17 mar. 2009

Salvador Beltrán

Salvador Beltrán del Río es designado nuevo Subsecretario para América Latina y el Caribe
Martes, 17 de Marzo de 2009 Comunicado
058 SRE
La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informa que el Presidente de la República Felipe Calderón ha designado al licenciado Salvador Beltrán del Río Madrid, como nuevo Subsecretario para América Latina y el Caribe, en sustitución del licenciado Gerónimo Gutiérrez Fernández, recientemente designado Subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación.
El nombramiento se dio con fundamento en las atribuciones que le confiere al Presidente de la República el artículo 89 fracción II de la Constitución política mexicana.
Salvador Beltrán del Río fungía como Director General de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación, desde marzo de 2007.
El nuevo Subsecretario es Licenciado en Derecho por la Universidad de Monterrey (1984). Tiene una Maestría en Derecho por la Universidad de Harvard (1989), en donde desarrolló un estudio sobre "Los Derechos Políticos en América Latina desde la perspectiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA". Asimismo, cursó una Maestría en Estudios Latinoamericanos, en la Universidad de Nuevo México (1986).
En la Administración Pública Federal ha ocupado diversos cargos: se desempeñó como Director General de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Energía, de octubre de 2003 a marzo de 2007 y como Director Jurídico del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), entre abril y octubre de 2003.
En el Servicio Exterior Mexicano fungió como Cónsul General de México en Nueva York de enero de 2001 a marzo de 2003.
Entre 1997 y el 2000, fungió como Director de la Fundación Miguel Estrada Iturbide, A.C.; fue Secretario de Estudios y Secretario de Relaciones del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional.
El licenciado Beltrán del Río fue Diputado Federal a la LVI Legislatura del Congreso de la Unión (1994-1997), e integrante de las Comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Vigilancia de la Contaduría Mayor de Hacienda.
Es originario de la ciudad de Chihuahua donde nació en julio de 1959.

Toma de protesta de MUCD




El Presidente Calderón estuvo en el Alcázar del Castillo de Chapultepec para la Toma de Protesta del Consejo Directivo 2009-2012, México Unido Contra la Delincuencia, A.C. (MUCD).
La ceremonia contó con la presencia del Secretario de Seguridad Publica, Genaro García Luna; el Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora; de los procuradores del Estado de México y del Distrito Federal, además de Maria Elena Morera de Galindo, en su calidad de presidenta saliente y de la Señora Josefina Ricaño de Nava, presidenta Honoraria y Fundadora de la Asociación.
Durante la ceremonia de toma de protesta del nuevo Consejo Directivo, la presidenta saliente, María Elena Morera - quien presidiera la Asociación desde el 16 de febrero de 2003, hasta el 25 de febrero de 2007- y la nueva responsable, Ana Franco, afirmaron que ven diluirse los compromisos que se acordaron.
Franco, quien presidirá la organización hasta 2012, aseguró que México Unido permanecerá vigilante para que las distintas autoridades cumplan con las acciones que se comprometieron llevar a cabo. "Estaremos atentos a las fechas de publicación y contenidos para aplicar la reforma al sistema de justicia penal aprobada en junio del año pasado; a la armonización normativa en los estados."
Durante la ceremonia de toma de protesta participó una estudiante que fue secuestrada durante casi siete meses y fue liberada luego que su familia pagara el rescate. La víctima sde nombre Gaby Ulloa se dijo decepcionada por la maldad de la gente y de la falta de solidaridad de algunas personas que sólo buscan beneficios económicos. "Soy una de las tantas víctimas de la delincuencia y la crueldad que hoy se vive en México. El pasado 22 de mayo fui secuestrada, estaba llena de miedo, desesperada, enojada, triste, decepcionada de la maldad humana de este País y de que existan personas que dañen a otros de la manera en que me dañaron a mí", expresó al leer su testimonio en el presidium.
***
Martes, 17 de Marzo de 2009 Discurso del Presidente Calderón
Muy buenos días a todas y a todos ustedes.
Maestra Ana Franco de Wattnem, Presidenta Entrante de México Unido Contra la Delincuencia.
Doctora María Elena Morera de Galindo, ex Presidenta de México Unido Contra la Delincuencia.
Distinguidos integrantes del presídium.
Licenciado Alberto Bazbaz, Procurador del Estado de México.
Señor licenciado Miguel Mancera, Procurador del Distrito Federal.
Señor Armando Paredes, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial.
Distinguidos representantes de la sociedad civil.
Señoras y señores legisladores, senadores, diputados.
Señoras y señores:
Para construir un México seguro, libre de impunidad y de violencia se requiere de Gobiernos responsables y honestos, firmes en su determinación; pero también es indispensable contar con ciudadanas y ciudadanos, organizaciones civiles que sean responsables y activas.
Por eso me da mucho gusto estar hoy con todos ustedes en esta Toma de Protesta del Nuevo Consejo Directivo de México Unido Contra la Delincuencia. Saludo con aprecio, con respeto y con admiración a los directivos e integrantes de esta Asociación.
Expreso mi mayor reconocimiento a María Elena Morera por su encomiable labor a lo largo de estos años. Con valentía, con integridad, la señora Morera supo convertir la tragedia personal y colectiva en fuerza para ayudar a construir un México de libertades y de paz.
También felicito a Ana Franco de Wattnem, nueva Presidenta de México Unido Contra la Delincuencia. Sé que usted habrá de dar continuidad a la misión, a la que usted refería, de esta agrupación.
Le deseo el mayor de los éxitos y le reitero la plena disposición y apoyo del Gobierno Federal para las tareas de México Unido Contra la Delincuencia.
La participación ciudadana es crucial para triunfar en esta lucha contra los delincuentes. En especial, es indispensable para exigirnos a las autoridades de todo el país, acciones concretas para combatir la inseguridad.
Por eso es muy positivo que México Unido, junto con prestigiadas instituciones académicas y sociales, esté dando seguimiento puntual al cumplimiento de los compromisos establecidos en el marco del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.
En lo que corresponde al Poder Ejecutivo Federal, estamos trabajando para cumplir con los compromisos asumidos en este Acuerdo.
Quiero compartir con ustedes algunos ejemplos:
En primer lugar. Estamos combatiendo frontalmente al secuestro, que es uno de los delitos que más agravian y preocupan a la sociedad.
He escuchado nuevamente y con emoción el testimonio de Gaby Ulloa, víctima de este deleznable secuestro. Y recuerdo aquellos días, las semanas, los meses aciagos en los que Gaby estuvo secuestrada.
Habían ocurrido en el país secuestros, igualmente agraviantes, pero que habían terminado para tristeza de todos, con el fallecimiento de las víctimas. Y Gaby estaba pendiente.
En aquellos días, la vida de Gaby representaba precisamente la esperanza de muchas cosas. Cuando finalmente fue devuelta a sus padres y, tal como ella lo relata, además con una gran fortaleza de espíritu, recordé aquel verso que decía, me imagino que fue el caso de sus padres, de su familia, de su hermana: Recuperé en ese abrazo todos los soles que me habían robado.
Hoy quiero decirle a Gaby que estamos trabajando para romper, de una vez por todas, el círculo vicioso de impunidad, de miedo y de crimen que, a su vez, propicia a través de su acción corruptora mayor impunidad, mayor miedo, mayor criminalidad.
Como Gaby, ha habido cientos de personas secuestradas en México; muchas de ellas no han podido ver la libertad nuevamente. Otras, como ella, tenemos el privilegio de tenerlas entre nosotros.
En lo que va de esta Administración, por ejemplo, en el ámbito Federal, se ha logrado la liberación de 438 víctimas, como Gabriela; se han detenido a 522 secuestradores y se han desmantelado 69 bandas dedicadas a este infame delito.
En estos dos últimos meses, es decir, en febrero y lo que va del mes de marzo, se ha detenido a 53 presuntos secuestradores, incluyendo líderes o integrantes de algunas bandas, como la de Los Nopaltecos, Los Cobradores, Los Chacales, Los Fuereños, Los Liborios.
Y gracias a la presión de la ciudadanía, en especial, la presión de México Unido Contra la Delincuencia,
a 200 días del Acuerdo, 24 de las 32 entidades federativas reportan que han comenzado a organizar unidades especializadas en el combate al secuestro.
Sé que no es suficiente, sé que el problema está ahí, agraviando a México y a los mexicanos.
Y que más allá de las cifras, está la tragedia que implica el secuestro para las familias que sufren la desoladora incertidumbre de no saber nada sobre el paradero de una hija, de un hijo, de un cónyuge, de un padre.
Ante ello, lo que puedo hacer es, desde luego, reiterar el compromiso de parte del Gobierno Federal de seguir combatiendo este alevoso crimen y, en general, el estado de inseguridad que existe en el país.
En segundo lugar. Estamos trabajando, y trabajando, fuertemente en materia de depuración de los cuerpos de seguridad y de procuración de justicia.
