20 may. 2012

On drug violence, Mexico must look inward

On drug violence, Mexico must look inward/ Ruben Navarrette Jr. is a CNN.com contributor and a nationally syndicated columnist.
CNN, 18 de m ayo de 2012
It used to be that when Americans thought of Mexico, they imagined a festive getaway where margaritas flowed, mariachis played, and every day was Cinco de Mayo.
Not anymore. Horrifying stories of random shootings, mass beheadings and mass graves have become commonplace. Gunmen think nothing of mowing down a couple dozen teenagers in a disco with machine guns and tossing grenades indiscriminately into crowds during holiday fiestas. Mexicans have almost become immune to carnage, it seems.

Francia: una alegría contenida/ Sami Nair

Francia: una alegría contenida/ Sami Nair, es profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.
Traducción de M. Sampons.
El País | 15 de mayo de 2012
La elección presidencial ha revelado algo latente en Francia: una profunda crisis de confianza de la mayoría del pueblo ante las elites que lo representan. Más allá de la victoria de François Hollande, que no es una victoria del programa del Partido Socialista, y de la derrota de Nicolas Sarkozy, que es sobre todo un rechazo a su persona, debemos extraer tres lecciones. En primer lugar, la emergencia, en la primera vuelta, de un voto de protesta, tribunicio, que recuerda a los años 50, 60 y 70 del siglo pasado, cuando el Partido Comunista Francés representaba a toda una parte de las clases populares explotadas sin esperanza alguna de acceder al poder. Esta vocación fue utilizada con mucha inteligencia política por François Mitterrand con el proyecto de Unión de la Izquierda, que permitió, a la vez, reconstituir el Partido Socialista, integrar al electorado del Partido Comunista en una perspectiva realista de acceso al poder y, a continuación, destruir la influencia ideológica y política comunista tras la victoria de la izquierda en 1981. Es útil recordar esta experiencia para comprender, en un contexto del todo diferente, lo que probablemente sucederá ahora con el Frente Nacional.

Carlos Fuentes hace medio siglo/José Emilio Pacheco

Carlos Fuentes hace medio siglo/José Emilio Pacheco
Revista Proceso # 1855, 20 de mayo de 2012
Al terminar 1961 yo tenía 22 años, era en teoría secretario de redacción de México en la Cultura y en realidad un simple ayudante de Vicente Rojo. Con su inagotable maestría Rojo diseñaba cada semana un número distinto y asombroso del que, con el tiempo, se llegó a considerar el mejor suplemento que ha habido en México.

El fin de México en la Cultura
El miércoles 6 de diciembre de aquel año remoto llegué a las doce y media, como todas las semanas, a la sede de Novedades en Balderas y Morelos, que había sido el recinto de la YMCA (la Guay, Asociación Cristiana de Jóvenes), cruento escenario de la Decena Trágica. El edificio aún conservaba huellas de las balas. Para mí el suplemento era lo más firme del mundo. Con incredulidad escuché de Fernando Benítez que acababan de cesarlo como director de México en la Cultura. La causa no indicada pero a la vista de todos eran los artículos que Benítez y Carlos Fuentes escribían en la revista Política de Manuel Marcué Pardiñas en defensa de la Revolución cubana y muy críticos del régimen del PRI y de Adolfo López Mateos.

Un expediente actualizado/Ricardo Ravelo


Un expediente actualizado/Ricardo Ravelo
Revista Proceso # 1855, 20 de mayo de 2012
De acuerdo con las indagatorias iniciadas por la PGR en 2008, en Estados Unidos se sabía que desde la Sedena y la SIEDO varios militares vendían protección a la célula del Cártel de Sinaloa encabezada por los hermanos Beltrán Leyva. Ese año cayeron incluso militares de alto rango gracias a revelaciones de testigos protegidos, en especial las de Jennifer. Pero tuvieron que pasar cuatro años para que fueran arrestados los generales de más peso coludidos en ese entramado, como Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe González y Ricardo Escorcia.
Por lo menos tres de los militares de alto rango detenidos la semana pasada: Tomás Ángeles Dauahare, Roberto Dawe González y Ricardo Escorcia Vargas, quienes son investigados por la Procuraduría General de la República (PGR) por sus presuntos vínculos con el narcotráfico, brindaron protección a la organización de los hermanos Beltrán Leyva desde 2007, cuando el grupo criminal formaba parte del Cártel de Sinaloa de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

El general Roberto Dawe

“Le gustaba mucho el dinero”/Gloria Leticia Díaz
Revista Proceso # 1855, 20 de mayo de 2012
La detención del general de brigada Roberto Dawe González no causó extrañeza entre gran parte de la jerarquía castrense. Desde hacía años se le conocía como un militar al que “le gustaba mucho el dinero”.
En su edición 1850 Proceso dio cuenta de la denuncia que el mayor Arturo González, del Cuerpo de Guardias Presidenciales (CGP), presentó ante los mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en septiembre de 2008 contra Dawe –entonces jefe del Estado Mayor de ese cuerpo– por malversación y abuso de autoridad.

