28 jun. 2010

Comunicado del EPR

República Mexicana, 28 de junio de 2010
Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario
AL PUEBLO DE MEXICO
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO
A LOS ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES DEFENSORES DE LOS DERECHOS HUMANOS
A LAS ORGANIZACIONES SOCIALES, POLÍTICAS Y REVOLUCIONARIAS
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!
Corría el año de 1996, un 28 de junio, cuando en el acto de conmemoración del primer aniversario de la masacre de Aguas Blancas, hicimos acto de presencia dando a conocer a nuestro pueblo la existencia de nuestro Ejército Popular Revolucionario (EPR), formalizado sólo dos años antes (el 18 de mayo de 1994), cuando aún nos llamábamos Partido Revolucionario Obrero Clandestino Unión del Pueblo-Partido de los Pobres, mejor conocido como PROCUP-PDLP nombre que cambiaríamos posteriormente por el de Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR) que es como nos llamamos ahora.
Recordemos que un año antes, el 28 de junio de 1995, un grupo numeroso de campesinos de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), en el Estado de Guerrero que tenían la necesidad de abono químico para sus siembras que, como siempre, el gobierno del estado de Guerrero les había prometido hacer llegar (­debido a una demanda expresa de la OCSS), les fuera entregado ya, pues las siembras iban creciendo y requerían que fueran abonadas a tiempo, fue emboscado y masacrado por la policía ministerial en el vado de Aguas Blancas de Atoyac de Álvarez.
Recordemos que como se ha vuelto costumbre, “la escena del crimen” fue modificada grotescamente, hubo armas sembradas para justificar el cruel ataque a mansalva tratando de hacer creer que los agresores habían sido los indefensos campesinos luchadores sociales que pagaron con su vida el haberse organizado para exigir el respeto de sus derechos y el cumplimiento de las promesas siempre incumplidas del cacicazgo ejercido por los Figueroa, padre e hijo.
Nadie hubiera conocido la verdad y muchos hubieran creído como lo pregonaba el gobierno de Guerrero y federal que la OCSS era parte de nuestro partido, de no ser por un valiente hombre que hizo llegar el video original a otro no menos valiente comunicador: Ricardo Rocha, quien lo difundió dando a conocer la verdad de los hechos y puso al descubierto la manipulación de los gobiernos federal, estatal y municipal.
Por esa razón el día 28 de junio de cada año, es un día difícil de olvidar como otras fechas más, en las que el Estado oligárquico mexicano ha respondido a justas demandas populares con la violencia que lo ha caracterizado a través de su ejército federal, policías estatales o ministeriales y de bandas paramilitares procreadas y entrenadas por ellos mismos.
Hoy y siempre, se hará necesario recordar esta masacre perpetrada sobre campesinos y luchadores sociales inermes cuya lucha ha sido pacífica ya que está relacionada estrechamente con una difícil decisión que tarde o temprano habrá de tomar todo luchador social que por conciencia y congruencia desee seguir luchando por una sociedad justa, por el respeto de los derechos humanos, por el derecho al trabajo y a la vida, dado el riesgo que ésta corre debido a la política contrainsurgente o de guerra de baja intensidad del Estado y sus gobiernos federal y estatales en su ésta sí, guerra por arrebatarle al pueblo todo espacio “legal” dentro del cual desarrolla sus actividades.
Hasta este momento histórico de nuestra Patria existen organizaciones, partidos y luchadores sociales que consideran que los cambios necesarios, ¡urgentes! en México pueden ser realizados por la vía pacífica, dentro de los marcos legales y a través de las elecciones; nosotros no lo creemos así. Sin embargo, no los desalentamos, les pedimos, les exigimos que sean congruentes, que defiendan esos espacios a capa y espada y defiendan su voto.
Consideramos, que las espantosas alianzas que ha realizado el PRD no tienen los principios que son necesarios para “desde dentro” cambiar el sistema capitalista o como en realidad algunos desean “humanizar al capitalismo”. Alianzas que corroboran o dan razón al “fin de las ideologías” validando el sistema capitalista y sobre todo su ideología, de cuyas miasmas se nutren conspicuos dirigentes de partidos políticos que se dicen de izquierda obteniendo los resultados actuales: dirigentes de “izquierda” desarrollando y realizando las mismas políticas que los de la derecha, imitando y sobrepasando el estilo de gobierno del PRI y el PAN, autoritarios, corruptos, antidemocráticos, soberbios con sus subalternos y el pueblo pero, agachones y lambiscones con “sus superiores” en la continuidad de la denigración de la política, porque es la única forma que conocen y no quieren ni sabrían reinventarse ellos mismos ni a la política porque carecen de principios y valores que les resultan chocantes y dogmáticos.
