2 feb. 2010

Asesinato en Ciudad Juárez

Sesión de Preguntas y Respuestas en la Conferencia: México, una economía emergente. Retos internos y política exterior

Martes, 2 de Febrero de 2010
TOKIO, Japón
-PREGUNTA: -Preguntarle si la estrategia que va a instrumentar, la nueva estrategia que va a instrumentar o que se instrumentaría en Ciudad Juárez podría ampliarse a todo el país, y si ésta podría incluir el repliegue del Ejército Mexicano en las tareas de seguridad pública, como lo han solicitado incluso algunos distinguidos militantes de su partido.
-PREGUNTA: Preguntarle si la estrategia que va a instrumentar, la nueva estrategia que va a instrumentar o que se instrumentaría en Ciudad Juárez podría ampliarse a todo el país, y si ésta podría incluir el repliegue del Ejército Mexicano en las tareas de seguridad pública, como lo han solicitado incluso algunos distinguidos militantes de su partido.

-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Simplemente es una estrategia integral. Me parece que el problema de Ciudad Juárez va mucho más allá de la mera acción de la policía o de las Fuerzas Armadas.
Hay una problemática de una honda raíz social que lastima y que duele a toda la Nación. Los hechos del domingo reflejan una falta elemental de sentido y de aprecio por la vida. No sabemos qué haya ocurrido ahí, si estamos en presencia de simplemente un hecho de rivalidad entre dos grupos de jóvenes, prácticamente adolescentes.
Si esto refleja una lógica de pandillas y de bandas criminales, que de suyo ya es una expresión de descomposición o de deterioro social muy preocupante. Lo que sí a mí me queda claro es que no basta la acción policíaca o del Gobierno, de las Fuerzas Armadas. Se requiere una estrategia integral de recomposición social, de prevención y tratamiento de adicciones, de búsqueda de oportunidades de empleo, de esparcimiento y educación para jóvenes.
También de una búsqueda, también, de sentido de la vida, de valores, de aprecio a la vida misma, de respeto a los demás, que por alguna razón probablemente se está perdiendo en ésta y en otras zonas del país.
Pero lo que me queda claro es, primero, que se requiere una estrategia integral en varios temas. En el frente simplemente policíaco, acelerar la recomposición de las instancias policíacas y ministeriales en Ciudad Juárez y en Chihuahua.
Porque, evidentemente, estas tareas competen fundamentalmente al orden local y el orden Federal actúa de manera supletoria y de respaldo a las autoridades locales que, evidentemente, se han visto rebasadas.
Segundo. Reclama un fuerte trabajo en materia social, que quizá sea un componente fundamental que habrá que incorporar a esta estrategia.
Tercero. Me parece que es importante que las autoridades policíacas, municipales, estatales e incluso federales, de carácter civil, puedan incorporarse de una manera mucho más rápida a asumir esta labor que las Fuerzas Armadas han tenido que tomar, precisamente dada la fragilidad de las instancias civiles, y por eso hemos de urgir a que en todos los planos pueda reconstituirse la autoridad de las policías integradas por personal eminentemente civil.
Pero ya en su momento, y próximamente, estaremos investigando este tema. Ya se está investigando lo que ocurrió el domingo, y lo que me parece enormemente triste es que se den este tipo de acontecimientos, que derivan o expresan un enorme desprecio por la vida y un enorme, enorme deterioro de carácter social y axiológico entre un sector, además entrañablemente, que duele entrañablemente, como es el sector entre jóvenes y adolescentes, en esa ciudad fronteriza de Chihuahua.
-PREGUNTA (Interpretación del Japonés al Español): -Con respecto a este asesinato, aquí en el Japón durante un año hubo mil 97 casos de asesinatos, pero según la CNN en México durante un mes se han asesinado 800 personas, y me dio muchísima sorpresa, tanta gente asesinada.
Señor Presidente. Usted qué opina sobre la buena seguridad de las calles del Japón. Y el Japón qué contribución puede hacer para mejorar la seguridad de las calles en México. Cómo podemos contribuir.
-PRESIDENTE FELIPE CALDERÓN HINOJOSA: Efectivamente, es un tema que lastima profundamente a los mexicanos.
