24 nov. 2009

FCH en la TV


El país se nos puede ir de las manos: Calderón
El titular del Poder Ejecutivo federal dio dos entrevistas a Televisa y Televisión Azteca, de cara a su tercer año al frente del gobierno mexicano, que están por cumplirse el próximo 1 de diciembre
JORGE RAMOS PÉREZ
El Universal
Ciudad de México Martes 24 de noviembre de 2009
23:44
El presidente Felipe Calderón admitió que tiene claro que el país se nos puede ir de las manos por un desequilibrio de las finanzas públicas, por ello tomó decisiones fiscales que ni a él le gustan como contribuyente que ha sido, ni como mandatario.
El titular del Poder Ejecutivo federal dio dos entrevistas a Televisa y Televisión Azteca, de cara a su tercer año al frente del gobierno mexicano, que están por cumplirse el próximo 1 de diciembre.
En ambos casos, el Presidente de México describió que el país enfrentó la crisis económica mundial y la influenza, así como la actividad del crimen organizado, pero subrayó la caída en la producción de petróleo que causó un boquete en las finanzas públicas.
A Javier Alatorre, de Televisión Azteca, dijo que aumentar el 1% del IVA da aproximadamente 25 mil millones.
"Si no hubiéramos tenido ese problema, si yo no estuviera claro que el país se nos puede ir de las manos por un desequilibrio en las finanzas públicas, no hubiéramos propuesto medidas que sé que son dolorosas, que sé que son difíciles, que sé que no le gustan a nadie a mi tampoco me gustan ni como contribuyente que he sido ni como presidente de la república que soy pero sé que son indispensables", dijo Calderón a Televisión Azteca.
"Y mi deber es explicarle a la gente y también ganarme nuevamente su confianza y recuperar parte de ese costo político que hemos mencionado a través de trabajo de un gobierno mucho más honesto y eficaz haciendo los cambios que tienen que hacerse", puntualizó al noticiero Hechos de la noche.
Calderón insistió con Alatorre que está tomando decisiones muy difíciles pero necesarias.
"No pienso pasar como un presidente más, como alguien ahí que pues siguió la cosa como iba y no hizo cambios, yo quiero intentar y estoy arriesgando para hacer cambios de fondo que otros no han hecho", dijo a la televisora del Ajusco.
"Por ejemplo, el problema de las pensiones de los servidores públicos, para liquidar Luz y Fuerza del Centro yo vi proyectos en mi escritorio que habían tenido otros presidentes que a la hora de la hora no se hicieron", acusó en Hechos.
En el Noticiero con Joaquín López Dóriga, de Televisa, y con Alatorre insistió en que su propuesta económica no pasó tal como la propuso porque no tiene mayoría en el Congreso.
"Espero que haya voluntad política en el Congreso, hay una mayoría de un partido distinto al mío, yo espero que esos partidos de oposición asuman la responsabilidad que les dio el electorado en julio de 2009 y contribuyan como poder independiente a que haya los cambios que necesita el país", acotó con Alatorre.
A López Dóriga dijo que probablemente hayan sido más devastadoras en México otras crisis, como la de 1982 o la del 94-95 cuando muchas familias "nos quedamos sin poder pagar hipotecas", pero ninguna tan grave como esta que vivimos aún, pero que ya tocó fondo "gracias al esfuerzo que hicimos".
Indicó en Televisa que en 1995 se perdió uno de cada 10 empleos y ahora fueron uno de cada 100, por lo que no dudó en considerar que la actual "ha sido la peor crisis (...) la gente ha sufrido mucho, lo sé (...) pero estamos saliendo de esa crisis, empiezan a salir primeros datos alentadores".
México fue uno de los más afectados por la crisis porque es el que más depende en el mundo de Estados Unidos.
Sobre las críticas que hizo la semana pasada el Premio Nóbel Joseph Stiglitz, respecto de que México fue el país que peor actuó frente a la crisis, Calderón aseveró que respeta al economista galardonado, pero las medidas puestas en práctica en el país evitaron "un efecto devastador" para México.
A López Dóriga explicó que pusimos en práctica la reducción del gasto del gobierno y propuso desaparecer tres secretarías de Estado -Función Pública, Reforma Agraria y Turismo- "que aún no acepta el Congreso".
fml

