20 may. 2009

"El Grupo" reacciones

Coparmex Nayarit: El Grupo no genera ingobernabilidad
Milenio Diario, /20/05/2009;
“Es respetable la creación de estos grupos”, asegura su dirigente
Descartan patrones de Nuevo León que una agrupación similar opere en la entidad. Exige Concamin que el gobierno asuma su responsabilidad y frene estas acciones.
La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Nayarit avaló la existencia del grupo de parapolicías dedicado a perseguir, interrogar y ejecutar secuestradores, ante la falta de respuesta de las autoridades federales para combatir el crimen organizado.
Es respetable la creación de esos grupos; no creo que una organización paralela a las corporaciones policiacas genere ingobernabilidad en el país. Por el contrario, es justificable por la situación de inseguridad, pero no aprobamos hacer justicia por mano propia”, señaló el presidente de la organización en la entidad, Eduardo Ruelas Gutiérrez.
“Aunque las autoridades no han dado los resultados que esperamos en el combate a la delincuencia, estos grupos no pueden suplir a las policías; seguiremos apoyando al gobierno federal y a los empresarios del país”, señaló.
El dirigente desechó que en Nayarit operen esos grupos. “No solamente en la entidad, en todo el país debemos evitar que sigan creándose grupos paralelos de policías, pero debemos exigir a la autoridad mano dura contra el hampa.
“Hemos visto que en cierta manera la respuesta e incapacidad de la autoridad para detener la violencia ha dado lugar a la creación de grupos de parapolicías; sin embargo, tenemos plena confianza para que se garantice la seguridad de la ciudadanía”, dijo.
La Coparmex Nuevo León dijo desconocer que un grupo parapolicial opere en la entidad y confió en que las autoridades preserven el estado de derecho.
“No conozco nada de ese movimiento. En Coparmex no tenemos conocimiento de la existencia de un grupo de ese tipo en el estado”, señaló José Mario Garza Benavides, director del organismo.
“No queremos pensar que nuestras instituciones han sido rebasadas”, apuntó.
En tanto, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) afirmó que el gobierno debe asumir su responsabilidad en el combate al crimen y reforzar sus corporaciones para evitar la operación de esos grupos.
“Hay responsabilidades del gobierno que no deben eludirse a la hora de combatir el hampa”, dijo Miguel Marón, presidente del organismo. “El gobierno federal ha trabajado en el combate al crimen, pero no es un tema que se pueda resolver de la noche a la mañana; la petición del sector empresarial es que no bajen el ritmo”, señaló.
- Claves
Son mercenarios”
• El grupo parapoliciaco creado por empresarios y comerciantes para combatir a bandas de secuestradores es “mercenario” y representa un peligro para la sociedad, advirtió Luis Astorga, investigador de la UNAM.
• Sostuvo que de esta agrupación llega a vincularse con los narcotraficantes y los paramilitares “nadie la podrá controlar”. Con esto se comprueba que los mexicanos “no hemos aprendido nada del caso Colombia”, dijo
• El especialista añadió que la existencia del grupo demuestra la debilidad y fallas de las in
stituciones de seguridad.
Nayarit • Salvador Arellano Murillo / Juan Miguel Vélez y Antonio Hernández
***
La aparición del grupo, producto de la corrupción
Milnio, 2009-05-20•M.P.
El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Manlio Fabio Beltrones, aseveró que el Congreso le ha dado al gobierno herramientas suficientes para combatir el crimen y depurar las policías, por lo que el surgimiento de grupos parapoliciacos que combaten a plagiarios no es un problema de legislación.
“El problema lo tenemos en la corrupción policiaca, que es cada día más evidente y por la cual no se está trabajando de manera positiva”, sostuvo el priista.
—¿Se requiere una purga de policías?
—El gobierno ya tiene muchos más instrumentos que cualquier otro para combatir la delincuencia organizada. Esos instrumentos se los hemos dado con responsabilidad en el Congreso.
Beltrones señaló que la fuga de 53 reos del Cereso de Cieneguillas, Zacatecas, habla con claridad de que el problema en México no es la falta de una legislación adecuada, sino de acciones decididas contra el hampa.
Por separado, el presidente de la segunda comisión de la Permanente, Cristian Castaño, afirmó que el grupo parapoliciaco “no cabe en un país democrático con un estado de derecho”. Sostuvo que los tres poderes de la Unión deben garantizar a la la sociedad esquemas mínimos de seguridad.
En tanto, el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera, aseguró que en la Ciudad de México no se tiene detectada la presencia de integrantes de El Grupo.
“Por supuesto nos deslindamos de cualquier tipo de contacto con alguna organización en ese sentido, porque creemos en las instituciones del Estado”, dijo.
México • Angélica Mercado / Con información de David Saúl Vela

Seguridad privada

Empresas de seguridad usan tácticas militares
Reportaje, México • Fernando Damián y Daniel Venegas
Milenio Diario, 05/20/2009;
Emplean a 21 mil 500 elementos, lo que representa 10% del personal del Ejército y 50% de la Policía Federal
Documenta la ONU que dos firmas violan derechos humanos en sus operaciones. SY Coleman vigila inmuebles de Pemex y Global Risk adiestró a policías para torturar.
El legislador perredista José Alfonso Suárez del Real alertó sobre la proliferación de empresas de seguridad privada con perfil militar. Según cifras oficiales, alrededor de 2 mil compañías que operan en México disponen de una fuerza conjunta de 21 mil 525 elementos, lo que representa 10 por ciento del personal del Ejército y 50 por ciento de efectivos de la Policía Federal.
Entre esas corporaciones —conformadas por ex militares— destacan SY Coleman Corporation, que presta servicios de vigilancia aérea en instalaciones de Pemex, y Global Risk Inc., cuyo personal adiestró en prácticas de tortura a la policía municipal de León, Guanajuato, precisó Suárez del Real.
El legislador, integrante de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, se refirió también a la operación de El Grupo, organización parapolicial financiada por empresarios, comerciantes y profesionistas para combatir y castigar el secuestro.
“Consideramos que el Estado mexicano no puede ni debe renunciar al monopolio del uso legítimo de la violencia. Por ello no podemos permitir la proliferación de empresas de seguridad privada ni por ningún motivo consentir la operación de empresas militares privadas”, puntualizó.
Por conducto de su correligionario Humberto Zazueta Aguilar, Suárez del Real presentará un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para pedir a la Secretaría de Relaciones Exteriores información sobre estas compañías.
Hasta un Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas ha documentado la presumible operación de mercenarios en México y solicitó al gobierno de Felipe Calderón un informe sobre las presuntas violaciones a los derechos humanos perpetradas por personal militar de Global Risk Inc. y SY Coleman Corporation.
El organismo —dependiente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU— presentó el pasado 27 de febrero un informe sobre el caso y confirmó que el gobierno mexicano no respondió hasta esa fecha el requerimiento.
Los diputados Suárez del Real y Zazueta Aguilar exigirán a la Secretaría de Relaciones Exteriores responder inmediatamente la petición de Naciones Unidas y remitir copias de esa contestación a las comisiones legislativas involucradas en el tema.
Consultado por este diario, el legislador promovente del punto de acuerdo alertó sobre el grave riesgo de permitir la operación de comandos como El Grupo y de corporaciones con adiestramiento militar en servicios de seguridad privada.
Remarcó que las empresas integradas con personal castrense “sirven a quien paga” y, dada la deficiente y arcaica regulación en la materia, existe la posibilidad de que esos grupos terminen ofreciendo sus servicios a los cárteles de la droga u otras organizaciones del crimen organizado.
Es preciso que la cancillería explique al Grupo de Trabajo de Naciones Unidas el estatuto jurídico de las empresas de seguridad privada registradas en el extranjero, pero que realizan trabajos en territorio mexicano, indicó.
Más aún, dijo Suárez del Real, cuando el Presidente ha promovido entre los hombres de negocios la contratación de empresas privadas de seguridad, “renunciando a cumplir con el estado de derecho y fomentando la conformación de una fuerza armada paralela que únicamente responde a los intereses del dinero”.
Regresa cura secuestrado en Puebla
El lunes por la noche reapareció enfermo y maltrecho el vicario general de la diócesis de Tehuacán, Puebla, Benito Leobardo Arroyo Romero, quien fue secuestrado el domingo a unos metros de la parroquia a su cargo (El Carmen) y por quien se pidió un rescate de 2 millones de pesos.
El estado de salud del sacerdote es “muy delicado”, dijo en entrevista el portavoz de esa jurisdicción católica, José Santos Pérez, quien recibió la noticia de la reaparición de Arroyo ayer por la mañana de voz del obispo de Tehuacán, Rodrigo Aguilar Martínez.
“Me dijo por teléfono que está muy delicado, pero no conozco más detalles”, comentó el vocero eclesiástico, y añadió que Arroyo convalece en su domicilio bajo el cuidado de sus familiares.
Hasta el momento la Procuraduría General de Justicia del Puebla no ha recibido denuncia alguna sobre el plagio del segundo ministro católico más importante de Tehuacán.
Por este motivo no se sabe si fue pagado el rescate que exigían los captores del sacerdote, plagiado por cuatro hombres.
Este es el segundo incidente de este año en el que se ve involucrado un cura. El primero fue el del arzobispo de Durango, Héctor Martínez (Puebla • Jorge Machuca)
***

