24 may. 2014

Las mentiras de Putin


Las mentiras de Putin/Bernard-Henri Lévy es filósofo. 
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
Publicado en El País |23 de mayo de 2014
Regreso a Ucrania.
Pero esta vez, a varias de esas ciudades de habla rusa situadas en el este del país que, según los medios de comunicación occidentales, son presa de la fiebre separatista.
Estoy con Petro Porochenko, el candidato favorito para las elecciones presidenciales del domingo, al que no veía desde que visitó a François Hollande en abril, en una campaña como las estadounidenses, con tres ciudades cada día, y en cada ocasión el mismo ritual, a toda marcha, desde la pequeña rueda de prensa hasta el gran mitin popular ante la basílica, pasando por el reparto de fotos dedicadas del candidato.
Y de esta breve inmersión en la otra Ucrania, de esta estancia en esas tres ciudades de nombres impronunciables (Dnipropetrovsk, Dniprodzerjynsk, Kryvyï Rih), de historia a veces inquietante (Dniprodzerjynsk se llama así en homenaje a Felix Dzerjinski, el fundador de la Checa), de esas instantáneas de campaña a la sombra de altos hornos o de minas, de plantas de carbón y acerías que no han cambiado desde la época soviética (y que son un insulto para las normas más elementales de seguridad y protección del medio ambiente), extraigo algunas observaciones que, en vista del debate actual, pueden tener interés.

La doble memoria histórica de Ucrania/José M. Faraldo


La doble memoria histórica de Ucrania/José M. Faraldo es profesor de la Universidad Complutense. Especialista en Europa Oriental.
El País | 24 de mayo de 2014;
Muchos ciudadanos españoles dicen estar cansados de escuchar las discusiones acerca de la “memoria histórica”, muchos afirman no poder oír ya la palabra sin un gesto de hastío. Y, sin embargo, pocas veces nos damos cuenta de lo realmente importante que es el hecho de que una sociedad discuta sobre su pasado y llegue a ciertos consensos sobre él, consensos que son siempre temporales y siempre contestados, pero que permiten al menos el funcionamiento cotidiano de esa sociedad.
Estas reflexiones me vienen a la memoria al seguir el conflicto ucranio. Porque —dejando a un lado el factor importantísimo de la intervención imperialista rusa— lo que sucede en Ucrania es un conflicto eminentemente de memorias. No es un conflicto étnico en absoluto, ni lingüístico, ni religioso, aunque los acontecimientos vayan poco a poco transformando las ambiguas identidades de los rusófonos en un sentido nacionalista.

Del fondo monetario ficcional/Arcadi Espada


 Del fondo monetario ficcional/Arcadi Espada
Publicado en El Mundo | 24 de mayo de 2014;
Querido J:
Welcome to New York, la última película de Abel Ferrara, se abre con esta leyenda:
«Esta película está inspirada en un caso judicial, cuyas vistas públicas fueron filmadas y difundidas en los medios de todo el mundo. Sin embargo, los personajes y secuencias aquí retratados son ficticios, no pudiéndose reclamar veracidad alguna sobre los protagonistas y testigos del caso. En el caso judicial que inspiró esta película, la acusación fue rechazada por falta de credibilidad de la denunciante, haciendo imposible establecer si lo sucedido en el hotel fue real, más allá de una duda razonable».
Quizá deba aclararte, en el infinito despiste que convoca tu vida retirada, que el caso judicial a que se refiere Ferrara es el que enfrentó a Dominique Strauss-Kahn y la camarera del hotel Sofitel de Nueva York Nafissatou Diallo. Según el relato que ésta hizo a las autoridades, el entonces director del Fondo Monetario Internacional y probable candidato socialista a las elecciones presidenciales francesas abusó sexualmente de ella cuando el 14 de mayo de 2011 entró en su habitación con la intención de proceder a una limpieza rutinaria. DSK, que fue detenido y pasó seis noches en la cárcel y 40 de arresto domiciliario, declaró que las relaciones sexuales que mantuvo con la camarera fueron de mutuo consentimiento. En las audiencias previas al juicio penal, los jueces decretaron que el relato de Diallo no tenía crédito, y luego DSK y la camarera llegaron a un acuerdo económico para poner fin al litigio civil.