21 feb. 2016

Acerca de Una década de ataques contra periodistas de Proceso

Acerca de Una década de ataques contra periodistas de Proceso
LA REDACCIÓN
2016-02-20 22:18:54 · COMENTARIOS DESACTIVADOS
PALABRA DE LECTOR
De la reportera Gloria Leticia Díaz
 Señor director:

Sobre la inclusión de mi caso en el texto “Una década de ataques contra periodistas de Proceso”, firmado por Jorge Carrasco, es pertinente  precisar que no fue por “reportajes sobre narcotráfico y su protección en Guerrero” que recibí “mensajes amenazantes”, sino por denuncias sobre violaciones a derechos humanos cometidas por miembros del Ejército Mexicano.

En el número 1889 de este semanario se publicó un reporte especial bajo mi firma sobre la situación de violencia en la Costa Grande de Guerrero, desplazamientos forzados de la sierra y abusos atribuidos a integrantes del 19 Batallón de Infantería con sede en Petatlán.

El 27 de enero de 2013, repartidores de la revista Proceso de esa región fueron secuestrados por hombres armados y amenazados para enviar mensajes, por lo menos intimidantes, a esta reportera por haber “dañado su imagen”.

El origen del plagio fue hacer pública una denuncia de familiares de seis personas, entre ellas un minusválido, víctimas de una ejecución sumaria  atribuida a miembros de citado batallón. Esto me fue notificado por los trabajadores el 7 de febrero de ese año.

Por este caso, la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) integró la averiguación previa 110/2013, en la que se encuentran las declaraciones de los trabajadores confirmando que sus captores fueron precisos: debían transmitirme un mensaje por la nota sobre la ejecución extrajudicial, en la que no se mencionan como responsables a integrantes del crimen organizado, sino a miembros del Ejército.

Atentamente

Gloria Leticia Díaz





5 claves para entender al papa Francisco

5 claves para entender al papa Francisco / A key to understanding Pope Francis/
James Martin, sacerdote jesuita, es editor de la revista America y autor del libro Jesus: A Pilgrimage.

 CNN |13 de marzo de 2014..
Desde el momento en que Jorge Mario Bergoglio fue elegido Papa, los jesuitas de todo el mundo hicieron la misma pregunta: “¿Aún es jesuita?”. Si alguien se convierte en papa, y por lo tanto, en el líder de todas las órdenes religiosas católicas -franciscanos, dominicos, benedictinos, jesuitas, etc.- ¿sigue siendo miembro de su orden religiosa?
Desde entonces, esa pregunta ha sido respondida varias veces por el papa Francisco, quien en reuniones con sus hermanos jesuitas ha hablado de “nosotros los jesuitas”.
Más allá del juego jesuita de “¿es o no es?”, la identidad jesuita del Papa es una clave para entender a este pontífice que ha sido un fenómeno mundial. De hecho, muchas de las palabras y actos que han impactado al mundo de tal manera, fluyen naturalmente de su origen jesuita. Consideremos cinco:
Humildad. ¿Hay alguien que no haya notado la humildad de Francisco? Su primer gesto público como Papa no fue bendecir a la gran multitud en la Plaza de San Pedro, sino pedir la bendición de la multitud. Días después, rechazó los tradicionales aposentos papales en el gran Palacio Apostólico a cambio de una modesta habitación en una casa de huéspedes del Vaticano.
Justo esta semana, una foto tomada por miembros del personal del Vaticano en su retiro anual, mostraba al Papa sentado en medio de ellos, junto a otros obispos y cardenales, como una persona más en el retiro.

Trump gana en Carolina del Sur….

Y aú cuando el papa Francico no considera cristiano a D. Trump, éste ganó las primarias de Carolina del Sur, anclada en pleno Bible Belt  (cinturón bíblico que engloba estados sureños).
Trump ganó con el 32,5% de los votos, seguido por los senadores Marco Rubio (22,5%) y Ted Cruz (22,3%), prácticamente empatados. A mucha distancia, se situaba el cuarto más votado: el exgobernador de Florida Jeb Bush (7,8%). Tras ese mal resultado, Bush, suspendíó su campaña.
#
Trump gana en Carolina del Sur y se afianza como el favorito republicano.