Obama

Obama, en la maraña de las torturas/Jim Hoagland, columnista de The Washington Post Publicado en EL MUNDO, 20/05/2009;
Los intentos del presidente Obama por impedir la desclasificación de las fotografías de los abusos de presos estadounidenses es un error que se puede enmendar. El presidente actúa de buena fe, comprendiendo los desquiciados tiempos que atraviesa la sociedad en la que vive. Por sí solo eso supone un avance en la Casa Blanca. Los ex aliados de Obama se lanzan a acusarle de hipocresía y cobardía moral por contradecirse en el asunto de las torturas y la transparencia. El premio a la hipérbole instantánea odiosa es para Anthony D. Romero, director de la Unión Americana de Libertades Civiles, que sugería que Obama «está encubriendo no solamente a Bush, sino también a sí mismo».
Ay, letrado. ¿Tiene usted pruebas que avalen una acusación de tan censurable fechoría? ¿O está usted decidido a reducir a la Unión Americana de Libertades, una de las organizaciones vitales de la democracia estadounidense, a un lobby que ejerce su influencia mediante la ampulosidad y la presión de la opinión pública en lugar de los argumentos? No se engañe. Muchos de aquellos que condenan ferozmente a Obama y presionan por la difusión de las al menos 44 instantáneas pretenden hacer más que informar a la opinión pública. También quieren imputar a funcionarios y agentes de la Administración Bush a base de agitar la repulsa de la opinión, incluso si las fotografías no contienen ninguna prueba directa de complicidad a alto nivel en los maltratos o las torturas. Aliados en esta campaña son los disidentes contrarios a la profunda implicación de Obama en Afganistán.
Pero la política de las torturas y el maltrato de los prisioneros es una herramienta difícil de manejar. Amputa a todo aquel que toca, como han descubierto Bush, Obama, Nancy Pelosi y la CIA, entre otros. La claridad moral que deberían aportar las mismas palabras de «torturas» o «abusos» desaparece en cuanto son invocadas para favorecer causas partidistas que -al igual que la propia tortura- dependen de que los fines justifiquen los medios. En cuanto a las contradicciones, Obama está haciendo en la práctica distinciones, y juicios basados en distinciones, a la hora de decidir si solicita a un tribunal de apelaciones que no levante el secreto que pesa sobre las fotografías solicitadas por la Unión de Libertades, hasta desclasificar primero los memorandos «de interrogatorio avanzado» de la Administración Bush para que la opinión pública debata y juzgue. Estas opciones son dos caras de la misma moneda para este presidente, que es consciente de que vivimos en una era digital visual en la que las fotografías y los videos abruman los contextos y las palabras. Su dominio de los símbolos visuales y motivadores le llevó a la victoria el pasado noviembre. No va a renunciar a controlarlos ahora en favor de otros. Obama podría haber calculado mal su efecto, pero su actuación con los memorandos de las torturas y las fotografías de los abusos surgen al mismo tiempo que la sensación de que el país quiere pasar página con respecto a la época de trauma y temor que siguió al 11 de septiembre de 2001.
El Obama candidato prometió «ganar» la «guerra buena» en Afganistán. Era difícil por entonces juzgar si ese lenguaje era simplemente una táctica de campaña o un compromiso sincero. Él sostiene que pensaba en esto último al seguir las peticiones de sus mandos militares de no cooperar en la publicación de imágenes que servirán sobre todo para azuzar emociones mientras 21.000 efectivos estadounidenses adicionales se despliegan en Afganistán. Un máximo jefe del ejército que pone en peligro la integridad de fuerzas estadounidenses no debería hacer menos.
Pero la eliminación integral de imágenes o palabras es mala política, hasta cuando las intenciones son sinceras. La censura siempre despierta una desconfianza mayor y se puede utilizar para proteger a los malhechores. Las fotografías entran en dos categorías: las instantáneas tipo Abú Ghraib tomadas despreocupada y repugnantemente por aquellos que cometen los abusos -no se moleste en preguntar lo que hacen- y las fotografías de las víctimas recogidas por el Gobierno en una investigación. Cualquier fotografía que el Gobierno utilice como prueba en una imputación judicial forma parte de un sumario público que debería ser difundido. Después de todo, algunos de los autores de las instantáneas las difundieron entre amigos de forma digital. El resto debería ser archivado como material de investigación para su posible uso como prueba. No todo lo que hay en los archivos policiales es publicable. Este enfoque debería restar parte del encanto ilícito que tiene este material. Se ha convertido en una especie de pornografía de guerra destinada a segmentos de una audiencia que recurre a la argumentación pseudo-política en busca de placer o estimulación. En último término, la Casa Blanca sabe que tiene escasos argumentos para defender la censura.

¿Reprobación política del Papa'

¿Reprobación política del Papa?/ Juan José Tamayo, teólogo
Publicado en EL PERIÓDICO, 20/05/2009;
El Parlamento belga solicitó al Gobierno de su país que condenara las declaraciones del Papa contra los preservativos como remedio para combatir la pandemia del sida en África y que elevara una protesta oficial ante la Santa Sede por tan graves declaraciones de una personalidad tan influyente en el terreno religioso y moral. Una abrumadora mayoría de parlamentarios aprobaron la protesta, que el embajador de Bélgica envió al Vaticano. La reacción de la jerarquía católica belga no fue inculpatoria del Papa, pero tampoco exculpatoria. El arzobispo de Bruselas, Godfried Daneels, una de las personalidades más respetadas del catolicismo actual por su actitud reformista frente al integrismo reinante, ha cuestionado en repetidas ocasiones la doctrina oficial del Vaticano contra el preservativo. Ante la iniciativa de los parlamentarios de su país ha hecho dos aseveraciones: que el Papa podía haberse ahorrado unas declaraciones tan polémicas y que el uso del preservativo puede ser lícito cuando hay peligro de relaciones que pueden conducir a la muerte. Ejemplo, el caso de contagio del sida.

Muy otra ha sido la reacción de la jerarquía católica española ante la admisión a trámite de la Mesa del Congreso de una proposición no de ley de IU-ICV que reprueba al papa Benedicto XVI por sus declaraciones durante el viaje a África. Los altos dignatarios eclesiásticos no han podido contener su indignación ante tamaña iniciativa, que han condenado con agrias y descontroladas expresiones. El presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Rouco Varela, la ha considerado incomprensible. El vicepresidente y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, ha acusado al poder legislativo de perseguir la libertad de expresión del Papa. El presidente de la Congregación para los sacramentos y arzobispo-primado de Toledo en funciones, cardenal Cañizares, ha calificado la medida de «ataque e ignominia hacia un hombre de Dios» y cree que es «una ofensa a España». Las declaraciones más extremas y desmesuradas han salido de la pluma del arzobispo de Sevilla, el franciscano cardenal Carlos Amigo, quien ha definido a IU-ICV como «una minoría de cuarto y mitad» que hace el ridículo en aras de una libertad que niega a los demás; ha acusado a la coalición de ser una «nueva inquisición fundamentalmente laica, y agnóstica y malhumorada», y de «rancio anticlericalismo para celebrar su particular fundamentalista auto de fe». El dedo acusador del cardenal de Sevilla, reencarnación del inquisidor de Los hermanos Karamazov, de Dostoievski, ha señalado al Parlamento, que, a su juicio, está a punto de convertirse en una especie de «ejército de salvación».
(La prudencia no ha sido en este caso la virtud practicada por los dirigentes eclesiásticos. Ni siquiera en sus polémicas con el Gobierno socialista a propósito de las leyes del divorcio exprés o del matrimonio homosexual habíamos oído un lenguaje tan montaraz, beligerante y nacionalcatólico, que refleja una falta de respeto por las reglas del juego democrático y por el Parlamento como expresión genuina de la voluntad popular).

Dando por descontado el derecho del Parlamento a reprobar a determinadas personas por conductas y declaraciones que considera lesivas, el problema no radica en cuestionar la libertad de expresión del Papa, que ejerce sin cortapisa alguna, sino en su impunidad cuando hace declaraciones contrarias a la dignidad de la persona y los derechos humanos. En esos casos, los poderes públicos están en su derecho a expresar su reprobación e incluso a establecer sanciones.
La jerarquía católica acostumbra a calificar el aborto de asesinato y de acto terrorista y a llamar asesinas y terroristas a las mujeres que abortan, al tiempo que reclama sanciones penales, amén de las canónicas, contra ellas. Y lo hace con total impunidad alegando que es la doctrina oficial de la Iglesia católica en correspondencia con la ley natural (que, al decir de Norberto Bobbio, ni es ley ni es natural). Este tipo de descalificaciones no son tolerables, ya que constituyen un delito, y deben ser reprobadas en y por las instituciones democráticas correspondientes.
La misma jerarquía tiende a considerar la homosexualidad como un desorden objetivo en la estructura de la existencia humana, una desviación del orden natural; el matrimonio homosexual, como contrario a la naturaleza, y a los homosexuales, como personas enfermas, inmorales e incluso perversas. Amén de una muestra de intolerancia, tal modo de hablar es vejatorio para los homosexuales. Como afirma el filósofo Richard Rorthy, fallecido recientemente, «la condena de la homosexualidad llevó a una gran infelicidad humana incesaria».
Más grave y delictiva todavía es la oposición al uso de los preservativos para evitar el contagio del sida, alegando, contra los más elementales principios sanitarios, que lo agrava. Tales afirmaciones, pronunciadas por el Papa, dada su influencia moral en África, el continente más afectado por el sida, pueden contribuir objetivamente a extender la pandemia, y constituyen una apología, al menos indirecta, de la muerte masiva.
Se apruebe o no en sede parlamentaria la iniciativa de IU-ICV, la reprobación ya se ha producido en la opinión pública y en organismos internacionales. A ver si el Papa y los obispos aprenden la lección y no vuelven a hablar con tanta irresponsabilidad de temas que exigen un tratamiento ética y científicamente más riguroso.

