10 feb. 2009

Reunión en INACIPE

Versión estenográfica del discurso del Maestro Gerardo Laveaga Rendón, titular del Inacipe, durante la Ceremonia de Inauguración del Simposio Binacional “Desafíos y Perspectiva de la Implementación de la Reforma Penal en México.
México, D.F., a 09 de Febrero de 2009
Señoras y señores, el Instituto Nacional de Ciencias Penales les da la bienvenida a la Ceremonia de Inauguración del Simposio Binacional, Desafíos y Perspectivas de la Implementación de la Reforma Penal en México.
Nuestro presidium de esta mañana, a cuyos integrantes vamos a recibir con un aplauso después que hayan sido presentados todos y cada uno de ellos; está compuesto por las siguientes personalidades:
Eduardo Medina Mora, Procurador General de la República y presidente de la Junta de Gobierno de nuestro Instituto;
Felipe Borrego Estrada, Secretario Técnico para la Implementación de la Reforma Constitucional en materia de Seguridad y Justicia;
Christopher Rawlings, Director General del Consejo Británico en México y Gerardo Laveaga, Director General de INACIPE.
Un aplauso para todos ellos por favor.
Como primer punto de la orden del día, el Maestro Gerardo Laveaga dará un mensaje de bienvenida.
MAESTRO GERARDO LAVEAGA, DIRECTOR GENERAL DE INACIPE: Buenos días, Señor Procurador, Señor Director del Consejo Británico, Señor Secretario Técnico para la Implementación de la Reforma Constitucional con materia de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, Señoras y señores.
Imaginen que por un azar del destino, un ejercicio de imaginación, en México tuviéramos que dejar de hablar español, que todo mundo tuviéramos que adoptar una nueva lengua; todo lo que sabíamos de sintaxis, de semántica, de ortografía tendría que quedar relegado tendríamos que hacerlo a un lado para aprender las nuevas habilidades que exigía este nuevo idioma.
De todas formas una decisión así una circunstancia semejante acarrearía todas las resistencias imaginables, muchos grupos se opondrían con todas sus fuerzas a que esto ocurriera, durante años y años y años hemos hablado una misma lengua ¿Porqué nos la van a cambiar ahora? Nuestros hijos se educaron es ese proceso, nosotros crecimos en esta lengua, no tiene ningún sentido cambiar.
Algo semejante está pasando en nuestro ámbito penal, estamos transformando y dando un salto a un nuevo sistema y esto no va hacer nada fácil y las resistencias naturalmente no se han hecho esperar; muchos jueces, muchos viejos policías, muchos agentes del Ministerio Público, una gran cantidad de académicos, uno de ellos notable, no voy a decir su nombre porque no quiero lastimar susceptibilidades pero calificó la Reforma de una vacilada.
Bueno, es natural que esto ocurra, pero cuando nosotros vemos las cifras y cuando nosotros analizamos lo que tenemos y lo que podemos tener, lo que hemos conseguido y lo que podemos conseguir no tenemos más que recibir con entusiasmo la nueva transformación de nuestro Sistema Penal.
El sistema que tuvimos durante muchos años diseñado para otra época para otras necesidades ya dio de sí, ya no podemos ser lo suficientemente eficaces ante un mundo donde hay más democracia, donde hay más transparencia, donde hay más respeto a los derechos humanos, donde la gente quiere saberlo todo y participar y donde la autoridad tiene que rendir cuentas de manera minuciosa ante la sociedad civil.
Nuestro esquema sería ingenuo pensar que podemos seguir siendo eficaces con el sistema que tuvimos durante tantos años.
Son muchos los ejes que habrá que cuidar, son muchos los pibotes que habrá que aceitar para que esta Reforma tenga éxito, pero sin duda uno de los más importantes y en eso Eduardo Medina Mora ha sido campeón a la hora de impulsarlo ha sido la capacitación, generar la capacitación, seguir haciéndolo.
En la medida que tengamos policías competente, agentes del Ministerio Público capacitados, jueces valientes, académicos críticos y bien adiestrados para interpretar y enriquecer este sistema, éste va a crecer mucho más que si no tenemos lo anterior.
Eso se dice muy fácil, no lo es, la idea de esta reforma es que lo policías investiguen, investiguen enserio, que los agentes del Ministerio Público prueben los hechos ante el tribunal, que los jueces asuman responsabilidades.
Con el sistema que tenemos señores, ustedes lo han advertido, es muy fácil echarle la culpa al otro, claro es que fue el policía, no, no es que fue el agente de Ministerio Público, no es que fue el juez. Con este sistema que estamos diseñando, que ha sido, me parece ha sido una enorme aportación del Presidente Felipe Calderón y que se ha logrado gracias al apoyo enorme del Congreso de la Unión, será que cada grupo que participa en la administración y en procuración de justicia asuma sus responsabilidades, ya no se vale que el juez diga: es que el Ministerio Público no actuó con forme a derecho; Sr. Juez, usted fue quien autorizó la intervención.
La jerarción de jueces de control fue otra gran aportación en la que el Lic. Medina Mora se ha esmerado, bueno va a tener que asumir consecuencias y el juez de control decir; yo ordené esa intervención y ya no se puede decir el agente del Ministerio Público fue más allá de lo que se esperaba.
Capacitar, aprender, lo he dicho y lo repito son verbos que no se pueden conjugar nunca en pasado, no se puede decir ya aprendí, ya estoy capacitado. Es un ejercicio permanente, constante y malas noticias, interminable, nunca se puede decir ya concluí; siempre estamos en este ejercicio permanente de seguir y seguir y seguir aprendiendo y capacitándonos.
Y también tengo que decirlo, si hay un país que nos ha dado un apoyo enorme ha sido el Reino Unido, yo esperaba tener aquí al embajador Paxmac me dicen que llegó en la mañana, un error de agenda con el Sr. Embajador, pero quiero agradecerle al Director General del Consejo Británico y quiero que hoy sea usted el conducto amable para hacerlo saber al Embajador Paxmac que estamos muy agradecidos por su apoyo, también quiero decirle Licenciado Borrego que necesita usted encontrar, como ya lo ha anticipado el Señor Procurador, su brazo más eficaz, palabra de (inaudible).
El Instituto Nacional de Ciencias Penales, el año pasado tuvo 17 mil alumnos, más de 17 mil alumnos casi 18 mil; estamos publicando 32 libros al año, muchos de ellos en materia de capacitación, en materia de sistemas acusatorios y en materia de derecho comparado en el ámbito penal.
En el Instituto Nacional de Ciencias Penales, tenemos diplomados, especialidades, doctorados, maestrías, una gran cantidad de oferta educativa, estamos dirigiendo nuestra gran planta de investigadores a aportar nuevos elementos para la transformación de este nuevo sistema penal; desde el Señor Licenciado Borrego encontrará en nosotros un aliado, voy a ser muy arrogante, imprescindible, en la tarea enorme que le ha encomendado el Presidente de la República.
Señores no tengo más que dar la más cordial bienvenida durante estos tres días estaremos escuchando muchos de los más competentes capacitadores en el sistema acusatorio, John Standford, Óscar del Fabro, muchos de los jóvenes de su equipo participaran con todos los Estados de la República aquí presentes.
No tengo sino que desearles buen éxito y darles la más cordial bienvenida.
Muchas Gracias.
***
Versión estenográfica de las palabras del doctor Christopher Rawlings, director del British Council, en la ceremonia de inauguración del Simposio Binacional, Desafíos y Perspectiva de la Implementación de la Reforma Penal en México, que se realizó en el INACIPE
Señor Procurador.
Licenciado Borrego.
Licenciado Laveaga.
Señoras y señores, muy buenos días.
Algunas de las palabras de mi amigo, licenciado Laveaga, todavía no tengo confianza en español, entonces voy a hablar en inglés.
(Traductor)
(Inaudible) nuestros colegas mexicanos, nuestros colegas de la Embajada Británica, a todos.
Creo que es un momento ideal de reflexionar. Fue en el año 2004 cuando nuestros dos países por primera vez se involucraron en un diálogo. Hemos estado trabajando en conjunto con abogados penalistas, ministerios públicos y estudiantes.
Hemos logrado tanto de simulacros de juicios orales en todo el país para capacitar a la gran mayoría de los profesionistas de la ley en México. Soljenitsyn dijo que “La justicia es la conciencia”, no la conciencia personal, sino la conciencia de toda la humanidad.
A través del vehículo de las relaciones culturales, esto es lo que nosotros en el consejo británico creemos apasionadamente. Las relaciones culturales son poderosas, admiten la coexistencia, la cooperación, el respeto mutuo y el entendimiento.
Tiene también que ver con la confianza internacional y el entendimiento que generan oportunidades para los individuos, para desarrollar su potencial, se prevé, las relaciones culturales nos unen a todos.
El Consejo Británico ha enfocado sus áreas en el arte de la creatividad, el inglés, la sociedad, para construir relaciones que benefician a todo el mundo y atienden los usos de carácter global, elementos de nuestro futuro dependen de las personas de todas las culturas que trabajen juntos, sobre los cimientos de la educación, el entendimiento mutuo, el respeto y la confianza.
Nuestro propósito es responder ante esta necesidad. Nuestra experiencia en el trabajo en México ahora es un brillante ejemplo de cómo dos países con historias muy diferentes y, ciertamente, con tradiciones legales muy diferentes, para construir y mantener un diálogo permanente para el beneficio de ambas fracciones.
Quiero agradecerles a todos ustedes su entusiasmo y dedicación, en particular al INACIPE por su alianza, y quiero particularmente mencionar la enorme contribución de los miembros del Reino Unido que han dado paso en su tiempo y esfuerzos para simplemente compartir su amor por sus conciudadanos.
En particular, quiero mencionar a Pedro Aragonés, él es director de los Servicios Forenses de Chihuahua. Fue un impacto tremendo escuchar de su asesinato en julio del año pasado, y nuestro corazón y nuestra simpatía van a su familia, a sus colegas y todos aquellos que lucharon en el curso de la conciencia de toda la humanidad.
En los siguientes días tendrán la oportunidad de reunirse con mis colegas y discutir las necesidades de capacitación que tiene que ver con la reforma penal en México y los siguientes pasos para implementarla.
Pero antes de avanzar a las sesiones de trabajo, quiero usar esta oportunidad para presentar lo que hemos considerado como la mejor forma de conmemorar estos cinco días de trabajo conjunto. Este evento no sólo es una celebración, sino también tiene un fin, y digo que es un fin, porque nosotros en el Consejo Británico y en la Embajada Británica seguiremos observando el proceso de la Reforma Penal en México con este evento especial.
Esto establece el final formal de nuestro patrocinio.
Nosotros hemos creado nuestro recurso en línea, para seguir el proceso de investigación. Esperamos que esta herramienta en esta red, sea un recurso muy importante en los meses y años por venir.
Nuestros oradores hablarán de esto más, posteriormente.
Como dije anteriormente, lamento decirles que el embajador Paxton no pudo asistir, pero me pidió hace algunos momentos que me disculpe con ustedes porque no pudo estar presente, pero estará con nosotros aquí, el día de mañana.
Finalmente, quiero decir que ciertamente los años frente a nosotros tendrán retos en la implementación de las reformas penales, pero estamos seguros que el Consejo Británico y la Embajada Británica seguirán con interés el progreso continuo.
Y les deseamos a todos ustedes lo mejor en las tareas de sus (inaudible).

