14 abr. 2012

Caso Néstor Moreno

Dan formal prisión a Néstor Moreno
Moreno se quedará en el Reclusorio Oriente para enfrentar el proceso penal en su contra
Nota de Abel Barajas
Reforma on line, 13 abril 2012.- El ex director de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Néstor Moreno Díaz, se quedará en la cárcel por lo menos unos meses.
La juez federal Taissia Cruz Parcero dictó esta tarde auto de formal prisión al ex funcionario, tras considerar que la PGR ofreció los indicios suficientes para iniciarle un juicio por un presunto enriquecimiento ilícito de 33 millones 99 mil 292 pesos.
La titular del Juzgado Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales del DF, desestimó las dos únicas pruebas de descargo que presentó el ahora procesado, que son un dictamen de contabilidad y otro en grafoscopía.

El capitan del Titanic


El capitán de los millonarios/ por Raquel quÍlez
Publicado en El Mundo, 14 de abril de 2012

Era el capitán más prestigioso de la White Star Line. 35 años en la compañía y ni una mácula en el curriculum. A Edward J. Smith (1850-1912) le llamaban el 'capitán de los millonarios'. Más de uno afirmó que no cruzaría el Atlántico si no era con él. Por eso la naviera le puso al frente de los grandes buques: sus dotes de relaciones públicas eran garantía de buenas veladas y su destreza en la cabina, de seguridad para llegar a puerto... Hasta que el hielo se cruzó en su camino. Ésta es la historia del hombre que guiaba los designios de la máquina más poderosa de su tiempo. ¿Tuvo alguna responsabilidad en su debacle? ¿Gestionó de forma correcta el accidente?

Capitanes valientes, o no/Arturo Pérez-Reverte,


Capitanes valientes, o no/Arturo Pérez-Reverte, escritor, navegante y autor de varias novelas y libros de tema náutico.
El País, 25 de enero de 2012
La noche del 14 de abril de 1912, 99 años y nueve meses antes de que el Costa Concordia se abriese el casco en un escollo de la isla toscana del Giglio, el Titanic se hundió en el Atlántico Norte llevándose a 1.503 personas. El abandono del barco fue desastroso. El capitán Edward Smith, que pese a 34 años de experiencia profesional se comportó más como torpe gerente de un hotel de lujo que como marino, tardó 25 minutos en lanzar el primer SOS. Además, retrasó la orden de abandonar el barco, disimulando esta de modo que la mayor parte de los pasajeros no advirtió el peligro hasta que fue demasiado tarde. Después, la falta de botes salvavidas, el mar bajo cero y los 25 minutos perdidos en la llegada del primer barco que acudió en su auxilio, remataron la tragedia.

Tiempos raros estos…/

Tiempos raros estos…/ J. J. Armas Marcelo, escritor y director del foro literario “Vargas Llosa”
Publicado en ABC, 24/02/11;
Hace unos días volví a ver, por puro placer, Apocalypse now, la película de Francis Ford Coppola. Casi al final de la cinta, cuando el capitán Willard ha llegado al fin del mundo, al centro de infierno en tinieblas que el sistema identifica con el coronel Walter E. Kurtz, el jefe loco le pregunta al joven intrépido, que todavía cumple las órdenes del mando superior: «¿Tú eres un militar o un asesino?». Willard duda unos segundos, pero después contesta con firmeza, creyendo que así desarbola la pregunta del jefe loco: «Yo soy un soldado», dice. Entonces, Kurtz, con la superioridad asombrosa de quien se sabe condenado de antemano, lo aplasta con una sola frase: «No, tú eres el chico bueno al que envían los tenderos a cobrar las facturas». ¡Con «los mercados» has topado, coronel Kurtz!, me dije metafórico mientras veía el sacrificio del jefe que se creyó dios en el fondo de la jungla de Vietnam.