17 dic. 2009

Reconocimiento a la Armada de México


Mensaje a los Medios de Comunicación del Presidente Calderón

Jueves, 17 de Diciembre de 2009
Copenhague, Dinamarca
Muy buenas tardes, amigas y amigos:
Haré algunas declaraciones, aunque, ciertamente, no es en el marco de esta Conferencia de Copenhague, sino acerca de un hecho trascendental, ocurrido hace unas horas en territorio mexicano, y del cual debo informar a la Nación.
En un intenso enfrentamiento entre delincuentes y personal de Infantería de Marina, de la Armada de México, en Cuernavaca, Morelos, resultaron muertos siete integrantes del Cártel de Sinaloa y un integrante de la Marina Armada de México.
Entre los delincuentes está Arturo Beltrán Leyva, líder del Cártel de Sinaloa, aliado al grupo de Los Zetas y uno de los tres delincuentes más buscados por el Gobierno Federal y por autoridades de otros países. Se está trabajando en la identificación del resto de los delincuentes fallecidos.
Durante el enfrentamiento, uno de los delincuentes se suicidó para evitar ser arrestado. Hay, además, tres detenidos.
Esta operación fue producto de una intensa labor de Inteligencia de la Armada de México, que en cumplimiento de su mandato constitucional de preservar la seguridad interior de la Nación y coadyuvar con las autoridades ministeriales, en específico en la concreción de una orden de aprehensión girada en contra de Arturo Beltrán Leyva, realiza operaciones contra la delincuencia organizada en todo el territorio nacional.
Como ha quedado demostrado en este caso, la Inteligencia es un arma eficaz y poderosa en la lucha contra el crimen organizado.
En este enfrentamiento resultaron heridos por granada tres elementos de la Armada de México, y uno de ellos, el Tercer Maestre, Melquisedet Angulo Córdova, falleció recibiendo la atención médica.
He girado instrucciones al Secretario de Marina, para que estos valientes marinos reciban la mejor atención posible, y hago votos por su pronta recuperación y, a la vez, extiendo mis más sentidas condolencias a la familia del maestre Melquisedet Angulo Córdova, quien falleciera al servicio de México, en el cumplimiento de su deber en esta peligrosa misión.
Quiero reconocer también el valiente trabajo de la Armada, que una vez más demuestra con hechos que está en la primera línea de combate para defender a las familias mexicanas de la acción de los criminales.
Esta acción se suma a un número importante de logros alcanzados por cada una de las dependencias que componen el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal, las cuales han mostrado no sólo un trabajo coordinado y efectivo, sino un profundo compromiso leal con nuestro país.
Como he dicho en otros momentos, el Gobierno mexicano enfrenta con firmeza a la delincuencia organizada en todo el territorio. Nuestro objetivo es hacer que la justicia legítima del Estado de Derecho prevalezca sobre la acción violenta y arbitraria de los criminales.
En el marco de la Estrategia Integral de Seguridad que hemos emprendido desde el inicio de mi Administración, esta acción representa un logro muy importante para el pueblo y el Gobierno de México, y un golpe contundente contra una de las organizaciones criminales más peligrosas de México y del Continente.
El Gobierno Federal seguirá en esta lucha para hacer de México un país de leyes y de libertades, donde las familias puedan vivir tranquilas y en paz, en nuestro país.
Muchas gracias.
***
200 marinos tomaron la zona en que se atrincheró Beltrán Leyva
La redacción
CUERNAVACA, Mor., 16 de diciembre (apro).- El operativo de la Secretaría de Mrina (Semar) del que resultó muerto Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas” o “El jefe de jefes” y líder del cártel de Sinaloa, se prolongó por más de dos horas.
El operativo inició a partir de las cinco de la tarde, cuando dos helicópteros de la Armada sobrevolaron las dos torres del complejo residencial “Altitud”, ubicado al norte de esta ciudad, mientras que por tierra las entradas y salidas de la avenida principal fueron cerradas.