Los otros 1989s

Los otros 1989/Fred Halliday, investigador de la Institució Catalana de Recerca i Estudis Avançats y en el IBEI. Autor de Revolución y política mundial: auge y caída de la sexta potencia mundial (Palgrave/ Macmillan).
Traducción: JoséMaría Puig de la Bellacasa
LA VANGUARDIA, 23/11/09;
Veinte años después de la caída del muro de Berlín y del comunismo en Europa del Este, los comentarios internacionales han prestado especial atención a lo que estos acontecimientos significaron para la difusión de la democracia y la caída de regímenes autoritarios inspirados en el modelo de la URSS. Tal atención resulta merecida: 1989 no señaló únicamente la caída de una docena de partidos comunistas gobernantes y el comienzo del desmoronamiento de la URSS dos años después, sino también un cambio ideológico mundial a gran escala. El fin del comunismo europeo señaló el término no sólo de la guerra fría, sino también del permanente y radical desafío al capitalismo liberal occidental que constituyó una fuerza con presencia en los asuntos internacionales desde la Revolución Francesa.
El acontecimiento señaló, asimismo, un importante desafío en el seno de las relaciones internacionales en una escala más regional y nacional, ya que determinadas salidas o soluciones hasta entonces inextricables (alumbradas o, al menos, acentuadas por la guerra fría) desembocaron en algún tipo de desenlace: en Camboya y Timor, Sudáfrica, Namibia y Angola, Irán e Iraq, El Salvador y Guatemala – para citar sólo algunos lugares-el nuevo pensamiento de Gorbachov, junto con una nueva disposición de Estados Unidos al logro de acuerdos, condujo a iniciativas de paz. Sin embargo, mientras el mundo conmemora el democrático acontecimiento, propio del este y centro de Europa, de 1989, es importante recordar otras transiciones que se derivaron, de forma tan inexorable como en el caso de la caída del muro de Berlín, del desmoronamiento de la potencia soviética. Tres de ellas merecen atención no sólo porque nos obligan a reconocer otras consecuencias de la retirada soviética, sino porque las consecuencias de los acontecimientos en cuestión nos siguen acompañado en gran medida en la actualidad.
El primero de tales procesos fue la crisis del poder estatal en países multiculturales ex soviéticos. La caída de la autoridad central llevó a cuatro países al borde de la quiebra del Estado y, en tres de los cuatro casos, a una guerra sanguinaria. Los cuatro países eran Checoslovaquia, la URSS, Yugoslavia y Etiopía. En el caso checo, el divorcio entre la República Checa y Eslovaquia en 1993 tuvo lugar sin que se disparara un solo tiro. En los otros tres casos se impuso un curso muy distinto de acontecimientos.
En la URSS, el desmoronamiento de 1991 no obedeció principalmente a una revuelta nacionalista o a un abierto y violento desafío al Estado comunista, aunque las consecuencias de la independencia, sin embargo, no fueron tampoco tan beneficiosas… En el caso armenio-azerbaiyano, la independencia de ambos a finales de 1991 condujo a una guerra sangrienta que se prolongó hasta 1994, mató a miles de personas y desplazó hasta 200.000 refugiados, la mayoría azeríes. En otras partes, en Asia Central, estallaron nuevas guerras entre regiones y clanes, sobre todo en Tayikistán, donde la guerra civil tardó varios años en poder ser controlada.
En los otros dos casos, las consecuencias de la guerra fueron incluso peores. En la antigua Yugoslavia, un Estado multiétnico formado tras la primera guerra mundial y reconstituido por Tito en 1945, un puñado de políticos nacionalistas miopes y despiadados – el principal, Slobodan Milosevic, de Serbia, pero con la plausible complicidad de sus homólogos croata y bosnio-llevó al país a una guerra de tres años con cientos de miles de muertos.
A menudo olvidado, pero el más sangriento, fue el caso de Etiopía. Aquí había habido guerra durante treinta años entre el gobierno central de Adís Abeba y las guerrillas de Eritrea, una ex colonia que se anexionó Etiopía con la connivencia de las Naciones Unidas en 1952. Las guerrillas eritreas, sobre factores históricos basados en la voluntad popular y el esfuerzo por su causa, se habían llenado de razón a la hora de aspirar a la independencia. Y, cuando un antiguo aliado de la URSS, el coronel Mengistu, cayó en 1991, el nuevo régimen etíope, nacido de un movimiento guerrillero que los eritreos habían apoyado, concedió la independencia.
Sin embargo, los hábitos militaristas y chovinistas de los años de lucha alimentados en ambas partes no desaparecieron: en 1998, tras una riña por tierras fronterizas sin valor, ambos estados se sumieron en una guerra fronteriza en la que se calcula que murieron cien mil personas. Actualmente el problema sigue sin resolverse y es potencialmente explosivo. Eritrea, que ya ha padecido más de lo que le correspondía, es el país con mayor movilización militar de la población del mundo.
La segunda consecuencia importante de la caída del comunismo – disfrazada de retórica sobre el triunfo de la democracia-fue la transformación de antiguos partidos comunistas en nuevas élites gobernantes. Si se puede decir ahora que el modelo augurado en Berlín abarca una docena de países europeos (incluidos los tres bálticos), cabe añadir que este último modelo autoritario transformado – en el que el viejo liderazgo del partido se ha aferrado al poder-duplica holgadamente esta cifra, no sólo en doce de las quince repúblicas ex soviéticas (con Rusia como modelo principal), sino también en el este de Asia (China, Corea del Norte, Vietnam, Camboya), en Cuba y en países ex prosoviéticos (según la terminología comunista, de orientación socialista)en todo el mundo.
En los países comunistas y de orientación socialista cabe detectar señales de la vieja retórica radical (casos de Corea del Norte, Cuba, Siria, Libia, Argelia o Nicaragua, a los que se ha sumado Venezuela), mientras que en otros (Birmania, Angola) no se mantiene tal pretensión. No obstante, comparten el elemento de una transición que guarda escasa relación con el cambio democrático asociado al europeo de 1989. Ha existido, efectivamente, una transición, pero hacia un sistema político basado en la corrupción y la malversación; en realidad, una cleptocracia.
Lo más grave e inquietante ha sido la tercera consecuencia de 1989 y de la desaparición de la URSS: esto es, la caída del poder del Estado y el advenimiento de diversas formas de violencia y anarquía en países del centro y oeste de Asia y del noroeste y oeste de Áfricadonde la guerra fría (y un régimen socialista autoritario) había preservado cierto grado de orden.
El foco de atención de la política occidental hacia el terrorismo islamista y las subsiguientes guerras en Afganistán e Iraq han inclinado a muchos a fijar las fechas de estas crisis interrelacionadas a partir del 11-S del 2001. Sin embargo, la crisis del poder del Estado y la propagación de la violencia islamista regional y tribal a través de este cinturón estratégico se remontan a mucho antes.
Esta caída del poder del Estado se halla estrechamente vinculada a la desaparición de la influencia soviética y a la caída de sistemas y regímenes autoritarios (eficaces a su manera) que Moscú había respaldado. Este factor es de aplicación en el caso de Afganistán, como también a la zona sur de Yemen y Somalia.
Este proceso de deterioro halla idéntica imagen en la parte occidental del continente africano, donde el Estado de Guinea-Bissau, la patria de Amílcar Cabral y en los años setenta uno de los ejemplos más destacados del socialismo africano,es actualmente un importante lugar de paso de droga de Latinoamérica en dirección a Europa.
Pero no se debe pasar por alto otro ejemplo de antiguo país autoritario, Iraq. El choque con Estados Unidos fue una consecuencia de los acontecimientos sucedidos al final de la guerra fría: Sadam Husein estimó, a raíz de la caída del comunismo en Europa en 1989, que recibiría presiones para llevar a cabo reformas y, a fin de afianzar su posición, invadió Kuwait pocos meses después, en agosto de 1991.
La aparición de un abanico de países violentos y a menudo anárquicos se debe incluir entre las consecuencias del desmoronamiento del poder soviético. No es, precisamente, un alegre panorama.

