18 dic. 2016

Donald Trump: ¡Se enloqueció del todo!

Revista Semana, ESTADOS UNIDOS | 2016-12-17
Donald Trump: ¡Se enloqueció del todo!
El nuevo presidente de los Estados Unidos ha nombrado en su equipo de gobierno a figuras que oscilan entre la falta de preparación, los conflictos de interés y el deseo de destruir las agencias que van a dirigir. 
Radiografía.

Tres negacionistas del cambio climático. Seis grandes donantes de su campaña. Cuatro generales. Dos ejecutivos de Wall Street. Varios empresarios vinculados a la extracción petrolera. Un productor de Hollywood. Y un neurocirujano. Los 20 políticos que Trump ha elegido hasta la fecha provienen de campos muy diferentes. Sin embargo, la mayoría son primíparos en los cargos que van a ocupar, como la nueva embajadora ante Naciones Unidas, la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley. Otros tienen un carrera dedicada a torpedear las agencias que van a dirigir. Algunos más son republicanos de vieja data, como el futuro jefe de Gabinete, Reince Priebus, la secretaria de Transporte, Elaine Chao, o el consejero de la Casa Blanca, Donald McGahn. Sin embargo, todos coinciden en sus orígenes ultraconservadores, en su deseo de debilitar al gobierno federal y, sobre todo, en su objetivo de desmantelar el legado de Barack Obama. Estos son los más importantes y controversiales.

Renuncian” a diplomática defensora de Moreira

Revista Proceso # 2094, a 18 de diciembre de 2016.
Renuncian” a diplomática defensora de Moreira/
ALEJANDRO GUTIÉRREZ
MADRID.- El miércoles 14, la titular de la Agregaduría Legal para Europa de la Procuraduría General de la República (PGR), Érica Cervantes Albarrán –quien operó el apoyo del gobierno mexicano a Humberto Moreira cuando estuvo detenido en Madrid–, recibió una orden del nuevo titular de esta dependencia, Raúl Cervantes Andrade: debía presentar su renuncia inmediata.
Las razones para exigirle su salida, que se hará efectiva el sábado 31, parecen ser el procedimiento que se le abrió en el Órgano Interno de Control (OIC) de la PGR por el acoso laboral al que presuntamente sometió a personal bajo su mando (algunos empleados tuvieron que recurrir a terapia psicológica) hasta su deficiente manejo de los asuntos legales bajo su responsabilidad, en particular por sus dificultades para mantener y estrechar los lazos de cooperación con las autoridades españolas, lo que quedó evidenciado en el caso Moreira.
Sin embargo, el procurador Cervantes parece sumarse a sus antecesores, Jesús Murillo Karam y Arely Gómez, a la hora de hacer oídos sordos respecto de la doble nacionalidad de Érica Cervantes, quien es mexicana y española, lo que contraviene la Ley del Servicio Exterior Mexicano, que la obliga a sólo tener la nacionalidad mexicana (Proceso 1988).
En los cuatro años que se mantuvo en el cargo, la funcionaria no inició ningún procedimiento de renuncia de la nacionalidad española.
Operadora del caso Moreira

Narcopiratería en mares mexicanos

Revista Proceso # 2094, a 18 de diciembre de 2016.
Narcopiratería en mares mexicanos/
PATRICIA DÁVILA
Una de las vías que usa el narcotráfico para llevar su mercancía a Estados Unidos es la marítima. Grandes embarcaciones con cargas ilícitas navegan por los litorales mexicanos, área de trabajo de los pescadores, muchos de los cuales, obligados por las circunstancias, abastecen de víveres y combustibles esas narconaves. Si acaso los trabajadores del mar no quisieran involucrarse con los cárteles, aún tienen que enfrentar otro riesgo que empieza a tomar auge: la piratería. Se trata de “pescadores” que lo único que pescan son paquetes de droga arrojados desde aeronaves y que asaltan lanchas pesqueras.

Los grupos de la delincuencia organizada se apoderan del mar: ahora reclutan pescadores, a quienes alejan de la pesca para convertirlos en “abastecedores” de alimentos y combustible de las embarcaciones que, cargadas de droga, cruzan las aguas mexicanas hacia Estados Unidos.
Otra actividad que tiene abatidas a las personas que aún se dedican a la pesca es la de los “piratas”, aquellos que simulan ser pescadores cuando en realidad se dedican a recoger los contenedores de droga –cargamentos destinados al mercado nacional– tirados al mar desde el aire. Estos piratas además asaltan a los pescadores, roban su pesca y los despojan de los motores de las pequeñas embarcaciones.
Esto ocurre “en complicidad” con los inspectores de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), asegura el panista Ernesto Ruffo, presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Senadores.

Y en San Lázaro, las truculencias del PRI/

Revista Proceso # 2094, a 18 de diciembre de 2016.
Y en San Lázaro, las truculencias del PRI/
JESUSA CERVANTES
Pese a tener mayoría en la Cámara de Diputados, el PRI se está viendo en aprietos para aprobar la Ley de Seguridad Interna, con la cual quiere quedar bien con el presidente y, de la misma manera, con el titular de la Sedena. La oposición razonada y argumentada de Morena, MC, PRD e incluso de unos cuantos priistas obligó al tricolor a sacarse de la manga sus viejos trucos: albazos, imposición de agenda, engaños y trueques de última hora con el panismo. Aun así, esa ley tendrá que esperar al próximo periodo de sesiones.