Informes de inteligencia revelaron que una persona herida en un operativo desplegado el viernes pasado en una residencia del fraccionamiento Los Limoneros, entre los límites de Cuernavaca y Tepoztlán –para capturar a Arturo Beltrán durante una ‘narco-posada’--, ingresó al hospital privado Innovamed y, al darlo de alta esta mañana , dio como referencia un departamento del conjunto “Altitudes”.
Fue entonces cuando la Marina desplegó el operativo, que inició a las cinco de la tarde, con el sobrevuelo de un helicóptero de transporte de tropas.
De la aeronave descendieron a rapel unos 50 efectivos para rodear el área.
En total, unos 200 marinos tomaron por asalto las torres, ingresando a cada uno de los departamentos en busca de los presuntos narcotraficantes.
Durante dos horas fueron cateados cada uno de los departamentos y los residentes trasladados al gimnasio del lugar.
Mientras tanto, Beltrán Leyva y sus escoltas lograron salir de la torre principal y parapetarse en un edificio aledaño aún en construcción.
Al acercarse al lugar, los marinos fueron recibidos a tiros y se desató una balacera en la que por lo menos fueron lanzadas cuatro granadas de fragmentación.
Desde afuera, sobre la avenida Poder Legislativo, un grupo de sicarios atacó a las fuerzas federales resultando heridos tres elementos.
El enfrentamiento prosiguió hasta que Arturo Beltrán y cuatro de sus escoltas cayeron abatidos.
Otros dos sicarios fueron encontrados más tarde en los alrededores y sus cuerpos trasladados a la Procuraduría de Morelos.
Aunque los residentes ya fueron liberados, continúa el operativo mientras que extraoficialmente se informó sobre la detención de por lo menos siete sospechosos más.

El Jefe de Jefes, ha muerto

SEMAR Comunicado de Prensa 325/2009
MUERE ARTURO BELTRÁN LEYVA TRAS UN ENFRENTAMIENTO CON PERSONAL DE LA ARMADA DE MÉXICO EN CUERNAVACA, MORELOS
México, D.F., 16 de diciembre del 2009.- Luego de un intenso enfrentamiento entre presuntos delincuentes de la organización delictiva del cártel de los Beltrán Leyva y Personal de Infantería de Marina de la Armada de México, esta noche resultó muerto Arturo Beltrán Leyva, líder del cártel de Sinaloa.
Esta operación se llevó a cabo luego de una intensa labor de inteligencia realizada por personal de la Armada de México, que culminó con un enfrentamiento en el fraccionamiento “Altitudes” en la ciudad de Cuernavaca, Morelos.
Cuatro sicarios más resultaron muertos, entre ellos uno que se suicido al verse rodeado por personal de la institución.
También resultaron heridos tres elementos de la Armada de México por ataque con granadas, mismos que están siendo trasladados a la Ciudad de México para su atención médica, pero sin heridas que pongan en riesgo su vida.
Los muertos serán entregados al Agente del Ministerio Público Federal en la localidad, para los trámites legales correspondientes.
***
Matan a Beltrán Leyva
Muere capo del Cártel de Sinaloa en enfrentamiento con marinos y militares. Realizan operativo 400 efectivos en zona residencial de Cuernavaca
Héctor Raúl González y Benito Jiménez
Reforma, (17 diciembre 2009).- CUERNAVACA.- Arturo Beltrán Leyva, "El Barbas", uno de los más importantes capos del Cártel de Sinaloa, murió ayer en Cuernavaca, Morelos, durante un enfrentamiento a balazos con efectivos del Ejército y de la Secretaría de Marina en la principal zona residencial de la Ciudad, informó anoche la segunda dependencia.
Las fuerzas federales realizaron un operativo de cinco horas que incluyó por lo menos tres balaceras con armas de alto poder y estallido de granadas.
Nacido en Badiraguato, Sinaloa, y de 51 años, Beltrán tenía desde hace varios años su residencia en Cuernavaca y operaba desde ahí distintas actividades de narcotráfico.
A él se le atribuyen las ejecuciones de los jefes policiacos de la Secretaría de Seguridad Pública federal Roberto Velasco, Igor Labastida y Édgar Millán, entre muchas otras.
