9 dic. 2009

Cambios en el gabinete

El presidente Calderón propuso este miércoles 9 de diciembre al Senado de la República el nombramiento de Agustín Carstens como nuevo gobernador del Banco de México (Banxico), en sustitución de Guillermo Ortiz Martínez. A través de un mensaje, destacó la labor de Carstens y su trayectoria en el propio Banco de México y el Fondo Monetario Internacional (FMI).  El presidente también nombró como nuevo secretario de Hacienda a Ernesto Cordero, quien se desempeñaba como titular SEDESOL; como titular de esa oficina tomó posesión Heriberto Félix Guerra, senador con licencia (por cierto en primer lugar en las encuestas de SINALOA por el PAN).
Reacciones:
"El Presidente tomó un riesgo muy alto para componer algo que no estaba descompuesto. Creemos que no valoró las opiniones de quienes lanzamos una advertencia y tampoco de los especialistas del sector económico. La verdad es que el País no está para tomar riesgos tan delicados", dijo el vicepresidente del Senado, Francisco Arroyo (PRI).
En tanto, el senador Pablo Gómez (PRD) consideró que la eventual ratificación de Carstens pondría en riesgo la autonomía de Banxico. "Esto es un destripado del Gabinete. El nombramiento de Carstens pone en riesgo la autonomía del Banco de México, porque ni siquiera se trata de un ex empleado, sino de uno que es empleado del Gobierno actual. Sabíamos que el FMI presionaba a los bancos centrales, pero ahora tendrá directamente las riendas", lamentó.
Los legisladores también expresaron su escepticismo por la llegada del ahora ex titular de Sedesol, Ernesto Cordero, a la Secretaría de Hacienda. Aunque reconocieron que el funcionario tiene experiencia por haberse desempeñado como subsecretario de Egresos, los senadores expresaron sus dudas por el reto que implica encabezar la dependencia en tiempos de crisis.
Asimismo, legisladores expresaron su preocupación por el nombramiento del nuevo Secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, ya que su trayectoria en el PAN podría tentarlo a utilizar el cargo con fines electorales. "Creemos que este nombramiento, en el que se trata de un panista, se puede prestar para que se haga un cruce entre los padrones de beneficiarios de los programas de combate a la pobreza y la afiliación de adherentes al PAN", señaló Arroyo Vieyra.
"La verdad es que Heriberto viene del PAN y de la iniciativa privada, era el responsable del tema de las Pequeñas y Medianas Empresas y nunca hizo nada. Lo que sí esperamos es que van a continuar con esa línea de politizar la Sedesol a favor del PAN, como lo han hecho desde Fox y desde el PRI", agregó Gómez.
Expresan diputados dudas y rechazos
Los cambios en el Gabinete causaron reacciones distintas entre los diputados en PRI; en tanto, la bancada del PRD consideró equivocados los nombramientos.
El priista Sebastián Lerdo de Tejada cuestionó el perfil de Cordero para Hacienda, así como su paso en la SEDESOL "Me parece que no es una buena noticia para nadie, finalmente el responsable del área al combate a la pobreza es ahora propuesto para encabezar la SHCP, esperamos que le vaya muy bien y haya logrado adquirir sensibilidad social en su paso por la Sedesol y que ésta le venga bien a las áreas financieras", dijo.
Sin embargo, Lerdo de Tejada aseguró que su bancada ofrecerá interlocución institucional con Cordero. "Estamos en un momento en el que tenemos que actuar con responsabilidad y no tendríamos que caer en críticas estériles o en vetos por parte de las fuerzas políticas o del propio Poder Legislativo; es una atribución del Presidente de la República y al final es responsabilidad del Presidente de la República", dijo.
En tanto, Oscar Levín Coppel, también priista, saludó la postulación de Agustín Carstens para dirigir el Banco de México. Dijo que su nombramiento no tendrá complicación en el Senado, el cual tiene hasta el 15 de diciembre para aprobarlo.
Levín Coppel aseguró, además, que Cordero no es una persona ajena al sector financiero.
"Ha trabajado en el sector financiero y le veo como ventaja de que debe haber aprendido sensibilidad social en el tiempo que estuvo en la Sedesol. Ojalá y los cambios sean positivos para el País y se tomen bien, le hace falta a México", mencionó.
