26 feb. 2012

Muchas elecciones, malas decisione



Muchas elecciones, malas decisiones/Moisés Naím 
Publicado en EL PAÍS, 26/02/12):
¿Qué tienen en común Nicolás Sarkozy, Mahmud Ahmadineyad y Vladímir Putin? Que próximamente afrontarán difíciles contiendas electorales. Lo mismo vale para Barack Obama y Hugo Chávez. Y muchos otros presidentes. Este año habrá elecciones presidenciales o cambios de jefe de Gobierno en países que, en su conjunto, representan más de la mitad de la economía mundial. Pero no es solo eso. Más relevante aún es que los muchos líderes que en los próximos meses deben buscar el voto popular tienen la responsabilidad de tomar decisiones que, para bien o para mal, influyen directamente sobre las múltiples, graves y simultaneas crisis que sacuden el planeta. Y con frecuencia, la política local está en tensión con las realidades globales.

Celebridades y proceso judicial


Celebridades y proceso judicial/Marc Carrillo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra 
EL PAÍS, 24/02/12
Resulta habitual que cuando una persona conocida se ve incursa en un proceso judicial, y con toda lógica los medios de comunicación se hacen eco de esta circunstancia informando y opinando al respecto, aparece en escena la invocación al Estado de derecho y a la presunción de inocencia como garantes de los derechos del afectado. Y no hay duda que ha de ser así: la presunción de inocencia como parte de los derechos que integran el derecho a la tutela judicial comporta, como recuerda el Tribunal Constitucional, “el derecho del acusado a no sufrir una condena a menos que la culpabilidad haya quedado establecida más allá de toda duda razonable, en virtud de pruebas que puedan considerarse de cargo y obtenidas con todas las garantías” (STC 81/1998). Pero, asimismo, tampoco puede haber duda alguna de que el mismo Estado de derecho, al que se acude muchas veces como una simple retahíla a modo de catón argumentativo, también conlleva la garantía del derecho a informar sobre los hechos que han dado lugar al proceso judicial y, por supuesto, a opinar sobre los mismos en el ejercicio de la libertad de expresión. Especialmente, cuando se trate de una persona que por razón del cargo que ostente, por la relevancia pública de su profesión o, por ejemplo, como consecuencia de su relación familiar con representantes del Estado, son protagonistas del escenario público.

AMLO amoroso


AMLO amoroso/DENISE DRESSER
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
AMLO amoroso, amable, afectuoso. Intentando colocar una cara nueva sobre una imagen cansada y confrontadora. Sabiendo que tiene demasiados enemigos como para crear más. Entendiendo –quizás– la necesidad de deslizarse hacia el centro del espectro político y liderar una izquierda moderna y propositiva desde allí. Comprendiendo –quizás– que precisamente eso llevó al poder a Tony Blair y a Ricardo Lagos y a Felipe González y a Michelle Bachelet. La transformación del agravio histórico en propuesta práctica. La reinvención del resentimiento en planteamiento. El combate a la desigualdad junto con medidas para asegurar la movilidad. López Obrador nunca ha pensado de esta manera pero ahora intenta hacerlo para desmantelar la desconfianza que creó.

Garzón, de nuevo


Garzón (3)/Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB 
publicada en LA VANGUARDIA, 23/02/12
Perdonen los lectores que insista sobre la sentencia del Tribunal Supremo que ha concluido con la inhabilitación como juez de Baltasar Garzón. Recientemente, en este mismo periódico, he mostrado mi posición ante el caso (26 de enero) y mi discrepancia con la sentencia (16 de febrero). Me temo que esta no será la última ocasión para tratar el asunto Garzón. Que todo ello suscite tan apasionadas polémicas es positivo: muestran un sano interés por el funcionamiento del Estado de derecho, las libertades y la igualdad ante la ley.