El operativo de la Armada con apoyo del Ejército que condujo a su muerte inició a las 17:30 horas de ayer dentro del exclusivo complejo Altitude, ubicado en la Colonia Lomas de la Selva, en una zona céntrica de Cuernavaca.
Unos 400 uniformados de ambas corporaciones se desplegaron por tierra y aire para cercar la zona.
La propiedad donde se encontraba Beltrán está en un complejo de cinco torres de más de 10 pisos de altura, dos amplias albercas y una cancha de tenis.
Desde helicópteros que sobrevolaban los edificios del lujoso condominio descendieron por soga decenas de marinos para ingresar a los departamentos en busca de presuntos delincuentes.
A todos los vecinos les solicitaron una identificación y posteriormente revisaron los apartamentos en busca de armas, dinero o drogas.
Decenas de civiles que viven en esos condominios fueron trasladados al área de las canchas deportivas mientras se llevaba a cabo el operativo.
Aunque oficialmente se había dicho que la acción militar tenía como objetivo detener a Édgar Valdés, "La Barbie", jefe de sicarios de los Beltrán, en realidad se buscaba capturar a "El Barbas".
Minutos después de las 21:00 horas, una camioneta oficial de la Armada partió a toda velocidad del conjunto de apartamentos con dos personas detenidas en su interior.
La salida del vehículo provocó la reacción de unos 20 sicarios que estaban ocultos en la calle e inició una primera balacera.
A las 21:20 horas se registró otro ataque, pero ahora a fuego cruzado. Los pistoleros dispararon a los marinos en varias calles.
En tanto, dentro del complejo habitacional se desató otra balacera donde, se presume, murieron Beltrán y cuatro de sus sicarios.
El 'jefe de jefes'
- Nombre: Marcos Arturo Beltrán Leyva
- Alias: "El Barbas", "El Botas Blancas", "El Conejito", "El Alfa"
- Edad: 51 años
- Era el mayor de nueve hermanos originarios de Badiraguato, Sinaloa.
- Su familia está involucrada en actividades de siembra y tráfico de goma de opio desde hace más de medio siglo, según reportes policiacos.
- Se consideraba el hombre de confianza de Joaquín "El Chapo" Guzmán.
- En 2007 rompió con "El Chapo", el Cártel de Sinaloa se dividió y se convirtió en uno de los capos más violentos.
- Según Estados Unidos, probablemente era el narco con el mayor stock de cocaína en el continente, pues era cliente e intermediario de todas las organizaciones criminales colombianas.
· Sus cómplices detenidos lo describieron como un hombre ostentoso y sanguinario.
La Armada lo cazó: “El Barbas”, muerto
Operó durante años en Morelos; fue un corruptor de autoridades
Justino Miranda Corresponsal
El Universal, Jueves 17 de diciembre de 2009
Seis días duró la cacería. Inició en Ahuatepec, Morelos. Arturo Beltrán Leyva, apodado El Barbas, estaba en una fiesta con el Rey del Acordeón, Ramón Ayala, y con los Cadetes de Linares. Hasta allá llegó la Marina. Intentó capturarlo, pero se le fue. Le siguió el rastro, a él y a varios de sus más cercanos colaboradores hasta que ayer en la tarde dio con él. Y lo mató.
Fueron horas en los que se escuchó un intenso tableteo de las ametralladoras de uno y otro bando, que sólo era interrumpido de cuando en cuando por los estallidos de granadas de fragmentación que los pistoleros que lo protegían lanzaban.
Beltrán Leyva, El Barbas, La Muerte, El Botas Blancas, El Jefe de Jefes, el enemigo más peligroso de Joaquín El Chapo Guzmán, el hombre buscado por los gobiernos de México y Estados Unidos, quedó abatido, desangrado sobre los pisos del lujoso condominio Altitude, ubicado sobre la calle Alta Tensión en Cuernavaca, Morelos, el mismo estado en el que estableció su feudo y donde se escondía, de acuerdo con versiones difundidas desde hace años, junto con otros capos.
