26 ene. 2009

Pactan narcos en Sinaloa?



Narcocumbre en Sinaloa: Frágil tregua
PATRICIA DáVILA
Publicado en la revista Proceso (http://www.proceso.com.mx/), 1682, 25 de enero de 2009;
En diciembre pasado, capos de algunos de los principales cárteles mexicanos de la droga acordaron llamar a sus integrantes a suspender las confrontaciones violentas y enfocarse a la recuperación de sus negocios. Sin embargo, las fuentes que confirman y ofrecen detalles del pacto se muestran pesimistas sobre si tiene realmente fundamentos para que la tregua pueda prolongarse.
CULIACÁN, SIN.- Los principales cárteles del narcotráfico, que han ensangrentado el país con sus confrontaciones, acordaron en diciembre pasado una tregua indefinida que ha tenido alcance nacional y se refleja en una relativa disminución de balaceras, enfrentamientos, matanzas y ajustes de cuentas, reveló en su edición del domingo 11 de enero el semanario local Ríodoce, que se dedica prioritariamente a temas del narcotráfico.
La información, publicada bajo el título de Pactan los narcos. La Sedena lo promueve y el Cisen lo registra, sostiene que el cese al fuego se pactó "para recuperar el control del tráfico de enervantes que, debido a su concentración en la guerra, estaban perdiendo" los cárteles. Además, se estableció que cada organización "cobraría los ajustes de cuentas" que tenía pendientes antes de llegar a este acuerdo.
Durante un recorrido que Proceso realizó del 14 al 21 de enero por los municipios de Culiacán, Navolato y Badiraguato, constató que en estas localidades el Ejército no realiza patrullajes y quitó los retenes, con excepción de uno, cercano a la caseta que está a la salida de Culiacán, por la carretera internacional que lleva al límite entre Durango y Sinaloa. Justo el llamado Triángulo Dorado del narcotráfico.
Desde el mes pasado, en calles, plazas, taxis, restaurantes, hoteles y comercios se habla de esa negociación entre los jefes de los cárteles. Para los lugareños, esto se hizo evidente el 24 y el 31 de diciembre, cuando dejaron de escuchar los disparos de cuerno de chivo a los que están acostumbrados.
Los enfrentamientos por el control de esta plaza, al igual que de las correspondientes a otras ciudades y estados, como Tijuana, Chihuahua, Durango, Michoacán, Guerrero, Zacatecas y la Ciudad de México, se recrudecieron a partir del 30 de abril de 2008, cuando los hermanos Beltrán Ley-va se escindieron del cártel de Sinaloa y pactaron con Vicente Carrillo Fuentes, aliado de Los Zetas. Estas tres organizaciones, al igual que los Arellano, combatían al cártel de Sinaloa.
Esta guerra, que aparentemente entró en una tregua después de casi ocho meses de ejecuciones y enfrentamientos, el año pasado dejó un saldo de 5 mil 500 ejecuciones en el país, mil 156 de ellas en Sinaloa.
Esto convierte a la entidad en una de las más violentas y muestra el incremento de este delito, ya que en 2007 se registraron aquí 743 asesinatos relacionados con el narcotráfico, mientras que en 2006 fueron 605. En lo que va de este año, hasta el domingo 11, la Procuraduría General de Justicia del Estado tenía registrados 25, pero un monitoreo en medios arrojó que al cierre de esta edición se habían difundido 46 de estos crímenes, aunque no todos se relacionaron explícitamente con el crimen organizado.
Según el semanario Ríodoce, "en el acuerdo de cese al fuego al parecer participaron representantes de organizaciones que dirigen Ismael El Mayo Zambada, Joaquín El Chapo Guzmán, Arturo Beltrán Leyva, los hermanos Arellano Félix, además de (Vicente El Viceroy) Carrillo Fuentes".
Señala que el primer acercamiento estuvo a cargo de representantes de segundo nivel de estas organizaciones y se llevó a cabo en un privado de un conocido restaurante de Culiacán especializado en mariscos.
"De estos encuentros tuvo conocimiento la Sedena y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), instancias que montaron discretos operativos y se mantuvieron informados de los avances de esas negociaciones", afirma Ríodoce.
"Uno de los argumentos planteados por los capos de las organizaciones criminales que participaron en la tregua es que se han olvidado del mercado y del negocio local de la droga por priorizar las ejecuciones y enfrentamientos entre bandas contrarias. Descuidaron el negocio y son otros los que lo están operando, y no precisamente con autorización de los jefes", añade la nota.
Sin embargo, se afirma en el semanario, acordaron que todavía realizarán las ejecuciones que tienen pendientes como parte de anteriores "ajustes de cuentas".
Hasta el viernes 23, Ríodoce no recibió ningún desmentido acerca de esta información, ni siquiera de las dependencias mencionadas en la nota (la Sedena y el Cisen).
Cuestión de negocios
La última vez que los capos del narcotráfico mexicano se reunieron para firmar un pacto fue en agosto de 2007, cuando en al menos siete encuentros los cárteles de Sinaloa y del Golfo definieron el reparto de territorios y se comprometieron a respetarlo, así como a cesar las ejecuciones entre miembros de ambas organizaciones.
Y la cumbre más célebre entre grupos antagónicos dedicados al tráfico de drogas se realizó tras la caída de Miguel Ángel Félix Gallardo, quien hasta abril de 1989 fue jefe del cártel del Pacífico.
En aquella ocasión, Félix Gallardo logró reunir en Acapulco a todos los capos y les repartió el territorio. Asistieron, entre otros, los hermanos Arellano Félix, El Güero Palma y Rafael Aguilar Guajardo, este último encargado de realizar todos los preparativos. Las negociaciones fueron exitosas, aunque después comenzó la disputa territorial que hasta la fecha sigue vigente (Proceso 1600).
Una fuente cercana al cártel de Sinaloa, anónima por razones obvias, habló con la reportera y comentó que tiene conocimiento de que la iniciativa para este encuentro fue de Joaquín El Chapo Guzmán, quien contactó a los jefes de otras organizaciones a través de un emisario al que los cárteles identifican como "el M1".
Lo primero que se estableció fue que el acercamiento inicial se llevara a cabo en este estado, tierra natal de la mayoría de los capos: los Arellano Félix, los Carrillo Fuentes, Guzmán Loera y los Beltrán Leyva, así como Zambada y Esparragoza. La fuente consultada señala que, según su información, a ese primer encuentro del 11 de diciembre, efectuado en el restaurante al que identifica como Los Arcos de la capital sinaloense, sólo asistieron representantes de segundo nivel, con la misión de allanar el camino al acuerdo principal.
Inicialmente las organizaciones pactaron dos puntos fundamentales: "El cese al fuego hasta el día 30 de enero de este año y las cuentas (ejecuciones) que cada cártel tenía pendientes de cobrar. Cada uno cede y acuerdan concluir los ajustes pendientes", reitera la fuente.
Dos días después del primer encuentro, continúa, los jefes de los cárteles sellaron el pacto. En esta ocasión se reunieron durante cinco horas en el centro recreativo Nuevo Altata, a 20 minutos del municipio de Navolato y a 40 de Culiacán.
-¿Quiénes asistieron y qué asuntos concretos trataron? -inquiere la reportera.
-Se supo que asistieron Vicente Carrillo, por el cártel de Tijuana; los Arellano Félix, por el de Juárez; Joaquín Guzmán Loera, del cártel de Sinaloa, y Arturo Beltrán Leyva.
"Tenemos información de que a la segunda reunión también se sumaron representantes de La Familia, operadora de Michoacán", y del cártel del Golfo, de Tamaulipas, agrega.
-¿Quiénes estuvieron presentes en representación de esos cárteles?
-Lo único que puedo decirle es que se sumaron.
-¿Hubo acuerdos?
-Al parecer, coincidieron en que la guerra entre cárteles por el control del mercado los estaba llevando a descuidarlo. Tenían identificadas a cinco personas o familias que, aprovechando los vacíos que estaba dejando la disputa, empezaron a trabajar solas. Incluso lograron amarrar contactos directos con los que pactaron en Colombia, Panamá y Argentina.
"Las pérdidas económicas por los decomisos en realidad para la gente de los cárteles no significan un fuerte golpe, porque se recuperan. Lo importante para ellos era alinear a los que estaban despegando solos, sobre todo en Sonora, Durango, Michoacán, Jalisco y Sinaloa."
