco mucha gente que la ha librado.
Pero no faltará el paciente que diga: pues qué gacho doctor, antes de que él llegara yo nada más tenía un dolor de estómago, pero ahora ya perdí el pelo, estoy débil, etcétera; no es un problema de doctor, es un problema de un tumor que no se atendió a tiempo y generó metástasis y eso es lo que está viviendo México.
-PREGUNTA: Señor Presidente, permanece esa idea que conozco desde hace mucho del Presidente Calderón de agregar en pocos años la letra M, de México, en el grupo de los países que integran el BRIC, Brasil, Rusia, India y China.
-RESPUESTA: Por supuesto, el BRIMC, diría yo en aquella ocasión en Davos, y pues seguimos peleando con ellos. Y mira, como que no nos quieren mucho dejar entrar, pero nosotros estamos haciendo nuestra parte. Y, por lo pronto, en exportaciones a Estados Unidos hemos crecido más que cualquier otro BRIC, es lo que te decía hace rato.
Por qué. Porque México se ha vuelto muy competitivo internacionalmente, Óscar Mario. Sé que es difícil de desconocer en un ambiente donde parece que es políticamente incorrecto reconocer que algo está bien hecho.
Como decía Carlos Castillo, en paz descanse: "Ninguna cosa buena que hagas quedará impune". Así que este crecimiento de la capacidad exportadora de México y de la competitividad del país, nuestras exportaciones crecieron insisto, casi 40 por ciento en el primer semestre, nos ha colocado en excelente posición frente a Brasil, frente a Rusia, frente a China y frente a India, que son los BRIC, y vamos ganando terreno en una economía global. Ojalá no perdamos el paso.
-PREGUNTA: En qué estado se encuentra la relación con Cuba, señor Presidente.
-RESPUESTA: Ha estado complejo, pero tuvimos un incidente la semana pasada, tú recuerdas, el Comandante Fidel Castro hizo algunas expresiones, a mí me parece que inadecuadas sobre México, juzgando nuestras instituciones, insinuando falta de democracia en México, y lo que le contestamos es que bueno, felicidades por su cumpleaños, por su recuperación, que qué bueno que está mejor. Pero que no podíamos permitir que se hablara desde el extranjero así de nuestro país. Y lo que sí podemos señalar es que hacíamos votos porque algún día en Cuba pudiera haber elecciones, pudiera haber democracia y pudiera haber respeto a los derechos humanos.
Sé que eso, probablemente, no gustó a los cubanos, pero también sé que ni ellos querían ofender y romper una relación, a deteriorar una relación tan delicada con México, ni nosotros, ni yo lo quiero hacer, Óscar Mario. Así que ojalá ese capítulo se pueda dejar atrás, y vayamos a lo sustancial que es, verdaderamente fortalecer nuestra relación.
Yo sí quiero reconocer, por cierto, al Presidente Raúl Castro la liberación de más de 100 presos políticos y de conciencia que estaban en Cuba, que se dice fácil, pero yo creo que a él le costó mucho trabajo. Alguna vez nosotros hicimos alguna expresión en ese sentido, de: ojalá que fueran liberados esos presos, y debo expresar públicamente mi reconocimiento a esa valiente decisión.
-PREGUNTA: Señor Presidente, su mensaje para todos aquellos que ya se encuentran en la pista para competir por la candidatura presidencial.
-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Pues que, buena suerte para todos.
La verdad es que aquí hay mucho qué hacer, y cómo les he dicho a todos los funcionarios del Gobierno, aquí ni se, ni anden pensando en otra cosa, señores, ustedes tienen un trabajo que hacer. Y el día que quieran hacer otra cosa, la puerta es más grande para salir que para entrar. Así que, dedíquense a su chamba, y luego ya veremos cuando lleguen los tiempos electorales.
Lo que sí te puedo decir, Óscar Mario, es que, y te lo digo de mi propia experiencia. Cuando hace seis años yo estaba anunciando mi, que quería ser candidato a la Presidencia fue un 11 de julio, un mes y medio después de haber salido de la Secretaría de Energía.
