1 sep. 2009

Remember Beslán

El dolor del recuerdo de Beslán
Ha pasado un lustro, pero para los familiares de las víctimas de la masacre de la escuela rusa en Osetia del Norte es como si hubiese sido ayer
AGENCIAS - Beslan - 01/09/2009
Las lágrimas han vuelto a inundar el gimnasio donde ocurrió la peor masacre terrorista en la historia de Rusia. Centenares de personas han acudido hoy a las ruinas de la escuela Nº1 de Beslán, en Osetia del Norte, donde el 1 de septiembre de 2004, cuando se celebraba la inauguración del
año escolar, un comando terrorista chechén atacó y capturó como rehenes a más de mil personas, entre maestros, alumnos y familiares que asistían la ceremonia.
Murieron 334 personas, 186 de ellas niños, cuando dos días después, tras una explosión en el interior del gimnasio donde fueron retenidos, las fuerzas rusas llevaron a cabo una confusa y muy criticada operación de rescate.
Desde tempranas horas de hoy deudos y simplemente habitantes de Beslán y otra ciudades norosetas se personaron en la escuela y depositaron botellas de agua -en recuerdo de la sed que pasaron la víctimas- y encendieron velas en las ruinas del gimnasio escolar. Los actos conmemorativos se extenderán hasta el jueves.

Explosión en Tlalpan

Regresan las explosiones.
La madrugada de este martes, tres sujetos -dos hombres y una mujer- arrojaron dos latas de gas butano hacia el interior de una sucursal de Bancomer, ubicada en el bulevar Picacho Ajusco, colonia Jardines del Ajusco. Luego de esa acción, que logró ser grabada por una de las cámaras de seguridad de la institución bancaria, los sujetos huyeron con rumbo desconocido. La sucursal de Bancomer, que se encuentra entre una escuela de inglés y un restaurante, fue la única que sufrió daños estructurales por las detonaciones, cuyo monto sobrepasan los 300 mil pesos.
De inmediato, personal de la secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) acudió al lugar del incidente para realizar las investigaciones correspondientes. Sobre ese hecho, el titular de la PGJDF, Miguel Ángel Mancera Espinosa, dijo que se trató de un acto vandálico sin tintes políticos. En entrevista con Carlos Loret de Mola en Primero Noticias de Televisa, el funcionario indicó que por la forma y número de individuos que al parecer participó en ese hecho, "se trata de un acto vandálico sin tintes políticos, ya que no hay mensaje de adjudicación de algún grupo que pudiera dar indicios de que pudiera ser político".
La detonación causó afectaciones en cristales del inmueble, cancelería de aluminio y pantallas de plasma.
Hasta el momento nadie ha reivindicado los hechos.
Por la forma pudiera tratarse de un grupo armado para hacer ruido en la fecha del informe de gobierno.
He dado un seguimiento especial a estos casos, comparto la siguiente:
Cronología:
Desde el 2001 a la fecha se han registrado en el país nueve detonaciones; algunas de ellas han sido provocadas por grupos subversivos
8 de agosto de 2001.Tres artefactos de fabricación casera estallan ante las fachadas de igual número de sucursales de Banamex en Palmas, Calzada de Tlalpan y Bondojito, de la ciudad de México. Las acciones son reivindicadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) en protesta "por la venta de esta institución al capital extranjero". Una persona resulta con heridas leves por los cristales desprendidos en uno de los bancos.
19 de septiembre de 2001. Atentado a una sucursal de Bancomer, en la colonia Guerrero. Detonan una carga explosiva de pólvora, aunque de menor magnitud que las anteriores.
23 de mayo de 2004. Tres bombas de “penetración” explotan en la madrugada en las sucursales de Banamex, Bancomer y Santander Serfin, ubicadas en Cuernavaca, Morelos. Éstas provocan destrozos en un radio de seis kilómetros y afectan por lo menos seis empresas adyacentes a los bancos. Una cuarta bomba es colocada en el HSBC, no estalla, y es recuperada por el Ejército. Los hechos son reivindicados por el Comando Jaramillista Morelense 23 de mayo (CJM-23 de Mayo).
23 de octubre de 2005. Un artefacto explosivo de fabricación casera es detonado frente a una sucursal de BBV Bancomer, situada en una plaza comercial de Temixco, Morelos, y provoca daños materiales en un radio de 30 metros y deja herida a una persona.
