4 ene. 2010

Alerta en Yemen

Alerta en Yemen
El País, Editorial, 4/01/2010
El fallido atentado de Detroit contra un avión comercial ha hecho que la atención de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo se dirija hacia un país que, hasta ahora, no había permanecido al margen, pero sí en un discreto segundo plano: Yemen. La debilidad de sus estructuras estatales, y el hecho de que cuente con una población mayoritariamente musulmana, lo convierten en un candidato idóneo para que Al Qaeda lo incorpore a la corriente central de su estrategia. Los yihadistas pretenden que algunos de sus ataques más espectaculares no sólo causen daños en Estados Unidos o sus aliados, sino que contribuyan a desestabilizar alguna región en la que hacerse fuertes. Es el caso de Yemen; también, por cierto, el de Somalia.
El momento escogido por Al Qaeda para el recrudecimiento de su ofensiva terrorista no es casual. Se acerca la retirada norteamericana de Irak y Obama se ha visto obligado a reforzar su apuesta militar en Afganistán. Es ahora cuando los yihadistas tratan de demostrar que no existen diferencias de fondo entre la actual política de la Casa Blanca y la de Bush. Es decir, tratan de inducir respuestas de Estados Unidos que les permitan mantener inalterado su discurso. Y lo más grave es que, por su parte, Obama dispone de escaso margen de maniobra para contrarrestar estos designios de los terroristas. Declaraciones como la del ex vicepresidente Cheney, que acusa a Obama de no creer que Estados Unidos se encuentra en guerra contra el terrorismo, tampoco facilitan su tarea.
Porque el principal dilema al que se enfrenta la Administración de Obama no es dictaminar si la amenaza terrorista ha disminuido, que no lo ha hecho, sino si el medio más adecuado para hacerle frente es una nueva guerra. El peor error que podría cometer la Casa Blanca es implicar al Ejército norteamericano en Yemen, arriesgando aún más el desenlace de la guerra en Afganistán y ofreciendo un teatro de operaciones adicional a los yihadistas. Como ha demostrado la experiencia en Irak y Afganistán, Estados Unidos no tiene dificultad para obtener victorias militares convencionales; sí para sostenerlas en el tiempo y convertirlas en un instrumento eficaz antiterrorista.
Obama ha dado instrucciones de cerrar la Embajada estadounidense en la capital yemení, Saná, lo mismo que el primer ministro británico Gordon Brown. En un primer momento, el Gobierno español hizo un anuncio equivalente si bien luego precisó que sólo se restringirían las entradas a la legación diplomática. Es una decisión difícil, en la que el Ejecutivo debería contar con el respaldo de las fuerzas parlamentarias. Y siempre sin descartar el horizonte de seguir los pasos de Washington y Londres, puesto que el riesgo para los intereses españoles, como para los de otros países europeos, aumentará a medida que se vayan blindando los de nuestros principales aliados.