-¿Cómo harán para alinear a los que trabajaban por cuenta propia?
-Se ha manejado que a través de El Mayo Zambada.
-¿Qué pasará si alguno trata de quedarse con el mercado?
-Tienen inteligencia, pero no estructura. Tengo entendido que les falta capacidad, porque su fuerza la basan en 50 o 60 personas en cada estado. No tienen volumen de fuego, mientras los grandes capos tienen cientos.
Otras versiones, obtenidas entre miembros de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, coinciden en que el pacto entre capos es real. Uno de ellos señala:
"Prueba de ello es que dejaron de registrarse las frecuentes balaceras y múltiples ejecuciones que tuvimos hasta las dos primeras semanas de diciembre. Incluso, de manera simultánea a la tregua de cese al fuego concertada por los capos, el gobierno federal retiró una buena parte de los operativos de las calles de Culiacán. No hay soldados ni policías federales. Nosotros mismos retiramos las unidades y a los elementos asignados al operativo Culiacán-Navolato, iniciado en mayo pasado."
Según más testimonios de la policía local, dos de los cinco batallones del Ejército ya no están operando en Culiacán, además de que fue enviado a otra región del país el Sexto Regimiento Blindado, cuyas unidades Hummer y artilladas desfilaban diariamente por la capital sinaloense.
También abandonaron la plaza cuando menos un centenar de los 250 agentes de la Policía Federal adscritos a Culiacán-Navolato; el resto permanece replegado en su cuartel.
El gobierno, sin iniciativa
El presidente de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, Leonel Aguirre Meza, confirma que "el pacto de cese al fuego es una realidad; no hay duda de que fue iniciativa de los grupos delictivos", que "necesitan reconquistar sus espacios y sanar las heridas, porque la guerra dejó bajas de gente muy cercana a los jefes".
Entrevistado en Navolato, Aguirre explica: "Aceptar que fue el gobierno federal el que impulsó la narcocumbre sería como reconocer que la autoridad tuvo éxito en el operativo Culiacán-Navolato. Y no. El gobierno no tuvo nada que ver con la reciente baja de homicidios relacionados con el crimen organizado. Creer lo contrario sería muy cuestionable.
"Cuando el gobierno inició el operativo Culiacán-Navolato nos vendió la idea a los ciudadanos y a los organismos de que venían con un operativo fuerte, enérgico, con estrategia de inteligencia para combatir realmente a los cárteles y bajar el índice delictivo, pero no fue así, y hubo días en que se registraron hasta 14 ejecuciones."
Recuerda que el Ejército y la Policía Federal Preventiva llegaron muy enérgicos, "pero no en contra de quienes dijeron que venían a combatir. Actuaron contra el ciudadano común que se atraviesa en un retén. Traían un alto nivel de prepotencia".
Desde un inicio, explica Aguirre Meza, hubo denuncias y quejas en contra de la Sedena y de la PFP, por eso consideramos importante que el gobierno estuviera autoevaluándose para tomar decisiones.
-¿Que tipo de denuncias?
-De privación ilegal de la libertad, sin una orden, elementos del Ejército y de la Policía Federal pasaron a la rapiña y al robo. Se fue acumulando una serie de quejas; nosotros tenemos 15 bien documentadas. Si el Ejército tuvo en su inicio algo de respaldo de la ciudadanía, con este tipo de exceso lo está perdiendo. Ahora la gente le tiene miedo y rencor.
Enseguida ofrece detalles sobre esas quejas ciudadanas:
"Recibimos 15 quejas contra el Ejército y la PFP. Todos (los quejosos) nos pidieron el anonimato. A dos personas que convencimos de denunciar ante la PGR, después fueron a desistirse de la denuncia por temor
a las represalias. A una de ellas la propia PGR le pidió que se desistiera. Lo mismo hizo el Ejército en relación con dos quejas interpuestas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH)". Ahora, ya no se atreven a denunciar, afirma.
"Pero vamos al fondo: lo que pensamos del operativo Cualiacán-Navolato es que su eficacia en el combate al crimen organizado en Sinaloa no ha sido tal. Yo creo que la tesis de que los grupos organizados se están reuniendo para tomar acuerdos y llegar a la tregua, es una línea verídica", reitera Aguirre.
-¿Por qué sostiene esa tesis?
-Porque el cese al fuego en realidad no es producto de la eficacia del operativo, si así fuera se habría notado desde que entraron (a Sinaloa) las Fuerzas Armadas y no fue así. Por el contrario, de diciembre a la fecha en que se dio la narcocumbre, el índice delictivo ha ido a la baja.
"Es claro que lo único que puede impactar directamente en una baja de muertes es un pacto entre capos. Por otra parte, el rompimiento entre los cárteles ocasionó que se dañaran fuertemente, por homicidios de gente muy cercana a los jefes".
-¿Ese tipo de ejecuciones no hace muy frágil ese pacto? Porque murió José Cruz, hermano de los Carrillo Fuentes; Édgar Guzmán, hijo de El Chapo, y Arturo Meza, hijo de Blanca Margarita Cázarez, La Emperatriz.
-Claro, pero también es un factor más que se suma a la urgencia de reunirse para dictar un cese al fuego.
-¿Cuánto tiempo puede durar esta tregua?
-Ojalá sea permanente, pero el que este pacto sea de largo alcance dependerá de lo productivos que resulten los negocios.
-¿Dentro del pacto es posible una redistribución geográfica para el control de cada organización?
-Una negociación de ese nivel sería con base en la región que le toque explotar a cada cártel. Incluso, creo que la autoridad podría consentir un pacto de esta naturaleza. Y si esto incluye una baja de homicidios, que es en donde la agente más palpa el problema de la inseguridad, la autoridad encantada. En términos fríos, el gobierno federal se serviría de un pacto de esta naturaleza, porque simplemente ya no tendría que enfrentarse al crimen organizado en una guerra que, por cierto, va perdiendo.
-¿Las autoridades iniciaron una guerra sin labor de inteligencia?
-Cuando llegaron, anunciaron una guerra contra un enemigo que no habían valorado. Minimizaron o no midieron el nivel de fuerza que tenía el crimen organizado al que le declararon la guerra.
-Si hay una tregua, ¿cómo se explica el hecho de que el lunes 19 un grupo armado recuperara 10 vehículos que habían sido asegurados por la PGR?
-La tregua es sólo entre cárteles. Lo que usted me dice fue en contra del Ejército. Antes, el 30 de septiembre del año pasado, ya habían robado cinco avionetas incautadas. La realidad es que cualquier alcance que pueda tener la tregua va a ser suficiente para que la autoridad también se someta a ellos (los acuerdos).
-¿Existe la posibilidad de que el gobierno federal haya impulsado la tregua?
-No es posible. La única forma en que pudo impulsarla es que haya asumido su incapacidad para ganarle una guerra a los cárteles. En mi opinión, hay que esperar a que los capos concluyan los ajustes acordados y que logren pactar la redistribución de las plazas, para garantizar la permanencia del cese al fuego.
****
Revista sinaloense Riodoce (http://www.riodoce.com.mx/
Pactan tregua los narcos /Javier Valdez
Lunes 12 de enero de 2009
El gobierno, a través de la Sedena, promovió el acuerdo
Cárteles del narcotráfico que están en guerra acordaron en diciembre pasado una tregua indefinida que ha tenido alcances nacionales y que se ha reflejado en una baja en balaceras, enfrentamientos, matanzas y ajustes de cuentas, revelaron fuentes extraoficiales.
En el acuerdo de cese al fuego, al parecer participaron representantes de las organizaciones criminales que dirigen Ismael Zambada, el Mayo, Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, Arturo Beltrán Leyva, los hermanos Arellano Félix y los Carrillo Fuentes.
El pacto involucra entonces a los cárteles de Sinaloa, Tijuana, Juárez y de los Beltrán Leyva —que se escindió desde este año de la organización del Chapo—. Estos tres últimos mantienen una guerra en contra de Guzmán y Zambada, que se ha expresado en forma sangrienta desde el 30 de abril en Culiacán y otros municipios de esta entidad, extendiéndose a todo el país.