18 de noviembre de 2005. Durante la madrugada se registra un estallido en una sucursal bancaria de BBVA-Bancomer, ubicada en Atizapán, Estado de México. En el lugar son hallados restos de papeles con un comunicado del supuesto grupo subversivo Comando Revolucionario del Trabajo México Bárbaro.
2 de octubre de 2006- Entre las siete y media y ocho de la mañana de ese lunes 2 de octubre tres sucursales bancarias - Banorte, Banamex y Santander- fueron blanco de atentados perpetrados por un presunto grupo armado, denominado Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca (ORAPO).
En una jardinera ubicada entre las calles de Rosales y naval Militar, cerca de Banorte, uno de los bancos donde estallaron artefactos explosivos de baja intensidad, el presunto grupo guerrillero -La ORAPO- dejó un comunicado—sin membrete-, en que declara la guerra a los gobiernos estatal y federal.
La Asamblea Popular del Pueblo Oaxaca (APPO) de imediato emitió un comunicado, para deslindarse de los hechos; consideró que se tipo de actos vandálicos sólo buscan generar un clima de inseguridad y propiciar una intervención militar en la entidad al tiempor que acuso al gobierno estatal, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Secretaría de Gobernación como responsables de los ataques perpetrados.
6 de noviembre de 2006. Sin causar víctimas, seis artefactos explosivos estallan simultáneamente en las oficinas del PRI, del Tribunal Electoral y en una sucursal bancaria, mientras que dos más son desactivados. Pasada la medianoche la agencia de noticias Notimex reportó tres explosiones simultaneas -TEPJF, PRI y en la sucursal de Scotiabank, ubicada en la Plaza Club de Golf de la Colonia Tepepan - sin que se hayan reportado víctimas, sólo daños materiales. Tampoco se produjeron incendios. Protección Civil del DF confirmó las explosiones registradas pasadas las 24:00 horas. (00:10 y 0:15 horas).
De inmediato la Secretaría de Seguridad Pública desplegó un operativo especial en distintos puntos de la Ciudad y reforzó medidas de seguridad en el Sistema de Transporte Colectivo Metro y en las embajadas más importantes.
30 de marzo de 2008. Explota un artefacto en las inmediaciones de la sucursal bancaria Banamex, ubicada en la entrada de la plaza Comercial Imán, en la colonia Ajusco.
1 de septiembre de 2009: La madrugada de este martes, tres sujetos -dos hombres y una mujer- arrojaron dos latas de gas butano hacia el interior de una sucursal de Bancomer, ubicada en el bulevar Picacho Ajusco, colonia Jardines del Ajusco. Luego de esa acción, que logró ser grabada por una de las cámaras de seguridad de la institución bancaria, los sujetos huyeron con rumbo desconocido
.
***
Retrospectiva
Pasada la medianoche del lunes 6 de noviembre de 2006- la agencia de noticias Notimex reportó tres explosiones simultaneas -TEPJF, PRI y en la sucursal de Scotiabank, ubicada en la Plaza Club de Golf de la Colonia Tepepan - sin que se hayan reportado víctimas, sólo daños materiales. Tampoco se produjeron incendios. Protección Civil del DF confirmó las explosiones registradas pasadas las 24:00 horas. (00:10 y 0:15 horas). De inmediato la Secretaría de Seguridad Pública desplegó un operativo especial en distintos puntos de la Ciudad y reforzó medidas de seguridad en el Sistema de Transporte Colectivo Metro y en las embajadas más importantes.
¡Y pues hubo muchas reacciones! La prensa internacional de imediato registró los "bombazos"
El secretario de Seguridad Pública del DF, Joel Ortega, señaló no contar, hasta el momento, con pistas para dar con los responsables; dijo que lo único que encontaron fue una mochila donde se encontraba la bomba que se logró desactivar frente a una sucursal bancaria. Señaló que se investigan las dos llamadas telefónicas que avisaron a los cuepos de emegrgencoa sobre la ubicación de las bombas. Ortega dijo que a las 0:08 horas el teléfono 066 de emergencias recibió la primera de dos llamadas advirtiendo de bombas que serían detonadas minutos después. La segunda llamada de advertencia ocurrió a las 0:22 horas.