US Mexico

U.S., Mexico align against common foe: brutal narcotics trade
After long era of mistrust, nations merge training, intelligence and technology
By William Booth and Steve Fainaru
The Washington Post Sunday, November 22, 2009
MEXICO CITY -- To avenge the arrest of their leader, Mexican drug cartel commandos went on a rampage this summer across the lawless state of Michoacan, seizing 12 Mexican police officers and dumping their bound and stripped corpses in a pile beside a busy highway.
The slaughtered federal agents, it later emerged, had something in common: All had been vetted and trained by the U.S. government to work alongside its anti-narcotics agents. Officials said the American connection made them high-value targets for the cartels, which are lashing back ruthlessly against a military crackdown involving unprecedented cooperation between the two countries.
After decades of mistrust and sometimes betrayal, Mexican and U.S. authorities are increasingly setting aside their differences to unite against a common enemy. According to interviews in Washington and Mexico City, the two countries are sharing sensitive intelligence and computer technology, military hardware and, perhaps most importantly, U.S. know-how to train and vet Mexican agents. Police and soldiers secretly on the cartels' payroll have long poisoned efforts at cross-border cooperation against some of the world's most dangerous criminal organizations.
"The recognition by both sides, at the highest levels, that we have a shared responsibility for drug trafficking and serious crime in Mexico is a watershed change," said John Feeley, the deputy chief of mission at the U.S. Embassy in Mexico.
The newly robust partnership is still risky, uneasy and freighted with old suspicions. U.S. law enforcement officials said it is being forged with the assurance by the U.S. State Department that Mexico's weak law enforcement agencies will overcome a history of incompetence and corruption, and that the closed ranks of the Mexican military, which operates with virtual impunity, can get past its hostility to outsiders.
U.S. officials also acknowledge that the growing cooperation is still a gamble. With their almost limitless resources, drug traffickers have corrupted top crime fighters in President Felipe Calderón's administration, including the head of the attorney general's organized-crime unit. A cartel spy penetrated the Interpol office here and claims to have worked inside the U.S. Embassy to steal secrets from the Drug Enforcement Administration.
The new relationship goes well beyond, and builds upon, the Merida Initiative, the $1.4 billion U.S. anti-narcotics package to Mexico launched by the Bush administration. That three-year agreement includes the promise of Black Hawk helicopters, night-vision goggles and gamma-ray scanners to search for guns and cash at the U.S.-Mexico border.
But now, for the first time, the U.S. and Mexican armed forces regularly exchange classified intelligence in real time, often through Mexican officers embedded at the U.S. Northern Command in Colorado Springs and at an interagency task force in Key West, Fla. The task force, which is responsible for military satellite and maritime surveillance over the Caribbean and eastern Pacific, relays information to the Mexican navy and air force to interdict drugs moving north.
In addition, Mexican technicians are using U.S. government software to help build Platform Mexico, a computer network housed in a new five-story bunker at the edge of Mexico City. When the facility opens next week, the network will connect Mexican authorities with U.S. law enforcement databases. The most useful information, such as traces of weapons used in crimes, is being translated into Spanish.
"This is one of our most important reforms because if you don't have the intelligence, the information, you are just reacting. This will make us proactive," said José Francisco Niembro González, director of Platform Mexico.
While hardware and technology are important, senior officials in both governments describe the vetting program as the linchpin for their new levels of information sharing. Under an agreement with the Mexican government, U.S. agencies administer lie-detector tests and background checks for hundreds of Mexican agents now working with U.S. counterparts. These vetted units, which include elements in the Mexican military, are cleared to receive U.S. intelligence, including access to undercover agents and confidential informants.
The murder of the 12 agents in Michoacan represents the deadliest attack against the Mexican federal police in the modern era. The officers were ambushed just as they were about to launch an operation against a leader of La Familia, one of Mexico's newest and most violent drug mafias. Instead, in the middle of the night, 20 heavily armed men, dressed in stolen uniforms and impersonating federal officers, burst into their rented house and kidnapped them.
The Mexican agents were betrayed by local residents and captured by the trafficker they sought, Servando "La Tuta" Gomez-Martinez, who then ordered the 12 officers executed, according to an account given to The Washington Post by Ramon Eduardo Pequeno, a top official in the federal police who commanded the slain agents.
These were not the first federal police officers vetted by the United States to have been assassinated by traffickers, said a U.S. source familiar with the program. But U.S. and Mexican officials remain convinced of its effectiveness.
Last month, vetted Mexican agents provided information that helped lead to the arrest of more than 300 U.S.-based suppliers for La Familia, according to U.S. officials.
"I would take an oath in court that those vetted units have been the key to a number of arrests in Mexico and the United States," said Anthony Placido, the DEA's chief of intelligence. "What it's basically enabled us to do is play Ping-Pong: They share information with us, we share it with them, and we all use it to make cases. We arrest people and flip them, and then pass information down to them."
Prosecutors say that Mexican traffickers fear life sentences in U.S. prisons more than death.
Mexican authorities are now arresting their own citizens in drug trafficking cases developed by the U.S. Justice Department and transferring defendants north for trial -- which would have been seen as an unthinkable breach of Mexican sovereignty just a few years ago. Mexico has extradited a record 284 defendants for prosecution in the United States over the past three years, fulfilling a treaty obligation that was ignored until Calderón took office in December 2006.
The reputed leader of the Gulf cartel, Osiel Cárdenas, was flown to Houston in shackles in 2007. This summer his trial was abruptly cancelled without explanation, as rumors swirl that Cárdenas, known as "the Killer of Friends," cut a deal with the DEA to provide information.
As the drug wars rage, leaving more than 16,000 dead in three years, the United States and Mexico are desperate to get more federal agents on the streets. By spring, the two governments hope to graduate more than 10,000 cadets from a new U.S.-funded training academy in San Luis Potosi.
The cadets are required to complete a seven-week crash course in basic detective work taught by instructors from the United States, Canada and Colombia working alongside Mexican agents.
The academy recruits college graduates, and classrooms and firing ranges on the manicured campus are filled with young lawyers, engineers, biochemists and computer scientists who study a curriculum developed by retired FBI agents and taught by active-duty officers borrowed from the Secret Service, DEA, the Marshals Service and the Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives.
"Our new training will create a new, better federal police force with new values," said Mauricio Sanchez Rincon, 23, who has a college degree in computer science and is one of the 3,259 fresh-faced cadets. "Those values are discipline, respect, and honesty. That's going to be important in convincing people they can have faith in us, that they can approach us and not be afraid."
U.S. and Mexican officials trace the change in the relationship to Calderón, who put the Mexican army in charge of fighting the drug war and approached the Bush administration with the proposal for a partnership that became the Merida Initiative.
For the first time, the Mexican navy participated in joint military exercises with the United States earlier this year. Frank Mora, U.S. deputy assistant secretary of defense for Western Hemispheric affairs, said the military-to-military cooperation has expanded to include counternarcotics, intelligence analysis and helicopter pilot training.
"It's not just the Mexicans needing us," he said. "It is us needing the Mexicans."

La SEDENA intocable: El Post

Severa crítica del periódico The Washington Post a la Secretaría de la Defensa Nacional!

Un reportaje de William Booth y Steve Fainaru, publicado este lues 23 de noviembre considera que la Secretaría de la Defensa Nacional está "incapacitada para procesar y perseguir los casos de violaciones a los derechos humanos entre sus soldados y tropas".
Dice una nota de J.J Esquivel, corresponsal de Proceso en Washington DC que en en el artículo "el influyente diario insiste que la Sedena es una institución intocable en México y por ello quedan impunes los crímenes que comenten los soldados mexicanos, aun cuando son denunciados por ciudadanos y organizaciones encargadas de monitorear la situación sobre la preservación de las garantías individuales.
"El Ejército de México ha condenado solamente a un soldado de cometer violaciones serias de derechos humanos durante la sangrienta campaña que lleva ya tres años contra los traficantes de drogas", anota el Post en su articulo.
De acuerdo con el rotativo, la información sobre el soldado condenado por violación a los derechos humanos la proporcionó el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, en respuesta a un pedido de la Organización Human Rights Watch (HRW), pero las estadísticas mostradas son inferiores a las que ha reportado el Departamento de Estado.
The Washington Post destaca el hecho de que la propia Sedena pone en entredicho lo señalado por Gómez Mont. "El Ejército no comete violaciones sistemáticas a los derechos humanos, punto", declaró al Post un coronel mexicano que pidió el anonimato.
Según el reportaje, el vocero militar "disputó los datos proporcionados por el secretario de Gobernación. Él dijo que el Ejercito ha condenado a 10 soldados por cometer abusos a los derechos humanos en los últimos tres años, y que otros 30 oficiales están detenidos mientras se investigan sus casos".
El diario anota que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha señalado que durante la campaña militarizada contra el narcotráfico, que hace tres años lanzó el presidente Felipe Calderón, ha recibido más de 2 mil quejas sobre presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército.
En agosto pasado, como parte del proceso para "certificar" que la lucha militarizada de Calderón contra el narcotráfico vela por los derechos humanos y con ello evitar la suspensión de la entrega del 15% de la Iniciativa Mérida, el Departamento de Estado informó al Congreso federal estadounidense que desde 2006 las cortes marciales mexicanas han condenado a 12 soldados por violación a los derechos humanos, y que se investigan los casos de otros 52 por los delitos de homicidio, tortura, secuestro y extorsión.
José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, señaló que la respuesta que les proporcionó Gómez Mont "no prueba que el sistema de justicia militar está investigando y sancionando a militares que comenten abusos. De hecho, la evidencia disponible continúa apuntando precisamente en la dirección contraria".
Ayer al encabezar en Tampico, Tams la ceremonia de botadura del buque-patrullaje Revolución, el presidente Calderón advirtió que el Ejército, Armada y Policía Federal (PF) se mantendrán como los principales actores en la estrategia de combate al crimen organizado, incluido el narcotráfico. "Es vital seguir con mano firme en el combate a la delincuencia. Y es vital, también, que se sumen a este esfuerzo todas las capacidades del Estado, incluyendo las de los ámbitos locales, donde debe redoblarse el compromiso y la acción por la seguridad pública", subrayó.
"Más allá de que los delitos de extorsión y secuestro sean de ámbito local, las Fuerzas Armadas y federales han estado y seguirán estando presentes, combatiendo a los delincuentes y protegiendo a los ciudadanos", reiteró Calderón.
Empero, este martes 24 de noviembre en la Inauguración del Centro de Inteligencia, dijo:
"Una de las metas que nos hemos propuesto lograr en el Gobierno Federal, es el poder legarle a los mexicanos una policía confiable; una Policía Federal fuerte, bien capacitada, con capacidades técnicas y organizativas superiores a las capacidades de la delincuencia.
El país lo necesita, la ciudadanía lo exige y, además, esto nos permitirá, adicionalmente, el poder relevar paulatinamente a las Fuerzas Armadas, que con valentía y patriotismo han respaldado en todo el país y, en muchos casos, han tenido hasta que suplir las deficiencias e insuficiencias de las autoridades policiacas civiles en el combate a la delincuencia y en la lucha por la seguridad pública....
***
Nota de J. JESúS ESQUIVEL, agencia APRO
WASHINGTON, 23 de noviembre (apro).– El diario estadunidense The Washington Post considera que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) está "incapacitada para procesar y perseguir los casos de violaciones a los derechos humanos entre sus soldados y tropas".