Recordemos una realidad ya vivida, insistimos, recordemos los resultados del “voto útil”. Había que sacar al PRI de la presidencia de la República como fuera y llegó Vicente Fox (situación que advertimos desde nuestro periódico El insurgente y a través de nuestros Comunicados). Recordemos, la postulación de candidatos externos al PRD y llegó Zeferino Torreblanca a la gubernatura en Guerrero y Jaime Sabines en Chiapas, que son sólo dos botones de muestra.
No consideramos que sea la vía pacífica la que conduzca al pueblo de México a restituir derechos laborales, sindicales, agrarios y ciudadanos perdidos durante esta larga -ya- negra noche del neoliberalismo a pesar, de los invaluables esfuerzos que realizan quienes están seguros de poder conseguirlo. Por eso hoy, les recordamos que existe nuestro Partido Democrático Popular Revolucionario, PDPR con un lineamiento político, estrategia, tácticas, métodos, el periódico El insurgente; un estilo de trabajo que se ha venido afianzando a través de 45 años de lucha en la clandestinidad, el estudio teórico del marxismo leninismo como guía para la acción, la confrontación entre la praxis que hemos desarrollado, la teoría y los resultados obtenidos, debiendo rectificar en muchas cosas sobre todo en la primacía del elemento humano por sobre los recursos materiales: sean económicos, tecnológicos, militares, o de cualquier índole; además de la intensa preparación teórica en la filosofía y su historia, el marxismo, la historia universal y de México, las ciencias de la conducta humana, las experiencias en otros países del mundo, la preparación física y militar; porque sin militantes (sean estos hombres, mujeres), que hayan adquirido los conocimientos básicos necesarios para explicarse los alcances del capitalismo y la penetración de su ideología, es decir, una conciencia plena, no podremos concretar un cambio social que empieza por uno mismo.
Hemos rebasado la etapa aquélla en la que sabíamos qué no queríamos, sabíamos qué queríamos pero no sabíamos cómo hacerlo, teníamos una idea pero, nos faltaban elementos teóricos de toda índole, la praxis revolucionaria, la experiencia, y hoy, aunque no lo hemos logrado en su entera magnitud, hoy hemos retomado una metodología que había sido relegada por equis número de razones y estamos en la lucha que jamás dejará de ser por adquirir una conciencia revolucionaria que nos permite derrumbar conceptos y actitudes propias de la ideología capitalista y que se manifiestan en la vida cotidiana, a veces sin que nos demos cuenta, y estos conceptos son los que, precisamente, impiden ya en el plano de la práctica política de quienes se dicen o se sienten de izquierda intentar cada vez que sea necesario hasta lograrlo, el proceso que nos conduzca a la unidad.
Esta reflexión viene al caso porque el 28 de junio conmemoramos un año más de dar a conocer la existencia del EPR como ya lo habíamos mencionado en líneas anteriores y porque deseamos asumir como militantes del partido y por ende de nuestro ejército la obligación de continuar con la preparación teórica y militar. Además hacemos una invitación a todos aquellos hombres y mujeres de cualquier edad que desee pertenecer a nuestro PDPR-EPR, para que empiece desde ahora, si es necesario, a aprender a leer y escribir, a estudiar y a entrenar, sobre todo si está viendo ya las limitaciones de las múltiples formas de lucha que nuestro pueblo desarrolla debido a la falta de una conciencia clara, bien informada y a actitudes producto de la ideología burguesa impuesta.
En esta etapa nuestros esfuerzos están dirigidos a lograr que el Ejército Popular Revolucionario, tenga ya la preparación necesaria para ser parte de los cambios que se avecinan de tal forma que cada combatiente sea al mismo tiempo un maestro-alumno de quienes estén a su alrededor para educarnos, reeducarnos y prepararnos para que no repitamos los errores de la revolución de 1917, los muertos los sigamos poniendo nosotros el pueblo, y el gobierno vuelva a quedar en la misma burguesía que posee el poder de facto.
Ya que como todos observamos y sentimos en carne propia, el Estado y su gobierno con el Sr. Felipe Calderón Hinojosa a la cabeza ha agudizado la criminalización de la lucha popular, las detenciones, los asesinatos, las desapariciones forzadas como la de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Alberto Cruz Sánchez.
Pero dado que el Estado no responde satisfactoriamente a las demandas de nuestro pueblo, decimos que nuestra tregua no puede ser una tregua indefinida, aunque hemos cumplido esa petición de la Comed, no se sabe en que momento el Estado quiera romper la delgada línea de la tregua con sus frivolidades, con sus declaraciones cantinflescas, con sus incoherencias belicosas, con sus exabruptos fascistas y quiera postergar de manera indefinida las demandas populares.
El Estado está agudizando la represión, tiene postrados a los trabajadores del SME que están en huelga arriesgando sus vidas de una manera pacífica, ya asesinaron a un trabajador más que estaba también en resistencia pacífica, la burla a los familiares de Pasta de Conchos, la toma de la mina de Cananea, los miles de huérfanos debido a los desmanes y crímenes de la soldadesca, luego, ¿qué requerimos?