Déjenme platicarles que concretamente en esta ciudad, Ciudad Juárez, una zona fronteriza de México, se da un grave problema de inseguridad. Y lo que hemos presenciado en los últimos años, en el último año fundamentalmente, es una cruenta lucha entre dos o más organizaciones del crimen organizado, que se disputan el control de, primero, un territorio, de una zona de tráfico de drogas hacia los Estados Unidos; y segundo, también un territorio de consumo de drogas, que ha crecido notablemente en la población joven de esta ciudad.
Esta violencia entre grupos criminales se ha extendido de una manera muy preocupante a grupos de jóvenes, asociados en bandas, en pandillas juveniles, Los Aztecas y Los Mexicas, así llamados, y que han llevado un enorme deterioro y actos de barbarie, como los que, probablemente sea el caso, se hayan presentado el domingo pasado.
Como decía yo, es un problema policíaco, sí, pero no basta eso. Creo que hay un problema mucho más de fondo que tenemos que analizar, en cuáles son los valores, cuáles son las realidades, cuáles son las circunstancias que se están viviendo entre ese tipo de jóvenes, que llegan a actos verdaderamente incalificables.
Este es un problema que afecta y duele a la sociedad mexicana, que deteriora, desde luego, la imagen de México y en el que estamos empeñados, por lo menos mi Gobierno, y estoy seguro que los gobiernos locales, en superarlo.
En el caso de Japón. Ayudaría mucho, desde luego. Primero. El poder contar con la asesoría técnica, tecnológica y policíaca que nos permita, como es el propósito de mi Gobierno, elevar los estándares de capacidades institucionales de la policía, de las autoridades de justicia en México. Ayuda también a la comprensión del fenómeno que estamos pasando.
Esa ola de violencia está invariablemente asociada a una realidad de México. Estamos justo frente, al lado del consumidor de drogas más grande del mundo, y aparte, que ese consumidor de drogas más grande del mundo no tiene el menor empacho, el menor reparo, el menor escrúpulo de vender hacia nuestro país todas las armas que puede y que llegan fácilmente a las manos de esos jóvenes, enrolados en una espiral de violencia sin sentido.
En mi Gobierno, por ejemplo, le hemos decomisado al crimen organizado más de 50 mil armas, la mayoría de ellas vendidas legalmente en Estados Unidos. Hemos decomisado 7 millones de cartuchos, casi tres mil granadas. Y eso, evidentemente asociado a estas condiciones de droga, alienación o enajenación, precisamente por el consumo de drogas y disputa de grupos, de cárteles y grupos criminales, desde las altas estructuras del crimen, hasta grupos de pandillas callejeras, lleva a una violencia sin sentido que está lastimando a la sociedad mexicana y dañando la imagen.
Paradójicamente, si uno observa las cifras de homicidios por cada 100 mil habitantes, Ciudad Juárez es una ciudad de más o menos dos millones de habitantes; lo que ahí ocurre, en ésta y otras ciudades, distorsiona o genera una percepción que impacta a todo México. Pero si se observan las cifras, por ejemplo, en México, estamos hablando más o menos de 12 homicidios, por cada 100 mil habitantes en todo el país, que es una cifra alta.
Sin embargo, comparado, por ejemplo, con Brasil, que goza de una buena reputación en este sentido, por ejemplo, en Brasil hay 25 homicidios por cada 100 mil habitantes, el doble de México.
Y en Colombia, que también está haciendo buen trabajo, la cifra de homicidios es el triple: 36 por cada 100 mil; y más arriba de ellos se encuentran: Honduras, Guatemala, El Salvador, Venezuela, otros países.
Creo que tenemos mucho que hacer nosotros en poder mejorar la eficacia de la autoridad y también la percepción sobre México; y sé que mientras sigan ocurriendo estos hechos violentos tan lamentables, será imposible hacerlo.
Pero, insisto. Para superar esta condición, no basta reforzar la operación policíaca, que tenemos que hacerlo. No basta el contar con la colaboración internacional. Se necesita mucho más. Se necesita, por un lado, parar el tráfico de armas hacia mi país, que caen rápidamente en los grupos criminales, en sus manos; reducir el consumo de drogas en Estados Unidos, vecina de esta ciudad, y también hacer una revisión profunda del tipo de valores, de ideales, de códigos de vida que estamos transmitiendo en esta sociedad hacia las nuevas generaciones, que cada día se vuelven y se involucran más en estos hechos criminales.

