18 abr. 2015

¡Sin confianza y participación no se avanza!”..Obispos de la CEM

En el marco de su 99° Asamblea Plenaria, los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dieron a conocer un mensaje titulado “¡Sin confianza y participación no se avanza!”.
A continuación el texto completo del mensaje:

“Los obispos de México somos conscientes del creciente reclamo de los ciudadanos que, cada vez con mayor insistencia, piden ser escuchados y atendidos, sobre todo por quienes se han comprometido a servir al pueblo. No hay razón para oídos sordos.
Como sucede en familia, incluso en las crisis, lo que se necesita para salir adelante es la confianza. Confianza que brota de tener la seguridad de que se está buscando el bien de todos, no sólo de algunos. Lo mismo sucede con nuestro pueblo mexicano. Necesita saber que sus instituciones y autoridades trabajan responsable y honestamente por el bien de todos, particularmente por los que menos oportunidades han tenido.
Un pueblo sin confianza alimenta la indiferencia, el desaliento o la agresividad. No podemos negar la crisis actual de nuestra querida Patria. Si no reconocemos que el mal se está extendiendo, hasta en las instituciones que deberían erradicarlo, no podremos solucionarlo. El mal no tiene la última palabra. ¡Nos urge la honestidad!

Informe ¿final? al caso Tlatlaya


Diputados presentan informe final sobre caso Tlatlaya/ FA
1.- El 1 de octubre de 2014 el Pleno de la Cámara de Diputados acordó solicitar a las comisiones de Derechos Humanos y de Justicia la creación de un Grupo de Trabajo plural de diputadas y diputados que cooperen con las autoridades competentes en la investigación de los hechos ocurridos alrededor de las seis de la mañana del lunes 30 de junio de 2014 en la comunidad de San Pedro Limón del municipio de Tlatlaya, Estado de México. Esa tarde la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) emitió un comunicado afirmando que soldados “abatieron” a 22 secuestradores en un enfrentamiento. Se reportó entonces que los militares liberaron a tres mujeres secuestradas y aseguraron 38 armas, incluidas algunas de alto poder a saber: 25 armas largas, 16 de ellas eran fusiles AK-47, calibre 7.62x39mm, seis fusiles AR15, calibre 0.223, un fusil marcar Calico, y dos escopetas calibres 12 y 0.22. También se aseguraron 13 armas cortas, cuatro de ellas calibre 9mm, tres calibre 0.45, tres calibre 0.38 súper, una calibre 0.22 y un revólver 0.38 especial, además de una granada de fragmentación, 112 cargadores y cartuchos de diversos calibres. Un soldado fue herido sin gravedad. Punto.