Por otra parte, el coordinador del PRD en San Lázaro, Alejandro Encinas, advirtió que la designación de Cordero en la SHCP es un premio a quien incrementó en más de 5 millones el número de pobres en el País. "Creo que son malas señales que anuncian que no solamente no habrá ninguna rectificación ni cambio profundo en lo que serán los tres próximos años de este mal gobierno, sino que seguirá profundizándose las mismas prácticas que han llevado a este debilitamiento de la vida pública del País", advirtió.

Mensaje a Medios del Presidente Calderón
Miércoles, 9 de Diciembre de 2009 | Discurso
Muy buenos días, amigas y amigos de los medios de comunicación.
Les he convocado el día de hoy para dar un anuncio de gran importancia para la vida económica e institucional del país.
Hoy, con base en lo dispuesto en el Artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, he decidido enviar a la consideración del Senado de la República la propuesta del doctor Agustín Carstens Carstens como miembro de la Junta de Gobierno y, como tal, en caso de que el Senado lo apruebe, designarlo Gobernador del Banco de México en uso de mis facultades constitucionales.
Las credenciales académicas y profesionales del doctor Carstens reflejan la solidez intelectual y profesional de uno de los economistas más destacados del país.
El doctor Carstens es licenciado en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, el ITAM, y maestro y Doctor en Economía por la Universidad de Chicago.
El doctor Carstens conoce como pocos el funcionamiento del Banco Central mexicano. Ahí se desempeñó de manera eficaz por poco más de 20 años, de 1980 al año 2000.
Entre las muchas funciones realizadas, desempeñó cargos de primera importancia para el Banco, como las de Director General de Investigación Económica, Tesorero General y Coordinador de Asesores del Gobernador.
En diciembre del año 2000 fue designado Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, cargo que desempeñó hasta agosto de 2003, cuando fue designado Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional, uno de los cargos más importantes de esta Institución multinacional.
El Doctor Carstens también ha sido Gobernador Suplente por México en el Banco Interamericano de Desarrollo y en el Banco Mundial.
Cuenta, además, con una amplísima experiencia en materia monetaria y financiera, por las dos décadas que laboró, precisamente, en el Banco y posteriormente por los cargos que ocupó de gran relevancia durante otros diez años en el Fondo Monetario. De hecho, el haber ostentado el cargo de Secretario de Hacienda por estos últimos tres años, le ha permitido familiarizarse con prácticamente todos los aspectos financieros nacionales e internacionales, lo cual le será de una utilidad en el desempeño de la función de Gobernador del Banco de México; por supuesto, en el caso de que la propuesta que hoy presento al Senado sea aprobada por el mismo.
Durante su periodo, al frente de la Secretaría de Hacienda obtuvo innumerables logros. Destaco, por ejemplo, el trabajo realizado por esa dependencia en la aprobación de la Reforma Hacendaria por los que Menos Tienen, que logró incrementar la recaudación tributaria no petrolera para fortalecer el gasto público y las funciones del Estado, especialmente en materia de seguridad, salud y desarrollo social.
O la Reforma al Sistema de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado, que logró desactivar uno de los más graves problemas para las finanzas públicas nacionales, dándoles viabilidad de mediano y largo plazo.
El manejo responsable que el doctor Carstens ha hecho de las finanzas del Gobierno Federal también permitió al país disponer de los recursos necesarios para sortear la más grave crisis económica que haya visto el mundo en décadas, y poner en marcha medidas anticíclicas oportunas que han permitido salvar cientos de miles de empleos; fortalecer los créditos otorgados por la Banca de Desarrollo, así como dar impulso nunca visto en el pasado reciente de México, a la construcción de más y mejor infraestructura. Además, impulsó medidas que han permitido fortalecer al sistema bancario nacional, que hoy tiene un nivel de capitalización por encima de los estándares internacionales y que, a diferencia de otros países, no requirió una capitalización proveniente de las finanzas públicas.
En suma. El doctor Agustín Carstens cuenta no sólo con todos los requisitos que marca la ley, sino con capacidades inmejorables para ser no sólo miembro de la Junta, sino ocupar el cargo de Gobernador del Banco de México.
Y estoy convencido de que presento al Senado la mejor candidatura para el desempeño de un cargo tan elevado en esta Institución.
De ser aprobada esta propuesta, con Agustín Carstens al frente, el Banco de México habrá de cumplir eficazmente su función, como la Institución autónoma del Estado mexicano encargada de procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, garantizar el adecuado funcionamiento del Sistema de Pagos y promover el sano desarrollo del sistema financiero.