El caso Garzón



Los porqués de una sentencia/ José María Ridao 
Publicado en EL PAÍS, 23/02/12¿
Han transcurrido apenas unos días desde la condena a Baltasar Garzón y el clima de unanimidad impuesto en los comentarios aparecidos en la prensa parece no dejar lugar a dudas. O bien el Tribunal Supremo habría caído en manos de un franquismo redivivo que aspira a apoderarse de las instituciones democráticas, o bien la animadversión de los magistrados hacia un juez de renombre habría puesto en marcha una maquinación para satisfacer los más bajos instintos. En un caso o en otro, la sentencia no sería solo una sentencia; sería un episodio en una bien trabada conspiración. En ella estarían todos: los franquistas que esperaban el desquite, la derecha que no condenó la dictadura y que habría contado con la complicidad del máximo órgano jurisdiccional para silenciar a quien se propuso sanear una transición calificada de claudicante y vergonzosa, y, por descontado, los presuntos corruptos acusados de integrar una trama de financiación irregular al partido hoy en el Gobierno.

La persona y la ciudad



La persona y la ciudad/ Daniel A. Bell, profesor de Artes y Humanidades de la Universidad Jiaotong de Shanghái, y de Ética y Filosofía Política en la Universidad Tsinghua de Beijing. Avner de-Shalit, presidente del grupo de Democracia y Derechos Humanos y decano de Ciencias Sociales de la Universidad Hebrea de Jerusalén.
Ellos son coautores del libro The Spirit of Cities: Why the Identity of a City Matters in a Global Age.
Traducido del inglés por Rocío L. Barrientos
Publicado en LA VANGUARDIA, 24/02/12):
¿Cuál es el acontecimiento más importante de nuestra era? Depende del día, pero en el caso de que pensemos en siglos y no en días, seguramente la urbanización de la humanidad es un fuerte contendiente. Hoy en día, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, en comparación a menos del 3% en el año 1800. Hasta el año 2025, se espera que China, por sí sola, tenga 15 “mega-ciudades”, cada una con una población que llegue al menos a 25 millones de personas. ¿Están los críticos sociales en lo correcto al preocuparse por la soledad atomizada de la vida en una gran ciudad?
Es cierto que las ciudades no pueden proporcionar el rico sentido de comunidad que a menudo caracteriza a los pueblos y ciudades pequeñas. Sin embargo, en las ciudades se desarrolla una forma distinta de comunidad. A menudo las personas se enorgullecen de sus ciudades, y tratan de fortalecer las culturas cívicas que las distinguen.

El juicio ya empezó


El juicio ya empezó/ÁLVARO DELGADO
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
A nueve meses de dejar la Presidencia de la República, cargo que asumió “en medio de escándalos e impugnaciones”, Felipe Calderón enfrenta ya el juicio sobre su sexenio, y el libro de Julio Scherer García, Calderón de cuerpo entero, es un elemento fundamental para esa valoración histórica, advirtieron Carmen Aristegui, Manuel Espino y Alfonso Durazo en la presentación de la obra, el jueves 22.
Manuel Espino, expulsado del Partido Acción Nacional (PAN) que presidió cuando en 2006 Calderón asumió la Presidencia de la República, afirmó que decidió aportar información al periodista, porque los mexicanos tienen derecho a saber y porque Scherer García “quería escribir historia con la verdad”.
Testigo directo durante años de la manera de hacer política de Calderón, el político duranguense aclaró que en el más reciente libro del fundador de Proceso, del que es protagonista con sus testimonios, “no hay chisme, no hay mitote, son páginas de historia”.
A su vez, Durazo advirtió que Calderón –“una persona que sintetiza absolutamente todos los vicios de la política nacional”– intervendrá en el proceso electoral aún más que el expresidente Vicente Fox, de quien fue secretario particular.

