22 abr. 2014

Gabriel del poeta Roberto López Moreno


GABRIEL
I
ADIÓS
Carne de nuestra carne,
sueño de nuestro sueño,
una mariposa amarilla
para tu vuelo.

II
RESURRECCIÓN DENTRO DEL TRIÁNGULO
Y al segundo día
resucitó entre Comala-Macondo
y La Habana.
Eran los días terrenales.

III
LATINOAMERICANISMO
El terremoto.
Después, el Universo….


Gabo en los medios impresos hoy; Mariposas amarillas


LA JORNADA: Miles de lectores despiden a Gabo con gratitud y música
Las danzas rumanas de Bartok, flores amarillas y aplausos dieron el recibimiento a las cenizas del escritor Gabriel García Márquez a su llegada al vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, ayer pasadas las 16 horas. El presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, fue el encargado de llevarlas al pedestal que se colocó en el centro de ese espacio. Acompañado por la viuda del escritor, Mercedes Barcha, y sus hijos, Gonzalo y Rodrigo, el funcionario salió de la puerta que da acceso al teatro abrazando la caja de madera. Los aplausos estallaron y, cuando parecía que terminarían, una voz en el primer piso, donde se ubicó a la prensa, gritó: "¡Gracias, Gabo!", y la ovación se intensificó hasta completar un par de minutos más.


 Mariposas de Macondo
Trescientas 80,000 mariposas amarillas volaron, por unos segundos, frente al Palacio de Bellas Artes, creando remolinos al ser lanzadas por el aire al final del homenaje a Gabriel García Marquez. Mariposas de papel de china se posaron en las cabezas de los asistentes a la ofrenda mexicana a Gabo y cruzaron el paisaje nocturno del Centro Histórico, recordando la imagen de la novela Cien años de soledad, que hasta quienes no la han leído, lo saben.

Destaca Peña el vínculo de García Márquez con México
Casi cuatro horas después del inicio del incesante arribo de gente al Palacio de Bellas para despedir al gran hombre de las letras latinoamericanas, Gabriel García Márquez, se cerraron las puertas del recinto y se apagó la música de concierto que gustaba escuchar el escritor. Era ya el tiempo para el homenaje oficial, la etapa de los discursos, ese ejercicio definido por el propio Gabo como el "más terrorífico de los compromisos humanos". Su intervención fue el préambulo para el reconocimiento desde el poder al escritor colombiano. Recién llegados desde Colombia y Veracruz, Juan Manuel Santos, mandatario sudamericano, y Enrique Peña Nieto, de México, no escatimaron elogios. Sobrio, con corbata negra acorde al protocolo propio de los días de duelo, el mandatario mexicano fue evocando la estrecha relación que guardó Gabo con México. Una remembranza desde su primer encuentro con la literatura mexicana, a través de Pedro Páramo y El llano en llamas, de Juan Rulfo, gracias a un regalo de otro colombiano ilustre residente en México, Álvaro Mutis.

¿Qué dicen los medios hoy, 22 de abril de 2014?



LA JORNADA: Miles de lectores despiden a Gabo con gratitud y música
Las danzas rumanas de Bartok, flores amarillas y aplausos dieron el recibimiento a las cenizas del escritor Gabriel García Márquez a su llegada al vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, ayer pasadas las 16 horas. El presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa, fue el encargado de llevarlas al pedestal que se colocó en el centro de ese espacio. Acompañado por la viuda del escritor, Mercedes Barcha, y sus hijos, Gonzalo y Rodrigo, el funcionario salió de la puerta que da acceso al teatro abrazando la caja de madera. Los aplausos estallaron y, cuando parecía que terminarían, una voz en el primer piso, donde se ubicó a la prensa, gritó: "¡Gracias, Gabo!", y la ovación se intensificó hasta completar un par de minutos más.

 Mariposas de Macondo
Trescientas 80,000 mariposas amarillas volaron, por unos segundos, frente al Palacio de Bellas Artes, creando remolinos al ser lanzadas por el aire al final del homenaje a Gabriel García Marquez. Mariposas de papel de china se posaron en las cabezas de los asistentes a la ofrenda mexicana a Gabo y cruzaron el paisaje nocturno del Centro Histórico, recordando la imagen de la novela Cien años de soledad, que hasta quienes no la han leído, lo saben.