El matrimonio en la Constitución

El matrimonio se conforma de un hombre y una mujer: Felipe Calderón
En una rueda de prensa ofrecida en Japón, el presidente redujo el tema a “simplemente un debate legal” entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la PGR.
La PGR interpuso un recurso ante la SCJN por la aprobación de matrimonios entre parejas de homosexuales. En consecuencia, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, acusó a Calderón de entrometerse en la autonomía de la ciudad.
Cuestionado al respecto, Calderón dijo ignorar los señalamientos de Ebrard y se ciñó a ofrecer colaboración con las autoridades capitalinas.
Esta fue la pregunta y respuesta textual:
PREGUNTA: -Presidente, preguntarle después de que la Iglesia Católica cuestionó la reforma legal que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, el Gobierno que usted encabeza ha presentado una controversia constitucional.
Quisiera preguntarle cuál fue la intencionalidad política de recurrir a este instrumento jurídico y si no se daña la relación con Marcelo Ebrard, Jefe de Gobierno del Distrito Federal, dado que él se quejó o señaló que esto era una interferencia y hasta anticipó que probablemente fracasaría esta controversia constitucional.
-Absolutamente. En primer lugar, no hay ninguna intencionalidad política en la tarea que por disposición constitucional debe cumplir la Procuraduría General de la República, que tiene la tarea, según la Carta Magna, de velar porque todo ordenamiento legal del orden Federal o local esté apegado a la Constitución.
La Constitución de la República habla explícitamente del matrimonio entre el hombre y la mujer, y ahí hay simplemente un debate legal que tiene que ser resuelto por la Suprema Corte, pero no tiene éste ninguna intencionalidad política, ni parte de ningún prejuicio.
Yo, desde luego, respeto plenamente las preferencias sexuales de cualquier persona, o las parejas integradas por personas del mismo sexo, pero la Procuraduría presenta año con año decenas de controversias constitucionales, donde hay una duda razonable sobre la constitucionalidad de una disposición de un ámbito legislativo local.
Desconozco los comentarios que usted señala, pero siempre he tenido una, mi Gobierno, una actitud de colaboración y respeto a cualquier instancia de Gobierno local, en este caso del Distrito Federal. Y trabajamos juntos en los temas que más le preocupan a la ciudadanía, trátese de la seguridad en la Ciudad de México, o trátese de la infraestructura de la Ciudad de México. Por ejemplo, en la Línea 12 del Metro, donde el Gobierno desarrolla esa obra con presupuesto de carácter Federal para aumentar la viabilidad de la ciudad.
Tenemos muchos temas en los que cotidianamente trabajamos y lo seguiremos haciendo de manera coordinada.
¨***
ARTICULO 4o.
(...) EL VARON Y LA MUJER SON IGUALES ANTE LA LEY. ESTA PROTEGERA LA ORGANIZACION Y EL DESARROLLO DE LA FAMILIA.
***
Matrimonios homosexuales y la Constitución. Carta de Carlos Monsiváis, Jenaro Villamil y Jesús Ramírez CuevasCompartir