Bodas que no valen

Bodas de ensueño... que no valen
Patricia Dávila y Rodrigo Vera
Publicado en la revista Proceso # 1731, 3 de enero de 2009;
En la actualidad nada se salva del comercialismo y los afanes de exclusividad. Incluso el matrimonio, considerado por la Iglesia católica como uno de sus ritos más solemnes, se ha convertido en una mercancía que puede aderezarse al gusto de los clientes. Las bodas que se realizan en playas de lujosos hoteles y en exhaciendas solariegas han sido prohibidas por la Conferencia del Episcopado Mexicano, pues considera que su superficialidad y elitismo marchan en sentido opuesto al espíritu religioso que anima al catolicismo.
MÉXICO, D.F., 4 de enero.- Varias empresas hoteleras y turísticas ofrecen suntuosos bailes y banquetes de boda que ya incluyen la ceremonia religiosa encabezada por un sacerdote, a fin de que los contrayentes y sus invitados no se molesten en ir a los templos para participar en el rito nupcial.
Las parroquias son hoy sustituidas por las playas privadas de lujosos resorts, por los vastos jardines de hoteles de cinco estrellas, o bien, por los patios empedrados de remozadas haciendas. En estos sitios los miembros de la clase pudiente o del mundillo de la farándula suelen realizar rumbosos esponsales para lucir sus galas.
Sin embargo, la jerarquía católica está invalidando esas bodas, con el argumento de que no se realizan en un lugar sagrado. Además, “desvirtúan la vida cristiana y las celebraciones litúrgicas”, pues convierten en una mera mercancía al sacramento del matrimonio.
El sacerdote José de Jesús Aguilar, responsable del área de Radio y Televisión del Arzobispado de México, y muy cercano al mundo del espectáculo, advierte:
“Este tipo de bodas no son válidas para la Iglesia. Simplemente no cuentan. Inclusive, el Episcopado Mexicano las prohíbe, principalmente por su carácter de exclusividad, ya que el sacramento del matrimonio debe ser comunitario, totalmente abierto al pueblo.”
–¿En México están muy extendidos esta clase de matrimonios?
–Sí, y son muy frecuentes en playas como las de Acapulco, Cancún, Mazatlán, Puerto Peñasco y otras más. Pero también en algunos lugares del centro del país, como Cuernavaca o la propia Ciudad de México.
“La gente que participa en estas bodas las ve simplemente como un show. Solamente les interesa la fiesta, la comida, la música, o el lujo de los anillos y el vestuario. Para ellos, lo de menos es el sagrado sacramento del matrimonio.”
Y señala que, a raíz de haberse invalidado el matrimonio religioso de la actriz Angélica Rivera, La Gaviota, este grave problema se destapó.
“A partir del caso de La Gaviota, varias personas que se casaron en la playa se están dando cuenta de que sus matrimonios tampoco son válidos, y ahora intentan validarlos. Este caso sacó el problema a relucir”, dice el padre Aguilar.
Y es que Angélica Rivera y José Alberto El Güero Castro se dejaron subyugar por el “exclusivo” y “romántico” escenario que ofrece la finca El Paraíso, ubicada en la bahía de Puerto Marquez, en Acapulco.
Las fotos publicitarias muestran al lugar con un enorme crucifijo dispuesto en el altar al aire libre, cuyo fondo es el imponente mar azul. Según las crónicas de la prensa del corazón, ahí hubo un ocaso deslumbrante el 11 de diciembre de 2004, cuando la actriz y el productor de televisión contrajeron nupcias a la orilla de la playa, después de 14 años de vivir en unión libre.
Al evento acudieron 500 celebridades.
Verónica Castro, hermana de El Güero, fue la madrina de arras. Las hijas de la pareja, Sofía y Fernanda, pusieron el lazo y los anillos. Como parte de su ajuar, la novia llevaba puesto un collar con brillantes que le prestó su mamá; las prendas interiores 
–de color azul– fueron regalo de su hermana Adriana.
El evento fue amenizado por el cantante Nicho Hinojosa y los invitados disfrutaron de los platillos preparados por el chef Eduardo Colman, a base de salmón y camarón. De postre se sirvió pastel de chocolate y rollo de frutas.
“La gente está emocionada porque es bien difícil tener una relación duradera y ver a dos jóvenes que trabajan, con ganas de casarse y que creen en el amor”, dijo ese día La Gaviota.
Sin embargo, en marzo de 2009, el Arzobispado de México informó que ese matrimonio era inválido, por no haber cumplido con los requerimientos litúrgicos. Y hoy, La Gaviota ya piensa nuevamente en casarse –ahora sí como Dios manda y hasta con la bendición del Papa Benedicto XVI y de monseñor Carlos Aguiar Retes, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano– con el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.
La Gaviota y El Güero no son los únicos que sucumbieron al atractivo del mar. También la cantante Paulina Rubio, La Chica Dorada, y su novio Nicolás Colate, en mayo de 2007, eligieron la playa como marco de su matrimonio. La ceremonia se realizó en el parque ecológico Xcaret, en Solidaridad, Quintana Roo, en donde pueden realizarse actividades acuáticas y recorridos arqueológicos. Por ello, es uno de los sitios elegidos por las celebridades para realizar sus ritos matrimoniales.
A la orilla del mar
En julio de 2007, en la Riviera Maya, contrajeron matrimonio Sergio Mayer e Isabella Camíl, en una celebración “poco común” según dijo la novia, ya que el prometido es católico y ella mitad judía y mitad católica.
“Si nos vamos a casar, no es una cosa de Iglesia, sino más que nada una ceremonia en alguna playa en la Riviera Maya, con gente muy allegada a nosotros y que queremos mucho”, decía Isabella.
En diciembre de 2003 el actor Roberto Palazuelos contrajo nupcias con Yadira Garza en la capilla de La Paz –que es “ecuménica e interdenominacional”–, ubicada en el fraccionamiento Las Brisas, de Acapulco.
Esta boda –presumían los contrayentes– contó con la bendición papal. “La bendición la obtienes por medio de una persona que tenga relación directa (con el Vaticano). Estamos felices con la bendición. Está preciosa, y además nos mandaron las cartas protocolarias que la certifican y una medalla conmemorativa”, explicó el novio al periódico Reforma.
La recepción se realizó en un salón de eventos de Susanna Palazuelos, tía del novio, que también ofrece bodas religiosas. En los promocionales de su página electrónica –www.susannapalazuelos.com.mx– puede leerse: “Imagínate casarte en un lugar donde cenas a la orilla de la playa, con una bellísima vista de noche de la sensual bahía de Acapulco, bajo las estrellas, con una luna esplendorosa y en un majestuoso jardín de flora tropical… Esto es el romance. ¡Esto es Acapulco!”.
Asimismo, el hotel Crowne Plaza Mazatlán dice en sus anuncios publicitarios: “Te regalamos la boda de tus sueños… Haz realidad la boda que soñaste con una hermosa ceremonia teniendo como fondo el azul del mar, solos o rodeados de familiares y amigos”.
Y ofrece sus playas, jardines y salones para los banquetes nupciales. Los invitados son recibidos con un “coctel de bienvenida”. Y los novios pueden gozar, además, de batas de satín, frutero en la habitación y –para la noche de bodas– decoración “romántica” en la habitación, botella de vino espumoso y un delicioso spa.
Los famosos también se inclinan por celebrar sus bodas en sitios históricos. Varias exhaciendas –en Morelos, San Luis Potosí, Hidalgo, Guanajuato o el mismo Distrito Federal– son el marco perfecto para estas ceremonias.
La cantante Ana Bárbara decidió efectuar su matrimonio eclesiástico con José María Fernández Pirru en una capilla de la hacienda Valle Umbroso, en San Luis Potosí, propiedad de un tío de la cantante, a donde acudieron 200 invitados. Pirru comentó al periódico Reforma: “El menú, el sacerdote, todo fue una sorpresa, porque, la verdad, nosotros no coordinamos nada”.
La comediante Consuelo Duval y Armando Ciurana eligieron para casarse la hacienda La Cañada, en Tepeji del Río, Hidalgo. Este lugar cuenta con una capilla privada.
–¿Es válida la ceremonia religiosa?–, pregunta Proceso al dueño de La Cañada, Salvador Rojas.
–¡Claro! El sacerdote es traído de la parroquia de Tlaxicalapa. En cuanto a las amonestaciones, los novios tienen que cubrir los requisitos con el padre.
Exclusividad
Los hijos de políticos también suelen casarse en playas y exhaciendas. Tal es el caso de Rodrigo Fernández de Cevallos Medina –hijo de El Jefe Diego–, quien en mayo del año pasado se casó con Estefanía Navarro Álvarez, en la hacienda San Francisco Javier de la Barranca, construida en 1543 y ubicada en Jerécuaro, Guanajuato. La boda fue oficiada por el sacerdote Juan Pedro Oril Muñoz, de los Legionarios de Cristo.
En internet se promocionan decenas de haciendas que celebran bodas religiosas. Pero solo algunas, como la hacienda El Refugio del Águila, advierten a los interesados acerca de las prohibiciones eclesiásticas.
“Está estrictamente prohibido por la Iglesia católica celebrar bodas católicas en capillas privadas y más aún en jardines o playas, por lo que debe saber que el Templo de Nuestra Señora del Refugio, ubicado dentro de las instalaciones, es propiedad de la comunidad católica representada por la Arquidiócesis de Tlalnepantla y está consagrada y autorizada para oficiar.”
El padre José de Jesús Aguilar indica que la prohibición proviene de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que aglutina a todos los obispos del país. Y explica:
“En México, anteriormente se permitían las bodas en algún jardín, hotel o playa. Pero después empezaron a cometerse muchos abusos; durante las celebraciones, la gente fumaba, chacoteaba y se tomaba la copa. Pero lo peor fue que esas bodas empezaron a ser muy exclusivas y elitistas, hasta que quedaron cerradas al pueblo, siendo que los sacramentos deben ser todo lo contrario.
“El arzobispo de Acapulco fue el primero que prohibió esas bodas. Después le siguieron los obispos de otras zonas de playa. Luego vinieron los de la zona de Morelos y centro del país. Finalmente todos los obispos las prohibieron en sus respectivas diócesis. El problema lo ha tratado la CEM en asambleas plenarias.”
En septiembre de 2002, la Arquidiócesis de Acapulco, a cargo de monseñor Felipe Aguirre Franco, emitió el documento Dignidad de los sacramentos de la Iglesia, en el que prohibió esas celebraciones.
Ahí argumentó lo siguiente:
“Es impropio e ilegítimo el interés de vincular los sacramentos a paquetes turísticos organizados con criterios económicos, donde suelen quedar reducidos arbitrariamente a una mercancía. Creemos que es necesario desvincular la celebración de los sacramentos de estos paquetes para que pueda quedar de manifiesto la dignidad que les corresponde, su carácter estrictamente religioso y su sentido cristiano.”
Añade el documento que estas bodas “desvirtúan la vida cristiana y las celebraciones litúrgicas”, ya que sólo “favorecen la individualidad, el dispendio económico y el lucimiento”. Y de plano las prohibió: “No se permite este tipo de celebraciones” por no obedecer a las “normas establecidas en toda la Iglesia”.
Sin embargo, el padre Aguilar reconoce que hay curas que se prestan a oficiar este tipo de bodas:
“Desgraciadamente, hay sacerdotes involucrados en estas prácticas ilícitas. Un caso muy conocido es el del padre Salinas, un sacerdote de Parral que trabaja para Televisa y anda por varias partes celebrando esta clase de bodas. En una ocasión, el Arzobispado de México se dio cuenta –por la revista TV notas y otras publicaciones semejantes– que el padre Salinas oficiaba matrimonios en el Distrito Federal, por lo que le llamó la atención. Ni siquiera tenía el permiso del cardenal para trabajar en la arquidiócesis.
“Hay gente pudiente que acostumbra ofrecer buenas sumas de dinero a los sacerdotes para que oficien sus bodas. A mí me han llegado a ofrecer hasta 30 mil pesos por una celebración. Me dicen: ‘Acéptelos, padre, es una ayuda para la Iglesia’. Siempre me he negado.”
–¿Existen sanciones para los sacerdotes que se prestan a estas prácticas?