Lo cercaron. Tuvo capacidad para mantener a raya durante varias horas a las fuerzas de la Armada de México. Pero en un momento de la noche, sus círculos de seguridad colapsaron. Los marinos llegaron a metros de El Barbas, que era protegido por el último círculo de su escolta. Intercambiaron disparos, el capo y tres de su séquito perdieron el duelo. Uno más de sus guardaespaldas se suicidó.
Esta vez, a diferencia de las ocasiones anteriores en las que casi lo capturan, no hubo quien le diera el “pitazo”. La Armada tuvo el tiempo de seguir una pista que obtuvo de uno de los detenidos en la fiesta de Ahuatepec, quien dijo que vivía en una de las torres del condominio Altitude.
Beltrán Leyva escogió en lugar muy visible para esconderse después de que escapó el viernes pasado de la Marina. El condominio se ubica a 500 metros de la casa del gobernador y a 350 del Zócalo de Cuernavaca, Morelos.
Los marinos irrumpieron en el fraccionamiento y cada una de las viviendas de las torres fue cateada. Los habitantes fueron concentrados en un gimnasio ubicado dentro del mismo complejo que tiene albercas y cuyos departamentos, el más pequeño de 136 metros cuadrados, tienen un valor mínimo de 3 millones de pesos.
Desde el exterior comenzaron a llegar refuerzos para intentar impedir que Beltrán Leyva fuera detenido. Desconocidos lanzaron granadas desde una camioneta en contra de dos helicópteros de la Marina que se encontraban estacionados en un campo de la Cruz Roja, aledaño al condominio. Otro grupo de pistoleros, a bordo de otra camioneta atacó a los marinos que resguardaban el acceso principal del fraccionamiento. Los elementos de la Armada repelieron el ataque.
Después de un recorrido los marinos encontraron los cuerpos de dos sicarios, por lo que la operación militar terminó con un saldo de siete muertos, todos ellos del cártel. De lado de la Armada tres marinos fueron heridos por esquirlas de granada, pero ninguno de ellos tiene lesiones de muerte.
Quién era “La Muerte”
La operación para capturar a Beltrán Leyva no podía ser menor a la que se desplegó. Se trataba de uno de los hombres más violentos, que junto con sus hermanos, Alfredo [preso] y Héctor [prófugo], dirigían el cártel que fue bautizado por las autoridades y sus enemigos con sus propios apellidos y que nació luego de que se separaron del cártel de Sinaloa, que encabeza El Chapo Guzmán, junto con Ismael El Mayo Zambada e Ignacio Nacho Coronel.
Los hermanos Beltrán Leyva, lugartenientes y jefes de seguridad de los capos del cártel de Sinaloa, abandonaron la organización luego de que Arturo Beltrán Leyva culpara a Joaquín El Chapo Guzmán de haber entregado a las autoridades federales a su hermano Alfredo, El Mochomo.
Tras la ruptura con el cártel, los Beltrán se independizaron e iniciaron una sangrienta guerra por el control de plazas como Morelos, Sinaloa, Guerrero, el estado de México, el Distrito Federal y por el control del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.
Arturo Beltrán Leyva formó un grupo armado, al que dotó de sofisticado armamento, e hizo bordar sus chalecos antibalas negros con las iniciales FEDA [Fuerzas Especiales de Arturo] en grandes letras blancas en el dorso.
Sabiendo su poder de fuego y que había logrado penetrar hasta la médula la Procuraduría General de la República, pues compró al zar antidrogas nacional y varios de los más altos mandos de la SIEDO, planeó un asalto a las instalaciones de la PGR para rescatar de los calabozos a su hermano El Mochomo.
A El Barbas también se le atribuye el haber logrado establecer un pacto con Los Zetas y con el cártel de Juárez para acabar con El Chapo Guzmán.
Su refugio, su tumba
La ciudad de Cuernavaca estaba destinada a ser el lugar en el que vivo o muerto caería tarde o temprano Arturo Beltrán Leyva, un originario de Badiraguato, donde nació hace 48 años.
Arturo Beltrán Leyva pudo haber sido capturado la tarde del pasado miércoles 7 de mayo de 2008 en Morelos. De acuerdo con la Policía Federal (PF), ese día una camioneta con las características de la flotilla que utilizaba el operador del cártel de Sinaloa, Arturo Beltrán Leyva, transitaba por la Autopista del Sol, procedente del estado de Guerrero.