Estoy convencido, como decía José Ángel Conchello, En Paz Descanse, que para combatir la corrupción, no hay que olvidar que las escaleras deben barrerse de arriba para abajo. Por eso hemos trabajado, precisamente, en la Operación Limpieza y hemos puesto en la cárcel a altos funcionarios de la Administración Pública Federal, que estaban vinculados con la criminalidad. Hoy se está impulsando en las 32 entidades federativas, y gracias al Acuerdo, el fortalecimiento o la creación en la mayoría de los casos de los Centros de Control de Confianza, porque necesitamos mecanismos de evaluación de acuerdo con los requerimientos de la ciudadanía.
Es cierto que la policía debe vigilar a los ciudadanos, pero hoy, ante el problema que México ha sufrido, merced al constante y prolongado deterioro de la vida institucional del país, es fundamental que los ciudadanos también vigilemos a los policías.
Es fundamental que avance el Modelo Nacional de Evaluación y Control de Confianza, y que por los mecanismos mejor conocidos, por supuesto, no perfectos ni infalibles, pero los que mejor provea la ciencia y la tecnología existentes, sepamos que contamos en las instituciones policiacas, ministeriales y judiciales, con gente en la cual se puede confiar y creer.
Por lo que hace al Gobierno Federal, que es lo que nos corresponde, a la fecha se han evaluado a más del 40 por ciento del personal de las áreas más sensibles; es decir, más de
ocho mil elementos que trabajan en las distintas dependencias de seguridad pública en el Gobierno Federal, porque estamos convencidos que sólo con servidores públicos de probada honestidad podremos combatir efectivamente a la delincuencia.
Este proceso tomará, por supuesto, un largo tiempo, pero es fundamental recorrer ese mecanismo, no sólo en el ámbito Federal, sino lo deseable es que se recorra en los ámbitos locales también; porque sólo cuando tengamos policías confiables, estaremos verdaderamente más tranquilos y más seguros.
En tercer lugar.
Se ha logrado la aprobación de importantes iniciativas que fortalecen la capacidad del Estado para combatir a la delincuencia.
Destaca, desde luego, la reforma constitucional que ya ha sido aludida aquí, así como la nueva Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública, una ley que nos va a permitir una mejor coordinación entre las autoridades de los tres órdenes de Gobierno, a fin de combatir con mayor eficacia a la criminalidad, y también, aunque incipiente, un modelo de seguimiento y exigencia de rendición de cuentas para todos los ámbitos de la Federación competentes para conocer de la actividad delictiva en el país.
La división de competencias ya no debe ser utilizada por la delincuencia como un resquicio para la impunidad. Desde este foro hago un muy respetuoso llamado a las señoras y a los señores legisladores de todos los partidos, para que en el marco de sus atribuciones discutan, enriquezcan y aprueben finalmente las iniciativas que el Ejecutivo ha enviado al Congreso.
Es muy importante que podamos disponer, cuanto antes, de los bienes que hemos incautado a la criminalidad, para seguir rompiendo su estructura financiera e incluso para combatir a la propia criminalidad y proteger a la ciudadanía, y por ello debe aprobarse la Ley de Extinción de Dominio.
Y de la misma forma, necesitamos actuar de manera coordinada para combatir el flagelo del narcomenudeo. De ahí la importancia de que se apruebe la Iniciativa, que también presenté al Poder Legislativo.
También exhorto de manera respetuosa a que se aprueben las leyes que reorganizan, tanto a la Procuraduría General de la República, como a la Policía Federal. Y lo mismo señalo respecto de la Iniciativa referente a tratar con un adecuado marco penal a quienes secuestran y mutilan, o asesinan a sus víctimas, que requieren una pena mucho más enfática y un proceso judicial mucho más exento a los riegos de la impunidad.
Por esa razón, porque México no tiene tiempo que perder, es importante que los Poderes de la Unión: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sigamos trabajando juntos y al mismo ritmo para abordar, cada quien en el ámbito de su competencia, lo que se tiene que hacer en materia de seguridad.
En cuarto lugar. Hemos cumplido con el compromiso de incrementar los recursos presupuestales dirigidos a la seguridad en todo el país.
En los dos años tres meses de Gobierno de esta Administración, los recursos destinados al orden, la seguridad y la justicia se han más que duplicado, impactando de manera determinante el Gasto Público Federal. Hoy, a nivel Federal, destinamos más del uno por ciento del Producto Interno Bruto al gasto en materia de seguridad, de orden y de justicia.
También consideramos que estos incrementos, estas modificaciones en los criterios presupuestales, esta reasignación a gastos de seguridad, como una verdadera prioridad nacional, debe ser reflejada también en los presupuestos de los estados y de los municipios del país.
A este respecto, también hago un respetuoso llamado a los gobiernos locales para que redoblemos esfuerzos en luchar por hacer un país más seguro.
Los resultados de la auditoría de la Cuenta Pública Federal 2007, dados a conocer por el Auditor Superior de la Federación en días pasados, nos hacen ver la necesidad de hacer un uso más eficaz y más oportuno de los recursos que ya existen y están disponibles por los órdenes locales, a fin de que los mexicanos puedan contar con la protección adecuada de la justicia y de la seguridad pública contra la delincuencia.
Reitero lo que siempre he afirmado y respaldado con hechos. Los gobiernos locales cuentan con todo el apoyo del Gobierno Federal para combatir la delincuencia, pues sólo sumando esfuerzos y actuando de manera corresponsable, podremos proteger a la sociedad de quienes pretenden dañarla.
El Gobierno Federal está bien consciente de su responsabilidad en materia de lucha contra la criminalidad. Es cierto que más del 90 por ciento de los delitos, del millón que se cometen anualmente, como se mencionó aquí, son aquellos que más agravian al ciudadano; como el robo, que constituye más del 80 por ciento o la extorsión, el secuestro o el homicidio, todos ellos del orden local.
Pero sabemos perfectamente que cada día es mucho más común la interacción, la interrelación entre esos delitos con los delitos del orden federal, que además se presentan con mayor virulencia, como es el caso del crimen organizado.
Por eso es importante actuar juntos, actuar en conjunto con las autoridades locales.
Se trata de una tarea enorme, colosal. No en vano se ha señalado con razón que éste es el mayor desafío del país. Independientemente de que el esfuerzo que estamos realizando, el compromiso por la seguridad, la justicia y la legalidad, tiene que ver con procesos, como bien se señaló en la última sesión de Consejo, de manera mucho más enfática, que con resultados, porque sólo estableciendo los procesos adecuados se podrán alcanzar en el mediano y largo plazo los resultados deseados.
Nuestra estrategia también abarca acciones en el corto, en el mediano y en el largo plazo.
En el corto plazo, por ejemplo, están los operativos conjuntos, con los que apoyamos a las autoridades locales de aquellas zonas más afectadas por la delincuencia, con la participación de las Fuerzas Armadas y la Policía Federal.
Es el caso de acciones que han permitido, en algunos casos, en otros no, pero en muchos de ellos, ver una reducción efectiva en los índices de criminalidad en los lugares donde se opere, incluso, en zonas de mayor sensibilidad a nivel nacional o internacional como es el caso de Ciudad Juárez, ahora, donde hay un operativo sin precedentes de presencia federal; o en el muy modesto Ayuntamiento de Cuencamé, en zonas donde la prensa había descrito como con actos de impunidad, hoy ahí está la presencia federal y en particular del Ejército Mexicano y de la Policía Federal.
Las fuerzas federales también brindan ayuda a las víctimas de delitos que así lo requieran, como en el caso del secuestro o la extorsión, independientemente de que se traten o no de delitos del orden común.
Nuestra estrategia también tiene acciones que miran al mediano plazo, y en ellas está fundamentalmente la depuración y el fortalecimiento de las instituciones militares, ministeriales y policiales, así como el escalamiento de su capacidad tecnológica para hacer frente a la criminalidad.
Porque, como bien ha dicho Gabriela aquí, es fundamental que cuenten con los instrumentos tecnológicos para poder desarrollar información, inteligencia y, en consecuencia, escalar la eficacia de las acciones policiacas en el país.
Y en el largo plazo, estamos trabajando en el rediseño institucional de nuestro sistema de seguridad y de justicia; estamos formando a nuevas generaciones de policías profesionales, de Ministerios Públicos confiables, de gente que sea no sólo honesta, sino que esté bien entrenada y la clave es poder entregarle al país en esta Administración una Policía Federal confiable y eficiente.
Pero aún así, se requerirá, fundamentalmente, que en cada nivel de Gobierno, en cada estado de la República y en cada municipio del país, me atrevo a decir, también nos propongamos entregarle a la ciudadanía una policía estatal honesta, confiable y eficiente, y una policía municipal también honesta, confiable y eficiente.
Sé que no es mucho pedir; al contrario: es lo mínimo que se le debe a la ciudadanía en materia de seguridad.
