5 abr. 2012

El fin del Mercader de la muerte...Viktor Bout/

El fin del Mercader de la muerte/
 El ruso Viktor Bout ha sido condenado este jueves a 25 años por un juez neoyorquino
Andrea Rizzi
El País, Madrid 5 ABR 2012

Foto de Viktor Bout, a la entrada de tribunal en Bangkok, en 2010. / DAMIR SAGOLJ (REUTERS)
El tráfico internacional de armas se parece mucho a un perverso y capilar sistema circulatorio que lleva a regímenes paria, guerrillas, grupos terroristas y bandas criminales de cualquier rincón del planeta la sangre que necesitan para subsistir: armamento y municiones.
Hasta que, en marzo de 2008, agentes estadounidenses camuflados de milicianos de las FARC le tendieran una trampa en un hotel de Bangkok, Viktor Bout fue considerado una arteria de ese sistema. Sus operaciones le granjearon en el año 2000 el apodo de Mercader de la muerte, acuñado por el entonces secretario de Estado para África del Reino Unido, Peter Hain. Un

Mujeres en tiempos oscuros

Mujeres en tiempos oscuros/ Antonio Hernández-Gil, decano del Colegio de Abogados de Madrid.
Publicado en ABC , 1 de abril de 2012
Incluso en los tiempos más oscuros tenemos derecho a esperar alguna iluminación y a que esa iluminación venga menos de teorías y conceptos que de la incierta, parpadeante y a menudo débil luz que algunos hombres y mujeres, en sus vidas y en sus obras, prenderán bajo casi todas las circunstancias y derramarán sobre el lapso de tiempo que estén en la Tierra». Hannah Arendt tomaba de Bertold Brecht la expresión tiempos oscuros para extenderla a todas las épocas de crisis en que la esfera de lo público se ensombrece y el mundo se vuelve tan turbio que la gente deja de preguntarse por la política salvo en lo que atañe a sus intereses vitales y su libertad

"Las dos grandes mentiras de Alberto Athié". Angel Flores

Sobre el Caso Marcial Maciel
Las dos grandes mentiras de Alberto Athié/P. Mario Ángel Flores Ramos
Publicado por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME),
http://www.siame.mx
Lunes, 02 de abril de 2012 10:00 hrs