El sexo de los curas

El sexo de los clérigos/Tomás Eloy Martínez, escritor y periodista argentino. Acaba de ser galardonado con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo a su trayectoria profesional
Püblicado en EL PAÍS, 20/05/2009;
Ya casi no hay memoria de los tiempos en que la Iglesia Católica sufrió desafíos tan ásperos como los de estos últimos años. Lo que sucede no tiene la profundidad del cisma litúrgico del obispo Marcel Lefebvre ni el fervor revisionista en la interpretación de los Evangelios que desembocó en la Teología de la Liberación, sino las violaciones a una obligación que no es materia de dogma pero sí de continua perturbación: el sexo de los clérigos.
Primero fueron los delitos de pedofilia que en diciembre de 2002 provocaron la renuncia del cardenal de Boston Bernard Law, de quien se sospechó ocultamiento; 450 demandas millonarias por décadas de abusos contra menores dejaron la archidiócesis al borde de la quiebra.
Otra vez ahora el escándalo se desata cuando sale a la luz algo que se trataba de ocultar: la descendencia del ex obispo paraguayo Fernando Lugo, ahora presidente del Paraguay. El obispo de Ciudad del Este, en Alto Paraná, (Paraguay), Rogelio Livieres, dijo que sus pares conocían la información sobre Lugo desde hace tiempo. “No sé por qué se enmascaran los temas de Iglesia y no se ventilan. En nuestra época (…) todo se descubre”, afirmó Livieres. Y encontró una instantánea refutación oficial: “El Consejo Episcopal Permanente lamenta y rechaza las expresiones de monseñor Livieres, quien hace entender que hubo encubrimiento y complicidad de los obispos del Paraguay sobre la conducta moral del entonces miembro del colegiado episcopal monseñor Fernando Lugo”.
Las palabras de Livieres recuerdan a las que el argentino monseñor Jerónimo Podestá, impulsor del Movimiento Latinoamericano de Sacerdotes Casados, escribió en 1990 al entonces presidente del Episcopado Argentino, cardenal Raúl Primatesta: “Veo con pena que en general tengan ustedes una visión bastante alienada y timorata: no saben lo que piensa y siente la gente en el mundo de hoy. La Iglesia es el Pueblo de Dios y ustedes lo saben, pero en el fondo siguen pensando que la Iglesia son ustedes”. Cuando era obispo de Avellaneda en la provincia de Buenos Aires, Argentina, a fines de los 60, Podestá fue una pesadilla para la dictadura del general Juan Carlos Onganía. Reunía a multitudes de hasta un millón de personas para ceremonias religiosas que se transformaban en espontáneas manifestaciones políticas. Para el régimen fue un alivio que anunciara en 1967 la decisión de casarse.
Podestá llamó varias veces a las puertas del Vaticano sin lograr que Pablo VI le levantara la suspensión a divinis. Insistía en recordar que, si bien Jesús optó por el celibato, no lo impuso a sus apóstoles, entre los que había casados y solteros. El ex obispo de Avellaneda predicaba que el celibato es un don, no un mandato divino, y que nada impide sentir la vocación sacerdotal si se está privado de esa gracia. La mayoría de los católicos ignora que los sacerdotes no tenían prohibido el matrimonio durante los primeros 10 siglos de vida cristiana. Además de San Pedro, otros seis papas vivieron en matrimonio y -más llamativo aún- 11 papas fueron hijos de otros papas o miembros de la Iglesia.
En 1073, Gregorio VII impuso el celibato. Uno de sus teólogos, Pedro Damián, dictaminó que el matrimonio de los sacerdotes era herético, porque los distraía del servicio al Señor y contrariaba el ejemplo de Cristo. Si bien la intención del Papa era restaurar la derruida moral del clero y purificar a la feligresía con ejemplos de castidad, decenas de historiadores suponen que la decisión de imponer el celibato fue también un medio para evitar que los bienes de los sacerdotes casados fueran heredados por sus hijos y viudas y no por la Iglesia. En 1123, el Concilio de Letrán decretó la invalidez del matrimonio de los clérigos.
¿Cuál es el sentido de reprimir las expresiones de la sexualidad, no sólo entre los clérigos sino también en la vida diaria? ¿Qué gana la fe católica con eso?
Se teme que el placer distraiga de la oración, de la relación con Dios, pero el menosprecio de la mujer en los seminarios y la contradicción de los impulsos naturales del hombre en realidad no fortalecen los vínculos entre la Iglesia y el pueblo de Dios. Al contrario, el celibato obligatorio suele desanimar algunas vocaciones y provocar defecciones en el clero.
Si bien creía que “la vigente ley del sagrado celibato” debía seguir “unida firmemente al ministerio eclesiástico”, Pablo VI, atento a los clamores de modernización del Concilio Vaticano II, analizó las objeciones en la encíclica Sacerdotalis caelibatus, de 1967. Allí se preguntó: “¿No será ya llegado el momento de abolir el vínculo que en la Iglesia une el sacerdocio con el celibato? ¿No podría ser facultativa esta difícil observancia? ¿No saldría favorecido el ministerio sacerdotal si se facilitara la aproximación ecuménica?”.
Acaso a Dios lo tengan sin cuidado los deslices del ex obispo Lugo, porque su gloria está más allá de lo que establecen los seres humanos. Pero la inflexibilidad de la doctrina deja entre los católicos la pregunta sobre el sentido de normas creadas por la Iglesia hace 10 siglos, que no existían antes y no tendrían por qué existir para siempre. Jesús predicó la humildad, el amor a Dios y a los semejantes. Sus lecciones de vida siguen siendo claras. A veces, en el afán por interpretarlas, los seres humanos las oscurecen.

La licencia de Ricardo Monreal

SESION DE LA COMISION PERMANENTE DEL H. CONGRESO DE LA UNION, CELEBRADA EL MIERCOLES 20 DE MAYO DE 2009.
PRESIDENCIA DEL CIUDADANO SENADORGUSTAVO ENRIQUE MADERO MUÑOZ

