2 jun. 2009

Sergio Garza Treviño

Personal Militar detiene en Reynosa, Tamaulipas a Sergio Garza Treviño y/o Sergio Raúl Arteaga (a) "El Cococho", lugarteniente de la Organización "Cárdenas Guillen"
Martes, 2 de Junio de 2009 Comunicado
Comunicado s/n

Secretaría de la Defensa Nacional
Ciudad de México
La Secretaría de la Defensa Nacional informa que en el marco de la Estrategia integral del combate al narcotráfico, gracias a una denuncia ciudadana, personal militar perteneciente a la IV Región Militar con sede en Monterrey, N.L., en apoyo de la Procuraduría General de la República (PGR), el día 1/o. de junio de 2009 en Reynosa, Tamps., detuvo a SERGIO GARZA TREVIÑO (a) “El Cococho”, lugarteniente de la Organización “Cárdenas Guillen”.
GARZA TREVIÑO, fue uno de los responsables del acopio de más de 400 armas de fuego aseguradas por el Ejército Mexicano en Reynosa, Tamps., el día 6 de Noviembre de 2008.
Se inició como sicario de la organización “Cárdenas Guillen” y debido a su habilidad para cumplir con las acciones delictivas encomendadas, GREGORIO SAUCEDA GAMBOA (a) “El Caramuela”, lo recomendó con EDUARDO COSTILLA SÁNCHEZ (a) “El Coss” y EZEQUIEL CARDENAS GUILLEN (a) “Tony Tormenta”, quienes lo designaron jefe de las plazas de Matamoros y Valle Hermoso
, Tamps., en donde coordinaba el trasiego de droga, robo de combustible y otras actividades ilícitas.
GARZA TREVIÑO contaba con una orden de Localización y Presentación girada por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y durante su detención le fue asegurado un vehículo Jaguar modelo 2009.
El detenido fue trasladado a la Ciudad de México y puesto a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
Fuente: Dirección General de Comunicación Social. SEDENA

Gómez Mont en la sesión del CNSP

Palabras del Secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, durante la Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, realizada en Palacio Nacional. (primera intervención)
México, D. F., a 02 de junio de 2009 Discurso
Sesionamos hoy, por primera vez, en el marco de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. (fue publicada el 2 de enero de 2009)
Es primordial que veamos la magnitud de la renovación que este proceso implica en el fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas. Las adecuaciones que se han hecho al Sistema Nacional de Seguridad Pública son parte de los cambios que se han llevado a cabo para reconstruirlas, para volverlas más funcionales y más efectivas.
Integrar este sistema es el primer paso; que su operación nos sea útil como sociedad, es el gran reto.
La ley que hoy nos sirve de sustento jurídico ofrece la posibilidad de asignar obligaciones y responsabilidades de manera concreta y precisa. Todos los que nos hemos comprometido a hacer valer la ley como forma de vida, tenemos ahora lineamientos muy claros respecto a cómo actuar en concordancia con nuestro compromiso.
Tenemos que ser muy claros: esta lucha es de todos. De todos los niveles de gobierno; de las autoridades y de la sociedad.
Tenemos que reconocer que la cooperación entre los distintos niveles de gobierno es clave para nuestro éxito. Esta nueva ley nos rige individualmente, pero también norma nuestra cooperación. La delimitación clara de las competencias y responsabilidades es el fundamento que permitirá a los ciudadanos exigirnos a cada quien que rindamos cuentas.
Al implementar esta ley cumplimos con un compromiso establecido en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad. También damos un paso firme en el proceso de renovación institucional que es fundamental para establecer de manera permanente el imperio del Estado de Derecho, donde la ley se cumpla sin excepciones y sin discrecionalidad.
Desde el inicio de esta Administración, el Gobierno Federal asumió el reto de desmantelar las redes de delincuencia organizada que avanzaban territorialmente sobre nuestro país.
Siempre supimos que se requería de la corresponsabilidad y la cooperación entre todas las autoridades, y confiamos en que la sociedad respaldaría nuestra lucha por su seguridad.
Por ello, en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad se incorporaron todas las fuerzas que pudieran sumarse a este esfuerzo y adquirimos compromisos claros para encaminarnos a ese objetivo.
En este contexto el Gobierno Federal asumió 36 compromisos, con plazos de vencimiento escalonados, de los cuales 22 debían estar cumplidos en febrero de este año. Al día de hoy, hemos cumplido todos excepto uno de estos compromisos. Al compromiso pendiente se le dará cumplimiento tan pronto el calendario legislativo lo permita.
Además, adelantamos y ampliamos otro de los compromisos adquiridos. Así, al día de hoy reportamos, entre otros, el cumplimiento de los siguientes acuerdos:
1. La creación de un Modelo Nacional de Evaluación y Control de Confianza, el cual nos permite contar ya con estándares homogéneos para la evaluación de todos los agentes de la autoridad a nivel nacional.
2. La elaboración de una Estrategia Nacional e Integral Contra el Secuestro, que establece la formación de unidades especializadas de policía, de fiscales y agentes del Ministerio Público dedicados exclusivamente al combate del secuestro. En este contexto son ya 26 Estados en el país que cuentan con dichas unidades.
3. La formulación de una Estrategia Nacional contra el Narcomenudeo, que considera, entre otros aspectos, reformas legales que ayudarán a mejorar la coordinación entre todos los niveles de gobierno.
Como una decisión soberana del Congreso, se aprobaron reformas en esta materia que incorporan a las autoridades locales en la lucha por la seguridad, al asignarles competencias expresas para perseguir y castigar a los narcomenudistas.
Así, la Ley de Narcomenudeo fortalece al Estado mexicano en la lucha contra el narcotráfico ya que articula efectivamente la corresponsabilidad de la Federación y los estados para investigar, perseguir y sancionar este flagelo, a la vez de atender el consumo de narcóticos como un problema de salud pública, ofreciendo a la ciudadanía alternativas de prevención y tratamiento.
Que nadie se confunda: ésta es una ley mucho más severa frente al fenómeno de la posesión de narcóticos, que es la punta de inicio del gran problema del narcotráfico.
En este sentido la corresponsabilidad y la cooperación claramente delimitada constituye la contribución más significativa de estas reformas.
4. La elaboración de la Estrategia Nacional contra el Lavado de Dinero que puede evaluarse con indicadores de desempeño.
5. Asimismo, un paquete de reformas del cual ya se ha hecho alusión, mediante el cual el Congreso ha cumplido con su responsabilidad.
El gobierno federal reconoce la responsabilidad y la voluntad que han mostrado las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso, de generar consensos que se han traducido en nuevos instrumentos que fortalecen la capacidad del Estado para defender la seguridad de los ciudadanos.
Así, como ya se ha dicho, se han expedido la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, la Ley de la Policía Federal, la Ley de Extinción de Dominio y se reformaron el Código Federal de Procedimientos Penales y la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada.
6. En otro contexto, se han fortalecido las redes de atención a víctimas del delito, circunscritas al Convenio Marco entre Dependencias Federales, que se adoptó el pasado 17 de febrero, y cuyo objetivo es promover la denuncia ciudadana, garantizando los derechos humanos de las víctimas. Queremos evitar la falta de denuncia por miedo al maltrato durante el proceso.
7. Hemos comenzado la integración de un Sistema de Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que tiene como objetivo identificar a los usuarios, así como registrar altas y bajas en sus líneas.
Esto ayudará a evitar que las bandas delictivas en el país sigan utilizando los celulares para realizar llamadas de extorsión, fraude y amenaza, o como enlace para la negociación de secuestros.
8. Hemos logrado la cobertura total de un número telefónico único en todo el país para el sistema de atención de emergencias (066) y para el servicio de denuncia ciudadana anónima (089). Esto contribuye a la promoción y al fortalecimiento de la cultura de la denuncia.
9. Conscientes de que la lucha contra el narcotráfico implica también disminuir el consumo y prevenir las adicciones, se ha cumplido con el compromiso de contar con más de 300 Centros de Atención Primaria Nueva Vida. con capacidad para brindar atención a adictos y ofrecer terapias de rehabilitación.
10. A través del Fondo de las Aportaciones para la Seguridad Pública, se han asignado recursos que se mantienen dentro de fideicomisos estatales a rubros como: construcción de centros penitenciarios, centros estatales de evaluación y control de confianza, conectividad a Plataforma México, y prestaciones para el personal de seguridad pública y equipamiento.
En este sentido, es pertinente mencionar que este fondo se ha incrementado en un 38.3% desde el inicio de esta Administración. Por su parte, el Subsidio para la Seguridad Pública Municipal, destinado a 150 municipios con mayor población y mayores índices delincuenciales, se ha aumentado en un 15.3% en el último año.
11. Nos complace particularmente ratificar que se ha logrado con creces y antes de tiempo el compromiso de incorporar al Programa Escuela Segura a más de trece mil quinientas escuelas primarias y secundarias públicas. No sólo se cumplió antes de la fecha de vencimiento de nuestro plazo, sino que incorporamos más de dos mil escuelas adicionales.
Estos son algunos de los compromisos cumplidos en respuesta a las exigencias ciudadanas y a la convicción gubernamental de que la lucha por la seguridad había que librarla y había que hacerlo ahora.
Pero no debemos confundir este anuncio con una actitud triunfalista.
Estamos plenamente conscientes de que la tarea del Ejecutivo Federal continúa y no parará hasta que se cumplan cabalmente todos los compromisos. Seguimos en la elaboración de una iniciativa para regular las transacciones en efectivo. El Gobierno Federal trabaja para presentarla en el próximo periodo de sesiones del Congreso.
Sabemos también que el cumplimiento de los compromisos es únicamente un paso más en el proceso de reconstrucción institucional que requiere el país. La recuperación de la tranquilidad culminará cuando el imperio de la ley se haya incorporado a la dinámica social del día a día. El triunfo se verá reflejado en la vida de los ciudadanos.
El día en que ellos se sientan seguros en sus calles, confiados con sus autoridades, protegidos por sus cuerpos policiales, ése será el día en que se pueda hablar de una victoria.
Actualmente, muchos ciudadanos siguen percibiendo un inminente clima de inseguridad. El aumento en los índices delincuenciales en algunas categorías, presentados durante esta sesión es una señal de atención. En su interpretación efectivamente se debe considerar entre otros factores el tránsito de organizaciones criminales a otro tipo de actividades delictivas, producto de la lucha contra el crimen organizado.
Sin embargo también se debe de considerar que estos datos responden hoy a mejores sistemas y tecnologías para integrarlos, procesarlos e informarlos, así como al hecho de que la cultura de la denuncia se está incrementando entre los ciudadanos.
Hoy tenemos más precisión para integrar la base de datos que contabiliza las denuncias. El sistema es mucho más eficiente que hace algunos meses y, por lo tanto, incorpora más datos de los que antes podían incorporarse.
Hoy, a nivel federal, han evaluado a más de 10 mil elementos de los cuerpos policiales y se ha facilitado e incentivado la denuncia. Es de esperarse que reciban más denuncias y que contemos más delitos.
Tenemos compromisos pendientes, tenemos que implementar las estrategias, integrar las bases de datos criminalísticas, recobrar los espacios públicos, recuperar la confianza ciudadana. Necesitamos reconstruir nuestras instituciones, reformar nuestros cuerpos policiales, redefinir el futuro del país. La guerra que hoy libramos como nación, nos permite precisamente defender ese futuro.
Es importante que los aquí presentes nos integremos como un equipo comprometido, en el que cada quien desempeña un papel claramente delimitado, que lo obliga a participar y a cumplir.
Nuestra presencia en esta sala es la constatación de nuestro compromiso de reconstruir la estructura democrática nacional a través del diálogo y el debate.
La lucha contra el crimen organizado no puede ni debe plantearse en términos sectarios. Hacerlo, es minimizar la angustia ciudadana y el compromiso de las autoridades, de todos los partidos y de todos los niveles de gobierno. Hacerlo es minimizar el problema y justificar que sea ignorado.
Los temas que hoy discutimos no atienden a divisiones ideológicas, sino a responsabilidades legales y constitucionales. Es así como debemos plantearnos el reto de consolidar las instituciones que el país reclama.
La lucha por la seguridad es una lucha por la democracia y por sus instituciones, por eso trasciende a cualquier gobernante o partido político. Es una lucha del Estado mexicano.
Los ciudadanos nos reclaman acuerdos y capacidad de colaboración; el clima nacional nos lo exige. Respondamos a la tarea como servidores públicos. Integremos los esfuerzos con pleno respeto por quien así lo haga.
Muchas gracias
.
***
Segunda intervención del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, durante la Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, realizada en palacio nacional.
México, D. F., a 02 de junio de 2009 Discurso
Lic. Fernando Gómez Mont: Le agradezco, ingeniero.
Señor Presidente:
Señoras y señores Gobernadores:
Queda claro la vocación en esta mesa de los miembros de esta conferencia a asumir conjuntamente la lucha que nos demanda y nos exige la sociedad mexicana.
En primer lugar, el Gobierno Federal agradece, reconoce y responde frente al compromiso que han expresado los gobernadores de las entidades, cuyo origen partidista es diverso, tanto de Acción Nacional, como del Revolucionario Institucional, como el de la Revolución Democrática.
Esta es una lucha que nos vincula a todos por encima de nuestras naturales diferencias, en donde la discusión está dirigida a ser lo mejor, a ser más fuertes y a ser más claros.
En donde la comunicación discreta es constante entre los tres niveles de gobierno, a fin de fortalecer las capacidades institucionales para cumplir con el deber primario que nos corresponde como servidores públicos.
Ciertamente son procedimientos perfectibles, ciertamente el fortalecimiento institucional de México toma y tomará tiempo para tener la fuerza que exige la situación presente.
En ese proceso, el Gobierno Federal asume el compromiso de defender la institucionalidad y las leyes en beneficio de la sociedad, y lo ha dicho y lo reitera ahora, señores, el Gobierno Federal asume que cuenta en materia de la competencia que le está dada para luchar contra la delincuencia organizada, que cuenta con el respaldo de todos los gobernadores de las entidades.
Sobre este presupuesto, señor Presidente, el Gobierno Federal y el Gabinete de Seguridad que usted encabeza, trabaja y seguirá trabajando en el cumplimiento de sus deberes.