El primer acercamiento fue en un privado de un exclusivo restaurante de mariscos de Culiacán, en la capital sinaloense, un día después de que fue arrojada al menos una granada a la fachada del cuartel provisional que tiene el Ejército Mexicano en la ciudad de Navolato, el 10 de diciembre de 2008.
Horas después de este atentado, que ocurrió durante la madrugada, miles de efectivos militares “tomaron” las calles de Navolato y realizaron un fuerte operativo. Aparentemente hubo un encontronazo verbal entre el comandante de la Novena Zona Militar, Noé Sandoval, con el alcalde Fernando García Aguirre, quien aparentemente salió regañado por el oficial. Versiones de organismos de seguridad de la entidad indican que luego de este ataque llegó a Culiacán, a la Base Aérea ubicada junto al aeropuerto de Bachigualato, el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, quien encabezó en estas instalaciones y en la Novena Zona Militar, reuniones con los mandos regionales de la Sedena. Al titular de la Sedena, señalan las fuentes, se retiró de Culiacán alrededor de las 16:00 horas.
En el primer encuentro participaron representantes de todas estas organizaciones, pero de segundo nivel. El siguiente y último encuentro se realizó cerca de dos días después, pero con representantes de primer nivel de cada uno de los capos, en las instalaciones del Nuevo Altata. De estos encuentros tuvo conocimiento la Sedena y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), instancias que montaron discretos operativos y se mantuvieron informados de los avances de estas negociaciones. A su vez, la Secretaría de la Defensa Nacional retiró recientemente efectivos militares que estaban adscritos al operativo Culiacán-Navolato, iniciado a principios de mayo para combatir la criminalidad, el tráfico de drogas y armas, y las ejecuciones relacionadas con el narco.
Fuentes cercanas a este operativo señalan que dos de cinco batallones ya no están operando en Culiacán, además de que fue enviado a otra región del país el Sexto Regimiento Blindado, cuyas unidades tipo Hummer, artilladas, desfilaban por la capital sinaloense. Además, al menos un centenar de agentes de la Policía Federal, de cerca de 250 que estaban adscritos a este operativo, también fueron retirados. La ausencia de estos elementos y de militares en Culiacán, ya no se diga en Navolato y Mazatlán, es evidente. Uno de los argumentos planteados por los capos de las organizaciones criminales que participaron en la tregua es que se han olvidado del mercado y del negocio local de la droga para priorizar las ejecuciones y enfrentamientos entre bandas contrarias. “Ellos descuidaron el negocio y son otros los que lo están operando y no precisamente con la autorización de los jefes”, señaló una fuente consultada por Ríodoce.
Uno de los acuerdos es que seguirán las ejecuciones que ya estaban “pendientes” y que son secuela de otros casos de “ajustes de cuentas”, pero no habría asesinatos adicionales. Las partes pactaron además hacer una revisión del acuerdo el 30 de enero, aunque se desconoce la sede de este tercer encuentro. Otras versiones indican que el acuerdo es frágil y pudo haberse roto con el homicidio de Faustino Meza Ontiveros, el 7 de enero de 2009, hermano de Raúl Meza Ontiveros, conocido como el M6, quien era pariente y operador de Javier Torres Félix, el JT, del cártel de Sinaloa, detenido por el Ejército en el 2004 y extraditado en el 2008 a Estados Unidos.
Faustino Meza fue sorprendido por al menos dos sicarios, quienes le dispararon a corta distancia, por la avenida Aldama, a pocos metros del bulevar Leyva Solano, para luego rematarlo en el interior de un establecimiento comercial, en este sector. Sin embargo, las ejecuciones y las escandalosas balaceras del 24 y 31 de diciembre tuvieron una baja sensible. El mes terminó con poco más de 140 asesinatos, una de las más altas del año, pero la tendencia apuntaba a que serían al menos 160. Las últimas matanzas, antes de este acuerdo, fueron las de San Ignacio, a principios de diciembre, en las cercanías de Coyotitán: fueron fusilados 13 jóvenes. Días después fueron 11 en Rosario, en un supuesto enfrentamiento.
Después, los días transcurrieron prácticamente sin sobresaltos, hasta que en tres ataques, entre el 6 y el 7 de diciembre, sumaron seis asesinatos, incluido el de Meza Ontiveros y tres más por la avenida Obregón, en la Lombardo Toledano. Pero estos homicidios, señalaron los observadores de la cotidianidad culichi, fueron parte de la llamada “normalidad
***
Riodoce, 26 de enero
Los frutos breves
Javier Valdez
Lunes 26 de enero de 2009
Baja la violencia en Sinaloa a raíz de la tregua.
Concertada por conveniencia de los principales grupos que controlan el narcotráfico en México para bajar los niveles de violencia y continuar sus negocios, la tregua está “colgada” de alfileres. Ya ha rendido frutos, pero nadie apostaría a que el acuerdo será de largo plazo. Hay crímenes de alto impacto, pero no en la intensidad de los meses de guerra de 2008. Y golpes del Ejército que parecieran querer demostrar que ellos estuvieron al margen del pacto.
Y el pacto va: avanza, se detiene, da frutos, aunque a veces podridos y logra abatir a niveles domésticos los índices de ejecuciones en Sinaloa.
El acuerdo de cese al fuego, efímero y frágil, cumplió un mes a mediados de enero, pero será a finales, el día 30, cuando los involucrados, jefes de los cárteles del narcotráfico que están en guerra, quienes lo ratifiquen, corrijan, amplíen o rompan, en función de los resultados alcanzados.Por lo pronto, los casos de asesinatos relacionados con las pugnas entre los cárteles de la droga han registrado un descenso.
En enero, durante los primeros 22 días, se tuvieron en Sinaloa 44 homicidios, lo que arroja un promedio de dos diarios. Nada qué ver con los 3.42 asesinatos alcanzados en mayo del 2008, uno de los más altos en ajustes de cuentas (un total de 106 homicidios, según la Procuraduría de Justicia de Sinaloa, aunque otras fuentes señalan que fueron 116), ya que fue el mes en el que se desató la guerra entre los cárteles que encabezan de un lado Ismael el Mayo Zambada y Joaquín el Chapo Guzmán, y del otro los hermanos Beltrán Leyva, aliados con los Carrillo Fuentes, del cártel de Juárez, los Arellano Félix de Tijuana y Los Zetas y el cártel del Golfo.
Mayo se destacó también por las bajas que tuvieron las fuerzas del orden: el asesinato de Miguel Ángel Santacruz Armendáriz, coordinador de Investigaciones de la Policía Ministerial del Estado, y los crímenes de 12 agentes de la Policía Federal, en dos enfrentamientos en Culiacán y de siete policías municipales. Pero también el asesinato de Édgar Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, en un ataque en el que perdió la vida Arturo Meza Cázares, hijo de La Emperatriz, señalada por el gobierno de Estados Unidos como una de las operadoras financieras del mismo grupo delictivo.
En junio fueron 128 ejecuciones y el promedio diario fue de 4.2 asesinatos. En julio el promedio fue de 4.5 asesinatos, con un total de 141 ultimados a balazos al final del mes. Agosto sumó 92 casos y el promedio diario alcanzado fue de 2.9, mientras que en septiembre el promedio fue de 3.0 asesinatos por día. El mes de octubre sumó 102 ejecuciones y 3.2 en promedio. Noviembre alcanzó 127, es decir, 4.2 ejecuciones y en diciembre, con un total de 144, el promedio diario fue de 4.6 asesinatos.
En enero de 2008, cuando fuerzas de élite del Ejército Mexicano detuvieron a Alfredo Beltrán Leyva, en una casa de seguridad en la colonia Burócrata, apenas se asomaba la guerra entre este grupo delictivo y Zambada y Guzmán: el mes alcanzó 48 homicidios y el promedio diario fue de apenas 1.5.
Antecedentes
Cárteles del narcotráfico que mantienen un fuerte enfrentamiento desde mayo pasado acordaron a mediados de diciembre pasado una tregua indefinida que ha tenido alcances nacionales y que se ha reflejado en una baja en balaceras, enfrentamientos, matanzas y ajustes de cuentas, revelaron fuentes extraoficiales.
En el acuerdo de cese al fuego al parecer participaron representantes de las organizaciones criminales que dirigen Ismael el Mayo Zambada, Joaquín el Chapo Guzmán Loera, Arturo Beltrán Leyva, los hermanos Arellano Félix y los Carrillo Fuentes.