-EL C. SENADOR RICARDO MONREAL AVILA: (Desde su escaño) Señor presidente.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Senador Monreal. Sonido en el escaño del senador Monreal.
-EL C. SENADOR RICARDO MONREAL AVILA: (Desde su escaño) Ciudadano presidente, le solicitaría, en forma amable, que en el capítulo de comunicaciones y correspondencia, me permita leer un comunicado a esta Comisión Permanente.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: En su oportunidad, le pediré, desde su curul, que lo exponga (...)
Para iniciar el apartado de comunicaciones de legisladores, y a fin de atender la petición del senador Monreal.
Pase a la tribuna a presentar su comunicación, senador Monreal.
-EL C. SENADOR RICARDO MONREAL AVILA: Gracias, ciudadano presidente. Le agradezco su tolerancia y su apertura, a que no obstante no estar incluido en el orden del día esta comunicación, usted dispuso que lo pudiera presentar. Muchas gracias.
Ciudadanos legisladores, ciudadanas legisladoras: Provengo de Zacatecas, un pueblo digno. Nací en Plateros, Fresnillo. Tengo tres hijos, con mi esposa María de Jesús, Katty, Riki y Mary.
Cumplí 33 años en la política. He sido, en dos ocasiones senador; en dos ocasiones diputados federal; además el más honroso cargo, el de Gobernador de ese extraordinario pueblo, que es Zacatecas.
Han sido varios días, de una andanada mediática, en contra de mi familia y mía. Lo mismo en mi Estado, que en la República mexicana.
He sido y soy un hombre que donde he trabajado no transo ni negocio con los principios en los que creo.
He participado en el PRI, en el PRD y ahora en el PT. Nada me avergüenza de lo que he hecho en mi vida, porque lo hice con convicción.
Conocí a hombres y mujeres de gran valía.
Conocí a hombre y mujeres incorruptibles dentro del PRI y dentro del PRD.
También conocí a simuladores democráticos que se doblegaron ante el poder y cambiaron dádivas por principios y traicionaron su origen social.
Aún cuando estoy acostumbrado a las vicisitudes y adversidades políticas, siempre con la verdad hemos salido adelante mi familia y yo.
Hoy, ante las coincidencias extrañas de las acusaciones provenientes de un sector, no de todos, del PRD, del PAN, incluyendo al secretario de Gobernación y al dirigente del Partido Acción Nacional, no puedo quedarme callado ni mucho menos permitir que los hombres y mujeres de México piensen que todos los políticos somos iguales y que nos ocultamos tras el fuero constitucional para privilegiar la impunidad y la corrupción. No soy de esos y nunca formaré parte de esa mafia.
Por eso y para permitir que sea agilizada la supuesta indagatoria o investigación en mi contra por la Procuraduría General de la República o cualquier otra, sin trabas, dilaciones o protección constitucional, estoy solicitando a esta Honorable Comisión Permanente licencia para retirarme del cargo como senador de la República renunciando de manera personal y voluntaria al fuero constitucional.
Se ha filtrado a fuentes informativas por parte de la Secretaría de Gobernación que en razón de que cuento con fuero no pueden consignar la averiguación y, por tanto, me mantendría en la impunidad.
Normalmente para perfeccionar una averiguación y consignarla, aquí hay varios abogados y lo saben, se requiere de 72 horas. Solicitaré la licencia por tres semanas, 21 días. De tal suerte que este tiempo sea amplio y suficiente para que se integre la supuesta averiguación en mi contra como cualquier ciudadano. Reitero, renunciando voluntariamente a mi fuero constitucional.
Ni a mis hijos ni a mi familia, que aquí están, ni a mis amigos ni a mis paisanos jamás les provocaré una deshonra. Confío e que lo que han afirmado mis acusadores sean capaces de probar ante el órgano de procuración de justicia todo lo que han sostenido.
También confío en la rectitud de jueces del Poder Judicial Federal. Incluso confío en agentes del Ministerio Público Federal. El que nada debe nada teme.
Al término de estos plazos si se consigna la averiguación, me someteré al proceso penal como cualquier ciudadano, renunciando al fuero constitucional de manera permanente. De lo contrario, me reintegraré a mis funciones legislativas.
A partir de ahora, como cualquier ciudadano, me someteré a los requerimientos de la autoridad.
Acudiré permanentemente a la Procuraduría General de la República a ponerme a disposición.
Y también proporcionaré el número de las cuentas de ahorro mío y de mi familia así como los bienes de mi propiedad y de mi familia para que se haga una investigación profunda sobre mi patrimonio.
No tengo ningún desagravio, ningún agravio con nadie. No voy a responderle a nadie.
Con todos tengo respeto y creo que es un momento clave para la República.
Por eso, ciudadano presidente, le dejo por escrito y les agradezco mucho su atención.
Buenas tardes.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Como ha sido solicitado por el senador Ricardo Monreal, esta Presidencia y con fundamento en lo dispuesto en la fracción VIII del artículo 78 constitucional, somete a consideración del Pleno el siguiente punto de acuerdo.
Se concede licencia para separarse de sus funciones como senador de la República a partir del 20 de mayo y hasta el 10 de junio del 2009, al senador Ricardo Monreal Ávila.
Está a discusión.
Senador Francisco Arroyo Vieyra.
-EL C. SENADOR FRANCISCO AGUSTIN ARROYO VIEYRA: Nuestro compañero senador Ricardo Monreal, a quien conozco desde hace muchísimos años y con el que he tenido una relación personal de amistad larga, que incluye nuestras épocas de haber sido ambos alumnos de José Luis Lamadrid, dice algo que me llama poderosamente la atención respecto de los momentos que vive la República.
Este país está sumido, inmerso, en una crisis económica sin precedente: desempleo, conflictos laborales, a los que se suma una emergencia epidémica.
De todos es conocidos también el gravísimo panorama de seguridad pública que los ciudadanos mexicanos enfrentamos.
Estamos también inmersos en un proceso electoral que se enfrenta a un riesgo por demás terrible, el riesgo de la abstención ciudadana en la urna.
La política efectivamente es una actividad degradada y es una actividad que ante los ojos de muchos ha perdido su razón de ser.
El generar armonía, paz social, el que la sociedad se entienda y el que podamos tener un espacio en el que los hombres y las mujeres puedan desarrollarse.
Ojalá y que nadie tenga en mente la tentación de usar la justicia con un fin político.
Nosotros hemos tenido algún caso al respecto. Nuestro candidato a Gobernador en Jalisco, ante el advenimiento de muy buenos augurios por las encuestas, fue objeto de una acusación que una vez pasada la elección mereció la más cálida y secreta de las disculpas.
El uso político de la procuración de justicia es perverso, es indigno para el que lo promueve y es totalmente injusto para el señalado. Vengo a esta tribuna a nombre de mi grupo parlamentario a externarle a Ricardo Monreal nuestra solidaridad humana a él y a su familia, porque entiendo que cualquier ser humano ante el advenimiento de un señalamiento sufre y se angustia, y él está en este supuesto, y por eso merece nuestra solidaridad.
Más allá de si los señalamientos que conocemos por filtraciones sean o no ciertos, eso le corresponderá a la representación social, que debemos recordar que es una institución de buena fe. Ojalá, ojalá que la justicia no sea utilizada con un fin político, porque eso en este país no lo podemos volver a permitir, eso en este país es indigno para el que lo promueve e injusto para quien lo recibe.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Se concede el uso de la tribuna al diputado José Manuel del Río Virgen, del Grupo Parlamentario de Convergencia.
-EL C. DIPUTADO JOSE MANUEL DEL RIO VIRGEN: Gracias, presidente.
Conozco al senador Ricardo Monreal desde hace muchos años, y quiero felicitar la actitud digna de un legislador que no se esconde en el fuero constitucional para enfrentar este tipo de acusaciones que solamente son ajustes de cuentas domésticos en donde se quieren beneficiar los partidos, incluso utilizando la justicia.
Lastima a la sociedad, lastima a la política y lastima más a la familia que por desencuentros, por desavenencias, por las vicisitudes y por las adversidades políticas se tenga que lastimar a una familia digna, como a la de Ricardo Monreal, a su esposa, a sus tres hijos, porque lo que se busca es sacar una ventaja política, eso es todo.
No cabe más que en los hechos y en la claridad del Estado mexicano que cuando intervienen los dirigentes de los partidos políticos para prejuzgar lastiman y descarrilan a la justicia. Los políticos están hechos, estamos hechos de una piel muy dura, pero nuestras familias no, nuestra esposa no, nuestros hijos tampoco. Y no se merece nuestra familia que intervengan personeros de quien sea para lastimar el honor de quienes han construido una familia, un prestigio o un honor, el honor de Ricardo Monreal.
La solidaridad de los integrantes de Convergencia, por la solidaridad de muchos amigos que lo conocemos queda clara; pero el Estado mexicano, la procuración de justicia hoy tiene la obligación de parar tantas acusaciones. Cuando alguien se mueve en algún estado, no importa de qué partido, con la facilidad del mundo lo primero que dicen es: “es narco, es asesino, está coludito, le hacen todo lo imposible porque lastima los intereses de los que gobiernan localmente, estatalmente o federalmente”.
Yo conozco esas historias, las vivimos lo mismo en Morelos, en Quintana Roo, las vivimos también en Coahuila, también las vivimos en Veracruz, y la procuración de justicia tiene rápidamente que hacer un pronunciamiento. Veintiún días, dice el senador Ricardo Monreal, serán suficientes, pero que no se atrevan a descarrilar a la justicia, porque la misma justicia irá en sentido adverso de quien se atreva a descarrilarlo.
De nuestra parte, senador, para usted y para su familia, nuestro reconocimiento por su honradez de pedir licencia, por su honradez de ver de frente a su familia y por su honradez de ver de frente a sus paisanos. Gracias.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Gracias. Se concede el uso de la tribuna al diputado Jesús Humberto Zazueta Aguilar, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.
-EL C. DIPUTADO JESUS HUMBERTO ZAZUETA AGUILAR: Gracias, señor presidente.
Vengo a esta tribuna a hacer uso de la palabra, a título personal, para felicitar al compañero senador Ricardo Monreal por haber solicitado licencia para enfrentar la situación que él expuso en su documento hace unos momentos.
Efectivamente, estas semanas hemos estado enfrentando en la opinión pública una situación que pinta de cuerpo completo a la clase política mexicana y en la cual pues todos nosotros formamos parte. Las declaraciones del Presidente Miguel de la Madrid, el Libro de Carlos Ahumada, el Libro de Madraza Pintado, y hoy que esta situación en la cual se hacen acusaciones en el Estado de Zacatecas al senador Monreal, pues, demuestra el grado de descomposición, de pudrición en que se encuentra la política mexicana.
Y esto es un reflejo también de la situación de molestia de la población, de la ciudadanía, y obviamente lo vamos a padecer en las próximas selecciones con una situación de, un alto porcentaje de abstención. Entonces yo quisiera solidarizarme con el compañero Ricardo Monreal como militante de izquierda, lo conozco en el Partido de la Revolución Democrática, fui miembro del Ejecutivo Nacional cuando lo invitamos a participar como candidato a Gobernador por nuestro partido, y también como compañero militante del Frente Amplio Progresista.
Quisiera felicitarlo por tomar esta determinación y, bueno, yo estoy seguro que saldrá adelante, no tengo ninguna duda; sin embargo, bueno, quisiera expresárselo públicamente. Muchas gracias.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Muchas gracias. Tiene ahora el uso de la tribuna el diputado Carlos Puente Salas, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.
-EL C. DIPUTADO CARLOS PUENTE SALAS: Muchas gracias. Con la venia, senador presidente.
Sólo para venir a manifestar, a nombre de mi grupo parlamentario, que desde nuestro punto de vista la política no se puede judicializar. El que acuse y tenga pruebas que las demuestre.
Quiero hacer en lo personal un reconocimiento al senador Ricardo Monreal, al hombre que en lo personal, reconocerle, señor senador, su actitud y valor para enfrentar esta difícil situación en las condiciones que lo haría cualquier ciudadano, es motivo de un reconocimiento en lo personal.
Y para el Partido Verde, para mi partido, manifestar que está a favor de la justicia, y que ésta se imparta de manera justa, transparente y no sólo se busque, dice impartición en épocas electorales.
Basta, pues, de acusaciones en estos momentos electorales.
Basta de litigar estos asuntos en los medios de comunicación, señores legisladores, que se denuncie, que se demuestre y que se haga justicia, aclarando que ésta sea en el sentido que resulte, se han hecho acusaciones de un lado y del otro.
Es por eso que hoy, le reconocemos, señor Senador, que enfrente este proceso y quien esté acusando, que lo demuestre.
Es cuanto, Presidente.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Muchas gracias, Diputado.
No habiendo más oradores, solicito a la Secretaría, Diputado Mota, tiene el uso de la tribuna.
-EL C. DIPUTADO ADOLFO MOTA HERNANDEZ: Gracias Presidente.
