27 oct. 2012

La desiderata de la felicidad/ de Max Ehrmann (1872-1945)

La desiderata de la felicidad/ de Max Ehrmann (1872-1945)
 Camina plácido entre el ruido y la prisa
y recuerda
qué paz se puede encontrar en el silencio.
En cuanto sea posible y sin rendirte,
mantén buenas relaciones con todas las personas.
Enuncia tu verdad de una manera serena y clara
y escucha a los demás,
incluso al torpe e ignorante,
también ellos tienen su propia historia.
Esquiva a las personas ruidosas y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás, te volverás
vano y amargado,



Budapest persigue y atrapa a (Paul) Cézanne

Budapest persigue y atrapa a (Paul) Cézanne
Tras 20 años, el Museo de Bellas Artes abre la exposición más espectacular sobre el pintor
Numerosas obras maestras figuran entre el centenar de piezas
Nota de Silvia Hernando
Budapest, El País, 26 OCT 2012;

'Los jugadores de naipes', de Paul Cézanne (1890-1892), que forma parte de la exposición 'Cézanne y el pasado'. / EFE
Casi siempre resultan indescifrables los vaivenes del destino. Aquellos que en las postrimerías del XIX llevaron al artista maldito, al hombre aislado mental y profesionalmente, a apostarse frente a aquella montaña con la obcecación de, una y otra vez, reducir con el repetitivo movimiento de su pincel su poderosa masa a su más perfecta abstracción geométrica. También los que introdujeron en la taberna al hijo del banquero que prefirió enriquecerse frente a un lienzo para capturar en un momento trivial a unos jugadores de cartas abstraídos, melancólicos, condensados en su forma cilíndrica más estilizada, y a la vez, tan profusa. O los que hicieron autorretratarse al pintor con el rostro severo y maduro, cuya obra solo se le reconoció ya cercana su muerte.