Discurso de Felipe Borrego Estrada

Versión estenográfica de las palabras del Lic. Felipe Borrego Estrada, director de la Secretaría Técnica para la Implementación de las Reformas Constitucionales sobre Seguridad y Justicia Penal, en la ceremonia de inauguración del Simposio Binacional, Desafíos y Perspectiva de la Implementación de la Reforma Penal en México, que se realizó en el INACIPE
México, D.F., a 09 de febrero de 2009
Muchas gracias, Señor Procurador Don Eduardo Medina Mora;
Señor Director del Consejo Británico;
Estimado amigo Gerardo Laveaga, Director del INACIPE del que, a pesar de, ya habíamos hablado con anterioridad, hace rato volvimos a reiterar y ahorita se lo volvemos a decir, de verdad abusaremos mucho de estas instalaciones y de todo el INACIPE, va a ser de verdad un gran marco indispensable si no necesario para la implementación de esta reforma.
Es por demás hablar de la importancia que tiene esta reforma, gente tan selecta nos dice de lo que es de trascendente e importante la reforma penal y constitucional que el año pasado se aprobó.
Y es muy común señalar que es un gran reto, efectivamente es un extraordinario reto, pero también es una gran oportunidad, una oportunidad para que el Estado Mexicano redefine y perfeccione, según la forma, coherente, su política criminal.
El Presidente de la República no solo busca la seguridad pública sino que él ha reiterado, lo que busca primordialmente, un estado de derecho. Es la oportunidad de rediseñar su proceso penal para que sirva de forma eficaz, de verdad a la sociedad. Es la oportunidad de reconstruir a las instituciones de procuración e impartición de justicia, para recuperar la confianza. Es la oportunidad para fortalecer el estado de derecho y sentar las bases de la convivencia social en el siglo XXI.
Pero decíamos que es de grandes retos, efectivamente, la reforma en tanto implica modificar un status quo, provoca resistencia de quien cree que sus intereses son afectados, las resistencias son muchas, las apuestas también; pero son mayores los objetivos, los fines y buenos propósitos de esta reforma que los intereses que se creen afectados nos pondrán en guardia.
Es necesario que algunas de las instituciones, sobre todo algunas instituciones constitucionales sean explicadas a las sociedad, la difusión debe ser trascendente para que la implantación e implementación de esta reforma pueda llevarse a cabo; por decir una, me viene en estos momentos a la mente, la prisión preventiva, si anteriormente se veía de una manera muy natural y cotidiana, y ahora puede ser una excepción, que no se ve en la sociedad que esa excepción es un derecho y una nueva estructura en el modelo sea una referencia de la (inaudible).
La forma federal del Estado Mexicano es un reto, la situación política de los estados y de la integración de fuerzas políticas en el Legislativo Federal. Otro reto es la definición del modelo concreto del modelo penal acusatorio, porque la Constitución tiene los principios que deben de ser concretados en la norma legal de los códigos. En esta labor se hace evidente la atención entre eficacia y garantismo.
Otro reto es la implementación, la definición del modelo legal es simplemente el primer paso, la labor de implementar el nuevo sistema en tanto implica un cambio cultural que debe generarse es todavía un reto mayor. De igual forma el proceso de implementación implica grandes esfuerzos institucionales de reorganización administrativa, de capacitación, de creación de medios materiales y humanos, en fin, los retos son muchos.
El proceso penal tiene una finalidad clara, la aplicación del derecho penal, se trata de un sistema que busque dar los instrumentos para que las instituciones de policía y de procuración realicen su labor; por otro lado se trata de las condiciones de aplicación del ius puniendi al final del proceso penal se encuentra la cárcel, se trata de definir en qué casos está justificada.
En el estado constitucional y democrático de derechos, los derechos fundamentales no sólo son un hábito de libertad, son también una fuente de legitimidad del poder público. El fundamento del modelo mexicano debe ser la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, no es un acusatorio puro, pero el constituyente ha buscado que responda a las necesidades del México plural, pero del México de aquí y de ahora.
Tiene muchas aristas el proceso de implementación, sería aconsejable que cierto grado de homogeneidad en caso de la reforma del sistema integral de justicia de menores, por ejemplo, es una experiencia quizá desafortunada que no debemos repetir.
La implementación implica reforma institucional en su organización administrativa, en los ámbitos de trabajo, en ciertos casos implica reconstruir las instituciones, como va a suceder. Y el ejemplo más claro pueden ser las Defensorías de Oficio en las entidades de la Federación.
La capacitación constituye un requisito esencial de un tránsito de un sistema a otro y deben definirse muy claramente sus contenidos, si es necesario explicar a la sociedad cuáles son las implicaciones de las reformas constitucionales y cuáles son las finalidades del nuevo sistema, para que acompañen la reforma.
La Secretaría Técnica debe ser el gran catalizador de la reforma, la Secretaría Técnica (inaudible) de presidir que es un facilitador para la implementación. No podemos ser ejecutivos, y nos dirán los Estados y nos dirá la Federación qué es y por dónde debemos transitar. Se trata de apoyar a la instancia local o federal que lo solicite, siempre dentro del respeto a sus atribuciones o a la soberanía local.
Busca optimizar recursos para evitar también la dispersión de los esfuerzos. Generar una interpretación coherente del nuevo texto constitucional, facilitar la transición, permitir la evaluación constante de los resultados, lograr que la modificación del proceso penal mexicano, sea reconocida en un punto de referencia como la mejor práctica en el ámbito internacional.
La Secretaría Técnica, se las refiero de una manera rápida. Está integrada por cinco grandes direcciones; una de ellas se refiere a lo que es la normatividad, tratará de estar actualizada en todas las normas que deben apegarse a los nuevos hechos constitucionales y será un gran apoyo para los Estados y para la Federación sí así lo solicita, tener nosotros propuestas de actualización de todas las normas de los estados (inaudible) modificarse, Ley Orgánica de las Procuradurías, Ley de las Defensorías de Oficio, Código Procesal Penal.
Está la Dirección de Evaluación y Diagnóstico, es una dirección muy importante como todas, conseguirá por delante, haciendo un diagnóstico de cómo está en alguna entidad federativa y en la Federación la situación real de la justicia penal, desde la policía pasando por el Ministerio Público, los Jueces de Función y lo que son las penitenciarías.
Y posteriormente, después de la implementación con algunos estados, ya comenzando a hacer, se hará la evaluación de lo que vayamos haciendo y la evaluación de lo que los estados y las entidades federativas estén realizando.
Existe también la Dirección de Capacitación y Difusión, como verán y como lo hemos platicado, como lo hemos comentado, ésta será trascendente para capacitar a todos los actores, abogados, a tratar de apoyar los planes de estudio de las facultades de Derecho. Tenemos un programa específico sobre el particular, no queremos nosotros ser capacitadores totales pero sí tenemos que ser facilitadotes para ello. Tenemos que hacer convenios con las facultades de Derecho del país y tratar de darle importancia a las facultades de Derecho.
En este estudio se van a ir de espaldas, ustedes saben, que en este país se abren 70 escuelas de derecho al año, más de una por semana, eso es peligroso; eso, nosotros, no está dentro de nuestras funciones sustantivas pero debemos nosotros poner señales amarillas o señales rojas a quien corresponda para decir por dónde también debe de encausarse en este punto lo que es la reforma en el área especialmente constitucional y lo que es (inaudible) de derecho.
Esta instancia, la Secretaría Técnica tiene el apoyo del Procurador y se lo quiero agradecer públicamente, él sabe que a la primera persona, después de que el señor Presidente de la República me designó como Secretario Técnico fui con él para decirle que es indispensable su apoyo (inaudible) el apoyo de su Institución y lo generoso que es, que me consta desde hace algunos años y sé que lo volvió a reiterar y se está reiterando cotidianamente.
Muchas gracias.

Discurso de Medina Mora

Urge PGR a aplicar reformas penales
En estos momentos México carece de un sistema de aplicación e impartición de justicia que responda a las actuales necesidades ciudadanas. Por ello, la nueva reforma a la Ley de Justicia Penal debe ponerse en práctica sin dilaciones, en defensa de los derechos ciudadanos.
Así lo aseguró el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora, al inaugurar el simposium binacional Desafíos y Perspectivas de la Implementación de la Reforma Penal En México.
***
Versión estenográfica del discurso del Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, al inaugurar el Simposio Binacional “Desafíos y Perspectivas de la Implementación de la Reforma Penal en México”, en el Inacipe.
México, DF, a 9 de febrero de 2009.
Muchísimas gracias a todos, muy buenos días.
En primer término, quiero agradecer y dar la bienvenida a los muy distinguidos ponentes que nos acompañan del Reino Unido para hacer posible este Simposio, muchísimas gracias por su participación y su apoyo en este evento.
Saludo al distinguido señor Chris Rawlings, director general del Consejo Británico en México, y le pido que trasmita nuestro aprecio y gratitud al embajador Giles Paxman, quien siempre se ha caracterizado por dar a estos temas un apoyo verdaderamente significativo. Lamento que no esté aquí pero está aquí ciertamente de corazón, porque este evento es posible, entre otras cosas gracias a su compromiso reiterado con el Inacipe y con este esfuerzo que México tiene por delante en la instrumentación de la reforma de justicia.
Querido amigo Felipe Borrego Estrada, secretario técnico para la implementación de la Reformas Constitucionales sobre Seguridad y Justicia, un aliado fundamental ciertamente en este trabajo de transformar a la justicia y a la seguridad, para dar a los ciudadanos mexicanos certidumbre y transparencia en el manejo de las instituciones públicas responsables de estos temas.
Saludo también a todas las personas, representantes de las procuradurías generales de justicia de los estados, de los tribunales superiores de justicia, queridos amigos que nos han ciertamente acompañado en estos esfuerzos conjuntos.
Y al final, pero no al último a mi amigo Gerardo Laveaga, Director General del Inacipe, de nuestro Instituto, quien sin duda ha sido un entusiasta promotor de estos cambios fundamentales para nuestro México y el alma en muchos sentidos de esta institución.
Por esto es muy satisfactorio para mi inaugurar, junto con ustedes, en este nuestro querido Instituto Nacional de Ciencias Penales, el Simposio Binacional Desafíos y Perspectivas de la Implementación de la Reforma Penal en México. Es sin duda un encomiable esfuerzo de colaboración del Reino Unido con nuestro México, en el marco de los múltiples trabajos que hemos emprendido para transformar nuestro sistema penal.
Agradezco además del señor embajador y del Consejo Británico, el respaldo de esta iniciativa del Inacipe y como dije al principio, aunque creo que no pasó por el micrófono, la presencia muy destacada de nuestros ponentes británicos que enriquecen profundamente el desarrollo de estos trabajos; también el interés y la colaboración de las distintas instituciones públicas y privadas que aquí están representadas y desde luego, como siempre, al propio Inacipe por su cálida hospitalidad y la pertinencia en estos trabajos.
Como ya lo decía el señor licenciado Borrego, la reforma del sistema penal, la reforma constitucional que se concretó el año pasado, es el esfuerzo de cambio jurídico e institucional más grande y más importante que haya ocurrido en nuestro México desde la promulgación de nuestra Constitución Política de 1917.
Su propósito es de contar con un sistema de seguridad, procuración e impartición de justicia eficaz, en el que los ciudadanos encontremos verdadera protección para la defensa de nuestros derechos.
Como sabemos, el cambio responde al retraso de un sistema penal que no ha podido garantizar a todos internamente el derecho a la seguridad de sus personas y propiedades ni a las garantías individuales y derechos humanos que nuestra Constitución consagra.
Hablamos de un sistema insuficiente para cumplir con la primera obligación del Estado, la que le caracteriza como tal, que es brindar certidumbre y seguridad jurídica a la población y así respaldar su desarrollo productivo, su formación integral y su bienestar cotidiano, con sus familias y en sus comunidades.