El Estado no debiera continuar burlándose de las organizaciones del pueblo, de los revolucionarios como parte de él y de los luchadores sociales, no debiera continuar con sus calumnias y difamaciones para tratar de desprestigiar al movimiento popular, ese es un entretenimiento vulgar y una manifestación fascistoide de los más bajos instintos del ser humano.
No pueden causar ningún daño al movimiento popular y revolucionario porque a pesar de las persecuciones, los desaparecidos, los presos políticos y los asesinados, el movimiento popular continúa madurando y su crecimiento se percibe, se siente, porque el ejemplo de anteriores movimientos, la reflexión, la serenidad y la organización ya está dando sus frutos.
No se puede alardear de lo que carecemos, no podemos hacerle creer al pueblo lo que no somos, el pueblo sabe que sin su participación seríamos débiles pero, seguimos fortaleciéndonos y nutriéndonos y tal vez moriremos con él. Ya es hora de prepararse como se ha venido haciendo para que a cada golpe que el enemigo aseste, haya un contragolpe político y militar.
¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!
¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR! ¡EL EPR TRIUNFARA!
COMITÉ CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR
COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJERCITOPOPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR
Año 46 República mexicana, a 28 de junio de 2010.

Mensaje del Presidente Calderón

2010-06-28 | Discurso
Buenas tardes, señoras y señores de los medios de comunicación.
Hoy me dirijo a ustedes y a todos los mexicanos para expresar mi más enérgica condena, la del Gobierno Federal y la de toda la sociedad mexicana, por el cobarde asesinato de Rodolfo Torre Cantú, candidato de la Coalición Todo Tamaulipas, conformada por el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Verde Ecologista y el Partido Nueva Alianza, a la Gubernatura del Estado de Tamaulipas, así como de varias personas que lo acompañaban.
Se trata de un hecho absolutamente condenable, que merece el repudio de la sociedad entera.
Expreso mis más profundas condolencias por estas pérdidas irreparables a los familiares y amigos de Rodolfo Torre Cantú, a su esposa, Laura de la Garza, y a sus hijos, Laura, Rodolfo y Paulina Torre.
También a los familiares y amigos de Enrique Blackmore, Aurelio Balleza, David Castelo, Dante Quiroz y Gerardo Subiate.
Son hechos que nos llenan de dolor e indignación a todos los mexicanos.
Me he comunicado con la Presidenta del Partido Revolucionario Institucional, la licenciada Beatriz Paredes Rangel, así como con el Gobernador del Estado, Eugenio Hernández Flores, para ofrecerle el apoyo incondicional del Gobierno Federal en el esclarecimiento de estos lamentables hechos.
Trabajaremos sin descanso con las autoridades estatales de Tamaulipas para encontrar a los culpables y llevarlos a la justicia.
Estos sucesos representan un atentado, no sólo contra un ciudadano, un ciudadano que aspiraba a servir a su comunidad desde una responsabilidad pública, sino que son atentados contra toda la sociedad.
Se trata de un hecho, no sólo contra un candidato de un partido político, sino contra las instituciones democráticas y, por tanto, es un hecho que reclama una respuesta unida y firme de parte de todos los que creemos en la democracia.
Hemos analizado estos hechos en el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal y hemos ya asignado las tareas que corresponden a cada una de las dependencias para fortalecer, precisamente, la investigación en curso que llevan las autoridades y, por supuesto, contribuir con las autoridades de Tamaulipas en el tema del proceso electoral y de la seguridad que éste implica.
Como he subrayado, hoy el crimen organizado representa la mayor amenaza para la seguridad, la libertad y la tranquilidad de los mexicanos; es un enemigo que no conoce límites, que lastima profundamente a toda la sociedad por igual, que atenta contra la paz, contra nuestra seguridad y contra nuestras instituciones.
Por ello, la lucha por la seguridad, la justicia y en contra del crimen, debe ser una lucha que esté por encima de partidos y diferencias políticas. Es una lucha de todos. Porque es de todos el interés de que no se apoderen de nuestra sociedad y de nuestras instituciones, intereses tan aviesos.
Es una lucha de todos y en particular de quienes tenemos una representación ante los ciudadanos en cualquier nivel de Gobierno y en cualquier poder.
Hoy hemos comprobado que el crimen organizado es una amenaza permanente y que debemos cerrar filas para enfrentarlo y evitar que se repitan acciones como el cobarde asesinato que este día ha conmovido al país.
La lucha por la seguridad exige corresponsabilidad y participación decidida de todos los órdenes de Gobierno, de los tres Poderes de la Unión y de la sociedad en su conjunto.
Sucesos como el que hoy lamentamos profundamente, son un recordatorio de que enfrentamos un enemigo común y de que no podemos cejar en la lucha contra él.
Y esa es, precisamente, la razón por la cual el Gobierno Federal combate con toda la fuerza del Estado a la delincuencia organizada, en particular en el Estado de Tamaulipas y en otros estados del país.