En un amplio artículo publicado en su edición de este lunes, en el que hace referencia al caso de las violaciones a los derechos humanos que comete el Ejército Mexicano en su lucha contra el narcotráfico, el influyente diario insiste que la Sedena es una institución intocable en México y por ello quedan impunes los crímenes que comenten los soldados mexicanos, aun cuando son denunciados por ciudadanos y organizaciones encargadas de monitorear la situación sobre la preservación de las garantías individuales.
"El Ejército de México ha condenado solamente a un soldado de cometer violaciones serias de derechos humanos durante la sangrienta campaña que lleva ya tres años contra los traficantes de drogas", anota el Post en su articulo.
De acuerdo con el rotativo, la información sobre el soldado condenado por violación a los derechos humanos la proporcionó el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, en respuesta a un pedido de la Organización Human Rights Watch (HRW), pero las estadísticas mostradas son inferiores a las que ha reportado el Departamento de Estado.
Incluso, The Washington Post destaca el hecho de que la propia Sedena pone en entredicho lo señalado por Gómez Mont.
"El Ejército no comete violaciones sistemáticas a los derechos humanos, punto", declaró al Post un coronel mexicano que pidió el anonimato.
Según el artículo, el vocero militar "disputó los datos proporcionados por el secretario de Gobernación. Él dijo que el Ejercito ha condenado a 10 soldados por cometer abusos a los derechos humanos en los últimos tres años, y que otros 30 oficiales están detenidos mientras se investigan sus casos".
El diario anota que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha señalado que durante la campaña militarizada contra el narcotráfico, que hace tres años lanzó el presidente Felipe Calderón, ha recibido más de 2 mil quejas sobre presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Ejército.
En agosto pasado, como parte del proceso para "certificar" que la lucha militarizada de Calderón contra el narcotráfico vela por los derechos humanos y con ello evitar la suspensión de la entrega del 15% de la Iniciativa Mérida, el Departamento de Estado informó al Congreso federal estadounidense que desde 2006 las cortes marciales mexicanas han condenado a 12 soldados por violación a los derechos humanos, y que se investigan los casos de otros 52 por los delitos de homicidio, tortura, secuestro y extorsión.
José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, señaló que la respuesta que les proporcionó Gómez Mont "no prueba que el sistema de justicia militar está investigando y sancionando a militares que comenten abusos. De hecho, la evidencia disponible continúa apuntando precisamente en la dirección contraria".
Y aprovechando que nuevamente The Washington Post retomó el tema de los abusos a los derechos humanos cometidos por el Ejército mexicano en la lucha contra el narcotráfico que encabeza Calderón, Maureen Meyer, jefa del Programa México de la organización defensora de derechos humanos Washington Office on Latin America (WOLA), declaró: "Es alarmante el aumento de quejas de violaciones de derechos humanos por parte del Ejército desde el inicio de los operativos antidroga".
En un comunicado, la funcionaria de WOLA acotó que los casos de soldados mexicanos que violan los derechos humanos deben ser abordados por las cortes civiles, porque de no ser así, continuarán los casos de impunidad.
***
Skeptics doubt Mexican data on military abuses
Figures contradict U.S. numbers; complaints rise as drug war rages
By William Booth and Steve Fainaru
Washington Post Staff Writers
Monday, November 23, 2009
MEXICO CITY -- The Mexican military has convicted just one soldier of a serious human rights violation during a bloody, three-year campaign against drug traffickers, according to Interior Ministry figures that are significantly lower than those reported by the U.S. government.
The Mexican military has come under scrutiny because of a surge in complaints against soldiers, including allegations of torture, beatings and illegal raids and arrests. The Mexican army is leading the fight against the powerful drug cartels as part of President Felipe Calderón's U.S.-backed strategy to put 45,000 troops into the streets and employ soldiers as police.
In response to inquiries by the group Human Rights Watch, Mexico's Interior Minister, Fernando Gomez-Mont, said that three soldiers have been found guilty of human rights crimes committed during the three years of the Calderón administration. However, one conviction resulted from an automobile accident and another was overturned on appeal, according to the Interior Ministry, which is responsible for security throughout Mexico.
The sole remaining case involved a soldier convicted of opening fire at a military checkpoint, killing one civilian. That soldier was sentenced to 9 months in prison.
Human rights monitors in Mexico and the United States describe the handful of convictions as proof that Mexico's military is incapable of prosecuting abuses among its officers and troops. The army pursues cases before secretive tribunals and refuses to release basic information, such as the names of the accused.
"The bottom line is that the Mexican military is not producing credible results, and you cannot do business with a military that refuses to be accountable," said Jose Miguel Vivanco, director of the Americas program for Human Rights Watch.
In the dark
Mexico's national human rights commission has received more than 2,000 complaints about the army's conduct over the last three years. But it has been difficult for human rights organizations, journalists and even the U.S. and Mexican governments to obtain detailed information from the army about abuse cases.
"I think the Americans are beginning to understand the magnitude of what is happening in Mexico and who they are in bed with," said Jorge Castaneda, former foreign secretary in Mexico and now a professor at New York University.
In August, the State Department reported that military courts had convicted 12 Mexican soldiers since 2006 and were investigating 52 others for homicide, torture, kidnapping and extortion. The report was required before the U.S. government could release tens of millions of dollars under the Merida Initiative, a $1.4 billion, counter-narcotics package signed by President George W. Bush.
"The U.S. Congress made clear that it supports the Merida Initiative against the cartels, but it does not support a blank check for the Mexican military," said Sen. Patrick Leahy (D-Vt.). "A portion of our aid is conditioned on respect for human rights."
In response to questions from The Washington Post, a military spokesman, a colonel who declined to have his name used, said, "The army does not systemically violate human rights. Period. There may be individual cases of abuse, but we are dealing with them.
"It's like the United States in Iraq or Afghanistan, only more difficult because they can usually tell who are the criminals and who are the civilians," he added. "We do not have that luxury. In the drug war, the line between criminal and civilian is blurred."
The military spokesman disputed the figures provided by the Mexican interior minister. He said the military had convicted 10 soldiers of human rights abuses committed in the last three years and that an additional 30 officers and troops were in jail as cases against them were investigated. He declined to provide details about the 10 convictions.
Human rights allegations
U.S. officials complain that it is difficult to obtain the most basic information from the military on human rights cases. Obama administration officials maintain that the Mexican government is making sufficient progress on human rights to justify the continued funding and an ever-closer partnership.
"They are very well aware that the longer they stay in the street, the longer they have these levels of allegations against them, the institution suffers," said John Feeley, the deputy chief of mission for the U.S. Embassy in Mexico City.
But human rights monitors said the Mexican government has failed to prosecute nearly every case that has been reported. In the southwestern state of Guerrero, where the army maintains a strong presence, it has not prosecuted a single case despite dozens of reports of torture and abuse, according to Jose Raymundo Diaz of the Collective Against Torture and Impunity.
In June, the army, backed by paramilitary forces, allegedly fired on the mountain village of Puerto Las Ollas in Guerrero, abused several residents and fired on the local pastor during a two-day period. Although the case is under investigation by the national human rights commission, no soldiers have been prosecuted, according to Diaz.
Earlier this month, three teenagers from Puerto Las Ollas were shot to death by unknown assailants described by villagers as paramilitary forces.
Of the more than 2000 complaints lodged against the military in the last three years, the National Human Rights Commission, a government institution, has found enough evidence of abuse in 27 cases to refer them to the military for prosecution.
Alleged victims of torture testified that soldiers beat them; pulled out fingernails; applied electric shocks to their genitals; and poured water over their mouths and nostrils or submerged their heads in buckets of water. The alleged victims testified that the torture sessions took place on military bases.
The military spokesman said the army has arrested more than 17,000 suspects, prompting more complaints. More than 16,000 people have died in drug-related violence, including hundreds of police officers, prosecutors and soldiers in the last three years.
"What is the benefit of militarization when we have so many abuses of human rights committed by soldiers," asked Abel Barra, executive director of the Tlachinollan Human Rights Center in Guerrero. "The situation has gotten out of control. Militarization has caused more damage to society here than it has helped us live in peace."
Researcher Michael E. Miller contributed to this report.


