22 jun. 2013

Alcaldesa: hay quienes entregan ciudades al crimen


Alcaldesa: hay quienes entregan ciudades al crimen
Margarita Arellanes Cervantes se defendió de los señalamientos tras, simbólicamente, entregar la ciudad de Monterrey a Jesucristo
CIUDAD VICTORIA, Tamps. | Sábado 22 de junio de 2013
Redacción | El Universal 17:17
La alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, se defendió de los cuestionamientos en su contra por entregar la ciudad a Jesucristo a título personal.
"Hay quienes señalan esa acción, sin embargo, también hay otros que entregan las ciudades al crimen organizado y no les dicen nada", afirmó.
Arellanes Cervantes señaló lo anterior en Ciudad Victoria, Tamaulipas, donde acudió a brindar su apoyo al candidato del PAN a presidente municipal, Arturo Soto Alemán.
Acompañó al candidato en una rueda de prensa donde se dijo segura de su triunfo en la  elección el próximo 7 de julio.

La crisis siria se desborda hacia Turquía/Hugh Pope


La crisis siria se desborda hacia Turquía/Hugh Pope es director del proyecto Turquía / Chipre del International Crisis Group. 
Ha escrito, entre otros libros, Turkey Unveiled: A History of Modern Turkey. 
Traducción de Jesús Cuéllar Menezo.
El País, 21 de junio de 2013;
Durante este mes de junio, el malestar en Turquía no solo han zarandeado la fama de todopoderoso del primer ministro Tayyip Erdogan sino que también han desviado la atención de un costoso y en ocasiones violento problema que se cierne sobre el país: el de su frontera meridional con Siria.
En el último tramo de la década de 2000, Turquía se pasó el tiempo esperando que el boom económico, el prestigio de su combativo primer ministro Erdogan y la oleada de admiración regional que despertaba la exitosa combinación de islam y democracia le reportaran influencia y beneficios en Oriente Próximo.
En el centro de esta estrategia estaba una íntima relación con el régimen sirio de Bachar el Asad, paradigma de la política de “cero problemas” turca. Los dos países firmaron acuerdos modélicos sobre exención de visados para viajar, libre comercio e integración de infraestructuras. En las cumbres, sus mandatarios se presentaban con la mitad de sus Gobiernos. Los Asad llegaron incluso a almorzar con los Erdogan en vísperas de sus vacaciones de 2008 en la riviera turca.

Contra el suicidio de la universidad/Jordi Gracia


Contra el suicidio de la universidad/Jordi Gracia es profesor y ensayista.
El País, 21 de junio de 2013
Lo que a Ortega le ha pasado en los últimos setenta años tiene aroma de dramón bíblico. Ha sido víctima asidua de la dependencia beata que repudió tantas veces (aunque la fomentó también) y se le ha usado para casi todo sin mucho sentido del decoro y casi siempre precisamente para aquello que no servía ya, aunque hubiese servido en su momento.
Un clásico de esa dependencia es Misión de la Universidad. El prólogo de Jesús Hernández al libro recién publicado en Anagrama (pero escrito al menos dos años antes por varios autores) titulado La universidad cercada. Testimonios de un naufragio, echa mano de él innumerablemente. Pero lo peor es que sus razones de 1930 son inválidas en una grandísima medida para los tiempos actuales. Podrán inspirar alguna idea o alguna reflexión marginal, sí, pero esa universidad y la nuestra son hermanas marcianas, como sospechan Fernández-Rañada, Francesc de Carreras o Emilio Lamo de Espinosa.

Confianza o sospecha/Olegario González


Confianza o sospecha/Olegario González de Cardedal, teólogo.
 ABC, 21 de junio de 2013;
En la mitad del siglo pasado aparecía en Francia un grupo de escritores, agrupados bajo el título «la nueva novela». La obra de uno de los miembros del grupo, Nathalie Sarraute, lleva por título «La era del a sospecha». En el mismo contexto cultural años después P. Ricoeur acuña la expresión « maestros de la sospecha » para encuadrar bajo ella a los pensadores del siglo XIX y comienzos del XX que sometieron a crítica radical la cultura y los valores vigentes. Feuerbach realiza la crítica de la teología; Nietzsche, de la moral, y Freud, frente a tantos proyectos de razón pura, voluntad pura, sensibilidad pura (Kant, Cohen…), quita el velo para identificar los abismos de impureza que pueblan los sótanos del corazón humano. Estas sospechas no anularon las realidades esenciales de la vida humana; las purificaron de mucho lastre de mal pensamiento, mala fe, mala acción.