Una carta extraviada -Un SOS- de El Buho




Eduardo Valle Espinoza, El Búho, quien fue líder durante el movimiento estudiantil de 1968, y diputado federal, entre otros cargos, además de periodista, falleció  el jueves 3 de mayo de 2012 en Tamaulipas víctima de un choque séptico luego de una recaída del cáncer de pulmón que padecía desde hace tiempo.
Siete años y meses antes, nos envió el siguiente correo a quienes estuvimos en el Rest. La Hacienda de San Lázaro y cooperamos, la concretar una "vaquita" de 9, 950 pesos. 
La iniciativa fue del periodista Rogelio Hernández López.
Este texto nos fue enviado a varios amigos el Miércoles, 08 de Diciembre de 2004 ; casi 10 años ya.
Tal y como me llegó, dice:
Asunto:  Carta del Buho del 3 de diciembre en hacienda San Lazaro
hola, nos encontramos en la Hacienda San Lazaro y quiero hacerles llegar la carta que el Buhó escribio con motivo de esa reunión, también quiero aprovechar para agradecer nuevamente su generosa amistad para con mi padre y quiero decirles que estoy por enviarle $9,950 pesos que se sacarón ese día de la cena (sin la giganta por supuesto) y pronto les enviare escaneado el recibo del deposito en el banco.
Gracias a todos ustedes en nombre de mi familia

Gabo ya no es de este mundo


 Gabo ya no es de este mundo
México y Colombia se juntan en una despedida multitudinaria al autor de 'Cien años de soledad'
JUAN CRUZ, reportero
El País, México 21 ABR 2014;
En medio de la sala, como un monolito hecho de silencio y ceniza, la urna de cerezo que contenía el aire que queda en el mundo del hombre que fue Gabriel García Márquez estaba bajo una luz cenital que lo destacaba como el resplandor mismo de una ausencia.
Detrás, de negro como todo el mundo, Mercedes Barcha, la mujer con la que hace medio siglo y dos años hizo el viaje a México. En ese viaje, que este lunes acabó con la muerte de Gabo y su despedida popular en medio de un turbión de mariposas amarillas propulsadas por un huracán inventado, la pareja se paró en una fonda de cualquier sitio, superados los Estados Unidos. Llevaban veinte dólares en el bolsillo y eran errantes e indocumentados, probablemente felices, pero tenían hambre.

Silvio Rodríguez evoca a García Márquez en carta pública


Silvio Rodríguez evoca a García Márquez en carta pública
Tomado de La Jornada en Línea, 21 abr 2014 21:36
 El cantautor cubano, Silvio Rodríguez, dedicó en su blog una carta al escritor colombiano, Gabriel García Márquez.
En el texto, uno de los líderes de la Nueva Trova Cubana describe anécdotas con el Nobel de Literatura, su primer encuentro y cómo García Márquez lo ayudó a buscar un coche que le robaron.
Carta íntegra que publicó Silvio Rodríguez en su blog Segunda Cita:
"No recuerdo dónde lo conocí. Puede haber sido gracias a Haydee Santamaría. Acaso coincidimos en alguna comida en casa de la amiga común, quizá en aquella en que fui embromado con una tortilla de plátanos maduros. Lo que sí tengo claro es que en septiembre de 1969, entre la treintena de libros que embarqué en el Playa Girón, había un Cien años de soledad que ya había leído un par veces.
 Lo veo a flashazos, en distintos momentos. Un 31 de diciembre me invitó a una fiesta en la que estaban su amigo Fidel Castro y el actor norteamericano Gregory Peck. Hubo un momento, cercano a las 12 de la noche, en que me vi conversando con aquellos gigantes y me sentí desubicado.

Miles de mariposas amarillas iluminaron el cielo oscurecido


Miles de mariposas amarillas iluminaron el cielo oscurecido
Dentro y fuera del recinto se realizó el homenaje luctuoso al periodista colombiano, en el cual se reunieron presidentes, políticos, escritores y sobre todo lectores.
CRÓNICA POR JUAN PABLO BECERRA-ACOSTA M.
Milenio, Pp, 22/04/2014
Mercedes, su esposa, su viuda, soportaba estoicamente el dolor por esa muerte que le llegó en jueves. En el recinto, en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, sonaban piezas de Beethoven, de Schubert, de Brahms, de Mendelssohn. Era la música que, además del vallenato, le gustaba a su compañero. Ella fijaba la mirada en cualquier punto: ojos perdidos, dolientes. Miraba una vez el enorme retrato en blanco y negro del hombre bigotón que había sido colgado junto a las puertas de la entrada principal hacia el salón de conciertos. Miraba de reojo la frase colocada al pie de la imagen:
“La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda para contarla”.
Se ponía de pie para hacer la primera guardia de honor junto a sus dos hijos, Rodrigo y Gonzalo; el presidente de Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Rafael Tovar y de Teresa, y María Cristina García Zepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes. Doña Mercedes, ataviada de negro, no observaba mucho la urna, el recipiente de vetas cafés donde yacían los restos de Gabriel García Márquez.

