25 dic. 2015

El verdadero sentido de la Navidad/

El verdadero sentido de la Navidad/Manuel Mandianes es antropólogo del CSIC, teólogo y escritor. 
El Mundo | 24 de diciembre de 2015
Es interesante tratar de recuperar la auténtica persona de Jesús, lo esencial de su mensaje y lo mejor de su impacto histórico porque, a pesar de que no dejó escrita ni una sola línea, ninguna figura histórica ha ejercido una influencia mayor ni igual en la Historia de la humanidad. Muchas veces se ha presentado a Jesús como un personaje intemporal, un alma somnolienta sin recovecos y sin goces, sin deseos ni pasiones, como algo museístico, como un buey manso que cumplía cabalmente con sus obligaciones, como alguien que nunca disfrutó de la osadía de un joven porque siempre encarnó los sueños de la vejez: casi un fetiche.

Una solución musulmana al terrorismo yihadista

 Una solución musulmana al terrorismo yihadista/José Ramón Tostón de la Calle, General de Brigada de la Guardia Civil (R)
ABC |24 de diciembre de 2015…
Este es un artículo nada original y nada convencional, pues la respuesta que se da como solución al terrorismo yihadista es una respuesta netamente musulmana. Desde hace años, las víctimas del terrorismo yihadista son miles en muchas partes del planeta. Pero el asesinato de las 129 víctimas en París el pasado 13 de noviembre parece haber hecho despertar a la humanidad un poco su conciencia, en Oriente y en Occidente. Para esbozar esa solución al terrorismo yihadista quisiera citar a tres personas que han sido musulmanas –Fátima Mernissi, Ayaan Hirsi Ali y Mario Joseph (Soilaiman)– y que con sus vidas y sus ideas muestran un camino de enorme esperanza.

Elogio de la Navidad/Manuel Fraijó

Elogio de la Navidad/Manuel Fraijó es catedrático emérito de Filosofía de la UNED.
El País |25 de diciembre de 2015..
Allá por los años setenta no era raro encontrar en alguna iglesia alemana un belén presidido por el siguiente texto: “El establo, el hijo del carpintero, el predicador entre gente humilde y el patíbulo al final son resultado del material histórico y no fruto del material dorado, preferido por la leyenda”. Lo llamativo de este texto es el nombre de su autor: no lo escribió un fervoroso teólogo cristiano, sino Ernst Bloch, filósofo marxista y ateo. Nunca escatimó este autor de una monumental filosofía de la esperanza elogios a Jesús de Nazaret: “Aquí aparece un hombre bueno con todas las letras, en toda la extensión de la palabra, algo que no había ocurrido nunca”. Como credencial de la bondad de Jesús exhibía Bloch su “tendencia hacia abajo”, es decir, su decantación por los pobres y marginados de la tierra. Y, naturalmente, el “establo” al comienzo de su trayectoria, y el “patíbulo” al final simbolizan vigorosamente esa opción por los más débiles.

Es Navidad/Ramón Rodríguez

 Es Navidad/Ramón Rodríguez Arribas fue vicepresidente del Tribunal Constitucional


ABC |25 de diciembre de 2015…
Hace muchos años, ya no recuerdo cuántos, en la Misa de Nochebuena el cura de mi pueblo contó el siguiente sucedido: En la madrugada del día 6 de Junio de 1944, se encontraba el General Eisenhower presenciando el comienzo de las operaciones militares frente a Normandía, en la Segunda Guerra Mundial, cuando al contemplar el movimiento de los 5.000 barcos de guerra y los muchos miles de aviones que preparaban el desembarco de un millón de soldados, uno de los ayudantes del Comandante supremo aliado le dijo, «Mi General, estamos presenciando el acontecimiento más importante de la Historia», a lo que el popular IKE –años después presidente de los Estados Unidos de América– respondió: «No, el acontecimiento más importante de la Historia fue el día en que nació Jesucristo». No puedo asegurar que el relato respondiera a la verdad histórica, pero mereció ser así, porque aquel día, aquella noche en la posada de Belén, se reclinó en las pajas de un pesebre un niño que partió el tiempo en dos y del que no se puede prescindir para entender la vida de los hombres en este planeta.

El Papa acepta el premio Carlomagno: «Lo dedico a la paz»


El Papa acepta el premio Carlomagno: «Lo dedico a la paz»
En los motivos de la decisión de la ciudad alemana de Aquisgrán se recuerda el discurso que Francisco pronunció en el Parlamento Europeo en noviembre de 2014, además de su constante compromiso por los migrantes, contra la pobreza, por los derechos humanos, por la convivencia de los pueblos y el medio ambiente
Vatican Insider, 23/12/2015
REDACCIÓN
Papa Francisco aceptó recibir el premio Carlomagno para «animar a Europa a trabajar por la paz». Lo refirió el padre Federico Lombardi, explicando que el Papa subrayó que «es sobre todo por la paz que lo recibo, por quien se compromete por la paz en Europa y en el mundo: en este momento, en el que hablamos de ‘tercera guerra mundial en pedacitos’ —dijo el Pontífice—, recibo este premio para dedicarlo a Europa como impulso para trabajar por la paz».