El pacto involucra entonces a los cárteles de Sinaloa, Tijuana, de los Beltrán Leyva —que se escindió desde este año de la organización del Chapo— y Juárez. Estos tres últimos mantienen una guerra en contra de Guzmán y Zambada, que se ha expresado en forma sangrienta desde el 30 de abril en Culiacán y otros municipios de esta entidad, extendiéndose a todo el país.
El primer acercamiento fue en un restaurante ubicado en la colonia Las Quintas, en Culiacán, un día después de que fue arrojada una granada a la fachada del cuartel provisional que tiene el Ejército Mexicano en la ciudad de Navolato, el 10 de diciembre del 2008.
Horas después de este atentado, que ocurrió durante la madrugada, miles de efectivos militares “tomaron” las calles de Navolato y realizaron un fuerte operativo. Aparentemente hubo un encontronazo verbal entre el comandante de la Novena Zona, Noé Sandoval, con el alcalde Fernando García Aguirre, quien aparentemente salió regañado por el oficial.
Versiones de organismos de seguridad de la entidad indican que luego de este ataque llegó a Culiacán, a la base aérea ubicada junto al aeropuerto de Bachigualato, el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, quien encabezó en esas instalaciones y en la Novena Zona Militar, reuniones con los mandos regionales de la Sedena.
El titular de la Sedena, señalan las fuentes, se retiró de Culiacán alrededor de las 16 horas. El siguiente y último encuentro se realizó cerca de dos días después, pero con representantes de primer nivel de cada uno de los capos, en las instalaciones del Nuevo Altata; de las negociaciones tuvo conocimiento la Sedena y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).Algunas de las razones que llevaron a los capos del narco a alcanzar este acuerdo fueron el descuido del negocio, debido a que las organizaciones estaban más preocupadas en aniquilar al enemigo que en las operaciones de dinero y droga, y el surgimiento de células que estaban aprovechando este escenario para hacer negocios por su cuenta.
La reunión de evaluación entre los cárteles del narco que suscribieron este cese al fuego se realizará el 30 de enero. Las partes involucradas podrían ratificar o corregir el pacto, pero también romperlo.
Sinuoso y frágil pacto
Desde que fue pactado, el acuerdo provisional de cese al fuego ha pendido de delgados hilos. Las ejecuciones, tal como se aseguró en su momento, continuarían, de acuerdo con la lista “aprobada” por los cárteles participantes, pero no pasaría de ahí.Además, aunque la presencia del Ejército y de agentes federales ha disminuido considerablemente, los operativos contra el crimen organizado continúan y han logrado esporádicos resultados. El 7 de enero fue ultimado a tiros Faustino Meza Ontiveros, hermano de Raúl Meza, conocido como el M6, pariente de Javier Torres, el JT, ex operador del cártel de Sinaloa, detenido por el Ejército y extraditado en el 2008 a Estados Unidos.También en este mes, un comando se robó diez vehículos —nueve de ellos blindados— que la Procuraduría General de la República (PGR) mantenía asegurados en un rancho ubicado en las cercanías de Los Becos, al sur de Culiacán; cuatro de las unidades fueron recuperadas días después.Y mientras efectivos del Ejército Mexicano aseguraban un narcoinvernadero en la comunidad de Calamato, sindicatura de Eldorado, en la que había 620 plantas de mariguana sembradas con sistema hidropónico (en agua, no en tierra) y de diferentes tipos, un grupo de sicarios ultimaba a balazos a una pareja, frente al hijo de dos años, en el fraccionamiento Colinas del Rey, en la capital sinaloense, el 20 de enero.
Quiso brincarse el retén, pero…
El ejército mexicano informó que Lamberto Verdugo Calderón quiso “brincarse” el retén donde efectivos militares le habían marcado el alto. Y como no se detuvo, los soldados obraron como lo han hecho en casos similares: abriendo fuego. De acuerdo con versiones extraoficiales, el hoy occiso recibió varios impactos, pero uno de ellos, en la región pélvica, fue al parecer calibre .50. Lamberto Verdugo se trasladaba en una camioneta de modelo reciente, al parecer tipo Jeep, Liberty, cuando se topó con el retén militar en las cercanías de la comunidad de Carrizalejo, al poniente de Culiacán, por la carretera a Sanalona, cerca de la medianoche o madrugada del miércoles. Los uniformados, según reportes de las corporaciones de seguridad, le marcaron el alto, pero Verdugo intentó brincar el punto de revisión y los militares abrieron fuego. Al parecer, aún con vida, fue trasladado al Hospital Regional del Issste, ubicado por la calzada Heroico Colegio Militar, frente al cuartel general de la Novena Zona Militar, donde recibió atención médica y murió minutos después. Personal médico de este nosocomio informó que una de las heridas era de 30 centímetros, en la región sacra o pélvica.
Inicialmente, la víctima fue identificada como José Luis Ortega Calderón, de 40 años, con domicilio en callejón Bernal 310, de Nogales, en el estado de Sonora. Horas después se supo que en realidad se trataba de Lamberto Verdugo, quien se desempeñaba como operador financiero de Ismael el Mayo Zambada García, socio de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo.
Verdugo Calderón fue señalado por la Vocería de la Operación Culiacán-Navolato como operador de Zambada, luego del decomiso de 26 millones de dólares el 14 de septiembre, en el fraccionamiento Rincón del Valle, en Culiacán. En estas acciones fueron asegurados también un fusil AK-47, una pistola .9 milímetros, 220 cartuchos de diferente calibre y cuatro camionetas de modelo reciente.En el inmueble se encontraron documentos relacionados con la familia Verdugo Calderón, “entre los que destacan tres tarjetas para portación de radio expedidas por una empresa de radiocomunicación a nombre de Jesús Alfredo Verdugo Calderón, hermano de Lamberto Verdugo Calderón; de este último se tiene información que realiza actividades de lavado de dinero para la organización del narcotraficante Ismael Zambada García”.
El hoy occiso es propietario de los ranchos Los Mezquites, Potrero del Aguaje, y otro más ubicado por la carretera México 15, al sur, en el kilómetro 23, frente a la gasolinera de Costa Rica, además del motel Monteverde, también ubicado en la salida sur de Culiacán. “Se tiene como antecedente que el 21 de diciembre del 2005, en el Rancho Los Mezquites, se encontraba el Mayo Zambada en una fiesta; en esa ocasión se solicitó una orden de cateo para entrar, la cual fue denegada por las autoridades”. Además, el 15 de junio del 2007 fue detenido Trinidad Verdugo Calderón, en calle Ángel Martínez, esquina con calle Francisco Tolentino, s/n, colonia 21 de Marzo, en Culiacán, con porciones de droga y posteriormente fue puesto en libertad.El 23 de julio pasado, la Policía Federal Preventiva detuvo a Teodoro Verdugo Calderón de 41 años, junto con una mujer de nombre Carla Pérez Carrizosa, en la colonia Las Huertas, en Culiacán, quienes portaban una pistola calibre 45 con 7 cartuchos útiles; ambos fueron trasladados a la Ciudad de México y fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR (SIEDO).Luego del aseguramiento de los 26 millones de dólares, los militares indagaron en la vivienda ubicada a un lado del primer inmueble, en la casa marcada con el número 5688, propiedad de Sergio Castañeda Medina, conocido como el Guacho, operador y homicida al servicio de Zambada y Guzmán.
En el lugar fueron asegurados cartuchos diversos, droga y documentos que indica que el dinero asegurado iba a ser destinado “para el pago de células delictivas ya que algunos paquetes estaban marcados con nombres, alias y números como “luis”, “el chistoso” “el payasito”, “ak7”, entre otros, en cantidades que oscilaban de 30,000.00 hasta 150,000.00 (dólares)”.El responsable de este resguardo era el mismo Castañeda Medina, conocido también como el Doce, de 37 años, quien se hace pasar por comerciante y es originario de La Cofradía de la Loma, municipio de Navolato, y se relaciona con Luis Cuauhtémoc Palma Salazar, el Temo, hermano de Héctor Luis Palma Salazar, el Güero Palma. Castañeda tiene órdenes de aprehensión por delitos contra la salud, homicidio, extorsión y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Crítica de Embajador Sarukhán

Crítica del Embajador Saukhan a la administración del gobierno del Presidente George W. Bus. El embajador mexicano ante la Casa Blanca José Sarukhán, dijo este lunes que México se ha decepcionado con el gobierno del presidente George por el muro en la frontera, por su incapacidad para abrir el paso de camiones mexicanos a territorio estadounidense y su falta de visión para "construir sinergias" sobre las realidades de "un México de abundante mano de obra y un Estados Unidos de abundante capital".