Comunicado de Gobernación

La Secretaría de Gobernación emitió esta noche un comunicado donde subrayó que en el marco del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), el Presidente Felipe Calderón lamentó que el operativo en Michoacán haya causado preocupación al Gobernador de la entidad, pero advirtió que se mantendrán este tipo de acciones.
Y es que durante el desayuno previo al CNSP Calderón y Godoy dialogaron sobre el operativo "Michoacán" donde se detuvo a 30 funcionarios; en ese acto, el Presidente ofreció disculpas al Gobernador por los impactos del operativo realizado en su entidad.
Empero, la Secretaría de Gobernación reiteró que el Gobierno federal actuó debidamente durante el operativo en Michoacán, ya que existen circunstancias específicas que justifican la discreción con la que se procedió.
Al referirse a la disculpa que el Presidente Calderón ofreció al Gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, Gobernación detalló que el Ejecutivo Federal habló "con franqueza y claridad", durante el encuentro privado que se dio antes de la reunión del CNSP.
***
Comunicado:
Boletín No.092-02/06/2009
El gobierno federal reitera que actuó debidamente durante el operativo efectuado en Michoacán, ya que existen circunstancias específicas que justifican la discreción con la que se procedió. En este caso, la reserva de la información permitió que no resultara un operativo cruento.
Debido a su alcance y a los destinatarios de diversos niveles del orden gubernamental, contra los que iba dirigido, el operativo, resultado de investigaciones exhaustivas, no hubiera mejorado en eficacia de haberse actuado de otra manera.
Respecto a la versión de que el Presidente de la República se disculpó con el gobernador Leonel Godoy, la Secretaría de Gobernación precisa que en la reunión privada previa a la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, se habló con gran franqueza y claridad, y cualquier filtración que se haya dado es una irresponsabilidad.
El Primer Mandatario lamentó que este operativo haya causado preocupación en el gobernador de Michoacán, pero reiteró que se procedió y se seguirá actuando en este tipo de operaciones bajo los propios criterios de seguridad que no siempre corresponden a los de los mandatarios locales, a fin de evitar que éstos sean sujetos a presiones indebidas.
La diferencia no radica en los gobernadores de los estados ni en su militancia política sino en la complejidad de los operativos que se realizan.

John Mc Hugh

Barack Obama propuso hoy al congresista republicano de Nueva York, John McHugh, como secretario del Ejército, un nombramiento que debe ser confirmado por el Senado.
McHugh "tiene una distinguida carrera en el servicio público y ayudará a mantener a Estados Unidos protegido y a que cumplamos con nuestro compromiso hacia los soldados y sus familias", afirmó Obama en una breve ceremonia de presentación en la Casa Blanca.
Según el presidente, Hugh de 62 años y representante de un distrito que incluye la base militar de Fort Drum, "está resuelto a que el Ejército (de Tierra) estadounidense siga siendo la fuerza mejor instruida, mejor equipada y mejor comandada que ha visto el mundo". A lo largo de sus nueve mandatos en la Cámara de Representantes,, McHugh se ha sumado muchas veces a los demócratas en las propuestas de sueldos más altos y mejores beneficios para los militares, aún en tiempos en que el gobierno republicano del presidente George W. Bush defendía recortes de presupuestos.
En una acción que le ganó simpatía entre los militares, McHugh encabezó la oposición a un encarecimiento de los precios de un programa militar de servicios médicos para los soldados retirados y sus familiares.
En un discurso pronunciado hace dos semanas McHugh indicó que no está totalmente de acuerdo con los planes del presidente Obama para la retirada de las tropas de combate estadounidenses de Iraq, aunque añadió que él apoya el concepto. La retirada "es algo por lo cual deberíamos rezar, para lo cual deberíamos hacer planes y por lo cual deberíamos trabajar", dijo. "Pero sigo preocupado porque la situación de seguridad continúa siendo frágil en Iraq, y hemos visto recientemente algunos ataques con bombas, de suicidas, que muestran que tenemos que seguir vigilantes en esta materia", añadió.
McHugh agregó que él expresó sus preocupaciones a Obama durante una reunión y que el presidente le aseguró que los planes para una retirada pronta de Irak se revisarán si la situación en ese país se deteriora.
Si el Senado confirma su nombramiento McHugh reemplazará a Pete Geren, de 57 años, un ex representante demócrata de Texas que asumió el cargo en julio de 2007