Ven efecto papal en apertura de Cardenal

Ven efecto papal en apertura de Cardenal
Nota de Arcelia Maya/ Reforma, Cd. de México (21 diciembre 2015).- Especialistas en religión consideraron que el apoyo del Cardenal Norberto Rivera a la legalización de la mariguana con fines terapéuticos es una invitación a los Obispos de México a repensar y matizar sus posturas sobre el tema.
 Bernardo Barranco, sociólogo especialista en religiones, expuso que la postura del Cardenal obliga a líderes católicos a reflexionar sobre la complejidad de la legalización de la droga.
 El especialista afirmó que, en su conjunto, el Episcopado Mexicano ha emitido comunicados contra la legalización de la hierba.
Generalmente, el Cardenal, en estos temas morales, incluso médicos, siempre ha estado muy rezagado. Probablemente influyó el efecto Francisco, con su actitud un poco más humanitaria", sostuvo.
El sociólogo recordó que en los últimos 10 años el Arzobispo Primado de México no ha hecho declaraciones abiertas y de vanguardia como las que pronunció este domingo.

Homilía del papa Francisco en la misa de Noche Buena -

Homilía del papa Francisco en la misa de Noche Buena - 
Presidió este 24 de diciembre la misa de Noche Buena en la basílica de San Pedro celebrada con gran solemnidad.  En su homilía destacó que con la llegada del Niño Jesús la tristeza es arrojada fuera, porque la Virgen nos ofrece a su hijo como comienzo de vida nueva; que este Niño nos enseña lo que es verdaderamente importante en nuestra vida
 A continuación el texto completo:
 En esta noche brilla una «luz grande» (Is 9,1); sobre nosotros resplandece la luz del nacimiento de Jesús. Qué actuales y ciertas son las palabras del profeta Isaías, que acabamos de escuchar: «Acreciste la alegría, aumentaste el gozo» (Is 9,2). Nuestro corazón estaba ya lleno de alegría mientras esperaba este momento; ahora, ese sentimiento se ha incrementado hasta rebosar, porque la promesa se ha cumplido, por fin se ha realizado. El gozo y la alegría nos aseguran que el mensaje contenido en el misterio de esta noche viene verdaderamente de Dios. No hay lugar para la duda; dejémosla a los escépticos que, interrogando sólo a la razón, no encuentran nunca la verdad. No hay sitio para la indiferencia, que se apodera del corazón de quien no sabe querer, porque tiene miedo de perder algo. La tristeza es arrojada fuera, porque el Niño Jesús es el verdadero consolador del corazón.

Hoy ha nacido el Hijo de Dios: todo cambia. El Salvador del mundo viene a compartir nuestra naturaleza humana, no estamos ya solos ni abandonados. La Virgen nos ofrece a su Hijo como principio de vida nueva. La luz verdadera viene a iluminar nuestra existencia, recluida con frecuencia bajo la sombra del pecado. Hoy descubrimos nuevamente quiénes somos. En esta noche se nos muestra claro el camino a seguir para alcanzar la meta. Ahora tiene que cesar el miedo y el temor, porque la luz nos señala el camino hacia Belén. No podemos quedarnos inermes. No es justo que estemos parados. Tenemos que ir y ver a nuestro Salvador recostado en el pesebre. Este es el motivo del gozo y la alegría: este Niño «ha nacido para nosotros», «se nos ha dado», como anuncia Isaías (cf. 9,5). Al pueblo que desde hace dos mil años recorre todos los caminos del mundo, para que todos los hombres compartan esta alegría, se le confía la misión de dar a conocer al «Príncipe de la paz» y ser entre las naciones su instrumento eficaz.

Cuando oigamos hablar del nacimiento de Cristo, guardemos silencio y dejemos que ese Niño nos hable; grabemos en nuestro corazón sus palabras sin apartar la mirada de su rostro. Si lo tomamos en brazos y dejamos que nos abrace, nos dará la paz del corazón que no conoce ocaso. Este Niño nos enseña lo que es verdaderamente importante en nuestra vida. Nace en la pobreza del mundo, porque no hay un puesto en la posada para Él y su familia. Encuentra cobijo y amparo en un establo y viene recostado en un pesebre de animales. Y, sin embargo, de esta nada brota la luz de la gloria de Dios. Desde aquí, comienza para los hombres de corazón sencillo el camino de la verdadera liberación y del rescate perpetuo. De este Niño, que lleva grabados en su rostro los rasgos de la bondad, de la misericordia y del amor de Dios Padre, brota para todos nosotros sus discípulos, como enseña el apóstol Pablo, el compromiso de «renunciar a la impiedad» y a las riquezas del mundo, para vivir una vida «sobria, justa y piadosa» (Tt 2,12).

En una sociedad frecuentemente ebria de consumo y de placeres, de abundancia y de lujo, de apariencia y de narcisismo, Él nos llama a tener un comportamiento sobrio, es decir, sencillo, equilibrado, lineal, capaz de entender y vivir lo que es importante. En un mundo, a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y el poner en práctica la voluntad de Dios. Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración.

Que, al igual que el de los pastores de Belén, nuestros ojos se llenen de asombro y maravilla al contemplar en el Niño Jesús al Hijo de Dios. Y que, ante Él, brote de nuestros corazones la invocación: «Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación» (Sal 85,8).

El papa Francisco se reunirá con víctimas de abusos sexuales de sacerdotes

El papa Francisco se reunirá con víctimas de abusos sexuales de sacerdotes
En declaraciones recogidas por el diario  La Jornada, el Arzobispo de San Luis Potosí, Mons. Jesús Carlos Cabrero Romero, señaló que las víctimas “van a tener su espacio y un lugar” para reunirse con Francisco. “No sabemos si el lugar va a ser en el norte o incluso en el mismo México, y no sé si en esos espacios tenga ya la agenda para responder a estas situaciones que sí lastiman a la Iglesia, la debilitan, pero nosotros tenemos que responder a ello”, dijo.
La nota completa
Se reunirá el Papa con las víctimas de pederastia clerical, adelanta arzobispo
 La Jornada, Dic 22, 2015/ Nota de 
Angélica Campillo