Además de ser nuestra obligación, es un compromiso ineludible con el bienestar de las familias y el futuro de los mexicanos.
No podemos, ni debemos permitir que el crimen pretenda imponer su voluntad y sus reglas perversas, como ahora pretende intervenir en las decisiones de los ciudadanos y en los procesos electorales.
El único camino hacia la paz y la libertad de los ciudadanos es encarar con firmeza y con determinación a la delincuencia organizada, hacerle frente hasta derrotarla. Porque la lucha contra la inseguridad es, precisamente, por la defensa de la vida, la integridad y los derechos de los mexicanos.
En su intento por controlar territorios, los delincuentes han buscado intimidar, no sólo a otros criminales y grupos delincuenciales, sino también a las autoridades y a la sociedad, cometiendo una serie de delitos que dañan profundamente a todos.
El Gobierno Federal, por mi conducto, refrenda su compromiso de actuar con firmeza, precisamente, para preservar la seguridad de los ciudadanos y la estabilidad de las instituciones.
Debemos unir esfuerzos muy por encima de intereses políticos o partidistas. Esta lucha es de todos y en beneficio de todos.
Hago también hoy un llamado a todas las fuerzas políticas del país, a las y los legisladores, a las señoras y señores Gobernadores, para unirnos en la defensa de las instituciones en estos momentos delicados de la vida nacional.
Que más allá de las diferencias partidistas, que particularmente suelen evidenciarse en momentos electorales como éste, tengamos la madurez y la sensatez para comprender que problemas como el atentado que hoy se sufre, que problemas como éste, que afectan a la vida democrática del país, reclaman una respuesta unida y de todos, más allá de las diferencias partidistas presentes en una democracia como la mexicana.
Es tarea de todos también, y así lo asume el Gobierno Federal, el enfocarnos a generar un clima de colaboración en el que, sin demérito de los diferentes puntos de vista que prevalecen en una sociedad democrática como la nuestra, podamos entendernos en lo esencial, especialmente en circunstancias como las que hoy se viven, y ante problemas que afectan al interés nacional, como es, precisamente, la acción de la criminalidad en contra de las instituciones democráticas.
Me he comunicado también el día de hoy con Presidentes de varios de los partidos políticos, con Coordinadores Parlamentarios, con objeto de dialogar con ellos, con miras al trabajo conjunto que debe unirnos en propósitos superiores, como lo es el de defender nuestras instituciones democráticas y lograr la seguridad que anhelamos.
Lo he hecho hoy, y espero hacerlo pronto para que entre todos asumamos, no sólo la corresponsabilidad que nos corresponde, sino también acciones concretas en beneficio de la institucionalidad democrática del país.
Mexicanas y mexicanos:
Vivimos momentos decisivos en la historia de México. De nosotros depende convertirnos en una generación que enfrentó y derrotó con decisión, unidad y firmeza a los enemigos de México.
Una generación que, por encima de diferencias políticas, se supo unir en lo esencial en el momento histórico que se nos exigió para recuperar a México de manos de la delincuencia, evitar que nuestro país caiga en manos de ella y ponerlo en la ruta para ser un país desarrollado y próspero, un país justo que avance por la vía del orden, de la equidad, de la legalidad y de la paz.
En el caso concreto, trabajaremos en plena coordinación con el Gobierno del Estado de Tamaulipas para el esclarecimiento de estos hechos y en total apoyo a lo que decidan, tanto las autoridades electorales de esa entidad, como el Partido Revolucionario Institucional y los demás partidos que postulaban, precisamente, a este Candidato.
El crimen organizado nunca conseguirá sus objetivos. No conseguirá vencer nuestra fe en la democracia, ni doblegar nuestra confianza en el futuro de México.
Frente a la cobardía de la delincuencia organizada, sólo cabe la unidad y la corresponsabilidad de los mexicanos. Seguiremos actuando con todos los instrumentos que nos proporciona el Estado de Derecho, redoblando nuestros esfuerzos conjuntos para poner un alto a los criminales.
El Gobierno Federal está absolutamente decidido a seguir combatiendo sin tregua a la criminalidad, hasta conseguir ese México de seguridad, de justicia y de paz al que todos aspiramos.
Muchas gracias.

Comunicado del Gobierno

2010-06-28 | Comunicado Secretario de Gobernación.
Palabras del Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont
El Gobierno Federal expresa su condena total al asesinato de Rodolfo Torre Cantú, quien fuera candidato del Partido Revolucionario Institucional al gobierno del estado de Tamaulipas. Estos hechos en los que también perdieron la vida otras 4 personas representan un acto absolutamente reprobable, que llena de indignación a la sociedad entera.
El Gobierno Federal expresa su más profundo pésame a los familiares, amigos y deudos de don Rodolfo Torre Cantú y de sus acompañantes.