Pablo Neruda, hoy

Nikita Kruschev, Pablo Neruda y nosotros/Jorge Edwards
Publicado en EL PAÍS, 19/03/2006;
He leído en estos días comentarios diversos sobre el cincuentenario del informe secreto de Nikita Kruschev al partido comunista de la Unión Soviética, el que denunció los crímenes de José Stalin. El discurso a puertas cerradas y que comenzó a filtrarse al exterior casi de inmediato, una bomba política en su tiempo, tiene aspectos que todavía son difíciles de entender. El episodio se produjo cuando el estalinismo estaba enteramente vivo no sólo en la URSS, sino en los partidos comunistas del mundo entero, con el chileno en las primeras filas de la ortodoxia promoscovita. Stalin había muerto hacía sólo tres años, en medio del incienso de sus partidarios de todas partes. La muerte había coincidido en Chile con los preparativos de un Congreso Internacional de la Cultura, reunión de indudable inspiración estalinista y que debió postergarse durante algunas semanas. Recuerdo muy bien la atmósfera dominante de reverencia, de disciplina ideológica, de absoluta sumisión a la norma. Cada día que pasaba, en vísperas del Congreso, se producía alguna deserción de intelectuales no comunistas, y las acusaciones, las descalificaciones, las condenas a los infiernos burgueses, arreciaban. Yo bajaba la cabeza y asistía con puntualidad a las sesiones de un comité preparatorio. Pero en esos días, en la inocencia de mis veintitantos años, firmé un manifiesto en el que se pedía una discusión en las sesiones del Congreso de los problemas de la cultura bajo Stalin. Fui inmediatamente expulsado de todas las instancias organizativas habidas y por haber. Los principales firmantes del manifiesto aquel eran, entre otros, Luis Oyarzún, Teófilo Cid, Eduardo Anguita y, como comprobé más tarde con sorpresa, Eduardo Frei Montalva. Se publicó el texto en los diarios capitalinos y al día siguiente o subsiguiente me encontré con Pablo Neruda, Delia del Carril y un grupo de seguidores suyos en una galería del centro de Santiago. Neruda se me acercó, sin enojo visible, y me dijo que yo había firmado debido a mi ingenuidad política: en otras palabras, de puro tontorrón y desinformado que era entonces. Delia, en cambio, me reconvino como abuela enfadada, pero en el fondo cariñosa. La volví a encontrar pocos días después y me dijo que todos nosotros, y no sé con exactitud a quiénes incluía en ese nosotros, éramos una banda de anarquistas.
En los días de aquel encuentro casual, Neruda ya había escrito y publicado su Oda a Stalin. No cabía duda, entonces, de que mi ingenuidad al firmar ese manifiesto era grande. Cuando empezaron a filtrarse las noticias del discurso de Nikita Kruschev, a mediados de 1956, pensé de inmediato en esa atmósfera cerrada, de puertas adentro, de convento de clausura, que había empezado a conocer sólo tres años antes y de la que me había autoexcluido por medio de una firma colocada en una mesa de café, entre una mayoría de poetas bromistas, de estirpe más bien huidobriana y conectados con el surrealismo criollo, que en esos años se reunía en el círculo de La Mandrágora. Frecuenté de nuevo a Neruda en Isla Negra, a mediados de 1956, y entonces nunca le escuché una sola palabra sobre el famoso informe secreto. Pero no era difícil notar que la procesión andaba por dentro. Por ejemplo, el poeta regresó de la Unión Soviética después de los sucesos de Hungría y no pudo contestar a las preguntas de los periodistas porque se había puesto afónico. Para decirlo de otro modo, se le había entrado el habla, y se le había entrado en el sentido literal y también como metáfora, como reacción de la mente. Era ya toda una vida, veinte años de convicciones y de poesía militante desmentidas por los hechos. Después, en la misma Isla Negra, refugiado yo en mi dichosa y quizá demasiado prolongada ingenuidad, observé que el poeta, con el habla ya recuperada, recortaba ilustraciones extravagantes, caprichosas, divertidas, recogidas en las fuentes más diversas. Por ejemplo, en viejas ediciones de las novelas de Julio Verne: dibujos de la embarcación submarina llamada Nautilus, del Capitán Nemo y su sala de música, dotada de un órgano formidable, y del terrible krankl, el pulpo monstruoso, el terror de los navegantes. A la vez, escribía poemas que ya no eran llamados a la lucha social sino cavilaciones personales, divagaciones más o menos caprichosas, extravagancias. El poeta coleccionista, que había coleccionadocrepúsculos en su Crepusculario juvenil, ahora reunía estos dibujos anacrónicos, ajenos a toda realidad inmediata, y estos versos aparentemente sin mensaje social, sin sentido reconocible, para el libro que publicaría poco después del inquietante y desconcertante informe secreto, Estravagario.
Leyó fragmentos del nuevo libro, me parece que a mediados de 1957, en una sala universitaria, frente a un público fiel, conquistado de antemano. Tuvo, sin embargo, y me lo dijo un par de veces después de la lectura, la impresión de que la acogida había sido fría. Parecía que la poesía suya militante, de aliento épico, de combate político, provocaba reacciones mucho más entusiastas. Por mi parte, me hacía preguntas difíciles. Me decía que el lirismo puro, hermético, de la etapa de Residencia en la tierra jamás habría convertido a Neruda en el poeta de multitudes, de resonancia universal, que había sido a partir de Canto General y de Las uvas y el viento. Era una contradicción de fondo, una puesta en cuestión del papel mismo de la poesía en las sociedades contemporáneas.
De lo que puedo dar testimonio seguro, afinado, es de la constante fidelidad de Neruda al papel de Nikita Kruschev en la política soviética. Fue un entusiasta del deshielo de esa época, tuvo reales esperanzas en la posibilidad de construir un socialismo con rostro humano, y la caída en desgracia de Kruschev, sus posteriores funerales casi clandestinos, le produjeron un desengaño amargo. Calculo que las autoridades cubanas conocían bien este estado de ánimo cuando se publicó la carta de los intelectuales de la isla contra el poeta, en 1966, y creo que la evolución posterior del problema fue perfectamente coherente por ambos lados. La gente de Cuba pensaba que Neruda, después del fracasado experimento político de Nikita Kruschev, se había transformado en un revisionista, en algo muy parecido a un socialdemócrata. Por su parte, al referirse al castrismo, el poeta citaba con insistencia el folleto de Lenin acerca del ultraizquierdismo como enfermedad infantil del comunismo. Ya no había conciliación posible. En sus dos o tres años finales, el autor de Estravagario se negó en forma rotunda a aceptar las reiteradas invitaciones cubanas a regresar a la isla. Regresar era claudicar, aceptar las condiciones de los otros, y el poeta, más lúcido que la enorme mayoría de sus detractores, no se hacía la menor ilusión a este respecto. No es frecuente escuchar estas cosas sobre el hombre de las grandes exégesis, de las estatuas, los nombres de plazas y de hoteles, las fundaciones, pero supongo que alguien tiene que decirlas.
En los días en que estábamos en la Embajada chilena en París, a mediados de 1971 o a comienzos del año 72, Neruda me habló con enorme interés de las memorias de Nikita Kruschev que acababan de publicarse en los Estados Unidos y que las autoridades soviéticas se habían apresurado a calificar de apócrifas. Aunque hayan sido editadas, manipuladas, tijereteadas, sostenía el poeta, tienen un tono de verdad inconfundible. Según él, revelaban cosas muy semejantes a las que había escuchado en Moscú, en sus visitas de la década de los cincuenta y los sesenta, de labios de gente como Ilya Ehrenburg, Simeón Kirsanov o Lily Brick, la antigua amante de Vladimir Mayakovsky. En otras palabras, no todo lo que revelaba Kruschev en su libro podía ser
un invento de editores o de agentes secretos norteamericanos.
Leí de inmediato esas voluminosas memorias y llegué a la conclusión de que el retrato de Stalin en la intimidad era uno de los más despiadados, más dramáticos, más oscuros y a la vez más luminosos, más reveladores sobre todo un momento histórico y político, de la literatura testimonial del siglo XX. Las páginas sobre la muerte del dictador y sobre la lucha interna desesperada para evitar que el jefe de la policía secreta, Lavrenti Beria, se quedara con todo el poder son escalofriantes y maestras. Uno llega a la conclusión de que las más graves encrucijadas históricas pueden resolverse en cuestión de minutos y gracias a la decisión de un puñado de personas. Ese Kruschev que encañonó a Beria, con la ayuda de un par de mariscales, y que lo mandó desde una sala de reuniones del Kremlin a la cárcel y al patíbulo, es el mismo del informe secreto de 1956. En el episodio del encarcelamiento de Beria luchaba por su vida, y no hay duda de que durante la lectura del informe al comité central del partido, a puertas cerradas, hacía más o menos lo mismo.
Neruda murió en septiembre del año 1973 y no conoció la continuación de la historia, pero estoy convencido de que entre el deshielo de Kruschev y la perestroika de Gorbachev hay una línea continuada. Cuando Gorbachev estuvo de visita en Chile hace algunos años, hablamos de estos temas. Él me contó que siempre trataba de organizar homenajes a Nikita Kruschev en la época del secretariado general de Brejnev y que éstos siempre eran vetados en algún recodo de la jerarquía. En esos días, en las ediciones del diario comunista El Siglo que empezaban a circular de nuevo entre nosotros, Volodia Teitelboim, el gran heredero de la antigua ortodoxia, había dedicado un ataque furibundo a Mijail Gorbachev. “A mí”, dijo Gorbachev, “en mis tiempos de secretario general, me visitaba con frecuencia en sus años de exilio en Moscú y siempre se describía a sí mismo como el más perfecto demócrata. ¿Cómo se explica usted este ataque descontrolado?”.
Me limito a citar las palabras de Gorbachev y me guardo mis conclusiones. Así eran las cosas entonces y así, hasta cierto punto -en la época de un Fidel Castro que va a cumplir pronto ochenta años, de un Hugo Chávez, de algunos otros-, siguen siendo. En este contexto, la libertad de palabra todavía es terriblemente difícil. Pero hay que defenderla a toda costa. Como el informe secreto de hace cincuenta años de Nikita Kruschev, es una cuestión de vida o muerte