Te voy a decir, había un candidato que estaba muy avanzado en las encuestas, que tenía el 80 por ciento de apoyo de los mexicanos, que no había alguien que dudara que iba a ser el próximo Presidente de la República.
En alguna encuesta que salió en los medios de circulación nacional, yo ocupaba en las preferencias electorales el lugar número 17 creo o algo así, y sí te puedo asegurar que en una democracia, en una sociedad libre, donde los ciudadanos piensan, deciden libremente, todo puede cambiar y todo puede decidirse, justo el día que debe decidirse, que es el día de la elección. Y así creo que va a pasar en el 2012.
-PREGUNTA: Qué es lo que más debe de cuidarse en la nueva reestructura, si hay, en Mexicana de Aviación, señor Presidente.
-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Yo creo que es importante que, primero que Mexicana pueda volver a volar, a mí eso me preocupa mucho, me interesa sobre todo por las familias de las sobrecargos, las familias de los pilotos y los trabajadores de tierra. Pero también que para que ese avión pueda despegar hay que quitarle la carga excesiva que lleva.
Mexicana tiene una carga tan pesada que ya no puede despegar y hay que quitarle la carga, si queremos volverla a ver otra vez en el aire. Eso depende, en buena parte, de la relación laboral que tiene, que se hizo verdaderamente onerosa, excesiva, según por lo menos las cifras que me han mostrado, y también, y eso se logra que pueda haber mayor comprensión de los grupos acreedores para que pueda salir adelante, y también mayor comprensión de los inversionistas, que yo no tengo el gusto de conocer, para que le metan capital que sí necesita.
Pero si se le mete dinero y si se le meten plazos a Mexicana y no se aligera la carga que tiene y que es la que la bajó del aire, difícilmente va a volver a arrancar. Ojalá pueda hacerlo.
-PREGUNTA: Bueno y para ir concluyendo. Para cuándo y cómo la creación de la Policía Única.
-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Voy a presentar una iniciativa en el próximo Periodo de Sesiones, que ése es mi compromiso, me falta platicar con alcaldes. Porque debemos recordar que el Artículo 115 Constitucional establece como una base de nuestra organización del municipio libre, el municipio es el que tiene también su propia Policía, y no es tan sencillo decir: quítense policías municipales. Hay unas muy buenas, otras muy malas, hay pueblos donde ya hasta la comandancia cerraron porque nadie quiere ser policía. Pero sí quiero platicar con alcaldes y con ellos terminar de afinar una propuesta.
Me comprometí también con los ciudadanos, en Diálogos por la Seguridad, a escuchar sus puntos de vista, los estamos analizando y, una vez que concluyamos esos diálogos, voy a presentar la iniciativa muy próximamente.
-PREGUNTA: Le emociona el triunfo de la jalisciense Jimena Navarrete como Miss Universo.
-RESPUESTA: Pues la verdad sí.
Me critican mucho y dicen que son tonterías y frivolidades, digo hay cosas mucho más importantes en el país, no lo niego, pero la verdad es que esta muchacha hizo un gran papel, y a mí, yo soy de esos mexicanos, y pienso que somos millones y millones, Óscar Mario, que sí nos alegran las cosas buenas de México. Me dio mucho gusto.
Estaba muy contento. Estaba con Margarita, mi esposa, y con mis niños viendo, llegué tarde, salí de la oficina, no sé, creo eran las 9:00, 9:30, 10:00 de la noche, estaban justo en los momentos finales y me dio mucha emoción.
Todavía le hablé anoche para felicitarla y qué bueno y que haya buenas noticias de México, y también felicité, por ejemplo, a otros chavos, algo a lo que ni siquiera estábamos dándole seguimiento con la debida atención, este equipo de chavos de entre nueve y 13 años que ganaron un campeonato mundial de beisbol.
La verdad México tiene grandes cosas y cosas buenas, tenemos cosas muy feas también, Óscar Mario, y yo lo que digo es que pongamos en balance todo, y creo que eso nos ayudará, incluso, a ser un mejor país, y felicidades, por supuesto.