El Presidente de la República ya se ha comunicado con la dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional y con el propio Gobernador del estado para expresarle sus más sentidas condolencias por esta irreparable pérdida.
El Gobierno Federal hace también llegar un mensaje de condolencia y solidaridad a la sociedad tamaulipeca y especialmente a todos los miembros del Partido Revolucionario Institucional por esta lamentable pérdida.
Desde el primer momento, hemos ofrecido la colaboración plena del Gobierno Federal a las autoridades estatales para llevar a fondo las investigaciones del caso hasta dar con los responsables de estos execrables actos y llevarlos ante la justicia. El Presidente de la República ha instruido a que se reúna inmediatamente el Gabinete de Seguridad, reunión a la que acudiré terminando la lectura de este comunicado.
Personalmente habré de trasladarme, en las siguientes horas, al estado de Tamaulipas para ofrecer al gobernador don Eugenio Hernández Flores todo el apoyo del Gobierno Federal en estos momentos tan delicados.
Como sociedad y como gobierno no podemos permitir este tipo de actos que atentan contra la vida, la paz y la seguridad de todos los mexicanos.
Estos hechos refrendan la necesidad de combatir al crimen organizado desde todos los frentes. Todos los mexicanos debemos condenar este acto cobarde y el Estado mexicano en su conjunto habrá de hacer un frente común para combatir el terrible flagelo de la delincuencia organizada.

Entrevista al Ingeniero CCS

En resumen la entrevista que se publica hoy en El Universal del Ingeniero Cárdenas es decirle al PRD, no me descarten "aquí estoy listo para el 2012, por si se ofrece".
Ya son cuatro: Marcelo, AMLO, Navarrete y el Inge.. y los que se sumen..
Crítca las alianzas con el PAN en tanto ayer en Tlaxcala Minerva Hernández declinó a favor de Adríana Dávila, me late que ganará.
Minerva logró frenar la desbandada de perredistas a favor de la candidatura del priista Mariano González Zarur
"Hubo un compromiso de casi todos de cerrar filas con Minerva y de no contrariar la decisión de la dirigencia perredista de apoyar al PAN", explicó el delegado del CEN del PRD, Fernando Belaunzarán, gente de Ortega.
En tanto, la presidenta del PRI, Beatriz Paredes, dijo al PRD y al PAN que no se engañen con sus alianzas.
El Ingeniero dice que es mejor que gane el PRI en el 2012, leámos:
-Hoy parece que el temor más grande parece ser la posibilidad de que el PRI regrese a la Presidencia… le preguntan-
-Si ese fuese el resultado de una elección, pues quiere decir que la mayoría de los electores votó en contra del proyecto del partido que actualmente está en el poder desde el punto de vista nacional o que no encontró otras alternativas políticas, simplemente
La entrevista
Transición, en retroceso: Cárdenas
Cuauhtémoc Cárdenas advirtió que la transición a un sistema democrático debe traer aparejado bienestar para la sociedad; lo que, dijo, no ha ocurrido con los gobiernos del PRI y PAN
El ex candidato a la presidencia de México y líder moral del PRD afirma que el papel de su partido ha sido fundamental para avanzar hacia la democracia del país
Jorge Ramos, reportero
| El Universal, 28 de junio de 2010;
La transición en México se encuentra detenida en algunos aspectos y en otros da signos de franco retroceso, sin que haya voluntad del presidente Felipe Calderón, igual que sus cuatro antecesores, para destrabarla, pero sobre todo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que al hermanarse con el poder en turno deja de contribuir a enderezar el rumbo, afirma Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.
El fundador del principal partido de izquierda en el país y ex candidato presidencial, asegura en entrevista que a 10 años de la llegada del Partido Acción Nacional (PAN) al poder federal, la transición se frenó y en algunos aspectos está en pleno retroceso, debido a que mantiene el modelo neoliberal aplicado desde 1982 en México y sólo genera desigualdad.
Advierte que la transición a un sistema democrático debe traer aparejado bienestar para la sociedad, pero como ha ocurrido lo contrario con los gobiernos panistas y priístas, se van a generar más tensiones sociales y políticas.
Aunque ha criticado las alianzas electorales en seis estados este año entre el PRD y el PAN, ahora llama la atención que Cárdenas considere que la cúpula perredista dé la espalda a sus principios establecidos en sus Estatutos para empatarse con los de la derecha.
Dedicado a la Fundación Democracia y Desarrollo, no ha abandonado su militancia en el sol azteca, partido que fundó en 1988. A Cuauhtémoc Cárdenas se le ve distante debido a las decisiones de sus líderes actuales.
En 2000, cuando Vicente Fox Quesada sacó al PRI de Los Pinos, Cárdenas no tomó en serio el llamado que le lanzó el panista en una declaración de prensa para que declinara en su favor. Hoy piensa lo mismo.
Dice que si el PRI regresa a la Presidencia de la República en 2012 será porque la gente no hallará opciones ni en la izquierda ni en la derecha.
