16 ene. 2009

De nuevo los testigos protegidos

Un juez federal libró orden de aprehensión contra Rodolfo de la Guardia García y Ricardo Gutiérrez Vargas, los dos últimos directores de Interpol México, quienes fueron internados en el penal federal de Nayarit como probables responsables de vender información reservada al cártel de Sinaloa.
Los ex funcionarios permanecían bajo arraigo desde noviembre de 2008, fueron detenidos como parte de la Operación Limpieza. Ambos fueron consignados ante el juzgado segundo de distrito en materia penal de Nayarit, con residencia en Tepic, Nayarit, dentro de la causa penal 08/2009 por delincuencia organizada y delitos contra la salud, en la modalidad de colaboración al fomento.
De la Guardia García fue director de Asuntos Policiales Internacionales de Interpol, y director de Despliegue Regional de la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la PGR, entre 2001 y 2005.
Declaraciones de un testigo protegido le atribuyen haber utilizado su cargo para ubicar en plazas estratégicas a personal de su confianza como jefes regionales del cártel de Sinaloa, a cambio de un pago mensual de 10 mil dólares.
A Gutiérrez Vargas, quien le sucedió en la dirección de la oficina de Interpol México, cargo que desempeñó hasta noviembre de 2008, se le acusa de haber proporcionado información a la que tuvo acceso con motivo de su encargo al cártel de Sinaloa, a cambio de diversas sumas de dinero.