Además, con la aprobación de la Reforma Constitucional al Sistema de Justicia Penal, nuestro país adoptará juicios orales, procesos simplificados y un régimen de protección de los derechos de las víctimas, que hasta ahora, precisamente, son quienes más sufren, no sólo el delito, sino las insuficiencias y deficiencias del sistema de justicia mexicano.
Además, estamos redoblando esfuerzos de entrenamiento de las autoridades judiciales para trabajar en este nuevo sistema, que marcará un antes y un después en la impartición de justicia.
Es importante señalar que se requiere la acción corresponsable de todos. Los operativos, por ejemplo, en el corto plazo, van enfocados a fortalecer la autoridad de las instancias locales, que se ha visto debilitada por la acción de la criminalidad.
Pero es indispensable que en las propias autoridades locales se trabaje y se trabaje rápido para, precisamente, volver al fortalecimiento y a la normalidad institucional, porque debemos entender la presencia de estos operativos, por su propia naturaleza, como de carácter temporal.
Sin embargo, más allá de estas acciones encaminadas en el corto y mediano plazo al fortalecimiento de la vida institucional del país, también sabemos que la solución de fondo al problema de la seguridad no se dará si no logramos establecer una cultura diferente en materia de legalidad, en materia de delito y en materia de prevención; una auténtica cultura de legalidad que haga, precisamente, que este deterioro de la vida social a la que ya aludía aquí la Presidenta de México Unido Contra la Delincuencia sea, precisamente detenido.
Una cultura distinta, que nos permita inculcar entre los mexicanos, en especial entre los niños y jóvenes, valores de respeto a la ley, formarlos como ciudadanas y ciudadanos capaces de transformar una realidad de ilegalidad, corrupción e impunidad.
Nuestra estrategia debe tener también un sólido componente preventivo. Por eso estamos trabajando en el fortalecimiento de la confianza ciudadana y en la recuperación de los espacios que habían sido tomados por la delincuencia.
Ofrezco, nuevamente, el respaldo del Gobierno Federal para poder seguir avanzando en el Programa de Rescate de Espacios Públicos. Hasta la fecha, han sido más de dos mil puntos en el país que han sido rescatados, rehabilitados como espacios deportivos o culturales y entregados a los ciudadanos. Es fundamental avanzar muchísimo más rápido.
El Programa Escuela Segura, por su parte, ya cuenta con más de 12 mil escuelas en todo el país, de educación básica, donde padres de familia, maestros y aún los propios estudiantes, están trabajando para transformar, primero, su escuela en un entorno seguro, libre de violencia, pandillas, armas y drogas, pero también su comunidad en una comunidad segura.
Y, finalmente, los Centros Nueva Vida, de los cuales se han establecido más de 300 en el país, están iniciando una nueva política pública de prevención y tratamiento de adicciones, pero tenemos que ir mucho más aprisa y mucho más rápido; porque sumada la acción del Gobierno Federal, con la de los gobiernos estatales y municipales, incluso la acción de la sociedad civil, no es suficiente para alcanzar el rápido crecimiento en la tasa de adicciones entre los adolescentes e incluso entre los niños en el país.
Estoy convencido, amigas y amigos, que sólo con una sociedad fuerte, sólo con una ciudadanía fuerte, que ayude a prevenir, a denunciar, a exigir a las autoridades que rechace la ilegalidad, podremos, verdaderamente, construir el México seguro al que todos aspiramos.
Señoras y señores, amigas y amigos:
México vive un momento clave en la lucha por su seguridad. Debemos ser capaces de superar inercias, obstáculos y adversidades. Y haciendo uso de todas nuestras fuerzas, lograr los avances que queremos, transformar los procesos e instituciones que nos sean verdaderamente útiles para el propósito que buscamos.
México está viviendo algunas de las consecuencias de haber permitido una penetración amplia, generalizada de la corrupción, la impunidad y, a final de cuentas, la criminalidad en nuestra sociedad.
Pero, por otra parte, día con día somos testigos de actos de violencia que generan confusión y temor entre la sociedad, y que están muchos de ellos dirigidos, precisamente, a crear dudas, infundir desesperanza y hacer desistir a las autoridades del combate a la delincuencia.
Por eso, hoy les digo a los mexicanos que no debemos perder de vista nuestro objetivo en esta lucha: construir un México de orden y de leyes, que requiere no sólo voluntad, sino perseverancia, firmeza y determinación en la acción.
Un país como el que queremos, un país donde quien cometa un crimen sin importar su origen, posición económica o social, pague por sus actos, requiere el compromiso de todos y, en primer lugar, de quienes estamos al frente de las responsabilidades públicas.
Nuestro objetivo es convertir a México en un país donde se proteja al inocente, donde las víctimas de la delincuencia sean lo más importante en cualquier proceso judicial, donde las autoridades estén verdaderamente comprometidas, con actos, con la legalidad y el combate a la impunidad.
Un país, como dijo Gaby hace un momento, donde no haya miedo, donde las familias puedan caminar tranquilas por las calles, sin miedo al robo o al secuestro, sin vivir el dolor de un ser querido privado de su libertad impunemente y sin saber cuándo terminará su sufrimiento.
Costará trabajo, tomará tiempo, pero sé, amigas y amigos, que lo vamos a lograr. Ese es nuestro objetivo y no daremos un paso atrás hasta conseguirlo, porque tenemos un Estado fuerte, capaz de afrontar en toda su magnitud el reto de la inseguridad.
Porque somos millones y millones de mexicanos, la inmensa mayoría de la sociedad, que no está dispuesta a vivir ni a resignarse frente a la incertidumbre y al miedo.
Porque no vamos a condenar a nuestros hijos a un futuro de violencia. Porque el miedo no pasará a transformarse en parálisis, en lo que toca a las instituciones públicas.
Porque sólo habrá progreso para México si logramos brindar seguridad y justicia para todos.
Esa es nuestra finalidad, y para alcanzarla, habremos de impulsar nuestra estrategia con convicción, pero también tenemos que ser capaces de evaluarla y revisarla cuantas veces sea necesario, para hacerla más eficaz y contundente.
Y por eso manifiesto a México Unido Contra la Delincuencia y a su nueva directiva, la voluntad del Gobierno Federal de revisar nuestras acciones, de replantear nuestras estrategias cuantas veces sea necesario para que éstas sean cada día más eficaces.
Tenemos con qué ganarle a la delincuencia y lo vamos a lograr. Yo invito a México Unido y a toda la sociedad a que no declinemos, a que sigamos sumando esfuerzos para construir un país de orden y libertades, a que dejemos atrás la sombra de la delincuencia y le devolvamos a nuestro México la esperanza de un futuro de seguridad y de paz, un futuro de justicia y de dignidad, un futuro donde todos podamos, verdaderamente, por vivir en un México libre, vivir, verdaderamente, mejor.
Enhorabuena, y muchísimo éxito en esta nueva etapa de México Unido Contra la Delincuencia.
Muchas gracias.
***
Algunas intervenciones en la Toma de Protesta del Consejo Directivo
-DRA. MARÍA ELENA MORERA MITRE: Hace casi 12 años México Unido Contra la Delincuencia surgió de la necesidad de estrechar la colaboración entre autoridades y ciudadanos en materia de seguridad pública.
Quiero hacer patente mi agradecimiento y mi reconocimiento a la señora Josefina Ricaño de Nava, Fundadora y Presidenta Honoraria de esta organización. Ella y un grupo de ciudadanos transformaron su dolor en un proyecto para exigir cuentas a las autoridades, dar apoyo a las víctimas, y es gracias a ellos que hoy podemos estar aquí recapitulando los logros y señalando los desafíos.
“Hoy le damos la bienvenida a Ana Franco de Wattnem como Presidenta de esta organización, con quien he tenido el gusto de trabajar durante varios años y llega a la Presidencia con gran energía y decisión. Su trayectoria y conocimientos de la organización garantizan el éxito en la continuidad de los programas existentes y el impulso de nuevos objetivos.”
“Quiero reconocer el apoyo que recibimos de parte del Poder Ejecutivo, del Legislativo y del Judicial, de todos los órdenes de Gobierno. Hago especial énfasis en la firme voluntad política del Presidente de la República, el licenciado Felipe Calderón Hinojosa, para enfrentar la lucha más importante que sostiene México: en contra de la delincuencia en todas sus manifestaciones.
Requerimos que los gobernadores sigan sumándose a este gran esfuerzo para atender las demandas más urgentes de la sociedad, y que ello trascienda sexenios y ciclos electorales.
Celebramos la Reforma Constitucional en Materia de Seguridad y Justicia Penal, la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ley de Comunicaciones y otras importantes leyes aprobadas por el Poder Legislativo.
Pero aún falta aterrizar todas estas reformas constitucionales para que se apliquen en leyes correctamente, lo que es fundamental para fortalecer y reconstruir nuestras instituciones de seguridad y de justicia en todo el país.
