13 may. 2012

Y ahora "como ejidatario sin parcela" Onésimo Cepeda

El Vaticano se libra de Onésimo
Nota de Rodrigo Vera
Proceso # 1854, 13 de mayo de 2012;
Acostumbrado al lujo, al poder y a los escándalos, el obispo Onésimo Cepeda ya no tuvo más margen para la protección y la impunidad que facilita la protección del Vaticano. Casi tan pronto como presentó su renuncia a la diócesis de Ecatepec –trámite obligatorio por su edad–, el Papa se la aceptó de inmediato. Se quedó, dice con pobreza metafórica, “como ejidatario sin parcela”. Lo cierto es que, con una trayectoria de negocios igual de sinuosa que su historial político, le quedan al menos sus cuadritos de Modigliani, Chagall, Goya, Picasso, Rivera, Tamayo…

De manera violenta y abrupta, el Papa Benedicto XVI le quitó la diócesis de Ecatepec al obispo Onésimo Cepeda debido a su vida mundana, a sus múltiples escándalos y a las denuncias que lo acusan de ser un defraudador sin escrúpulos. Todos estos hechos dañaban la imagen de la Iglesia católica en México desde hacía años.

El lado oscuro de Enrique Peña Nieto, Ed. Planeta

Candidato a conveniencia/Tomás Domínguez
Proceso # 1854, 13 de mayo de 2012;
En los últimos seis años Proceso publicó decenas de reportajes sobre las andanzas del actual candidato presidencial priista, así como en torno a sus alianzas con los poderes político, económico y mediático, con especial énfasis en la construcción totalmente artificial que se ha hecho de su imagen como político. Buena parte de ese material aparece compilado ahora en El lado oscuro de Enrique Peña Nieto, volumen puesto en circulación por editorial Planeta a finales de abril.
Las campañas electorales lo trastocan todo.

El avasallante bombardeo de publicidad, los promocionales de los partidos y sus candidatos; del árbitro electoral, y aun de los innumerables posts que inundan las redes sociales aceleran los tiempos políticos. Hoy, los contendientes son figuras cotizables en un mercado electoral donde las técnicas del marketing marcan la pauta.

¿Focos rojos en el PRI?

Se prenden focos de alarma

Proceso # 1854, 13 de mayo de 2012;
Jesusa Cervantes y Jenaro Villamil, reporteros.
 “¡Es imposible!”, exclamaron en abril último los integrantes del equipo de campaña de Enrique Peña Nieto cuando en una junta analizaron los resultados de las encuestas encargadas a tres despachos: existe el riesgo de que el candidato presidencial del PRI pierda en los estados de Oaxaca, Veracruz, Morelos, Tabasco y Chiapas. El peligro se acentúa debido a la cauda de resentidos que dejó en esas entidades la repartición de candidaturas al Congreso de la Unión.
Al mismo tiempo que el candidato del PRI a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, se encontraba el 11 de abril en la Alameda de León, en Oaxaca, y se esforzaba por acercarse a sus simpatizantes para tomarse la foto con ellos, burlando incluso a su propio equipo de seguridad, su “grupo compacto” de campaña se reunía en la Ciudad de México para detectar los focos rojos donde existe el riesgo de que el partido pierda la elección del 1 de julio.

Los Legionarios de Cristo de nuevo en el ojo del huracán

Los Legionarios de Cristo de nuevo en el ojo del huracán/FA
La “Santa Inquisición” investiga a siete sacerdotes de los Legionarios de Cristo por abusos sexuales a menores.
¡Está película ya la vimos!

Sabemos por varios medios que La Congregación para la Doctrina de la Fe –la antigua Santa Inquisición-, a cargo de Joseph Levada Núñez, mantiene abiertos varios procesos de investigación por supuestos abusos sexuales contra menores. Se trata de siete casos, casi todos de fechas antiguas (en el periodo de Maciel), mientras sólo uno sería reciente.
La Legión, se encuentra desde hace tiempo bajo administración judicial vaticana, y ha insistido en que los delitos de su fundador eran exclusivamente suyos. Este asunto le pega a los antiguos aliados de Maciel- Corcuera y garza-, y también al cardenal Velasio de Paolis, antiguo jefe de las finanzas vaticanas y desde 2010, nombrado delegado pontificio de la Legión de Cristo por el papa Benedicto XVI.

Reportaje de Jenaro Villamil, sobre EP en Proceso

La imagen comprada se deteriora
Proceso # 1854, 13 de mayo de 2012;
Jenaro Villamil
A Enrique Peña Nieto se le empieza a borrar la sonrisa. Primero su equipo le advirtió que el PRI podría perder cinco estados en los próximos comicios, y para rematar la semana alumnos de la Universidad Iberoamericana lo corrieron a gritos (y hasta con un zapatazo) del campus de Santa Fe. Mientras tanto sus defensores mediáticos se enredan sin poder ocultar los exorbitantes gastos en comunicación social cuando encabezó el gobierno mexiquense y quería impulsar su imagen rumbo a Los Pinos. Se trata de millonadas que fueron a parar –sobre todo– a las arcas de Televisa: hay documentos que así lo prueban y que sistemáticamente han tratado de ser negados por la televisora y por algunos de los intelectuales de su nómina.
En el primer debate televisivo entre los cuatro candidatos presidenciales Enrique Peña Nieto, el aspirante del PRI-PVEM, lanzó una frase que abrió las puertas de una nueva polémica sobre los millonarios contratos para promover su figura y su candidatura en Televisa y TV Azteca, las dos principales empresas de televisión abierta:

El reportaje de la Turati (Proceso # 1854)

El contratista favorito/Marcela Turati
Proceso # 1854, 13 de mayo de 2012;
Uno más de 608 supuestos compromisos cumplidos por Peña Nieto en el Estado de México, el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, inaugurado en septiembre del año pasado, es en realidad un derroche de recursos públicos que benefician sólo a un empresario, Juan Armando Hinojosa Cantú, el favorito de las más recientes administraciones mexiquenses. No es “público ni privado”, dice del nosocomio una trabajadora social, pero por dicho hospital (que además cobrará consultas y tratamientos) los contribuyentes pagarán durante un cuarto de siglo 281.5 millones de pesos anuales.