El miércoles, 03 de febrero de 2010
Carta Publicada en El Correo Ilustrado del periódico La Jornada.
Señora directora:
Es tiempo de leer las declaraciones como si se tratara de llamadas de atención a propósito de las reformas de la Asamblea del DF, que legalizan el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción, el presidente Felipe Calderón se atuvo a sus conocimientos jurídicos y, el 2 de febrero de 2010 en Tokio, afirmó sin medida ni clemencia: "La Constitución de la República habla explícitamente del matrimonio entre el hombre y la mujer, y ahí (en la demanda de inconstitucionalidad de la Procuraduría General de la República) simplemente hay un debate legal que tiene que ser resuelto por la Suprema Corte". Valdría la pena que el Señor Presidente nos proporcionara una fotocopia del ejemplar de la Constitución que usa, porque en el documento que circula su hallazgo explícito no se localiza, no se ve por ningún lado. Se habla de la familia, sin especificar, como quiere ahora el clero y seguramente la PGR, que ésta consta de padre, madre, muchos hijos, nietos y confesor, pero del matrimonio entre hombre y mujer, simplemente no hay registro. Es muy probable que esto se deba al jacobinismo ateo o a la falta de previsión de los constitucionalistas o, quizás también, a que en la Libre de Derecho, de la cual el licenciado Calderón es el jurista más ilustre, se maneja otra Constitución. La que circula en el mundo laico dice lo siguiente en el artículo cuarto: "El varón y la mujer son iguales ante la ley. Ésta protegerá la organización y el desarrollo de la familia. Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos". Y en el artículo primero, en su tercer párrafo se establece: “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil, o cualquiera otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”. Repetimos: el hombre y la mujer. ¿De dónde se extrae la un tanto peregrina conclusión: la igualdad ante la ley del varón y la mujer es igual al matrimonio del hombre y la mujer?
A ratos, don Felipe se acuerda de que hay cientos de miles de mexicanos con otras preferencias (y otras lecturas, más textuales, de la Constitución, donde no se inventa a pedido el matrimonio entre hombre y mujer, aprovechándose mañosamente del escaso conocimiento jurídico de los periodistas japoneses). Debido a eso, con astucia que sería meritoria de no refrendar la índole de su orden a la PGR, afirma: "Respeto plenamente las preferencias sexuales de cualquier persona, así como a las parejas integradas por personas del mismo sexo". ¡Qué hábil! Las respeta siempre y cuando no se les ocurra tener derechos, y oponerse a los dictámenes de los obispos; las respeta siempre y cuando acepten que pueden vivir juntos o juntas, pero no pasear jurídicamente de la mano ante un juez.
Calderón insiste: la demanda de inconstitucionalidad no tiene fines políticos. ¿Qué acción de los gobiernos carece en primera y última instancia de fines políticos? ¿No es un fin político proceder contra los "que atentan contra la ley de Dios", a nombre de una falsa argucia jurídica? ¿No es político el igualar a un gobierno con las campañas del episcopado?
Otros expertos en la homofobia, que tan no carece de definiciones en la práctica, que involucra crímenes de odio, dramas familiares, campañas de ridiculización, despidos laborales y ostracismo, son los clérigos católicos, empeñados en ratificar la subhumanidad de los diferentes. Por ejemplo, el jefe de la prelatura Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo, el primer obispo de los Legionarios de Cristo y, de seguro, un discípulo fiel del padre Marcial Maciel. Según el prelado (La Jornada, 2 de febrero de 2010), estas uniones no tienen madre y la Iglesia católica no es homofóbica, porque es la única institución que se ocupa de ellos cuando se están muriendo de sida. ¡Qué noble y qué generoso el Legionario! Así que su limosna es la extremaunción.
La Arquidiócesis de Guadalajara, regida por Juan Sandoval Íñiguez, no necesita modificar la Constitución a su gusto. Le basta con decir, a propósito de las adopciones: "En tal sentido, entonces deberíamos legalizar todos los asesinatos, el narcotráfico o cualquier otra actividad que ya se hizo común para muchos. ¿Para qué están las leyes? ¿Para tutelar el orden o para ponerse al servicio de lo que sucede en la calle?" Ha sido primordial la respuesta crítica de muchísimos intelectuales y juristas de primer orden que señalan para qué no están las leyes: para discriminar, para implantar la intolerancia como en los mejores tiempos del integrismo, para asegurar en donde se quiere vivir en una sociedad abierta y moderna.
Atentamente,
Carlos Monsiváis, Jenaro Villamil y Jesús Ramírez Cuevas
PD: Además, según información de Jesús Aranda, fuentes judiciales explicaron por otra parte que la demanda de la PGR carece de solidez en al menos un tema: el de la adopción, porque la reforma al Código Civil capitalino no incluyó este tema, luego entonces, la dependencia federal no puede demandar la invalidez de una norma que no fue recientemente modificada.Escrito el miércoles · Denunciar esta nota

