19 ene. 2013

Obama debe moverse con rapidez

Reforma al sistema de inmigración, legislación para el control de armas, implementación de la reforma al sistema sanitario, Siria......YA!
Retos de Obama: cambio y consenso/Diego Beas, investigador invitado de la Universidad de Oxford y autor de “La “reinvención de la política”.
Publicado en  La Vanguardia | 18 de enero de 2013.
 
“Gané capital en esta elección, capital político; y ahora, pienso utilizarlo”. Las palabras son de George W. Bush. Las dijo al día siguiente de su reelección en noviembre del 2004.
Pocos meses después, el Katrina, el devastador huracán, golpeaba las costas del Golfo de México y el principio del fin de su presidencia se comenzaba a escribir. Un año después perdía la mayoría tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes; las aspiraciones políticas del presidente quedaban sepultadas. A lo largo de su segundo mandato, Bush no conseguiría aprobar ninguna reforma legislativa de calado.
El calendario político en Estados Unidos es más caprichoso de lo que parece. Sí, en principio, un triunfo en las urnas garantizan a un presidente 48 meses de estabilidad parlamentaria para ejecutar su agenda y trabajar con el Congreso. En la práctica, sin embargo, la ventana de acción es mucho más corta. Especialmente cuando la crispación y división política son tan profundas. Como ahora.

Amor de Michael Haneke, el filme del año


Brutal, como la vida/Gregorio Morán
La Vanguardia | 19 de enero de 2013
Cuando salí del cine después de ver Amor de Michael Haneke me conjuré en la idea de que no escribiría ni una línea sobre ese filme que me había hecho cómplice de una historia hermosa, sórdida, brutal. Tanto, que no sabía muy bien si deseaba salir lo más rápido posible y no hablar de ella, porque como espectador había pasado por momentos en los que deseaba un respiro, una pausa sin publicidad, como un ruego al director Haneke: permítame. caballero, un respiro porque lo estoy pasando muy mal, y tampoco puedo retirar la mirada de la pantalla, que me tiene enganchado y sufriente.

Un tiempo de banda ancha/Valentí Puig


Un tiempo de banda ancha/Valentí Puig es escritor.
El País | 19 de enero de 2013
Andamos con gestos de Gangnam style intentado echarle el lazo a una crisis que siempre nos va por delante al modo de la liebre en el canódromo. Con su pieza audazmente gamberra y pegadiza, el surcoreano Psy supera los 1.000 millones de visitas en Internet como indicativo espectacular de un mundo globalizado que circula por la banda ancha y traslada ejes vitales a la pantalla del smartphone.Si el pop coreano ha conquistado Estados Unidos, en un mundo plural que se globaliza, la pérdida de arraigos se suma a los nuevos y viejos conflictos para las masas virtuales, todos a punto para alguna ruptura poshumana.

¿Dónde está nuestro Pierre Trudeau?


¿Dónde está nuestro Pierre Trudeau?/ Juan Claudio de Ramón Jacob-Ernst es diplomático.
El País | 19 de enero de 2013
De todos los grandes estadistas del siglo XX, puede que sea Pierre Elliott Trudeau el menos conocido fuera de su país. La razón para ello estriba, a mi entender, en que Trudeau, al contrario que líderes más conspicuos como De Gaulle o Churchill, no tuvo que gobernar en tiempos de guerra, y en que sus principales logros los alcanzó como primer ministro del que acaso sea el menos escandaloso de los grandes países, esto es, Canadá.

Tras la noche, siempre amanece/ Gonzalo Santoja


Tras la noche, siempre amanece/ Gonzalo Santoja, catedrático de la Universidad Complutense.
ABC | 19 de enero de 2013
«Los españoles son apasionados por el correr de los toros», asentó el licenciado Sebastián Covarrubias Horozco en su madrugador, prodigioso e imprescindible Tesoro de la lengua castellana o española, cuya impresión príncipe data de 1611 (debe consultarse por la edición de Ignacio Arellano y Rafael Zafra, 2006), preferencia corroborada, entre otros muchos, por el presbítero Andrés Sánchez Espejo en la curiosa y avisadísima Relación ajustada en lo posible a la verdad y repartida en dos discursos que escribió en 1637 con motivo de la visita de «madama María de Borbón, princesa de Cariñán», donde textualmente afirma: «La mayor demostración de regocijo que España hace es correr toros». Y ambos testimonios adquieren mayor relieve sabiendo, como sabemos, que aquello de corrertoros también implicaba romperse con ellos en lances «a pie y a caballo».