Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo 19, 2009

Michael Martin

Escándalo en Westminster
Cae el presidente del Parlamento británico
Martin se convierte en el primer 'speaker' obligado a dimitir en 300 años - Los partidos negocian una profunda reforma de los privilegios de los diputados
WALTER OPPENHEIMER - Londres - El País, 20/05/2009
Michael Martin, un antiguo obrero del naval, escocés, católico y con 30 años de parlamentario, los nueve últimos en calidad de speaker o presidente de la Cámara de los Comunes, se convirtió ayer en la gran cabeza de turco de la crisis política que se vive en Reino Unido. Martin anunció su dimisión, que tendrá efecto el 21 de junio. Es la primera vez en más de 300 años que el Parlamento fuerza la dimisión de su presidente. El último hasta ayer había sido sir John Trevor, obligado a dejar el cargo en 1695 al ser considerado culpable de aceptar sobornos.
Los tiempos cambian. Martin no ha llegado a ser acusado formalmente de nada, ha caído por inepto, no por corrupto, y ha bastado una rebelión parlamentaria y una noch…

!El Grupo"

"Si los plagiarios son narcos, mejor hacerse a un lado”/Reportaje
Milenio Diario, /1905//2009;
Juan Pablo Becerra-Acosta
El Jefe rechaza que la organización funja como grupo de ajusticiamiento
Aunque irregulares, las acciones de El Grupo tienen el apoyo de las autoridades federales y estatales, reitera el líder de la organización en la entrevista con MILENIO. “Solos no podemos, pero tampoco ellos; al final lo que cuidamos es no convertirnos en una brigada blanca”
A veces, para El Grupo —comando justiciero parapolicial que ante la impunidad delictiva ha combatido secuestradores en al menos cinco entidades del país y es financiado por empresarios, comerciantes y profesionistas de altos recursos económicos— la justicia del Estado no es suficiente.
A veces no basta investigar, cazar, detener, interrogar —incluso torturar— y entregar delincuentes para que sean consignados por las autoridades. A veces, ante la brutalidad de los secuestradores, violadores y asesinos, la justicia llega… de otr…