“Zeta” denuncia amenaza



 “Zeta” denuncia amenazas/ADELA NAVARRO BELLO
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
 “Ya los andan correteando. Los traen cortitos”, señaló la voz al otro lado del teléfono.
Inmediatamente sentenció: “Quieren darles un chingadazo”.
No de manera directa, pero sí en forma de aviso, llegó la amenaza.
A los que anuncian traer “cortitos” son a los editores de Zeta. Refieren con esa palabra, que los han seguido. Los han ubicado.
A la pregunta de quién es el hostigador, el anónimo interlocutor dijo sin preámbulo ni regateo: El Melvin. Se refirió así a Melvin Gutiérrez Quiroz, un hombre extraído de los fondos del barrio Logan en San Diego, California, por miembros del Cártel de los Arellano Félix (CAF).

El honor del mandatario/Mario Vargas LLosa.


El honor del mandatario/Mario Vargas LLosa. 
Publicado en EL PAÍS, 26/02/12:
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, acaba de ganar una importante batalla legal contra la libertad de prensa en su país y ha dado un paso más en la conversión de su gobierno en un régimen autoritario. La Corte Nacional de Justicia, máxima instancia de la magistratura, ha condenado al diario El Universo, decano de la prensa ecuatoriana con más de 90 años de existencia, por injurias al mandatario, con una sentencia severísima: 40 millones de dólares y tres años de cárcel a los principales responsables del diario, los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez.
El proceso contra El Universo se inició hace poco menos de un año, con motivo de un artículo del periodista Emilio Palacio, quien, comentando la actuación del presidente en una confusa revuelta policial de septiembre de 2010 en la que se vio implicado, afirmaba: “El dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”. Rafael Correa consideró esta frase lesiva para su honor.

Más sobre Krauze y el diálogo desde la Conspiratio


Más sobre Krauze y el diálogo desde la Conspiratio
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
LA REDACCIÓN
PALABRA DE LECTOR
De Manuel Zataráin Castellanos
Señor director:
Le ruego publicar esta carta, dirigida a Javier Sicilia.
Estimado Javier Sicilia: he leído con mucho interés su largo e interesante texto Krauze y el diálogo desde la Conspiratio (Proceso 1841). Al respecto, déjeme decirle algunas cosas.
Primero. Usted y Krauze comparten la idea de una lucha “contra el Estado” que, según palabras suyas, “se presenta como el eje de la estructuración social y que manipula la democracia”. Obviamente, en muchos otros sentidos usted representa en estos momentos –para una buena parte de los mexicanos– valores relacionados con el espíritu democrático no liberal –radical y ligado a la emergencia de una nueva organización política y económica, dice usted–; valores ligados también a una generosidad, solidaridad y fraternidad que están a la vista en el movimiento social que usted representa de manera muy justa. Por desgracia, a Enrique Krauze no podemos ligarlo a esos valores tan caros para usted.
Sin embargo, cuando usted postula “la renuncia al poder” o a esa especie de “luchar por el poder para acabar con el poder”, sobre todo el que cristaliza en el Estado, se equivoca de manera rotunda y, entonces, surgen las asociaciones inevitables con un cuadro de nombres muy disímil y contrastante: Heidegger, Foucault, Octavio Paz, Enrique Krauze, Arendt, Calderón, Fox, Gómez Morín, Popper, Smith, David Ricardo.

La ciudad junto al río eterno


La ciudad junto al río eterno/JOSÉ EMILIO PACHECO
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
A Eduardo Lizalde por su premio Alfonso Reyes 
'A la memoria de Clementina Díaz y de Ovandov
Si hiciera falta una justificación para insistir en Charles Dickens ahora que se cumplen doscientos años de su nacimiento, bastaría repetir con Joseph Brodsky: “Quien lo haya leído lo pensará dos veces antes de disparar una pistola”.
Tal vez no sea una ilusión ridícula y sentimental suponer que si hubiera más lectores de Dickens no existiría aquí la aterradora crueldad que hoy acompaña a las ejecuciones y los secuestros. También sería mucho más difícil encontrar personas dispuestas a ejercer el oficio de torturadores y asesinos a sueldo.
Los subsuelos del progreso