Centro de Inteligencia de la PFP

Este martes, el Presidente Calderón inauguró el Centro de Inteligencia de la Policia Federal de la Secretaría de Seguridad Pública, en Av. Constituyentes 947, Col. Ex Hacienda de Belem, Del. Álvaro Obregón.
Dice la SSP que ee trata de una instalación de seguridad subterránea con tres niveles en total son 10 mil 580 metros cuadrados
Cuenta con cuatro grandes módulos:
•Seguridad
•Operaciones
•Alertas Nacionales
•Instalaciones Estratégicas.
Es la base de operación de la información en seguridad a nivel nacional, lo que posibilita conectar equipos de cómputo con más de 600 puntos en todo el territorio nacional, concretamnete en los estados, Municipios y 169 estaciones de la Policía Federal además de estar enlazado con dependencias federales los 365 días del año.
En su fase inicial este Centro procesará en cada consulta, más de 390 millones de registros relacionados con información de Seguridad Pública.
Entre las bases de datos que integran al Centro de Inteligencia están: El Informe Policial Homologado, Mapas georeferenciados, Sistema gerencial de Operación, Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública, Kardex Policial, Registro Nacional de Vehículos, mandamientos judiciales y ministeriales, Registro de Huellas Digitales, Fotografías, registros de ADN, biometría facial, voz de delincuentes, registro nacional de internos en penales locales y federales, módulo de combate al secuestro y a la extorsión.
El Centro posibilita realizar videoconferencias codificadas en tiempo real, con lo que permitirá agilizar la toma de decisiones entre los altos mandos, en situaciones que lo requieran.
Cuenta con modernos sistemas de control de accesos y circuito cerrado de televisión. Tiene asegurada la energía eléctrica los 365 días del año; tiene 182 servidores protegidos con un doble respaldo de suministro de electricidad, dotado con cuatro plantas generadoras de energía a diesel y tres Bancos de Baterías que mantienen una operación constante.