Una mentira, aunque se repita una y otra vez, nunca se convertirá en una verdad. El obispo Carlos Talavera Ramírez, que fue primero obispo auxiliar de la Ciudad de México y por muchos años obispo de Coatzacoalcos, fue un sacerdote ejemplar, muy apreciado por el clero de la ciudad de México, muy apostólico y comprometido con muchos laicos y movimientos eclesiales. Impulsó lo mismo el Movimiento de la Renovación Carismática, como la difusión de la doctrina social de la Iglesia. Un hombre de una gran espiritualidad y entrega, quien finalmente murió en el año 2006.
Fue precisamente el obispo don Carlos Talaveraquien se hizo portador de una carta de Alberto Athié a las oficinas del entonces cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, en Roma, a través de la cual se pedía una investigación sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, el tristemente célebre Marcial Maciel. “Nunca me entrevisté con el cardenal Ratzinger”, dijo en una reunión pública y lo repitió en varias ocasiones más, “menos aún puedo afirmar si leyó la carta y qué fue lo que habría dicho en caso de leerla”. Con la gravedad de su voz y profundamente indignado llegó a afirmar que era una mentira lo que se comenzó a difundir por parte de aquel a quien él había estimado y ayudado en muchos momentos de la vida, Alberto Athié. “Simplemente dejé la carta en la recepción de la Congregación para la Doctrina de la Fe”.
Con un falso testimonio que provocó un profundo sentimiento de tristeza en Mons. Carlos Talavera,quien murió poco tiempo después, Alberto Athié ha pasado varios años contaminando, con su mentira, a muchos que le rodean de buena voluntad. Ha dicho, una y otra vez, que el cardenal Ratzinger se había opuesto a indagar sobre Maciel diciendo, como literalmente repite su mentira, “es una persona muy querida por el Papa Juan Pablo II y ha hecho mucho bien a la Iglesia”. Tan falsa es su afirmación, que fue precisamente el cardenal Ratzinger quien promovió una investigación a fondo sobre Maciel, a través de funcionarios de la Congregación que se trasladaron a México y se entrevistaron personalmente con los afectados en el lejano 2004, de tal manera que al ser elegido como sucesor de Pedro,
Benedicto XVI fue quien tomó las decisiones inmediatas y fulminantes para desenmascarar al P. Maciel y retirarlo del ejercicio del ministerio, para que se dedicara a una vida privada en penitencia y oración, “por la salvación de su alma”, hecho conocido por todos. El Papa lo definió públicamente como “un falso profeta”. Son muchas las acciones que el Papa Benedicto XVI ha tomado con responsabilidad y autoridad para revisar toda la estructura de los Legionarios de Cristo, en quienes ha reconocido laicos admirables y sacerdotes virtuosos, verdadero tesoro de esta comunidad religiosa, que, sin duda, deberá reformar próximamente sus carismas fundacionales y sus constituciones.
Una mentira se une a otra. Como compañeros y amigos en la formación y en el ministerio, sentimos la decisión “unilateral” de Alberto Athié de renunciar al sacerdocio, indignado por la situación alrededor de Maciel. Nadie niega la gravedad de los hechos en torno a este oscuro personaje, vergüenza para la Iglesia de nuestro tiempo. Pero poco después de su renuncia publicitada a los cuatro vientos, nos enteramos del verdadero motivo por el que Alberto dejaba el sacerdocio… Bien haría en hablar claramente sobre esta segunda mentira y vivir tranquilo en su conciencia, sin tantos odios. Sólo a él le corresponde hablar con la verdad sobre su vida personal.
Hay muchos errores y omisiones en torno a tantos casos dentro de la Iglesia, pero hay muchos esfuerzos por corregir, mejorar y superar. Quien más claridad y orden ha puesto en este terreno es precisamente el Papa Benedicto XVI, quien ha llorado con las víctimas de los pecados de los malos sacerdotes, dando un ejemplo incluso a los obispos mexicanos y de todo el mundo. ¿Por qué no lo ha hecho en México?, se preguntan muchos, ¿Y cómo podría hacerlo en un ambiente tan enrarecido por tantos que se sienten jueces implacables y agresivos en los medios de comunicación?, nos preguntamos otros.
Sin duda, la tristeza que acompañó hasta la muerte al entrañable monseñor Talavera, nos envuelve también a muchos porque no son las víctimas lo que preocupa en medio de este torbellino, sino el escándalo que también produce dividendo
**
Desenmascara a exsacerdote Athié en sus mentiras sobre Benedicto XVI
MÉXICO DF, 05 Abr. 12 / 01:05 am (ACI/EWTN Noticias).- El P. Mario Ángeles Flores Ramos, de la Arquidiócesis de México, desmintió diversas acusaciones reiteradas por varios años por el exsacerdote Alberto Athié, quien miente descaradamente sobre la posición del Papa Benedicto XVI sobre el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel.
En un artículo publicado en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), titulado "Las dos grandes mentiras de Alberto Athié", el P. Flores Ramos señaló que Athié Gallo miente cuando afirma que el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Cardenal Joseph Ratzinger, no quiso investigar a Maciel.
Concretamente, el sacerdote explica que es falsa la afirmación, que Athié atribuye al Cardenal Ratzinger, sobre que Maciel no podía ser procesado porque "es una persona muy querida por el Papa Juan Pablo II y ha hecho mucho bien a la Iglesia".
 El P. Ramos precisa que esta es una "falsa investigación porque fue precisamente el Cardenal Ratzinger" quien ordenó investigar a Maciel.
 El P. Flores Ramos recordó que el fallecido Obispo de Coatzacoalcos, Mons. Carlos Talavera Ramírez, que llevó una carta de Athié con la denuncia contra Maciel a Roma, desmintió en su momento las afirmaciones del ex sacerdote.
 "Nunca me entrevisté con el Cardenal Ratzinger, menos aún puedo afirmar si leyó la carta y qué fue lo que habría dicho en caso de leerla", afirmó Mons. Talavera Ramírez en repetidas ocasiones.
 El P. Ramos también recordó la indignación de Mons. Talavera Ramírez por las mentiras divulgadas por Athié, a quien "había estimado y ayudado en muchos momentos de la vida".
 Para el sacerdote mexicano, "con un falso testimonio que provocó un profundo sentimiento de tristeza en Mons. Carlos Talavera, quien murió poco tiempo después, Alberto Athié ha pasado varios años contaminando, con su mentira, a muchos que le rodean de buena voluntad".
 "Tan falsa es su afirmación, que fue precisamente el cardenal Ratzinger quien promovió una investigación a fondo sobre Maciel, a través de funcionarios de la Congregación que se trasladaron a México y se entrevistaron personalmente con los afectados en el lejano 2004", remarcó.
 El P. Flores Ramos también pidió a Alberto Athié que revele públicamente la verdadera razón de su retiro del sacerdocio, a la que el presbítero calificó como su "segunda mentira".
 El sacerdote mexicano subrayó que tras ser elegido Papa, Benedicto XVI tomó "decisiones inmediatas y fulminantes para desenmascarar al P. Maciel y retirarlo del ejercicio del ministerio".
"El Papa lo definió públicamente como ‘un falso profeta’. Son muchas las acciones que el Papa Benedicto XVI ha tomado con responsabilidad y autoridad para revisar toda la estructura de los Legionarios de Cristo, en quienes ha reconocido laicos admirables y sacerdotes virtuosos, verdadero tesoro de esta comunidad religiosa, que, sin duda, deberá reformar próximamente sus carismas fundacionales y sus constituciones", señaló.

La audiencia papal estuvo centrada en su viaje a México y Cuba

".
 "Este viaje a México y Cuba tuvo el deseado fruto pastoral" Benedicto XVI
Audiencia del papa estuvo centrada en su reciente viaje apostólico
CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 4 abril 2012
Centró su mensaje en el reciente viaje apostólico que lo llevó a México y Cuba.
En la audiencia general de este miércoles, recordó su viaje a México y a Cuba realizado del 23 al 28 de marzo, en el que "no dejé de exhortar a todos a crecer en la alegría de ser cristianos y pertenecer a la Iglesia".

En la Plaza de San Pedro y ante miles de fieles presentes, el Papa dijo en español que en este histórico viaje hizo "una encarecida exhortación a reconocer y tutelar los derechos fundamentales de la persona humana".  "Animé también a confiar en la bondad de Dios, que puede cambiar las situaciones insoportables y oscuras, alentando igualmente a vivir en el empeño concreto de caminar unidos hacia un futuro mejor", agregó.
 En italiano, el Pontífice afirmó que con esta visita quiso "abrazar al entero continente, invitando a todos a vivir juntos en la esperanza y en el compromiso concreto de caminar unidos hacia un futuro mejor".