Centrar solamente dos ideas: la primera, el ejemplo que hoy encontramos y que debemos perseguir los legisladores de cualquier partido político cuando el fuero constitucional pareciera ser un obstáculo para que se lleve a cabo una investigación.
osotros celebramos la valentía y el mirar de frente un procedimiento que debe esclarecerse por el bien del país, por el bien de las elecciones que se celebran en este país y de la convivencia entre fuerzas políticas en la Cámara de los Diputados y en la Cámara de los Senadores.
Por eso hoy debemos celebrar una decisión que sienta un precedente también en la política mexicana, liberarse del fuero constitucional para encarar una situación que me lleva a manifestar el segundo punto.
Qué bueno será que esto esté alejado de la época y el momento electoral que vivimos, así lo esperamos todos, no solamente con el Senador, ahora con licencia, el Senador Monreal, sino con todos los actores políticos del país, gobernadores, presidente de la República, senadores, diputados, diputados locales, presidentes municipales.
Esperamos que el ambiente de poco más de un mes en el que se ve inmersa la nación y con la salsa histórica que nos provee de razón al decir que debe desmotivarse, y reiteraría junto con mi compañero senador, cualquier decisión política que tenga un vínculo con el tema de la justicia, para darle certeza a la etapa electoral y darle seguridad a quienes tienen un cargo de elección popular que hoy finamente enaltece el Senador con licencia Ricardo Monreal, separar la parte de la justicia de la política y esperar que ningún gobernador, que ni el Presidente de la República tengan una vinculación en época electoral que demerite el resultado del mismo y desoriente el voto natural, legítimo que los ciudadanos propondrán el próximo 5 de julio.
Así es que concluyo, señor Presidente, diciendo que me parece, no solamente como militante de un partido y miembro de un Grupo Parlamentario, sino como joven mexicano, que la etapa del fuero constitucional, aquel que muchos ciudadanos nos señalan a los políticos como un fuero mal entendidos en el que habrían de refugiarse políticos para no encarar a la justicia, hoy con valentía lo celebramos, decimos que es una decisión correcta y que esperamos que en estos 21 días, las autoridades facultadas para señalar este tema lo hagan bien y pronto, primero para separarlo del escenario político y; segundo, para darle certeza a este país de que las instituciones de impartición de justicia están separadas del tema político.
Es cuanto, señor Presidente.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Muchas gracias Diputado.
Tiene ahora el uso de la palabra el Diputado César Duarte Jáquez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.
-EL C. DIPUTADO CESAR DUARTE JAQUEZ: Gracias, Senador Presidente.
Me parece elemental en este momento en el que nos solidarizamos en una posición digna que el Senador Monreal ha planteado ante la sociedad mexicana, hacer una reflexión: el proceso electoral en el que hoy vivimos, en un ambiente en que la población mexicana lastimada por una profunda crisis económica, por un ambiente de inseguridad que ha venido agudizando la crisis económica, por un problema de salud pública en el que todos estamos inmersos y afectados directamente en la convivencia social, en la participación y económicamente también.
La sociedad lastimada espera en las campañas políticas propuestas, ofertas, para resolver los graves problemas que hoy vive con gran angustia la carestía, el desempleo como efectos de esta crisis, y queremos dejar muy claro que la importancia en que el tema judicial se ventile en los caminos de la justicia, los procesos políticos, electorales, se resuelvan en el terreno del debate, de la propuesta, porque es ser insensible, utilizar a la justicia para empañar una realidad política en que la sociedad reclama respuesta.
Es muy importante que los partidos políticos, y en particular el partido del gobierno, aporte mejores condiciones de convivencia y de tranquilidad en el proceso electoral, certidumbre a la justicia, pero sobre todo respeto al proceso democrático en el que todos participamos.
No olvidemos que este proceso democrático es financiado con los recursos públicos que el pueblo de México con un gran esfuerzo en esta crisis económica aporta.
No olvidemos que la sociedad está en espera de respuestas.
No olvidemos que si estiramos demasiado la liga, que si llegamos a una confrontación mayor no hay márgenes suficientes para que la gobernabilidad y la convivencia social sigan en el país que todos queremos seguir construyendo.
Muchas gracias.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Muchas gracias Diputado.
Tiene ahora el uso de la palabra el Diputado José Luis Lobato, del Grupo Parlamentario de Convergencia.
-EL C. DIPUTADO JOSE LUIS LOBATO CAMPOS: Compañeras y compañeros legisladores, nobleza obliga, reza un viejo principio de la vida en común de los mexicanos e independientemente del afecto y del respecto que en lo personal le guardo al senador Ricardo Monreal, como miembro de la Fracción Parlamentaria de Convergencia de este Senado de la República, tenemos que expresarle nuestra solidaridad con él y con su familia en momento como este, y sobre todo, felicitarle por la hombría de bien de solicitar esta licencia; esperamos únicamente que la procuración y administración de justicia en nuestro país realmente actúe en estricto sentido jurídico.
Ya en el pasado hemos visto cómo hasta osamentas se han sembrado para buscar responsabilidad de alguna persona.
En Convergencia, en lo personal hemos sufrido en la persona de algunos de nuestros integrantes el embate del Poder Público, y hemos tenido que confiar en la administración de justicia federal para poder salir adelante, pero sufrimos el embate de la arbitrariedad durante 17 meses. Esperamos que éste no vaya a ser el caso, esperamos y confiamos, y estaremos atentos a que la procuración de justicia federal o estatal actúen con pleno apego al sentido jurídico, con pleno apego a las normas que rigen la vida en común de los ciudadanos.
Lucharemos y no permitiremos, bajo ninguna condición que se altere o se afecte la marcha del país o la marcha de un Estado por simples rencillas personales, y por simple insania para poder atender asuntos como éste.
Señores y señoras legisladoras: Confiamos plenamente en que estos días serán suficientes para que se agote una investigación, porque las cosas, cuando se quiere, en este país marchan muy rápido, y cuando no hay decisión, tal parece que le vamos echando tiempo al tiempo con la vieja doctrina aquella de Ruiz Cortines, de que: los problemas graves hay que dejarlos que se hagan viejos, y cuando se hagan viejos, que se mueran solos.
Creo, señores, que este es un caso en el que muchos de los senadores de la república debemos estar pendientes para evitar que se le eche tiempo al tiempo, y que no se resuelva de manera rápida y oportuna; será el Poder Judicial el que determine las responsabilidades, en este caso, se cobren a cargo de cada quien, y que cada quien cargue con esta responsabilidad y con la vida como se le haya sido deparada, pero que no permitamos nosotros bajo ningún concepto, que en aras de la justicia se luche por la injusticia, que en aras de pretender una paz y tranquilidad no se agoten las instancias jurídicas que deban corresponder al caso.
Compañeras y compañeros legisladores: Nosotros en la fracción parlamentaria de Convergencia le expresamos al Senador Monreal una vez más nuestro respeto por su decisión de solicitar esta licencia, y someterse a la instancia judicial correspondiente para resolver el problema. Estamos
seguros de que saldrá adelante, y estamos convencidos y esperamos que la procuración de justicia actúe como lo marcan las leyes: con honestidad, con decoro y con decencia, sobre todo. Es cuanto, Presidente, gracias.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Muchas gracias, senador, y para hablar sobre el mismo tema se concede el uso de la tribuna al Senador Ricardo García Cervantes, del grupo Parlamentario del Partido de Acción Nacional.
-EL C. SENADOR RICARDO GARCIA CERVANTES: Con su permiso, señor Presidente. Compañeras y compañeros legisladores: Nuestra condición de adversarios políticos durante muchos años nos ha llevado a un conocimiento personal, y de él se derivan toda la gama de relaciones humanas, de sentimientos; pero en la relación política por supuesto que el respeto y el honor son condiciones sin las cuales no se puede dar una arena en donde esa condición de adversarios no pase a la dimensión de enemigos.
Esto lo digo en un principio por la condición personal de un trato prolongado en el tiempo que nos ha llevado a coincidir y a disentir en nuestras mutuas carreras políticas no sólo con don Ricardo Monreal, sino con muchos de los compañeros que integran este colegio legislativo, esta Comisión Permanente, y las Cámaras del Congreso.
En esa condición personal, pero también a nombre de los grupos parlamentarios de diputados y senadores de Acción Nacional, del Grupo Parlamentario del PAN en esta Comisión Permanente, me permito hacer dos reflexiones en torno a lo que ha planteado el Senador Ricardo Monreal en su solicitud de licencia.
Primero, la salud de la república. El principio republicano por excelencia es: Nadie por encima de la ley. Esa es la esencia de la república. Nadie por encima de la ley. Por lo tanto, no se puede dejar de reconocer, y en su caso también de ponderar la actitud personal de someterse al imperio de la ley al margen de los privilegios del fuero constitucional.
Esa debiera ser la práctica política cotidiana, normal que hoy por excepcional nos llama la atención, debiera ser, y así saludamos el hecho, la condición de todo aquél que en la elevada función y quehacer de la política entiende el principio republicano de no pretender nadie ponerse por encima de la ley, y la ley está orientada a favorecer, entre otros bienes públicos la justicia, y la justicia se sustenta necesariamente en el conocimiento de la verdad y las consecuencias de ésta frente a un marco jurídico.
Si la verdad se conoce, la justicia se posibilita.
La segunda reflexión es, que desgraciadamente la denigración y la maledicencia se han apoderado del clima de la política de nuestro país desde hace muchos años. Y es consustancial a la condición de adversarios las acusaciones, los juicios fáciles; en este caso, más allá de las condiciones ordinarias de una política mal entendida de la difamación y la maledicencia sobre la cual no hay defensa, las acusaciones en el principio jurídico de que quien la formula queda obligado a probarlas, y también bajo el principio de la inocencia hasta que se demuestre la culpabilidad, es de saludarse esta sana práctica política de ponerse en la condición ordinaria y normal al margen de esa perversidad de la política que nos ha acostumbrado a la acusación, a la maledicencia, a la denigración como parte de la competencia política, pero llega a los niveles en los que se debe abrir espacio al conocimiento de la verdad, para que pueda ejercerse la justicia.
En ese sentido, el Grupo Parlamentario de Acción Nacional cree y confía en que a partir del esclarecimiento de todo tipo de hechos, el conocimiento de la verdad y las posibilidades para la justicia será la política la que la que pueda reivindicarse y la que pueda separar del debate cotidiano, de la adversidad política, de la competencia, a los espacios de la honra, del honor, de la verdad y de la justicia.
Que frente a cualquier tipo de acusación, imperen los principios de la República. Nadie por encima de la ley.
Que impere las posibilidades de la nación a partir del ejercicio pleno de un Estado de derecho.
Con ello saludo, a nombre propio y a nombre del Grupo Parlamentario, como práctica política, el deslindarse de un fuero, y nos pronunciamos por el conocimiento de la verdad para el ejercicio de la justicia.
En respeto y en mérito de los considerandos y de las expresiones echas por el Senador Ricardo Monreal, no es el momento, ni de hablar si esta es la crisis económica más grave del país, ni tampoco para hablar de las condiciones del pasado.
Hoy saludamos, simplemente, un gesto, que políticamente es honroso. Ponerse en las condiciones de un ciudadano de la República al servicio de la búsqueda de la verdad para el ejercicio de la justicia. Sea ésta la que sea, y sea ésta a favor o en contra del que sea.
Militar en un partido político tampoco es fuero, ni causa de deslindes.
La justicia, en este caso, se refiere a acciones personales, a responsabilidades personales; y las instituciones estamos al servicio de los ciudadanos y de la República.
Muchas gracias, señor Presidente, y va un saludo personal a su familia y a usted, Don Ricardo. (Aplausos).
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: Solicito a la secretaría consulte a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior punto de acuerdo.
-LA C. SECRETARIA DIPUTADA CARDENAS SANCHEZ: Se consulta a la Asamblea, en votación económica, si es de aprobarse el anterior punto de acuerdo.
-Quienes estén por la afirmativa, favor de levantar la mano.
(La Asamblea asiente)
-Quienes estén por la negativa, favor de levantar la mano.
(La Asamblea no asiente)
-Aprobado, señor Presidente.
-EL C. PRESIDENTE SENADOR MADERO MUÑOZ: En consecuencia, se concede licencia para separarse de sus funciones como Senador de la República, a partir del 20 de mayo y hasta el 10 de junio del 2009, al Senador Ricardo Monreal Avila.
-Pasamos al siguiente asunto.