Claro que sí, y las sanciones dependen mucho de la gravedad de la falta. Hace poco, un joven e ingenuo sacerdote se prestó a este ilícito porque pensó que hacía lo correcto. Simplemente se le llamó la atención porque cayó en el engaño. Pero los sacerdotes que constantemente realizan estas prácticas pueden incluso ser suspendidos de su ministerio.
“Cuando la Iglesia prohibió estas bodas, mucha gente empezó a traer sacerdotes de Estados Unidos. Les decían que ya estaba todo arreglado y que simplemente vinieran a celebrar. Se les pagaba muy bien, incluidos los boletos de avión en primera clase. Pero después, hasta en Estados Unidos se supo sobre la situación en México y el clero de allá tomó sus precauciones.
“Entonces se empezó a recurrir a los sacerdotes falsos. Por desgracia, cualquiera puede ponerse un traje alba y simular que oficia una boda. Actualmente, hay alrededor de 250 sacerdotes católicos falsos celebrando en todo el país. En este tipo de bodas, también es muy común que hasta actores profesionales interpreten el papel del sacerdote.”
“Póngale precio”
Por su parte, el sacerdote José Herrera Alcalá, presidente de la Sociedad Mexicana de Historia Eclesiástica y quien ha sido párroco durante varios años en la diócesis de San Cristóbal de las Casas, dice que, para ser válido, un matrimonio religioso debe cumplir con varios requisitos:
“Aparte de celebrar su boda en un lugar sagrado y ser comunitaria, los cónyuges deben sujetarse a las amonestaciones canónicas previas al matrimonio, que implican una investigación sobre sus antecedentes. También deben presentar sus actas de bautizo y confirmación. Finalmente, es en las actas de bautizo donde se asienta que la persona es casada o permanece soltera. Aunque debemos tener cuidado, pues hasta estos documentos llegan a falsificarse.”
Herrera Alcalá comenta que los sacerdotes, “muchas veces por necesidad económica” o por “amistad” con los contrayentes, se prestan a oficiar una falsa boda:
“Yo mismo he estado en esa difícil situación. Hace un año, un amigo influyente me pidió que lo fuera a bendecir a él y a su novia. Me citó en un hotel de lujo. Al llegar, a él lo encontré vestido de frac, y a ella vestida de blanco y con velo nupcial. Había muchísimos comensales. Lo que querían no era una bendición, sino que ahí mismo los casara. ‘Usted ponga el precio’, me dijeron. Me negué rotundamente a esa farsa.
“Desgraciadamente, hasta los obispos se dejan seducir por la gente influyente y se prestan a celebrarle sus matrimonios a modo. A la gente de poder le conceden todo, la casan en sus jardines y residencias, hasta la llevan al Vaticano a presentarla con el Papa. Hay mucho influyentismo en todo esto, propiciado por la alta jerarquía eclesiástica. El caso más reciente es la boda religiosa entre el expresidente Vicente Fox y Marta Sahagún, un matrimonio que, en sentido estricto, tampoco es válido.”
La ceremonia se realizó el pasado 9 de julio en el rancho San Cristóbal, de la familia Fox. Fue la misma Marta Sahagún quien relató a la revista ¡Hola! –número 138– la manera en que se les permitió casarse rápidamente, con sólo hacer un telefonazo a sus amigos de la Iglesia.
Cuenta Marta:
“Estábamos en una sobremesa familiar cuando Vicente le preguntó de una manera totalmente espontánea al padre Alejandro Latapí, muy buen amigo de la familia Fox: ‘Padre, ¿cuándo nos casa?’, y él le respondió: ‘Ahorita’. ‘¿Ahorita?’ le preguntamos al mismo tiempo. ‘Sí –respondió–, si obtenemos el permiso del obispo y le avisamos al cardenal’.”
Vía telefónica, inmediatamente dieron su aval el obispo y el cardenal –Marta no da sus nombres–. Y el sacerdote Latapí los casó ahí mismo, en la sala de la hacienda. “A partir de aquel ‘Ahorita’, al momento del matrimonio no pasaron más de 45 minutos. Fue absolutamente rapidísimo”, presumió muy ufana Sahagún.