Ésta es la importancia de la reforma constitucional en materia de seguridad y justicia que se publicó en el Diario Oficial el 18 de junio del año pasado, por el presidente Felipe Calderón, que modificó de manera sustancial diez artículos de nuestra Carta Magna.
La reforma se dirige a ajustar del sistema dos principios de un estado democrático de derecho: como el valor superior que debe asignarse a las garantías de las víctimas y acusados y a la imparcialidad de los juicios.
Como es evidente, para quien se tome el tiempo de conocerla, se trata de una reforma eminentemente garantista, donde las garantías individuales constituyen el eje del proceso penal a partir del principio procesal de presunción de inocencia, ahora elevado a mandato constitucional.
Los principios de publicidad, mediación, concentración, contradicción y enfoque hacia una justicia restaurativa, favorecen sin duda la transparencia, la equidad, la rapidez y la eficiencia de los juicios.
La reforma permite al mismo tiempo ajustar nuestras leyes penales a las prácticas internacionales más reconocidas y a los compromisos asumidos por nuestro México ante la comunidad de naciones. Uno de ellos es el de dotar al Estado mexicano con herramientas funcionales que hace tiempo se utilizan en otros países para someter a uno de los flagelos que más dañan a la humanidad: a la delincuencia organizada, especialmente a la que se dedica fundamentalmente, pero no sólo al narcotráfico.
Las nuevas disposiciones en materia de delincuencia organizada se dan en un contexto que les da todo su valor. Por primera vez está enfrentando a las organizaciones criminales con una estrategia integral, con todos los recursos y desde todos los ámbitos del Estado, no únicamente para combatir sus efectos, sino para atacar e inutilizar las cadenas operativas en que se reproducen.
Con frecuencia, la reproducción o testimonio mediático que se da en los niveles de violencia que sin duda son inusitados en nuestro país, esconden lo que está detrás; esconden el fenómeno de la descomposición de las organizaciones criminales, de la reducción de su capacidad de reproducir en el tiempo su modelo criminal, aunque esto implique necesariamente malas noticias en un corto plazo.
Los niveles de violencia que enfrenta nuestro país son sin duda altos desde nuestra perspectiva histórica, aunque puede explicarse desde el punto de vista estadístico como una reducción desde los años 90 en los que teníamos en los índices de homicidios dolosos por cada cien mil habitantes. de 18 homicidios dolosos violentos el año pasado, 2007 que fue el pico de la violencia de la delincuencia organizada apenas superamos los diez por cada cien mil habitantes.
Hay otros estados que sin duda han dado la vuelta ya a la curva de la violencia como es el caso de Colombia, que en el año 2007 registró 33 homicidios dolosos violentos por cada cien mil habitantes. Uno es demasiado, y eso está claro, pero lo que tenemos que entender es que esta violencia inusitada que se da entre estos grupos, responde esencialmente, a su descomposición, a su capacidad perdida delimitada, limitada, reducida, para reproducir su modelo criminal y este es el propósito también de las herramientas que se dan en el Estado en materia de combate a la delincuencia organizada.
La reforma, yo creo, es el más importante paso para hacer que nuestro sistema de justicia sea eficaz, cercano a las víctimas, quienes son quizá las personas que menos leen en el actual libro de la justicia y sobre esta base es importante subrayar los mecanismos alternativos para la resolución de controversias que nos permitirán, eminentemente aplicando principios de oportunidad, satisfacer a las víctimas y resolver las consecuencias jurídicas de conductas antisociales de una manera mucho más eficaz y mucho más transparente.
Los jueces de control y de ejecución de penas, las técnicas de argumentación y litigio de un proceso oral e incluso el impacto de los medios de comunicación en los juicios, son innovaciones de la reforma que se van a analizar aquí en este Simposio.
Desde que se publicó la reforma se han venido modificando leyes secundarias y se siguen generando y discutiendo modificaciones a muchas otras, tanto del orden federal como el local.
El proceso, sin duda, frente a nosotros va a ser arduo y complejo, va a llevar tiempo. Pero en el estamos comprometidos los tres poderes de la República, los tres órdenes de gobierno, las instituciones académicas, la sociedad civil y los medios de comunicación.
Por eso, en un proceso de esta dimensión resulta crucial la actualización de todos aquellos que tenemos alguna responsabilidad en la implementación de la Reforma.
Miembros de los poderes Ejecutivo y Legislativo, de los tres órdenes de gobierno, de las instituciones policiales, procuradores, representantes del ministerio público, peritos y personal de apoyo, abogados postulantes, instituciones de educación y de investigación, maestros y estudiantes, jueces y personal de los juzgados, tenemos la obligación de acelerar nuestra preparación y mantenernos al día en todos estos cambios.
Hablaba precisamente Felipe Borrego de las resistencias pero yo creo que las resistencias vienen, en muchos sentidos, del desconocimiento de las enormes virtudes en la implementación de un sistema de esta naturaleza tiene para ayudarnos a ganar eficacia. Desde luego requiere nuevas habilidades, nuevas aptitudes y esto es precisamente lo que tratamos de lograr con estos eventos como este simposio. De la manera en la que implementemos la Reforma Constitucional podremos construir un sistema transparente ágil, eficaz, cercano a los ciudadanos o podemos colapsar el sistema que hoy tenemos que es sin duda ineficiente, pero de alguna manera funciona.
Sobre esta base necesitamos enfocarnos hacia trabajar conjuntamente en todos los órdenes y en todos los niveles para este propósito.
Aquí tenemos mucho que aprender de los estados de la República que han avanzado ya en la implementación de reformas de esta naturaleza, particularmente Nuevo León, Chihuahua, de manera más reciente el Estado de México, Oaxaca, Zacatecas.
Ciertamente que la experiencia centenaria que ha tenido el Reino Unido en esta materia resultará muy provechosa para respaldar el ejercicio profesional y ético del derecho penal fundado en el rigor jurídico. El conocimiento por si solo es poder, decía el destacado jurista y filósofo inglés Francis Beicon.
Conocer y comparar el funcionamiento del sistema acusatorio en otras latitudes, contribuirá sin duda a esclarecer el horizonte de un cambio que a todos nos compete y compromete.
Multiplicar esfuerzos como este, que nos une hoy, a fortalecer nuestro Estado social y democrático de derecho, para que todos en México podamos ejercer plenamente nuestros derechos que con todo sacrificio hemos conquistado a lo largo de casi 200 años de vida independiente.
Esta podrá ser una gran aportación de los juristas mexicanos a la celebraciones del Bicentenario de nuestra Independencia. Si entre todos llevamos a buen puerto la Reforma, conforme a los tiempos que en ellos mismos se establecieron, si lográramos este gran cambio en nuestro país, estoy cierto de que será la base más firme para crear, extender y consolidar una verdadera cultura de la legalidad. Muchas Gracias.
Los invito a ponerse de pie para que hagamos la declaratoria formal de inauguración. Siendo las 10:40 horas de este día lunes 9 de febrero de 2009, en este Instituto Nacional de Ciencias Penales, en la ciudad de México, declaro formalmente inaugurados los trabajos del Simposio Binacional: Desafíos y Perspectivas de la Implementación de la Reforma Penal en México.
Enhorabuena, les reitero mi gratitud, les deseo el mayor de los éxitos. Muchas gracias.

Minuto de silencio


Por la muerte en manos de la delincuencia organizada del Gral. Mauro Enrique Tello Quiñones.
El Presidente Calderón en la Ceremonia del Día de la Fuerza Aérea Mexicana pidió un minuto.
En Tecámac, Estado de México, dijo:
"La vocación de servicio a México de nuestros soldados del aire, también se expresa en su apoyo a la lucha contra el crimen organizado y una de sus formas más violentas, inhumanas y peligrosas, que es el narcotráfico.
Al lado de los miembros del Ejército y de la Armada, ustedes han estado en la primera línea de combate para cerrar el paso a las bandas de delincuentes que amenazan al país, para responder a quienes desafían al Estado con sus actividades delictivas y acciones violentas y garantizan, así, la seguridad interna de la Nación.
Los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas han puesto en esta tarea arrojo, empeño y capacidad. Sin flaquezas ni titubeos, han golpeado sin distingos a las organizaciones criminales más peligrosas de la Nación. Sin vacilaciones han contribuido a los mayores decomisos de armas, de dinero ilícito o de droga de nuestra historia, y lo han hecho incluso a costa de la propia vida.
Desde el inicio sabíamos que esta lucha por defender a la Nación y garantizarle a las futuras generaciones de mexicanos un México en paz, en tranquilidad y en orden tendría costos y costos elevados.
Hemos sufrido, por desgracia, la pérdida de verdaderos héroes que tuvieron siempre presente el sagrado deber de servir a la Nación. Hoy rindo desde aquí mi más sentido homenaje a quienes han caído en el cumplimiento de su deber, especialmente quiero recordar, entre ellos, al General de Brigada, Mauro Enrique Tello Quiñones, quien murió hace una semana en Cancún, Quintana Roo, y por quien pido que guardemos un minuto de silencio.
(MINUTO DE SILENCIO)
Gracias.
Los soldados de México saben que en defensa de la Patria vale la pena arriesgar la vida misma, ustedes han puesto la vida al servicio de México en el cumplimiento de su deber, y no les arredra el riesgo de resultar heridos en los enfrentamientos con los enemigos de la Nación o de afrontar condiciones de elevada peligrosidad en su esfuerzo por salvar a sus compañeros, por capturar al enemigo, por incautar armas o instrumentos de su actividad delictiva.
Y por eso, para galardonar a militares que se destacan por estas acciones se han creado las Condecoraciones de Primer Grado. Y para mí ha sido un honor entregar este reconocimiento a bravos mexicanos, a distinguidos militares de distintas armas y, en especial el día de hoy, a quienes hemos galardonado.
Discuso completo:
Martes, 10 de Febrero de 2009 Discurso
Tecámac, Estado de México
General Guillermo Galván Galván, Secretario de la Defensa Nacional.
Almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, Secretario de Marina.
General Leonardo González García, Comandante de la Fuerza Aérea Mexicana.
Licenciado Enrique Peña Nieto, Gobernador del Estado de México.
Saludo con afecto a los señores Generales, Jefes, Oficiales, Cadetes y Tropa, aquí presentes, en especial a los jóvenes y a las mujeres que renuevan y fortalecen las Fuerzas Armadas de México.
Servir a la Nación desde las filas de la aviación militar es uno de los más altos honores al que puede aspirar un mexicano. Pertenecer a este instituto armado es luchar por las mejores causas y los más altos ideales de la sociedad.
Por eso es para mí motivo de orgullo y satisfacción participar en la celebración del Día de la Fuerza Aérea Mexicana. Desde estas instalaciones envío mi más sincera felicitación a los soldados que se encuentran en las bases aéreas de toda la República Mexicana, preservando la soberanía exterior y la seguridad interior del territorio nacional.
Felicito también a los pilotos y paracaidistas de la Fuerza Aérea, que hoy han hecho gala de su destreza y precisión en tan significativa fecha. Reciban todos ustedes mi reconocimiento por cumplir con lealtad, con valentía, con rectitud, las delicadas misiones que la Patria les ha encomendado.
Con espíritu de cuerpo ustedes no sólo protegen la integridad en territorio nacional, sino también salvaguardan los valores supremos de la Nación: la libertad, la justicia, la paz, la democracia, la unidad.
Se han ganado a pulso la admiración, el respeto y el cariño de nuestro pueblo por su auxilio solidario a la población civil. En cada emergencia, ante cada desastre, nuestra Fuerza Aérea ha mostrado su profesionalismo, su disciplina y su profundo compromiso social.
Sin la Fuerza Aérea no hubiese sido posible que nuestro país enfrentara, y hay que decirlo, enfrentara exitosamente las adversidades provenientes de la naturaleza.