JOAN FAUS/El País, Columbia 21 FEB 2016 - 02:58 CST
El republicano Donald Trump ganó este sábado (20 de febrro) las elecciones primarias de Carolina del Sur, las terceras en la carrera para designar al candidato conservador en las elecciones presidenciales de noviembre. La victoria del magnate inmobiliario, con una cómoda ventaja, le afianza como el favorito para hacerse con la nominación republicana.
 Semana a semana, Trump evidencia que su fenómeno —levantado sobre el hartazgo con el establishment político y manifestado con una retórica populista— no es ni frágil ni temporal. Tras quedar segundo en Iowa y primero en New Hampshire, la victoria en Carolina del Sur del empresario neoyorquino, sin experiencia política, revela la transversalidad de su espectro de votantes.
"Cuando ganas es hermoso. Y vamos a empezar a ganar por nuestro país", dijo Trump a sus seguidores tras su victoria electoral.
Carolina del Sur es el primer Estado sureño que elige al candidato de cada partido. Es un termómetro. Desde 1980, solo un candidato que ha ganado las primarias no ha logrado la nominación republicana para las elecciones presidenciales. Y los resultados aquí pueden anticipar el respaldo futuro a un aspirante en esta región: siete de los doce Estados que votan el 1 de marzo, en el llamado supermartes, son sureños.

Ningún escándalo frena a Donald Trump

Revista Semana, 2016/02/20
Ningún escándalo frena a Donald Trump
A pesar de tres matrimonios y múltiples aventuras, Donald Trump no cede en su candidatura. Esto sorprende en un país en el que episodios de la vida privada han acabado con muchas carreras políticas.
El precandidato republicano está casado actualmente  con Melania, una modelo eslovena cuya voz nadie conoce.
Estados Unidos mantiene con arraigo muchas de sus costumbres. Celebra el Día de Acción de Gracias el último jueves de noviembre, su sistema electoral le rompe la cabeza a los extranjeros y siempre que puede muestra sus aviones de guerra en eventos deportivos. Pero a pesar de la creencia popular, el paso del tiempo ha modificado algunas verdades incontestables en la política del país del norte. Un ejemplo es que el puritanismo fanático, con el que los votantes medían a sus candidatos, se ha ido aplacando al punto en el que hoy no es más que una nota al pie de página.

Antes un asunto así las definía. Por eso, Nelson Rockefeller, gobernador del estado de Nueva York en los años sesenta, hubiera deseado haberse postulado hoy. Rockefeller sufrió las inclemencias de un electorado que no le perdonó el pecado de divorciarse de su esposa Mary luego de 31 años de matrimonio. En 1963 se casó con Margaretta Fitler Murphy, apodada Happy, una mujer 18 años menor que él, también casada y con hijos, con la que había sostenido un affaire.
Los detalles de ese romance salieron a la luz pública poco después de la boda y causaron controversia en la sociedad de la época. Prescott Bush, entonces senador y hasta ese momento partidario de la candidatura de Rockefeller, expresó la indignación popular: “¿Hemos llegado al punto en el que un gobernador puede dejar a su mujer y a sus niños y convencer a otra de abandonar a sus cuatro hijos y su marido? ¿Hemos llegado al punto en el que uno de los dos grandes partidos entregará su máximo honor a semejante personaje? Me arriesgo a soñar que no será el caso”.