Voto razonado y elecciones auténticas


Voto razonado y elecciones auténticas/JOHN M. ACKERMAN
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
Cuauhtémoc Sandoval Ramírez, gran político guerrerense: In memoriam.
Lo más probable es que el miércoles 29 el Instituto Federal Electoral (IFE) tome la salida fácil de organizar únicamente los dos debates presidenciales requeridos por la legislación y emitir una serie de lineamientos burocráticos para que universidades, medios de comunicación y grupos de ciudadanos también convoquen a encuentros entre los candidatos. Si esto ocurre, la autoridad electoral estaría abdicando a su responsabilidad constitucional de asegurar la celebración de elecciones auténticas y libres, así como a la de desarrollar la cultura democrática y la educación cívica de los mexicanos.
El minimalismo burocrático y la interpretación letrista de la ley suelen presentarse como si fueran el camino más seguro y objetivo para las autoridades. Pero la historia ha demostrado que en materia electoral este tipo de acercamientos típicamente tienen un fuerte trasfondo partidista y reflejan una parcialidad reprobable. Durante los primeros años posteriores a la reforma electoral de 1996, los consejeros y magistrados electorales más cercanos al PRI utilizaban argumentos similares para limitar las facultades del IFE en materia de compra y coacción del voto, fiscalización de gastos de campaña y control sobre la propaganda gubernamental.

El sepulcro de las elecciones/JAVIER SICILIA


El sepulcro de las elecciones/JAVIER SICILIA
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
La documentación de los asesinados, de los desaparecidos, de los despreciados de esta nación continúa creciendo en la Comisión de Víctimas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD). Lo que no crece, y es competencia del Estado, es la justicia que reclaman y que continúa sepultada en las procuradurías.
La realidad es terrible. No sólo porque las víctimas, a pesar del consuelo y de la dignidad que el MPJD les ha dado, no encuentran en el Estado ni la seguridad ni la justicia que les corresponde (ni los culpables de los homicidios y desapariciones están presos, ni los desaparecidos aparecen muertos o vivos), sino porque en medio de esa realidad de impunidad, de ausencia de estado de derecho que vive la nación, los partidos políticos se han lanzado a la contienda electoral. Unos y otros, a través de sus respectivos candidatos, no cesan de decir lo que siempre repiten hasta la náusea en cada elección: que ellos tienen la clave para gobernar, para sacar al país adelante, para lograr la prosperidad.

La sucia lista del PAN


                                                
La sucia lista del PAN
ÁLVARO DELGADO
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
El Partido Acción Nacional sigue perfeccionando las trapacerías que en otros tiempos denunció. Ahora, en su proceso interno de selección de candidatos a senadores campearon las más añejas prácticas priistas, ya usuales en el panismo: uso de dinero público para comprar votos, acarreos, amenazas e inducción del sufragio. La lista resultante de aspirantes blanquiazules incluye, sobre todo, a militantes que tienen alguna cercanía con el presidente Felipe Calderón o con su hermana Cocoa.
 Intimidaciones, amenazas, coacción, inducción y sobre todo compra masiva de votos con recursos gubernamentales, entre otras prácticas de fraude electoral, caracterizaron la elección de candidatos a senadores del Partido Acción Nacional (PAN) el domingo 19, dos semanas después de la contienda de los aspirantes presidenciales, marcada también por el desaseo.

LeBarón pinta su raya ante Sicilia


LeBarón pinta su raya ante Sicilia 
JOSÉ GIL OLMOS
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
En octubre Julián LeBarón mandó la primera señal de inconformidad al ausentarse del segundo encuentro con el presidente Calderón. Pero no fue sino hasta el viernes 24 cuando envió una carta a sus compañeros del Movimiento por la Paz, que encabeza Javier Sicilia, para comunicarles que lo dejaba porque no está de acuerdo en que dialogue con el gobierno y los partidos y les exija soluciones. Dice a Proceso: “Estoy dispuesto a participar en el movimiento, con cualquier ciudadano que adopte una actitud de accionar”.
Por considerar que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad está siendo utilizado con fines políticos al recurrir al gobierno y los partidos para resolver el problema de la violencia que azota el país, Julián LeBarón, una de sus principales figuras junto con Javier Sicilia, decidió separarse de él.