Crisis zacatecana

Crisis zacatecana /Miguel Ángel Granados Chapa
Reforma, 20 May. 09
Irresponsablemente, Ricardo Monreal ha trasladado la fuga de 53 reos del penal de Cieneguillas a su disputa con la gobernadora Amalia García, de quien señala "presuntas complicidades" de su administración "con la delincuencia organizada"
En una incursión llevada a cabo con precisión militar el sábado 16, muy temprano, un comando armado logró que se evadieran 53 reos del penal de Cieneguillas, de la capital de Zacatecas. Con irresponsabilidad extrema, el senador Ricardo Monreal trasladó esa peligrosa fuga masiva al terreno de su querella con la gobernadora Amalia García al declarar el lunes: "el gobierno de Zacatecas, me atrevo a decir, tiene presuntas complicidades con la delincuencia organizada". Insistió en que ese acontecimiento "es producto de la complicidad del más alto nivel del gobierno de Zacatecas".
Entre los reclusos evadidos el sábado se encontraban dos procesados por narcotráfico aprehendidos en enero pasado por el Ejército en una planta deshidratadora de chiles, propiedad de Cándido Monreal, hermano de Ricardo. En vez de empacar ese producto picante, en ese local se procesaba marihuana, de la que se aseguraron casi 15 toneladas. Otro miembro de la familia, Saúl Monreal, dijo que se había sembrado allí la carga ilícita. Si se realizó esa maniobra, no derivó en perjuicio de esa familia, ninguno de cuyos integrantes ha sido acusado por traficar con ese estupefaciente. Sin embargo, el decomiso fue presentado en un mensaje videograbado y difundido en abril por el gobierno estatal, como símbolo de su actuación "contra la delincuencia, aunque a algunos se les lastime en sus intereses personales".
El aventurado juicio de Monreal contra el gobierno que sucede al encabezado por él mismo se produjo en una conferencia de prensa en que dio a conocer su renuncia al PRD, partido al que ingresó en febrero de 1998, tras comprobar que el PRI, al que pertenecía desde los 15 años según su propio dicho, no lo haría candidato a gobernador. Quien probablemente lo hubiera sido en aquel momento por el PRD, la entonces senadora Amalia García, depuso su interés personal y pactó ella misma con Monreal, e hizo que su partido lo hiciera también, en un acertado cálculo electoral. Monreal fue candidato perredista y ganó la gubernatura. Poco después se afilió a ese partido junto con un numeroso grupo de priistas, cuya incorporación hizo al gobernador un factor de decisión dentro del PRD zacatecano y con influencia en las decisiones nacionales.
En vez de actuar con reciprocidad hacia la diputada García Medina, cuando cinco años después se gestaba su propia sucesión, Monreal pretendió marginarla y hacer candidato al ahora senador Tomás Torres, a la sazón secretario de Gobierno y quien había llegado al PRD apenas en 1998, a diferencia de Amalia, que era una militante de la izquierda desde su juventud y había ya presidido el partido que finalmente la postuló en 2004. La infracción de Monreal a un acuerdo explícito o tácito con la ahora gobernadora fue el primer episodio de una ya larga contienda por la dirección del perredismo zacatecano.
Hace dos años se produjo una nueva escaramuza en esa batalla permanente. Cuando Monreal no consiguió que sus hermanos y allegados fueran candidatos a alcaldes y diputados por el partido del sol azteca, los hizo postular por otros partidos, especialmente el PT. Con esa sigla su hermano David fue elegido presidente municipal de Fresnillo, desde donde pretende alcanzar la gubernatura. Aunque falta mucho para entonces, ya desde ahora se ufana de que será gobernador porque las encuestas lo favorecen. En la disputa por impulsar y frenar candidaturas, Monreal consiguió malquistar a la gobernadora con Andrés Manuel López Obrador, de quien el zacatecano se ha mostrado especialmente ardoroso seguidor. Debe recordarse que la toma de la tribuna senatorial en abril del año pasado fue encabezada por Monreal, que así sentó plaza de radical.
Hace unos meses, en un paso más hacia el PT, Monreal se trasladó a la bancada de ese partido en el Senado, sin dejar de ser
miembro del PRD. De ser vicecoordinador de los senadores perredistas se convirtió en líder del pequeño grupo petista. Su doble militancia concluyó el 10 de mayo, aunque la anunció apenas el 18. Pidió a la dirección nacional perredista ser eliminado del padrón respectivo. Dirigirá además de la fracción del PT en Xicoténcatl a los petistas zacatecanos, aprovechando la coincidencia de que José Narro Céspedes, que la encabezaba, hizo el trayecto contrario al de Monreal, pues caminó del PT al PRD, que lo hizo candidato a diputado.
La querella interna en el PRD, que ahora concluye con la salida de Monreal, tendría relieve sólo dentro de ese partido, tan dañado a menudo por disensiones interiores. Pero ha afectado al desempeño de la gobernadora, que no sólo no ha contado con el apoyo de su partido, sino que ha tenido que lidiar con fuerzas antagónicas dentro del mismo, y ha tenido que enfrentar sobre la marcha los dilemas que la situación nacional le ha planteado. Al mismo tiempo que le es imprescindible el trato con el gobierno federal, ha mantenido distancia del Ejecutivo, como parte de la protesta que los gobernadores perredistas se comprometieron a adoptar tras la postergación de Andrés Manuel López Obrador. Dentro del PRD, la gobernadora García encabeza la corriente denominada Foro Nuevo Sol, aliada al jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, y que formó parte de la coalición Izquierda Unida, que el año pasado apoyó la candidatura de Alejandro Encinas a la presidencia nacional perredista.
Como oscuro telón de fondo de esa disputa interna se halla el deplorable avance de la delincuencia organizada en Zacatecas. Ése es el problema real.
***
Arrecia disputa Monreal-García
El Edil de Fresnillo, David Monreal, hermano del senador con licencia Ricardo Monreal, pidió a la Gobernadora de Zacatecas renunciar
Gerardo Romo
Reforma on line,
Zacatecas, México (20 mayo 2009).- Mientras el Alcalde de Fresnillo, David Monreal, acusó a la Gobernadora de Zacatecas, Amalia García, de incapacidad para conducir la entidad, el Secretario de Desarrollo Regional indicó que la licencia pedida por el senador Ricardo Monreal es una "artimaña mediática".
"Sería un error reducir lo que está pasando en Zacatecas a un conflicto de personalidades, el abandono de Zacatecas ya va por cuatro años, es un asunto de responsabilidad política y administrativa, es un asunto de capacidad gubernamental.
"Esto que ha estado sucediendo es solamente la consecuencia del hartazgo, de lo lastimado que están los ciudadanos, pido que ellos eleven la voz y hablen de lo que está sucediendo, el silencio es cómplice del atraso. Yo no acepto que Zacatecas y los zacatecanos estemos condenados a la mediocridad", expresó en conferencia de prensa el Edil de Fresnillo.
Además, solicitó a la Gobernadora Amalia García que renuncie al cargo o por lo menos pida licencia, debido a la situación de ingobernabilidad que vive la entidad, a causa de la inseguridad y la falta de apoyo para el desarrollo de los municipios.
La Gobernadora tiene muchas razones para renunciar al cargo o por lo menos pedir licencia, entre ello porque no ha podido controlar la inseguridad y por la ingobernabilidad en la que se ha tenido a la entidad", señaló.
El Edil acusó a García Medina de polarizar y dividir a los zacatecanos.
"La Gobernadora ha llevado a la confrontación social a la sociedad zacatecana", aseguró.
David Monreal dijo que desde la Secretaría General de Gobierno se encabeza una guerra, no sólo contra su familia, sino para obstaculizar el desarrollo de Fresnillo.
Después de la conferencia de Monreal, el Gobierno de Zacatecas, a través de Víctor Armas, Secretario de Desarrollo Regional, calificó como estrategia mediática la solicitud de licencia que hizo el senador Ricardo Monreal.
Es una artimaña mediática, pues quienes están siendo investigados por la PGR son sus hermanos Cándido y David Monreal, no él", dijo.
Víctor Armas señaló que la Gobernadora no tiene por qué renunciar al cargo sólo porque David Monreal, hermano del senador con licencia, lo pida.
La Gobernadora no está sujeta a investigación de ninguna autoridad y no tiene por qué pedir licencia ni separarse del cargo", dijo Víctor Armas.
Además negó que desde la Administración estatal exista un bloqueo a Fresnillo y contra el Alcalde Monreal.
"A Fresnillo durante estos cuatro años el Gobierno del Estado le ha invertido para desarrollo aproximadamente mil millones de pesos en diversos proyectos", señaló.
Puntualizó que, sólo en este año, Fresnillo, gracias al Gobierno de Amalia García, pudo disfrutar de una feria digna por la inversión que se hizo en esas instalaciones, además de impulsar obras.

Columna de Enrique Aranda

Columna De naturaleza política/Enrique Aranda
Excélsior, 20 de mayo de 2009;
Busca Germán ligas con el PRD…
Pocos adivinaron que el “guiño” del panista a la mandataria fue una bien diseñada estrategia.
A la mesa en Zacatecas capital, apenas unas horas después de que un comando fuertemente armado había conseguido excarcelar a 53 reos del penal de Cieneguillas, los más de ellos vinculados al cártel del Golfo y Los Zetas, el administrador del PAN, Germán Martínez,buscó a la gobernadora Amalia García para ofrecerle su apoyo en esos difíciles momentos y pedirle mantenerse firme en la lucha contra el crimen organizado.
Luego, en el marco de un mitin político con candidatos a diputados federales del PAN, el rijoso Germán explicitó lo que antes, en privado, habría señalado a la perredista, y le reiteró su petición de no ceder ante la delincuencia, “porque ésta desafía lo mismo a los gobiernos del PRD como a los del PAN” —¿y a los del PRI, no?— y, luego, externar un angustioso: “Amalia, no te rajes, porque el presidente Felipe Calderón no se raja…”
Más de uno entre quienes le acompañaban en el encuentro dominical, el alcalde Cuauhtémoc Calderón entre ellos, tuvieron dificultades para controlar un instintivo gesto de extrañeza ante la obsequiosa posición de quien hoy, más que nadie, busca aprovechar electoralmente la lucha que libra el Estado mexicano, y el gobierno también, ciertamente, contra los cárteles del narcotráfico.
Pocos, sin embargo —
en ese momento al menos—, pudieron adivinar siquiera que el “guiño” de Germán a la mandataria, fue en realidad parte de una bien diseñada estrategia que, en medio de la más estricta confidencialidad, impulsa y ejecuta el primero para tratar de acercarse a algunas figuras emblemáticas del perredismo y acercar a éste, como tal, a posiciones que —de manera general, en los hechos— les permitan “ir juntos (con el blanquiazul) en la próxima elección, en la puja contra el priismo”.
Ya antes, en medio de la disputa por las candidaturas a la LXI Legislatura federal, y cuando la aguerrida Gabriela Cuevas había dejado la delegación Miguel Hidalgo para ir en pos de una curul en San Lázaro, el administrador del “búnker azul de Coyoacán” hizo gala de buenos oficios ante Marcelo Ebrard, para que éste aceptara proponer al hasta entonces diputado local Alfredo Vinalay como sustituto de aquélla… y dejar de lado al “cuevista” Pablo Reyes, con muy pocos afectos en el interior de la administración capitalina y al parecer, también, en cierto panismo nacional y defeño.
Suena; habrá que ver resultados...