La reconquista de los cuerpos

La reconquista de los cuerpos/Najat El Hachmi, escritora.
El Periódico | Najat El Hachmi
En un viaje visto y no visto a Casablanca tengo la suerte de conocer a la periodista Fedwa Minsk, conductora de espacios literarios y fundadora de la webzine Qandisha.ma, que tiene como objetivo recoger el testimonio de las mujeres marroquís y su malestar. Aicha Qandisha es una figura mítica en Marruecos, conocida por hacer exactamente lo contrario de lo que hacía Sherezade: parece que era una mujer de gran belleza que seducía a soldados enemigos en el contexto de la lucha anticolonial, los invitaba a su casa y antes de que despuntara el alba ya los había asesinado. La feminidad como peligro, la astucia femenina como defecto, la sirena norteafricana. Quizá por eso en algunas zonas Qandisha no es una mujer real sino un ser paranatural, un jinn maléfico con quien mejor no tropezar a solas, menos aún si se es hombre.
El nombre de la página web es así un acto de subversión simbólica. Las mujeres que escriben serán juzgadas por sus relatos, sus quejas y sus reclamaciones como mujeres en una sociedad patriarcal que impone este orden por medio de la ley. Minsk me cuenta que ha sido pirateada veinte veces desde su creación, lo que quizá quiere decir, dice riendo, que la leen más hombres que mujeres. Y es que los testimonios que allí se cuelgan son de todo tipo pero tienen como principal objetivo dar la palabra a las mujeres y que estas expresen, manifiesten, denuncien públicamente las situaciones que viven.

Televisa impuso agenda/JENARO VILLAMIL

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016….
Televisa impuso agenda/JENARO VILLAMIL

El Papa Francisco no se reunió con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, pero sí con los directivos de Televisa. Desechó el llamado de las asociaciones de desaparecidos, pero recibió a los grandes empresarios. Y no escuchó a quienes le pedían que se acercara a las víctimas. En cambio, se aproximó a La Gaviota y al productor Antonio Berumen, quien devino organizador oficioso de la agenda papal.
A los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayot­zinapa les hizo falta el “operador estelar” entre el gobierno de Enrique Peña Nieto, la Nunciatura Apostólica y la Arquidiócesis de México, Antonio Berumen, para concretar un encuentro privado con el Papa Francisco –algo que habían solicitado desde la visita del pontífice a Estados Unidos, el año pasado.
Toño Berumen, como se le conoce a este manager y productor de grupos musicales como Menudo, Magneto o Mercurio o cantantes como Laureano Brizuela y Pedrito Fernández, sí logró, en cambio, que el domingo 14, a las 08:20 horas, el jefe del Estado Vaticano recibiera a un grupo de cerca de 100 personas entre las que estaban los cuatro directivos de Televisa conocidos como Los Cuatro Fantásticos, más algunos empresarios, como varios integrantes de la familia Servitje, banqueros y voluntarios de la Universidad Anáhuac, perteneciente a los Legionarios de Cristo.

Juárez, sin maquillaje/

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....
Juárez, sin maquillaje/J. JESÚS ESQUIVEL
Alice Driver quedó impactada en 2008 cuando vio el documental Señorita extraviada, el cual retrataba los feminicidios de Ciudad Juárez. A partir de entonces la escritora se obsesionó con el tema y no paró hasta llegar a la urbe chihuahuense para estudiar el fenómeno. El resultado es el libro Más o menos muerta, publicado el año pasado, donde se hacen evidentes la incompetencia de las autoridades, la impunidad, los estereotipos que revictimizan a las víctimas, así como la descalificación y la discriminación que rodean la tragedia de los feminicidios en la frontera.
 WASHINGTON.- Hasta hace ocho años Alice Driver no tenía idea de la tragedia que las mujeres vivían día a día en Ciudad Juárez. La escritora, cineasta y fotógrafa radicada en Kentucky vio entonces el documental Missing young woman (Señorita extraviada, Canadá, 2001), de Lourdes Portillo, y ya no pudo vivir tranquila: viajó al norte chihuahuense para tratar de entender los motivos y los sótanos del fenómeno.
 El resultado fue Más o menos muerta, nombrado “mejor libro de política exterior de 2015”, donde Driver detalla la incompetencia, la impunidad, los estereotipos, la descalificación y la discriminación como factores que prevalecen en los casos de los miles de feminicidios cometidos en Ciudad Juárez.
 Más o menos muerta (The University of Arizona Press, 2015) es una obra para entender los fenómenos y realidades de uno de los problemas sociales y criminales que más han afectado Ciudad Juárez.
 Driver describe su libro como una “teoría académica” y “un análisis” sobre cientos de asesinatos, desapariciones, violaciones y ejecuciones en Juárez, antes y después del punto más efervescente del tráfico de drogas en esa ciudad fronteriza.