La vocación de servicio a México de nuestros soldados del aire, también se expresa en su apoyo a la lucha contra el crimen organizado y una de sus formas más violentas, inhumanas y peligrosas, que es el narcotráfico.
Al lado de los miembros del Ejército y de la Armada, ustedes han estado en la primera línea de combate para cerrar el paso a las bandas de delincuentes que amenazan al país, para responder a quienes desafían al Estado con sus actividades delictivas y acciones violentas y garantizan, así, la seguridad interna de la Nación.
Los integrantes de nuestras Fuerzas Armadas han puesto en esta tarea arrojo, empeño y capacidad. Sin flaquezas ni titubeos, han golpeado sin distingos a las organizaciones criminales más peligrosas de la Nación. Sin vacilaciones han contribuido a los mayores decomisos de armas, de dinero ilícito o de droga de nuestra historia, y lo han hecho incluso a costa de la propia vida.
Desde el inicio sabíamos que esta lucha por defender a la Nación y garantizarle a las futuras generaciones de mexicanos un México en paz, en tranquilidad y en orden tendría costos y costos elevados.
Hemos sufrido, por desgracia, la pérdida de verdaderos héroes que tuvieron siempre presente el sagrado deber de servir a la Nación. Hoy rindo desde aquí mi más sentido homenaje a quienes han caído en el cumplimiento de su deber, especialmente quiero recordar, entre ellos, al General de Brigada, Mauro Enrique Tello Quiñones, quien murió hace una semana en Cancún, Quintana Roo, y por quien pido que guardemos un minuto de silencio.
(MINUTO DE SILENCIO)
Gracias.
Los soldados de México saben que en defensa de la Patria vale la pena arriesgar la vida misma, ustedes han puesto la vida al servicio de México en el cumplimiento de su deber, y no les arredra el riesgo de resultar heridos en los enfrentamientos con los enemigos de la Nación o de afrontar condiciones de elevada peligrosidad en su esfuerzo por salvar a sus compañeros, por capturar al enemigo, por incautar armas o instrumentos de su actividad delictiva.
Y por eso, para galardonar a militares que se destacan por estas acciones se han creado las Condecoraciones de Primer Grado. Y para mí ha sido un honor entregar este reconocimiento a bravos mexicanos, a distinguidos militares de distintas armas y, en especial el día de hoy, a quienes hemos galardonado.
Ha sido un honor entregar este reconocimiento al Cabo de Caballería, Rubén Vázquez de León, por su heroica actuación en el operativo que permitió asegurar uno de los mayores arsenales de armas de alto poder decomisados en la historia a una organización criminal.
Muchos de ustedes también sobresalen por su conducta honesta, leal y patriota al rechazar sobornos de las organizaciones criminales, al colaborar en el aseguramiento de enervantes o armamento, al participar en labores de localización y erradicación de plantíos de enervantes, al fortalecer a las autoridades civiles para que impere la ley y sea el imperio de nuestra soberanía el único que rija las vidas de los mexicanos.
Y ha sido muy satisfactorio también entregar la Insignia de Segunda Clase al Sargento Segundo de Infantería Juvencio Juárez Barragán, por su acción valerosa en el enfrentamiento entre personal militar y un comando armado que protegía una casa de seguridad y salvó así en mucho la vida propia y la de sus compañeros.
Otros de ustedes se distinguen por realizar tareas operativas, de estrategia e inteligencia, dirigidas a reducir los espacios donde se mueven los criminales.
Y por eso ha sido muy grato también entregar la Condecoración de Tercera Clase al Teniente de la Fuerza Aérea Víctor Manuel Hernández Sahagún, por su eficaz labor que permitió localizar y destruir varias toneladas de droga almacenadas en una bodega.
Y así como hoy entregamos estas distinciones, ayer tuve el orgullo de condecorar a otros valerosos integrantes del Ejército Nacional por su entrega, arrojo y buenos resultados en la lucha contra el crimen y la preservación de la seguridad interior.
Estos merecidos reconocimientos son para nuestros militares más destacados y, al mismo tiempo, para sus familias, para sus esposas, sus hijos y sus padres, que en el orgullo de ser, precisamente, eso; esposa, hijos o padres cifran una verdadera honra en la vida. Ellos también, lo sé, realizan importantes sacrificios para que ustedes puedan cumplir con su deber.
También hemos entregado menciones honoríficas a seis unidades de la Fuerza Aérea Mexicana que han sobresalido en la campaña permanente contra el tráfico de drogas.
En nombre de sus compañeros, recibieron esta distinción los comandantes de los escuadrones aéreos de Oaxaca y Zapopan, de las escuadrillas de vigilancia de la Ciudad de Ixtepec, Hermosillo y Mérida, y del escuadrón de esta Base Aérea de Santa Lucía.
Estas unidades aéreas han participado activamente en el cumplimiento de las misiones encomendadas, en la captura o traslado de peligrosos narcotraficantes, en el decomiso de cuantiosos cargamentos de droga y arsenal de armamento, en el aseguramiento de aeronaves, embarcaciones y vehículos y en la destrucción de plantíos.
Son muchas, muchas las lecciones de heroísmo, lealtad y sacrificio que nos han dado nuestros soldados y marinos y que debemos rescatar.
Quienes hoy han recibido alguna distinción han cumplido con su deber, que en eso se cifra la tarea cotidiana de cada militar y en eso se construye un heroísmo personal que la Patria agradece.
Hoy, quienes han recibido esta distinción son y deben ser un ejemplo a seguir por todos los mexicanos.
Todos y cada uno de ustedes, cuando cumplen con su deber, fortalecen y enriquecen con su actuación el espíritu patrio. Esta clase de acciones, esta entrega sin reserva al servicio de la Nación es la mejor forma de fortalecer al Estado mexicano, es la mejor manera de contribuir al engrandecimiento de México.
La importante labor que realizan nuestros soldados del aire es apreciada y valorada por todos los mexicanos. Y por eso, desde el inicio de este Gobierno, asumimos como un reto el mejorar las condiciones de vida de ustedes y sus familias, y sé que este compromiso debe manifestarse en un esfuerzo permanente por asignarles un salario decoroso, por mejorar prestaciones, posibilidades de acceso a vivienda u opciones de desarrollo profesional.
En lo que va de esta Administración, los miembros del Ejército y la Fuerza Aérea, particularmente el personal de tropa y oficiales, han recibido un aumento constante en sus percepciones.
Hemos hecho un esfuerzo por mejorar, así sea de manera paulatina los ingresos del personal retirado. Este año, se autorizó además del cinco por ciento en los haberes del personal militar tradicional, se instruyó nuevamente un aumento adicional de mil pesos como compensación técnica en el servicio para el personal de tropa.
Ustedes prestan un elevado servicio a la Nación y la Nación debe reconocerlo y retribuirlo. Asimismo, hemos multiplicado los beneficios para los deudos de soldados caídos en el cumplimiento del deber no sólo en el incremento al monto del seguro de vida familiar, sino en la entrega de créditos para vivienda en condiciones preferenciales y becas para que sus hijos continúen sus estudios.
De manera adicional, buscamos avanzar para garantizar un trato laboral equitativo entre mujeres y hombres. Por ejemplo, las asignaciones de jerarquías y cargos se realizan sin distingos de género; las mujeres reciben, además de nuevas posibilidades de estudio, atención médica especializada y servicios de guardería.
Además, tan sólo en el último año aumentó en más de 20 por ciento la presencia de personal femenino en el Ejército y la Fuerza Aérea, y en este 2009, por primera vez en la historia, una mujer, la Cadete Andrea Alejandra Cruz Hernández, piloteó un avión de la Fuerza Mexicana, de la Fuerza Aérea.
Este año, la Secretaría de la Defensa Nacional ejercerá un presupuesto sin precedentes de más de 43 mil 600 millones de pesos, 25 por ciento superior en relación tan solo al del año pasado.
Con ello, no sólo seguiremos impulsando las condiciones de bienestar de los soldados de México y sus familias, sino que además buscaremos mejorar la capacidad de respuesta técnica y operativa para responder a los retos que enfrenta nuestra gran Nación.
Mujeres y hombres de la Fuerza Aérea Mexicana:
El General Vicente Riva Palacio decía con razón, que toda sociedad guarda en su seno un germen incorruptible de moralidad y un núcleo de hombres que ni la seducción ni el miedo alcanzan a corromper. Así concibo yo a los soldados de México.
México ve en los integrantes de nuestras instituciones armadas una reserva de esos valores que son la garantía verdadera de la Nación.
Ayer, durante la Marcha de la Lealtad, el General Guillermo Galván Galván afirmó que la Patria tiene en sus militares mentes y corazones donde la lealtad es divisa y la disciplina conducta. Y agregó que nuestro ánimo está revitalizado y nuestra moral permanece inquebrantable.
Nada nos intimida ni nada nos detendrá, y así es, ese es el aliento vital que mueve a los integrantes de nuestros institutos militares.
Hace 94 años, la rama aérea del Ejército Nacional fue designada Arma de Aviación Militar. Y hace 65 años, fue elevada al rango de Fuerza Armada.
A lo largo de estas décadas, el Instituto al que pertenecen ha sabido prepararse, renovarse y ponerse al día para estar a la altura de los desafíos de cada etapa de la vida nacional.
La Fuerza Aérea Mexicana es orgullo de todos porque es ejemplo de nobleza y deber moral, de lealtad y compromiso social. Como Presidente de la República, me siento muy honrado de comandar una institución surgida del pueblo, identificada plenamente con valores que unen a los mexicanos y consagrada a la defensa de los intereses superiores de la Nación.
De cara a los retos que tenemos por delante, los instruyo a mantener en alto el honor, el prestigio y la grandeza de la aviación militar, a escribir nuevas páginas de gloria en la protección de los mexicanos y en la defensa de la Nación.
Mujeres y hombres de la Fuerza Aérea Mexicana:
Recordemos todos, tengamos siempre presente que es un honor, un gran honor servir a México.
Muchas felicidades en este nuevo día y que sigan los días de gloria para las Fuerzas Armadas mexicanas.
****
El ciudadano General de División, Piloto Aviador Diplomado de Estado Mayor Aéreo, Leonardo González García, Comandante de la Fuerza Aérea Mexicana:
Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.
General Guillermo Galván Galván, Secretario de la Defensa Nacional; Almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, Secretario de Marina; distinguidos miembros del presídium, damas y caballeros, compañeros de armas.
La Fuerza Aérea Mexicana celebra en esta fecha 94 años de desplegar las alas y surcar los cielos de nuestra Nación. Esta conmemoración se inspira en la fortaleza de sus mujeres y hombres que portan el uniforme que les distingue como miembros comprometidos al servicio de la Patria.
Nuestra institución emergió de la Revolución de 1910. Claro ejemplo es el hecho de que don Francisco I. Madero fue el primer Jefe de Estado que voló en un aeroplano.
Posteriormente, don Venustiano Carranza, primer Jefe del Ejército Constitucionalista, sentó el precedente histórico que daría lugar a la formalización del deseo y dedicación de los hombres del aire, cuando en 1915 emitió el decreto que originó la creación del Arma de Aviación Militar, siendo el 10 de febrero de 1944 reconocida por el Congreso de la Unión y elevada al rango de Fuerza Armada.
El profesionalismo siempre ha estado presente como esencia del cotidiano devenir. Por ello, los retos nos brindan la oportunidad y el estímulo de servir al pueblo de México y brindarles seguridad en el espacio aéreo nacional.