Influenza

OMS alerta que el mundo se acerca a la fase 6 de pandemia de influenza
El mundo "se acerca'' a una fase 6 de alerta máxima de pandemia por la gripe A (H1N1), advirtió este martes el número dos de la OMS, constatando los "primeros signos'' de una propagación autónoma del virus fuera del continente americano.
El director general adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, citó los casos de Gran Bretaña, Japón, Chile y Australia, donde se detectaron "primeras propagaciones'' que no tienen su origen en el brote mexicano. "No obstante, esperamos aún una actividad realmente extendida del virus entre las poblaciones de estos países'', precisó.
"A nivel mundial, pensamos que estamos en fase 5 (en vigor desde el 29 de abril y que señala una pandemia "inminente''), pero nos acercamos a la fase 6'' de alerta pandémica máxima, comentó Fukuda.
"Está claro que el virus parece propagarse a nivel internacional. Sabemos que un cierto número de países están en fase de transición, pasando de los casos relacionados con los viajes (a países afectados) hacia una implantación más marcada (del virus) en el seno de la población'', argumentó.
Teniendo en cuenta los consejos de expertos internacionales consultados el lunes, la OMS decidió tener en cuenta el criterio de "gravedad'' de la enfermedad para el paso a la fase pandémica máxima, según el número dos de la organización.
La gripe porcina A (H1N1) es de una gravedad "moderada'', estimó Fukuda, que rechazó el término de "leve''. "Medir la gravedad de una enfermedad es muy delicado'', justificó.
En los planes elaborados por la OMS, sólo el criterio geográfico de propagación de un virus en países de diferentes continentes justificaba el paso a la alerta de nivel 6.
El virus A (H1N1) de la gripe porcina ha contaminado a 17.410 personas en 62 países y ha causado 115 muertos, según el último balance publicado el lunes por la OMS.
Fuente: AFP

Artículo 16 Constitucional, adición

DOF: 01/06/2009 y la erra del día 25 de junio en el DOF
DECRETO por el que se adiciona un segundo párrafo, recorriéndose los subsecuentes en su orden, al artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Presidencia de la República.
FELIPE DE JESÚS CALDERÓN HINOJOSA, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, a sus habitantes sabed:
Que el Honorable Congreso de la Unión, se ha servido dirigirme el siguiente
DECRETO
"EL CONGRESO GENERAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, EN USO DE LA FACULTAD QUE LE CONFIERE EL ARTÍCULO 135 DE LA CONSTITUCIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA Y PREVIA LA APROBACIÓN DE LA MAYORÍA DE LAS HONORABLES LEGISLATURAS DE LOS ESTADOS, DECLARA ADICIONADO UN SEGUNDO PÁRRAFO AL ARTÍCULO 16 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.
Artículo Único.- Se adiciona un segundo párrafo, recorriéndose los subsecuentes en su orden, al artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para quedar como sigue:

Reunión del XXVI sesión del CNSP

XXVI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP)
Salón Tesorería, Palacio Nacional 11:20 horas
Previo a la 26 sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), el presidente Felipe Calderón encabezó un almuerzo con el gabinete de seguridad, gobernadores y algunos alcaldes en el Palacio Nacional.
El almuerzo inició a las 08:30 horas y concluyó a las 10:30 horas.
A las 11.20 horas, el secretario general del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Jorge Tello Peón*, declaró quórum y agradeció a los servidores públicos que pertenecen a dicho organismo su asistencia a la sesión número 26. El funcionario hizo notar que esta es la primera reunión que celebra dicho Consejo tras la aprobación y entrada en vigor de la nueva Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. (publicado en el DOF, el día 2 de enero de 2009):
En la apertura de la 26 Sesión el Presidente Calderón acompañado por el Gabinete de Seguridad, así como de representantes del Poder Judicial y Legislativo, expresó que la últimas pesquisas de la PGR corroboran las redes de cobertura y protección al crimen en diversas instancias de Gobierno.
Atribuyó el crecimiento de la delincuencia a la permisividad y tolerancia de anteriores autoridades. "Quizá se pensó que era manejable o inevitable (el problema del crimen organizado). Estamos pagando los costos de años de permisividad y tolerancia", deslizó ante los Gobernadores. "El arreglo tácito o explícito fue acrecentando la impunidad".
Por ello, externó a los Gobernadores de Morelos, Michoacán y Nuevo León que vigilará la aplicación de la ley sin distingos partidistas.
El presidente Calderón se refirió específicamente a los operativos en estados como Michoacán y Morelos y señaló que no habrá miramientos para castigar a funcionarios que se coludan con la delincuencia. "Quien traicione desde el servicio público la confianza de la sociedad, tiene que saber que no habrá fuero partidista que lo libre de castigo", aseveró.
Durante su discurso, el Presidente Calderón Hinojosa destacó también las iniciativas aprobadas por el Congreso en la materia, como la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la Ley de Extinción de Dominio, así como al de la Policía Federal.
El Consejo Nacional de Seguridad Pública aprobó, asimismo, la conformación de tres comisiones permanentes que den seguimiento a los trabajos del Consejo en la materia.
Las comisiones quedaron integradas de la siguiente manera, según lo informó el Secretario Ejecutivo del (SNSP), Jorge Tello:
1.-La Comisión de Información será presidida por el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y tendrá como vocales a los gobernadores de Nuevo León, Chiapas y Morelos, Natividad González Parás, Juan Sabines Guerrero y Marco Antonio Adame;
2.- La Comisión de Certificación y Acreditación
quedó integrada por el gobernador de Baja California, José Guadalupe Osuna Millán, como titular, y por el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard; el gobernador de Tabasco, Andrés Granier y el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, como vocales;
3.- La Comisión de Previsión del Delito será presidida por el gobernador de Sonora, Eduardo Bours, y tendrá como vocales al gobernador de Guanajuato, Juan Manuel Oliva Ramírez; a la gobernadora de Zacatecas, Amalia García y al procurador General de la República, Eduardo Medina Mora.
El Presidente Calderón en la XXVI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública
Martes, 2 de Junio de 2009 Palacio Nacional
Gracias, muy buenos días.
Señoras y señores Gobernadores de los estados y Jefe de Gobierno del Distrito Federal.
Señor Comisionado Nacional de Derechos Humanos.
Señoras y señores Secretarios de Estado, integrantes del Consejo Nacional de Seguridad.
Distinguidos invitados.
Representantes de la sociedad civil.
Señoras y señores:
Hoy el Consejo Nacional de Seguridad Pública sesiona por primera vez en el marco de lo dispuesto por la nueva Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
En mi calidad de Presidente del Consejo, establecida en el propio marco normativo, doy a ustedes la bienvenida y agradezco la asistencia de todos.
Esta Sesión de Consejo tiene lugar en un momento decisivo de la lucha del Estado mexicano por la seguridad.
Sé que a todos nos preocupan los acontecimientos recientes. Las pesquisas llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República están corroborando la existencia de redes de cobertura y protección al crimen dentro de las propias instancias de Gobierno, que ese es el verdadero problema.
Externo, tanto a los Gobernadores, como a los ciudadanos de estados como Morelos, Michoacán o Nuevo León, que al igual que ustedes, estaré al pendiente de que se aplique la ley con justicia y sin distingo.
Sin embargo, más allá de las comprensibles diferencias de opinión, respecto de estas acciones, en lo que estoy seguro coincidimos es en la imperiosa necesidad de romper las redes de complicidad y cobertura que el crimen ha venido tejiendo en las instituciones encargadas de la seguridad y la procuración de justicia, lo mismo en el orden Federal que en el estatal o municipal y sin distingo del origen político-partidista de los gobernantes.
En esta tarea de preservación de la vida institucional debe quedar clara la firme voluntad del Estado y de quienes lo representamos, de salvaguardar las instituciones democráticas en beneficio de los ciudadanos.
Las redes de complicidad buscan, precisamente, garantizar la impunidad de los criminales, someter a su capricho la capacidad del Estado de procurar justicia y garantizar la seguridad pública. Eso es algo que no podemos ni debemos permitir.
Si algo tenemos claro es la profundidad y el alcance del poder corruptor y de intimidación de la delincuencia.
Estamos hablando no sólo de un problema endémico, de corrupción de las instancias de seguridad, sino también de la captura, por parte de las organizaciones criminales, de instituciones básicas de la República, como son los órganos de procuración de justicia y de seguridad, por un lado; y, por otra, de diversas instancias del Gobierno, desde el plano Federal, como aquí ya se ha señalado, hasta instancias básicas de la convivencia ciudadana y cercanísimas a los ciudadanos, como son los gobiernos municipales.
Éste, por desgracia, no es un problema nuevo. La situación que vivimos se ha venido acumulando y creciendo a lo largo de mucho tiempo; quizá se pensó que era un asunto manejable o inevitable; quizá se pensó que no tendría consecuencias serias en la vida cotidiana de los gobiernos o de los ciudadanos. El hecho es que ahora estamos pagando los costos de años de permisividad y tolerancia ante la criminalidad.
El arreglo tácito, o en algunos casos explícito, entre instituciones de seguridad y delincuentes, fue acrecentando la impunidad, fruto ésta de la corrupción o del miedo o de ambos, y a su vez, la impunidad ha venido prohijando la multiplicación de los delitos de diverso orden de importancia y magnitud.
Claramente estamos ante una grave amenaza para la sociedad y, por supuesto, ante un desafío directo a las autoridades del Estado. Enfrentamos enemigos cuyo poder de corrupción, intimidación o amenaza no distingue filiaciones partidistas ni divisiones entre órdenes de Gobierno.
Por eso, en esta lucha no hay lugar para titubeos, divisiones, ni deslealtades; quien traicione desde el servicio público la confianza de la sociedad y decida servir a los criminales y no a los mexicanos, tiene que saber que no habrá fuero partidista o consideración política alguna que lo libre de la acción de la justicia.
Ante la delincuencia todos tenemos que cerrar filas, lo que está en juego es el futuro de nuestra democracia, de nuestras instituciones representativas, de nuestra capacidad como país para alcanzar el desarrollo por la vía de la legalidad.
Esta es una lucha que tenemos que dar y ganar todos juntos como mexicanos y como gobernantes. Para lograrlo, tenemos que perseverar en una estrategia coordinada que sume los esfuerzos de todas las instituciones nacionales, de todos los poderes y de todos los órdenes de Gobierno.
Desde la última sesión de este Consejo Nacional, también hay que señalarlo, se han presentado avances importantes en ese sentido que es necesario valorar y reconocer, al tiempo de señalar la existencia de múltiples pendientes que siguen agraviando a la ciudadanía.
Destaca el compromiso, por ejemplo, del Poder Legislativo Federal que ha aprobado varias iniciativas presentadas por el Ejecutivo en materia de seguridad, entre las que destaca la nueva Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con ella la coordinación entre los tres órdenes de Gobierno, que antes dependía de la voluntad aislada de cada autoridad, ahora es obligatoria; esto es fundamental para cerrar espacios a la impunidad que una mala entendida división de competencias pudo haber generado.
Destacan también la Reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, exigencia de la sociedad, que crea el Registro Nacional de Teléfonos Celulares y cuya implementación ya está en curso.
La Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, renovada, que entre otras cosas amplía las facultades del Ministerio Público en la investigación de los delitos.
La Ley Federal de Extinción de Dominio, con la que podremos golpear las redes financieras del crimen organizado y mermar su capacidad de financiamiento y de daño.
La Ley de la Policía Federal que otorga facultades a las policías para prevenir e investigar de mejor manera la prevención de los delitos.
También hay que reconocer los esfuerzos de los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios para depurar, fortalecer y dotar de mayores recursos a sus instituciones de seguridad.
Todos somos conscientes de que la participación de las Fuerzas Armadas en el soporte y refuerzo a la seguridad pública ha sido una tarea indispensable, ética y de naturaleza subsidiaria; es decir, una tarea que eventualmente deberá ser asumida a plenitud por las autoridades civiles en todo el país y en todas las instancias.
De ahí nuestro respetuoso llamado a dichas autoridades, a todas las que contamos con mando policiaco en los distintos órdenes de Gobierno, para acelerar el paso en este proceso de recomposición institucional de depuración, formación y fortalecimiento de renovados cuerpos policiacos que debe continuar hasta su puntual cumplimiento en todo el país y que es parte medular del Acuerdo por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad.
Finalmente, también es necesario resaltar los esfuerzos hechos por la sociedad civil que ha participado de manera activa y propositiva en el seguimiento de los compromisos adquiridos en el marco del Acuerdo Nacional para la Seguridad, la Justicia y la Legalidad a través del Observatorio Ciudadano.
Además, la denuncia ciudadana, valiente, ha sido clave para capturas peligrosas de bandas criminales, secuestradores, narcotraficantes y otros delincuentes.
Los avances específicos, en el caso del Gobierno Federal, deberán ser detallados por el Secretario Ejecutivo del Consejo. Quiero referirme a algunos de ellos.
Primero. Resultados positivos de los Operativos Conjuntos contra la delincuencia organizada.
Quiero destacar aquí algunas de las capturas realizadas desde la última sesión del Consejo a la fecha, de delincuentes peligrosos e importantes como son: Miguel Ángel Soto Parra, fundador de Los Zetas; Octavio Almanza Morales, alias El Gori 4, y Napoleón Mendoza Aguirre, alias El Napo, integrantes de la organización Cárdenas Guillén, y responsable, el primero, del homicidio del General Tello, en la ciudad de Cancún; de Vicente Zambada Niebla, alias Vicentillo, capo y líder financiero del cartel del Pacífico; Sigifredo Nájera Talamantes, alias El Canicón, responsable directo de tortura y ejecución de nueve militares en Monterrey, y de atentados con granada contra un medio televisivo y contra el Consulado de los Estados Unidos, miembro de Los Zetas; Héctor Huerta Ríos, alias La Burra, lugarteniente de la organización Beltrán Leyva y responsable de esa organización en la Zona Metropolitana de Monterrey.
Vicente Carrillo Leyva, alias El Ingeniero, del Cártel de Juárez; Rafael Cedeño Hernández, alias El Cede, líder operativo del grupo delictivo La Familia; Germán Torres Jiménez, alías El Tatanka y también líder fundador de Los Zetas.
Jaime Campos Esquivel, alias El Pay, también operador de La Familia michoacana; Rodolfo López Ibarra, El Nito, capo del cartel de Beltrán Leyva y presunto sucesor de Huerta Ríos; Roberto Beltrán Burgos, alias El Doctor, operador directo de Joaquín Guzmán Loera y de Ismael El Mayo Zambada del cartel del Pacífico.
También vale la pena destacar que en varias entidades donde están desplegadas las fuerzas federales, en algunos de los casos significativos, el número de homicidios vinculados al crimen organizado se ha reducido significativamente.
Por ejemplo, en Baja California se presentó una disminución de casi un 80 por ciento, en Chihuahua de casi un 30 por ciento y en Sinaloa de casi un 45 por ciento, comparando el primer trimestre de 2009 contra el último trimestre de 2008.
Segundo. Se ha reforzado la ofensiva en contra del secuestro apoyando fuertemente a las autoridades estatales competentes y municipales para enfrentar este delito. Desde la firma del Acuerdo, el esfuerzo nacional contra el secuestro ha llevado a la detención de 917 presuntos secuestradores, a la desarticulación de 133 bandas y a la liberación de 671 víctimas.
También es positivo que hoy 14 entidades de la República cuenten ya con unidades antisecuestro y otras 15 estén en proceso de fortalecimiento.
Sin embargo, sabemos, por desgracia, que el secuestro sigue ahí, que las bandas siguen delinquiendo y que la sociedad sigue en peligro. Tenemos que perseverar y apretar el paso, precisamente, en la erradicación de este delito que agravia, especialmente, a la sociedad.
Tercero. Estamos avanzando en la depuración de las instituciones de seguridad. Hasta ahora en el nivel Federal se han aplicado más de 10 mil evaluaciones de control de confianza a servidores públicos federales, que representa un avance del 60 por ciento respecto del objetivo.
Cuarto. Estamos trabajando junto con la sociedad para fortalecer la cultura de prevención del delito; por ejemplo, se han incorporado más de 15 mil 500 centros educativos al Programa Escuela Segura, con lo cual se rebasó la meta del Acuerdo, y además se ha cumplido ya con la meta prevista en el mismo de rescatar más de mil espacios públicos y ponerlos en las manos de los ciudadanos.
En suma, los Poderes de la Unión, los gobiernos estatales y municipales, la sociedad y el Gobierno Federal, tenemos que seguir cerrando filas para proteger a México de la acción de la delincuencia.
La magnitud del desafío es enorme, pero no podemos ni debemos ceder un ápice en nuestro empeño; es momento, por contrario, de redoblar esfuerzos, porque la responsabilidad es nuestra y el reto no admite demoras.
Señoras y señores Consejeros:
El futuro de México exige un compromiso decidido y sin ambigüedades con la causa de la seguridad, la legalidad y la justicia. La acción destructora y corrosiva de los criminales que atemorizan, hostigan y, finalmente, dañan a los ciudadanos que quieren trabajar y vivir en paz constituye el mayor atentado a la libertad de los mexicanos y a su seguridad; tiene que ser combatido por el Estado mexicano en todas sus instancias y con toda determinación.
La razón de nuestra lucha y de nuestro quehacer es clara: hacer de México una Nación donde prevalezca la seguridad, el orden y la ley, que es la primera y más importante tarea del Estado.
Un México donde libremos a nuestros niños y a nuestros jóvenes de la esclavitud de las adicciones, un país donde las familias puedan ser verdaderamente libres; es decir, que puedan convivir tranquilamente, donde los padres no tengan que enfrentarse nunca a la desoladora incertidumbre de no saber el paradero de sus hijos.
Un México donde no haya comunidades condenadas a vivir en la sombra del miedo ni de la violencia de los grupos, que por la vía de las armas y de la ilegalidad, pretenden apoderarse de la autoridad de sus comunidades.
Ese México no sólo es deseable, sé que ese México es posible y que está en nuestras manos el poder construirlo y todos los aquí presentes debemos seguir refrendando en los hechos el compromiso indeclinable de trabajar juntos hasta lograrlo.
Los retos son muchos, el camino que tenemos que recorrer es largo y difícil, pleno de amenazas y de adversidades; pero los mexicanos sabemos unirnos para enfrentar y resolver estos problemas y por eso sé que no daremos un paso atrás.
México nos necesita unidos y firmes. Sigamos adelante por el bien de los mexicanos.
Muchas gracias.

Si me permiten, quisiera que me acompañaran, simplemente, para hacer la declaratoria formal de instauración o instalación de este Consejo.
Siendo las 11 horas con 38 minutos del martes, 2 de junio de 2009, declaró formalmente inaugurada la XXVI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública.
Muchas gracias.

Aporbación del Presidente según Mitofsky

Calderón cae un punto en aprobación: Mitofsky
Gilberto Molina Arcos/ Agencia EL UNIVERSAL on line, 02 de junio de 2009;
Señala Consulta Mitofsky que las campañas electorales han incidido en la calificación de atributos como honestidad capacidad para resolver problemas del Presidente, que tiene una aprobación de 65.4%
El presidente Felipe Calderón registra una aprobación de 65.4 % entre los mexicanos, sólo un punto menos en relación a febrero pasado, a pesar de que la gran mayoría de los consultados considera que la situación económica ha empeorado, de acuerdo con evaluación del décimo trimestre de gobierno hecha por Consulta Mitofsky.
La disminución de un punto en la calificación otorgada al Ejecutivo federal coincide con la baja promedio de más de dos puntos de los gobernadores y de tres puntos de los presidentes municipales, lo que indica una baja general en todos los niveles de autoridad, agregó la empresa que dirige Roy Campos.
El trimestre pasado, Calderón obtuvo una probación de 66.4%, la más alta alcanzada durante su gestión, mientras que la reciente puntuación de 65.4% coincide con la que le otorgaron los ciudadanos hace dos años, en mayo de 2007.
Pese al alto grado de aceptación, que lo sitúa entre los gobernantes mejores posicionados del continente, ocho de cada 10 ciudadanos opina que la situación económica del país es hoy pero que la registrada hace un año.
"El pesimismo por el futuro económico es evidente ya que dos de cada tres piensa que el año que entra estaremos peor que hoy" y "se mantiene en 35 por ciento el porcentaje de mexicanos cercanos al desempleo", señaló el reporte Mitofsky.
En cuestiones de combate al crimen
organizado, la empresa de opinión señaló que si bien el gobierno ha emprendido una lucha frontal contra los cárteles de la droga, sólo cuatro por ciento piensa que ese es el principal problema del país.
Mitofsky destacó que la campaña electoral, "inevitablemente" ha incidido en la calificación otorgada a Felipe Calderón en atributos como honestidad (-4.1%), liderazgo (-4.8%) y capacidad para resolver problemas (-1.4%), respecto al trimestre anterior.
Con relación a sus antecesores, respecto al décimo trimestre de gobierno, Calderón se ubica mejor posicionado que Vicente Fox (63.5%) y muy por encima de Ernesto Zedillo (49%), pero por debajo de la calificación que obtuvo Carlos Salinas de Gortari (77%).
La encuesta fue levantada entre los meses de marzo, abril y mayo de 2009 entre una población de tres mil mexicanos mayores de 18 años con credencial para votar en 100 secciones electorales del país y el margen de error se estima en +/-3.1%.
vsg

