2 jul. 2010

Firma del Protocol

Palabras del Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, al encabezar la firma del Protocolo de Coordinación por la Seguridad Pública durante la Jornada Electoral, realizada en las instalaciones de esta dependencia.
México, D. F., a 01 de julio de 2010 | Discurso
Muchas gracias.
Gracias. Muy buenas tardes a todos ustedes.
Otra vez gracias por acompañarnos en estos tiempos, en donde nuestra capacidad de presentarnos ante la opinión pública y ante la sociedad a través de la recopilación de información que ustedes hacen es fundamental para obtener orientación, guía, mandato y para construir las condiciones para cumplir nuestros deberes frente a la gente.
Saludo a los Secretarios de Gobierno del estado de Zacatecas, de Sinaloa, de Chihuahua, de Hidalgo y de Tlaxcala.
Recojo con sinceridad los saludos que nos hacen llegar los gobernadores. Por favor, respondan de nuestra parte que, como siempre, ésta es una oficina del Gobierno en donde encontrarán empatía, apoyo; encontrarán sentido del deber, sentido de la institucionalidad para responder a los deberes que tenemos que compartir como parte del Estado mexicano, en términos de demandas y exigencias de la sociedad y de exigencias de nosotros mismos, como gobernantes frente a la sociedad sobre todo, por ejemplo, en materia de seguridad, en materia de desarrollo político, en materia de desarrollo democrático, de preservación de las instituciones electorales en el país.
Hoy comparecemos ante ustedes para consolidar nuestro compromiso de trabajar juntos, de coordinarnos, de comunicarnos entre las diversas instancias de gobierno, para cerrar los espacios y los intersticios como podría ser la falta de coordinación, para que éstos sean oportunidad para que los violentos atenten contra lo más sagrado que tiene nuestra sociedad: No sólo la vida, sino la libertad para participar en la integración de los poderes públicos.
Ustedes conocen que en los últimos años hemos trabajado en una profunda discusión y reflexión nacional para fortalecer al Estado de Derecho y fortalecer las instituciones del país.
Pero ninguna fuerza que pueda asumir o recibir las instituciones estatales se justifica si no se da en un contexto democrático.
Lo hemos dicho, se trata de fortalecer el Estado para que él pueda abatir la violencia en el país, pero también necesitamos fortalecer los controles y los mecanismos de integración entre la sociedad para formar al Estado, de tal manera que se garantice que cualquier concesión de autoridad y de fuerza para enfrentar de mejor manera al fenómeno delincuencial parta de controles democráticos en donde las decisiones fundamentales, tarde que temprano, descansen sobre una sociedad vigilante que pueda decidir quién y cómo ha de enfrentar estas responsabilidades.
En un momento difícil para la patria, que podamos presentarnos juntos, de cara a la sociedad, a decir: cualquier diferencia política no encontrará espacio en nuestra voluntad de trabajar juntos para velar por la gente y para velar que la gente no sea sujeta de violencia, implica un compromiso que tendremos que honrar en las próximas horas y días.
El país debe contar con nuestra absoluta disposición a estar atentos y a estar dispuestos a abatir cualquier condición de riesgo.
Todos los riesgos pueden ser abatidos y controlados, cuando trabajamos juntos y cuando tenemos información oportuna para ellos.
Que cuenten los ciudadanos de Zacatecas, de Sinaloa, de Chihuahua, de Hidalgo y de Tlaxcala, que trabajaremos juntos para facilitar que ustedes puedan acudir este domingo a ejercer su derecho y a cumplir son su deber de ser mexicanos, de participar en la toma de las decisiones públicas, de ser dueños de su destino, por ustedes, por su familia, por los que han de votar y por los que todavía no pueden votar o ya no votarán.
México es de todos, y México es derecho y deber de todos.