Reconocemos también al Poder Judicial, que ha permitido que hoy tenga un mayor escrutinio por parte de la sociedad civil en la impartición de justicia.
Aún reconociendo que muchas autoridades han puesto lo mejor de sí para consolidar políticas de seguridad pública a largo plazo, sabemos que todos, incluyendo a la propia sociedad, hemos sido incapaces de reconstruir el tejido social, que es la única política que puede detener, efectivamente, el delito; porque hablar de delincuencia no es hablar de policías y de ladrones.
Durante mi gestión, por los estudios a los que he tenido acceso y por las pláticas con cientos de actores en todo el país, puedo decir que a lo largo de muchos años hemos cometido un gran error. La ausencia de una política de Estado en materia de seguridad pública.
Requerimos una política que sea integral, que vincule a detalle las acciones de los tres órdenes de Gobierno y de los distintos poderes públicos con la sociedad, porque lo que necesitamos es recuperar nuestra tranquilidad.
Algunos de los que estamos el día de hoy aquí presentes, estuvimos hace 200 días en una reunión de emergencia, en la que se suscribió el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.
Quizá, quizá, ese ha sido el documento más completo de una política de Estado, pero sigue siendo un documento que muchos firmaron, pero pocos, pocos trabajan para fortalecerlo y desarrollarlo.
Nosotros como sociedad debemos vigilar que éste se fortalezca y exigir que se cumpla. Somos conscientes de la parte que nos toca como ciudadanos y lo hemos demostrado dentro de la organización.
Hoy México Unido Contra la Delincuencia se siente honrado de haber realizado varias evaluaciones a las autoridades, porque estamos para exigir, por supuesto, para evaluar y para sumar esfuerzos.
Y también construimos el Observatorio Ciudadano. Estoy segura que este es un instrumento estratégico en la cooperación entre sociedad y el Gobierno, en la consecución de objetivos comunes; sin embargo, falta mucho por hacer.
Después de cinco años tengo que reconocer, no sin frustración, que puedo repetir un párrafo del discurso de la toma de protesta del 2004, que decía: México atraviesa por un estado severo de deterioro social, económico y moral, resultado de muchos años de inercias, soluciones desatinadas y de crisis recurrentes que han lastimado el tejido social. Las familias se desintegran y los valores se relegan.
En esta cita puedo resumir lo que hemos vivido durante estos cinco años: una constante lucha por el cambio y un cambio que no termina de darse.
Necesitamos una sociedad más fuerte, mucho más solidaria y mucho más organizaciones civiles que impulsen los cambios que requerimos; y necesitamos hacerlos con exigencia y de la mano de quienes desde el Gobierno quieren apoyar a México, con quienes no luchan por el poder, sino por la justicia y la equidad, valores a los que deben servir siempre las instituciones públicas del país.
Me retiro de la Presidencia de México Unido Contra la Delincuencia, pero no retiro mi compromiso con la consolidación de un país democrático y de leyes que queremos para nuestra familia, y mantengo mi compromiso para trabajar por una política de prevención del delito, para trabajar también con cualquier persona que necesite una voz que se sume a la suya para denunciar la injusticia.
Agradezco profundamente el apoyo de todos los medios de comunicación, ellos son actores con una responsabilidad especial, y fueron aliados valiosísimos en esta lucha. A ustedes todo mi reconocimiento.
México Unido Contra la Delincuencia ha sido una de las mejores experiencias de mi vida, porque me permitió ayudar a los demás en una escala que nunca lo había soñado; sin embargo, no lo habría logrado de no ser por el apoyo y la comprensión de mi familia. Ellos me permitieron sacrificar su tiempo para luchar por un México más justo, por un México libre. A ellos, a ellos les agradezco en primer lugar.
Gabriela Ulloa Conde, representante de nuestra sociedad.
Soy Gaby y soy una de las tantas víctimas de la delincuencia y crueldad que hoy se vive en México. El pasado 22 de mayo fui secuestrada. Estaba llena de miedo, desesperada, enojada, triste, decepcionada de la crueldad humana de este país y de que existan personas que dañan a otras de la manera en que me dañaron a mí, y sólo por la ambición del dinero.
Hoy, después de esta terrible pesadilla, me encuentro aquí gracias a todo el amor y apoyo que me dieron mis seres queridos e, incluso, gente que aún sin conocerme ayudó a mi familia a seguir en pie para sobrevivir durante tantos meses, ya que lamentablemente un secuestro no sólo afecta al secuestrado, sino a todo su entorno social: familia, amigos, escuela, vecinos, etcétera.
Y tal vez parezca que eso de los secuestros está muy lejos de nosotros y que jamás nos va a pasar. Yo jamás lo vi venir, pensando que esto estaba muy lejos de mí. Sin embargo, pasó.
Es tiempo de que nos demos cuenta. No, más bien que queramos abrir nuestros ojos ante esta realidad para poder enfrentarla y dejar a un lado la indiferencia.
Las personas que vivimos en este país queremos la libertad y la seguridad de poder salir a la calle sin miedo, y dejar de tener que apagar las noticias porque lo único que pasan es más violencia y la delincuencia que se vive en este momento en nuestro país.
Así que todos nosotros tenemos que unirnos para actuar en contra de esto y exigir que pare, que los policías y funcionarios corruptos sean destituidos inmediatamente de sus cargos y que reciban un castigo ejemplar. Que se tenga el equipo necesario y la voluntad para que el Departamento de Inteligencia pueda hacer su trabajo y tengan la capacitación suficiente para resolver los casos.
No podemos ni debemos olvidar a las víctimas, porque el olvido nos lleva a cometer los mismos errores.
Tenemos que exigir que cada día existan menos víctimas, hasta que logremos un México sin delincuencia. Hay que empezar nosotros, respetando y promoviendo los valores y principios para que esto jamás se repita.
Queremos un México libre, pero sobre todo, sin miedo. Yo soy una sobreviviente, pero hay muchas víctimas que lamentablemente no sobreviven y sus familiares y amigos quedamos con una herida inmensa en el alma.
Agradezco de todo corazón a toda la gente que me ayudó. Y hoy en día, a pesar de todo, soy una buena persona, ya que lo que no te mata te hace más fuerte.
***
Ana Franco de Wattnem, Presidenta de México Unido Contra la Delincuencia, Asociación Civil.
Este es un momento muy emotivo para todos nosotros, para nuestro Consejo. Gracias a todos los presentes.
Señor Presidente de la República, licenciado Calderón Hinojosa; señor Procurador General de la República, licenciado Eduardo Medina Mora; señor Secretario de Seguridad Pública, ingeniero Genaro García Luna; amigos, amigas, representantes de la sociedad civil, compañeras y compañeros de todos los medios de comunicación, gracias por encontrarse esta mañana aquí; miembros del Consejo Directivo de México Unido Contra la Delincuencia. Gracias.
Por supuesto, a José, María Elena y la consentida de la mañana, Gaby Ulloa, buenos días. Gracias por estar aquí.
Quiero agradecer a todos y cada uno de ustedes, y a aquellos que por alguna razón no están esta mañana con nosotros. Agradezco a todos cada una de sus palabras, gracias por sus expresiones de apoyo, gracias por su sugerencias y consejos, pero sobre todo gracias por su confianza.
México Unido Contra la Delincuencia surge del profundo dolor de una mujer con un corazón muy fuerte. Gracias a su perseverancia, el amor de su familia y la solidaridad de sus amigos fue posible la conformación de México Unido en 1997, me refiero, por supuesto, a la señora Josefina Ricaño de Nava, Presidenta Honoraria y Fundadora de esta organización.
En el 2004 toma la Presidencia otra mujer, María Elena Morera de Galindo, una mujer, una líder nata, una mujer valiente que no dudó ni por un momento en levantar la voz y cuestionar el desempeño de nuestras autoridades en materia de prevención de delito, de reinserción social y, sobre todo, de procuración y administración de justicia.
Tampoco dudó en presentar sus propuestas y crear los programas que hoy conforman la estructura de esta organización.
Gracias a ambas y a todos sus consejeros, asesores y voluntarias, México Unido Contra la Delincuencia es hoy un referente de exigencia ciudadana responsable.
Gracias y mi reconocimiento a todos ellos.
Hoy se me distingue con el honor de ser Presidente de esta Asociación. Asumo la responsabilidad junto a mi Consejo Directivo, con el respaldo de mis asesores, con el trabajo de mis compañeros, con la compresión de mis amigos y, por supuesto, con el amor de mi familia.
Mi compromiso es trabajar para alcanzar los objetivos de la organización y de cada uno de los programas que ya la componen, e incidir en la mejor medida para generar un impacto positivo en la sociedad.
Prometo apegarme estrictamente a la misión, conducirme con los lineamientos y valores que caracterizan esta Asociación, representando con dignidad los derechos de los ciudadanos y los derechos de las víctimas.