Honestidad

Honestidad parlamentaria/Robert Skidelsky, miembro de la Cámara de los Lores y profesor emérito de Economía Política, Universidad de Warwick.
Traducción: Kena Nequiz
Publicado en LA VANGUARDIA, 04/01/10;
Este año, bajo juramento de fidelidad a la Reina, todos los miembros de la Cámara de los Lores británica –soy uno de ellos- tendrán que firmar un compromiso escrito de honestidad e integridad. Principios intachables, uno podría decir. Sin embargo, hasta hace poco se suponía que las personas designadas para asesorar a la soberana ya tenían la suficiente honestidad e integridad para hacerlo. Se suponía que se les había seleccionado para su contratación de entre grupos que contaban con códigos de honor.
No más. Todos mis compañeros deben ahora prometer públicamente honestidad. Solamente uno tuvo el valor para levantarse y decir que le parecía degradante el nuevo procedimiento.
Lo que propició la imposición de este código de conducta fue el escándalo originado por los gastos de los miembros del Parlamento, que sacudió a la clase política británica durante buena parte del 2009.
Fue un escándalo con raíces históricas profundas. Hasta antes de 1910, los legisladores británicos no recibían remuneración. A partir de ese año empezaron las remuneraciones, pero se mantuvieron por debajo del nivel profesional, con el argumento de que los miembros del Parlamento debían tener la disposición de hacer un sacrificio personal al servicio de su país.
Durante la inflacionaria década de los años setenta, un extraño sistema de “prestaciones” se instituyó para complementar los rezagados salarios de los parlamentarios. Los miembros del Parlamento podían pedir los gastos para el mantenimiento de las propiedades relacionadas con sus deberes oficiales. La supervisión era laxa y, al ser lo que es la naturaleza humana, se cometían todo tipo de abusos menores.
En mayo de este año, el diario londinense The Daily Telegraph empezó a publicar los detalles de las reclamaciones de gastos de los parlamentarios. En una campaña agresiva de “señalar y exponer”, el diario mostró la forma en que los parlamentarios estaban aprovechando a su favor la regulación laxa.
La mayoría de las faltas fueron insignificantes y sólo unas cuantas eran ilegales. Parlamentarios ambiciosos del Partido Laborista en el gobierno exigieron los accesorios de su recién adquirido estatus de clase media: una segunda residencia, travesaños falsos estilo Tudor y televisiones con pantalla de plasma.
En contraste, los grandes acaudalados del Partido Conservador exigieron el reembolso de cosas como la reparación de los calentadores de las albercas, limpieza de fosos y de las arañas. Las revelaciones sobre esa conducta ya han obligado a más de cien legisladores a dejar la vida pública. El honor personal ya no puede confiarse solamente a la buena conducta de los legisladores.
El escándalo de los gastos es síntoma de una sociedad en la que el dinero ha sustituido el honor. El nuevo supuesto es que los individuos no actuarán de forma honorable sino ventajosa: nunca perderán una oportunidad de obtener una ganancia. En una sociedad obsesionada por el dinero, la única manera de frenar esta tendencia es imponer sanciones externas. El antiguo lenguaje de la confianza ha sido reemplazado por uno nuevo de “rendición de cuentas” y “transparencia”. Las personas deben ser reguladas para tener buena conducta.
El mercado ha estado entrando insidiosamente en muchas áreas de la sociedad que tradicionalmente estaban regidas por normas ajenas a los mercados. Los deberes del gobierno, como combatir las guerras, educar a los niños o castigar a los criminales, se están subcontratando a las empresas privadas. Estados Unidos emplea más de 100.000 “contratistas militares” en Iraq. La ética del servicio público está siendo reemplazada por contratos e incentivos financieros.
La lógica del mercado sobre la elección individual ha estado destruyendo la lógica social de la comunidad. Anteriormente, los líderes de los pueblos eran líderes de sus comunidades, a menudo estos conocían personalmente a quienes servían, y eran celosos de su reputación de honradez y trato justo. La confianza se basaba en el conocimiento local fortalecido por el contacto continuo. La erosión de estas limitantes poderosas a la mala conducta estaba destinada a producir una creciente demanda de rendición de cuentas pública.
La búsqueda de la eficiencia del mercado también ha dado lugar a un alarmante aumento de la complejidad. Actualmente, los sistemas por los que se ofrecen la mayoría de los servicios se han hecho casi totalmente opacos para sus usuarios. Las personas que exigen mayor transparencia no entienden que la complejidad es el enemigo de esta, así como la simplicidad es el sello de la confianza. La complejidad, al derivar en ambigüedades morales, fuerza las relaciones a darse en una base contractual.
Los parlamentarios no son ni las únicas ni las principales víctimas de la fría desconfianza pública. Algunos de los bancos más respetados se han visto expuestos como perpetradores del fraude moral: de ahí la demanda de un nuevo marco regulador. Sin embargo, la desconfianza generalizada a los políticos es más peligrosa porque socava la base de una sociedad libre.
Una sociedad que no confía es enemiga de la libertad. Producirá un monstruo creciente de reglamentación y supervisión, que disminuirá más la confianza y fomentará el engaño. Después de todo, la naturaleza humana no sólo es inherentemente ventajosa, sino que siente satisfacción por las ganancias obtenidas astutamente, por ejemplo, al encontrar formas de darle la vuelta a la regulación. Una sociedad libre requiere de un alto grado de confianza para reducir la carga del seguimiento yel control, y la confianza necesita de normas internas de honor, veracidad y justicia.
Es más probable que los sistemas donde se espera que las personas tengan una buena conducta produzcan el resultado deseado que los sistemas donde la gente está obligada a hacerlo por la regulación o el temor a sanciones legales. Las sociedades liberales deben tolerar cierto grado de delitos y corrupción. No obstante, habrá mucho menos de eso que en las sociedades dirigidas por burócratas, tribunales y policías. En los antiguos países comunistas, los delitos
privados eran prácticamente inexistentes, pero los delitos del Estado eran rampantes.
No hay nada inevitable en cuanto a la desaparición de la confianza. Tenemos una opción. Las sociedades pueden decidir proteger las formas de vida basadas en la confianza al limitar el alcance de los acontecimientos que la socavan. La ley, por ejemplo, podría usarse para favorecer las instituciones (como la familia) que generan compromiso y para descentralizar la toma de decisiones al máximo nivel posible. Los políticos deberían dejar de tratar las creencias religiosas como un problema y tratarlas como una poderosa fuente social de buena conducta.
El papel de una prensa libre debería ser el de presionar a los funcionarios públicos para que tengan una mejor conducta. No obstante, es contraproducente avivar tal resentimiento popular por los abusos al grado de provocar cambios precipitados en la ley o regulaciones como sucedió en Gran Bretaña. Después de que algún medio de comunicación haya avivado un escándalo, debería hacerse una pausa para permitir que nuevas normas echen raíces. La legislación o reglamentación que tenga por objetivo restablecer la fe en las clases políticas debería ser el último recurso y no el primero.