IETU en la SCJN

IETU gana votación parcial en la Corte
Notimex
El Universal
Martes 02 de febrero de 2010
Los ministros resolvieron que el Impuesto Empresarial a Tasa Unica no viola la Constitución por impedir que se efectúen deducciones como las que prevé el ISR
La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que el Impuesto Empresarial a Tasa Unica (IETU) no viola la Constitución por impedir que se efectúen deducciones como las que prevé el Impuesto Sobre la Renta (ISR) , dado a que son tributos distintos.
En una votación parcial relacionada con este tema, los ministros aprobaron que el IETU es diferente al ISR y por lo tanto no debe considerar las mismas deducciones que el segundo, pues es un impuesto simple, que tiene como objetivo captar una base de contribuyentes mayor, "con un mínimo de deducciones" con la menor tasa posible.
Al continuar con el análisis de amparos promovidos por empresas contra este nuevo impuesto, el ministro presidente, Guillermo Ortiz Mayagoitia, explicó que el IETU "grava el valor neto incorporado al precio" y si se le hicieran las deducciones que hace el ISR, entonces serían obligaciones fiscales iguales.
En este sentido sostuvo que "no hay inconstitucionalidad del IETU por no permitir la deducción de ingresos netos grabados" , opinión que tuvo respaldo de ocho de sus 10 compañeros.
En este sentido, Arturo Zaldívar expuso que el IETU "es un impuesto diferente con un objeto distinto. Lo que grava el ingreso bruto, entendido como precio" , en tanto que Sergio Valls cuestionó "qué caso tendría establecer un nuevo gravamen si se tiene que sujetar a las deducciones del ISR" .
El siguiente tema en la Corte es saber si la imposibilidad de deducir salarios en el pago del IETU es inconstitucional y resulta violatorio al principio de equidad, aunque con la votación de este martes se definió el principal criterio bajo el cual se resolverían los casi 40 mil amparos, y de igual manera el reclamo esencial de las empresas.

El uso del Facebook

Publicado en El Nuevo Herald, martes, 02.02.
Pandilleros usan Twitter y Facebook cada vez más en EEUU
Por THOMAS WATKINS
The Associated Press
LOS ANGELES -- Cuando un pandillero salió de la cárcel poco después de ser arrestado por vender metanfetaminas, sus amigos y cómplices supusieron que había llegado a un acuerdo con las autoridades para convertirse en informante de la policía.
Enviaron una advertencia en Twitter que decía: Hay un soplón entre nosotros.
Sin que lo supieran, el mensaje (o "tweet") y el tráfico que generó eran monitoreados de cerca por los investigadores de la Policía, que seguían a la pandilla del área de San Francisco desde hacía meses. Los funcionarios simplemente leyeron la conversación a medida que otros twitteros se sumaban y agregaban información que los incriminaba.
Los funcionarios policiales dicen que las pandillas usan las redes sociales Twitter y Facebook cada vez más y que a veces publican allí datos que ayudan a los agentes a identificar a los cómplices de los pandilleros y a saber más sobre los grupos.
"Te enteras de gente de la que nunca hubieras sabido antes", dijo Dean Johnston, de la Oficina de Control de Drogas de California, que ayuda a la policía a investigar a las pandillas. "Uno va construyendo un pequeño 'árbol' de gente" con sus conexiones.
En el caso del presunto informante, los "tweets" llevaron a los investigadores a otros tres miembros de la pandilla que serían arrestados luego por cargos de narcotráfico.
Hace mucho que algunos pandilleros usan sitios de chat y otros como MySpace, pero ahora cada vez más parecen preferir Twitter y Facebook, donde pueden proferir amenazas, vanagloriarse de sus delitos, compartir datos sobre sus rivales y crear conexiones con gente de todo el país.
"Lo vemos suceder mucho más", dijo Johnston. "Hasta se ufanan de hacer ataques a balazos".
En el caso de otra pandilla de California, los investigadores recogieron gran parte de la información de las cuentas de Facebook de sus integrantes y esperan arrestarlos en los próximos meses.
"Una vez que entras a un grupo de Facebook, es relativamente fácil", dijo Johnston. "Tienes una narración en vivo".
Los pandilleros también suelen revertir la situación, al pedirle a sus contactos que los ayuden a identificar a los policías encubiertos.
Es difícil saber con exactitud cuántos pandilleros usan las redes sociales de internet. Muchas agencias de policía prefieren no hablar del tema para no revelar sus técnicas detectivescas.
Las acciones de los pandilleros suelen "reflejar a la sociedad en general", dijo el capitán Walt Myer, director de la fuerza de tareas contra pandillas del condado de Riverside. "Cuando llega cualquier tipo de tecnología nueva, ellos también la van a usar".

