28 nov. 2015

El papa Francisco en Uganda..

ENTEBBE, 27 Noviembre de 2015
Trabajar por la justicia y la reconciliación, fue el llamado del papa Francisco en su encuentro con las autoridades y cuerpo diplomático de Uganda en el Salón de Conferencias de la State House.
El encuentro se produjo minutos después de la visita de cortesía que hizo al presidente de Uganda, Yoweri Kaguta Museveni, en el mismo edificio.

 Francisco agradeció a las autoridades la “amable bienvenida”, y expresó su felicidad por visitar este país, con el propósito de “conmemorar el quincuagésimo aniversario de la canonización de los mártires de Uganda por mi predecesor, el Papa Pablo VI”.
Francisco expresó también su deseo de “que mi presencia aquí sea vista también como un signo de amistad, aprecio y aliento a todo el pueblo de esta gran nación”.

Francia y la defensa colectiva/

Francia y la defensa colectiva/Natividad Fernández Sola es profesora Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de la Universidad de Zaragoza.
El País | 27 de noviembre de 2015..
Tras los atentados terroristas de París del 13 de noviembre, las medidas diplomáticas, policiales y militares se han sucedido hasta límites que desconocíamos. Europa, que creía estar ante un gran desafío con los refugiados a sus puertas, ha redescubierto lo que es perder la libertad y vivir con el miedo, o tener que sobreponerse a el.
Tras la apelación del presidente Hollande a la cláusula de asistencia mutua del Tratado de Unión Europea y la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del 20 de noviembre pidiendo a los países la adopción de todas las medidas necesarias para prevenir y yugular la acción del Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés), se esperaban con expectación los pasos a adoptar por los gobiernos del viejo Continente.
Se podía haber recurrido, como ocurrió tras los atentados del 11-M en Madrid, a la cláusula de solidaridad que permite al Estado que ha sufrido un ataque terrorista solicitar ayuda de los demás socios. Sin embargo, no se ha hecho así, para sorpresa de casi todos. Por primera vez desde que se aprobara el Tratado de Lisboa se ha invocado la “asistencia mutua” que apela a algo parecido a la legítima defensa colectiva de la OTAN, pero a la europea. Efectivamente, la cláusula en cuestión pide a los Estados miembros que ayuden y asistan con todos los medios a su alcance al Estado miembro objeto de una agresión armada sobre su territorio. Curiosamente, esta disposición fue una iniciativa del expresidente Giscard actuando como líder de la Convención que elaboró la nunca aprobada Constitución Europea.

Estado de sitio/ Rafael Nadal

Estado de sitio/ Rafael Nadal
La Vanguardia |27 de noviembre de 2015
Una semana después de los dramáticos atentados terroristas de París, Europa observaba atónita cómo Bruselas, su capital administrativa, era situada bajo estado de sitio. No parece, sin embargo, que estas circunstancias extremas hayan sido suficientes para sacudir las agendas y cambiar las rutinas de la toma de decisiones de la lentísima política comunitaria. La pobre reacción política –más allá de la obligada sobreactuación del presidente francés, François Hollande– resulta altamente desmoralizadora para los ciudadanos directamente afectados y para todos aquellos que esperaban señales de control y liderazgo por parte de las instituciones y sus dirigentes. Europa ha cedido ante el ataque de los intolerantes, pero las agendas institucionales no se han alterado, o lo han hecho a ritmos propios del siglo pasado.
La ocupación de una capital como Bruselas por parte del ejército y la policía, con la consecuente suspensión de la libre actividad de los ciudadanos, no se había visto en Europa occidental desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. El Gobierno belga y las policías europeas –que tienen o deberían tener la capital belga como una de sus prioridades– debieron manejar información que aconsejaba medidas excepcionales; la repetición de un ataque terrorista como el de la capital francesa habría dejado bajo mínimos la moral y la confianza ciudadanas. Pero desde el momento que suspendían la vida normal en París, en Bruselas o en Hannover, estaban concediendo una derrota que seguramente iba más allá de lo que los mismos terroristas esperaban.