La transición no inicia el 2 de julio de 2000, “quizá tenga antecedentes en el 68; los sismos del 85, la organización que eso provocó en sectores urbanos, principalmente aquí en la ciudad de México. Pero yo diría, principalmente, este proceso de transición política hacia un sistema más democrático se inicia en 1988”.
“En 2000, sin duda se produce lo que podríamos llamar la alternancia, es decir, el cambio de partido político al frente del Poder Ejecutivo, un partido político distinto al que había gobernado en las décadas anteriores y yo lo que podría decir es que en estos ya 10 años en que se da el cambio de partido, la alternancia propiamente no hubo un cambio en el modelo político y en el proyecto político que estaba en práctica”, diagnostica Cárdenas.
“El proyecto que venía aplicando el PRI desde 1982 es el mismo que ha seguido aplicando Acción Nacional del 2000 a la fecha. Se dio la alternancia, cambiaron los colores del partido, cambiaron las personas o algunas personas, pero el proyecto político siguió siendo el mismo. Proyecto, por cierto, que ha sido compartido por Acción Nacional y el gobierno anterior con el PRI pues de hecho desde 1982 y muy claramente desde 1988 para acá”.
-Usted cita el 68, el 85 y el 88 como el inicio. ¿En qué paso cree que está la transición en México?
-Bueno, logramos la alternancia, tenemos sin duda un mejor sistema electoral, la calidad de las elecciones, ahora es distinta, sobre todo de 1997 para acá, respecto a lo que había anteriormente. Pero una transición democrática no es nada más un cambio en las prácticas electorales, si estamos hablando de democracia y entendemos que el valor principal de la democracia es la igualdad, pues el país ha crecido en desigualdad —responde Cárdenas.
En materia de ingreso, asegura, 1% de los hogares capta 9.2% del Producto Interno Bruto y 1% de los hogares del país que menos ingreso tienen sólo obtiene .07%, es decir, “ciento treinta y tantas veces menos entre los que más tienen y los que menos tienen. Eso es muestra del grado de desigualdad”.
-¿El PAN estancó la transición?
-Se viene estancando desde que se puso en práctica este modelo que podemos llamar neoliberal, concretamente desde 1982.
-¿El PAN en 10 años en lugar de fortalecer la transición la ha frenado?
-Se sigue aplicando el mismo proyecto político compartido por PAN y PRI desde 1982 y lo que ha hecho es aumentar la desigualdad, crear desocupación, concentrar el ingreso en grupos de población cada vez más reducidos, desmantelar sectores productivos en distintas ramas de la economía, no estimular la producción, desaparecer instituciones fundamentales para el desarrollo como la banca de fomento.
-¿Y no mejora el país?
-No vemos mejoría en las condiciones de vida, ni que haya mayor tranquilidad en la vida cotidiana de las personas. Vemos cómo ha crecido la violencia, cómo el narcotráfico y la delincuencia organizada se han apoderado de regiones completas del país y es lo que estamos viendo a partir de la alternancia de manera cada vez más aguda.
-¿Qué haría falta para que la transición en México retome el rumbo?
-Primero voluntad política, cambiar los objetivos de las políticas públicas.
-¿Ve voluntad en el partido en el poder, en Felipe Calderón?
-Yo no veo esta voluntad, desde 1982 a la fecha, en quienes han estado en los destinos del país.
-¿Cómo ve a Felipe Calderón en este proceso de transición?
-No te doy opinión porque luego ustedes amarran por ahí navajas que no me interesa que las amarren.
-Si desde 1982 se ha detenido la transición en el país, habida cuenta la imposición de este modelo político y económico, ¿cree que podemos salir de este estancamiento?
-Sin duda alguna, se puede salir. Hay propuestas de sectores progresistas y gente pensante que está planteando por dónde encaminar al país. Todo está a la vista no es descubrir cómo hacerlo, lo están haciendo en muchos países pero aquí se actúa en sentido contrario a lo que la lógica nos dice.
-¿Hacia dónde nos dirigimos? Del 82 para acá son muchos años, ¿hacia dónde se dirige el país sin profundizar la transición?
-A seguir privilegiando a unos cuantos y a correr el riesgo o los riesgos de que crecen las tensiones sociales.
-¿Cómo definiría en estos momentos nuestra transición?
-Una transición que está o avanzando muy lentamente o detenida o en retroceso, según como podamos medirla. En muchos aspectos vamos para atrás. En lo electoral hemos tenido mejorías, pero no son suficientes, sobre todo porque en materia social no hay avances sino retrocesos.
-Habla de lo electoral, pero en 2006 se vivió una situación por todos conocida y hoy escuchamos grabaciones de gobernadores del PRI de presuntos hechos ilícitos y desvío de recursos, lo cual muestra que vamos para atrás...
