11 nov. 2016

Las columnas políticas hoy, a 11 de noviembre de 2016..

Las columnas políticas hoy, a 11 de noviembre de 2016..
Lenguas Viperinas/LSR
DOLORES PADIERNA,senadora y coordinadora del PRD en la Asamblea Constituyente, parece tener un problema personal con sus ex aliados de Morena. En la vieja casona de Xicoténcatl se asegura que Padierna es “excesivamente dura” con los diputados afines a Andrés Manuel López Obrador, lo que ha provocado que las posiciones se polaricen al grado de ya pretender llegar a los golpes. Cuando uno pregunta las razones de este distanciamiento, los que saben a detalle el conflicto hablan de que les están cobrando el desprecio que el tabasqueño les hizo cuando René Bejarano, esposo de Padierna, estuvo en la cárcel en caso que se conoció como el del “señor de las ligas.

JAVIER LOZANO, senador del PAN, recibió un revés del Instituto Nacional Electoral que ordenó el retiro de la publicidad del legislador en todo el estado de Puebla con el pretexto de su informe de labores anual. Lozano quien ahora es un perfil muy cercano al gobernador Rafael Moreno Valle, llenó las calles de Puebla con su foto y con datos sobre su rendimiento legislativo y sus porcentajes de asistencia pero para el INE esa publicidad no está justificada y por el contrario, tiene tintes de posicionamiento político por encima de la rendición de cuentas. Lozano no ha podido explicar cuánto y cómo pagó esa campaña publicitaria.
GRACO RAMÍREZ, gobernador de Morelos, podría ser en breve otro mandatario señalado de malos manejos como lo son los ex gobernadores de Sonora y Veracruz, Guillermo Padrés y Javier Duarte. Resulta que al interior del sol azteca algunas corrientes, las contrarias a los llamados "chuchos", creen que el morelense será el siguiente mandatario local señalado por irregularidades presupuestales, pues aseguran que hay mucha tela de donde cortar para suponer que perderán la entidad y que podría terminar esta historia en juzgados.

Los problemas de Trump

Los problemas de Trump/Ian Bremmerm es presidente de Eurasia Group. 
Traducción de News Clips.
El País, 11 de noviembre de 2016..
Ya está. Donald Trump va camino de convertirse, al menos sobre el papel, en la persona más poderosa del mundo. El asunto preocupa a mucha gente, tanto dentro como fuera del país. No es ningún secreto que la larga lista de retos que esperan al nuevo presidente es formidable. Se mire como se mire, Trump va a ser la persona menos popular jamás elegida para la presidencia. En vez de intentar llegar a los estadounidenses que sienten una aversión visceral por él, lo apostó todo al voto de los blancos excluidos que empezaron procurándole la candidatura republicana y que no han cejado en su apoyo hasta llevarle a la Casa Blanca. Durante los próximos cuatro años Trump sufrirá el acoso de quienes consideran su presencia en el Despacho Oval una abominación para lo que ellos piensan que EE UU representa. A decir verdad, Hillary Clinton se habría encontrado con un electorado igualmente dividido y exaltado, quizá sin un Congreso afín respaldándola.

Trump: ¿revolución o contrarrevolución?

 Trump: ¿revolución o contrarrevolución?/José María Carrascal, periodista.
ABC, 11 de noviembre de 2016
Enfrentado a las élites y con enorme tirón entre la clase trabajadora, despreciado y displicente hacia los intelectuales, millonario varias veces en bancarrota, misógino rodeado de mujeres bellas, Donald Trump es, más que nada, un nacionalista norteamericano, con todo lo bueno y malo que eso tiene: querer lo mejor para tu país, sin importarte los demás. Es la última y más flagrante de sus paradojas: resucitar el nacionalismo en un planeta convertido en aldea global. Pero es también lo que le ha llevado en volandas a la Casa Blanca, ante la sorpresa de todos, incluidos sus seguidores. La historia no es sólo «la larga marcha de la humanidad hacia la libertad», que decía Hegel. Discurre también, según Giambattista Vico, en círculos concéntricos cada vez más amplios que se repiten, a lo que Marx añadió, en uno de sus pocos rasgos de humor, «primero como tragedia, luego como comedia».

Trump: riesgos y oportunidades

 Trump: riesgos y oportunidades/
Antonio Garrigues Walker, jurista.
ABC, 11 de noviembre de 2016..
Algunas ideas básicas: Es imposible tratar de entender la vida americana aplicando una óptica europea. Son dos sistemas profundamente distintos. Estamos viviendo a escala mundial una convulsión sociológica y política que ha generado una ola de nacionalismos, populismos y racismos que parece incontrolable, y que afecta de manera muy concreta y muy intensa a todos los países desarrollados.
No basta con descalificar estos movimientos ni estas actitudes. Es incluso una reacción contraproducente. La descalificación los robustece y los amplía.
El origen de esos movimientos tiene que ver con una reacción anti-élites y anti-establishment, y también con el papel de los medios de comunicación, que tienden a la radicalización y al sectarismo, y con el comportamiento del estamento político, que ya ha agotado casi todas las paciencias ciudadanas. Es el estamento más alejado de la realidad social.

Os aviso: con Trump no va a pasar nada/

Os aviso: con Trump no va a pasar nada/
Cristian Campos es periodista.
El Español, 11 de noviembre de 2016
Andan la intelectualidad occidental y lo que no es la intelectualidad occidental revolucionados con la victoria de Donald Trump. No se les veía tan nerviosos desde 1999, cuando el efecto 2000 amenazó con desabastecer de leche de soja sus neveras. Aunque por una vez tienen razón. Trump es un patán. Es machista, racista, demagogo e ignorante. También es impredecible, vociferante y voluble. Su desprecio por la ciencia es oceánico. En cuanto a su estética, ¿qué decir? Trump es impresentable y el contraste con Barack Obama en este aspecto, demoledor.
 Pero ¿y qué? Ahí va el spoiler. No va a pasar nada, no va a cambiar nada, el planeta no va a implosionar. Trump no es el primer impresentable con poder de la historia de la humanidad ni será el último. Su presidencia tendrá contrapesos. Muchos de ellos ya existen. Otros nacerán casi de inmediato.
 Explicaba ayer en su Twitter Jordi Graupera, profesor de la New York University y The New School, que los alumnos de esta última, universitarios talluditos todos ellos, andan llorando acojonados por las esquinas. El mismo rector de la Universidad se ha visto obligado a enviar una carta a todos los estudiantes en la que se solidariza con ellos, apela a su resiliencia y les recuerda que toda la comunidad educativa está intentando procesar los acontecimientos de las últimas 24 horas.