Dirigiré proyectos y acciones que nos lleven a vivir en un México unido contra la delincuencia.
Esta misión que inicio hoy, lo primero que mis amigos y mis compañeros me preguntaron siempre, cuando acepté este cargo fue: oye, Ana, cuál es el peligro que tú percibes más grave en este país.
Y, sin dudar, les he contestado a todos que el mayor peligro que enfrenta México y todos nosotros, es permanecer inmóviles, es esperar que algo o alguien solucione nuestros problemas. Nosotros no lo haremos.
Nosotros no nos cansaremos y seguiremos trabajando, porque no estamos resignados.
El panorama no es alentador: más de un millón y medio de delitos se cometen anualmente en este país.
En un año se han iniciado más de 500 averiguaciones previas por el delito de secuestro. La cifra negra a nivel nacional es de 87 por ciento.
Cientos de ejecutados en el año presente y, por supuesto, tenemos unas cárceles sobrepobladas.
Esta realidad no nos gusta y no nos la merecemos. Por ello, necesitamos la voluntad de cada uno de ustedes, de cada uno de nosotros y no podemos permitir la apatía.
Nosotros no podemos seguir viviendo en un mundo y hablando de un mundo que no se apega a la realidad. Debemos regresar nuestras espaldas y hablar de frente.
Para ser un país legal sólo se necesita la voluntad de serlo. Como sociedad debemos estar conscientes que la valentía no es suficiente.
Para recuperar los años de abandono, de descuido, de corrupción e impunidad que caracterizaron el sistema de seguridad y justicia en nuestro país y que nosotros los ciudadanos lo toleramos e, inclusive, hemos sido cómplices.
Esta triste aceptación, es triste aceptar que los resultados que esperamos no se van a reflejar a corto plazo. Sin embargo, hoy es más temprano que mañana.
La exigencia social se asentará en cambios que trasciendan sexenios. Esta Presidencia estará abierta a la colaboración objetiva, imparcial y constructiva, pero también señalará los errores o intentos de ocultar información o solapar las ineficiencias.
En los últimos años hemos visto avances y reformas; pero también hemos visto que muchos otros persisten. La sociedad ya está cansada; la delincuencia sigue evolucionando hasta expresiones nunca antes vistas.
Ahora los delincuentes extorsionan y amenazan con mayor impunidad, pues han transitado de un esquema de operación individual al gremial, dado que sus fechorías se dirigen ahora a las organizaciones patronales y a las presidencias municipales, amenazando colectivamente.
Hasta dónde llegaremos, a los secuestros colectivos. Ya es momento de tomar medidas contundentes.
Y la sociedad, la sociedad qué juega, qué papel juega en esto.
Bueno, los ciudadanos debemos aprender a multiplicar el número de ojos y voluntades que exigen resultados, fortaleciendo las redes sociales y comunitarias, exigiendo mayor colaboración entre los órganos de Gobierno y los Poderes de la Unión, incrementando los espacios de denuncia, desarrollando instrumentos de monitoreo y cambiando la perspectiva punitiva para evitar caer en la tentación de sólo castigar con rigor y no construir y ofrecer alternativas sociales reales, para que los jóvenes que han encontrado en la delincuencia un espacio para sobrevivir se les presente otra alternativa.
Las acciones militares y policiales no deben ser la única arma para mejorar la seguridad, es urgente invertir en programas de prevención del delito. Será una de las mejores formas de equilibrar el problema de la inseguridad.
La seguridad de este país debe ser un compromiso común de los que no se distinguen por su color y por su ideología. Este tipo de compromisos contribuyen para transitar a una democracia sólida. Necesitamos acciones inmediatas, que la sociedad no se sienta ignorada, que la voluntad de nuestros gobernantes demuestren que enfrentan la problemática y se sensibilizan con la ciudadanía.
Nuestro reclamo es atacar directamente el problema de extorsión. Implementar acciones inmediatas que erradiquen la extorsión telefónica que lo hacen desde las prisiones.
No debería existir un teléfono celular en prisión. Debemos realizar operativos e inspecciones periódicas y someter mejores estrategias de control de confianza a los custodios.
Investigar, perseguir y encarcelar secuestradores es un avance que reconocemos; sin embargo, estos logros se ven empañados, por el cinismo del delincuente, corrupción de autoridades y nuevamente impunidad.
Es un hecho que este tipo de delito, en un gran porcentaje no llega a consumarse; sería un delito, por supuesto no consumado. Pero, sin embargo, no dejamos de resaltar que existe corrupción y que, por supuesto, aumenta la percepción de inseguridad en este país.
Por tanto, solicitamos a todas las autoridades encargadas en esta materia poner especial atención al delito de extorsión telefónica.
Estaremos atentos a las fechas de publicación y contenidos para aplicar la reforma al sistema de justicia penal, aprobado en junio del año pasado; a la ejecución de las reformas pertinentes y evitar el papeleo burocrático, en los que tome más tiempo la organización administrativa que el trabajo sustantivo que genera resultados.
Seguiremos al pendiente del cumplimiento de los objetivos del Acuerdo Nacional de Seguridad, la Justicia y la Legalidad, que parece haberse diluido. Exigiremos información sobre los resultados y enteraremos puntualmente a la ciudadanía.
He sentido, con cada víctima que conozco, que no puedo dedicarme a otra cosa; ellos son mi motivación, mi energía para realizar este trabajo. El dolor tiene rostro, el dolor tiene una mirada triste, el dolor interrumpe los sueños. La injusticia no se olvida jamás.
Debemos promover un cambio y trabajar juntos, autoridades y sociedad, por un México unido contra la delincuencia. Gracias.
***
El Consejo Directivo 2009-2012, quedó integrado de la siguiente forma:
Ana Franco de Wattnem, Presidenta
Juan Francisco Torres Landa Ruffo, Secretario
Armando Santacruz González, Tesorero
Vocales: Amanda J. Berenstein Lerikstein, Guillermo Alfredo Reyes Esparza, Jorge Richaud Martínez, Adriana Ferrer Bermúdez, Aliza Klip de Chelminsky, Fernando Ramos Casas, Giullinano Lopresti Goraieb, Nelia Tello Peón, Oscar Márquez Cristerna, José Pablo Girault Ruíz Rafael Nava Ricaño, Roy Campos Esquerra y Gustavo Alanis Ortega.

Baltasar Garzón cuestionado

Columna Arsenal/Francisco Garfias
Excélsior, 17 de marzo de 2009,
Un juez muy caro
Baltasar Garzón saltó a la fama hace una década por ser el primer juez en cuestionar la impunidad en la que entonces vivía el fallecido dictador chileno, Augusto Pinochet. Ahora está en el candelero por lo costoso de sus conferencias. El periódico español El Mundo publicó, el pasado domingo (realmente fue el viernes 13), que el famoso juez español cobró 25 mil euros —unos 375 mil pesos, al tipo de cambio de entonces— por una hora de charla que ofreció en el tamaulipeco Puerto de Tampico, en octubre de 2007.
La conferencia se tituló Seguridad y Administración de Justicia: Reflexiones Comparativas. El dinero recibido se repartió entre los 14 mil 37 euros que le pagaron a Garzón, y los 11 mil 400 de gastos. Entre éstos se incluye su estancia en un hotel de cinco estrellas, y los boletos de avión en primera clase, para él y su guardaespaldas.
Lo peor. Todos los gastos corrieron por cuenta del gobierno de Tamaulipas, que lo contrató como parte de los eventos de su Semana Estatal Emergencias 066. El programa sólo incluyó dos actos más: el Torneo Policial Deportivo Cosme Cruz y la Primera Carrera Estatal Emergencias 066, asegura El Mundo.
La nota, firmada por el periodista Joaquín Manso, dice que horas después de mandar a prisión a la cúpula de Batasuna, el juez socialista tomó a la 1:50 (hora española) un vuelo de Iberia que lo trajo al DF, adonde llegó a las 6:35 (hora mexicana). Luego, se trasladó a Tampico.
Esa noche, ofreció su charla en un abarrotado Teatro Metro, ante 350 personas, y asistió a una cena de gala en la que, según varios asistentes, el magistrado español sorprendió muy positivamente por su buen estilo para las rancheras.
Ayer apareció en el portal del mismo diario que Garzón ofreció recientemente otra conferencia en Monterrey, Nuevo León, bajo el título Libertad y Seguridad, los Retos para una Nueva Ciudadanía. La publicación no especifica ni el costo de la charla ni el contratante, pero afirma que por la misma conferencia cobró en España 12 mil euros (228 mil pesos, al cambio de ahora).
***
Garzón recibió otros 20.000 euros por entrevistar a Zapatero y otros líderes
El centro universitario admite que le pagó por los 'diálogos' de la Caixa
Carlos Segovia Madrid
El Mundo. Es viernes 13/03/2009
La Universidad de Nueva York ha comunicado al Tribunal Supremo que procedió a un tercer pago a Baltasar Garzón en el año 2007 de 20.000 euros por un ciclo de conferencias en forma de entrevista que el juez dirigió en Madrid. El grueso de los entrevistados fueron miembros del Gobierno encabezados por el presidente.