Nuevo hospital en Guerrero

El Presidente Calderón en la Inauguración y puesta en Marcha del Nuevo Hospital General de Renacimiento, Donato G. Alarcón
Lunes, 4 de Enero de 2010 | Discurso
Acapulco, Guerrero
Gracias.
Muy buenos días, amigas y amigos guerrerenses.
Contador público Zeferino Torreblanca Galindo, Gobernador del Estado.
Señora Roxana Torreblanca Galindo.
Diputado Celestino Cesáreo Guzmán, Presidente de la Mesa Directiva del Congreso.
Magistrado Edmundo Román Pinzón, Presidente del Tribunal Superior de Justicia.
Doctor Manuel Añorve Baños, Presidente Municipal de Acapulco. Muchas gracias por su hospitalidad.
General Enrique Jorge Alonso Garrido, Comandante de la IX Región Militar.
Almirante José Santiago Valdés Álvarez, Comandante de la VIII Región Naval.
Querida Margarita.
Señora de Añorve.
Distinguidos invitados del presídium.
Amigas y amigos acapulqueños y guerrerenses.
Doctores, enfermeras, personal administrativo de este hospital.
Muy buenos días.
Primero que nada, quiero agradecerle cumplidamente sus palabras y su respaldo al señor Gobernador Torreblanca. Creo que hemos construido una relación de respeto y en las diferencias, desde luego, de trabajo coordinado y conjunto.
Segundo. Quiero desearles a todas y a todos ustedes, a los mexicanos, ya pronto lo haré más formalmente, un muy buen año 2010. 2010 será un buen año para México porque además, es el Año de la Patria. Es el año en que celebraremos nuestro cumpleaños número 200 como mexicanos. 200 años de ser libres, de ser independientes. Y deseo que en cada hogar haya mucha armonía, mucha paz, felicidad, en este año que comienza.
Y me parece, amigas y amigos, que una buena manera de iniciar este primer día hábil del año es, precisamente, con el tema de salud. Pienso que con el tema de salud empezamos con el pie derecho, porque nada hay más importante para las familias, y yo lo diría para el Gobierno, que la salud de la gente. La salud es lo primero.
Y por eso, me da mucho gusto estar hoy en esta bella ciudad y puerto de Acapulco, un lugar que yo personal y particularmente y mi familia queremos mucho y visitamos frecuentemente, inaugurando este magnífico hospital, que brindará a todos ustedes los servicios de salud.
Este nuevo Hospital General que se llamará, se llama Donato G. Alarcón, nombre de un ilustre acapulqueño, médico, va a beneficiar a más de un cuarto de millón de personas que viven en la zona; en especial, a las familias que están inscritas en el Seguro Popular y también en el Programa de Oportunidades, y más, particularmente, las que habitan las colonias Emiliano Zapata, Renacimiento, el Polígono D, y otras de esta Zona Diamante de Acapulco, algunas de ellas aquí presentes; La Poza, en fin.
Son muchas comunidades de esta zona que se ha expandido de manera explicable y natural, de Acapulco y que no contaba con un servicio de infraestructura hospitalaria, como el que hoy inauguramos.
Este hospital cuenta con 90 camas censables, actualmente tiene 60, y podremos alcanzar más; y otro tanto, otras 60 por lo menos, de camas no censables, que son las que están en salas de exploración, en las áreas de recepción o de urgencias, camillas, en fin, que va a proporcionar servicios de atención médica externa, medicina preventiva, cirugías, ginecoobstetricia, medicina interna, pediatría, urgencias, radiología, terapia intensiva, en fin. Una gran variedad de especialidades médicas que pondrán la atención hospitalaria de Acapulco a la vanguardia en la calidad de sus servicios en el país.
En total, el Gobierno Federal, a mi cargo, invirtió cerca de 200 millones de pesos, alrededor de esa cifra, que sumado a las aportaciones del gobierno estatal y de la Fundación Río Arronte, a quien también agradezco el esfuerzo que hizo en el equipamiento, nos dan un total de 250 millones de pesos, que representará un gran beneficio para miles de familias de Acapulco.
Desde el inicio de la Administración, amigas y amigos, hemos hecho de la salud una prioridad. Yo creo que esta filosofía, sabiduría popular, de que cuando algo pasa en casa, donde hay un hermano, un hijo, un padre enfermo, todos hacemos todo lo posible por dedicarle el mayor de nuestros esfuerzos.
Esta filosofía que dice que la salud es primero, también es aplicable a los gobiernos. Y en este Gobierno hemos impulsado de manera muy, muy decidida, la salud de los mexicanos.
Me comprometí, hace tres años, a que en la lucha por un México más sano, los mexicanos tendrían en el Gobierno Federal a un aliado que trabajaría sin descanso en favor de la salud. Y en tres años hemos trabajado en distintos frentes:
En primer lugar. Más que duplicamos ya el número de familias en el Seguro Popular. Había poco menos de cinco millones de familias en 2006, ahora ya llegamos a 10 millones 200, y 10 millones 300 mil familias a nivel nacional, más de 350 mil aquí, en Guerrero.
Hay otros programas en curso. Por ejemplo, el Programa del Seguro Médico para una Nueva Generación. Yo solía decir en mis recorridos por el país que así como hay un refrán popular que dice que los niños que nacen, cada niño que nace viene con su torta bajo el brazo, yo decía que qué bueno que venían con su torta, pero ojalá vinieran también con un seguro médico bajo el brazo.
Y, efectivamente, desde el primer día de mi Gobierno cada niña o cada niño que nace en el país viene con un seguro médico bajo el brazo para él y para su familia, que es el Seguro Médico para una Nueva Generación.
En segundo lugar. Y agradezco nuevamente las palabras del señor Gobernador. Efectivamente, hemos hecho un esfuerzo importante de hospitales en Guerrero. Él mencionaba el dato de que desde el tiempo del ex Gobernador Ruiz Massieu, en paz descanse, no se había construido un hospital en Guerrero. Ahora estamos haciendo tres grandes hospitales: el de Taxco, que ya entregamos; éste de Acapulco, que hoy entregamos, y el de Chilpancingo, que también espero que lo podamos entregar pronto.
Lo cual significa renovar en serio la capacidad hospitalaria del estado, y no sólo en Guerrero. Ha habido muchos lugares en el país que me ha tocado visitar, donde la gente dice: bueno, es que, aquí, por ejemplo, me tocó ir a La Piedad, en Michoacán, en mi tierra, donde hicimos también un gran hospital; y decían: bueno, es que aquí teníamos casi 100 años donde el antiguo hospital atendía justo en el centro del pueblo, lo que era entonces un pueblo, ya no lo es.
Yo no sé si ésta sea la clínica anterior que había, la que está aquí a la izquierda, incluso todavía con techo de teja, en fin; que no sé cuándo se haya construido.
Pero efectivamente, amigas y amigos, en México hacía muchos años que no se hacía un esfuerzo hospitalario como el que hemos hecho en estos años.