Despiden miles a “Gabo” en Bellas Artes


Despiden miles a “Gabo” en Bellas Artes/COLUMBA VÉRTIZ DE LA FUENTE
MÉXICO, D.F. (agencia apro, 21 de abril de 2014) .- El novelista, cuentista, periodista y Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, fue despedido este lunes por miles de personas, quienes se sorprendieron al observar las cenizas del cuentista colombiano, depositadas en una urna de madera sobre un pedestal en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, así como la enorme fotografía del autor de Cien años de soledad que enmarcaba la entrada del teatro principal de ese recinto cultural.
 En la imagen del colombiano destaca una de sus frases célebres: “La vida no es lo que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”.
 Justo a las 14:00 horas comenzaron a formar una larga fila los seguidores del creador de El amor en los tiempos de cólera, quienes en la mano o bajo el brazo cargaban libros como Cien años de soledad, La hojarasca, El otoño del patriarca o El general en su laberinto, además de flores amarillas, entre ellas rosas, claveles o girasoles.
José Ascensión Lara, de 76 años y con 55 como maestro, comenta que es de Petatlán, Oaxaca, y que en cuanto supo del fallecimiento del narrador tomó un autobús con su esposa y dos hijos, uno un abogado y otro un estudiante de preparatoria, con el fin de darle el último adiós al célebre colombiano:
“Soy profesor de lenguas y literatura española. Hice 10 horas en camión. Soy además jefe de enseñanza en la región de la Costa, pues están a mi cargo 31 maestros de español en nivel secundaria.

Palabras del Presidente Peña Nieto, durante el Homenaje a Gabriel García Márquez


Palabras del Presidente  Enrique Peña Nieto, durante el Homenaje Nacional a Gabriel García Márquez, 
Bellas Artes DF, a 21 de abril de 2014
Excelentísimo Juan Manuel Santos, Presidente de la República de Colombia.
Saludo a su muy distinguida esposa, María Clemencia.
Señora Mercedes Barcha, viuda de don Gabriel García Márquez.
Saludo a sus hijos, a Rodrigo y a Gonzalo.
A sus nietos, a nietas y nietos.
A sus nueras.
A su familia.
Y a todos ustedes, familia de don Gabriel García Márquez, les reitero mis más sentidas condolencias y les acompañamos, mi esposa Angélica y un servidor, en esta pérdida que el mundo latinoamericano y el mundo entero siente muy profundamente.
Señores representantes de los Poderes Legislativo de nuestro país.
Distinguidos intelectuales, escritores, académicos y artistas.
Muy apreciados amigos de Gabriel García Márquez.
Señoras y señores representantes de los medios de comunicación:

Mensaje del Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Homenaje Nacional a Gabriel García Márquez en Bellas Artes, 21 de abril de 2014
Mensaje del Presidente de la República de Colombia, doctor Juan Manuel Santos.

-PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, su señora Angélica.
Apreciada Mercedes, sus hijos Gonzalo y Rodrigo, su distinguida familia.
Señor expresidente de Colombia César Gaviria.
Apreciados mexicanos.
Un saludo afectuoso al pueblo mexicano.
Invitados especiales.
María Clemencia:
Hoy asisto a este Palacio de las Bellas Artes, la casa por excelencia de la cultura de México, con el corazón adolorido y el alma agradecida, para decir adiós, en representación de más de 47 millones de compatriotas, al más grande colombiano de todos los tiempos, al maestro Gabriel García Márquez.
Qué imponente escenario para su despedida.

Rafael Tovar y de Teresa en el homenaje a Gabo


Homenaje Nacional a Gabriel García Márquez en Bellas Artes, 21 de abril de 2014
-MODERADOR: Toma la palabra el Director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, licenciado Rafael Tovar y de Teresa.
-RAFAEL TOVAR Y DE TERESA: Señor Presidente de México y señora de Peña Nieto.
Señor Presidente de Colombia y señora de Santos.
Queridos Mercedes, Rodrigo, Gonzalo y familiares de Gabriel García Márquez.
Señoras y señores.
Amigos:
A Gabriel García Márquez no le gustaban los discursos, así lo dijo él mismo: Qué hago yo encaramado en esta prueba de honor, yo que siempre he considerado los discursos como el más terrorífico en los compromisos humanos.
Desde luego que sabía lo que hacía, pero al bromear con su papel de orador, predisponía a la audiencia a recibir con alegría su mensaje.
Esa era parte de su magia inimitable.