Se trata de los llamados Diálogos sobre Derechos Humanos y Seguridad Jurídica en Iberoamérica que organizaron la Caixa y la propia Universidad de Nueva York entre enero y mayo de 2007. Garzón ejerció como director -compatibilizando el trabajo con el de juez-, e inauguró el ciclo con José Luis Rodríguez Zapatero como primer entrevistado.
En su informe anual de Obra Social, la caja catalana evoca el programa de conferencias destacando que Garzón entrevistó también a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y al Nobel de Literatura, José Saramago. También fueron entrevistados el ex presidente del Gobierno, Felipe González y el ex ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, entre otros.
Según fuentes de la Universidad de Nueva York consultadas por EL MUNDO, el juez pidió ser remunerado por esta actividad y el Centro Rey Juan Carlos -dependiente de la institución neoyorquina- terminó aceptando pagar los citados 20.000 euros.
Esta cantidad no ha sido desvelada por el Supremo en su auto del pasado miércoles, porque no tiene relación con la polémica estancia del juez en Estados Unidos. Las conferencias de 2007 tuvieron lugar en Madrid y, para ellas, el juez no estaba obligado ni a solicitar permiso de compatibilidad al Consejo General del Poder Judicial ni a declarar sus ingresos ante este órgano. De hecho, las entrevistas tuvieran lugar por las tardes, fuera teóricamente, del horario del juez.
Este remuneración completa los realizados por la Universidad estadounidense entre marzo de 2005 y junio de 2006 en EEUU que son los puestos de relieve por el Supremo.
El más importante son los 160.333 dólares (125.000 euros) que le pagó "en concepto de sueldo" como profesor visitante. A esta actividad Garzón unió la de dirigir los llamados Diálogos Transatlánticos y de Seguridad Jurídica patrocinados por el Banco Santander y la propia Universidad. Las fuentes consultados señalaron que Garzón no podía cobrar dinero adicional, puesto que ya estaba en nómina. Así que la solución que se encontró -"ante el requerimiento del juez de recibir más dinero", según las fuentes consultadas- fue dos pagos que pueden ser considerados "en especie". Son los consistentes en gastos de viaje por 21.152 dólares y la escolarización de la hija de Garzón en la Escuela Internacional de Naciones Unidas por un importe de 21.650 dólares.
Las fuentes consultadas en la Universidad aseguran que la institución neoyorquina procedió a practicar las retenciones fiscales pertinentes, también en los pagos efectuados en Madrid. "La Universidad está absolutamente tranquila en este asunto, no hay ninguna irregularidad", aseguraron. Lo que está pendiente de dilucidar es si Garzón merece sanción por ocultar, según el Supremo, las remuneraciones recibidas en EEUU al Consejo General del Poder Judicial.
***
El mito de Garzón
PEDRO G. CUARTANGO, Subdirector de EL MUNDO
El Mundo 15 de marzo de 2009
Pilar Urbano describe en su libro a Garzón como "el hombre que veía amanecer", es decir, como alguien que se levanta de madrugada para protegernos a todos los ciudadanos de los males que nos acechan. Esa es la imagen que él ha cultivado: la de un juez independiente, justiciero y en una permanente lucha contra los malos.
Su trayectoria muestra justamente lo contrario: siempre se ha preocupado de estar a buenas con el poder para ascender en su carrera. La única vez que se atrevió a desafiar a un Gobierno fue en 1995, cuando empezó a investigar el caso GAL para vengarse de Felipe González.
Hay que recordar que González le incorporó a las listas del PSOE como su gran fichaje en las elecciones generales de 1993. Le utilizó durante la campaña para enviar un mensaje de regeneración y luego le nombró responsable de la lucha contra la droga, un cargo trivial que defraudó las grandes expectativas del superjuez. Garzón volvió a la Audiencia Nacional y reactivó la investigación del caso GAL hasta que tuvo que inhibirse en favor del Supremo.
Salvo esta señalada excepción, Garzón siempre ha remado a favor del poder. Lo hizo en la etapa de Aznar cuando sirvió de ariete a Mayor Oreja en la lucha antiterrorista. Y luego lo volvió a hacer cuando Zapatero ganó las elecciones hace cinco años.
Garzón siempre se ha cuidado mucho de llevarse bien con el que manda, pero además es un hombre que ha cultivado sus relaciones con los grandes poderes económicos. El Banco Santander le pagó una beca de 200.000 dólares en Nueva York en 2006 y luego archivó una querella contra Botín sin tomarse la molestia de abstenerse. Pero Garzón ha cobrado también importantes cantidades de La Caixa, que le ha contratado para dar conferencias y otros trabajos.
Nuestro juez no es un hombre al que le guste quedarse en casa leyendo libros de leyes. Frecuenta los saraos a los que acuden los políticos y los poderosos y le gusta estar siempre en primera fila donde hay cámaras. Ahora aspira a ser presidente de la Audiencia Nacional tras una larga trayectoria de fiascos como instructor.
Recuerdo que en uno de sus autos sobre Batasuna llegaba a imputar a un dirigente de la izquierda abertzale sin mencionarle previamente en la narración de los hechos. Simplemente le acusaba de pertenencia a banda armada sin explicar por qué. El auto fue naturalmente revocado.
Toda la trayectoria de Garzón es un puro disparate, una huida hacia adelante trufada de sectarismo y fobias personales. Es uno de los peores jueces de España y sus autos revelan una pésima formación intelectual. Vaticino que va a sufrir un duro revés en el Consejo General del Poder Judicial cuando se discutan sus méritos para presidir la Audiencia. Y es que no se puede engañar todo el tiempo a todo el mundo.
***
Garzón se extralimita por enésima vez/Editorial de El Mundo, 14.03.2009
EL JUEZ Baltasar Garzón remitió ayer nueve cajas de documentación a los Tribunales Superiores de Madrid y Valencia tras inhibirse hace ocho días en el caso Gürtel. Llama, por ello, poderosamente la atención que Garzón volviera a interrogar como testigo a José Tomás García, el sastre empleado en las tiendas Milano y testigo clave sobre los trajes de Francisco Camps.
Ello supone una nueva extralimitación del juez, ya que la Ley de Enjuiciamiento Criminal sólo le autoriza a practicar las diligencias «necesarias». Camps es una persona aforada y solamente tiene competencias para investigarle el Tribunal Superior de Justicia de Valencia. Este nuevo interrogatorio
a José Tomás es una provocación al PP, que además sirve para enviar el mensaje a la opinión pública de que Garzón sigue indagando el asunto de los trajes.
Su nueva actuación se produce al día siguiente de su vuelta de Guatemala, donde fue a impartir un seminario sobre la justicia universal. Allí afirmó que sus cuentas «están muy claras» y que ha pagado a Hacienda por todos sus ingresos. Garzón no se privó de amenazar a quienes le han reprochado su conducta: «Cuando llegue a España hablaré y a lo mejor me dicen que me calle».
Ayer se negó a hablar e hizo bien porque un juez de la Audiencia Nacional no puede comportarse como un matón de barrio. En cuanto a sus ingresos, nadie le ha acusado de evadir impuestos. Lo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) está investigando es por qué no informó, como era su obligación, de que la Universidad de Nueva York lo tuvo en nómina y le abonó más de 200.000 dólares.
Ayer EL MUNDO publicó que Garzón recibió otros 20.000 euros adicionales de la Universidad de Nueva York por entrevistar a Zapatero y otros líderes. Y nuestro periódico publica hoy que cobró otros 14.000 euros, gastos a parte, por una conferencia de una hora en Tampico (México) en octubre de 2007.
El juez aparece a la cabeza de la judicatura española en número de permisos para viajar dentro y fuera de España, haciendo de su trabajo una plataforma de proyección personal que le permite obtener unos importantes ingresos adicionales, en contraste con el resto de sus compañeros.
Si el juez fuera un profesional modélico en su trabajo y dictara unos autos impecables, algunos de estos excesos podrían ser incluso disculpables. Pero resulta que Garzón es un pésimo instructor, con un historial de graves pifias y demostrado desprecio hacia la ley.
Garzón ha aprovechado la investigación sobre la trama de corrupción en el PP para hacer daño a este partido y ganar méritos ante el PSOE. Anteayer, el partido de Rajoy volvió a presentar una segunda denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial por la utilización del secreto sumarial y por haberse marchado al extranjero sin haber enviado los autos de inhibición. Mucho nos tememos que la denuncia va a ser archivada, como también lo será -así lo ha solicitado la Fiscalía- la querella por prevaricación ante el Supremo.