Por decirles una idea. La cifra comparable a la que nosotros tenemos, es decir, hemos en estos tres años, o construido como el hospital o renovado, más de mil 300 clínicas y hospitales en el país; es decir, más de una diaria.
Y eso qué ha significado.
El mayor esfuerzo hospitalario hecho en el país desde el año de 1960; casi 50 años habían pasado sin que se hiciera un esfuerzo de infraestructura de esta magnitud, de las cuales más de 800 son un impulso de la Secretaría de Salud Federal.
En tercer lugar. Eso ha sido posible porque le hemos puesto no sólo corazón, sino también dinero al tema de la salud.
En estos tres años, por ejemplo, el presupuesto del Seguro Popular se ha más que triplicado; pasó de 18 mil millones de pesos en 2006 a 52 mil millones de pesos para este año, 2010, que comienza. En fin.
Amigas y amigos:
En cuarto lugar. Nos hemos puesto una meta. Fíjense ustedes que pongo el ejemplo yo, todo el debate que implicó la Reforma al Sector Salud que se está discutiendo en Estados Unidos, y lo que busca es darle cobertura allá a millones y millones de gente que no tienen cobertura de salud en Estados Unidos.
Aquí esa decisión la tomamos hace tiempo y nos decidimos a darle cobertura universal; es decir, cobertura a todos, sin excepción. A los que viven en las ciudades, como ésta, sus hospitales; a los que viven en La Montaña, a través de Caravanas de Salud, que ya tenemos más de mil, también, y que van recorriendo los pueblos llevando servicios de salud.
Y esta meta que nos hemos propuesto, que no la han alcanzado muchas naciones en el mundo, incluso naciones desarrolladas, de cobertura universal de salud, es una meta, que si seguimos así, la vamos a alcanzar antes de que termine esta Administración Federal: médico, medicinas y tratamiento para todos los mexicanos. Es un compromiso que, a pesar de la adversidad, subrayo, habremos de cumplir en beneficio de México y como un legado del Bicentenario de la Independencia.
Estamos orientando todos nuestros esfuerzos, porque queremos cambiar el rostro de México en materia de salud. Podrá haber siempre opiniones divergentes, puntos de vista diferentes, cosas positivas, cosas criticables de cualquier Gobierno, eso es siempre y qué bueno que se haga. Pero si en una materia, entre varias, ha sido enfático y persistente mi Gobierno, ha sido, precisamente, en materia de salud y vamos a seguir por ese camino.
Queridas amigas, queridos amigos:
Quiero recordar, también, que un día como hoy, sólo que hace casi 200 años, el 4 de enero de 1811, las tropas de José María Morelos y Pavón derrotaron en las puertas de Acapulco a las tropas realistas del Virreinato. Morelos los había derrotado antes, en el Cerro del Veladero.
Es increíble imaginar, cómo este singular mexicano, michoacano; ni modo, lo es, en aquella época, con un enorme talento militar, pudo tomar la Plaza de Acapulco, fortalecida, pudo derrotar a las fuerzas realistas y con ello abrir, en un día como hoy, 4 de enero, insisto, el paso a nuestra libertad.
Esa era la primera campaña militar del Siervo de la Nación, después de haber acatado el mandato del Caudillo Libertario, Miguel Hidalgo, para encabezar la lucha en el sur del país.
Hoy, ha dado ya, también, inicio el Año de la Patria, y conmemoramos el Bicentenario del Inicio de la Independencia y el Centenario del Inicio de la Revolución.
Yo quiero que celebremos con alegría y con patriotismo. Que celebremos trabajando en cada hogar, en el Gobierno, desde luego, y protegiendo y preservando lo mucho que hemos conseguido como Nación en 200 años de ser orgullosamente mexicanos.
Yo suelo decir, amigas y amigos, y lo reitero: a ellos les tocó conquistar la libertad. A nosotros nos toca defender la libertad conquistada, preservarla.
Y por esa razón, amigas y amigos, en defensa de la libertad de los mexicanos, también hemos actuado y seguiremos actuando en contra de quienes amenazan la libertad de la gente, en contra de quienes pretenden someter a los mexicanos y hacernos sus siervos, acatar sus instrucciones, obedecer sus extorsiones, vivir con miedo.
Por eso hemos trabajado y seguiremos trabajando en favor de la seguridad de los mexicanos, porque es una manera de defender la libertad de los mexicanos.
Así que, 2010 debe ser un año en el que avivemos la llama de los valores que nos enorgullecen como mexicanos: el valor de la Independencia, de la libertad, de la justicia, el de la igualdad que queremos para todos, igualdad de oportunidades, y que este tipo de obras son, precisamente, las que la pueden hacer posible.
Seguiremos trabajando con Guerrero y con Acapulco, señor Gobernador, señor Alcalde. A esta ciudad, insisto, con la que tenemos un entrañable afecto y cercanía, la seguiremos apoyando, no sólo con este magnífico hospital, que espero que quienes no trabajen aquí, realmente no tengan que visitarlo, al menos por estancias hospitalarias, salvo para revisiones periódicas que hay que hacer, por supuesto.
Hay el equipo más avanzado del mundo, me atrevo a decir, algunos de los equipos que están aquí ya operando o que estamos poniendo a funcionar, con el apoyo del gobierno estatal, el Federal, la Fundación Río Arronte, hay equipos verdaderamente de vanguardia que servirán para prevenir a tiempo muchas enfermedades.
También aprovecho el comercial para insistir en que se tomen todas las medidas preventivas, y ya hablaremos de eso pronto en otro evento de salud. Simplemente quiero decirles que seguiremos trabajando con Acapulco y con Guerrero.
En materia de salud o en materia de seguridad, o en materia de saneamiento, por ejemplo, de la ciudad y el puerto, donde hemos invertido cientos de millones de pesos y los seguiremos invirtiendo para poder sanear el agua de Acapulco, para poder tratar su agua, para poder limpiar su bahía y para poder seguir impulsando programas que le den el agua que necesitan, y los servicios de drenaje, a los acapulqueños.
Me da mucho gusto, amigas y amigos, que con esta Inauguración, del Donato Alarcón, estemos empezando los trabajos del Año de la Patria con un paso muy importante en materia de salud. Porque el México que queremos es, entre otras cosas, un México más sano, un México que tenga servicios de salud para todos, servicios de calidad y que se presten con calidez.
Un México donde cada mexicano tenga servicios de salud es un México más justo, donde no es el dinero ni la condición social lo que divide la línea entre los que sí pueden y los que no pueden ir al médico o ir al hospital.
Así que, muchas felicidades a Acapulco. Aquí les dejamos los gobiernos este hospital de regalo de Año Nuevo y que este 2010 sea próspero para todos, que lo celebremos con orgullo y con trabajo; porque así lo merece una Patria, una Nación tan grande, como es en la cual, por fortuna, nos tocó vivir, que es México.
Muchísimas gracias y felicidades a todos, amigas y amigos.