La muestra fehaciente está escrita en letras de oro con la participación de los integrantes del Escuadrón 201, Águilas Aztecas que vieron ondear el pabellón tricolor en suelo extranjero el 2 de mayo de 1945; hazaña de la que los mexicanos nos sentimos orgullosos.
Cada uno de estos eventos dio lugar a la cimentación y evolución del poder aéreo en el país. La tenacidad ha sido una característica de esta organización desde su nacimiento y una herencia para las actuales y futuras generaciones, quienes están obligadas a entregar de sí sus mejores capacidades, por el bien de México.
El propósito de mejorar la eficiencia es permanente; la tecnología y el desarrollo de nuevas alternativas nos comprometen a la precisión en cada una de las acciones que realizamos.
La lucha frontal en contra del narcotráfico no es la excepción; se manifiesta a través de reconocimientos aéreos e intercepción de aeronaves ilícitas, así como en la erradicación de enervantes por medio de fumigación aérea, al accionar los recursos humanos y materiales para el cabal cumplimiento de estas misiones.
El país ha sufrido embates de la naturaleza, como en el año 2008, en los estados de Veracruz y Tabasco, donde en forma oportuna la aviación militar estuvo presente transportando víveres, medicamentos y agua a áreas remotas, y realizando también operaciones de búsqueda, rescate y evacuación.
En este aniversario, reconocemos la vocación inquebrantable del componente humano, el cual lleva consigo el más alto sentido del deber, sabedor de que su actuación es parte del esfuerzo para seguir construyendo esta gran Nación.
Expresamos también un reconocimiento y nuestra gratitud al personal en situación de retiro, ratificándoles que su buen ejemplo será imitado.
Señor Presidente:
La historia de la Aeronáutica Militar en el país motiva a la superación constante, siendo un desafío que obliga a ser mejores. Actualmente, cuando los retos son múltiples la sinergia es un instrumento fundamental en la consecución de las metas trazadas.
Quienes portamos el uniforme de los soldados del aire concurrimos hoy puntuales y prestos a cumplir con las misiones que el pueblo demanda, manteniendo a través de la práctica la vigencia de los valores que dieron vida a esta institución como salvaguardas del espacio aéreo nacional.
Con la mirada al horizonte y orgullosos, cada integrante de esta Fuerza Armada refrendamos a México y a usted, nuestro empeño en lograr la excelencia en el cumplimiento del deber, inspirados en el lema: Honor, valor, lealtad.
Muchas gracias.
-MODERADORA: En conformidad con la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, que en su Artículo 59 establece: la Condecoración al mérito en la campaña contra el narcotráfico se otorgará a militares o civiles que en el cumplimiento de su deber realicen actos de notoria trascendencia en dicha actividad que podrán ser en grado de orden, de primera clase, de segunda clase y de tercera clase.
-MODERADOR: El personal que a continuación se cita recibe de manos de nuestro Comandante Supremo la Condecoración en primera, segunda y tercera clase al mérito en la campaña contra el narcotráfico.
(ENTREGA DE CONDECORACIONES)
-MODERADOR: En reconocimiento al personal que en esta fecha fue condecorado, la Banda de Guerra ejecutará el Toque Militar Tres de Diana.
(TOQUE MILITAR)

Día mundial contra el Cáncer

Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, LX Legislatura
Versión estenográfica de la sesión ordinaria del martes 10 de febrero de 2009

Posisionamientos:
La diputada María Mercedes Maciel Ortiz (PT): El 4 de febrero se conmemoró el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer, en un entorno donde anualmente mueren a causa de esta enfermedad, más de 8 millones de personas. Se ha propuesto por parte de la Organización Mundial de la Salud, reducir la incidencia mortal de la enfermedad en un 2 por ciento entre el año 2006 y el año 2015, lo que podría evitar que perdieran la vida 8 millones de personas, aproximadamente, en ese lapso.Es necesario destacar que gran parte de estos decesos se dan en países de ingresos bajos y medios, que no cuentan con los recursos suficientes y necesarios para prevenir y combatir esta enfermedad.También debe señalarse que las estadísticas muestran que el mal del siglo XX-XXI ataca principalmente a las mujeres. En 2007, en nuestro país fallecieron 65 mil personas a causa de esta enfermedad sobresaliendo, en el caso de las mujeres, el cáncer de mama y, en el de los hombres, el de próstata.La tasa de mortalidad por cáncer de mama durante el periodo 2002-2007 se incrementó de casi 15 defunciones a más de 16 por cada 100 mil mujeres de 25 años de edad. Hubo en el periodo en comento un desplazamiento del cáncer cervicouterino. En los hombres la mayoría de esa población correspondió al cáncer de próstata y después los del tracto respiratorio y el estomacal.En el caso de México existe un Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos que para 2008 contó con recursos del orden de 10 mil millones de pesos, de los cuales fueron empleados poco más de 23 por ciento para atender a los enfermos de cáncer.Indudablemente la presencia creciente de este mal tiene mucho que ver con la prevención del mismo. Nuestra población no está acostumbrada a realizarse estudios o revisiones para detectar malformaciones en su organismo. Es por ello que son necesarias las campañas de concientización entre la población femenina y masculina, que el gobierno, a través de la Secretaría de Salud, debe de emprender de manera masiva.Baste decir que 40 por ciento de los cánceres se podrían evitar con campañas en las que se privilegie la información relativa a dietas saludables, abandono del hábito de fumar y el ejercicio físico. En nuestra opinión, las campañas deben ser enfocadas a los segmentos de la población en donde la pobreza y la marginación están más presentes, en vista de que no cuentan con los recursos indispensables para someterse a estudios sofisticados y, por tanto, onerosos, que requiere este mal.El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo tiene claro que se requiere un tratamiento integral de esta enfermedad que no sólo pasa por la prevención, sino por la modificación de hábitos y conductas inherentes al modelo económico-político-social que rige en México.Las precarias condiciones de vida influyen de manera determinante en la proliferación de enfermedades crónico-degenerativas que ponen en jaque la vida de las nuevas generaciones.En este orden de ideas, algunas de nuestras propuestas son asignar mayores recursos al sector salud etiquetados para la prevención y tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas; prohibir los anuncios de alimentos chatarra, cigarros, refrescos, vinos y licores, en radio y televisión.Promover que se incremente el número de horas en que se imparta educación física y deportes en las escuelas públicas y privadas; promover que las empresas, las instituciones educativas y las oficinas públicas otorguen espacios en tiempo y lugar, para llevar a cabo actividades deportivas; impulsar que los programas de radio y televisión promuevan hábitos saludables en la dieta de los mexicanos.Estas propuestas contribuyen de manera importante a tener un estilo de vida más saludable, lo que incide directamente en la disminución de este tipo de padecimientos que deterioran la salud, hasta padecer cáncer.El Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo expresa su compromiso de coadyuvar en la solución de estos problemas sociales. Asimismo, somos solidarios con los mexicanos que sufren esta enfermedad. Por su atención, gracias.
La diputada Beatriz Manrique Guevara, del Partido Verde Ecologista de México:
El cáncer es una de las principales causas de muerte a escala mundial y sus causas son muy diversas; desde factores genéticos hasta ambientales, como el tipo de alimentación, nuestros hábitos cotidianos y la exposición a factores de riesgo como la contaminación del aire, el agua y los alimentos.Como todos sabemos, existen diversos tipos de cáncer y su nombre depende del órgano o tejido donde se inicia. El cáncer de pulmón es el más frecuente a nivel mundial y el cáncer de mama es el más frecuente en las mujeres de países industrializados.En México y en algunos otros países se observa que la prevalencia del cáncer es variable de acuerdo al género. En las mujeres los tumores por cáncer cervicouterino y de mama son los que más muertes ocasionan, seguido del cáncer de hígado y el de estómago. En los hombres los tumores malignos que más causan muerte son los de tráquea, bronquios, pulmón, seguidos del cáncer de próstata.De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud la frecuencia del cáncer seguirá aumentando hasta convertirse en la primera causa de muerte en los países desarrollados.Afortunadamente más del 30 por ciento de los tumores malignos pueden prevenirse, evitando la exposición a factores comunes de riesgo, como el humo del cigarro y los alimentos contaminados con agroquímicos.Además varios tipos de cáncer pueden ser tratados con cirugía, radioterapias o quimioterapias, especialmente si se detectan temprano, lo cual ocurre cada vez más, favoreciendo así la supervivencia de los pacientes que tienen estas afectaciones.La Organización Mundial de la Salud recomienda que las políticas y programas relativos a la atención del cáncer estén centrados en la gente, promuevan la equidad de género, incluyan a los tomadores de decisiones y que tengan un enfoque multisectorial, reforzando la investigación y dando prioridad a los temas de mayor importancia regional.En el contexto del Día Mundial de Lucha contra el Cáncer, conmemorado el 4 de febrero, las Naciones Unidas hicieron un llamado a todos los países para reforzar el compromiso político, con motivo de favorecer la prevención y control de esta enfermedad.Hace falta impulsar la investigación y difundir los conocimientos existentes para facilitar la generación de tecnologías aplicables al control del cáncer.Asimismo falta también desarrollar herramientas para una mejor prevención y detección temprana y reforzar los sistemas de salud a nivel nacional y estatal, así como facilitar el intercambio tecnológico entre países y regiones.En México hemos visto avances sobresalientes, relativos a la prevención y control del cáncer. Por ejemplo, la investigación realizada por el Instituto Nacional de Cancerología ha generado grandes aportes al conocimiento médico mundial, especialmente sobre el cáncer de mama y el cáncer cérvicouterino.Dicho instituto anunció la ampliación de sus instalaciones, lo cual le permitirá optimizar sus labores y generar más y mejores resultados.También es importante la labor del sector salud que ha puesto especial atención en los programas para promover la prevención, detección y atención temprana del cáncer cérvicouterino y de mama, de próstata, de pulmón, estómago y los linfomas cuya atención fue incluida recientemente en la cobertura del Seguro Popular.En el Partido Verde queremos que continúen las acciones del gobierno en materia de atención y que se cumplan los objetivos planteados para este sexenio, como establecer el Registro Nacional de Casos de Cáncer.Debemos recordar que la lucha contra el cáncer no sólo corresponde a los institutos de investigación y a la Secretaría de Salud, por eso en el Partido Verde estamos conscientes del esfuerzo multidisciplinario que se requiere, el cual debe también incluir al Poder Legislativo y a la ciudadanía en su conjunto.En consecuencia, hemos impulsado, durante la presente Legislatura, diversas iniciativas para prevenir el tabaquismo, el virus del papiloma humano y la contaminación atmosférica, que son los mayores factores de riesgo comprobados para el desarrollo de los cánceres más frecuentes.También hemos realizado actos públicos y hemos presentado propuestas para restringir los alimentos transgénicos o con exceso de hormonas, pesticidas, colorantes y conservadores.Estos agentes afectan nuestra alimentación y cada vez existe mayor certeza científica de su relación con los cánceres del sistema digestivo, entre ellos, el de estómago, páncreas, colon e hígado.Así, pues, exhortamos respetuosamente a todas las fracciones parlamentarias a unirse a esta conmemoración del Día Mundial del Cáncer.Recordemos que la lucha contra el cáncer es una labor compleja que requiere nuestro compromiso y participación activa. Por su atención, muchas gracias.Diputado Juan Abad de Jesús, por Convergencia:
Reconocemos que el padecimiento de cáncer ha unido a los diputados de la Comisión de Salud en distintos momentos de esta legislatura, en especial el año pasado, para la prevención mediante la Ley General para el Control del Humo de Tabaco, y en nuestra necesidad de avanzar por la distribución de la vacuna del virus del papiloma humano.Lamentablemente el cáncer se presenta en muchas formas y en edades diversas. El año pasado el secretario de Salud reconocía que del 65 al 90 por ciento de las familias que tienen un menor con esta enfermedad carecen de seguridad social y de recursos económicos para solventar el tratamiento.Convergencia reconoce que pese a la suma de muchas voluntades, entre nosotros como diputados o con las autoridades sanitarias, estatales y federales, tenemos aún retos para seguir trabajando. Necesitamos, por ejemplo, para concretar la prevención, contar con recursos humanos suficientes capacitados específicamente en la prevención de esta enfermedad.Nuestro personal de salud, pese al nivel que pueden ofrecer las instituciones que egresan, no garantizan en su contacto con el paciente una prevención suficiente para el proceso de transición epidemiológica que viene.Existe también el problema de atención al enfermo, quien se enfrenta a retos sociales tan diversos, que van desde la atención parsimoniosa hasta la mal procuración de sus derechos humanos.El cáncer en la transición epidemiológica y de edades, no sólo es problema de nuestro país, sino del mundo, tanto, que se espera que supere la causa de mortalidades, incluso mayores a las enfermedades cardiacas. La pregunta es: ¿estamos preparados en nuestro país para esta transición?Los estudios de gabinete para la detección que se realizan por regular esta forma, parece obedecer a las campañas más bien locales que se instrumentan, o bien laboratorios, o bien autoridades locales como el DIF, o bien, organizaciones no gubernamentales, o a la autoridad sanitaria estatal o federal. Pero, todavía no nos hemos puesto de acuerdo para integrar todos esos esfuerzos. Tal como se disemina en el cuerpo, esta enfermedad irá creciendo en nuestra población.Nos falta ?insistimos? concebir el problema de cáncer, no como un esfuerzo aislado de las organizaciones no gubernamentales, a quienes Convergencia reconoce su capacidad organizativa y el fervor de su trabajo; ése mismo ímpetu en el que debemos compartir funcionarios de distintos niveles y cargos.Por citar un ejemplo, ante la propuesta de esta legislatura por impedir más daños en el tabaquismo, le falta sumarse a la auténtica convicción de autoridades estatales sanitarias que vigilen y procuren el cumplimiento de esta ley. Falta aún que se le reglamente en un nivel municipal y se adecue y prevenga la corrupción de las jurisdicciones estatales.El cáncer no es un tema aislado, es un reto sanitario que tenemos que asumir todos. Nuestro partido, Convergencia, reconoce finalmente a los médicos, enfermeras y personal paramédico que han venido dando, pese a la precariedad de los recursos, lo mejor de sí a los pacientes de distintos tipos de cáncer.Esperamos de ello no sólo cese la sensibilidad, y tengan la certeza que es la misma que nos mueve y moverá en todo cuanto tenga que ver con la prevención y atención de este padecimiento.Nuestra autoridad sanitaria debe garantizar la detección oportuna con estudios sucesivos. Debemos garantizar el seguimiento de los tratamientos y garantizar equipamiento mínimo.No es una necesidad, es una exigencia propia de nuestra propia transición debida y epidemiológica en la que estamos inmersos. Esperamos estar a la altura de este problema y lo ataquemos en forma conjunta. Es cuanto, señor presidente.Lucía Ortega Tzitzihua (PRI):
La Organización Mundial de la Salud ha instituido el 4 de febrero como el Día Internacional contra el Cáncer, reconociendo que esta patología es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo y se constituye en un problema de salud pública.A nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud calcula que, de no mediar intervención alguna, 84 millones de personas morirán de cáncer entre 2005 y 2015. Señala que el cáncer es la primera causa de mortalidad a nivel mundial. Se le atribuye 7.9 millones de defunciones ocurridas en 2007; aproximadamente un 30 por ciento del total.En este Día Internacional contra el Cáncer, un hecho significativo a considerar es, sin duda, que aproximadamente el 30 por ciento de las defunciones por cáncer son prevenibles. De manera general, la Organización Mundial de la Salud identifica que el consumo de tabaco, a nivel mundial, es el principal factor singular de riesgo de cáncer. Sin embargo, hablar de cáncer es identificar a un grupo de más de 100 enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo.Los tipos de cáncer más frecuentes a nivel mundial, ordenados según el número de defunciones mundiales son: en hombres, de pulmón, estomago, hígado, colon, recto, esófago y próstata; en mujeres, de mama, cuello, colon, recto y estómago.En México debemos llamar la atención, en esta fecha tan representativa, para hacer un frente común en la lucha contra el cáncer y promover medios significativos para aliviar la carga nacional de esta enfermedad.Quiero aprovechar esta fecha para ponderar el cáncer de mama, el cáncer cervicouterino y el pulmonar, porque constituyen indicadores de salud en países en vías de desarrollo y sus tendencias en la mortalidad van en aumento. En 2007 la mortalidad por esta causa a nivel nacional fue de 16.4 defunciones por cada 100 mil mujeres, de 25 años y más.En el mundo, el cáncer cervicouterino ocasiona la muerte prematura de aproximadamente 274 mil mujeres cada año, a pesar de que este padecimiento es prevenible y curable, si se detecta en etapa temprana.Desde esta tribuna, compañeras diputadas y compañeros diputados, se hace un llamado a todo el sector salud, para ampliar la cobertura de atención de esta enfermedad, ya que se dispone de amplios conocimientos acerca de las causas de cáncer, las intervenciones encaminadas a prevenir y tratar la enfermedad.Es posible reducir y controlar el cáncer, así como la detección precoz y el tratamiento de los pacientes con cáncer. Es posible prevenir aproximadamente el 30 por ciento de los casos de cáncer mediante la modificación y la prevención de los principales factores de riesgo.El cáncer es una enfermedad que exige modelos preventivos eficaces, ya que causa altos costos económicos y sociales, y lesiona irreversiblemente a quienes lo padecen y a sus familias.Su combate requiere la suma de esfuerzos por parte de esta representación nacional, y en todas las instituciones públicas es una condición básica para contribuir a la sociedad justa que queremos los mexicanos.El Partido Revolucionario Institucional convoca hoy a la suma de voluntades contra el cáncer y contra todo mal que lesiona la salud pública. He dicho, compañeros.
El diputado Daniel Dehesa Mora (PRD): El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud calcula que no ha de haber medidas preventivas para este mal, en el 2015 tendremos, aproximadamente, 85 millones de personas que fallecerán por este padecimiento.Cada 4 de febrero la Organización Mundial de la Salud hace frente común con la Unión Internacional del Cáncer y, con el patrocinio de ésta promueve medios para aliviar la carga mundial de la enfermedad.En el 2005, 7.6 millones de personas murieron de cáncer, más del 70 por ciento de estas muertes ocurrieron en países de bajos y medianos ingresos.En México la mortalidad por cáncer mamario durante el 2007, de acuerdo al último reporte de rendición de cuentas de la Secretaría de Salud ocupa el primer lugar de mujeres con una tasa de 16.4 por 100 mil mujeres de 25 años y más, y el cérvicouterino ocupa el segundo lugar con una tasa de 14.3 por ciento.La mortalidad por cáncer de próstata tiene una tasa de 19.2 por ciento, por 100 mil hombres mayores de 25 años de edad. La mortalidad de cáncer pulmonar en mujeres tiene una tasa de 4.3 por ciento y en el caso de los hombres la tasa de mortalidad es de 8.4 por ciento.La prevención y la promoción de la salud son las verdaderas estrategias para evitar el cáncer, donde se requiere tener una planeación de acuerdo a los recursos disponibles e integrar control del cáncer con los programas de otras enfermedades crónicas degenerativas.Se tendrán que fortalecer también los programas de promoción y prevención del cáncer mediante el control de los principales factores de riesgo. Se recomienda la prevención del cáncer y el aumento de la calidad de vida sean temas recurrentes.La Organización Mundial de la Salud estima que el 40 por ciento de los cánceres, incluso el cáncer de estómago y el cervicouterino podrían evitarse por el simple hecho de no consumir tabaco, hacer ejercicio regularmente y observar una dieta saludable. El tabaquismo es la principal causa evitable de cáncer en el mundo.Para el 2009 se requiere luchar con el sobrepeso y la obesidad infantil, dos factores de riesgo que pueden llevar al cáncer a la edad adulta.El Grupo Parlamentario del PRD exhorta a las autoridades de salud, de educación y al Seguro Popular, de transitar de los conocimientos de la promoción y de la prevención de salud, a las acciones efectivas para todos los mexicanos en riesgo. Gracias, por su atención. Muy amables.
Jorge Quintero Bello (PAN): Con su venía, diputado presidente. La salud es condición sine qua non para la calidad, el desarrollo humano y la justicia social.Por ello, corresponde al Estado en su conjunto instrumentar los mejores mecanismos desde cualquier ámbito ?público o privado? para tener la capacidad de atender a todas y cada una de las personas en materia de salud y así, brindar los elementos mínimos de bienestar a los que el ser humano aspira.El cáncer es una enfermedad letal de suma gravedad que debilita física y moralmente al ser humano, deteriora la calidad de vida de quien lo padece, causándole postración, estado anímico depauperado, destrozándole su autoestima y la de los familiares.El cáncer es una enfermedad que no respeta condiciones sociales y se da en todas las edades, convirtiéndose en un verdugo silencioso pero activo de quien menos lo espera. Por ello, todos y cada uno de los esfuerzos destinados para combatirlo bien valen la pena.El cáncer se ha convertido en el principal flagelo tanto del siglo anterior como del presente. De allí la importancia de destacar la lucha que se ha emprendido a nivel mundial. Por ello, cada 4 de febrero se celebra el día internacional de la lucha contra éste terrible mal.De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se estima que, de no mediar intervención alguna, en los años del 2005 al 2015 se morirán de cáncer 84 millones de personas en el mundo. Debido a ello, la ciencia médica ha desarrollado no sólo medidas preventivas sino tratamientos cada vez más exitosos para combatirlo.La misma OMS estima que un 40 por ciento de los cánceres se puede evitar, aconsejando no consumir tabaco, hacer ejercicio regularmente, observar una dieta saludable y se recomienda un chequeo médico cada seis meses para diagnosticarlo tempranamente con grandes posibilidades de curación.El gobierno federal, en la campaña de 2009, está haciendo principal énfasis en la prevención ya que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en el año 2007 se registraron 65 mil 112 casos de personas que fallecieron por cáncer, de las cuales 11.1 por ciento eran varones y 14.6 por ciento eran mujeres en etapa reproductiva, de las cuales el 13.8 por ciento correspondió a cáncer de mama; 12.1 por ciento a cervicouterino que pudieron evitarse con prevención. Sólo el cáncer de mama se incrementó casi en un 2 por ciento durante el período de 2002 a 2005.Otras cifras escalofriantes: En nuestro país, el cáncer en 2007 representó la tercera causa de muerte entre las mujeres con 35 mil 303 defunciones, mientras que en los hombres fue la cuarta con 33 mil 509 defunciones, o sea, el 11.8 por ciento.En Acción Nacional somos sensibles a estos temas y por ende hemos luchado con todo en contra de éste y otros terribles males apocalípticos, aportando mejores presupuestos para ayudar a prevenir, a mejorar y/o a curar a quien los padece.El Seguro Popular, a través del Fondo de Gastos Catastróficos, ejercerá 11 mil millones de pesos etiquetados para realizar campañas de prevención de enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes, la hipertensión arterial y, sobre todo, contra el cáncer.Recordemos que Acción Nacional fue el autor de la iniciativa recién estrenada el 6 de enero de este mismo año, que modifica la Ley General de Salud introduciendo la medicina paliativa en beneficio de este tipo de enfermos terminales ?que muchos de ellos son por cáncer?, a dotarlos de derechos para que puedan decidir dónde desean ser tratados: en su casa o en el hospital, para que se les alivie del dolor y sufrimiento, tanto físico, psíquico, emocional y espiritual, mejorándolos en cuanto a calidad y dignidad de vida se refiere, en casos cuando su enfermedad es irreversible.Esta fecha nos debe servir para darnos cuenta que la vida no la tenemos comprada y debemos, diariamente, con nuestras mejores acciones, propiciar mejores ambientes al interior de la sociedad, de nuestras comunidades, siendo solidarios y viviendo responsablemente, luchando por nuestras generaciones y por las futuras.Esto, como un homenaje póstumo a nuestro amigo y compañero diputado Andrés Bermúdez Viramontes, quien falleció recientemente de este terrible mal. Tiempo. Es cuanto, presidente.