Asimismo, en caso de contar con la aprobación del Senado, insisto, sé que el Gobierno Federal a mi cargo, trabajará en estrecha coordinación con el Banco de México, sin menoscabo alguno de su plena autonomía y, en particular, en el diseño y puesta en práctica de políticas públicas de carácter monetario, fiscal o cambiario, por citar algunos.
Por otra parte, el Gobernador en particular será también, como lo marca la ley, un asesor y un asesor cercano y permanente de las decisiones más importantes del Gobierno Federal en materia económica.
Quiero aprovechar esta oportunidad para brindarle un sincero reconocimiento a la destacada labor, que en los últimos 12 años desempeñó el doctor Guillermo Ortiz Martínez al frente del Banco de México.
Su trabajo fue fundamental para llevar la inflación de los niveles de dos dígitos que tenía a finales de los 90, a sus niveles actuales.
La atinada gestión del doctor Ortiz, contribuyó además, al fortalecimiento de nuestro sistema financiero, lo que evitó que México padeciera los graves problemas que hoy aquejan a otras naciones, con motivo de la crisis económica internacional.
El doctor Ortiz deja un Banco de México sólido, que cuenta con amplio prestigio internacional, como uno de los bancos centrales más eficientes y profesionales del mundo.
Le deseo el mayor de los éxitos en las tareas que emprenda en el futuro.
Por otro lado, y en consecuencia también, quiero anunciar que, con base en las facultades señaladas en el Artículo 89 de la Constitución, he decidido nombrar al maestro Ernesto Cordero Arroyo como nuevo Secretario de Hacienda y Crédito Público.
El maestro Ernesto Cordero cuenta también con una gran formación académica y experiencia profesional, que le permitirán atender con solvencia las funciones de Secretario de Hacienda y Crédito Público.
Es licenciado en Actuaría por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y maestro en Economía por la Universidad de Pensilvania, donde también realizó estudios de doctorado en Economía.
Además de su sólida preparación académica, el maestro Cordero es un mexicano honesto, que cuenta con una amplia experiencia en materia económica y de políticas públicas.
Fue Director de la Fundación Miguel Estrada Iturbide, Director de Administración de Riesgos en el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, BANOBRAS. Posteriormente, ocupó el cargo de Subsecretario de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico en la Secretaría de Energía.
En diciembre de 2006, fue nombrado Subsecretario de Egresos en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, bajo la conducción del doctor Carstens, cargo que ocupó hasta enero de 2008, cuando le nombré Secretario de Desarrollo Social.
En este encargo, Ernesto Cordero fortaleció el Programa Oportunidades y creó el Programa de Apoyo Alimentario, a fin de que las familias más pobres del país contaran con recursos para enfrentar los efectos de la crisis mundial de precio de alimentos y la crisis económica internacional. Dio un renovado impulso a programas sociales muy importantes para los mexicanos, como el de Estancias Infantiles, 70 y Más y Piso Firme.
El maestro Cordero, como he mencionado, no es extraño a la Secretaría de Hacienda. Durante los primeros años de mi Administración ocupó de manera destacada el cargo de Subsecretario de Egresos.
En días recientes, para ser preciso el 2 de septiembre pasado, expuse a la Nación los elementos esenciales de la serie de acciones que hemos emprendido, encaminadas a conseguir los cambios para lograr los fines que todos anhelamos: retomar la senda del crecimiento económico acelerado y sustentable.
La labor encomendada, entonces, al maestro Cordero será, precisamente, coadyuvar con este esfuerzo, y muy en particular, en lo concerniente a conseguir una verdadera reforma económica de fondo para el país; reforma que transforme la economía a fin de hacerla más competitiva, que permita acelerar el crecimiento y la generación de empleos de manera sostenida, siempre en el contexto de finanzas públicas sanas y estables.
Para esto último, será indispensable continuar impulsando los esfuerzos, a fin de conseguir una reforma profunda de las finanzas públicas, en la cual el Gobierno ponga el ejemplo en el buen uso de los recursos que nos confían todos los mexicanos.
En pocas palabras, lograr una reforma que permita jerarquizar con criterio de eficiencia, transparencia y austeridad el gasto del Gobierno. Además, dicha reforma deberá contar con un segundo componente para fortalecer los ingresos públicos, simplificar los trámites fiscales, reducir la evasión, e incrementar la recaudación, aumentando la base gravable.
Instruyo al nuevo Secretario a seguir garantizando un manejo honesto, imparcial, responsable y eficiente de las finanzas del país, así como a mantener una relación de colaboración y coordinación con el Banco Central para preservar la estabilidad de nuestra moneda y la solidez de nuestro sistema financiero.