México desearía ahora de "manera fundamental", afirmó Sarukhán, que Barack Obama cierre el paso de las armas que van a grupos criminales en territorio mexicano, cuya violencia según varios informes de la administración Bush amenazaba a México con volverlo un "estado fallido".
"Esa caracterización es absolutamente errónea", dijo explicando que el gobierno mexicano tiene control de su territorio, de grupos militares irregulares, de su población y otros aspectos que precondicionan un estado fallido. "México de ninguna manera cae dentro de esas características".
Hizo notar más bien que ninguno de los informes de la era Bush mencionaba que la violencia en México estaba produciéndose "dentro de un vacío" generado por la falta de acción de Estados Unidos para cortar el tráfico de armas, los flujos de dinero y otros recursos y afectar así la capacidad de los sindicatos del crimen de combatir al estado mexicano.
Indicó que Calderón insistirá en que Obama dote de mayores recursos a agencias como TFA (el buró del tabaco y armas de fuego) e ICE (de aduanas e inmigración) para descubrir con trabajo de inteligencia en Estados Unidos quienes movilizan y reciben las armas.
"A menos que entendamos que éste es un reto bilateral, que es un tema que requiere políticas realistas, vamos a fracasar", afirmó. "Si México fracasa, Estados Unidos también fracasa".
Dijo que México creía que la secretaria de Seguridad Interior de Obama, Janet Napolitano, "entiende la dinámica" de una frontera que sólo en el estado de Arizona, donde ha sido gobernadora, hay unas 12,000 armerías.
"Nuestro argumento es asegurarnos que las leyes de Estados Unidos se cumplan en Estados Unidos", explicó refiriéndose a que existían, por ejemplo, leyes que impiden vender o exportar armas prohibidas, como las de calibre .22 que circulan ilegalmente en México.

Crece el desempleo

Lunes negro en desempleo
El Reino Unido se encuentra en recesión económica por primera vez desde 1991, luego de que el PIB cayera 0.6% el tercer trimestre de 2008 y 1.5% el cuarto trimestre, informó hoy la Oficina Central de Estadística.
Las cifras divulgadas por la dependencia significan que las condiciones aceptadas para definir una recesión -dos trimestres consecutivos de contracción del Producto Interno Bruto (PIB)- ya se cumplieron en el Reino Unido, señaló la cadena informativa BBC.
De acuerdo con los datos oficiales, la economía se contrajo durante los últimos tres meses de 2008 en todos los sectores con excepción de la agricultura.
La fuerte contracción provocó una pérdida del valor de la libra esterlina, que cayó a su nivel más bajo en 24 años, cotizándose en una libra por 1,355 dólares.
La manufactura se contrajo 4.6% en el cuarto trimestre, a pesar de las expectativas de que una libra débil ayudaría a las exportaciones.
Lo que empezó como una crisis en el sector financiero continúa contagiando a la economía en general, indicó BBC.
El desempleo se está acelerando bruscamente, con 1,9 millones de personal actualmente sin trabajo, mientras el mercado de la vivienda continúa fuertemente deprimido y las ventas al menudeo son débiles.
Por otro lado, los medios informan que v
arias empresas multinacionales han anunciado este lnes la vez la supresión de miles de puestos de trabajo en todo el mundo. Ningún sector está a salvo, y este lunes menos de una decena de empresas han sumado un recorte de 70,000 empleos.
El mayor fabricante estadounidense de maquinaria para la construcción y minería,
Caterpillar, planea suprimir 20,000 puestos de trabajo en respuesta al hundimiento de sus perspectivas de negocio, que en el último trimestre de su ejercicio fiscal sufrió un descenso del beneficio del 32,2% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.
Por su parte, el laboratorio farmacéutico Pfizer, que ha ofrecido 68,000 millones por su rival Wyeth, reducirá en un 15% su plantilla y
un 10% de Pfizer, lo que supone más de 15,000 de sus 130,000 empleos. La operadora de telefonía estadounidense Sprint Nextel también planea recortar su plantilla en 8,000 puestos de trabajo, mientras que la compañía de reformas para el hogar y decoración Home Depot y el banco holandés ING
han anunciado sendos recortes de plantilla de 7,000 personas cada una.
Asimismo, el grupo holandés de electrónica de consumo
Philips informó de que eliminará 6,000 puestos de trabajo, mientras que el grupo minero anglo australiano Corus suprimirá 3,500 empleos en todo el mundo. A su vez, General Motors suprimirá otros 2,000 empleos en sus plantas de EE UU, y el grupo bancario escocés Royal Bank of Scotland suprimirá otros 750 puestos de trabajo.
Los recortes de empleo, que en los primeros momentos de la crisis se concentraron en el sector financiero, se han trasladado al conjunto de la economía real por el deterioro de las previsiones de las empresas para 2009 ante la caída del consumo, lo que provoca una espiral negativa ante la menor predisposición al gasto por parte
de los consumidores, que ven amenazados sus puestos de trabajo por la inestabilidad laboral que ya sacude a todos los sectores.
En este sentido, los grandes gigantes tecnólogicos como
Google, Microsoft, Sony, Intel, Samsung o Motorola, entre otras, anunciaron la semana pasada graves pérdidas que supondrán la eliminación de miles de puestos de trabajo.
Fuente: agencias

El discurso del presidente Calderón del 14 de enero

Buen texto como todos lo que escirbe Denise Desser: Mea culpa en Reforma.
Pero con todo respeto -como diría AMLO-, creo que exagera en la crítica al presidente Calderón.
El "pecado" de Felipe es el haber dichO.
"Sean ustedes bienvenidos, como ya dijeron aquí los señores cardenales, a esta tierra de María de Guadalupe y de San Juan Diego, también de los Mártires de la Persecución, y también, no puedo omitir el comercial, del primer santo mexicano, que es además mi patrono, que es San Felipe de Jesús". Punto. En lo personal creo que Felipe no se debe avergonzar de aquello en lo que libremente cree, ni limitarse a practicar su religión en el límite de lo privado. Lo grave sería que aplicará polícias públicas cargadas o en beneficio de una sóla religion.
Por otro lado, el discurso de Obama fue muy bueno; si bien es cierto, dijo: " somos una nación de cristianos y musulmanes, judíos e hindúes y no-creyentes (...).
Pero también no hay que olvidar que juró ante la Biblia, e hizo una petición de ayuda a Dios.
Nadie crítica eso. ¿O si?
***
Mea Culpa /Denise Dresser
Pu
blicado en Reforma, 26 de enero de 2009;
Ciudadanos y ciudadanas. Estoy aquí para pronunciar el discurso que ustedes quisieran oír; el que merecen escuchar. Como Presidente constitucional de México, yo, Felipe Calderón, confieso ante los ateos, los agnósticos, los musulmanes, los evangélicos, los judíos, los budistas, las madres solteras, los divorciados, los homosexuales, las lesbianas y vosotros hermanos que me he equivocado seriamente en
pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa he minado los cimientos del Estado laico y asumido posturas públicas que corren en contra el liberalismo democrático que debería guiar mi conducta y la del gobierno. Al hablar como lo hice en el VI Encuentro Mundial de las Familias -organizado por el Vaticano- violé el espíritu de la Constitución que juré defender. Violé los preceptos de la separación Estado-Iglesia sobre los cuales México ha intentado construir un país moderno. Ahora quisiera rectificar y hablarles con la claridad y el respeto que ansían lo habitantes de un país plural.
En aquel encuentro, tuve que haber dado la bienvenida como un jefe de Estado y no pronunciar un sermón, como fue el caso. Debí inaugurar el evento, pero no formar parte de la cruzada religiosa a la cual dio pie. Fue un error confundir aquello que guía mi fuero privado con mis labores públicas. El artículo 24 de la Carta Magna me da derecho a profesar y practicar mis creencias religiosas. Pero no me da derecho a suponer que son mejores que las de otros, o que deben ser asumidas por todos los mexicanos, o que la historia de México debe ser entendida a través de los Mártires de la Persecución. Cuando hablé de la promoción de "los valores y principios fundamentales" para el país, no enfaticé aquellos que construyen la democracia liberal; enfaticé aquellos vinculados con mi credo. No hablé desde la inclusión sino desde la exclusión.