Era escoltada por cuatro vehículos con hombres fuertemente armados. Una patrulla de la Policía Federal los siguió de cerca. Por la frecuencia especial se recibió la orden de detenerlos.
A la altura de la caseta de Alpuyeca se les marcó el alto, pero las camionetas aceleraron. Salieron de la Autopista del Sol y tomaron la carretera que conduce a la zona sur del estado de Morelos, por el poblado de Xoxocotla. Tomaron la desviación hacia el Lago de Tequesquitengo.
Tres kilómetros más adelante, dentro de la zona poblada de Xoxocotla, los agentes federales alcanzaron a dos vehículos de la retaguardia del convoy: Una camioneta color arena, sin placas y con permiso de circulación del estado de Morelos, y una color blanco con placas del DF.
Ahí se dio un enfrentamiento. Resultó muerto el presunto gatillero José Guadalupe Esparza Sánchez, originario de Navolato, Sinaloa. También quedó herido el policía federal Alejandro González García, quien murió al ser atendido en un hospital de Cuernavaca. Dos sicarios fueron detenidos en el lugar.
Las escolta fue efectiva, cayeron algunos, pero El Barbas escapó.
Como muestra de su poder, horas después de la frustrada operación de captura, el comisionado de Seguridad Regional de la Policía Federal fue asesinado en el interior de su casa, justo cuando regresaba de haber coordinado desde sus oficinas el operativo para detener a Beltrán Leyva. La Muerte había ordenado su ejecución.
***

JORGE RAMOS PÉREZ / ENVIADO
El Universal, COPENHAGUE, DINAMARCA
Jueves 17 de diciembre de 2009
Señala el presidente que el operativo, donde murió el líder del cártel de Sinaloa, fue producto de una intensa labor de inteligencia de la Armada de México
El presidente Felipe Calderón Hinojosa consideró la muerte de Arturo Beltrán Leyva como un golpe contundente a una de las más peligrosas bandas criminales de México y del continente americano.
Al presumir ante periodistas extranjeros y mexicanos el hecho, el mandatario dijo que "en el marco de la estrategia integral de seguridad que hemos emprendido desde el inicio de mi administración esta acción representa un logro muy importante para el pueblo y el gobierno de México y un golpe contundente contra una de las organizaciones criminales más peligrosas de México y del continente".
Este hecho llevó al titular del Ejecutivo mexicano a refrendar que "el gobierno federal seguirá en esta lucha para hacer de México un país de leyes y de libertades donde las familias puedan vivir tranquilas y en paz en nuestro país".
En un mensaje a periodistas, sin preguntas de por medio, Calderón explicó que en el enfrentamiento entre delincuentes y personal de infantería de Marina en Cuernavaca, Morelos resultaron muertos siete integrantes del Cártel de Sinaloa y un integrante de la Armada de México, el tercer maestre de Fuerzas Especiales, Melquisedec Angulo Córdova.
"Entre los delincuentes está Arturo Beltrán Leyva, líder de cártel de Sinaloa, aliado del grupo de los zetas y uno de los tres delincuentes más buscados por el gobierno federal y por autoridades de otros países", precisó.
Dio a conocer aquí que el gobierno trabaja en la identificación del resto de los delincuentes fallecidos.
Confirmó que durante el enfrenamiento uno de los presuntos delincuentes se suicidó para evitar ser arrestado.
"Esta operación fue producto de una intensa labor de inteligencia de la Armada de México", dijo.
"Esta acción se suma a un número importante de logros alcanzados por cada una de las dependencias que componen al gabinete de seguridad del gobierno federal, las cuales han mostrado no sólo un trabajo coordinado y efectivo sino un profundo compromiso leal con nuestro país", añadió Calderón.
El presidente reconoció la labor de los marinos heridos y del fallecido, a cuya familia envió sus condolencias.
"Extiendo mi más sentidas condolencias a la familia del maestre Angulo Córdova, quien falleciera al servicio de México", declaró.
***

 
Golpe contundente, muerte de Beltrán Leyva: FCH