Los Zetas siguen dueños del penal


Los Zetas siguen dueños del penal
LUCIANO CAMPOS GARZA
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
Partidos políticos, la clase empresarial de Nuevo León, activistas locales y la propia ombudsman estatal, Minerva Margarita Martínez, reprueban al gobernador Rodrigo Medina por su torpeza política y su falta de eficacia para enfrentar a la delincuencia en el estado. Prueba de ello es la matanza y fuga multitudinaria de sicarios de Los Zetas del penal de Apodaca, donde son los grupos criminales los que imponen su ley. Medina culpa de estos hechos a la federación, y el PAN le pide que renuncie.
MONTERREY, NL.- El lunes 20, al día siguiente de la masacre en la que murieron 44 reos y una treintena más se fugó, un grupo de visitadores de la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo León acudió el penal de Apodaca para comprobar las condiciones de los internos.
Un funcionario del gobierno estatal que presenció la visita asegura que los celadores advirtieron a los visitantes que no podían ingresar a todas las áreas debido al alto grado de peligrosidad prevaleciente, sobre todo en las que el autogobierno impuesto por Los Zetas y por los internos del Cártel del Golfo (CDG) anula toda autoridad, aun la del gobierno estatal.

Testimonios desde el infierno


Testimonios desde el infierno
LUCIANO CAMPOS GARZA
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
Deshecha por la pena, una pareja de Monterrey relata la estremecedora historia de su hijo, quien fue encerrado a la mala por federales en el penal de Apodaca, donde recibió maltratos y extorsiones permanentes. Su familia sostiene que no pertenecía a Los Zetas ni al Cártel del Golfo. Aun así, el joven fue masacrado junto con otros 43 reos en el ambulatorio Delta. Los padres describen el poder que los capos del narco ejercen en las cárceles donde deberían purgar sus condenas.
 MONTERREY, NL.- En el penal de Apodaca las llaves de las celdas y los accesos eran controladas por los malos. Uno de ellos estaba en cada puerta, tomando apuntes de quién entraba y salía. El comandante en el interior no era un guardia, sino un interno designado por los líderes de los presos. Los locutorios eran territorio tomado, con espías que reportaban lo que se decía en cada visita personal.

Funcionarios de doble cara. El reportaje de Turati


Funcionarios de doble cara/MARCELA TURATI
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012
Cuando se enteraron por las noticias de que al exfiscal de Coahuila Jesús Torres Charles y a la subdelegada de la PGR en el estado, Claudia González, se les relaciona con Los Zetas –el primero por parentesco, la segunda por brindarles protección–, a cientos de familias de todo el país se les heló la sangre.
Entendieron que a la par que aportaban nuevos datos a los funcionarios para que buscaran a sus familiares desaparecidos estaban entregando información a los propios criminales. Comprendieron también por qué, a pesar de sus esfuerzos, el gobierno no ha encontrado a ninguna de las personas reportadas como desaparecidas en la entidad en estos tiempos de la guerra contra el narco.
“Siento frustración por la impunidad, por la omisión, por el cochinero y la colusión de todas las autoridades procuradoras de justicia del estado de Coahuila, no nada más las personas que ya aprehendieron, sino las que nos pusieron innumerables obstáculos a las familias que hicimos pesquisas, investigamos con esfuerzos sobrehumanos por ser simples ciudadanos. Y seguramente todo lo que presentábamos al fiscal lo tiraba a la basura”, dice indignada la señora María Guadalupe Fernández Martínez.