Sé que tengo derecho a practicar mi fe, respetar mis valores, saludar a mis santos, hacer una apología de mi educación religiosa. Pero es un acto de torpeza presumir esa fe, esos valores, esos santos y esa religión como Presidente, ante mis compatriotas. Porque en este país hay muchas formas válidas de ser mexicano, no sólo aquellas reconocidas por la Iglesia Católica. Debí haber seguido el ejemplo de Barack Obama, quien es su discurso inaugural dijo "somos una nación de cristianos y musulmanes, judíos e hindúes y no-creyentes (...) Y porque hemos probado el sorbo amargo de la guerra civil y la segregación y emergido de aquel capítulo oscuro más fuertes y más unidos, no podemos dejar de creer que los viejos odios algún día pasarán; que las líneas de la tribu serán disueltas; y que conforme el mundo se achica, nuestra humanidad esencial será revelada...".
Yo, lo reconozco, me porté de manera tribal ese día. Actué como un católico que sigue los lineamientos del Vaticano, pero no como un Presidente que respeta los lineamientos de la Constitución. No reconocí ni celebré ni aplaudí la humanidad compartida por millones de mexicanos que han elegido vivir de maneras distintas: las mujeres que crían hijos solas y las mujeres que los crían acompañadas, unos que creen en Dios y otros que dudan de su existencia; quienes cargan con un crucifijo y quienes se arrodillan hacia La Meca; los que aman a personas del mismo sexo o los que aman a personas del sexo contrario. En lugar de reconocer a los mexicanos con experiencias vitales diferentes a la mía, hice caso omiso de ellas. En lugar de apelar a la diversidad, ensalcé a la familia tradicional. Millones de mexicanos se volvieron invisibles para mí. Mandé un mensaje: no hay espacio en este país para ellos.
Peor aún, repartí sablazos morales al sugerir que los divorcios producen delincuentes. Que las madres solteras merecen compasión. Que la única familia sólida es la familia tradicional. Que sólo hay una forma reconocida de llegar al cielo. Que un entorno familiar distinto al mío es disfuncional. Dividí a México en bandos de buenos y malos, en familias decentes y familias "extracurriculares", como lo señala Carlos Monsiváis. En vez de franquear las brechas que aún nos distancian, las ahondé. Pero peor aún, no hice un llamado a combatir la discriminación; no convoqué a luchar contra la homofobia; no exhorté a pelear contra la intolerancia; no subrayé la necesidad de proteger a las minorías; no resalté la necesidad de construir un sistema político capaz de proveer todos los derechos para todos, al margen de la raza, el género, la preferencia sexual, la edad, el camino andado.
Ustedes se preguntarán por qué me comporté así. Quizás sólo puedo reconocer que fue un acto motivado por imperativos electorales. En el pasado, había intentado no repetir los errores que cometió Vicente Fox y empañaron su gestión: confundir lo privado con lo público, usar el púlpito presidencial para darle a Dios lo que es del César, trivializar la simbología que acompaña a los actos presidenciales y subestimar su impacto. Había sido muy cuidadoso con respecto a temas religiosos y sin embargo ahora las circunstancias me obligan a cambiar, a revirar, a emular a quien tanto critiqué. La elección intermedia se avecina y si las cosas siguen como van, al PAN se encamina a perder apoyos y votos y puestos y curules. Los asesores políticos me han dicho que una manera de movilizar mi base electoral es a través del conservadurismo confesional. Hice un cálculo y llegué a la conclusión de que los beneficios potenciales superaban los costos incurridos. Algunos intelectuales me criticarían, algunos divorciados me condenarían, algunos columnistas cuestionarían la confusión de mi papel. Pero a cambio tal vez podría conseguir un caudal de votos católicos.
Sé que contribuyo a erosionar principios constitucionales básicos cuando actúo como Presidente proselitista. Sé que al asumir posturas católicas no respeto las libertades de otros grupos. Sé que me alejo del constitucionalismo liberal que debería promover. Sé que la democracia debe trascender una definición minimalista y abarcar la autonomía y la dignidad del individuo contra cualquier forma de coerción, ya sea de la Iglesia, la sociedad o el Estado. A nivel teórico, entiendo esos argumentos pero no los hago míos. Aquel día, rodeado del clero católico, me sentí en casa y mimeticé su lenguaje. Me revelé tal y como soy; no creo verdaderamente en la separación Estado-Iglesia; no asumo la laicidad como instrumento de navegación. Creo que si el PAN necesita apelar a Dios y al catolicismo para mantenerse en el poder, debe hacerlo. Por ello pido perdón, con una advertencia: quizás me he equivocado, pero por lo menos no he pecado.
***
Este fue el discurso del Presidente a que se refiere Denisse, leido el 14 de enero;
El Presidente estuvo acompañado de su esposa, Margarita, y habló ante el legado pontificio Ennio Antonelli, el Cardenal Rivera, y el Arzbispo Carlos Aguiar, presidente de la CEM, entre otros prelados. También asistieron a esta ceremonia el gobernador de Morelos, Marco Adame, y esposas de diversos mandatarios estatales.

Discriminación en Conapred



—¿Qué son para usted los crímenes de odio?, pregunta la reportera a Perla Bustamante.
Ella responde: —¿Qué? Me extraña que me preguntes eso. ¿A qué te refieres? Yo creo que te refieres a la diversidad sexual, ¿verdad? Pues yo creo que hay varios motivos, es un efecto de toda la violencia que hay en la sociedad, es un tema muy delicado que se da en los noviazgos cuando hay rupturas....
***
Columna Campos Elíseos La “perla” del Conapred
En
El Universal, 26 de enero de 2009;
Después de la irreparable muerte de Gilberto Rincón Gallardo, fueron muchas las voces que alentamos que al frente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred)
quedara una persona que tuviera claro la importancia de esa institución. Lamentablemente, no es así.
Perla Bustamante fue nombrada hace más de un mes y queda claro que provoca unidad… en su contra.
Hay críticas de funcionarios que la señalan como una persona… ¡que discrimina! Importantes ex funcionarios de la dependencia que renuncian porque consideran que no da el ancho.
También una abierta crítica del movimiento asociativo cuya lucha creó el Conapred. Al menos es muy clara de parte de dos grupos: el LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual) y también de las personas con discapacidad.
Y más: un duro artículo que Lídice Rincón Gallardo —hija de don Gilberto— escribió también criticando algunas de sus poco fundamentadas y nada sensibles declaraciones.
Hoy, la sección Sociedad de El Universal publica un reportaje que contiene una entrevista con ella. Por favor cheque qué piensa de los crímenes de odio… y su explicación de por qué suceden.
También hay una cadena de internet, que termina diciendo:
“El Conapred es de todas y todos… Si Gilberto viviera sería el primero en levantar la voz”.

***

Transexuales acusan discriminación
Activistas de los derechos de la comunidad gay afirman que la nueva titular del Conapred dejó en vilo el programa para prevenir los crímenes de odio y es cercana al ala más conservadora del PAN
Nota de Liliana Alcántara y Cinthya Sánchez
El Universal , Lunes 26 de enero de 2009
El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación es acusado de discriminación. El futuro del programa pionero del Conapred para prevenir la discriminación por preferencia sexual e identidad de género es incierto a partir de que la ex atleta paralímpica, Perla Bustamante Corona, asumió la presidencia del consejo.
Algunos integrantes de la comunidad Lésbico, Gay, Transgénero y Bisexual (LGTB) se sienten no sólo discriminados por el Consejo sino desprotegidos ante la ausencia de una política pública que defienda sus derechos humanos a nivel nacional.
Angie Rueda forma parte de la comunidad transgénero y dirigió dicho programa hasta el 11 de diciembre, cuando el presidente Felipe Calderón designó a la nueva titular del consejo. Debido a que en esas fechas venció su contrato, Angie Rueda solicitó en seis ocasiones una reunión con Perla Bustamante para exponerle las actividades realizadas durante 2008 y los planes para 2009. Sin embargo, el viernes 2 de enero la presidenta del Conapred la llamó por teléfono para notificarle que no se renovaría su contrato.