Grave e ilegal, el sometimiento del Estado al clero/

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....
Grave e ilegal, el sometimiento del Estado al clero/
ÁLVARO DELGADO
El Estado laico fue gravemente vulnerado durante la reciente visita a México del jefe de la Iglesia Católica. De acuerdo con especialistas en derecho y en asuntos religiosos –Elisur Arteaga, Bernardo Barranco y Raúl Carrancá y Rivas–, los máximos exponentes de la clase política violaron la Constitución y la Ley de Asociaciones Religiosas al someterse al pontífice con el endeble argumento de que se estaba recibiendo a un jefe de Estado, no a un líder espiritual, quien –por cierto– vino en una visita eminentemente pastoral.
 “¡Son unos desvergonzados!”, exclama el constitucionalista Elisur Arteaga sobre las autoridades y políticos de los principales partidos que se “sometieron” al jefe de la Iglesia católica, el Papa Francisco, y afirma que todos violaron el Estado laico establecido en la Constitución.
 “¡Priistas, perredistas, panistas –acusa– son unos violadores de la Constitución y de la ley! ¡Atentaron contra el Estado laico y, además de eso, dispusieron de fondos y recursos públicos para fines netamente religiosos!”
 Abogado por la Escuela Libre de Derecho, licenciado en historia por la UNAM y doctorado por la Universidad Iberoamericana, autor de una veintena de libros y profesor invitado en más de 100 universidades de México y del extranjero, el constitucionalista analiza, molesto, el comportamiento de autoridades y políticos en la visita de Jorge Bergoglio a México, del presidente Enrique Peña Nieto para abajo.

En Juárez excluyeron a víctimas de la violencia/

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....
 En Juárez excluyeron a víctimas de la violencia/PATRICIA MAYORGA
CIUDAD JUÁREZ, Chih.- Los funcionarios municipales, estatales y federales que organizaron la visita del Papa Francisco a esta ciudad se esmeraron más en apagar las voces que no están de acuerdo con la actuación gubernamental, que en la seguridad del líder católico.
El obispo Raúl Vera López, sacerdotes de la Tarahumara, organizaciones civiles y víctimas de la violencia de Juárez coinciden en que el Estado Mayor Presidencial, en complicidad con autoridades de los tres niveles, hicieron de todo para mantener invisibles los temas que preocupan a los ­ciudadanos.
En la misa multitudinaria de despedida, que se centró en el infierno que atraviesan los migrantes y la explotación a la que son sometidos, las madres de las jóvenes ­desaparecidas o asesinadas en Juárez fueron relegadas hasta unos 800 metros del famoso visitante.
Los anuncios de que Francisco pronunciaría en Juárez un discurso dirigido a todas las víctimas de la violencia provocaron altas expectativas. Aunque algunas personas recibieron el mensaje y encontraron la esperanza que buscaban, se quedaron esperando que el Papa se refiriera específicamente a la desaparición forzada y la trata de mujeres.
La visita pontificia se inició el miércoles 17. Días antes una veintena de asociaciones civiles locales creó el colectivo Al Encuentro con Francisco, para evidenciar las diferentes violaciones de derechos humanos que contradicen la versión oficial de que Juárez es una ciudad modelo por la recuperación de la seguridad, como se empeña en publicitar el gobernador priista César Duarte Jáquez.

El silencio que laceró a las víctimas/Gloria Leticia Díaz..

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....