La prioridad para todos es impulsar el desarrollo humano sustentable. Y por ello, instruyo al Secretario Cordero a utilizar todas las herramientas de que dispone la Secretaría de Hacienda para propiciar el crecimiento económico, la generación de empleos y el bienestar del país.
También lo instruyo a que en el ámbito de su competencia impulse las reformas que México requiere para aumentar la competitividad.
Las designaciones en la Secretaría de Hacienda y en el Banco Central, de ser aprobada la propuesta por el Senado de la candidatura del doctor Carstens, y sin demérito de la autonomía del Banco de México, permitirán armonizar de mejor forma la relación entre el Gobierno Federal y el Banco Central, a fin de alcanzar el doble propósito de, por una parte, contar con bajas tasas de inflación y así preservar el poder adquisitivo de los mexicanos y, al propio tiempo, impulsar cambios y transformaciones que permitan acelerar el ritmo de crecimiento de nuestra economía.
Pido de la manera más atenta al doctor Carstens e instruyo al Secretario Ernesto Cordero, de realizar una transición ordenada y armónica en la Secretaría de Hacienda, a fin de que se preserve de manera cuidadosa el interés de la Nación, se le dé certidumbre a los inversionistas y actores económicos, y se tenga el debido cuidado en el despacho y seguimiento de los asuntos, de los cuales la Secretaría de Hacienda es competente.
Hoy también, en ejercicio de mis atribuciones constitucionales, también he nombrado al licenciado Heriberto Félix Guerra como nuevo Secretario de Desarrollo Social.
Heriberto Félix es licenciado en Economía por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Antes de su encargo actual, en su desempeño como Subsecretario para la Pequeña y Mediana Empresa, de la Secretaría de Economía, ha tenido una amplia trayectoria política y profesional.
Vale la pena destacar que en el cargo como Subsecretario impulsó, en coordinación con otras áreas del Gobierno, la mayor expansión de crédito a las Pequeñas y Medianas Empresas que haya registrado el país en mucho tiempo, precisamente como parte de las políticas contracíclicas coordinadas desde la Secretaría de Hacienda, en el ejercicio de las acciones de Gobierno para atenuar los impactos de la crisis económica.
El licenciado Félix es Senador con licencia por el Estado de Sinaloa. Antes se desempeñó como Secretario de Desarrollo Económico de ese mismo estado y, precisamente, desarrolló una activa labor en beneficio de las personas que menos tienen. Ha sido también candidato a Gobernador por esa entidad.
Y en su trayectoria personal, ha tenido una sólida carrera también como emprendedor, que lo llevó a ser Vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación.
La sensibilidad social del licenciado Félix, así como su experiencia, apoyando a miles y miles de familias a salir adelante por su propio esfuerzo, en el marco de los Programas de Apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas, le brindan las credenciales necesarias para asumir la responsabilidad que se le confiere al frente de la Secretaría de Desarrollo Social.
El nuevo Secretario tendrá, ante sí, el importante reto de trabajar sin descanso, en lo que he marcado como la primera de las diez prioridades de la Agenda Nacional, que es la de abatir la pobreza extrema.
Por eso, le instruyo a dar un renovado impulso a los programas sociales del Gobierno Federal, a coordinarse con todas las dependencias de la Administración Pública, a fin de ampliar los programas existentes y cumplir con las metas que le hemos propuesto al Congreso de la Unión y que ha aprobado, en parte, en la autorización del Presupuesto de Egresos del 2010.
Lo instruyo a revisar y fortalecer los Programas Oportunidades y Apoyo Alimentario, con objeto de incorporar a un millón de familias más a la ayuda del Gobierno, como lo hemos propuesto.
Lo instruyo a continuar también con los programas que apoyan a la población más vulnerable, a seguir atendiendo a las víctimas en los casos de desastres naturales y a aplicar con rigor, eficacia y transparencia los recursos asignados al gasto social.
La instrucción es clara: pese a la crisis económica, en el combate a la pobreza debemos seguir avanzando.
Nuevamente agradezco profunda y personalmente la labor valiosa desempeñada por el doctor Carstens al frente de la Secretaría de Hacienda.
Pido respetuosamente al Senado de la República que valore, en sus términos, esta candidatura.
Y también les deseo a los nuevos Secretarios éxito en su gestión.
Muchísimas gracias.