Germpán Martínez en conferecnia

Martes 19 de mayo de 2009
VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA CONFERENCIA DE PRENSA QUE OFRECIÓ EL PRESIDENTE NACIONAL DEL PARTIDO ACCIÓN NACIONAL, GERMÁN MARTÍNEZ CÁZARES (GMC):
-Gracias, buenas tardes. Yo quisiera preguntarle sobre esta cuestión de Zacatecas, y la Gobernadora de esa entidad ligados con el narcotráfico. Saber por un lado (inaudible) ¿Cómo va a beneficiar en cuanto a las campañas al PAN esta guerra de los perredistas? Y pregun tarle si con el PRD (inaudible).
GMC: Nosotros apoyamos el esfuerzo del Gobierno de Zacatecas. Animamos a la Gobernadora Amalia García a seguir coordinándose con el Presidente Felipe Calderón, con el Gobierno Federal para combatir a la delincuencia organizada, que es un flagelo, que es un desafío, en todos los estados sin importar el Partido que los gobierna.
Lo mismo desafía la delincuencia organizada a Zacatecas, que lo gobierna el PRD, que al estado de México, que gobierna el PRI, o que a Baja California, que gobierna el PAN.
Queremos que regresen a la cárcel los fugados en Zacatecas, junto con quienes los ayudaron a fugarse, sean del nivel que sean en el Gobierno de Zacatecas.
Nosotros pedimos a la Gobernadora que revise su equipo, que revise su equipo de Gobierno de gobierno y por lo que hace al Senador Monreal, se vería muy bien que el Senador Monreal cooperara con el Gobierno de Zacatecas en lugar de impugnar al Gobierno de Zacatecas. Al Senador Monreal hay que decirle que, quien nada debe nada teme, y se vería muy bien cooperando, en lugar de impugnar, al Gobierno de Zacatecas en esta lucha, en este flagelo que está amenazando a toda la sociedad, que es la delincuencia organizada.
-La oposición está pidiendo la renuncia del Gobernador de Morelos, Marco Adame. Yo quisiera considerar, saber, si considera que debería separarse momentáneamente del cargo hasta que la PGR investigue, realmente, hasta qué punto, hubo una red de protección en Morelos, del “Cartel de los Beltrán Leyva”, como se está manejando en los diarios. Eso sería mi pregunta, mi primera pregunta. La segunda, es, que tiene que ver también con el tema de Zacatecas.
Ricardo Monreal señala, más allá de su acusación a Amalia García de guerra sucia, señala que se ha podido sembrar o él dice que se ha sembrado la droga en la propiedad de sus hermanos.
Sabemos que el Ejército fue el que decomisó en enero esas toneladas de marihuana. Quisiéramos saber si usted daría credibilidad a una acusación de este tipo (...)
GMC: (...) déjeme contestarle lo de Morelos, por favor. Nosotros consideramos que el Gobernador de Morelos actuó y actúa responsablemente. Las medidas que ha tomado, son medidas compartidas y coordinadas con el Gobierno Federal. Estuve hablando el día de hoy con él, le manifesté personalmente nuestra solidaridad y nuestro aprecio.
En cuanto se generaron evidencias, gracias a la eficiente coordinación, a la investigación previa y a la decisión y a la voluntad política del Gobierno de Morelos, se destituyeron de sus cargos y se arraigaron a estos presuntos responsables y se procedió.
Yo creo sinceramente que el Gobernador Adame no cierra los ojos frente a este desafío de la delincuencia en Morelos.
El PAN, por lo tanto, no lo deja solo. Lo respalda y le reconoce al Gobernador Adame su actuación. Y digo más: no es lo mismo el Gobierno panista de Adame, que actúa y protege a los ciudadanos de Morelos, que aquellas épocas del Gobierno de Jorge Carrillo Olea, en 1994-1995, del Gobierno priísta de Carrillo Olea y de su leyenda policiaca priísta, Jesús Miyazawa.
No es lo mismo, pues, anticiparse, se anticipó el Gobernador de Morelos a hechos delictivos que la complicidad, priísta, de Carrillo Olea y de Jesús Miyazawa.
Por supuesto que no nos sumamos a las voces que piden la renuncia ni temporal ni definitiva; para nosotros es ejemplar, ejemplar lo que hizo el Gobernador Adame, en Morelos, y ojalá tenga réplica en Chihuahua, con el gobierno priísta de Chihuahua, con el gobierno priísta de Veracruz, Fidel Herrera o con el Gobierno priísta de Oaxaca.
Ojalá no le regateen coordinación y apoyo a la lucha que tiene acreditada socialmente el Presidente Calderón en el combate a la delincuencia.
Finalmente, por lo que hace a Monreal, no le concedo credibilidad a Monreal. Monreal es un alumno aventajado de López Obrador y ve complot donde simplemente hay delito.

Monreal, opinión de Jorge Fernández

Columna Razones/Jorge Fernández Menéndez
Monreal, narcotráfico, 11 años
Si se trata de una manipulación de esa información habrá que exigir que las pruebas se conviertan en tales, y no en versiones que sirven para descalificar.
Comenzaba el año 1998 y Ricardo Monreal, entonces un duro legislador priista, no sería, como era su aspiración, candidato a gobernador por su partido en Zacatecas. Cuando lo supo, rompió con el PRI y se convirtió en candidato del PRD, con el apoyo de AMLO, entonces presidente del partido, y el rechazo de Amalia García, quien era, en esa época, la candidata natural de la izquierda para el estado. Desde tiempo atrás, pero sobre todo de ese momento en adelante, la relación de Monreal con Amalia quedó rota.
Sin embargo, en esos días de hace 11 años pregunté por qué Monreal no sería candidato del PRI, cuáles eran las causas de fondo. Se me dijo que por una presunta relación de sus hermanos y otros familiares con el narcotráfico. Para reafirmar ese dato, desde los más altos niveles del gobierno federal se me hizo llegar un voluminoso expediente con documentación oficial sobre esas relaciones. Pregunté a esas mismas muy altas fuentes si la información era publicable, se me dijo que sí y que era parte de una investigación en marcha que devendría en unos días más en una acusación formal contra esos familiares del entonces ya candidato perredista. La información fue publicada en esta columna, que entonces salía en El Financiero, y circuló profusamente, sobre todo en Zacatecas.
Pero nunca hubo, públicamente, una investigación; las mismas fuentes que me habían entregado la información, semanas después dijeron que no habría acusación alguna contra Monreal o sus hermanos. Su salida del PRI había provocado muchos movimientos, algunos de los más desafortunados en el sexenio de Ernesto Zedillo, por ejemplo, la designación de José Murat como candidato a gobernador en Oaxaca, cuando éste amenazó con seguir el camino de Monreal si no le era entregada la candidatura. Y, como en otros casos, se cedió ante la presión.
Ahora, el dato cierto, el importante, es que, por las razones que fuera, no hubo investigación. Me tocó estar en Zacatecas meses después para la elección de gobernador y, como entonces se publicó, sostuve que, si desde esas muy altas fuentes se había distribuido esa información y luego allí mismo se le había desmentido, sólo existían dos opciones: la información era falsa y no estaba sustentada o la investigación no tendría las consecuencias políticas que se deseaba, es decir, que el ex priista no llegara a la gubernatura y por lo tanto había sido desechada. De una u otra forma, si no había pesquisa, los datos debían considerarse falsos y Monreal (que no aparecía en la investigación, sino sus hermanos y otros familiares) no era responsable y todo había sido una manipulación fallida.
Tuve oportunidad de platicar muchas veces el tema con Monreal, con quien hemos tenido a lo largo de los años puntos de vista comunes y, sobre todo, desde su incorporación plena al lopezobradorismo, profundas diferencias, dirimidas con enorme respeto personal y profesional. Pero siempre he pensado que, fuera de que hubiera algunas bases ciertas, no era más que una jugada política sucia, como las que vemos cotidianamente en nuestra vida en ese ámbito.
Me sorprendió que esta semana volviera a estallar el tema con los mismos ingredientes e incluso la misma información, con el condimento del decomiso de 14 toneladas de mariguana en una bodega propiedad de uno de sus hermanos. Y sorprende, porque resulta desconcertante que, si fuera así, durante por lo menos 11 años la misma información haya estado archivada, y se dejara operar con impunidad a un grupo de personas involucradas con el narcotráfico y, repentinamente, la misma es recuperada o sigue siendo la misma historia del pasado, simplemente condimentada para los nuevos tiempos con los mismos objetivos.
Suelo coincidir más con las posiciones de Amalia García que con Monreal. No estoy de acuerdo con las actitudes políticas que ha asumido Ricardo, comenzando por haber abandonado a su partido para convertirse en líder de una bancada como la del PT, inflada artificialmente por el lopezobradorismo
para mantener cierta presencia nacional, ni con el seguimiento incondicional a las instrucciones de su jefe político, con lo que perdió su margen de independencia en ese aspecto. Tampoco que tantos de sus familiares, incluidos quienes aparecían en aquellos documentos, estén hoy en posiciones políticas de poder, sustentados en el que tuvo su hermano y en el impulso de López Obrador (que tampoco se intimida ante el nepotismo: su familia está más que puesta para todo tipo de cargo político, desde hijos hasta hermanos). Pero una cosa es estar en desacuerdo con un político y otra acusarlo de narcotraficante.
Si las pruebas que existen contra Monreal son las mismas de hace 11 años, simplemente ampliadas por el paso del tiempo, y si se considera cierta esa información ahora, no sólo se deberá procesar a quienes resulten imputados por ella, sino también a quienes las escondieron conscientemente durante más de una década. Y, si se trata de una manipulación de esa misma información, habrá que exigir que las pruebas se conviertan en tales, en información dura y no en versiones que, ésas sí, sólo sirven para descalificar.
Lo grave es que, mientras tanto, se apoye cualquiera de las versiones de esa batalla (que no podemos llamar fratricida, porque las corrientes de Amalia y Ricardo nunca estuvieron hermanadas más que por el membrete de un partido), la inseguridad en el estado crece y la presencia, sobre todo de Los Zetas, resulta inocultable. Sea porque se manipuló la información hace 11 años, fuera porque la misma era verídica y se decidió ocultarla, el hecho es que a todos se les debe exigir mayor seriedad. Y, si hay pruebas e información dura, comprobable, indiciar a los responsables, sean quienes sean y, si no es así, dejar de utilizar la información para descalificar una lucha política que, por sí misma, ya ocupa los niveles más bajos de confianza de la ciudadanía.