Que Garzón esté actuando de forma sectaria e instrumentalizando los trámites procesales, no significa que haya cometido una prevaricación, que no es demostrable. Pero aunque el juez no pueda ser sancionado penalmente, el CGPJ tiene margen para castigarle por esa ocultación de ingresos para la que no existe justificación posible.
***
Garzón: 'Cuando llegue a España hablaré y a lo mejor hasta me dicen que me calle'
EFE Guatemala
El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón aseguró que la investigación sobre sus ingresos por dictar conferencias en el extranjero "no tiene fundamento" y que sus cuentas "están claras".
"Las cuentas están muy claras", señaló el juez, quien añadió que declaró al fisco por sus ingresos "dos veces, una a la (hacienda) norteamericana y otra a la española".
Durante una visita a Guatemala para participar en un Seminario Internacional sobre Justicia Universal, Garzón afirmó ante la prensa que no sabe si este procedimiento pudiera formar parte de una supuesta persecución política del Partido Popular (PP), pero aclaró que de ser así, "tampoco me importa demasiado".
Prefirió no hacer comentarios sobre la querella por prevaricación presentada en su contra por el PP por el llamado 'caso Gürtel', que investiga supuestos casos de corrupción vinculados a políticos ese partido.
"Estoy fuera de mi país y no me gusta hablar de temas de mi país cuando no estoy en él", adujo, aunque aseguró que "esta madrugada (del viernes), cuando vuelva (a España) hablaré y a lo mejor hasta me dicen que tenga que callarme".
El Seminario Internacional sobre Justicia Universal está organizado por la Plataforma Holandesa contra la Impunidad en Guatemala, el Centro de Acción Legal en Derechos Humanos y la Comisión Internacional de Juristas.
Garzón fue el primer juez en conocer la querella penal que en diciembre de 1999 presentó ante la Audiencia Nacional la líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, en contra de un grupo de ex altos cargos, civiles y militares, a los que acusa de genocidio, torturas y terrorismo de Estado en este país.

El mensajero de "Forbes"

La revista estadounidense Forbes considera “deplorable” que el narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, disponga de una riqueza neta suficiente para entrar en su lista de multimillonarios, según un comunicado difundido este lunes por el director de la publicación, Steve Forbes.
El Chapo Guzmán aparece en el puesto 701 y es una de las 38 nuevas incorporaciones a la lista de 2009, que encabeza el fundador de Microsoft, Bill Gates.
Después de hacerse pública la inclusión de El Chapo en esa lista, el presidente Calderón, lamentó “profundamente” la escalada de una campaña en la que “la opinión pública y ahora hasta las revistas no sólo se dedican a mentir sobre la situación en México, sino a exaltar a los criminales”.
Forbes recuerda que en el pasado ha incluido a otros criminales, desde el mafioso Meyer Lansky (1982) hasta el narcotraficante colombiano Pablo Escobar (1987-1993) en su lista de millonarios.
“No disparen al mensajero”, concluye el comunicado.
Dice Jorge Fernándes en su columna Razones (Excélsior, 17 de marzo de 2009);
"No sé de quién ha sido mensajero Forbes, pero lo que está en entredicho no es la publicación del nombre sino la falta de ética y rigurosidad periodística para estimar la fortuna, real o no, de un narcotraficante. La información no se basa en nada, no parte de un solo dato objetivo. Eso es lo que se ha criticado y desprestigia a esa publicación."
Coincido con Jorge!
**
Columna Estrictamente Personal/Raymundo Riva Palacio
Gracias Forbes
Publicado en
www.ejecentral.com.mx, 15/03/2009
La revista Forbes ha sido sujeta a un ataque feroz desde México, con misiles de discursos, lanza granadas de periodicazos y diatribas electrónicas de 50mm., por ubicar al sanguinario narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán en su lista de multimillonarios, junto a personalidades del mundo de los negocios, la política, los deportes y los espectáculos. Pero muchos de los que se enojaron, desde aquellos del tono vehemente hasta aquellos de timbre rococó, podrían estar equivocados en sus juicios sumarios contra el semanario que lee el establishment empresarial de Estados Unidos y muchos millones de morbosos en el mundo desde hace décadas, y deberían agradecerle a Forbes que haya puesto semejante atención en el “Chapo” de todos los mexicanos.
Al colocar a este hombre bajo los reflectores de la ambición y la envidia -que es lo que genera entre muchos de sus pares-, y por cuyo arresto la DEA ofrece una recompensa de 5 millones de dólares, Forbes colocó a Guzmán en la peor de las situaciones. Por un lado, los cazarecompensas refuerzan en automático la otra lista, esta sí letal, donde está “El Chapo”: la de sus enemigos en el narcotráfico que les urge liquidarlo a la brevedad posible. Por el otro, sus amigos y aliados, sometidos a una presión sofocante del gobierno federal y embarcados en una guerra contra los cárteles de la droga rivales, estarán viendo que la franquicia del Cártel de Sinaloa, en donde tiene Guzmán una membrecía platino, adquirió un valor inesperado que todos sus enemigos deben querer disminuir.
Bajo la lógica de las mafias, quien atrae tanta atención sobre un grupo criminal deja de ser un activo y pasa a convertirse en lastre. Por lo tanto, la racional es liquidarlo. Esta metodología de la supervivencia no es nueva en la delincuencia organizada en México. Sucedió hace no muchos años, cuando Amado Carrillo adquirió fama internacional como “El Señor de los Cielos”, por haber sido innovador en el mercado ilegal de las drogas y transportarlas en una flotilla de aviones Boing 727, el modelo más empleado por las líneas comerciales en aquél momento por su autonomía de vuelo en viajes intermedios y la capacidad de pasajeros.
La fama de “El Señor de los Cielos” atrajo excesiva atención sobre el Cártel de Juárez, que se había convertido, para las policías internacionales, en la joya de la corona para destruirlo. Carrillo era elusivo. Lo persiguieron por Rusia y por América del Sur; lo hicieron salir de Buenos Aires y lo encontraron en Viña del Mar; la prensa estadounidense se metió a revisar a sus operadores financieros y por dónde lavaba dinero. Descubrieron a los generales mexicanos que había corrompido y golpearon toda su estructura. La fuerza se estaba evaporando ante tanto ataque policial y la droga cada vez les resultaba más difícil adquirir, porque las operaciones para entregarlas cada vez eran más costosas. El negocio ya no funcionaba como antes, y todo se lo debían a “El Señor de los Cielos”.
La solución fue de libro: sus socios y aliados decidieron asesinarlo. Agobiado por tanto acoso, Amado Carrillo se internó en una clínica de la ciudad de México para que un grupo de médicos contratados por el Cártel de Juárez le cambiara la cara en una cirugía plástica, pero a los doctores se les murió “El Señor de los Cielos” en la plancha del quirófano. No fue el único muerto en ese episodio. Todos los que participaron en el cambio de imagen, fueron ejecutados. Maltrecho, el Cártel de Juárez trató de recomponerse con líderes que no pertenecían a la familia Carrillo, pero fueron golpeados nuevamente. Su hermano Vicente finalmente se hizo del poder del Cártel, pero hoy está enfrentado, precisamente, al de Sinaloa, y tiene que pelear contra él aliado con los Beltrán Leyva y con Los Zetas.
La experiencia de Amado Carrillo en Juárez apunta para que sea la de Guzmán en Sinaloa, gracias a la entrega periodística de Forbes. “El Chapo” es un narco que ha estado muy disminuido desde que lo metieron al penal de Puente Grande, y durante los primeros años después de su fuga en 2001, estuvo a salto de mata, económica y permanentemente sostenido por los jefes del Cártel de Sinaloa, sin mayor responsabilidad operativa. El quiebre del Cártel de Sinaloa lo volvió a llevar a la cima, pero más por la relación con los actuales jefes, Ismael “El Mayo” Zambada, Juan José “El Azul” Esparragosa e Ignacio Coronel, que por haber reconstruido y reconstituido la fuerza de antaño.
Desde mediados del año pasado, hubo indicaciones de que “El Chapo” ya deseaba entregarse, aunque nunca estuvo claro en qué términos y condiciones. No sucedió nada. Lo que sí pasó, de acuerdo con altos funcionarios federales, es que en los últimos meses de 2008, se recibieron mensajes de los cárteles que deseaban una tregua, que querían que el calor de la batalla disminuyera. Nunca se supo tampoco cuáles serían los términos y condiciones, porque esa puerta no la abrió el gobierno federal. Estos dos movimientos, cuando menos, sugieren cierta debilidad, tanto de “El Chapo” como de los cárteles, donde la unción de Guzmán en el selecto club de los multimillonarios del mundo, llega en mal momento.