Críticas de Alejandro Martí

Lentas, las acciones en materia de seguridad: Martí
Nota de Fernando Martínez
El Universal Ciudad de México Martes 02 de junio de 2009;
El empresario asegura que las buenas intenciones no bastan, pues siguen los casos como el de Antonio Equihua, a 10 meses de otro Consejo de Seguridad
A 10 meses de haber lanzado el reto de que "quien no pueda que renuncie", el empresario Alejandro Martí consideró que las acciones del gobierno en materia de seguridad pública son lentas, en parte por la crisis, y aseguró que no bastan las buenas intenciones.
"Sentimos nosotros que hay cosas que se están haciendo, pero no a la velocidad que nosotros quisiéramos. la velocidad que nosotros, la ciudadanía queremos imprimirle, es mayor. Siento que ha habido acciones importantes en el sentido legislativo, en el Consejo de la Judicatura, en la policía, en investigación y el desarrollo de direcciones antisecuestro, pero, vamos, todavía no es suficiente, nosotros no vamos a estar conformes y no vamos a bajar la agenda.
Siguen casos como el de Antonio Equihua que nos partió el corazón a la ciudadanía y realmente, esto nos muestra que no podemos bajar la guardia ante estos delincuentes de la raza más cobarde que existe", expresó.
Al concluir la firma de un convenio con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal y la Coparmex, de acciones conjuntas para difundir la cultura de la denuncia, Alejandro Martí, aseguró que la sociedad seguirá insistiendo durante los tres años que restan a este gobierno, seis del que sigue y tres más del que le sigue y no bajará la guardia para que la seguridad se dé como el estado debe de dar.
Recordó que después de lanzar su reto en aquella reunión del Consejo Nacional de Seguridad, renunció Roberto Campa Ciprián y dijo: "yo creo que poco poco, mucho va a quedar en la conciencia de cada uno de cómo se está realizando. Yo creo que para ser una acción tan importante las pruebas no se pueden dar en meses, se tiene que dar uno o dos años, pero yo sí creo que habrá cambios y habrá gente que en el más estricto sentido de responsabilidad interna renunciará si no puede con el trabajo".
En el caso del secuestro y asesinato de su hijo, Fernando Martí, explicó que la familia Martí ha seguido el caso con la ayuda de un grupo de abogados profesionales, quienes llevan a cabo el seguimiento de todo el proceso judicial y sobre todo de las pruebas, por lo que garantizó que este despacho de abogados estará presente, a partir de esta semana, en dónde se inicia el juicio de estas siete personas consignadas.
Dijo que de esa forma seguirá todos los procesos hasta demostrar la culpabilidad de los indiciados. "Hasta este momento sé por este despacho de abogados que existen víctimas presenciales que los identifican como secuestradores" y recalcó: "nosotros hemos reiterado en todos los foros que nosotros no queremos venganza, queremos que se haga justicia, simplemente".
cgb

Agenda papal

Para los cuatro próximos meses
Benedicto XVI se prepara para vivir una apretada agenda en los próximos meses, de la que forman parte viajes, las vacaciones en el norte de Italia, la publicación de una encíclica y posiblemente la visita del presidente Barack Obama.
Algunos de estos acontecimientos son ya oficiales, y han sido anunciados por la Santa Sede este lunes, otros están todavía en fase de preparación, por lo que no pueden ser considerados como seguros.
Según revela el calendario de los actos y viajes del Papa para estos cuatro meses, publicado por la Oficina de Información de la Santa Sede, el próximo 11 de junio, solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el Papa presidirá la misa a las 19,00 en la basílica de San Juan de Letrán. A continuación participará en la procesión hacia la basílica de Santa María Mayor que culminará con la bendición eucarística.
El 19 de junio, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, a las 18,00 horas, en la basílica de San Pedro del Vaticano, el Papa presidirá las vísperas con motivo del inicio del Año Sacerdotal, con motivo del 150 aniversario de la muerte de san Juan María Bautista Vianney, el santo Cura de Ars.
El 21 de junio el Papa visitará San Giovanni Rotondo (Italia) para recorrer los lugares en los que vivió el padre Pío de Pietrelcina.
El domingo, 28 de junio, a las 18,00, en la basílica de San Pablo Extramuros, durante las primeras vísperas de la solemnidad de los santos Pedro y Pablo, Benedicto XVI clausurará el Año Paulino.
El 29 de junio, en esa la solemnidad de los apóstoles patronos de la diócesis de Roma, en la basílica de San Pedro, a las 9,30, el Papa presidirá la santa misa e impondrá el palio a los nuevos arzobispos metropolitanos del mundo.
Según anunció en las semanas pasadas el cardenal Renato Martino, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, en ese día podría presentarse la encíclica de Benedicto XVI dedicada a la justicia social, tras las dos precedentes sobre el amor y la esperanza.
Vacaciones y posible visita de Obama
El calendario de celebraciones del Papa para el mes de julio no prevé ninguna cita especial. En ese mes, el Papa pasará un breve período de vacaciones en el Valle de Aosta, en particular, en la localidad de Les Combes, en el pueblo de Introd.
Según han confirmado fuentes diplomáticas de la Santa Sede y Estados Unidos, en el mes de julio, con motivo de la visita que realizará a Italia el presidente Barack Obama para participar en la cumbre de los países más industrializados (L'Aquila del 8 al 10 de ese mes), podría realizar su primera visita al Papa. Por el momento no ha habido confirmación oficial.
A su regreso del Valle de Aosta, el Papa trascurrirá el resto del verano en la residencia pontificia de Castel Gandolfo, donde realizará sus actividades ordinarias, y mantendrá sus encuentros ordinarios con los peregrinos.
El sábado 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, presidirá a la misa a las 8,00 en la iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanova de Castel Gandolfo.
El domingo, 6 de septiembre, el pontífice realizará su visita pastoral a Viterbo-Bagnoregio, que se encuentra cerca de Roma.
Por otra parte, del 26 al 28 de septiembre, emprenderá un viaje apostólico a la República Checa, el décimo tercero de su pontificado.
****
Histórica visita del Papa a la República Checa a finales de septiembre
El anuncio tiene lugar con motivo de la visita del presidente del país al Vaticano
CIUDAD DEL VATICANO, lunes, 1 junio 2009 (
ZENIT.org).- Benedicto XVI realizará una histórica visita la República Checa del 26 al 28 de septiembre, según anunció este sábado la Oficina de Información de la Santa Sede con motivo de la visita del presidente de ese país al Vaticano.
El Papa recibió en la mañana de ese día en audiencia a Václav Klaus, que posteriormente se reunió con el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, acompañado por el arzobispo Dominique Mamberti, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados.
A continuación, la Santa Sede informó en un comunicado que "acogiendo las invitaciones del presidente de la República y de la Conferencia Episcopal Checa", el obispo de Roma llegará a Praga el 26 de septiembre.
Al día siguiente se trasladará a Brno, donde oficiará una misa multitudinaria a la que se espera que acudan unos 150.000 creyentes. Será la primera vez que un Papa visite la ciudad.
La siguiente escala está llena de simbolismo: el 28 de septiembre, día nacional de la República Checa, Benedicto XVI se desplazará a Stará Boleslav, donde participará en los actos de conmemoración del día de san Venceslao, patrono del país.
Por lo que se refiere a los encuentros que mantuvo el presidente de la República Checa, la Santa Sede publicó un comunicado en el que reveló que se afrontó "la situación del país", "en particular, algunas cuestiones relacionadas con la Iglesia católica, así como sobre el futuro de Europa, teniendo en cuenta la importancia de su patrimonio cultural, espiritual y cristiano".
Tras su entrevista con el Papa, el presidente checo, Václav Klaus, expresó su satisfacción por el hecho de que el máximo representante de la Iglesia católica visite el país en una fecha tan memorable.
"Me alegra que con el Papa tuvimos una conversación amplia y sobre temas generales de actualidad, en los que en muchos casos coincidimos. El Papa viajará con un mensaje claro y legible para todos, por lo que ansiosos esperamos su visita", indicó el mandatario, según informa Radio Praha.
Según esta fuente, Klaus también trató con el Papa la pendiente firma del Concordato entre la República Checa y la Santa Sede, que se sigue posponiendo aún 20 años después de la derrota del régimen comunista.
El mandatario explicó que para que el acuerdo salga adelante es necesario que en el Parlamento se dé la mayoría necesaria, pero que este retraso no altera las relaciones mutuas.
Fuente: AGENCIa zenit

Demasiado amor

"CANCIÓN DEL DEMASIADO AMOR"/ Vinicus de Moraes

Quiero llorar porque te amé demasiado,
quiero morir porque me diste la vida,
ay, amor mío, ¿será que nunca he de tener paz?
Será que todo lo que hay en mí
sólo quiere decir saudade...
Y ya ni sé lo que va a ser de mí,
todo me dice que amar será mi fin...
Qué desespero trae el amor,
yo que no sabía lo que era el amor,
ahora lo sé porque no soy feliz.