Agenda 2010 de la SCJN

Los amparos contra las leyes del Impuesto Empresarial a Tasa Única y del Impuesto a los Depósitos en Efectivo serán los primeros casos relevantes para la SCJN, asi lo anunció este lunes el Ministro Presidente, Guillermo Ortiz Mayagoitia,
En sesión solemne, el ministro Presidente indicó que en 2010, declarado como el "Año del Acceso a la Justicia", todas las acciones administrativas estarán destinadas a ampliar y facilitar el acceso a la justicia en México, como una de las garantías fundamentales del estado de Derecho.
En la declaratoria de apertura del primer periodo de sesiones que culminará el último día hábil de la primera quincena de julio, agregó que esta vocación institucional será la principal aportación en el marco de las conmemoraciones del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.
En la sesión que inició casi dos horas después de lo previsto, el también presidente del Consejo de la Judicatura Federal comentó que el elevado número de asuntos en materia electoral, que se analizaron durante 2009, ocupó gran parte del tiempo. Añadió que esta situación ocasionó que otros temas de interés y trascendencia se quedaran pendientes de resolución, y que será a éstos a los que se les dedicará atención en este primer periodo.
Ortiz Mayagoitia, enumeró dentro de la lista de pendientes las impugnaciones a las leyes de diversos estados relacionadas con la "protección de la vida desde el momento de la concepción", así como la resolución en el caso de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora. Anunció que el máximo tribunal del país también se pronunciará este año sobre la procedencia del amparo directo contra las resoluciones derivadas de un juicio político, así como sobre los casi tres mil amparos contra las leyes de protección a los no fumadores.
El ministro presidente adelantó que el Poder Judicial de la Federación invitará a las organizaciones y agrupaciones de la sociedad civil a diseñar proyectos conjuntos que permitan construir una justicia más accesible para todos. Informó que propondrá un convenio con el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) para que recursos del Fondo Jurica, un fideicomiso para mejorar la administración de justicia, puedan ser canalizados a proyectos diseñados y operados por organizaciones sociales.
De igual manera, indicó que el Poder Judicial estará atento de las reformas constitucionales relacionadas con los procesos judiciales, así como a las modificaciones que tienen que ver en su ámbito de competencia.
"Este es el último de los cuatro años de la Presidencia a mi cargo", recordó Ortiz. "He dado instrucciones para medidas especiales e innovadoras, para que el cierre de esta administración sea ordenado, transparente y metódico".
Y es que en un año más, el 3 de enero de 2011 los 11 Ministros elegirán al nuevo Presidente.