Según Angie Rueda, Bustamante Corona le dijo que ella no tenía ningún problema personal con la comunidad gay, que tenía varios amigos homosexuales y que se encargaría de atender a todos los grupos vulnerables, pero que por el momento debía prescindir de sus servicios.
EL UNIVERSAL preguntó a Perla Bustamante qué pasará con dicho programa y aseguró que todos continuarán, pero cuando quisimos conocer más detalles de su plan de trabajo sobre la diversidad sexual, por instrucciones de ella, personal de comunicación social interrumpió la entrevista.
Comulga con los principios del PAN
Otra persona que dice sentirse discriminada por el presidente Felipe Calderón y la nueva responsable del Conapred es Irina Layevska, una mujer discapacitada y transgénero, quien había sido la única candidata oficial a presidir el Conapred, luego de que este organismo quedó acéfalo tras la muerte de Gilberto Rincón Gallardo el 30 de agosto de 2008.
La candidatura de Irina Layevska fue respaldada por un centenar de organizaciones civiles y diversas personalidades —entre ellos, el ombudsman capitalino Emilio Álvarez Icaza—, pero el presidente Felipe Calderón determinó nombrar a la atleta chihuahuense Perla Bustamante.
“Cuando Perla Bustamante fue designada solicité una reunión con ella para conocer su plan de trabajo en la defensa de los derechos de la comunidad LGTB, pero la respuesta de su secretaria fue que la presidenta no aceptaba audiencias”, dice Irina.
Le preocupa que la ex atleta comulgue con los principios del Partido Acción Nacional (PAN), un instituto político que históricamente ha fijado una posición crítica frente a la comunidad gay.
Organizaciones civiles que integran el Observatorio Ciudadano de la Discapacidad en México solicitaron al presidente Felipe Calderón que reconsidere el nombramiento de Perla Bustamante porque además de las acusaciones que la califican como una persona excluyente, tiene antecedentes que la ligan con el ala más conservadora del PAN.
En marzo de 2006, Perla Bustamante —quien también es ingeniera industrial— fue invitada por el entonces dirigente panista Manuel Espino y el ex líder del PAN en Chihuahua, Fernando Álvarez, para contender por una diputación federal, pero la propuesta fue rechazada por la atleta paralímpica con el argumento de que se anteponía a su carrera deportiva.
“Cuando la invitamos a participar apelamos a su destacada trayectoria deportiva y ella dijo que sentía afinidad por los principios del PAN, por la lucha que encabeza en favor de la dignidad humana y los derechos de las personas. Ella estaba convencida de eso y que había que luchar por las libertades y el bien común”, dice Fernando Álvarez, actual diputado local del Congreso de Chihuahua, quien agregó que en ese entonces se especuló que la atleta paralímpica rechazó el ofrecimiento del PAN porque el gobierno del estado la amenazó con retirarle las becas deportivas.
Es una mujer creyente
Perla Bustamante Corona tiene 42 años de edad y es una persona con discapacidad desde hace casi diez años. En agosto de 1999, durante unas vacaciones en las playas de Puerto Vallarta, fue arrollada por una lancha cuando nadaba hacia la costa de Quimixto. Tras este accidente y después de un mes de infructíferos esfuerzos médicos, le fue amputada la pierna izquierda.
Una vez que aceptó su nueva condición humana, decidió investigar sobre la colocación de una prótesis que le permitiera no sólo tener movilidad sino seguir practicando alguna actividad deportiva, pues desde niña lo hacía. Primero consiguió subir a una bicicleta y ser instructora de spinning. Luego comenzó a correr para fortalecer sus piernas y soportar el peso de la prótesis hasta que el entrenamiento constante y la disciplina la acercaron a las pistas profesionales. Como atleta paralímpica tiene el récord mundial de los 100 metros planos y la medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Beijing.
Para ella esta etapa deportiva culminó. Ahora se ha propuesto asumir su nuevo cargo público, aunque conserva su beca vitalicia como atleta.
Su meta, dice, es lograr que todos los sectores de la sociedad vivan con una “congruencia armónica, con una tolerancia hacia unos y otros y buscar la equidad de todos”.
Asegura que ella ha sido discriminada como mujer y persona con discapacidad. “Gracias a Dios hemos estado avanzando como mujeres... gracias a Dios salí adelante... gracias a Dios todo salió como lo estábamos esperando”, señala en una entrevista que sostuvo vía telefónica con este diario, la cual se había gestionado desde hace tres semanas.
Es a Dios, asegura, a quien se encomienda cada día. “Antes de cualquier actividad diaria obviamente me encomiendo a Dios, a esa fuerza, a esa fortaleza que todos los días está presente y que nos permite tener esa fe de que podemos llegar a hacer las cosas bien”.
Perla Bustamante piensa que “hay un grupo grande, aunque no todos, que pudiéramos provocar la discriminación”. “Te pongo un ejemplo. No nada más porque seas indígena o una persona con discapacidad tiene una universidad la obligación de aceptarte”.
También cree que la comunidad LGTB no es la única discriminada. “Aquí no nada más hay un grupo vulnerable, son muchos los grupos vulnerables en el país”, insiste.
—¿Qué son para usted los crímenes de odio?
—¿Qué? Me extraña que me preguntes eso. ¿A qué te refieres? Yo creo que te refieres a la diversidad sexual, ¿verdad? Pues yo creo que hay varios motivos, es un efecto de toda la violencia que hay en la sociedad, es un tema muy delicado que se da en los noviazgos cuando hay rupturas.
Antes de que ella diera por terminada la entrevista y después de que la interrumpió en dos ocasiones con el argumento de que tenía otras actividades, se le preguntó si sentía afinidad por el PAN y si se afiliaría a ese partido. La ex atleta respondió: “Creo en el servicio público, en el servicio a mi país y como ciudadana puedo aportar a proyectos y siempre voy a estar en esa postura”.
Que no sabe de derechos humanos
Otros ex funcionarios del Conapred también critican el nombramiento de Bustamante Corona. Amalia Gamio no dudó en renunciar a su cargo cuando supo que la ex atleta ocuparía la silla de Rincón Gallardo. Amalia era la encargada de defender y promover los derechos humanos de las personas con discapacidad en el Conapred. “Fue una falta de respeto que no se siguiera el perfil indicado para el puesto. Se ignoraron por completo los conocimientos en derechos humanos que debe tener el presidente del Conapred y hasta se violaron los acuerdos de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, donde muy claramente indican que no se debe contratar a las personas con discapacidad solamente por eso y Perla es una magnífica atleta, pero no tiene conocimientos en derechos humanos”. Para Amalia Gamio la nueva presidenta del consejo confunde la filantropía con la defensa de los derechos humanos.
Jesús Toledano, miembro de la Asamblea Consultiva del Conapred, considera que Perla Bustamante no está capacitada para asumir ese cargo porque el perfil de quien debe dirigir este organismo debe considerar la experiencia en la lucha contra la discriminación. “Reconocemos su trayectoria deportiva, pero el Conapred es una institución importante que requiere de personas con experiencia”.
Pero no sólo quienes ya están fuera del Consejo tienen diferencias de pensamiento con la nueva presidenta. Dos personas que prefieren no revelar sus nombres y que trabajan actualmente en el Conapred coinciden en que la sustituta de Rincón Gallardo es sólo un ejemplo como atleta, pero que de derechos humanos y defensa a la no discriminación “no sabe nada”. Ambos aseguran que en una junta de trabajo, Perla Bustamante sugirió que había que revisar bien las quejas por discriminación que llegan al Conapred porque en ocasiones “la gente abusa” y provoca que la discriminen “porque se viste en fachas”.
Personal del Conapred también está inconforme por las nuevas políticas laborales establecidas a partir de este año, pues las próximas contrataciones requerirán de la realización de exámenes sicométricos.

Suerte Presidente!