El amor

EL AMOR/Pablo Neruda en Los versos del Capitán*
En ti la tierra
PEQUEÑA
rosa,
rosa pequeña,
a veces,
diminuta y desnuda,
parece
que en una mano mía
cabes,
que así voy a cerrarte y llevarte a mi boca,
pero
de pronto
mis pies tocan tus pies y mi boca tus labios,
has crecido,
suben tus hombros como dos colinas,
tus pechos se pasean por mi pecho,
mi brazo alcanza apenas a rodear la delgada
línea de luna nueva que tiene tu cintura:
en el amor como agua de mar te has desatado:
mido apenas los ojos más extensos del cielo
y me inclino a tu boca para besar la tierra
.
*Pablo Neruda, en su obra Los Versos del Capitán —que consta de cuarenta y siete poemas: Es la poesía amorosa que el poeta le escribió a principios de los 50s a Matilde Urrutia cuando aún su relación era secreta (no se había divorciado de Delia del carril):
Los versos del capitán. L'Arte Tipográfica, Napoli, 1952 (fuente Fundación Pablo Neruda)

Día de la Marina

El Presidente Calderón en el Mensaje con motivo del Día de la Marina
Lunes, 1 de Junio de 2009 Discurso
Mazatlán, Sinaloa
Señor Almirante Mariano Francisco Saynez Mendoza, Secretario de Marina.
Señor General Guillermo Galván Galván, Secretario de la Defensa Nacional.
Señores Secretarios.
Señor Gobernador del Estado de Sinaloa.
Señor Presidente Municipal.
Guardiamarinas, Oficiales, Capitanes y Almirantes de la Armada de México.
Señoras y señores:
Hace 67 años se instauró esta fecha como el Día de la Marina, desde entonces, cada 1 de junio, nos convoca a los mexicanos el reconocimiento más sincero a esta noble Institución.
Como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, me llena de orgullo que hoy la Nación entera esté unida para agradecer la dedicación y sacrificio de los marinos de México; mujeres y hombres que han ofrendado su vida al servicio de la Patria. Su esfuerzo y arduo trabajo han sido fundamentales para salvaguardar la soberanía, la democracia y las instituciones de nuestro país.
La Armada de México ha protegido lealmente la integridad de nuestros mares y litorales, y es baluarte de la seguridad de nuestras instalaciones estratégicas.
Pero su labor ha ido siempre más allá; en medio de las tragedias provocadas por la fuerza de la naturaleza, por ejemplo, los marinos de México han salvado miles de vidas y han prestado su auxilio a cientos de miles de familias en los momentos que más lo necesitan; o durante la contingencia sanitaria, que afrontamos recientemente los mexicanos, la Secretaría de Marina abrió generosamente las puertas del nuevo Hospital Naval, en la Ciudad de México, a todos sus habitantes; atendiendo con oportunidad, eficiencia y de manera gratuita a decenas de miles de personas.
Por todo ello, nuestro pueblo tiene la seguridad de que frente a cualquier peligro, frente a cualquier adversidad, frente a cualquier amenaza, nuestra Armada estará siempre ahí en su apoyo.
Hoy México enfrenta a enemigos que amenazan la paz y la tranquilidad de nuestras familias y comunidades: la delincuencia y el crimen organizado.
Ante este desafío, la Armada de México está en la primera línea de combate y es pieza fundamental de la Estrategia Nacional de Seguridad, que el Gobierno Federal ha puesto en marcha.
Gracias al valiente trabajo de los marinos de México, en el corto plazo hemos asestado fuertes golpes a las redes operativas y financieras de las principales organizaciones criminales y bandas delictivas del país.
En lo que va de esta Administración, la Armada de México ha decomisado casi 25 toneladas de cocaína, que equivalen a más de 64 millones de dosis, y más de 55 toneladas de mariguana, equivalentes a casi 200 millones de dosis.
Ustedes, marinos de México, están dando una batalla por el país y por todos los mexicanos, y esa batalla está dando frutos.
Porque cada kilogramo de estupefacientes que los marinos han detenido, representa cientos de dosis que no llegarán a las manos de los niños y los jóvenes para esclavizarlos.
Cada arma que ustedes han decomisado a la delincuencia, es una oportunidad menos que tienen los criminales para amagar e intimidar a la sociedad, una oportunidad menos para robar, extorsionar o secuestrar, o asesinar impunemente.
Cada operativo en el que la Marina participa significa mayor tranquilidad y seguridad para los mexicanos en la mar y en nuestras costas y puertos, en los litorales de México.
Las familias mexicanas se sienten seguras en ellos, porque saben que son ustedes, nuestros marinos, quienes están protegiéndola en la misión de salvaguardar la seguridad interior del país.
Así, los mexicanos nos sentimos orgullosos y agradecidos con nuestra Marina Armada, porque su presencia es garantía de confianza y seguridad.
El esfuerzo de la Armada y de todas las fuerzas federales, en coordinación con las estatales, está dando resultados.
Por ejemplo, los homicidios violentos relacionados con el crimen organizado comienzan a mostrar algunos signos de disminución. Aquí en Sinaloa, la reducción ha sido de casi un 50 por ciento, si comparamos el primer trimestre de este año 2009, contra el último trimestre de 2008.
Y lo mismo ocurre en otras entidades, como Baja California, donde también ha tenido un papel destacado la Marina Armada de México, con una disminución en la Ciudad de Tijuana de más de un 70 por ciento; o en Chihuahua, con una mejoría del 25 por ciento, en ese mismo periodo.
Sin embargo, quiero subrayar que la participación de las Fuerzas Armadas en estas tareas de seguridad pública es temporal y es de respaldo a las autoridades competentes. Es por eso que en el mediano plazo, nuestra estrategia busca depurar y fortalecer las instituciones de seguridad pública en todo el país.
Hoy refrendo, ante ustedes y ante los mexicanos, el firme compromiso que tiene el Gobierno Federal para combatir sin descanso el cáncer de la corrupción en las instituciones públicas
Así lo hicimos en el Gobierno Federal con la Operación Limpieza, con la que se desmontaron redes de complicidad que operaban al interior del aparato del Estado Federal en cubrimiento a las operaciones de la delincuencia organizada.
Más recientemente, la detención e investigación de servidores públicos vinculados a las áreas de seguridad o de procuración de justicia en los estados de Morelos o de Michoacán, han puesto de manifiesto que este compromiso debe seguirse sosteniendo en todo el país.
Porque para recuperar la seguridad de los mexicanos es fundamental, indispensable, desarticular las redes de protección y complicidad que la delincuencia ha venido tejiendo en las propias instituciones encargadas de combatirla.
Claramente estamos enfrentando a un enemigo, cuyo poder de corrupción, intimidación y amenaza, no distingue filiaciones político-partidistas ni divisiones de órdenes de Gobierno.
Ante la delincuencia organizada todos tenemos que cerrar filas, porque ésta es una lucha del Estado mexicano en la que no hay lugar para titubeos y menos para deslealtades. Quien traicione la confianza de la sociedad y decide servir a los criminales y no a los ciudadanos, a los que está obligado a servir, tiene que saber que no habrá consideración alguna que lo libre de la acción de la justicia.
En el largo plazo, la estrategia contempla la transformación y modernización de nuestras instituciones de seguridad y de nuestro sistema de justicia.
Un ejemplo de ello es, precisamente, la presentación al Congreso y la aprobación por el mismo de diversas iniciativas, que dotarán, sin duda alguna al Estado de mejores herramientas para combatir con mayor eficacia a la delincuencia.
Ya han sido publicadas y han entrado en vigor la nueva Ley de Seguridad Pública, la nueva Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, la nueva Ley de la Policía Federal, la nueva Ley de Extinción de Dominio, entre otras, que permitirán reorganizar el sistema de seguridad pública y dotar al Estado de mejores instrumentos para combatir a la delincuencia.
Por otra parte, amigas y amigos mazatlecos, amigas y amigos de la Armada de México, celebro que hoy se firme, en tan singular ocasión, un Acuerdo de Colaboración entre la Secretaría de Marina y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Con él se fortalecerá el funcionamiento y operación de las capitanías de puerto; puertos, como el de Mazatlán y todos los puertos de México, a partir de la suscripción de este Acuerdo, verán fortalecido el funcionamiento, operación y la autoridad de las capitanías de puerto a través de más acciones de vigilancia y supervisión en aguas nacionales, y con el firme respaldo y guía, y soporte de la Marina Armada de México.
Además, se crea una nueva base de datos del Registro Público Marítimo Nacional para tener un mejor control y registro de las embarcaciones que realicen actividades en las zonas marinas de México.
Todo esto nos permitirá incrementar la capacidad del Estado para combatir la inseguridad en la mar y en los puertos mexicanos.
Marinos de México:
El pueblo les está profundamente agradecido por la valentía con la que ustedes honran día con día su compromiso con la Patria. Reconocer también es retribuir, y por eso me comprometí, desde el primer día de mi mandato, a mejorar las condiciones de vida de la marinería.
Un ejemplo de ello ha sido el incremento de más del 60 por ciento en los ingresos del personal operativo de clases y marinería en los últimos dos años, además, hemos puesto en marcha medidas en favor de la Marina Armada de México que no registran precedente; por ejemplo, la creación del Programa Integral de Becas para las hijas e hijos de todos los marinos en activo, con el cual el Gobierno Federal, en colaboración con las universidades y centros de educación superior del país, cubrirá la totalidad, el cien por ciento de las colegiaturas de bachillerato o de la universidad de los hijos de los marinos para cualquier carrera que decidan estudiar y en cualquier universidad en la que decidan estudiar, sea ésta pública o privada.
Su trabajo, su entrega al servicio de la Patria es invaluable, con estas medidas los mexicanos, por conducto del Gobierno Federal, buscamos de alguna manera compensar la noble y encomiable labor que desempeñan con integridad y valentía los marinos de México en favor de todos los mexicanos.
Mujeres y hombres de la Marina Armada de México, en su tiempo, el General Vicente Riva Palacio decía con razón:
Las grandes ideas, las reformas trascendentales son trabajos elaborados por una serie de generaciones que comienzan a sentir, primero la idea, como una aspiración imposible, que la miran después, como a una utopía difícil y terminan por comprenderla, como una necesidad ineludible.
Hoy, nuestra generación enfrenta la necesidad ineludible de convertir a México en un país en el que impere el Estado de Derecho, será posible que tengamos un México de paz, un México seguro, un México libre de la delincuencia; será posible construir un México de libertades, con instituciones sólidas y confiables. Eso para algunos quizá sea una aspiración imposible, para otros quizá sea ya una utopía difícil.
Pero estoy seguro, que con la convicción patriótica de los marinos de México, cada vez somos más las mexicanas y los mexicanos que sabemos que contar con un México seguro no sólo es aspiración o utopía, sino necesidad ineludible, que conseguiremos con el trabajo y el compromiso de todos los mexicanos.
En esta tarea sé que México cuenta con ustedes, mujeres y hombres de mar, que son impulsados vigorosamente por su amor a México. De cara a los retos que tenemos por delante, sean de naturaleza económica, sanitaria o de seguridad pública, yo les instruyo a que sigan cumpliendo con su misión con arrojo, con responsabilidad, con la disciplina que siempre, siempre les ha distinguido.
Sigan siendo cimiento y pilar de nuestro Estado democrático de derecho y fieles garantes de la Carta Magna.
Marinos de México:
Llevemos juntos la Patria a buen puerto.
Felicidades en éste su día.
Muchas gracias.