El Ejército, el gran perdedor: Proceso


El Ejército, el gran perdedor/Jorge Carrasco Araizaga, reportero.
Revista Proceso # 1855, 20 de mayo de 2012

La detención de tres generales y un teniente coronel la semana pasada, con el divisionario Tomás Ángeles Dauahare como cereza del pastel, es el golpe más espectacular contra el prestigio del Ejército Mexicano en los tiempos recientes. La evidente connotación política de la operación conjunta Secretaría de la Defensa-Procuraduría General de la República pone aún más en entredicho la estrategia de Felipe Calderón de lanzar su guerra contra el narcotráfico exponiendo a los militares a los riesgos en los que inevitablemente han caído: la ineficacia, el fracaso, la corrupción o la violación a los derechos humanos. Con los cárteles de la droga prácticamente incólumes, con el tráfico de estupefacientes ininterrumpido, con el gran dinero del narco intocado, con la violencia rebasando los límites de la barbarie, en vísperas de las elecciones presidenciales del 1 de julio puede decirse que las Fuerzas Armadas son las grandes perdedoras de la guerra de Calderón.

Más sobre Carlos Fuentes

Sobre Fuentes
El País 16 MAY 2012
El mundo de la cultura, y en especial el de la letras hispanohablantes, lamenta la muerte del Carlos Fuentes (1928-1012). Los invitamos a que lean los artículos de varios creadores como Julio Ortega, Jorge Volpi, Sergio Ramírez y, Martín Caparrós; así como las reacciones de autores como Juan Goytisolo, Ricardo Piglia, Antonio Gamoneda y Nélida Piñón:

*
Tiempos de Fuentes/Ortega:
Hace poco le decía yo a Fuentes que la historia de América Latina no era el recuento de sus fracasos, como suele documentarse, sino el proyecto siempre recomenzando de su futuro

El mundo hispanohablante llora a Fuentes

El mundo hispanohablante llora al autor de 'La muerte de Artemio Cruz'
Escritores y artistas lamentan el fallecimiento del autor de libros de una gran obra conocida como 'La edad del tiempo'
El País 15 MAY 2012
JUAN GOYTISOLO. Carlos Fuentes ha muerto en la plenitud de sus dones. La suya ha sido una vida tan intensa y tan rica que solo puede producir admiración. Estoy muy afectado. Me es imposible hablar en este momento y resumir lo que son 60 años de amistad. He seguido con atención toda su obra y he escrito ensayos sobre una docena de sus libros, en especial sobre Terra nostra, para mí, su obra maestra y una de las mejores novelas en lengua española de todos los tiempos.
ANTONIO GAMONEDA. Una vez mantuvimos una conversación en un hotel de Gran Vía, y otra

Las últimas palabras de Fuentes


Las últimas palabras de Fuentes
 ‘Federico en su balcón’ es uno de los dos libros póstumos del escritor mexicano
EL PAÍS avanza el comienzo de la novela donde salda cuentas con Nietzsche
Winston Manrique Sabogal
El País, Madrid 20 MAY 2012

Un mural con el rostro de Carlos Fuentes / GETTY IMAGES
Sesenta y seis. Esos son los años que estuvo atrapado Carlos Fuentes por la verdadera pasión de la literatura. Sesenta y seis años que hay entre el descubrimiento que hizo de El conde de Montecristo, a la edad de 17 años, y la escritura de sus dos últimos libros: Personas y Federico en su balcón que dejó a los 83 años, antes de morir el 15 de mayo. El primero son unas memorias sobre los personajes que conoció y el segundo una novela en la que salda cuentas con Nietzsche.

Comunicado de la Comisión de Mediación (COMED)

COMISIÓN DE MEDIACIÓN
En días pasados, se llevó a cabo una diligencia judicial de exhumación de un cuerpo que se pensó podría ser el de uno de los desaparecidos del Ejército Popular Revolucionario. Luego de una dolorosa jornada, en la que participamos miembros de la COMED, familiares de las víctimas, funcionarios de los gobiernos federal y de Oaxaca, se llegó a la conclusión de que era una pista infundada. Fue importante para nosotros la participación de antropólogos forenses argentinos que validaron los resultados.

Comunicado del EPR

¿Ese es el pago que recibirá el general Tomás Ángeles Dauahare por los servicios prestados a los gobiernos a los que sirvió y por encubrir al general Oropeza Garnica, responsable de la desaparición de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez?...EPR
Comunicado del EPR
República Mexicana, 17 de mayo de 2012
Comunicado del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
AL PUEBLO DE MÉXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN NACIONALES E INTERNACIONALES
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS
HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, POPULARES Y REVOLUCIONARIAS
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

Cien años con Fernando Benítez/ Carlos Fuentes,


Cien años con Fernando Benítez/ Carlos Fuentes
Publicado en EL PAÍS, 24/12/11;

A las mujeres las llamaba “princesas”, a los hombres, “hermanitos”. Hace 100 años nació mi gran amigo Fernando Benítez. Periodista, novelista, cronista, autor teatral, el mayor orgullo de Fernando era ser periodista. Su personalidad, sin embargo, rebasaba cualquier profesión. Pequeño y bravo, contaba que su madre le había dicho: “Eres feo, hijo, pero tienes cara de gente decente”. Elegante y seductor, Fernando enamoró a bellas mujeres y fue amado por ellas. Celoso, era agresivo con sus rivales, quienes corrían el peligro de ser tomados de las solapas y aplastados contra la pared o, de plano, recibir un botellazo en la cabeza. En un bar portuario de Veracruz, sacó a bailar a una muchacha muy guapa. Al rato, se apareció el galán de la misma, un marinero argentino, que le espetó a Benítez:
 -Déjala. Podías ser mi padre.
 -Pude. Pero no quise -contestó Benítez antes de que se armara, como antes se decía, “la de San Quintín”.