Toda la estructura de seguridad, infiltrada



Toda la estructura de seguridad, infiltrada
ARTURO RODRÍGUEZ GARCÍA
Revista Proceso No. 1843, 26 de febrero de 2012.
La presencia del narco en las instituciones de seguridad y procuración de justicia, que no pueden ocultar ni en sus discursos el presidente Felipe Calderón y la procuradora general Marisela Morales, es algo más que infiltración. En el caso de Los Zetas, es una toma por asalto de las estructuras de mando, de las que disponen a su antojo los capos de ese cártel. Así lo muestra un expediente judicial en el que se describe –con detalles, nombres y montos de sobornos– cómo los mandos federales y locales de las policías y el Ejército no sólo protegen a los narcos sino que trabajan para ellos como escoltas, halcones, informantes, pagadores y hasta sicarios.
 La detención de cuatro integrantes de la organización criminal de Los Zetas puso al descubierto que operaciones suyas son ejecutadas, y no sólo solapadas, por elementos del Ejército Mexicano, la Procuraduría General de la República (PGR), la Agencia Federal de Investigación (AFI) y la Policía Federal (PF), así como por las policías estatales y municipales, tanto de Coahuila como de Nuevo León.

Los procedimientos contra Garzón



Los procedimientos contra Garzón/ Kai Ambos, catedrático de Derecho penal y Derecho internacional penal en la Universidad de Gotinga, Alemania. Actualmente se encuentra como senior fellow en el Institute for Advanced Studies de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Nociones básicas del Derecho internacional humanitario (Tirant lo Blanch) y El crimen de agresión después de Kampala (Universidad Carlos III), son los dos últimos libros publicados por Ambos en España, en 2011.
La condena por el Tribunal Supremo español (TS) del ex juez de instrucción Baltasar Garzón por un delito de prevaricación ha sido objeto de duras críticas, especialmente desde círculos de derechos humanos. Algunos incluso ven en ello el final del Estado de Derecho español, ya que en tales círculos se considera a Garzón como un símbolo sacrosanto de la lucha universal contra la impunidad de las violaciones de derechos humanos, especialmente por su persecución penal del ex dictador chileno Pinochet.

Insiste Veracruz en origen lícito de los 25 MDP


Insiste Veracruz en origen lícito de los 25 MDP decomisados por la PGR
Nota de REGINA MARTÍNEZ
Apro, 24 DE FEBRERO DE 2012
XALAPA, Ver. (apro).- Casi un mes después del aseguramiento de 25 millones de pesos por no haber comprobado su origen y destino, el gobierno de Javier Duarte sigue reclamando a la Procuraduría General de la República (PGR) su devolución, tras haber “demostrado la legalidad plena del origen de los recursos estatales”.
El contralor estatal Iván López Fernández aseguró que el origen de estos recursos fue comprobado mediante la auditoría realizada por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) a la cuenta bancaria concentradora del gobierno de Veracruz 65550072542-9, de Banco Santander, de donde provino el numerario.

La guerra de Scherer/Jorge Fernández Menéndez


La guerra de Scherer/Jorge Fernández Menéndez
Excélsior, 17 de febrero de 2012
Me formé como periodista en una escuela que tenía varios íconos, dos de ellos casi intocables: Julio Scherer García y Manuel Becerra Acosta, que habían sido el director y el subdirector del viejo Excélsior y que habían fundado Proceso y el Unomásuno, dos medios sin los que no se podría entender el proceso de transición democrática que vivió el país desde los años ochenta. 
De las luces y sombras, de la genialidad y las debilidades de don Manuel, que fue mi director durante varios años y un verdadero maestro, ya hemos escrito en varias oportunidades. De Scherer lo hicimos muchas veces y sobre todo cuando publicó uno de sus últimos libros, llamado La terca memoria, que me gustó realmente mucho. Ahí escribe Scherer que le escuchó decir al periodista uruguayo Carlos Quijano “que la verdad, la verdad incontrovertible, es tema de Dios y la verosimilitud, asunto de los hombres”. Es verdad, agrega Scherer, “y si alguien cree poseerla, sólo se encierra en una cárcel que construye con sus propias manos”.