Fuego cruzado diplomático sobre Turquía/

Fuego cruzado diplomático sobre Turquía/Ana Palacio, exministra de Asuntos Exteriores y exvicepresidenta primera del Banco Mundial, es miembro del Consejo de Estado de España.
Project Syndicate | 27 de noviembre de 2015
El derribo por Turquía del caza ruso podría abrir un nuevo frente en la escalada de violencia que asola a Siria, y dar al traste con las expectativas de acercamiento entre Rusia y Occidente surgidas tras la masacre de París. Con los presidentes de Rusia –Vladimir Putin– y de Turquía –Recep Tayyip Erdogan– enredados en fintas verbales, y ante la escalofriante posibilidad de un escenario más grave, la Unión Europea no debe escatimar esfuerzos para racionalizar su relación con Turquía.
Antes de la embestida terrorista, Erdogan parecía tener las riendas de esta relación. El mes pasado, los dirigentes europeos, abrumados por la crisis de los refugiados, aprobaron un plan de acción conjunta por el que a cambio de la cooperación de Turquía en su contención, comprometían fondos, liberalización de visados y –significativo– retomar las negociaciones sobre su adhesión a la Unión.
Todo ello benefició a Erdogan en su campaña para las elecciones generales del 1 de noviembre pasado: tanto el plan de acción como la posterior visita de Merkel a Estambul se percibieron en Turquía como apoyos de facto a su presidente en funciones. Y, tras los comicios en los que el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Erdogan recuperó una holgada mayoría parlamentaria, la reciente Cumbre del G20 en Antalya debía consagrar el retorno triunfal de Erdogan al escenario global. Pero los acontecimientos frustraron este elaborado programa.

El papa Francisco se despide de Kenia y llega a Uganda

El papa Francisco se despide de Kenia y pone rumbo a Uganda
Después de tres jornadas en Nairobi, se dirige ahora a la segunda etapa de su gira africana..
El papa Francisco ha dado por concluida la primera etapa de su viaje África y ya está rumbo a la segunda. 
Llega a Uganda, primer país africano que ha acogido tres pontífices
ENTEBBE, 27 Nov. 15 /A las 5:06 p.m. (hora local), el avión que llevaba al Papa Francisco desde Kenia aterrizó en el aeropuerto internacional de Entebbe (Uganda), dando inicio a la segunda etapa de su visita apostólica al continente africano.
Uganda es el primer país africano que ha acogido visitas apostólicas de tres pontífices. Antes que Francisco visitaron el paísel Beato Pablo VI, en 1969, y San Juan Pablo II, en 1993.
El principal motivo del viaje de Francisco a Uganda es el 50 aniversario de la canonización de 22 mártires ugandeses, ejecutados entre los años 1885 y 1887 por no renunciar a su fe.

El Papa en la periferia de Nairobi: ustedes practican valores que no cotizan en la Bolsa

Vatican Insider, 11/27/2015
El Papa en la periferia de Nairobi: ustedes practican valores que no cotizan en la Bolsa
El "slum" de Kangemi(©Reuters)

Francisco visita Kangemi, en donde viven más de cien mil personas sin servicios ni drenaje: no se puede «desconocer la atroz injusticia de la marginación urbana. Son las heridas provocadas por minorías que concentran el poder, la riqueza. Comprometámonos juntos para que toda familia tenga un techo digno, tenga acceso al agua potable, tenga un baño, tenga energía segura para iluminarse, cocinar, para que puedan mejorar sus viviendas»
Nota de ANDREA TORNIELLI
ENVIADO A NAIROBI
«En verdad, me siento como en casa compartiendo este momento». Papa Francisco, en el último día de su visita en Kenya recorre la pequeña calle de Kagemi, una de las zonas más pobres de Nairobi, situada en un pequeño valle que colinda con otras zonas pobres. Aquí viven más de cien mil personas sin una red de drenaje y sin servicios, en viviendas fabricadas con láminas y madera. El encuentro se lleva a cabo en la Iglesia de San José Trabajador, de la que se ocupan los jesuitas. Hay muchos niños sentados en el suelo. Bergoglio saluda a los enfermos en silla de ruedas, pide que lo bendiga un sacerdote en silla de ruedas.