2 oct. 2014

¿Qué dicen las columnas políticas hoy, 2 de octubre de 2014?

Dos de Octubre no se olvida!
“…Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos…, Pablo Neruda
 ∞∞
Artículo18. En los términos del artículo 15 de esta Ley, la Bandera Nacional deberá izarse:
a) (...)
b) A media asta en las siguientes fechas y conmemoraciones:
2 de octubre:
Aniversario de los caídos en la lucha por la democracia de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, en 1968.
Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales.
 ¿Qué dicen las columnas hoy 2 de octubre de 2014?
 Bajo Reserva/ El Universal
Edil de Iguala en los brazos del narco
EL EDIL igualteco con licencia y prófugo de la justicia, José Luis Abarca, tenía todo listo para impulsar a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, como la candidata a la presidencia municipal de Iguala para el 2015. Por esa razón armó la tarde-noche del pasado viernes el tinglado del informe de esta mujer, en su calidad de presidenta del DIF local. No quería molestias y los normalistas de Ayotzinapa se cruzaron en el camino del perredista, hombre que comenzó como vendedor de sombreros y ahora es un próspero comerciante de joyas. La sospecha, nos dicen, es que tiene nexos con el crimen organizado y que no quería obstáculos para llevar a su cónyuge a la silla de alcalde, una sucesión entre familia, prole que tiene relación de sangre con Alberto Pineda Villa, El Borrado, identificado como operador del extinto capo Arturo Beltrán Leyva. La noche que los policías atacaron a los estudiantes, el edil dormía seguramente en los brazos del crimen, nos comentan.

Don Ernesto Alvarez Nolasco, un año después….

Esperó mas de 20 años…/- José Angel Sánchez López -
Tomado de la revista Amanecer sinalonese, 19 de septiembre de 2014
Al celebrarse el homenaje póstumo al año del fallecimiento de Ernesto Alvarez Nolasco organizado por quien fuera su discípulo en política, el Dip. Heriberto Galindo Quiñones, hojeo mis apuntes para volver a los intentos del ahomense para llegar a la Presidencia Municipal, aspiración que logró cumplir veintiún años después de la zancadilla que le metió Alfonso G. Calderón vía Fidel Velázquez.
 La Presidencia Municipal era una inquietud de Alvarez Nolasco desde años atrás de aquel 1965.
 Buscando un mejor futuro Alvarez Nolasco salió muy joven de su natal villa de Ahome y se fue a México, en donde se forjaría como hombre, político, maestro y humanista.
 No alcanzó a terminar su preparatoria cuando tuvo que dedicarse a trabajar.
 La vida lo llevó hacia José Pagés Llergo en donde se inició en el periodismo de fondo, lo que le dio oportunidad de conocer y hacer amistad con políticos e intelectuales bajo cuyo cobijo aprendió el oficio de la comunicación escrita y el arte de la política.

Los momentos clave en la investigación de Tlatlaya

 Los momentos clave en la investigación de Tlatlaya
Una cronología de las declaraciones dadas por funcionarios públicos acerca del asesinato de 22 presuntos delincuentes a manos de un grupo de soldados en Tlatlaya, Estado de México.
 Tomado de Animal Político, 2 de octubre de 2014
En esta fotografía de archivo del 3 de julio de 2014, agujeros de bala y manchas de sangre cubren un muro encima de papeles que marcan dónde se hallaron cadáveres en un almacén inconcluso en el que ocurrió una balacera entre soldados mexicanos y presuntos delincuentes, en las afueras del poblado de San Pedro Limón, en el Estado de México. Un oficial del ejército y siete soldados que enfrentan medidas disciplinarias por su participación en el asesinato de 22 personas en este almacén en el sur de México pertenecen a un batallón del ejército con un historial de incidentes. 

Tlatlaya/FA

  • Por cierto, no sabemos los nombres de las victimas abatidas aquella madrugada en Tlatlaya. Sabemos que muchos de ellos son jóvenes.
  • ¿Quienes son? Nos dijeron que son presumiblemente criminales del grupo delictivo Guerreros Unidos.

Tlatlaya/FA
Publicado en  La Silla Rota, 2 de actubre de 2014
Gracias al periodismo de investigación pudimos saber que los hechos lamentables ocurridos durante las primeras horas del lunes 30 de junio de 2014 en la comunidad de San Pedro Limón del municipio de Tlatlaya, Estado de México, no sólo se registró un enfrentamiento armado entre elementos del Ejército –un pelotón del 25 Batallón de Infantería perteneciente a la 22 Zona Militar con sede en Santa María Rayón–e integrantes del crimen organizado, con un saldo de 22 civiles muertos, sino que hubo algo más: presumiblemente una ejecución sumaria, es decir homicidio.

Sin embargo, la tarde de aquel lunes, la Secretaria de la defensa Nacional (Sedena) emitió un comunicado afirmando que soldados “abatieron” a 22 secuestradores en un enfrentamiento. Se reportó entonces que los militares liberaron a tres mujeres secuestradas y aseguraron 38 armas, incluidas algunas de alto poder a saber: 25 armas largas, 16 de ellas eran fusiles AK-47, calibre 7.62x39mm, seis fusiles AR15, calibre 0.223, un fusil marcar Calico, y dos escopetas calibres 12 y 0.22. También se aseguraron 13 armas cortas, cuatro de ellas calibre 9mm, tres calibre 0.45, tres calibre 0.38 súper, una calibre 0.22 y un revólver 0.38 especial, además de una granada de fragmentación, 112 cargadores y cartuchos de diversos calibres.
Un solado fue herido sin gravedad. Punto.
Ese mismo día el secretario de Seguridad Ciudadana del Estado de México, Damián Canales, informó que los hechos ocurrieron en las primeras horas de ese lunes en la comunidad de Arcón de Los Laureles, una pequeña población de 250 habitantes y que se ubica al sur de la entidad.

Tlatlaya ¿orden roja?/Juan Velediaz

  • Los soldados están siendo juzgados por el juez, Tte Coronel Jorge Suárez Becerril, quien fuera secretario particular del general Rafael Macedo de la Concha
  • ¿Quienes eran realmente las personas abatidas? Secuestradores?

Tlatlaya ¿orden roja?/Juan Velediaz
Estadomayor.mx, 1 de octubre del 2014

Se le conoce como “orden roja” a la disposición castrense de tirar a matar. Era algo común en los años 70 durante la campaña militar contra la guerrilla en Guerrero, y durante los primeros días de enero de 1994 durante el alzamiento zapatista en Chiapas. ¿Ocurrió lo mismo en Tlatlaya, Estado de México? ¿Fue una decisión de un oficial al mando de su pelotón o una orden superior que podría ir más allá del comandante del batallón? Las dudas persisten después del anuncio de la consignación de un teniente y siete de tropa ante tribunales militares, y de la conferencia del titular de PGR donde informó de la acusación ante la justicia federal contra tres de ellos por el homicidio de 22 personas.
México, 1 de octubre: El teniente Ezequiel Rodríguez Martínez empezó su carrera como soldado raso a principios de los años 80. En 1995 era sargento cuando concursó y ganó una plaza para ir a estudiar al Colegio Militar, en lo que en la milicia mexicana se conoce como Curso Intensivo de Formación de Oficiales de las Armas (CIFOA). Los estudios fueron durante un año, en 1996 se graduó como “técnico” militar, es decir de subteniente del ejército con los conocimientos básicos para desempeñar su labor al frente de un pelotón, compuesto de alrededor de 10 efectivos, y años después ya como teniente al mando de una sección, integrada por 30 soldados.