Tiene una planta de tratamiento, equipada con seis tanques contenedores con capacidad de 105, 600.00 litros para abastecer de agua tratada los sistemas contra incendio, red de riego y para todo el conjunto, lo que implica un importante ahorro de agua potable.
En la presentación Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública, dijo:
El Centro de Inteligencia de la Policía Federal que hoy se inaugura habrá de marcar un antes y un después en el esfuerzo de México para construir las instituciones de seguridad que el país requiere.
México ya no podía continuar con herramientas y mecanismos obsoletos para combatir a la delincuencia y proteger a sus ciudadanos. Nuestras corporaciones más importantes de policía no podían continuar dependiendo de esquemas esencialmente reactivos con áreas de inteligencia rezagadas y relegadas.
No podíamos continuar sin programas de desarrollo policial tanto corporativos como individuales. Aún más grave el país no podía asumir como inevitable o natural el divorcio entre la autoridad y la comunidad.
Es por ello que el señor Presidente de la República instruyó diseñar y poner en marcha un nuevo modelo de policía que sumara sistemas, metodologías y procesos con nuevas capacidades para la prevención e investigación de los delitos, y estándares superiores de honorabilidad y profesionalismo.
Quiero aprovechar esta ocasión para reconocer el invaluable apoyo de las Fuerzas Armadas, del Ejército Mexicano y la Armada de México: General Secretario Guillermo Galván Galván, Almirante Secretario Mariano Saynez Mendoza.
La creación y desarrollo de la Policía Federal no hubiera sido posible sin su compromiso, sin su comprensión y sin su respaldo.
A nombre de la Policía Federal, le refrendo nuestro más profundo respeto y agradecimiento.
La capacidad de operación de la Policía Federal construida en los últimos tres años, no tiene precedente. Hoy, la Policía Federal continúa y cuenta con un estado de fuerza superior para atender contingencias en todo el país; áreas de inteligencia e investigación, con sistemas de vanguardia y áreas técnicas de Policía Científica, con expertos que son miembros destacados de la comunidad científica nacional.
Para la consolidación de la Policía Federal como el referente nacional en materia de seguridad, se han impulsado las reformas legales necesarias a fin de combatir al delito y dar sustento al Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Se construyó y se continúa construyendo en todo el país la infraestructura necesaria para el despliegue y logística de la nueva Policía Federal.
Se continúa incrementando el equipamiento táctico para toda la corporación, así como las capacidades técnicas y de operación, con respaldo de unidades de intervención aéreas.
Se ha sumado a este esfuerzo a miles de universitarios a las áreas de investigación, análisis, inteligencia y Policía Científica.
Se diseñaron y se han puesto en marcha planes de formación a los que se han incorporado instituciones de policía de prestigio mundial.
Se concibió y construyó la Red Nacional de Interconexión, Plataforma México, y ya se desplegaron a lo largo y ancho del país todos sus sistemas y protocolos.
Precisamente, el Centro de Inteligencia de la Policía Federal será, a partir de hoy, la sede de Plataforma México.
Albergará el Sistema Único de Información Criminal para todo el país, lo que permitirá el procesamiento, análisis, intercambio y explotación de información táctica y estratégica vinculada a la seguridad pública en todo el país.
Construido con recursos del país y el talento de técnicos mexicanos, el Centro tiene capacidades superiores en el resguardo y operación de información sustantiva.
Fue concebido para ser escalable, por lo que se le podrán sumar nuevas capacidades y avances técnicos que lo mantengan siempre y permanentemente a la vanguardia.
Los insumos que ya recaba el Centro de Inteligencia han permitido integrar importantes bases de datos, entre ellas el Registro Nacional de Elementos de Policía en todo el país, el Registro Nacional de Internos en Penales Locales y Federales, el Registro Público Vehicular, Mandamientos Judiciales y Ministeriales, así como ficheros criminales y registros de operación en todo el país.
Toda esta información que o no existía o bien se encontraba dispersa e inconexa, forma hoy parte del Sistema Único de Información Criminal, capaz de generar inteligencia operativa, mapas georreferenciandos del delito, redes técnicas y de vínculos, y análisis operacional en todo el país.
Será también aquí donde se apliquen sistemas gerenciales de operación para el control y coordinación en tiempo real de despliegues de fuerza, resguardo de instalaciones estratégicas y operativos de protección a la comunidad.
De igual forma es de gran relevancia el potencial que se abre para incrementar la cooperación internacional en materia de seguridad. En virtud de la naturaleza transnacional del crimen organizado, el Centro de Inteligencia de la Policía Federal ofrece posibilidades inéditas para el intercambio de información e investigaciones internacionales.
De hecho, ya existe un convenio con Interpol para este propósito y se trabaja con diversos países para acordar mecanismos similares de interconexión y cooperación.
En el plano nacional, con pleno respeto a las atribuciones y competencias de los tres órdenes de Gobierno, el Centro de Inteligencia de la Policía Federal permitirá integrar las capacidades técnicas y operativas para toda la Nación, con una perspectiva institucional al margen de filiaciones políticas y por encima de intereses particulares.
Para salvaguardar la esencia del Centro de Inteligencia de la Policía Federal será indispensable el escrutinio de la sociedad. Por ello, se definen esquemas para hacer públicos los indicadores de operación y cumplimiento de cada entidad e institución que participe en la interconexión al Centro de Inteligencia de la Policía Federal.
En contraparte, se definen protocolos para resguardar, con todas las medidas de seguridad, la información sustantiva para el combate al delito.
Señor Presidente, señoras y señores:
Ha sido así como, al mismo tiempo que se ha enfrentado al crimen organizado de manera contundente, el Gobierno Federal ha impulsado el cambio más profundo en materia de seguridad pública en la historia del país.
El esfuerzo ha sido doble y los costos han sido altos. Cuando el tiempo lo permita, habrá de aquilatarse la trascendencia de crear para el país las instituciones que estén a la altura del reto.
El Centro de Inteligencia de la Policía Federal constituye la expresión tecnológica de la estrategia de seguridad del Estado mexicano.
Señor Presidente:
Refrendamos nuestro compromiso y convicción de proteger y servir a la comunidad.
Muchas gracias.
El Presidente Calderón en la Inauguración del Centro de Inteligencia de la Policía Federal de la Secretaría de Seguridad Pública
Muy buenos días, amigas y amigos.
Ingeniero Genaro García Luna, Secretario de Seguridad Pública.
Licenciado Fernando Gómez Mont Urueta, Secretario de Gobernación.
General Guillermo Galván Galván, Secretario de la Defensa Nacional.
Almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, Secretario de Marina.
Licenciado Arturo Chávez Chávez, Procurador General de la República.
Licenciado Miguel Mancera, Procurador de Justicia del Distrito Federal.
Distinguidos integrantes del presídium.
Señoras y señores Diputados.
Señoras y señores Senadores, presentes.
Distinguidos integrantes de organizaciones de la sociedad civil aquí presentes.
Distinguidos Embajadores acreditados en nuestro país.
Oficiales de la Policía Federal.
Funcionarios de esta Secretaría de Seguridad Pública.
Señoras y señores:
Para ganar la lucha contra la delincuencia se necesita tecnología, se necesita información y, sobre todo, se requiere Inteligencia.
Las guerras se ganan con eso: con tecnología, con información, con Inteligencia, con estrategia y con fuerza. Estas modernas instalaciones, amigas y amigos, son símbolo del cambio de fondo que estamos impulsando, no sólo en esta corporación, sino en todo el modelo de seguridad pública a escala nacional.
Sin duda, la tecnología de vanguardia con la que cuenta este Centro de Inteligencia dotará a los elementos de la Policía Federal y a las fuerzas policiales del país de las herramientas necesarias para realizar de manera eficaz su misión fundamental: proteger y servir a la comunidad.
En esta Administración estamos trabajando con un propósito muy claro. Queremos construir un país de leyes y de libertades. Queremos un México donde la gente pueda vivir y convivir de manera tranquila y segura, un México donde se pueda invertir y prosperar, con certeza.
Un país que finque su progreso sobre el cual lo han fincado otras naciones. Un México que basa su desarrollo en el imperio de la ley y en el imperio de la justicia.
Para lograrlo, sabíamos que teníamos que enfrentar muchos cambios y cambios de fondo, entre otros, en las instituciones de seguridad, en instituciones que habían permanecido intocadas por años.
Teníamos que cambiar y cambiar radicalmente la visión del combate a la delincuencia que estaba caracterizado, en términos generales, por una actitud pasiva y, si acaso, una actitud reactiva.
Pasiva, por qué.
Porque a través de la intimidación o de la cooptación a las autoridades, la delincuencia pretendía imponer y, en ocasiones, mantenía paralizada la acción de la autoridad.
O reactiva, si acaso, porque en lugar de fincar su fuerza en labores de prevención, de recolección de información, de construcción de Inteligencia, base para una operación eficaz, la autoridad sólo podía reaccionar, y de manera ineficiente, a los embates de la criminalidad en el país.
Era necesario pasar de una visión de actitud pasiva o reactiva a una que permitiera, a través de la tecnología más avanzada, recolectar la información y generar la Inteligencia necesaria para investigar, para combatir eficazmente el delito, e incluso para evitarlo.
Y con ese objetivo, amigas y amigos, se han impulsado en el país y se han logrado reformas legales indispensables, a fin de dotar a las policías de atribuciones para colaborar en la investigación de los delitos y, al mismo tiempo, cambios que han permitido garantizar su profesionalismo, su confiabilidad y su capacidad.