Gómez Mont en Ginebra

Ginebra, Suiza, a 10 de febrero de 2009
El día de hoy, México sustentó su informe sobre la situación de derechos humanos en el país ante el Mecanismo de Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, Suiza.
Encabezó la delegación de México estuvo el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, lo acompañaron funcionarios de las secretarías de Relaciones Exteriores, Desarrollo Social, Defensa Nacional y Seguridad Pública; la Procuraduría General de la República y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, así como por las
titulares del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y del Instituto Nacional de las Mujeres.
El cuarto periodo ordinario de sesiones del Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos concluirá el próximo viernes 13 de febrero, cuando se aprobará el informe final del grupo de trabajo de dicho mecanismo, el cual tiene como objetivo evaluar cada cuatro años la situación de los derechos humanos en todos los países miembros de la ONU; hasta ahora 59 países han sido revisados.
Durante su gira de trabajo por Ginebra, el secretario Gómez Mont se reunió con la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay; con el secretario general de la Organización Internacional para las Migraciones; William Swing; así como con legisladores, representantes de órganos autónomos de derechos humanos y de la sociedad civil mexicana que asistieron a la sustentación del informe.
Esta fue su intervención.
Señor Presidente del Consejo;
Señora Alta Comisionada;
Distinguidos delegados y delegadas;
Invitados especiales; Señoras y señores:
Comparezco ante ustedes para presentar el Informe de México en materia de Derechos Humanos. México se somete al Mecanismo de Examen Periódico Universal con la convicción de que la promoción y protección de los derechos humanos es una obligación irrenunciable de todos los gobiernos y un imperativo ético universal.
Este foro es testigo y muestra de que para mi país, la cooperación con los mecanismos internacionales de derechos humanos es una herramienta invaluable para impulsar cambios estructurales internos.
Agradezco y reconozco a los actores nacionales e internacionales que proporcionaron los insumos para este examen. En especial, a la Oficina del Alto Comisionado, a las organizaciones sociales, a los órganos autónomos en la materia, las instituciones académicas, y diversas dependencias de los gobiernos federal y locales.
Nos acompañan legisladoras, funcionarios de organismos autónomos de derechos humanos, así como integrantes de organizaciones no gubernamentales mexicanas. Su presencia muestra que la construcción de un México donde los derechos humanos sean plenamente respetados, es tarea compartida de todos los mexicanos.
Derechos Humanos y Democracia
México es una democracia en proceso de consolidación. En las últimas décadas se han registrado avances históricos en materia de libertades ciudadanas y representación política, que han abierto la puerta a la pluralidad y la alternancia en los distintos órdenes de gobierno.
En este proceso, México enfrenta dos retos fundamentales:
· El fortalecimiento de un Estado de derecho efectivo, con instituciones de seguridad y de justicia capaces de proteger a la ciudadanía. Es en un entorno de auténtica gobernabilidad democrática donde el goce y ejercicio de los derechos humanos alcanza su plenitud.
· Así como la superación de las desigualdades que caracterizan a la sociedad mexicana, particularmente a través de la atención a la pobreza y la erradicación de la pobreza extrema.
La consolidación democrática ha derivado en profundas transformaciones en las instituciones políticas, jurídicas y sociales que se han traducido en un mayor goce de todos los derechos humanos. Ese proceso se ha manifestado en:
· Una división efectiva de poderes, con plena independencia y autonomía del poder judicial y un poder legislativo cada vez más plural y democrático;
· Una extensa red de organismos públicos a nivel federal y local, encargados de la defensa de los derechos humanos;
· Una sociedad civil más activa, participativa y vigilante del desempeño de las instituciones de gobierno;
· El fortalecimiento y armonización del marco legal e institucional de promoción y protección de los derechos humanos ; y
· La total cooperación y apertura de México al escrutinio de los mecanismos internacionales de derechos humanos.
Hoy, los tratados internacionales de derechos humanos, conforme a la Constitución, son Ley Suprema y tienen una jerarquía superior a las leyes federales y locales, por lo que pueden ser invocados ante los tribunales. La Constitución mexicana de 1917 fue pionera en el reconocimiento de garantías individuales y sociales. Recientemente ha sido reformada para incorporar estándares internacionales de derechos humanos específicos, como:
· El reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas;
· La prohibición expresa de toda forma de discriminación;
· El reconocimiento de la obligación del Estado de reparar el daño por afectar derechos de particulares;
· La abolición de la pena de muerte;
· La reforma al sistema de justicia para menores en conflicto con la ley;
· El derecho a la información; y
· Una reforma integral al sistema de seguridad pública y justicia penal, con un énfasis en los principios universales del debido proceso.
En un esfuerzo adicional, el Congreso discute diversas reformas para introducir plenamente el concepto de derechos humanos en el texto constitucional.
México tiene desafíos en materia de armonización legislativa a nivel de los gobiernos locales. Mientras que se registran avances sustantivos en cuestiones como la justicia para adolescentes, los derechos de la niñez, la igualdad entre hombres y mujeres, y el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia; deben redoblarse aún esfuerzos en temas como la trata de personas, la prevención y sanción de la tortura, los derechos de los pueblos indígenas, la prevención de la discriminación, los derechos de las personas con discapacidad, la protección de la igualdad, y la prevención y sanción de la desaparición forzada de personas.
Avances institucionales en Derechos Humanos
En México existe un alto grado de institucionalización y de consolidación de políticas públicas para la protección de los derechos humanos. México cuenta con una Comisión Nacional de los Derechos Humanos, creada desde 1990, que cumple con los Principios de París.
En el caso del Gobierno Federal, existen oficinas especializadas de derechos humanos en diversas instituciones, particularmente en las dependencias responsables de la seguridad pública y procuración de justicia, y en las propias fuerzas armadas, cuyos representantes hoy nos acompañan. Existe el mandato de crear unidades especializadas de derechos humanos en todas las dependencias e instituciones del Gobierno Federal.
Seguiremos fortaleciendo los espacios institucionales de diálogo con la sociedad civil. La Comisión de Política Gubernamental en Materia de Derechos Humanos, mecanismo de diálogo permanente entre el gobierno federal y las organizaciones en la materia, ha logrado el impulso de reformas legislativas de gran relevancia, como la iniciativa para abolir la pena de muerte.
Los avances institucionales son inseparables de las políticas públicas. Contamos hoy con un Programa Nacional de Derechos Humanos, elaborado a través de un proceso de consultas con la sociedad civil, académicos y especialistas. Dicho Programa, que contiene estrategias, indicadores y metas claras, es el referente obligado del Estado Mexicano para la consolidación de una política integral de derechos humanos.
La cooperación permanente con los mecanismos internacionales de derechos humanos, ha sido un factor de fortalecimiento de la legislación, las políticas públicas y las instituciones nacionales. Por ello, de 2001 a 2008, México ha ratificado prácticamente todos los instrumentos internacionales de derechos humanos y sus Protocolos Facultativos. Asimismo, la invitación abierta y permanente de México a todos los mecanismos internacionales de derechos humanos, ha derivado en 21 visitas de mecanismos universales y regionales a nuestro país en los últimos años.
La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, establecida a invitación del gobierno de México desde 2002, y con la cual se mantiene un acuerdo de continuidad de actividades, ha realizado contribuciones de gran relevancia. Destacan el Diagnóstico sobre la Situación de los Derechos Humanos en México de 2003, que identifica la mayor parte de nuestros retos en la materia, el monitoreo de la situación de los derechos humanos y su asesoría para la elaboración de los últimos dos Programas Nacionales.
Seguridad Pública y Derechos Humanos
Un desafío central que enfrenta México en materia de derechos humanos es la consolidación de un Estado de derecho eficaz que garantice la seguridad de los mexicanos, elemento esencial para un disfrute más pleno de tales derechos humanos. En este tema, el informe presentado por México parte de una premisa fundamental: la impunidad, la inseguridad pública y la corrupción representan, en sí mismas, una agresión inaceptable contra los derechos humanos.
El crimen organizado ha segado vidas de ciudadanos, periodistas, fiscales, policías, e integrantes de las Fuerzas Armadas. Los secuestros, la extorsión y la violencia con la que actúan las bandas delictivas, así como la corrupción con la que erosionan a las instituciones, atentan contra los derechos de los mexicanos. Es en este sentido que una grave amenaza a los derechos humanos en México proviene del crimen organizado.
Por eso, la lucha para asegurar que México sea un país de leyes, en el que imperen el orden y la legalidad, es para salvaguardar las libertades y los derechos fundamentales de las personas.
La magnitud del reto que enfrenta el Estado mexicano es enorme. Durante décadas, el crimen y la corrupción crecieron al amparo de la impunidad. En algunas regiones del país, la delincuencia había emprendido una ofensiva total contra la sociedad, rebasando en capacidad operativa y de armamento a algunas autoridades civiles.
Por ello, el Estado ha actuado con decisión y en uso de todos los instrumentos a su alcance en defensa de la ciudadanía. Así, la administración del Presidente Felipe Calderón determinó necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas en apoyo a las autoridades civiles para enfrentar al crimen organizado. El servicio que prestan las Fuerzas Armadas en esa tarea es invaluable, reconocido ampliamente por la sociedad mexicana y acorde con el marco constitucional.
Debe destacarse que el despliegue de las Fuerzas Armadas es subsidiario y sólo a petición de autoridades civiles. Es también estrictamente temporal. Además, debo enfatizar que la participación militar es únicamente un componente de una estrategia integral de seguridad. Dicha estrategia se funda en la debida depuración y profesionalización de los cuerpos policíacos de los tres órdenes de gobierno que asumirán, paulatinamente, el control total de las tareas de seguridad pública. La estrategia también incluye políticas de prevención del delito y las adicciones, reformas al marco legal y la promoción de la cooperación internacional.
Estamos conscientes de las preocupaciones sobre las presuntas violaciones de derechos humanos por parte de elementos de las Fuerzas Armadas en el ejercicio de tareas de seguridad pública, así como sobre el funcionamiento de la justicia militar en México.
Reiteramos el compromiso de las fuerzas de seguridad involucradas en la lucha contra el crimen organizado con el pleno respeto a todos los derechos humanos. En México existen los mecanismos judiciales, así como la vigilancia constante de los órganos autónomos de derechos humanos, de los medios de comunicación y de la opinión pública para que toda violación sea debidamente investigada y sancionada.
El Programa Nacional de Derechos Humanos establece el compromiso de las fuerzas armadas de impulsar reformas en materia de procuración e impartición de justicia militar, de conformidad con nuestros compromisos internacionales.
La Secretaría de la Defensa Nacional cuenta con áreas especializadas para analizar las quejas y recomendaciones de órganos autónomos, aplicando procedimientos penales y administrativos; incluso para proceder a la reparación del daño.