El silencio que laceró a las víctimas/Gloria Leticia Díaz..
Los sacerdotes pederastas, los feminicidios y las desapariciones forzadas son algunos de los mayores ultrajes que asuelan a México, pero para el jefe del Estado Vaticano en su reciente visita fue como si no existieran. No dijo una palabra al respecto y pronunció discursos en los que señalaba al aire. Las familias vapuleadas por la violencia se sienten revictimizadas por aquel de quien esperaban consuelo y acción al servicio de la justicia: “Nos dimos cuenta lo que es la religión y el gobierno: Están para engañar”…
ocos días después de que el Papa Francisco  dejara México, miembros de organizaciones sociales que buscan visibilizar la crisis de derechos humanos en México admiten sentirse decepcionados porque el Papa se negó a mantener una reunión con las víctimas de la delincuencia y del Estado. Y van más allá: se dicen convencidos de que hubo “un arreglo” entre el Vaticano y el gobierno de Enrique Peña Nieto para que no ocurriera ese acercamiento.
En entrevistas por separado, representantes de la Red Nacional de Organismos Civiles Todos los Derechos para Todas y Todos (Red TDT), Amnistía Internacional, Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y de los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos lamentan que el jerarca católico no haya querido escuchar a las víctimas, en un país lacerado por la violencia, la corrupción y la impunidad.
Esas agrupaciones, como muchas otras, enviaron mensajes al pontífice para informarle de la crisis de derechos humanos que padece el país y, en algunos casos, para solicitarle encuentros privados, como fue el caso de los papás de los 43 estudiantes levantados en Iguala, quienes ya habían buscado a Francisco desde su primera visita al continente americano, el año pasado.
Para María de la Luz Estrada, de CDD, Jorge Bergoglio “perdió una oportunidad histórica”, para demostrar que es un jefe religioso y de Estado que se encuentra del lado del pueblo:
 “Al Papa le faltó algo a lo que convocó a los sacerdotes en Michoacán: atreverse a no resignarse. Le faltó romper con la agenda tan formal, que no dejó mirar el rostro de las víctimas.”
Responsable del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), Estrada recuerda que para las organizaciones sociales que solicitaron un encuentro, los abusos sexuales de los sacerdotes, las desapariciones forzadas y los feminicidios eran asuntos prioritarios en la reciente visita, puesto que un pronunciamiento papal al respecto podría haber generado acciones concretas para encontrar soluciones o para hallar consuelo.
 “Todos sabemos que no iba a cambiar el sistema de justicia, pero las víctimas se hubieran sentido reconfortadas si hubieran tenido unos minutos –que sí le dio a los empresarios. Se habrían fortalecido en la esperanza y podrían continuar el viacrucis que es buscar justicia y verdad”, apunta.
Las organizaciones mexicanas, subraya, tienen amplia experiencia en administrar los tiempos en reuniones de alto nivel sobre derechos humanos.
 “Lo hemos hecho en sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con representantes de la ONU. En 20 minutos se pueden dar varios testimonios de las víctimas, porque lo que nosotros esperábamos es que hablaran las víctimas, no las organizaciones.”
Y dimensiona la gravedad de uno de los problemas que Francisco rehuyó: Durante los seis días que el jesuita estuvo en México “fueron asesinadas al menos 42 mujeres, porque en promedio se mata diario a siete”.
Estrada justifica así el sentimiento “ambivalente” que le despierta la presencia del jerarca, y que su agrupación ya externó en un desplegado: “Por un lado pensamos que dijo cosas muy importantes en varios momentos, muy generales, pero hubo grandes ausencias, como las víctimas de este país. También vemos con preocupación las violaciones graves al Estado laico: vimos a gobernantes más papistas que el Papa, violando el artículo 40 y el 25 del reglamento de asociaciones religiosas”, advierte.
Perseo Quiroz, director en México de Amnistía Internacional (AI), advierte que el no haber mencionado la violación de los derechos humanos significa que “los espacios de diálogo e interlocución para denunciar los abusos se están cerrando. Hay también menos voluntad política para atender estos temas”.
Al recordar que antes de la visita AI mandó una carta al obispo de Roma detallándole las violaciones graves a los derechos humanos en México, Quiroz Rendón explica que las organizaciones buscaban que, “como miembro de la comunidad internacional, Bergoglio pudiera tratar estos temas. Había esa expectativa, pero no sabemos qué haya habido detrás de la agenda, qué se haya negociado. Lo que sí sabemos es que los espacios se cierran”.