-Pero ahí están justamente las autoridades para poner orden e impulsar al país buscando en todo caso concurso de distintas fuerzas, acuerdo con otras fuerzas para reorientar el desarrollo en todo sentido (lo cual) no se ve…
-Hoy parece que el temor más grande parece ser la posibilidad de que el PRI regrese a la Presidencia…
-Si ese fuese el resultado de una elección, pues quiere decir que la mayoría de los electores votó en contra del proyecto del partido que actualmente está en el poder desde el punto de vista nacional o que no encontró otras alternativas políticas, simplemente.
-En este sentido, ¿cuál fue el papel del PRD en la transición?
-El PRD fue fundamental para los logros y avances que ha habido en la transición hacia un sistema más democrático. En este momento, el PRD está compartiendo con el partido del gobierno aparentemente un proyecto que a mi me resulta una condición totalmente contradictoria porque, al menos en los documentos, el PRD está en una posición totalmente contraria a lo que representa y a lo que plantea y postula el Partido Acción Nacional.
-¿Le da el beneficio de la duda al partido del sol azteca?
-Yo lo que digo que lo que está planteando en cuanto a las alianzas con el PAN (en las elecciones estatales de este año) es contradictorio y contrario a los intereses del PRD y del país.
-¿Esta política de alianzas contribuye poco a la transición?
-Si la transición debe reflejarse como mejores y mayores oportunidades para el conjunto de la gente, para que haya mejoría de carácter social y crecimiento económico, y se está apoyando en este caso a un partido que está practicando una política en sentido contrario a estos objetivos, bueno, se está contribuyendo a que el proyecto contrario al del PRD sea el que prevalezca.
-Usted lo vivió en 2000 cuando Vicente Fox planteó que declinara en su favor…
-Nunca me lo pidió directamente, quizá en alguna declaración pública, pero representábamos proyectos totalmente distintos y creo que los seguimos representando. El proyecto de las fuerzas progresistas es el que requiere el país y no el que han implementado fuerzas retrógradas que son las que se reúnen en el PAN.
-Aunque no me gusta la idea de personalizar en individuos como la salvación del país, ¿qué personajes ve en la vida pública que podrían contribuir a reencauzar la transición?
-Veo a 105 millones de mexicanos…
-Son muchos, pero alguien no les hace caso, porque no se ven…
-Yo diría, que si todos tomáramos conciencia y empujáramos en el sentido de aquello que creemos le hace falta al país, creo que las cosas irían mejor; no creo que haya individuos que simplemente con su presencia tenga la capacidad para convertirse en los conductores. Esto tiene que ser un movimiento colectivo y mientras más amplio, mejor.
-¿Qué tanto influyen los llamados poderes fácticos, religiosos o económicos?
-Ahí sí tienes que ponerles nombre y apellido, yo creo que sí unos y otros no. Pero en abstracto no puedo decir ni que son buenos ni que son malos.
-Hablemos de las televisoras, de Carlos Slim, de quienes tienen el poder económico, como el grupo Monterrey, ¿ellos han aportado?
-Pues hay quienes sí y quienes no. No te diría quiénes sí y quiénes no.
-¿Cuáles son los riesgos de que la clase política pierda las riendas de la transición en el país?
-Yo digo que si las condiciones de vida de la gente no mejoran simplemente se van a generar más tensiones de carácter social y político.
-¿Qué aportó Ernesto Zedillo a la transición, al ser el último presidente de la era del PRI?
-Por las presiones sociales y políticas que se generaron a partir de la crisis del llamado error de diciembre tuvo que abrir ciertas válvulas de escape y una de ellas fue liberalizar y democratizar el sistema electoral. Esto lo vimos desde 1997 y, en ese sentido, no diría que fue una contribución de Ernesto Zedillo sino una contribución de las fuerzas democráticas del país que obligaron a que se diera este cambio…
-Zedillo pudo haber dicho “no”…
-Quién sabe. No sé si haya podido decir sí o no. Lo cierto es que en ese gobierno se dio ese cambio y se da también el paso a la alternancia, que quiero imaginarme también fue una condición impuesta al gobierno de Zedillo por factores externos, por organismos financieros internacionales que consideraron en aquel momento, y hay documentos públicos, que si México iba a la alternancia México sería un país del primer mundo y eso lo creyó Ernesto Zedillo, jugó a que México fuera efectivamente un país del primer mundo aunque estamos muy distantes de serlo, más allá de que haya mejorado el sistema electoral…
-Una decisión más pragmática que de un demócrata…
-Lo que vemos es que el señor Zedillo es un empleado de muchas transnacionales que incluso hicieron negocio con el gobierno cuando estuvo él al frente del Poder Ejecutivo.
-¿La transición pasa por esta guerra contra el narcotráfico emprendida por Felipe Calderón?
-Es un hecho que no puede desestimarse, no puede simplemente ignorarse. Me parece que lo obvio es que la forma como se está enfrentando (al crimen organizado) no es eficaz.
-¿Qué futuro ve?