Al paso de las horas la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) en voz de Flavio Sosa se deslindó de las explosiones ocurridas, "Nada tenemos que ver con los bombazos”, dijo. “Quien lo realizó, seguramente lo va a reivindicar y si no veríamos como evolucionan los acontecimientos pero la APPO nada tiene que ver con ello”.
Alejandro Gertz Manero, ex secretario de Seguridad Pública Federal estimó que estas detonaciones buscarían trasladar a la capital el conflicto oaxaqueño y generar presión a las autoridades.
La conferencia mañanara del día 7 de noviembre del entonces Jefe de gobierno, Alejandro Encinas, informó que fueron detectados cuatro artefactos explosivos, de fabricación artesanal, y no tres como se dio a conocer en un principio; empero, después supimos por un comunicado atribuido a cinco organizaciones** que fueron 8 los explosivos colocados en distintos puntos de la ciudad. Explicó Alejandro Encinas "el artefacto desactivado es de producción artesanal y fue elaborado a base de Anfo, es un explosivo que se reconoce como ANFO y que como carga secundaria contenía un hidrogel utilizados en la industria minera y de la construcción, con un iniciador eléctrico de fabricación casera conectado a una pila de nueve voltios y a un reloj digital para controlar la detonación." En efecto, el tipo de explosivo utilizado, según las primeras investigaciones. En efecto, el tipo de explosivo utilizado, según las primeras investigaciones es ANFO. Es un explosivo denominado de Sprengel; se trata de una combinación de un agente oxidante formado por cloratos, nitratos o ácido nítrico y un combustible como nitronaftaleno, benceno, y nitrobenceno.
Ese explosivo - ANFO- se ha usado ya en otras ocasiones. Por ejemplo se uso el 18 de noviembre del 2005, cuando fueron explotadas dos sucursales bancarias en Atizapán y Tlalnepantla. "Elementos de la Policía Estatal señalaron que las primeras inspecciones refieren que el primer estallido se registró entre las 3:00 y las 3:30 horas", y claro no hubo incendios. Pero afortunadamente los de hoy fueron de menos de cinco kilos.
El 9 de diciembre del 2002, las FARC de Colombia estallaron un auto cargado con 50 kilogramos de Anfo; dejo entonces 69 personas heridas, tres de ellas de graveda. Podemos concluir que afortunadamente no hay -todavía un acto terrorista clásico- aunque si han generado terror: los petardos que explotaron golpearon a un sólo objetivos emblemático: el TEPJF. El PRI tiene otra lectura, y el caso de los bancos ha sido el balnco favorito. Por ejemplo, hace pocos más de un mes, el lunes dos de octubre, tres sucursales bancarias fueron blanco de atentados perpetrados por un presunto grupo armado denominado Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca ORAPO En una jardinera ubicada entre las calles de Rosales y naval Militar, cerca de Banorte, uno de los bancos donde estallaron artefactos explosivos de baja intensidad, el presunto grupo guerrillero dejó un comunicado—sin membrete--, en que declara la guerra a los gobiernos estatal y federal. La Asamblea Popular del Pueblo Oaxaca (APPO) de inmediato emitió un comunicado, para deslindarse de los hechos; consideró que se tipo de actos vandálicos sólo buscan generar un clima de inseguridad y propiciar una intervención militar en la entidad. La APPO acusó entonces al gobierno estatal, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y la Secretaría de Gobernación como responsables de los ataques perpetrados ya que -dicen- tienen el propósito de "justificar la militarización y la masacre de nuestro pueblo". Enn el comunicado que emitieron, en una rápida lectura encontre coincidencias en el comunicado del Comando Jaramillista del 23 de mayo del 2004 y las del 2 de octubre. Se producen en fechas históricas: 23 de mayo y 2 de octubre.Son tres explosiones en tres sucursales bancarias; Banorte, Banamex y Santander, en el 2004 en Banamex, Bancomer y Santander Serfin-. En 2004 se produjeron en la madrugada del 23 de mayo en la zona industrial de Cuernavaca, Morelos; hoy fue entre las siete y media y ocho de la mañana. En ambos casos afortunadamente ¡no hubo victimas que lamentar! ¡Los hechos fueron de inmediato revindicados! Cerca del lugar se encontraron los comunicados en ambos casos se pidieron las renuncias de los gobernadores. Igual que como lo hizo la APPO, en 2004 líderes de organizaciones jaramillistas DEMOCRÁTICAS se deslindaron de los actos suscitados