La cultura "narco"

Los desafíos de la cultura 'narco'/TOMÁS ELOY MARTÍNEZ
Publicado en El País, 2/02/2010;
Los novelistas van siempre un paso adelante de la realidad. Hacia 1930, el argentino Roberto Arlt vislumbró en sus dos grandes novelas, Los siete locos y Los lanzallamas, la madeja fascista que se cernía sobre las naciones jóvenes del sur. Así también ahora la guerra contra las drogas y el narcotráfico impregna buena parte de la literatura, sobre todo en Colombia y México, donde la cultura narco se ha infiltrado en todos los aspectos de la vida.
Expandida como un virus, la cultura narco pone y derriba Gobiernos, compra y vende conciencias, se toma la vida de las familias y ahora la vida de las naciones. La cultura narco es la cultura del nuevo milenio.
Todos los días las noticias arrojan cadáveres que se ordenan entre "decapitados" y "severamente mutilados". Los sicarios ya no tienen una patria, sino que las invaden todas: el cartel de Sinaloa tiene laboratorios en la provincia de Buenos Aires, las bandas que actúan en las sombras imponen guerras en las favelas de Río de Janeiro o en las villas de San Martín, en España, o Boulogne, de Francia.
La traición, si se sospecha, se castiga con acciones mafiosas; si se prueba, con crímenes que traen más muertes, en una escalada de venganzas infinitas.
En su novela póstuma 2666, el novelista chileno Roberto Bolaño relató en toda su crudeza y horror los asesinatos de mujeres en Santa Teresa, transmutación literaria de Ciudad Juárez, enclave fronterizo con El Paso, Tejas, donde desde hace décadas gobiernan la violencia y la impunidad. Esas muertes narran un crimen continuo, una historia de nunca acabar.
Un empresario poderoso que observa cómo su país está siendo minado por los narcotraficantes en complicidad con la corrupción del poder, decide ganarles "siendo más criminal que ellos" en la última novela del escritor mexicano Carlos Fuentes, Adán en Edén. La manera en que el dinero sucio del narcotráfico penetra en la sociedad provocó picos de rating en la versión para televisión de Sin tetas no hay paraíso, la historia en la que Gustavo Bolívar, escritor colombiano, cuenta cómo una joven de 17 años se prostituye para comprarse pechos más grandes y así acceder al círculo de los traficantes.
La lista viene amontonando títulos en sintonía con el ritmo en que avanzan la muerte y la corrupción por el continente: Rosario Tijeras, del colombiano Jorge Franco; La reina del sur, del escritor español Arturo Pérez-Reverte; Balas de plata, del mexicano Élmer Mendoza, o La virgen de los sicarios, del colombiano-mexicano Fernando Vallejo, son apenas unos pocos ejemplos con un denominador común: cada golpe al narcotráfico es devuelto con otro golpe aún mayor. Es lo que le ha ocurrido al presidente Álvaro Uribe en Colombia y ahora al presidente Felipe Calderón en México. Mientras tanto se destruyen personas, familias, pueblos, culturas. Cada día se hace más evidente que la guerra no es la solución al problema y que la única vía posible es enfrentarlo desde la raíz, es decir, desde la despenalización del consumo.