La indignación por haberlo ubicado en la lista de Forbes, tendría que ser de “El Chapo”, sobretodo, porque la revista colocó inopinadamente -se supone- en la misma situación de Amado Carrillo en el epílogo de su vida. Forbes le acaba de pintar un blanco sobre su pecho, sobre su espalda y sobre su cabeza. Con la experiencia de lo que sucedió con “El Señor de los Cielos”, Guzmán puede empezar a considerar que aquella parte de su espalda que siempre estuvo protegida, ya no lo está más, y que en la lista de sus enemigos deben estar inscribiéndose rápidamente los que hasta hoy son sus amigos. Si uno está en el lado del combate al narco, habría que decir, más bien, “Gracias Forbes“.
rrivapalacio@ejecentral.com.mx

El "Teto" financiado por el narco: DEA

Indagan al narco por invertir en urnas
Nota de Lemic Madrid
Excélsior, 17 de marzo de 2009;
El cártel del narcotráfico liderado por Vicente Carrillo Fuentes, alias El Viceroy, presuntamente ha destinado recursos de procedencia ilícita para apoyar campañas políticas a cambio de la protección de sus operaciones y seguridad para los cargamentos de droga que se trasladan por Chihuahua, según un informe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).
El documento advierte que hay elementos para sospechar que el cártel de Juárez intervino en el proceso electoral de 2004, en esa entidad, ayudando a la promoción de algunos candidatos fronterizos.
Los documentos de la agencia estadunidense, a los que Excélsior tuvo acceso, revelan que la organización delictiva encabezada por El Viceroy ha logrado establecer una red de corrupción, principalmente en Ciudad Juárez, Chihuahua, para triangular las donaciones a las campañas políticas.
La Oficina de la DEA de la ciudad de El Paso, Texas, señaló en su informe que ha realizado un seguimiento de los recursos económicos del cártel de Juárez y ha encontrado que una parte de esos activos fueron destinados a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) de la ciudad fronteriza.
Incluso la oficina de la DEA señala que integró un registro sobre estas actividades ilícitas en las que se vinculaba a altos funcionarios del gobierno municipal de Juárez:
“El expediente de la operación de tráfico de drogas en el interior del Departamento de Policía de Juárez se ha integrado. Recientemente he tomado conciencia de los informes enviados por los vínculos delictivos al interior de la corporación (de seguridad) sobre una serie de actividades ilegales generadas por el cártel de Juárez.
“En este caso se implica al titular de la SSPM, Marco Antonio Torres, y el director de operación de la policía, Saulo Reyes (Gamboa), ambos con estrechos vínculos con el cártel de los Carrillo Fuentes.”
Los informes estadunidenses señalan que los funcionarios de alto nivel que operaron en la SSPM, entre 2004 y 2007, tienen propiedades en ambos lados de la franja fronteriza entre México y Estados Unidos. Sin embargo, precisa el documento, la mayor parte de sus actividades comerciales se realizan en Ciudad Juárez.
Durante el transcurso de esta investigación se obtuvieron algunos datos de que Marco Antonio Torres presuntamente participó en actividades de lavado de dinero; sin embargo, hasta la fecha no hay elementos de prueba para que se iniciara una investigación en su contra.
Sobre el jefe de operaciones Saulo Reyes Gamboa, indica el documento de la DEA, se encontraron indicios que lo vinculaban como uno de los responsables del traslado de cargamentos de mariguana y cocaína hacia Estados Unidos.
A través de Reyes, señala el informe estadunidense, se podrían haber realizado operaciones con recursos de procedencia ilícita para financiar la campaña electoral del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Héctor Murguía Lardizábal, durante el proceso realizado en 2004.
“Se debería considerar seriamente la ruta del dinero del cártel de Juárez, que gasta millones al año en sobornos a la policía y los funcionarios electos, y su control es completo. El alcalde Héctor Murguía, también conocido como El Teto, podría haber financiado su campaña política con dinero del narcotráfico, administrado por Saulo Reyes”, indica el informe de la DEA fechado el 13 de junio de 2007.
El seguimiento sobre el presunto financiamiento del cártel de Juárez a la promoción política de candidatos fronterizos se mantiene vigente, aunque no se cuenta con elementos que comprueben la operación y el manejo de recursos de procedencia ilícita en la campaña política.
En estos momentos el ex presidente municipal de Ciudad Juárez, Héctor Murguía Lardizábal, es uno de los posibles candidatos para ocupar una de las candidaturas del PRI para ser elegido como diputado federal.

Apoyar a México: Uribe Vélez

Uribe pide apoyar a México en la lucha contra las drogas
Un comunicado emitido este lunes por la Casa de Nariño en Bogotá destacó que Uribe dijo en San Pedro Sula, Honduras, que la lucha contra el narcotráfico hay "que darla hermanadamente porque ese crimen es internacional y atenta contra la seguridad de los países".
El presidente de Colombia, ha reclamado la alianza de todos los países de Latinoamérica en el combate contra el narcotráfico. Y dado que el país que más sufre el azote de la violencia vinculada al tráfico de drogas es México, Uribe ha pedido que el esfuerzo colectivo vaya dirigido a auxiliar al Ejecutivo de Felipe Calderón. "Todos tenemos que ayudar ahora a México y apoyarlo en esta gran batalla, y nosotros con todo país centroamericano que sufre ese flagelo, lo único que queremos es ayudar, trabajar coordinadamente", ha afirmado Uribe.
***
Comunicado
Desde Honduras, Presidente Uribe pide apoyo a la comunidad internacional en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo
Al ser condecorado por la Presidencia y el Congreso de Honduras, el Jefe de Estado consideró que la lucha contra el narcotráfico necesita de la determinación y de ayuda de todos. “Nuestro pedido de apoyo a la comunidad internacional, hoy, desde Honduras, para que nos continúe animando en esta batalla. Necesitamos cooperar todos”, dijo el Mandatario.
San Pedro Sula, 16 mar (SP). El Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, reiteró este lunes desde Honduras su pedido de apoyo a la comunidad internacional para derrotar “entre todos” el narcotráfico y el terrorismo.
“Necesitamos cooperar todos. El terrorismo no tiene corazón, el terrorismo no tiene selectividad, el terrorismo carece de lealtades. Un día asesina en Colombia, pero mañana o pasado mañana, cuando se sienta incómodo, asesina más allá de la frontera con Colombia. Entre todos lo tenemos que derrotar”, dijo Uribe Vélez.
Durante su intervención, al ser condecorado por la Presidencia y el Congreso de Honduras, el Jefe de Estado indicó que la lucha contra el narcotráfico ha avanzado mucho, pero no se ha ganado, y por eso se necesita la ayuda de todos.
“La lucha nuestra contra el narcotráfico ha avanzado, pero le falta mucho. La vamos ganando, pero no la hemos ganado. Y esa es una maleza muy peligrosa. El narcotráfico tiene toda la capacidad de reproducirse si uno la descuida. Eso hay que combatirlo a toda hora.
“Nosotros todavía tenemos cien mil hectáreas de droga y todavía tenemos por ahí unos carteles muy peligrosos. Entonces eso hay que seguirlo combatiendo, y eso no se combate solo. Eso necesita la ayuda de Estados Unidos y la ayuda de toda la comunidad internacional”, dijo el Mandatario.
Agregó que si en Colombia no hubiera narcotráfico, “ya habrían desaparecido las guerrillas hace mucho rato”, y además, el país “no habría tenido paramilitarismo”.
También manifestó que en nuestro territorio, a diferencia de otros tiempos, hay narcoterrorismo contra una democracia y no contra una dictadura.
“Ustedes han vivido en el vecindario de Honduras insurgencias contra dictaduras. En Colombia hay narcoterrorismo contra una democracia. He ahí la gran diferencia. Por eso nuestro pedido de apoyo a la comunidad internacional, hoy, desde Honduras, para que nos continúe animando en esta batalla.
“Estamos muy entusiasmados en poder avanzar con nuestros hermanos centroamericanos, con Honduras, en la tarea de la derrota del narcotráfico, que es la fuente de financiación del terrorismo”, señaló.
Igualmente, explicó que en Colombia no ha sido posible una negociación de paz, porque los grupos violentos se alimentan con el narcotráfico.
“Ese negocio hay que derrotarlo, ese negocio no respeta fronteras. Y entonces esto nos ha llevado a una realidad”, aseveró.
Apoyo a otros países que padecen el flagelo
El Presidente Álvaro Uribe también insistió en que se necesita ayudar a todos los países que hoy en día padecen el narcotráfico y el terrorismo.
En ese sentido, expresó que Colombia está dispuesta a trabajar coordinadamente con otras naciones para derrotar este flagelo.
“Todos tenemos que ayudarle ahora a México y apoyar a México en esta gran batalla, y nosotros con todo país centroamericano que sufre ese flagelo, lo único que queremos es ayudar, trabajar coordinadamente”, manifestó.
Dijo que esta lucha hay que darla hermanadamente porque ese crimen es internacional y atenta contra la seguridad de los países.
“¿La seguridad necesita recursos? Sí. ¿Necesita logística? Sí, pero diría que lo que más necesita es voluntad política, una gran determinación en todas las horas”, puntualizó el Presidente.
***