-PREGUNTA: Y finalmente, señor Presidente, de qué manera pueden contribuir las redes sociales a una buena comunicación entre gobernantes y gobernados.
-RESPUESTA: Híjole, eso es fascinante. Es el fenómeno del Siglo XXI. Yo ahorita he estado incursionando a ratitos en ella. Me regañan aquí, en la oficina, porque me dicen que no debo contestar los tweets por ejemplo, a veces cuando tengo tiempo, o voy en un trayecto, sí los contesto. Todavía no oficializo mi cuenta, sé que lo voy a tener que hacer muy pronto. Hace como cuatro semanas, yo tenía como dos mil seguidores, creo que anoche llegué como a los 50 mil o 45 mil, no me acuerdo cuántos van; más otra cuenta que manejan aquí, en Pinos, entonces voy a tener que oficializar una ya definitivamente, porque la comunicación breve y precisa es fundamental para darse a entender.
De hecho, yo les solía decir a mis colaboradores que la clave en el Gobierno y en política es comunicarse con claridad y brevedad.
Me acordaba de un chiste, de un monasterio donde había voto de silencio y sólo podían hablar cada diez años. Entonces entró un joven novicio y a los diez años le preguntaron: qué quieres. Cama dura. Y a los 20 años: comida mala, y cuando le tocó hablar a los 30, dijo: mucho frío. Entonces el superior le dijo: mire joven, usted se larga porque lleva 30 años y se la ha pasado quejándose
Entonces, esos medios de redes sociales nos permiten comunicarnos mucho más fácilmente. Y creo que habrá que ensayar en ellos. También se dicen muchas tonterías e insultos, deporte nacional de denostar, de degradar, de desacreditar, pero también hay muchos ciudadanos que quieren información, y quieren información directa, rápida y breve. Y creo que habrá que avanzar en eso para comunicarnos mejor.
-PREGUNTA: Algún comentario final, señor Presidente.
-RESPUESTA: Simplemente, Óscar Mario, que voy a cumplir tres años nueve meses en el Gobierno, el próximo 1 de septiembre, y sí le quiero decir a los mexicanos que lo que resta de mi Administración, dos años tres meses, los voy a utilizar íntegramente, hasta el último minuto, y voy a echar todo el resto para cumplir con los objetivos que me he propuesto.
Sé que tenemos el mayor desafío en materia de seguridad, y ahí voy a seguir poniendo todo lo que esté de nuestra parte, con todos los costos, los riesgos que implique, hasta no dejar un México que tenga las bases de certeza, certidumbre, seguridad que necesitamos.
En economía afortunadamente estamos avanzando. Yo me había propuesto que hacia el final de la Administración tuviéramos crecimientos promedio de cinco por ciento, ya lo estamos logrando incluso este año; que pudiéramos generar 800 mil empleos nuevos al año, hoy, al 15 de agosto, llevamos 575 mil, ahí van, desde luego no son suficientes este año, pero sé que mejoraremos el próximo. Me había propuesto Cobertura Universal de Salud, estamos a punto de lograrla, servicios de salud para cada mexicano y mexicana que lo necesite, tenemos mayor rezago en la educación, aunque hemos hecho un gran esfuerzo en cobertura universitaria. En fin.
Decirle a los mexicanos que estamos trabajando fuerte por transformar al país, que hemos hecho grandes cosas juntos, sé que faltan muchas más, pero que habrá en la Presidencia de la República la voluntad política y la determinación para sacar a México adelante.
-PREGUNTA: Señor Presidente, simplemente reiterarle nuestra admiración por esa lucha tan frontal y valiente que está llevando a cabo su Gobierno para recuperar el ambiente de seguridad que demandan más de 105 millones de mexicanos.
Y agradecerle mucho su tiempo y su disposición.
-RESPUESTA: Al contrario, Óscar Mario, buenos días y buenos días a Radio Fórmula.