La adecuación plena a los estándares internacionales de derechos humanos, requiere avanzar en una regulación y capacitación a las fuerzas de seguridad en el uso legítimo y proporcional de la fuerza en el combate a la delincuencia. Si bien tenemos todavía un trecho por caminar, recientemente la Secretaría de Seguridad Pública, que está a cargo de las policías federales, suscribió un convenio con el Comité Internacional de la Cruz Roja con el fin de capacitar y certificar a los policías federales en este tema. Adicionalmente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación está revisando la cuestión de la adecuación a estándares internacionales del uso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad, a partir de la investigación sobre el caso de Atenco.
El gobierno de México ha emprendido una transformación a fondo del sistema de justicia penal con dos grandes propósitos: poner punto final a la impunidad y fortalecer las capacidades del Estado para la persecución de los delitos, con pleno respeto a los derechos humanos. Para ello, en el año 2008 se aprobó la Reforma al Sistema de Justicia Penal y de Seguridad Pública.
Se trata de una reforma que implanta un sistema acusatorio; fortalece las garantías del debido proceso para quien sea acusado de un delito; la presunción de inocencia; plenas garantías para los derechos de las víctimas; y protección más efectiva para los ciudadanos ante los abusos de autoridad.
La reforma, de manera congruente con la Convención de Palermo, fortalece las capacidades del Estado para investigar, perseguir y sancionar los delitos, siempre con estricto apego a los derechos humanos.
Además, la regulación de dicha reforma, a través de una nueva ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública, obligará a las autoridades de todo el país no sólo a profesionalizar a sus fiscales, policías y peritos, sino también a someterlos a rigurosos procedimientos de selección y control de confianza en beneficio de la ciudadanía. Con policías honestos e instituciones confiables estaremos en mejor capacidad de proteger los derechos humanos.
Libertad de expresión, tortura y Derechos Humanos
Dos cuestiones incluidas en las preguntas que se nos formularon se refieren a agresiones contra periodistas, así como al combate a la tortura en México.
Para el Estado mexicano, la libertad de expresión es condición indispensable de la democracia. Por ello, en los últimos años se han registrado avances muy importantes tanto en materia de acceso a la información como en la despenalización de la calumnia, difamación e injuria, entre otros. Pero al mismo tiempo, compartimos las preocupaciones relacionadas con la seguridad de los periodistas en México. Hoy, quienes más amenazan con violencia la labor de periodistas y comunicadores, son las organizaciones criminales que buscan vivir al cobijo de la opacidad, de la ilegalidad y de la impunidad.
El Poder Ejecutivo Federal envió recientemente al Congreso una iniciativa para considerar como delitos federales los ataques a los periodistas y que las autoridades federales sean las encargadas de investigar tales delitos. Esta iniciativa se encuentra actualmente en discusión en el Poder Legislativo. Estamos convencidos de que defender la libertad de expresión es defender un pilar del Estado democrático de derecho.
Por otra parte, el combate a la tortura es también una prioridad del Gobierno de México. En este terreno, el instrumental que provee el sistema internacional de los derechos humanos ha sido de gran importancia, sobre todo para la reducción del número total de quejas recibidas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
A partir de que reconocimos la competencia del Comité contra la Tortura, se comenzó a aplicar el Protocolo de Estambul para dictaminar científicamente los posibles casos. En la presente administración suscribimos el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, y se designó al mecanismo nacional de prevención de la tortura, y recientemente se recibió la visita del Subcomité en la materia.
Tenemos que reconocer los avances pero también los pendientes en esta materia crucial. Desde el punto de vista legal, la Constitución mexicana prohíbe expresamente la tortura, y se cuenta con legislación federal y estatal en la materia. No obstante, tenemos que asumir la necesidad de armonizar la legislación en todo el país; de contextualizar en todas las entidades federativas el Protocolo de Estambul; y de trabajar con la sociedad civil, en la creación de un registro nacional de quejas por tortura.
Tenemos la convicción de que la Reforma constitucional al Sistema de Seguridad Pública y Justicia Penal y sus leyes reglamentarias serán también una herramienta crucial en la lucha contra la tortura, al establecer que sólo las confesiones rendidas ante un juez tendrán valor probatorio.
Discriminación, igualdad de género y Derechos Humanos
El combate a la discriminación por cualquier causa es una alta prioridad del Gobierno mexicano. Nuestra Constitución la proscribe. Contamos con una Ley Federal Para Prevenir y Eliminar la Discriminación y con un Consejo Nacional como autoridad en la materia, que cuenta con un sistema conciliatorio de quejas y reclamaciones.
La discriminación contra las mujeres, especialmente la que implica actos de violencia, es una preocupación y un tema de la más alta prioridad. En este terreno enfrentamos un gran desafío.
Un tema que indigna y preocupa a todos es el de los asesinatos de mujeres, en especial los casos en Ciudad Juárez, Chihuahua. Los lamentables casos de las mujeres víctimas de la violencia de género simbolizan la impunidad que tanto daño ha hecho. Por ello, las instituciones que conforman el Estado mexicano están trabajando junto con la sociedad para que estos crímenes sean completamente esclarecidos y, sobre todo, para evitar que se sigan presentando. Tanto en lo general, como en el caso particular de Ciudad Juárez, se realizan enormes esfuerzos legales, de fortalecimiento institucional y de respaldo presupuestal.
Se han promovido nuevos ordenamientos jurídicos, como la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. En 2008, se destinaron recursos por más de 163 millones de dólares para instrumentar esta Ley. A la fecha, la mayoría de los estados han armonizado su legislación estatal con la Ley General, y cuentan con un sistema estatal contra la violencia.
También hemos puesto en marcha políticas públicas en favor de la igualdad entre mujeres y hombres. Vale la pena destacar que en 2008, se aprobó un presupuesto destinado para las mujeres, de alrededor de 700 millones de dólares.
Por otra parte, la nueva Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres promueve el empoderamiento de las mujeres en los ámbitos público y privado a nivel federal. Apenas diez entidades federativas cuentan con una ley estatal de igualdad. Seguiremos trabajando con los gobiernos locales, poderes de la Unión y el sector privado, a fin de contribuir a la adopción de políticas con perspectiva de género en todo el país. Destacan los programas de capacitación y sensibilización de las fuerzas armadas en materia de perspectiva de género.
El gobierno federal creó la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra la Mujer y la Trata de Personas, instancia que ha iniciado diversas investigaciones en la materia. En lo referente a prevención, ha desarrollado proyectos y programas de sensibilización y capacitación de funcionarios de justicia.
Grupos vulnerables y Derechos Humanos
El Gobierno Federal ha dado pasos importantes al cambiar la atención a grupos vulnerables de una perspectiva asistencialista, a un enfoque de derechos.
Para México es prioritario que todas sus niñas y niños tengan acceso a una vida sana, sin violencia y con oportunidades de desarrollo. Es por esto que el gobierno federal impulsa programas integrales de atención a la infancia enfocados al desarrollo de capacidades básicas en materia de salud, educación y alimentación, así como un programa específico para la atención de menores
migrantes y repatriados que viajan solos. En los últimos años se estableció un sistema de justicia para adolescentes que se encuentra en proceso de implementación, aún cuando se ha topado con diversas dificultades.
El respeto a los derechos de los pueblos indígenas amerita atención prioritaria. La composición multiétnica de nuestra nación y los derechos de los pueblos indígenas están reconocidos por la Constitución. De los 106 millones de mexicanos, alrededor del 10 por ciento viven en comunidades indígenas, y un gran número de ellos vive en condiciones de pobreza.
A través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, se llevan a cabo programas que contribuyen a superar esta situación. En 2008 México contó con un presupuesto histórico, aplicado por diversas dependencias para la atención de los pueblos indígenas, equivalente a más de 2 mil 800 millones de dólares, y que está enfocado preponderantemente a superar las condiciones de la pobreza extrema.
Un aspecto muy importante es el de los derechos culturales. A través de la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas que entró en vigor en 2003, se reconoce a las 68 lenguas indígenas como lenguas nacionales, y por ende tienen la misma validez que el español.
En 2005, se creó el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, a fin de elaborar materiales educativos, impulsar la formación básica y profesional de los docentes y promover la enseñanza de las lenguas indígenas en los procesos educativos. Sin embargo, uno de los grandes retos que enfrenta nuestro país es garantizar el acceso pleno de los pueblos indígenas a la educación obligatoria, bilingüe e intercultural. En este frente, el gobierno federal está poniendo en marcha Universidades Interculturales en varios estados del país.
El derecho de acceso a la justicia de los pueblos indígenas es también un desafío que reconocemos. La reforma constitucional de 2001 estableció el derecho para que, en todos los juicios y procedimientos en los pueblos y comunidades indígenas, se consideren sus costumbres y especificidades culturales. Además, tienen derecho a ser asistidos por intérpretes y defensores con conocimiento de su lengua y cultura. No obstante, todavía persiste el desafío de garantizar defensores, intérpretes y traductores certificados en todos los juicios y procedimientos en que formen parte los indígenas.
Otro sector social expuesto a discriminación y violaciones a los derechos humanos es el de las personas que tienen que dejar sus comunidades y emigrar en busca de un mejor futuro. México está plenamente comprometido con la protección de los derechos humanos de los migrantes. Por ello, hemos promovido una política exterior de protección a los derechos de los mexicanos que viven fuera de nuestras fronteras. La acción del gobierno federal se ha dirigido al mejoramiento de los servicios que brindan nuestros consulados.
Debemos asegurar la coherencia entre el trato que exigimos para los mexicanos en el exterior y la forma en que garantizamos los derechos de los migrantes en territorio mexicano. Por ello, en julio de 2008 se despenalizó la migración indocumentada, armonizando el orden jurídico con los tratados internacionales, y contribuyendo a eliminar abusos contra migrantes indocumentados en México.
Atención a la pobreza
El Gobierno de México tiene un fuerte compromiso con la atención y superación de la pobreza. El destino del país sólo cambiará cuando desterremos la miseria y la marginación. Por ello, el gobierno federal lanzó en mayo de 2008 la Estrategia Vivir Mejor, acorde con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. México está cumpliendo prácticamente con todos esos Objetivos e inclusive se han marcado metas adicionales reflejadas en el Plan Nacional de Desarrollo.
Desde 2002 se cumplió la meta fijada para el año 2015 de reducir a la mitad el porcentaje de personas con ingresos inferiores a un dólar diario. También hemos cumplido anticipadamente las metas de matriculación en educación primaria y se ha alcanzado la equidad de género en la educación secundaria. También se han cumplido los objetivos en materia de reducción de las tasas de mortalidad de menores de cinco años y se está trabajando para lograr los objetivos relacionados con la salud materna. La epidemia del VIH-SIDA, por su parte, permanece estable.
En el contexto de la crisis financiera internacional, el gobierno del Presidente Calderón adoptó medidas orientadas a la reactivación económica y el mantenimiento de la red de protección social.
Sin perjuicio de lo anterior, México reconoce que aún enfrentamos grandes desafíos en esta materia, ya que 42 por ciento de la población todavía se encuentra en situación de pobreza.
Conclusión
El Gobierno de México reconoce los desafíos que enfrentamos en materia de derechos humanos. No tenemos tiempo que perder. Por ello, los gobiernos federal, estatales y municipales, los poderes públicos, y la sociedad mexicana asumimos sin titubeos, desde diferentes perspectivas, la tarea de promover y proteger los derechos humanos de cada uno de los mexicanos. Sabemos que en esa tarea contamos con el apoyo invaluable de la Organización de las Naciones Unidas, de este Consejo y de la comunidad internacional.
Por ello, agradezco la oportunidad que se me da de reafirmar el sólido compromiso del gobierno de México con la promoción y protección de los derechos humanos, y particularmente la oportunidad de dialogar con ustedes en esta sesión.
Muchas gracias.