24 jul. 2014

Detención de José Trinidad Martínez Pasalagua,

La PGR informó que derivado del trabajo de investigación, el agente del Ministerio Público de la Federación, cumplimentó la orden de aprehensión contra José Trinidad Martínez Pasalagua, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de Delincuencia organizada en la hipótesis contra la salud, previsto en la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.
 El Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio, explicó que elementos de la AIC, detuvieron a Martínez Pasalagua en la ciudad de Morelia, Michoacán, quien presuntamente formaba parte del grupo criminal que operaba en esa entidad y se ingresó al Centro Federal de Readaptación Social Número UNO "Altiplano" de Almoloya de Juárez.
 Acompañado del Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, Rodrigo Archundia Barrientos y del Titular de la Policía Federal Ministerial, Vidal Díaz-Leal, indicó que el 22 de julio se cumplimentó la orden de aprehensión librada por un Juez de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales del Estado de México.

Obama presionado por los republicanos

El presidente de EU,  Barack Obama, analiza la posibilidad de desplegar a elementos de la Guardia Nacional a la frontera con México ante el incremento de migrantes en la zona, principalmente niños no acompañados, como lo planteó el gobernador de Texas, Rick Perry.
De acuerdo con fuente de la Casa Blanca, envió un equipo a Texas, integrado por integrantes de los departamentos de Defensa y de Seguridad Nacional, para evaluar la situación y determinar si es necesario reforzar la zona, y ayudar a la patrulla fronteriza ante la llegada masiva de indocumentados.
Finalmente, el secretario de Defensa, Charles Hagel, será el que determinará si es necesario enviar a las tropas a la zona, y en caso de que así lo considere presentará una solicitud de asistencia para el despliegue militar.
En tanto, el partido republicano indicó que si el mandatario refuerza la frontera con México con la Guardia Nacional y se modifica la Ley de 2008, aprobarán el fondo de 3 mil 700 millones de dólares para atender la crisis humanitaria.

Policías admiten que dispararon


Policías admiten que dispararon

Aceptan que actuaron de manera enérgica contra manifestantes de Chalchihuapan, donde falleció un niño por balas de goma, porque así se los ordenaron sus mandos
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Elementos de la Policía Estatal de Puebla reconocieron que en el desalojo de manifestantes de Chalchihuapan, Puebla, del pasado miércoles 9 de julio, dispararon contra los pobladores del lugar con cartuchos de gas lacrimógeno caducos, los cuales se convirtieron en proyectiles al punto de herir a los manifestantes, tras no poder estallar.
Los policías narraron que ese día sus superiores les dieron la orden de utilizar ese tipo de municiones, pese a que algunos elementos de los cuerpos de seguridad advirtieron que ya estaban caducas.
Los policías dijeron haber recibido instrucciones de sus mandos superiores para actuar de manera enérgica en contra de los manifestantes.
En un escrito entregado a la redacción del diario Intolerancia, el grupo de policías que participó en el desalojo confirma lo dicho por los pobladores de Chalchihuapan, “que en el operativo participó un helicóptero, desde donde se lanzaron esos cartuchos de gas lacrimógeno”.
“Además participaron el secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas; la subsecretaria Ofelia Flores Ramos; el director de Operaciones Policiacas, Wilibaldo Ramón Díaz Castillo; Yair Bibiano Sánchez, coordinador de despliegue territorial; el director de grupos especiales, subdirector operativo e inspector Guillermo Palma Salazar; el subdirector de planeación, Óscar López Sánchez, y los coordinadores de la tercera y cuarta región”.
La orden de disparar con “todo” provino de la Dirección de Operaciones Policiales, apunta el texto.
Según las declaraciones hechas, cuando el inspector Guillermo Palma Salazar exigió sacar del depósito de armas “todo el gas con que se contara”, se le explicó que en el lugar había granadas y proyectiles caducados, pero el funcionario estatal insistió con “sacar todo”.
Por su parte, el portal digital e-consulta presentó el acta de defunción del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, en el que se asienta como causal de su muerte el golpe que recibió en la cabeza, pero no el paro cardiorrespiratorio irreversible que oficialmente dio a conocer el gobierno del estado la tarde del sábado 19.
Según el Formato de Defunción del Juzgado Primero de lo Civil, el deceso del menor obedeció a tres causas: Hematoma subdural parieto temporal occipital izquierdo; hemorragia subaracnoidea, edema cerebral y fractura de cráneo secundario a traumatismo cráneo encefálico.
“En ninguna parte del certificado de defunción 140625077 firmado por el médico Nahu Juárez Meza, del Servicio Médico Forense (Semefo) del Poder Judicial del estado, se consigna que el menor de Chalchihuapan falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio irreversible”, precisa e-consulta.
Los abogados que llevan el caso señalaron que Elia Tamayo, madre del niño, podría demandar la exhumación del cuerpo y que se practique una nueva autopsia, debido a que persisten dudas sobre si el gobierno tomó la determinación, de manera unilateral, de desconectar a José Luis, pese a que la mujer había tramitado un amparo para evitar que eso se hiciera.
cnbd