Soy optimista, espero que pueda darse un cambio [en México] a partir de una movilización popular, social, que efectivamente ponga las cosas donde deben estar y que oriente el desarrollo del país de acuerdo con los intereses mayoritarios.

Jueces, libertad de expresión

Cuando los jueces se expresan/ Marc Carrillo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Pompeu Fabra
Publicado en EL PAÍS, 26/06/10):
En los últimos meses, este diario ha publicado artículos de miembros del poder judicial opinando acerca del procesamiento por delito de prevaricación contra el hasta hace poco magistrado instructor del Juzgado número 5 de la Audiencia Nacional. En uno de ellos una magistrada sostenía que su voto particular oponiéndose a la posición mayoritaria de la Sala de negar la competencia del juez instructor para investigar los delitos de lesa humanidad del franquismo no era prevaricar, sino simplemente discrepar. En otro, cinco magistrados se pronunciaban sobre el significado del procedimiento en democracia, en el que decían defender la independencia judicial frente a críticas externas dirigidas a algunos miembros del Tribunal Supremo favorables al procesamiento. Es evidente que en ambos casos estaban ejerciendo su derecho a la libertad de expresión. Ahora bien, de ningún modo quedan protegidas por la libertad de expresión aquellas resoluciones judiciales que deslizan expresiones injuriosas o reflexiones políticas o morales sobre el contenido de la ley que aplican, como ha sido el caso del pintoresco juez Calamita y sus consideraciones sobre la homosexualidad.
La cuestión más relevante que plantea el ejercicio de la libre expresión es su alcance y límites. Porque no es lo mismo que el juez emita opinión en el ejercicio de la función jurisdiccional que fuera de ella. Y de cómo se ejerza este derecho depende la garantía de la responsabilidad judicial, que es una consecuencia del principio constitucional de la independencia judicial, que ha de asegurar la libertad del juez, en ausencia de presiones externas e internas, para interpretar el Derecho conforme a la Constitución y la ley. Se trata de un presupuesto previo para el ejercicio responsable de sus derechos y deberes. Y es por ello que los jueces han de ser responsables precisamente porque son independientes, razón por la cual su libertad de expresión ha de quedar modulada cuando no impedida en tanto que miembros que son de un poder del Estado. Porque los jueces son servidores públicos sometidos a un estatus especial que les exige responsabilidad jurídica -que no política- por sus actos. El control disciplinario de éstos no les sustrae independencia sino todo lo contrario, la refuerza.
En el ejercicio de la función jurisdiccional, la independencia y la responsabilidad del juez se manifiestan en las resoluciones que adopta. Así, todo lo que de su contenido no permita o no coadyuve a una fundamentación de su decisión acorde con las reglas de la interpretación jurídica, resulta accesorio. Los juicios de valor o la emisión de opiniones sobre la ley aplicada pueden ser merecedores de censura jurídica y, en su caso, de responsabilidad disciplinaria o incluso más grave. Ha de ser así, porque en el ámbito jurisdiccional el juez representa al Estado, y éste solo espera del mismo la exteriorización de los argumentos en los que se apoya su resolución de acuerdo con las reglas de la razón jurídica.
Es por ello que en ejercicio estricto de la potestad jurisdiccional a través de sus decisiones, el juez carece de libertad de expresión; lo que el juez ejerce es la garantía de la tutela judicial que el ciudadano demanda del Estado de acuerdo con la libertad intelectual de la que ha de disponer para interpretar las normas aplicables al caso concreto. Una libertad que es la base de su independencia, un principio constitucional tributario de la suma que aportan su cultura jurídica, formación personal y vinculación a los valores de una sociedad democrática, como sujeto social que es. Porque el juez es un actor social con ideología. La función que ejerce en nombre del Estado le exige permeabilidad al contexto social en el que actúa; el poder que ejerce sobre la libertad y el patrimonio de sus conciudadanos no es un sacerdocio. Pero sus legítimas convicciones, sus filias y fobias, nunca deberán alterar la lógica de sus razonamientos.
Ya al margen de la función jurisdiccional, el juez recupera el ejercicio de su libertad de expresión en su condición de ciudadano activo. Pero la ha de ejercer acorde con los límites que le afectan como servidor público sujeto a un régimen jurídico especial. Ello le exige un deber de lealtad institucional, alejamiento de la controversia política del momento (por ejemplo, no participar en tertulias) y deferencia hacia la ley que es expresión del principio democrático. Sentado este requisito, el juez puede desarrollar a plenitud, y es deseable que lo haga, su actividad científica como profesional del Derecho, a extramuros de la potestad jurisdiccional y emitir opiniones con la debida autocontención, siempre que no lo haga prevaliéndose de su cargo. El juez no puede ignorar que su condición trasciende a la función que ejerce y ha de ser consciente que con sus actuaciones externas no puede quebrantar la confianza que, como recuerda el Tribunal Supremo (sentencia 14/7/1999), la sociedad le reclama como representante del Estado.