Cambios legales que, en la medida en que se cumplan, estoy seguro, tendremos mejores policías, no sólo a nivel Federal, sino en todo el país.
Una de las metas que nos hemos propuesto lograr en el Gobierno Federal, es el poder legarle a los mexicanos una policía confiable; una Policía Federal fuerte, bien capacitada, con capacidades técnicas y organizativas superiores a las capacidades de la delincuencia.
El país lo necesita, la ciudadanía lo exige y, además, esto nos permitirá, adicionalmente, el poder relevar paulatinamente a las Fuerzas Armadas, que con valentía y patriotismo han respaldado en todo el país y, en muchos casos, han tenido hasta que suplir las deficiencias e insuficiencias de las autoridades policiacas civiles en el combate a la delincuencia y en la lucha por la seguridad pública.
Nos hemos propuesto y estamos logrando construir una nueva Policía Federal. Una Policía Federal que sea confiable, con policías honestos; con profesionistas capaces, generosos, entregados, que tengan un compromiso de lealtad única y exclusivamente con el país.
Con la inauguración de este Centro de Inteligencia de la Policía Federal, hoy damos un paso en la transformación de los cuerpos policiales del país.
Se trata de un verdadero cerebro informático de las fuerzas del orden, que cuenta con tecnología de punta para la generación de Inteligencia policial.
De esta manera, la Policía podrá ir un paso adelante de lo que va la delincuencia. Tomará tiempo pero, desde luego, éste es el camino que necesitamos recorrer.
Este Centro, además, será pieza clave del andamiaje institucional y de infraestructura en materia de seguridad en el país.
Gracias a él, se va a facilitar la coordinación de cuatro áreas:
Instalaciones estratégicas.
Alertas nacionales.
Seguridad pública, propiamente.
Y, operaciones contra la delincuencia.
Este Centro permitirá, además, utilizar y aprovechar al máximo toda la capacidad que se ha generado en Plataforma México, la Red Nacional de Interconexión de municipios, de estados, de dependencias, de Procuradurías y del propio Gobierno Federal, que le da a las autoridades información oportuna para combatir el delito.
En Plataforma México se está construyendo el Sistema Único de Información Criminal, que nos permite, por ejemplo, como ya lo hemos logrado en los últimos meses, detectar con mucho mayor facilidad vehículos robados, que son presentados ante una transacción simple y aparentemente inofensiva entre dos civiles, y que el Sistema de Plataforma permite a uno de ellos saber si el vehículo que está comprando es legal o es un vehículo robado. Y hemos detectado miles de casos que nos han permitido combatir mejor este delito.
Y lo mismo, infracciones de tránsito, aparentemente irrelevantes que nos han permitido, a través de Plataforma México en cualquier punto del país, capturar a delincuentes peligrosos que cuentan con órdenes de aprehensión, que hasta ese momento no se habían cumplido.
Este Centro, amigas y amigos, permitirá transformar, de manera acelerada, la capacidad y la eficacia de la Policía Federal y del Gobierno Federal en su conjunto.
Son muchas las capacidades que tendrá este nuevo Centro. Con tecnología de punta, aquí se van a realizar, entre muchas otras tareas, la recopilación de la información, el análisis de Inteligencia a través de técnicos especializados y profesionistas egresados de varias universidades del país; jóvenes con una mística y una visión distinta que se fomenta y se cultiva cada día en servicio a la Nación.
Por ejemplo. A través de poderosas herramientas de telecomunicaciones, de video, de registros de identidad de delincuentes, se tendrá un impacto mucho más eficaz en la lucha contra delitos como el robo, la extorsión o el secuestro.
Precisamente, hace poco más de un año, en México escaló, de manera dramática e indignante para la ciudadanía, el problema del secuestro. Sin embargo, he podido constatar que, particularmente en los últimos meses, no sólo se ha logrado capturar, con la colaboración entre dependencias, entre Fuerzas Armadas, Procuraduría General de la República, Policía Federal, procuradurías y policías locales, se ha logrado capturar a varias de las más peligrosas bandas de secuestradores que operaban en el país.
Y no sólo eso. Hemos comenzado a registrar en términos de denuncias presentadas por ciudadanos, adicionadas, incluso, con la información de Inteligencia que recopilamos, que el número de casos de secuestro ha comenzado a descender de manera importante en el país.
Sé que eso no es suficiente, pero sé que eso indica que se avanza por el camino correcto. Hoy tenemos tareas nuevas que emprender o que profundizar, como el combate a la extorsión y, precisamente, a la falta de fuerza de instituciones policiacas en distintos puntos de la República Mexicana.
El diseño, equipamiento y capacidad de almacenar y analizar la información, va a hacer que este Centro sea un punto neurálgico de intercambio de información a nivel nacional.
¿Por qué?
Porque hoy las autoridades de seguridad y de justicia a nivel Federal, a nivel estatal, a nivel municipal, podrán beneficiarse de los recursos del Centro de Inteligencia de la Policía Federal.
Será además de gran ayuda para integrar a los tres órdenes de Gobierno en un solo frente de lucha contra la delincuencia. Tal como lo establece la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, todas las autoridades tenemos la obligación de sumarnos de manera decidida y pronta a las tareas de intercambio de información sobre la delincuencia.
Esta herramienta poderosa es una herramienta al servicio del Estado mexicano, es una herramienta al servicio de los mexicanos.
Y con este Centro, México avanza hacia contar con la infraestructura necesaria para consolidar un verdadero modelo de seguridad pública a nivel nacional, un modelo sustentado en la Inteligencia policial para la prevención y la persecución del delito, gracias a que cuenta con los mejores estándares informáticos y tecnológicos para el combate a la inseguridad.
Yo estoy seguro que este Centro, amigas y amigos, se coloca a la altura de los más avanzados a nivel mundial.
Los países más eficaces en la lucha contra la delincuencia son, como he dicho, los que disponen con la mejor tecnología, a fin de combatirla.
Hoy, los mexicanos debemos sentirnos orgullosos de este Centro de Inteligencia, porque quedará como un legado importante en beneficio de la seguridad de esta generación y de las generaciones por venir.
Por parte del Gobierno Federal, seguiremos impulsando la transformación de nuestros cuadros policiales. Seguiremos todos los días revisando que quienes están al mando de las tareas de seguridad y de persecución de los delitos, sean las mexicanas y los mexicanos más confiables, que no tengan otro compromiso, más que con México mismo.
Que sean capaces de realizar sus tareas en un ambiente ordenado y que cuenten con los recursos para hacerlo con eficacia.
Ha costado un enorme trabajo. Se ha dedicado una gran cantidad de recursos. Pero estoy seguro, amigas y amigos, que vale la pena.
Hoy, podemos contar, además, con la incorporación al servicio de la primera generación de policías investigadores de Inteligencia de la Policía Federal. Son las semillas de una verdadera Policía Científica.
Son, como he dicho, jóvenes universitarios, deseosos de servir a la comunidad; deseosos de realizarse como personas y como mexicanos que, aprovechando sus conocimientos, altos conocimientos, han sido capacitados y entrenados para desentrañar las redes de la delincuencia a través de la información que es recolectada por todas las agencias públicas, Federales o estatales del país.
Estos policías investigadores de Inteligencia sé que van a marcar una diferencia en el combate a la criminalidad y por la seguridad pública.
Seguiremos con este esfuerzo de reclutar de manera selectiva y de depurar de manera constante al personal de Seguridad Pública Federal, que al día de hoy ha realizado evaluaciones de control de confianza a más de 100 mil personas en el país.
En suma, amigas y amigos. La estrategia del Gobierno Federal ha sido apostar por los cambios legales, actuar por la vía de la ley y crear instituciones que prevalezcan más allá de quienes somos hoy responsables de la seguridad de los ciudadanos.
Queremos que las mexicanas y los mexicanos se sientan orgullosos de su Policía Federal, que a diferencia de lo que ocurre todavía hasta hoy, no haya ni desconfianza, ni temor, ni falta de valoración de la actuación de la Policía.
Queremos que una nueva Policía Federal pueda hacer germinar también semillas de esperanza de un México mejor.
Una policía, como he dicho, fuerte, preparada, honesta y con las capacidades tecnológicas y operativas que le permitan cumplir su misión: la de proteger y servir a los ciudadanos.
Y a los integrantes de la Policía Federal, les digo que esta institución es un orgullo de todos los mexicanos y así debe serlo. Que todos deben proponerse y debemos proponernos no descansar, hasta que quede claro que hay una nueva Policía Federal honesta y capaz, en la cual los mexicanos pueden confiar.
Que esta Policía sea un ejemplo y sea un ejemplo por su lealtad, por su eficacia, por su servicio, por su capacidad de compromiso sin reservas con la seguridad pública de las familias mexicanas.
Sobre todo, les exijo que no permitan que la delincuencia penetre en sus filas, que no toleren ni complicidad, ni deshonestidad entre los suyos, porque ha estado de por medio la vida de 137 de sus compañeros en lo que va de esta Administración.
Jóvenes, la mayoría, entregados a la causa de México, que merecen que sus compañeros de trabajo y de lucha respalden, en la lucha por el ideal, lo que ellos han ofrendado.
De cara a los retos que tenemos por delante, yo los instruyo a construir y mantener muy en alto el prestigio y la grandeza de la Policía Federal.
Los instruyo a que hagan el mejor uso de este nuevo Centro de Inteligencia. Que sea, y sólo sea para garantizar la paz, la tranquilidad y la seguridad de los mexicanos.
Sigamos esforzándonos todos para construir el México que queremos, un México más libre, un México más seguro, un México más justo, donde las generaciones de hoy, y especialmente las del mañana, puedan, verdaderamente, vivir mejor.
Enhorabuena a todos ustedes.
Enhorabuena para el país.
Y que sea este Centro de Inteligencia para el bien de México.
Muchas gracias.