Las inteligencias más lúcidas del continente insisten en que es imperioso llegar a un acuerdo de cooperación entre traficantes y consumidores. Cuando se rompan esos pactos siniestros de silencio y dinero, y los expendios de droga salgan a la luz del día, como el alcohol después de la Ley Seca, quizás hasta los propios traficantes descubran las ventajas de trabajar dentro de la ley.
La despenalización avanza. España, que trata la drogadicción como un problema de salud, fue el primer país europeo en despenalizar el consumo de marihuana. La posesión para uso personal no es delito, aunque el consumo público está castigado con multas administrativas y su legislación contra el tráfico está entre las más severas de Europa.
Hace pocas semanas, y a contracorriente de una costumbre avalada por el ex presidente George W. Bush, la Administración de Barack Obama estableció que los fiscales federales no gastaran sus recursos en arrestar a personas que usan o suministran marihuana con fines medicinales.
Quizás el caso más conocido sea el de Holanda, donde en rigor es delito el consumo de cualquier sustancia prohibida. Sólo hay cierta consideración para el acceso a la marihuana en los llamados coffee shops, lugares reservados para la compra y consumo de menos de cinco gramos diarios.
En Argentina un fallo de la Corte Suprema de Justicia estableció que el consumo personal de marihuana no es un delito y también ha concentrado en un solo juzgado federal todo lo relacionado con el paco, un veneno barato que arrasa los círculos más pobres de la población.
¿Es la despenalización la cura de todos los males? El lenguaje de las armas demostró su fracaso y la historia ya escribió su ejemplo más contundente cuando en los Estados Unidos se prohibió el consumo de alcohol durante los 13 años que duró la Ley Seca.
La prohibición que comenzó el 17 de enero de 1920, lejos de hacer desaparecer el vicio, provocó la creación de un mercado negro del que surgieron todos los Al Capone, los Baby Face Nelson, los falsos héroes como Bonnie & Clyde y una legión de padrinos que sembraron el terror a sangre y fuego. Como era casi previsible, muy pronto la corrupción se apoderó de las conciencias policiales.
De los agentes encargados de velar por la prohibición, un 35% terminaron con sumarios abiertos por contrabando o complicidad con la mafia y, como era previsible, muy pronto aparecieron las estadísticas nefastas: 30.000 muertos y 100.000 personas resultaron víctimas de ceguera, parálisis y otras complicaciones por envenenamientos con el alcohol metílico y otros adulterantes, a los que recurrían los bebedores desesperados.
En 1933, cuando Franklin D. Roosevelt derogó la Ley Seca, el crimen violento descendió dos tercios. En Estados Unidos no se acabaron los borrachos, pero desaparecieron los Al Capone.
El arma más efectiva contra los jefes del narcotráfico es arruinarles el negocio. Y la única vía posible para hundirlos es legalizando el consumo. No se trata de alentar el consumo, sino de controlarlo mejor, invirtiendo en campañas efectivas de salud pública.
© 2010 Tomás Eloy Martínez
Distribuido por The New York Times Syndicate.