Obama en la Casa Blanca/ Mario Vargas llosa
Publicado en EL PAÍS, 25/01/09;
Nunca en la historia un presidente de Estados Unidos ha entrado en la Casa Blanca con una popularidad tan grande como Barack Obama. La toma de posesión, el 20 de enero, fue una hermosa ceremonia, por la asistencia multitudinaria, el discurso de ese gran orador que es el nuevo mandatario, y, sobre todo, porque todos los que la siguieron, en vivo o en la pantalla de la televisión, compartieron la impresión de estar asistiendo a un “momento histórico”.
De tan usada esta expresión se ha vuelto un tópico, pero la llegada de un negro a la Presidencia de Estados Unidos, un país donde hace apenas medio siglo se practicaba la segregación racial, ¿de qué otra manera podría llamarse? El rotundo triunfo electoral de Obama fue una muestra inequívoca de la formidable capacidad de transformación de Estados Unidos y algo así como la partida de nacimiento de la vocación multirracial y multicultural de la democracia norteamericana.
Ahora, terminada la fiesta, comienzan los problemas. Como se espera tanto de él, y tantas cosas contradictorias, es inevitable que Obama decepcione a mucha gente. Por lo pronto, quienes creían que daría un vuelco radical a la política hacia Cuba, ya saben que se equivocaron: está dispuesto a dialogar con Raúl Castro, sí, pero no levantará el embargo mientras haya presos políticos en la isla y no se haya iniciado un proceso de democratización. En cuanto a Chávez, antes aún de la juramentación, Obama ya fue bastante explícito censurando al caudillo venezolano por haber frenado con sus políticas la modernización de América Latina.
Respecto a la crisis económica no hay mucho más que el nuevo presidente pueda hacer. Las medidas básicas de ayuda y corrección financiera están en marcha y sólo cabe esperar que la confianza y el entusiasmo que han despertado su persona y liderazgo ayuden psicológicamente a acelerar algo una recuperación económica que, de todos modos, será lenta y difícil.
Irak anda muy bien encaminado, aunque los atentados terroristas, muy disminuidos, continuarán por mucho tiempo. Pero los progresos son notables. La prueba es la campaña electoral en marcha para las elecciones del 31 de enero en que se renovarán 440 escaños en 14 de las 18 provincias iraquíes. Las candidaturas cubren todo el espectro político y religioso y hay un alto número de mujeres candidatas. El reportaje de Andrea Stone en USA Today de hace pocos días mostraba una participación notable del público, tanto en las ciudades grandes como en las aldeas, en los mítines, encuentros y debates. Un espectáculo que, demás está decirlo, no es nada frecuente en los países árabes. Si no ocurre algo extraordinario, la retirada de las tropas norteamericanas a fines de 2011 debería dejar un país pacificado y un Estado de derecho funcionando.
El problema serio, y que se agrava cada día, es Afganistán. Los talibanes han reconstruido su infraestructura bélica y operan ya en medio país, en tanto que el desprestigio del Gobierno de Karzai aumenta por su ineficacia y la corrupción. Obama ha dicho que fortalecería el empeño militar y espera que los aliados colaboren. Pero, probablemente, lo que hace falta en Afganistán no sea tanto nuevas fuerzas militares como una estrategia eficiente semejante a la que diseñó y ejecutó en Irak el general Petraeus, que ejerce ahora el comando supremo de las Fuerzas Armadas norteamericanas en todo el Oriente Próximo. Los talibanes reciben una ayuda sistemática de Pakistán, donde cuentan con aliados y cómplices en todos los estratos oficiales, sobre todo en los servicios de inteligencia, y utilizan las regiones limítrofes como santuarios, para curar a sus heridos, dar descanso a sus comandos o refugiarse en casos de necesidad. Aunque, en teoría, Pakistán es un aliado de los Estados Unidos, su Gobierno y sus Fuerzas Armadas están infiltrados de islamistas fanáticos. Ese problema ha sido una espina de la que ni Bush ni Clinton pudieron librarse y será también, a menos que encuentre una nueva fórmula para hacerle frente, uno de los desafíos más serios para Obama.
Y el otro, todavía más grave, es Israel. Allí, en ese pequeño territorio que israelíes y palestinos comparten -como lo harían perro y gato- se juega la suerte de todo el Oriente Próximo y acaso del mundo. Estados Unidos es el único país con suficiente influencia sobre ambos adversarios como para inducirlos a una negociación que concluya en lo que, en principio, tanto Israel como los palestinos dicen aceptar: dos Estados independientes y garantías seguras para la supervivencia de Israel. El presidente Clinton estuvo a punto de conseguirlo en Camp David y Taba en 2000-2001 y, en el último momento, fracasó porque Arafat rechazó un acuerdo en el que Israel había hecho concesiones importantes: la devolución de casi el 95% de los territorios ocupados y la instalación del gobierno palestino en la sección oriental de Jerusalén. Aunque, después de la terrible carnicería perpetrada en estos días en Gaza por los bombardeos israelíes, reanudar aquellas negociaciones es más difícil, no hay otro camino. Es obvio -para cualquiera que no sea un obtuso o un fanático- que aquel conflicto no se resolverá jamás por medio del terror y la matanza. ¿Seguirá Obama la tradición de los gobiernos norteamericanos de adhesión incondicional a las políticas de Israel o tendrá el coraje de adoptar una posición más equitativa y neutral, sirviendo de muro de contención a los excesos de los halcones israelíes convencidos de que la única solución aceptable es rendir a los palestinos mediante operaciones de castigo como la de Gaza e imponerles una solución a la fuerza? Es la gran incógnita. El nuevo presidente ha dicho que quiere diálogo y acercamiento con el mundo árabe. La condición para ello es una sola: propiciar una solución negociada entre ambas partes. Si Obama lo consigue, será mucho más fácil -mucho menos difícil- frenar los intentos de Irán de dotarse de un arma nuclear y alentar a los sectores moderados y democráticos del mundo árabe y musulmán a actuar unidos para reprimir la amenaza terrorista del fundamentalismo islámico sobre la región.
Las relaciones de Estados Unidos con los países de la Unión Europea, en los que Obama es todavía más popular que en Norteamérica, mejorarán con el nuevo mandatario y sin duda la colaboración se intensificará tanto en el ámbito económico como diplomático y militar. Esto redundará sin duda en un fortalecimiento de la OTAN.
Con la Rusia de Putin habrá desencuentros y tensiones, sin duda. Pero el nuevo despotismo ruso no significa ni sombra de la amenaza que constituía para el Occidente democrático la Unión Soviética comunista. Sin ideología ni mística alguna, el régimen construido por Putin y sus colegas de la antigua KGB es pura y simplemente una autocracia más o menos corrompida, condenada, a la corta o a la larga, a la descomposición a la que, con suerte, seguirá el renacimiento de una nueva democracia con bases más sólidas que aquella de la que los rusos tuvieron un fugaz y mediocre anticipo cuando el imperio soviético se desplomó.
Las grandes realizaciones del presidente Obama deberían tener lugar en el propio Estados Unidos, donde aberraciones como las de Abu Ghraib y Guantánamo deberían desaparecer. Su elección ha sido un logro extraordinario y una verdadera emulsión para las minorías raciales del país, no sólo la de origen africano, también la hispánica y la asiática. Pero hacen falta reformas audaces que abran las puertas a esas minorías a una real igualdad de oportunidades, que, mejorando la educación pública y los sistemas de salud, les permita competir en los mercados sin desventajas con los sectores favorecidos. Y que reconozcan a los inmigrantes la función indispensable que juegan en la economía nacional y eliminen las disposiciones que todavía mantienen a muchos en la marginalidad.
Este ha sido un tema constante de su prédica electoral y una de las razones por las que el voto de los hispanics, que le era reacio al principio, se volvió decisivamente a su favor.
América Latina es acaso la región del mundo que le es menos familiar al presidente Obama. Pero se ha comprometido a corregir ese vacío de su formación y ha dado una muestra de su buena voluntad reuniéndose antes que con ningún otro mandatario, con el presidente de México. Ahora, la política de Obama hacia América Latina debería ser la que, felizmente, vienen siguiendo más o menos los últimos gobiernos: apoyo y colaboración con las democracias y rechazo de las dictaduras, de cualquier índole. Y en el campo económico resistir los llamados al “nacionalismo económico” de los sindicatos reaccionarios de Estados Unidos, desconsiderar su oposición a los tratados de Libre Comercio y alinearse abiertamente con quienes propician la apertura de mercados iberoamericanos.
Suerte y éxito, presidente Obama.