Contra el suicidio de la universidad/Jordi Gracia


Contra el suicidio de la universidad/Jordi Gracia es profesor y ensayista.
El País, 20 de junio de 2013;
Lo que a Ortega le ha pasado en los últimos setenta años tiene aroma de dramón bíblico. Ha sido víctima asidua de la dependencia beata que repudió tantas veces (aunque la fomentó también) y se le ha usado para casi todo sin mucho sentido del decoro y casi siempre precisamente para aquello que no servía ya, aunque hubiese servido en su momento.
Un clásico de esa dependencia es Misión de la Universidad. El prólogo de Jesús Hernández al libro recién publicado en Anagrama (pero escrito al menos dos años antes por varios autores) titulado La universidad cercada. Testimonios de un naufragio, echa mano de él innumerablemente. Pero lo peor es que sus razones de 1930 son inválidas en una grandísima medida para los tiempos actuales. Podrán inspirar alguna idea o alguna reflexión marginal, sí, pero esa universidad y la nuestra son hermanas marcianas, como sospechan Fernández-Rañada, Francesc de Carreras o Emilio Lamo de Espinosa.

La manzana de Fujimori/ Carlos Dávalos


La manzana de Fujimori/ Carlos Dávalos es periodista y escritor.
El País, 21 de junio de 20013;
En 1990, cuando Alberto Fujimori llegó al poder, el Perú estaba prácticamente en la ruina económica. Alan García había dejado una hiperinflación obscena y el dinero no valía nada, era prácticamente papel sin valor. Eso y el temor de nuestras madres a que sus hijos pequeños voláramos en pedazos por algún coche-bomba de Sendero Luminoso, eran los temas de preocupación. Si el Perú quería salir del atolladero en el que se encontraba, tenía que acabar con esos dos obstáculos primero: el terrorismo y la inflación. Y durante el gobierno de Fujimori eso se consiguió. Se abrió la economía y se acabó con la violencia terrorista. Pero al mismo tiempo que se liberaron los precios, el 5 de abril de 1992, Fujimori disolvió el Congreso de la República y dio un autogolpe de Estado en el que, con tanques militares en las calles, cerró el parlamento y echó a la calle a todos los congresistas legítimamente elegidos por el mismo pueblo que lo había elegido a él. Las Fuerzas Armadas incursionaron violentamente en el poder judicial y expulsó a los jueces de turno. Mientras tanto, el SIN (Servicio Nacional de Inteligencia) al mando de Vladimiro Montesinos, y a través del grupo paramilitar Colina, perpetraba matanzas clandestinas en aras de la lucha antisubversiva: los dos casos más sonadas y por los que Fujimori está ahora preso son los de la Cantuta y Barrios Altos, donde 25 personas inocentes fueron masacradas. Si a esto le sumamos las víctimas de la respuesta Senderista ante tales hechos, el número aumentaría.

Secreto, seguridad y vida privada


Secreto, seguridad y vida privada/Michel Wieviorka, sociólogo, profesor de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París
La Vanguardia, 20 de junio de 2013;
El pasado 6 de junio, Edward Snowden revelaba en las páginas de The Guardian y de The Washington Post la existencia del programa Prism, utilizado por la NSA, un programa destinado a la vigilancia de los ordenadores y las telecomunicaciones a escala mundial. Debilitado por estas revelaciones, el presidente Obama se ha justificado hablando de un “equilibrio entre la necesidad de asegurar que los estadounidenses se sientan seguros y nuestras inquietudes por la protección de la vida privada (…). Hay compromisos que son necesarios”.
Esta línea de defensa hace del escándalo una pieza suplementaria en el ya pesado dossier del contencioso que parece, a primera vista, simplemente oponer seguridad y vida privada. La Administración norteamericana propondría pues un “equilibrio” o un “compromiso”; por una parte, la lucha contra el terrorismo y, por otra parte, la vida personal. Tal propuesta, en principio, demuestra una desconfianza total hacia los ciudadanos de otros países que no sean EE.UU. La protección de la “vida privada”, en efecto, sólo afecta a los norteamericanos mientras que las escuchas telefónicas, el pirateo de ordenadores y el espionaje en internet afectan también a Europa y probablemente a otros países que son vigilados sin la contrapartida proclamada de la menor seguridad complementaria. La hegemonía estadounidense se entiende como algo normal, natural. El equilibrio expresado por Obama sólo funciona para EE.UU. mientras que el escándalo es global, mundial.

La leche y sus derivados tienen consecuencias graves


La leche y sus derivados tienen consecuencias graves para tu salud/Raquel Pérez de León,  es Licenciada en Nutrición, especializada en clínica y deporte.
CNN | 19 de junio de 2013
Siempre nos han dicho que tomar leche es indispensable para crecer y mantener saludables nuestros huesos y dientes. Me parece que la industria de los lácteos nos ha vendido ese mensaje por años.
Pero lo cierto es que el consumo de leche y sus derivados está relacionado con consecuencias graves a la salud, como cáncer, obesidad, osteoporosis, alergias y problemas digestivos, entre otros.
La información existe: estudios científicos de universidades de prestigio lo comprueban, sin embargo, ¿por qué no llega a nuestras manos? ¿quién va a atreverse a cuestionar a sectores como el de la industria de los lácteos?