Se inicia curso para Policías Científicos en México

Como parte del Nuevo Modelo de Policía, la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), inició este lunes 1 de junio el "Curso para Policías Investigadores y de Inteligencia", con el propósito de ampliar la base del personal científicamente capacitado para combatir frontalmente a la delincuencia.
Dice un comunicado de prensa que el programa durará 12 semanas, en las que personal de la SSP, académicos nacionales e instructores internacionales, impartirán 27 asignaturas en cuatro campus de instituciones de educación superior del área Metropolitana y en las instalaciones de las academias de policía de San Luis Potosí y Barrientos.
El curso de formación inicial para los jóvenes universitarios constará de tres fases:
La primera etapa que durará siete semanas, en la que estudiantes de nivel superior recibirán formación en los campus Santa Fe y Ciudad de México del ITESM, en el campus Atizapán de la UNITEC, así como en la Universidad Iberoamericana.
Los aspirantes a Policías Federales con perfil investigador y de inteligencia adquirirán en este período habilidades y conocimientos en las áreas de Doctrina y Ética Policial, Técnico Policial, Complementaria y Principios Básicos de Análisis e Investigación Policial, que le permitirán realizar eficientemente funciones policíacas, con apego a los derechos humanos y al marco jurídico aplicable.
La segunda etapa, es una inducción al área de adscripción para los jóvenes universitarios, a partir del perfil profesional de cada aspirante y de su desarrollo en la primera fase del Curso de Formación Inicial. Durante este proceso los instructores extranjeros impartirán de manera continua materias del Módulo Principios Básicos de Análisis e Investigación Policial.
En tanto que la tercera fase se desarrollará en las academias de policía de San Luis Potosí y Barrientos, donde los jóvenes recibirán prácticas en su área de adscripción final durante las últimas cuatro semanas del programa.
Cabe señalar que los instructores seleccionados para el curso, tanto nacionales como extranjeros, cubrieron el requisito de por lo menos dos años de experiencia docente en su campo; necesario para capacitar en temas teórico–prácticos a los aspirantes a Policías Federales con perfil de investigador.
Con el fin de fomentar la vocación de servicio y garantizar un proyecto de vida dentro de la Policía Federal, al final del Curso de Formación Inicial, los jóvenes con estudios universitarios estarán capacitados en temas como:
.-Inseguridad pública,
.-Política criminal,
.-Conductas delictivas,
.-Estrategias de combate,
.-Normas jurídicas,
.-Operativos preventivos,
.-Aseguramiento de delincuentes,
.- Prevención del delito, predicción y medición de la criminalidad, y
.- Tratamiento del delincuente.
Además de contar con un aprendizaje en otras disciplinas, como antropología, psicología y sociología criminal, que les ayudarán a determinar los rasgos del comportamiento delictivo. También, como parte de este Programa de Formación Inicial, los futuros policías recibirán instrucción continua en acondicionamiento físico atlético en las academias de San Luis Potosí y Barrientos.
***
Mensaje del Presidente Felipe Calderón en el Inicio del Curso para Policías Científicos Investigadores de la SSP
Lunes, 1 de Junio de 2009
Jóvenes profesionistas:
Me da mucho gusto saludarles y felicitarlos, especialmente, por este medio, con motivo del
Inicio de Cursos de la Primera Generación de Policías Investigadores de Inteligencia de la Policía Federal.
México enfrenta hoy el desafío histórico de convertirse en un país seguro, un país de orden, un país de leyes y de libertades. Lograr este reto requiere de mujeres y hombres, como ustedes, comprometidos y dispuestos a entregarse a la noble causa de servir a la seguridad de los mexicanos, de servir a los demás, de servir a México.
Ustedes deben marcar un antes y un después en la conformación de los cuerpos policiacos en el país. Su preparación universitaria será clave para contar con una policía científica, una policía que combata a la delincuencia con base en la técnica, en la inteligencia, en la estrategia y, desde luego, en la honestidad.
Y me da mucho gusto que haya mujeres y hombres formados en las mejores universidades del país, que estén dispuestos a ser Policías Investigadores de Inteligencia para la Policía Federal de México; porque hoy, más que nunca, sabemos que los resultados que está dando ya esta corporación son producto, precisamente, de las mejores áreas de inteligencia del Estado mexicano.
Ustedes deberán ser el modelo a seguir dentro de la Policía Federal y el modelo a seguir por todas las policías del país. Esto, sin duda, es un enorme privilegio que sé, sabrán aprovechar.
Serán una generación que contará con los recursos y la tecnología para defender a México del crimen de la mejor manera.
Para mí es motivo de gran satisfacción que las más importantes universidades e instituciones de educación superior del país se estén sumando a este gran esfuerzo.
Quiero expresarles mi reconocimiento por poner la técnica y el conocimiento que han adquirido hasta ahora, al servicio de los mexicanos.
En esta Administración hemos encarado, como ustedes saben, con firmeza la inaplazable tarea de fortalecer nuestros cuerpos policiales. Estamos, por ello, formando una nueva generación de policías, capaz de planear, de obtener y de procesar información para prevenir el delito, y para perseguir y castigar con todo el peso de la ley a los delincuentes.
Una nueva generación de policías más profesional, que trabaje con base en los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos.
Una nueva generación de policías formada por las y los mejores mexicanos.
Ustedes simbolizan, precisamente, la renovación que queremos impulsar en los cuerpos de seguridad del país. Queremos que los mejores de nosotros, nuestros mejores jóvenes, los más preparados sean, precisamente, los que tengan en sus manos esta delicadísima tarea de darle seguridad al país.
Deben sentirse comprometidos, sí, pero, sobre todo, privilegiados porque recibirán una capacitación física, intelectual y personal, sin precedentes en la historia de la policía.
Los conocimientos y habilidades que les serán transmitidos han sido diseñados e instrumentados bajo los más altos estándares internacionales. En pocas palabras, serán entrenados por los mejores; y también egresarán sólo los mejores de estos cursos.
Que no les quede duda, la policía, de la cual formarán parte, deberá estar a la par de las mejores del mundo. Deberá ser una nueva policía de la cual todas las mexicanas y todos los mexicanos nos podamos sentir confiados y orgullosos.
Los requisitos que han cumplido hasta ahora para llegar aquí, han exigido de ustedes convicción y firmeza en su decisión de servir a México. Las semanas siguientes prometen ser aún más arduas, pero este esfuerzo sé que valdrá la pena.
Hoy es tiempo de trabajar con tesón para concluir satisfactoriamente el camino que han emprendido. Al término de sus estudios, ustedes portarán con dignidad un uniforme, que es símbolo de la inteligencia y el valor que deberán mostrar cada día para servir y proteger a los mexicanos.
Como futuros policías investigadores científicos, ustedes serán el rostro humano del Estado hacia los ciudadanos, que hoy, con toda justicia, nos exigen total entrega de las autoridades, a las que han confiado velar por sus intereses y los de sus familias.
Por eso, les instruyo a que cada una y cada uno de ustedes, en el cumplimiento del deber, se ciña siempre a los más altos valores de la ética, a los más altos valores del servicio, a los más altos valores en el cumplimiento del deber.
Sigan siempre manteniendo firme la determinación de hacer de México un país más seguro.
Recuerden siempre que no hay más honor que servir al país con honestidad y con lealtad; que la razón de nuestra lucha es hacer de México una Nación donde prevalezca la seguridad, el orden, la justicia y la ley. Un país libre de la violencia y del crimen, un país libre del miedo.
Un México seguro, donde libremos a nuestros niños y jóvenes de la esclavitud de las drogas, y a la sociedad entera del crimen.
Yo estoy seguro de que dentro de muchos años recordarán con emoción esta fecha, como el día en que dieron un paso al frente, y se sumaron con esperanza y convicción a la lucha por construir ese México más libre y más seguro que heredaremos a nuestros hijos.
Muchas felicidades, pongan lo mejor de ustedes en esta nueva tarea. Y a trabajar fuerte por el bien de México.