Requisitos de residencia en EE UU

Los senadores Dick Lugar y Patrick Leahy presentaron este martes un proyecto de ley que flexibiliza los requisitos de cinco años de residencia continua para ciertos inmigrantes que soliciten la ciudadanía estadounidense.
El proyecto de ley en cuestión establece una excepción de ese requisito específicamente para los residentes permanentes que ofrecen servicio para el Gobierno federal y para Naciones Unidas en casos de crisis en el exterior.
''Miles de residentes permanentes de países en crisis tienen habilidades y talentos que van desde experiencia lingüística hasta médica y cultural, que se necesitan desesperadamente'' para la reconstrucción de esos países, dijeron los senadores en un comunicado conjunto.
''Si están dispuestos a trabajar en esos países con representantes de EEUU y Naciones Unidas para ayudar a restablecer a esas naciones, entonces no deberían ser sancionados'', enfatizaron Lugar y Leahy.
Bajo las leyes migratorias actuales, los inmigrantes legales deben demostrar al menos cinco años de estancia consecutiva en Estados Unidos antes de poder solicitar la ciudadanía estadounidense.
Pero la iniciativa de Lugar y Leahy, denominada "Acta para el Retorno del Talento'', permitiría que los residentes permanentes puedan trabajar en el exterior sin que eso afecte su solicitud para la ciudadanía.
De ser aprobada por el Congreso, la iniciativa sólo beneficiaría a quienes realicen trabajos en el exterior organizados por el Gobierno de EEUU o por Naciones Unidos y que estén relacionados con la reconstrucción tras un desastre natural o un conflicto.
Lugar, republicano por Indiana, y Leahy, demócrata por Vermont, recordaron que siempre han respaldado la idea de ayudar a extranjeros que "han hecho sacrificios para ayudar a EEUU en las guerras en Irak y Afganistán''.
La medida será objeto de audiencias en el Comité Judicial del Senado, presidido por Leahy, aunque los senadores no fijaron fecha.
Fuente: agencia EFE

Protección a víctimas

Este martes 2 de enero de 2010 el pleno de la Cámara de Diputados dio entrada a una comunicación de la Junta de Coordinación Política, donde se presenta una iniciativa de Ley General de Protección a las Víctimas del Delito del Secuestro.
Se turnó para su dictamen correspondiente a las Comisiones Unidas de Justicia y de Seguridad Pública, con opinión de Presupuesto y Cuenta Pública.
Este jueves se presentará la iniciativa de ley la Ley General de Protección a Víctimas del Delito.El presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, Humberto Benítez Treviño (PRI), convocó a una conferencia de prensa para dar a conocer la iniciativa.

Durante la presentación de la misma estuvieron presentes: Elías Kurí Terrazas, presidente de Iluminemos México A.C.; Orlando Camacho (en representación ded Alejandro Martí), director general de la Sociedad México S.O.S; Isabel Miranda de Wallace, presidenta de México Contra el Secuestro A.C. e integrantes de la Comisión de Justicia.
Informó el diputado Benitez que el proyecto de ley pretende la creación de Centros de Atención a Víctimas del Delito en cada una de las entidades del país, coordinados por la federación, cuyo objetivo será el de tratar a las victimas en diferentes etapas hasta su reinserción en la sociedad.
Además de incorporar una Conferencia Nacional de Protección a Víctimas del Delito para que los centros mencionados tengan un efectivo alcance nacional y brinden auxilio psicológico, médico, psiquiátrico, terapéutico, de trabajo social y jurídico a los ofendidos y víctimas del delito.
Ante el alto índice de secuestros y su frecuencia progresiva, Benítez Treviño, dijo que la iniciativa de ley que presenta prevé una coordinación con la legislación aplicable a las víctimas del secuestro. También propone una modificación a la Ley de Amparo para que por primera vez la víctima sea parte de los juicios de amparo y no sólo tenga representación cuando se la quieran dar.
“Es de vital importancia para la reforma constitucional en materia penal porque expide una ley que es reglamentaria en el artículo 20, inciso C de la Constitución, referente a las víctimas de los delitos, y sistematiza los preceptos aislados en materia de protección a víctimas de los delitos en un sistema nacional que cuenta con un banco para estudiar el modus operandi y características de los delitos”, indicó.
La iniciativa plantea modificaciones a las leyes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Ley Federal de Extinción de Dominio y Ley de Amparo para establecer derechos tangibles a las víctimas.
El fondo federal para la protección a las víctimas del delito –explicó- es para permitir solventar la atención especializada a víctimas en instituciones no gubernamentales, cuando las dependencias oficiales carezcan del equipo o el personal adecuado para hacerlo y construir como mantener los refugios para testigos, víctimas y ofendidos del hecho delictuoso.