Policías admiten que dispararon


Policías admiten que dispararon

Aceptan que actuaron de manera enérgica contra manifestantes de Chalchihuapan, donde falleció un niño por balas de goma, porque así se los ordenaron sus mandos
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías
Manifestantes de Chalchihuapan contra policías (Tomada de la web)
Elementos de la Policía Estatal de Puebla reconocieron que en el desalojo de manifestantes de Chalchihuapan, Puebla, del pasado miércoles 9 de julio, dispararon contra los pobladores del lugar con cartuchos de gas lacrimógeno caducos, los cuales se convirtieron en proyectiles al punto de herir a los manifestantes, tras no poder estallar.
Los policías narraron que ese día sus superiores les dieron la orden de utilizar ese tipo de municiones, pese a que algunos elementos de los cuerpos de seguridad advirtieron que ya estaban caducas.
Los policías dijeron haber recibido instrucciones de sus mandos superiores para actuar de manera enérgica en contra de los manifestantes.
En un escrito entregado a la redacción del diario Intolerancia, el grupo de policías que participó en el desalojo confirma lo dicho por los pobladores de Chalchihuapan, “que en el operativo participó un helicóptero, desde donde se lanzaron esos cartuchos de gas lacrimógeno”.
“Además participaron el secretario de Seguridad Pública, Facundo Rosas; la subsecretaria Ofelia Flores Ramos; el director de Operaciones Policiacas, Wilibaldo Ramón Díaz Castillo; Yair Bibiano Sánchez, coordinador de despliegue territorial; el director de grupos especiales, subdirector operativo e inspector Guillermo Palma Salazar; el subdirector de planeación, Óscar López Sánchez, y los coordinadores de la tercera y cuarta región”.
La orden de disparar con “todo” provino de la Dirección de Operaciones Policiales, apunta el texto.
Según las declaraciones hechas, cuando el inspector Guillermo Palma Salazar exigió sacar del depósito de armas “todo el gas con que se contara”, se le explicó que en el lugar había granadas y proyectiles caducados, pero el funcionario estatal insistió con “sacar todo”.
Por su parte, el portal digital e-consulta presentó el acta de defunción del niño José Luis Tehuatlie Tamayo, en el que se asienta como causal de su muerte el golpe que recibió en la cabeza, pero no el paro cardiorrespiratorio irreversible que oficialmente dio a conocer el gobierno del estado la tarde del sábado 19.
Según el Formato de Defunción del Juzgado Primero de lo Civil, el deceso del menor obedeció a tres causas: Hematoma subdural parieto temporal occipital izquierdo; hemorragia subaracnoidea, edema cerebral y fractura de cráneo secundario a traumatismo cráneo encefálico.
“En ninguna parte del certificado de defunción 140625077 firmado por el médico Nahu Juárez Meza, del Servicio Médico Forense (Semefo) del Poder Judicial del estado, se consigna que el menor de Chalchihuapan falleció como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio irreversible”, precisa e-consulta.
Los abogados que llevan el caso señalaron que Elia Tamayo, madre del niño, podría demandar la exhumación del cuerpo y que se practique una nueva autopsia, debido a que persisten dudas sobre si el gobierno tomó la determinación, de manera unilateral, de desconectar a José Luis, pese a que la mujer había tramitado un amparo para evitar que eso se hiciera.
cnbd