Héctor asume el cargo: SSP

Héctor Beltrán asume el mando del cártel: PF
María de la Luz González, reportera: 
El Universal, Lunes 04 de enero de 2010
Tras la muerte de “El Barbas” sus dos hermanos tomaron el control. De acuerdo con un informe de la Policía Federal, el nuevo líder dejó su sitio como encargado de las finanzas y el lavado de activos a una figura poco visible en la organización
En sólo unos días, el cártel de los Beltrán Leyva se reestructuró en torno a otro de los hermanos, Héctor, El H, quien asumió el mando de la organización hace dos semanas, tras la muerte de Arturo, El Barbas o El Jefe de Jefes.
De acuerdo con un informe de la Policía Federal (PF), el nuevo líder del cártel de los Beltrán Leyva dejó su sitio como encargado de las finanzas y el lavado de activos a una figura poco visible en la organización: su hermano Carlos, detenido el pasado 30 de diciembre en Culiacán, a unos días de asumir sus nuevas funciones.
El informe detalla que “(tras la muerte de Arturo El Barbas) la organización tuvo que reestructurarse, siendo Héctor Beltrán Leyva, El H quien tomó el control de ésta y a su vez su hermano Carlos llegó a la posición ocupada por Héctor, realizando actividades de lavado de activos y control de las finanzas de la organización”.
El reporte de la PF, que incluye un análisis gráfico de la nueva estructura del cártel, agrega que Héctor Beltrán Leyva “cuenta con el apoyo total de Édgar Valdez Villarreal La Barbie, de Sergio Villarreal Barragán El Grande y de Gerardo Álvarez Vázquez El Cantante o El Indio, principales operadores de la organización y personas de confianza de Arturo Beltrán”.
No era de los más buscados
Las funciones que Carlos cumplía dentro de la organización hasta antes de la muerte de Arturo o El Jefe de Jefes, no están muy claras, pues aunque los hermanos Beltrán Leyva son cinco, Héctor, Arturo y Alfredo, El Mochomo (detenido en 2008), fueron siempre los líderes más visibles de la organización delictiva.
Arturo, Héctor y Alfredo eran conocidos incluso como Los Tres Caballeros desde la época en que eran socios de Joaquín El Chapo Guzmán en el cártel de Sinaloa. Tras la muerte de El Barbas, tanto autoridades como especialistas consideraron que el primero sería su relevo.
Carlos no figuraba ni siquiera en las listas de los integrantes más buscados del cártel de los Beltrán Leyva, que incluía tanto a Mario Alberto como a Arturo, hasta antes de su muerte, así como a los principales lugartenientes de la organización.
Los Beltrán Leyva se constituyeron como un cártel independiente tras la detención de Alfredo, El Mochomo, el 21 de enero de 2008, de la cual responsabilizaron a El Chapo Guzmán y a su socio Ismael El Mayo Zambada García, lo que provocó una ola de violencia en el estado de Sinaloa, principalmente en Culiacán.
Este conflicto generó una guerra de mensajes difundidos en mantas encontradas en diversos puntos de la ciudad, muchos de ellos firmados por El Jefe de Jefes, como también se hacía llamar Arturo Beltrán Leyva, quien comenzó a disputar al cártel de Sinaloa los territorios que anteriormente le ayudó a controlar.
Para ello, se alió con los nuevos mandos del cártel del Golfo, Los Zetas, y juntos enfrentaron tanto al cártel de Sinaloa como a La Familia Michoacana, organización con la que Los Zetas están peleando por el control del centro y sur del país desde su ruptura, en 2006.
Las plazas
Fueron incluso Los Zetas, en una acción concertada con los Beltrán Leyva, quienes ejecutaron a la familia del marino Melquisedet Angulo, caído en el enfrentamiento con Arturo Beltrán, como represalia por la muerte de El Barbas.
Según el documento de la Policía Federal, el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, es responsable del tráfico de droga desde varios puntos de la República Mexicana hacia Estados Unidos.
El informe cita los estados de Sinaloa, Nayarit, Guerrero, México, Morelos, Quintana Roo y el Distrito Federal, como sus principales lugares de operación de sus negocios ilícitos.
En el caso de Carlos Beltrán Leyva, quien desde ayer se encuentra bajo arriago por 40 días, sólo se conoce que está implicado en una averiguación previa del fuero federal de 2008 y que existía una orden de loacalización y presentación que hicieron cumplir los agentes federales que lo detuvieron en Culiacán, Sinaloa el 30 de diciembre pasado luego de recibir una denuncia ciudadana.
El gobierno federal ofrece un recompensa de hasta 30 millones de pesos para quien dé información que conduzca a la detención de Mario Alberto Beltrán Leyva, de Édgar Valdez Villarreal La Barbie o de Sergio Villarreal Barragán El Grande.
***
PGR arraiga a familiar del “Jefe de Jefes”
María de la Luz González,  
El Universal, Lunes 04 de enero de 2010
Carlos Beltrán Leyva, hermano de Arturo —quien fuera máximo líder del cártel de los Beltrán Leyva—, fue arraigado por 40 días para investigarlo por delincuencia organizada, lavado de dinero, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y lo que resulte.
La medida cautelar fue concedida por el juez Primero Federal Penal Especializado en Arraigos, Cateos e Intervención de Comunicaciones, a solicitud de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), informó la Procuraduría General de la República (PGR).
De acuerdo con la dependencia, el detenido era una pieza importante en la organización de los Beltrán Leyva, pero no figura en la lista de recompensas que publicó el año pasado, la cual incluye únicamente a sus hermanos Mario Alberto, actualmente prófugo, y a Arturo, muerto en un enfrentamiento con fuerzas especiales de Marina el 16 de diciembre pasado.
Por cada uno de ellos, la PGR ofrecía hasta 30 millones de pesos como recompensa por información que llevara a su captura.
Beltrán Leyva fue detenido el 30 de diciembre de 2009 por agentes de la Policía Federal, en respuesta a una denuncia ciudadana que reportó la presencia de una persona armada en la colonia Cañadas, en Culiacán, Sinaloa, precisó la PGR.
Al ser detenido, se identificó con una licencia falsa de conducir, a nombre de Carlos Orpineda.
***
Agüitan la fiesta a Beltrán
Presume autoridad que presunto narco acudía en Culiacán a reunión de familia
Luis Brito, reportero.
Reforma, 4 enero 2010.- Carlos Beltrán Leyva fue detenido por policías federales cuando llegaba a una reunión familiar en un domicilio de la Colonia Cañadas, en Culiacán.
De acuerdo con autoridades federales, agentes montaron el operativo después de que la corporación dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) obtuvo información de que el 30 de diciembre se reuniría con familiares por el fin de año.
Los policías federales aguardaron afuera del inmueble por horas, hasta que el menor de los seis hermanos varones del clan Beltrán Leyva arribó a bordo de un vehículo.
El hombre de 40 años llegó solo y fue interceptado por los agentes federales antes de que ingresara al domicilio, localizado en la zona centro de la capital sinaloense.
Hasta entonces, los policías no detectaron que alguna otra persona ingresara o estuviera dentro del inmueble, comentaron las fuentes.
Aunque portaba una pistola calibre 45 y un rifle calibre 308, según la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), el hermano del extinto capo Arturo Beltrán Leyva, "El Jefe de Jefes", no opuso resistencia a la detención.
Intentó engañar a las autoridades federales presentando una licencia de conducir estatal falsa a nombre de Carlos Orpineda Gámez, pero finalmente admitió su verdadera identidad.
Luego de ser trasladado a la Ciudad de México vía aérea el 31 de diciembre pasado, el hermano de "El Barbas" quedó a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR, pero fue hasta el 2 de enero que informaron de su captura.
Ayer, el Juez Primero Federal Penal Especializado concedió a la SIEDO una orden para arraigarlo por 40 días en el Centro de Investigaciones Federales, en la Colonia Doctores, el cual es custodiado por efectivos de la Armada de México.
El Fiscal federal ampliará las investigaciones en su contra por los delitos de delincuencia organizada, contra la salud, operaciones con recursos de procedencia ilícita, y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército y los que resulten, indicó la PGR.
De manera oficial, la Procuraduría General de la República (PGR) indicó que su detención se derivó de una denuncia ciudadana que reportaba un hombre armado en la Colonia Cañadas; según las fuentes consultadas el operativo tenía como finalidad su captura.
Después de la detención de Carlos, sólo tres de los seis hermanos varones de la dinastía Beltrán Leyva continúan en libertad: Mario Alberto, "El General"; Héctor, "El H", y Amberto.
"El Barbas", el mayor y catalogado por las autoridades federales como el dirigente de la organización que hasta hace dos años estaba asociada con Joaquín "El Chapo" Guzmán para el tráfico de droga, fue abatido por marinos en Cuernavaca, Morelos, el 16 de diciembre.
Alfredo, "El Mochomo", fue detenido por el Ejército el 21 de enero del 2008 en una vivienda de la Colonia Burócratas, Culiacán, y desde entonces se encuentra preso en el penal federal de máxima seguridad de Occidente, en Jalisco.
Sobre Carlos no existían antecedentes de que estuviera involucrado en el trasiego de drogas que dirigía "El Barbas". La información con la que contaba la PGR señala que el menor de los varones se dedicaba a la agricultura.

El soberbio Cardenal Lozano


El IX Cardenal mexicano /Fred Álvarez
Publicado en la revista Código Topo de Excélsior, 4 de enero de 2010.
El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra. Jesús de Nazareth

En una entrevista -con el periodista italiano Bruno Volpe (difundida el 2 de diciembre por la página www.pontifex.roma.it), y que causo una fuere conmoción el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán que los transexuales y homosexuales no van al cielo porque su elección de amores "ofende a Dios". La entrevista le dio vuelta al mundo, y fue difundida por varios medios impresos y electrónicos , y por las redes sociales (Faceobok, Tuiter,). De inmediato Organizaciones religiosas, de defensa de la diversidad sexual y feministas criticaron lo expresado por el cardenal mexicano. Y en medio del revuelo mediático que habían causado esas declaraciones, varios medios pidieron un comentario a Federico Lombardi sacerdote Jesuita y, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, quien se limitó a exponer la enseñanza del Catecismo de la Iglesia Católica.
El número 2358 del Catecismo constata que las personas con tendencias homosexuales deben ser acogidas "con respeto, compasión y delicadeza". "Se evitará --añade--, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición".
Las declaraciones del portavoz vaticano obligaron al cardenal mexicano a dar una explicación. Un día después- 3 de diciembre -Lozano aclaró que no condenó a homosexuales, por lo que dijo que todo se trató de una manipulación de la prensa (Sic,  ya que debió de haber subrayado en su caso de su entrevistador -Bruno Volpe-). En declaraciones a medios electrónicos el Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud, desmintió que haya condenado a los homosexuales al infierno –como difundieron varios medios de prensa y precisó que solo citó la carta de San Pablo a los Romanos."Esto es lo que dice la palabra de Dios, no es lo que yo dije, ahora que un homosexual en especial no se pueda salvar, nunca lo he dicho, porque se puede salvar, pues muchas veces no se es homosexual por propia culpa, todo depende de la educación y del ambiente", declaró.