Hacia la umbre Iberoamericana de Estoril

http://www.senado.gob.mx/gace61.php?ver=gaceta&sm=1001&id=1199
Gaceta Paralmentaria # 56, del martes, 24 de Noviembre de 2009;
Comunicado del
Poder Ejecutivo Federal
Secretaría de Gobernación
Oficio con el que remite similar de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por el que comunica que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, se ausentará del territorio nacional del 29 de noviembre al 1º de diciembre de 2009, a fin de participar en la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se efectuará en Estoril, Portugal.
SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN
SUBSECRETARÍA DE ENLACE LEGISLATIVO
Oficio No. SEL/300/3470/09
México, D.F., a 23 de noviembre de 2009
SECRETARIOS DE LA CÁMARA DE SENADORES
DEL H. CONGRESO DE LA UNIÓN PRESENTES
Por este conducto y para los efectos del artículo 88 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, me permito hacer de su conocimiento que Betina Claudia Chávez Soriano, Directora General de Coordinación Política de la Secretaría de Relaciones Exteriores, comunica que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, se ausentará del territorio nacional del 29 de noviembre al 1 de diciembre de 2009, a fin de participar en la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se efectuará en Estoril, Portugal.
Por lo anterior y con fundamento en lo establecido por la fracción XIV del artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, 'les acompaño copia del documento al que me he referido.
Sin otro particular, reciban un cordial saludo.
ATENTAMENTE
EL SUBSECRETARIO
MANUEL MINJARES JIMÉNEZ
***
DIRECCIÓN GENERAL DE COORDINACIÓN POLÍTICA
Número: DEP-1791/09
Asunto: Viaje del Presidente de la República a Portugal.
México, D. F., a 19 de noviembre de 2009.


C. P. MANUEL MINJARES JIMÉNEZ
SUBSECRETARIO DE ENLACE LEGISLATIVO
SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN
P R E S E N T E

Estimado señor Subsecretario,
Por instrucciones de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Embajadora Patricia Espinosa Cantellano, con fundamento en el artículo 16, fracciones I y III, del Reglamento Interior de la SRE, en apego a las facultades de la Subsecretaría bajo su digno cargo y en cumplimiento a lo establecido en el Artículo 88 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, solicito a usted sea el conducto para informar a la Mesa Directiva del Senado de !a República que el Presidente de la República, Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, se ausentará del territorio nacional del 29 de noviembre a 1 de diciembre de 2009, a fin de participar en la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se efectuará en Estoril, Portugal.
El Primer Ministro de Portugal, José Sócrates Carvalho Pinto de Souza, extendió al Presidente Felipe Calderón Hinojosa la invitación para participar en la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado .4! y de Gobierno, que se celebrará en Estoril, del 29 de noviembre a 1 de diciembre de 2009, cuyo eje central es "Innovación y Conocimiento".
La Cumbre de Estoril ofrece una oportunidad idónea para que los Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos analicen y fortalezcan las políticas públicas relacionadas con la innovación y del conocimiento, a fin de profundizar la vinculación entre investigación, desarrollo e inversión en las distintas etapas de los procesos productivos. Todo ello con el fin último de potenciar el desarrollo económico y social de Iberoamérica.
La presencia y participación de México en la Cumbre de Estoril se inscribe en una línea de congruencia con la vocación de nuestro país para privilegiar el dialogo y la cooperación con las naciones iberoamericanas. Fue precisamente con base en esta vocación que nuestro país hospedó la I Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Guadalajara, en 1991.
Luego de dieciocho ediciones de este fructífero ejercicio, la Conferencia Iberoamericana se ha consolidado como un foro privilegiado de concertación política, cooperación y solidaridad entre nuestros países.
Durante este tiempo, la Conferencia ha conformado y enriquecido su acervo y ha definido su agenda, sustentada en valores, principios y objetivos comunes, y en las profundas afinidades históricas y culturales que vinculan a los países que la integramos. Esto ha hecho posible su consolidación y proyección internacional como un interlocutor relevante en el escenario mundial.
Ese proceso de consolidación recibió un gran impulso luego de que en la XIII Cumbre (Bolivia, 2003) los Jefes de Estado y de Gobierno acordaron establecer la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), órgano permanente de apoyo institucional que inició funciones dos años después en la Cumbre de Salamanca. Desde entonces, la SEGIB ha propiciado la reflexión y el debate a partir de la incorporación de temas de importancia central para los distintos países participantes como ejes de las deliberaciones de cada Cumbre. Así ocurre con la XIX edición, cuyos trabajos preparatorios han versado sobres dos pilares centrales para el desarrollo de nuestros países: la innovación y el conocimiento. La Conferencia Iberoamericana ha sabido atender, además, temas coyunturales como la crisis económica mundial o el virus de la influenza.
En las Cumbres, lo mismo que en los trabajos preparatorios, México participa activamente en las negociaciones y en el impulso de iniciativas relevantes a la temática central, lo mismo que en aquellas tareas que impulsan el fortalecimiento de la democracia, la promoción y protección de los derechos humanos, el desarrollo sustentable y la cohesión social.
A lo largo del último año, los trabajos preparatorios de la Cumbre se han enfocado a analizar distintas vertientes de la innovación y el conocimiento. A este respecto, se llevaron a cabo un taller y cuatro seminarios celebrados, sucesivamente, en España (marzo), Argentina (junio), México y Portugal (julio). Las conclusiones de esos encuentros serán presentadas en la Cumbre de Estoril.
El seminario auspiciado por el Gobierno de México tuvo lugar en Monterrey, los días 9 y 10 de julio, con el tema central "El papel fundamental de la Innovación en la superación de la crisis económica actual". En ese foro se dio un amplio intercambio de ideas sobre el fomento de la innovación y su impacto en el crecimiento y el desarrollo. Los expertos hicieron hincapié en que en todo proceso innovador la empresa debe ser el actor principal y debe apoyarse y vincularse siempre con las instituciones del conocimiento y desarrollo científico y tecnológico, y formularon recomendaciones específicas para lograrlo.
México ha participado activamente también en las reuniones ministeriales sectoriales sobre finanzas, educación, cultura, infancia, administración pública y reforma del Estado, salud, turismo, comunicaciones, medio ambiente, seguridad social e interministerial sobre innovación y conocimiento.
A ese respecto, y en tanto ejemplo de la capacidad de respuesta de la Conferencia Iberoamericana para atender temas coyunturales y, también, de la activa participación de nuestro país, durante la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Salud (Évora, junio de 2009), México expuso el conjunto de acciones desarrolladas a nivel nacional e internacional para atender el impacto y distintos efectos causados por el virus de la influenza A H1N1.
Por su carácter profundamente simbólico y de articulación entre las naciones iberoamericanas, en la Cumbre de Estoril se presentarán los avances de la Comisión Iberoamericana de los Bicentenarios, iniciativa presentada por México en la XVII Cumbre, en Santiago de Chile en noviembre de 2007, cuya Secretaría Pro Témpore (SPT) es ejercida por nuestro país.
Este pasado mes de septiembre tuvo lugar en Guanajuato la V Reunión del Grupo Iberoamericano del Bicentenario y de los Diálogos Iberoamericanos del Bicentenario. Ahí se revisaron los avances en los preparativos de la conmemoración de esta gesta a nivel nacional, subregional, latinoamericano e iberoamericano.
Por todo lo anterior, la participación del Ejecutivo Federal en esta XIX Cumbre permitirá intercambiar puntos de vista, revisar los temas centrales de la agenda iberoamericana, así como los diversos rubros del Programa de Acción, un conjunto de acciones temáticas que articula las distintas vertientes de cooperación entre las naciones iberoamericanas. La suscripción de la Declaración de Lisboa será un elemento central de la Cumbre de Estoril.
En los términos del propio Artículo 88 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, una vez concluido el viaje del Presidente de la República se enviará un informe a la Mesa Directiva del Senado de la República sobre los resultados de su participación en los foros citados, así como de las actividades y los encuentros que lleve a cabo durante esta gira de trabajo.
Sin otro particular, quedo de usted.
ATENTAMENTE