Ricardo Monreal

El pleno del Senado aprobó la petición de licencia temporal del coordinador del PT Ricardo Monreal, con el fin de deshacerse del fuero para que puedan investigarlo ante las acusaciones que vinculan a miembros de su familia con el narcotráfico.
Empero, legisladores externaron su apoyo a Monreal y su rechazo a la “judicialización” de la política, como el diputado Carlos Puente, del PVEM, quien también externó su apoyo a Monreal y su reconocimiento como persona. “El que acusa y tenga pruebas que las presente”, sentenció el verde.
Se pudo ver a un Monreal a quien por momentos se le humedecieron los ojos, mientras otros legisladores expresaban su opinión en la tribuna.
El ex gobernador de Zacatecas solicitó hoy formalmente en tribuna su licencia para separarse del cargo de legislador hasta el 10 de junio, es decir 15 días hábiles, con el fin de que lo investiguen.
“Hoy ante las coincidencias extrañas de las acusaciones provenientes de un sector del PRD, del gobierno del Estado de Zacatecas y del PAN, incluyendo al Secretario de gobernación, no puedo quedarme callado ni mucho menos permitir que los hombres y mujeres de México piensen que todos los políticos somos iguales, y que nos ocultamos tras el Fuero Constitucional para privilegiar la impunidad y la corrupción, no soy de esos y nunca formaré parte de esa mafia.
“Por eso y para permitir que sea agilizada la supuesta indagatoria o investigación en mi contra por la Procuraduría General de la República y la Procuraduría Justicia del Estado, sin trabas dilaciones o protección constitucional, estoy solicitando a ésta H. Comisión Permanente, licencia para retirarme del cargo como Senador de la República, renunciando al Fuero Constitucional”, dijo en tribuna.
El legislador ahora con licencia recibió el apoyo y reconocimiento de varios legisladores, que subieron a tribuna para expresar sus sentimientos hacia el zacatecano, y repudiaron que se utilicen los órganos del Estado para perseguir políticamente en tiempos de elecciones.
El diputado por Convergencia, José Manuel del Río, externó su apoyo a Monreal y reconoció su labor legislativa.
El diputado del PRD Humberto Zazueta Aguilar subió a tribuna para solidarizarse con Monreal.
El diputado Adolfo Mota, PRI, Veracruz, consideró que se debe repensar el fuero legislativo.
Antes, al inicio de la sesión Monreal emitió un sentido discurso:
“Provengo de Zacatecas, un pueblo digno, nací en Plateros, Fresnillo. Tengo tres hijos con mi esposa María de Jesús: Caty, Ricky y Mary.
Cumplí 33 años en la política. He sido dos ocasiones Senador y dos Diputado Federal. Además el más honroso cargo, el de Gobernador de ese extraordinario pueblo que es Zacatecas.
Han sido varios días de una andanada mediática en contra de mi familia y mía, los mismo en Zacatecas que en la República Mexicana.
He sido y soy un hombre que dónde he trabajado, no transo ni negocio con los principios en los que creo.
He participado en el PRI., en el PRD y ahora en el PT nada me avergüenza de lo que he hecho en mi vida, porque lo hice con convicción. Conocí a hombres y mujeres de gran valía, conocí a hombres y mujeres incorruptibles en el PRI. y en el PRD., y también conocí a simuladores democráticos que se doblegaron ante el poder y cambiaron dádivas por principios y traicionaron su origen social.
Aún cuando estoy acostumbrado a las vicisitudes y adversidades políticas, siempre con la verdad hemos salido adelante.
Hoy ante las coincidencias extrañas de las acusaciones provenientes de un sector del PRD, del gobierno del Estado de Zacatecas y del PAN, incluyendo al Secretario de gobernación, no puedo quedarme callado ni mucho menos permitir que los hombres y mujeres de México piensen que todos los políticos somos iguales, y que nos ocultamos tras el Fuero Constitucional para privilegiar la impunidad y la corrupción, no soy de esos y nunca formaré parte de esa mafia.
Por eso y para permitir que sea agilizada la supuesta indagatoria o investigación en mi contra por la Procuraduría General de la República y la Procuraduría Justicia del Estado, sin trabas dilaciones o protección constitucional, estoy solicitando a ésta H. Comisión Permanente, licencia para retirarme del cargo como Senador de la República, renunciando al Fuero Constitucional.
Se ha filtrado a fuentes informativas por parte de la Secretaría de Gobernación y del Gobierno de Zacatecas, que en razón de que cuento con Fuero no pueden consignar la averiguación previa y, por lo tanto, me mantendría impune.
Normalmente para perfeccionar una averiguación y consignarla se requiere de 72 horas, solicitaré la licencia por una, dos o tres semanas, de tal suerte que este tiempo sea amplio y suficiente, para que se integre la supuesta averiguación en mi contra como cualquier ciudadano, reitero renunciando voluntariamente al Fuero Constitucional.
Ni a mis hijos, ni a mi familia, ni a mis amigos, ni a mis paisanos, jamás les provocaré deshonra.
Confío en que lo que han afirmado mis acusadores sean capaces de probar ante el órgano de procuración de justicia; también confío en la rectitud de Jueces del Poder Judicial Federal, incluso de agentes del Ministerio Público Federal.
El que nada debe nada teme.
Al término de estos plazos, si se consigna la averiguación me someteré a proceso como ciudadano, renunciando al Fuero Constitucional, de lo contrario me reintegraré a mis funciones legislativas.
A partir de ahora como cualquier ciudadano me someteré a los requerimientos de la autoridad, acudiré permanentemente a la Procuraduría General de la República, a ponerme a disposición y también proporcionaré el número de las cuentas de ahorro así como los bienes de mi propiedad para que se haga la investigación profunda sobre mi patrimonio.
Quienes combatimos con firmeza y sin claudicación un régimen espurio, un Gobierno ilegítimo y defendemos las causas populares, tenemos un costo y lo pagamos con gusto y convicción.
Agradezco a la fuente del senado y de la permanente, su equilibrio en la información. Es una fuente de reporteras y reporteros honestos y profesionales”, sentenció.
Fuente El Universal on line.

Perdóname si tardo algunos años

Perdóname si tardo algunos años/Pedro Salinas, poeta
Perdóname si tardo algunos años
todavía en dejarte.
Aprovechando la amistad de un ala
tan parecida al viento
que dio la vuelta al mundo en unas horas
vengo a recorrer la tierra en busca
del mejor sitio para que te quedes.
Probé primeramente
innumerables sombras vegetales:
la del ciprés en cuya negra losa
nuestra memoria escribe
los epitafios al mejor recuerdo;
la sombra de los chopos,
que es igual que bañarse o que temblar;
la del sauce tan tristemente seca
como el esqueleto de un llanto.
Y quería dejarte
protegida del sol y sus excesos
bajo ese amor que en una sombra hay siempre,
mas no encontré ninguna
–y he probado jazmines y palmeras–
con ese temple exacto
entre el calor y el frío
que es la felicidad para tu sangre.
Las sombras no nos sirven.
He probado, los hechos
de agua, de tierra o pluma,
que el mundo ofrece al hombre, vivo o muerto.
Pensaba yo en un mar donde estuvieras
a lo divino, ligerísima,
flotante y distraída,
toda puro blancor, como una espuma
sin pecado y sin rumbo,
jugando eternamente con su gracia
soltera y cuya edad
se hiciera y deshiciera, a cada onda.
Yo te habría podido
por las tardes mirar desde un delfín.
Pero los mares
no han aprendido todavía las tibiezas
que tu cuerpo merece
por haber sido amado lentamente:
son demasiado fríos, por la noche.
He recorrido playas
buscando arenas cada vez más finas,
como el que va buscando pensamientos
más claros cada vez, de un alma a otra.
Pero nadie sabrá
lo enormes que son todos
los granos de arena, sus aristas
el daño que hacen a los cuerpos tiernos,
si no ha querido como quiero yo
deja a un ser sobre su misma dicha.
Pensé en maravillosas cuevas hondas;
entré, pero los ojos,
a los dos días de vivir allí
se sentían heridos
por la implacable claridad, por esa
luz tenebrosa y dura, luz sin sol,
sin luna, luz sin padres, sin entrañas,
tan idéntica a otra
de que vamos huyendo en esta vida
porque nos quita la mejor ceguera
a fuerza de evidencia dolorosa y clara.
Y yo nunca he querido
dejarte en nada que dolor parezca.
Desesperadamente
entré en los almacenes
de más pisos del mundo, preguntando
por camas, por divanes, por cojines.
Los cojines a veces,
según me han dicho, están rellenos
con sobras de los sueños, con retazos
de algunas ilusiones sin empleo,
que las personas débiles entregan
a cualquier precio, por estar tranquilas.
Por eso a ratos nos consuela tanto
reclinarnos en ellos y sentimos
su blandura como una compañía.
Pero dejarte así
es como si siguieras
en donde estás todas las tardes, en tu casa,
de cinco a seis, bajo ese techo blanco
en donde tu mirada
escribe sin que llegue la respuesta.
Y yo quiero dejarte
bajo techos que siempre te respondan.
He mirado las manos, muchas manos.
Las manos son muy grandes y se puede
dejar a un ser entero en unas manos,
lo mismo que se deja
nuestro futuro si tenemos fe,
en nombres de dos sílabas abiertas.
Pero las manos casi nunca saben
estar abiertas, siempre tienen ansia
de apresar, de cerrarse, haciendo suyo
eso que en ti no quiere ser de nadie
y que igual que los ampos de la nieve
a mí se me deshizo entre los dedos
por quererlo guardar. No encontré unas
que supieran estarse, invariables,
tal como tú las quieres, todas palma,
como están las llanuras para el cielo
que en ellas vive eternamente libre,
entregado a su azul.
Y además en las palmas
hay líneas extrañas
que marcan rumbos y que trazan sinos,
que no entendemos bien. Y si te dejo
quiero dejarte en algo
tan terso como un lago
antes del primer viento de este mundo,
donde tú sola inventes tu destino.
Unas manos conozco
donde podrías descansar a gusto,
si no fueran las mías. ¡Sí, qué sueño
entregarte a mis manos,
como si fueran otras, y otro yo!
En nuestro ser mortal ya no he buscado
después lugar donde poder dejarte.
Ni siquiera en aquella coincidencia
de un pecho, de unos ojos, de unos labios,
tan de color de albergue,
que en ella te solías tú dormir
con ilusión de eternidad, por techo.
Porque allí ya estuviste, en unos ojos,
en unos labios, en un pecho abiertos
cuando ellos intentaban ser
el paraíso de tus ángeles
donde sus alas nunca más pidieran
otro aire en que volar.
Y como lo pidieron, ya por último
pensé dejarte en un camino.
Las sendas que probé te están estrechas:
acaban siempre en cuadros de familia
cuando a las once la emisión de radio
se ha terminado y hay que ir a dormir.
En los trenes ya has ido,
en los trenes nocturnos
donde dan el billete con su sueño,
y donde tú nacías,
tan bella y tan desnuda a la mañana,
como la última Venus,
sobre las ondas de ese mar metálico
que es la velocidad de los expresos.
Y el adiós, el dejarte
en el andén de una estación, como otras veces,
por bonitos que sean los carteles
donde anuncian los cielos de llegada,
crearía en mi pecho
el mismo error que el mes de mayo inspira:
y es que puedes volver. Y ese fatal
horizonte de antes: la esperanza.
Y de los barcos ya se sabe todo
desde que traicionaron a los vientos.
Salen a fechas fijas,
dejan siempre en un puerto
todo lleno de hoteles
con enormes letreros luminosos
que dicen Franklin, Monopole, Minerva,
mucho más tristes que la Vía Láctea.
Y ya no hay esperanzas de naufragios.
Por eso
perdóname si tardo
todavía en dejarte y si te miro
hasta el séptimo cielo de los ojos,
atentamente, sin llorar, sereno,
en busca de una estrella o de un quizá,
donde estuvieras bien. Y mientras tanto
aún seguiremos juntos,
unos minutos más, hasta las siete....