La exigencia del secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos, de que se legalicen las operaciones militares contra el crimen organizado, puso en aprietos a la Cámara de Diputados:
La llevó a trabajar de última hora en dictámenes impuestos por el PRI y sus aliados, a que éste reculara ante su división interna e intentara albazos que permitieran suspender las garantías individuales, a sacar del cajón el mando mixto policial y finalmente a que el tricolor estableciera un trueque legislativo con el PAN, mismo que se verá reflejado en el periodo de sesiones de febrero próximo, cuando se espera tener la Ley de Seguridad Interior, la reglamentaria del Artículo 29 Constitucional y las normas contra la trata y la tortura.
Consecuencia de la guerra contra el narco, Enrique Peña Nieto se vio obligado a “presionar” desde la Secretaría de Gobernación la creación o modificación de cinco leyes que tienen como fin último dar soporte a la de Seguridad Interna. Contrarias entre sí en algunos casos, la premura evidenció “la simulación” del gobierno de Peña Nieto.

Un golpe silencioso

Revista Proceso # 2094, a 18 de diciembre de 2016.
Un golpe silencioso/
JORGE CARRASCO ARAIZAGA
Hace una década, y por un acto irreflexivo, Felipe Calderón sacó al Ejército a las calles para que emprendiera una tarea que no le correspondía: combatir el crimen organizado. Ahora, el titular de la Secretaría de la Defensa, Salvador Cienfuegos, da un manotazo y exige que la tropa vuelva a los cuarteles, a menos que haya una cobertura legal que legitime ese estado de excepción en el que de hecho viven los mexicanos desde hace una década. Esa legitimación ya se cocina en el Congreso con el único fin de crear una ley que haga constitucional la militarización del país.
El secretario de la Defensa Nacional, el general de división Salvador Cienfuegos Zepeda, calló más de lo que dijo. Detrás de sus fuertes críticas a las autoridades civiles está el proyecto de los mandos militares de intervenir para “restaurar el orden interno” en el país con el aval del presidente de la República.

Las presiones del general secretario para que el Congreso elabore ya una Ley de Seguridad Interior están encaminadas también a buscar una protección retroactiva a los militares comprometidos por violaciones a los derechos humanos y, sobre todo, a responder ante un eventual requerimiento judicial internacional por crímenes de lesa humanidad.
El pasado 27 de octubre el PRI presentó una iniciativa de Ley de Seguridad Interior que propone amplias facultades a los mandos militares en casos de amenazas “a las instituciones y al desarrollo nacional”, sin más contrapeso que el de sus compañeros en el gabinete de seguridad nacional y en la que el Legislativo queda como mero facilitador y sin más información que aquella que los militares le quieran dar.
Con el argumento de la inoperancia de la fuerza civil, la cúpula militar ha cabildeado esa iniciativa con el respaldo del presidente Enrique Peña Nieto y su partido. Con la experiencia del sexenio pasado, cuando una propuesta similar quedó congelada en el Congreso, el alto mando militar salió esta vez a hacer una intensa campaña ante la opinión pública.

Impulsada por Washington, avanza la bota militar

Qué ameritaría? El señor general debería estar ya en el retiro y su Estado Mayor también. Es inaceptable lo que dijo.
Revista Proceso # 2094, a 18 de diciembre de 2016.
Impulsada por Washington, avanza la bota militar/
JENARO VILLAMIL

En el trasfondo del reclamo de los altos mandos militares mexicanos, para que se le dé a las Fuerzas Armadas un marco jurídico a su presencia en las calles, hay algo más que una percepción amenazante. Está el impulso y la presión del Pentágono. Coincide con quienes así lo advierten la voz de Manuel Bartlett, senador de la República, que en su calidad de exsecretario de Gobernación sabe de lo que habla. Interpreta como una “faramalla” el intercambio de expresiones entre representantes del Estado mexicano. De acuerdo con su análisis, compartido en entrevista con Proceso, la militarización del país es un hecho decretado desde Washington. Y va para más…
Es una “faramalla”, un “teatro mal hecho” la secuencia reciente de la declaración del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos; la reacción del presidente Enrique Peña Nieto; la del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y la iniciativa urgente del Congreso para apresurar la Ley de Seguridad Interior, porque “mandan al Ejército a presionar a la opinión pública” y para “continuar con la militarización que forma parte de un proyecto de integración con el Pentágono”, advierte el senador de oposición Manuel Bartlett.
“Tiene dos lecturas este absurdo apoyo de Peña Nieto al general Cienfuegos: por un lado, la debilidad del propio presidente frente a un desafío del secretario de la Defensa y, por otro, la entrega del Estado mexicano al Ejército. Es la militarización de facto que ahora quieren regularizar”, resume en entrevista con Proceso el coordinador de la bancada del PT en el Senado.
Subraya que esta militarización no es un proyecto de los generales mexicanos o del presidente de la República, sino que responde a los intereses geopolíticos de Washington: “Forma parte de la lógica de la ‘integración’ de México a la seguridad interior de Estados Unidos”.

Reacciones al reportaje “Liquidaciones de lujo”


Revista Proceso No. 2094, 18 de diciembre de 2016..
Acerca de “Liquidaciones de lujo”
PALABRA DE LECTOR
De Comunicación Social  de la Secretaría de Turismo
Señor director:

En relación con el reportaje publicado el domingo 11 de diciembre en el número 2093 del semanario que usted dirige, cuya portada titula “Liquidaciones de lujo” y que en la página ocho señala que Enrique de la Madrid Cordero “se liquidó con 468 mil pesos” cuando dejó el Banco Nacional de Comercio Exterior, con la finalidad de que sus lectores estén debidamente informados me permito aclarar lo siguiente:
moreEnrique de la Madrid no recibió liquidación alguna de parte de Bancomext, institución de la que fue director general del 1 de diciembre de 2012 al 26 de agosto de 2015, fecha en que fue designado secretario de Turismo.
Cabe recordar que conforme a la Ley Federal de Trabajo la liquidación es una indemnización que se otorga en caso de despido, lo cual evidentemente no es el caso.