Las presiones
Fernando Ríos, secretario ejecutivo de la Red TDT (conformada por 72 organizaciones en el país), delinea otro aspecto del silencio papal: “Durante la visita se advirtieron claramente elementos de contención muy fuertes. Siendo un hombre sumamente político vio que las condiciones que daba el Estado mexicano eran muy restrictivas; de hecho, antes de su llegada hubo mensajes muy claros del subsecretario de Gobernación, (Humberto) Roque Villanueva, y hubo también mensajes acerca de la fiscalización de Iglesia”, apunta Ríos.
El defensor considera que esas expresiones previas demuestran que “el Estado estaba preocupado por la visita y quisieron canalizarla en una mayor legitimidad política –Enrique Peña Nieto y su esposa siempre estuvieron cerca–, y lo que se vio es que el Papa vivió una gira muy restringida”.
Aun así, manifiesta, “esperábamos pronunciamientos más contundentes, en los que diera su interpretación de las cifras, por lo menos de los 150 mil muertos que ha dejado la estrategia de seguridad y de los 27 mil desaparecidos.
 “(El Papa) habló de trata de personas y de los migrantes, pero creo que al no haber dado una cifra la situación quedó sin la suficiente visibilidad, sin el carácter contundente que podrían tener sus expresiones. No hizo una crítica a la crisis de derechos humanos que vivimos, como ya lo hicieron los relatores de la ONU y el Alto Comisionado de Derechos Humanos, así como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.”
Emiliano Navarrete Victoriano, padre de José Ángel, cuya esposa Angélica González acudió a Filadelfia, Estados Unidos, en septiembre del año en busca de un acercamiento con el Papa Francisco en Filadelfia, no oculta su decepción.
 “Al final de cuentas, nos dimos cuenta de lo que es la religión y el gobierno: Están para engañar”, reflexiona Navarrete, para quien no cabe duda de que hubo arreglos para evitar el encuentro con los familiares de las víctimas.
Él fue uno de los padres más activos el año pasado a la hora de buscar una recepción con el pontífice. Su esposa, Angélica González, fue una de las cinco madres que se desplazó a Filadelfia, Estados Unidos, en septiembre del año pasado a buscar una reunión.
 “Perdimos el tiempo buscando a ese señor (el Papa), y con él la esperanza, y nos dimos cuenta que no nos queda otra que encarar de frente al gobierno, que es el que nos tiene que dar respuesta de lo que pasó con nuestros hijos, y punto”, apunta don Emiliano, quien expresa que buscó encontrarse con Bergoglio a través de la periodista Lucía Capuzzi, autora de Rosa de los dos mundos. La historia de la abuela del Papa Francisco.
Por separado, el abogado de los padres e integrante de Tlachinollan, Vidulfo Rosales, lamenta no haber recibido respuesta a las solicitudes para propiciar el encuentro con los padres de los 43.
Para el defensor, no cabe duda de que hubo “un arreglo de Estados, una agenda diplomática que sacó el tema de las desapariciones forzadas en nuestro país, y concretamente el tema de Iguala, el caso de los 43, porque no sólo condensa el tema de desapariciones, sino de ejecuciones extrajudiciales, evidencia la corrupción que tienen hoy en día las instituciones ante la penetración del crimen organizado, en la colusión de las fuerzas de seguridad con el crimen organizado, el tema del desmantelamiento de la educación pública, son temas que se trataron de invisibilizar”.
El encuentro se buscó, rememora, porque el 29 de noviembre de 2014 Francisco se pronunció por los 43, “lo que hacía natural que se diera la reunión con los padres”.
La mentira
Rosales Sierra se dice sorprendido de que, de regreso hacia Roma, Bergoglio asegurara que “luchas internas” entre organizaciones de familiares de desaparecidos impidieron el acercamiento.
El abogado de Tlachinollan niega que haya diferencias y atribuye la versión a una estrategia del gobierno de Peña Nieto.
De hecho, no son nuevas las denuncias de que funcionarios peñanietistas fomentan la discordia entre los familiares de las víctimas de desaparición forzada.
En noviembre del año pasado, Lucía Díaz, de la asociación El Solecito de Veracruz, advirtió que ante los reclamos por la falta de agentes del Ministerio Público en la Fiscalía Especializada de Búsqueda de Personas Desaparecidas, el titular de ésta, Miguel Severino Chávez, y el subprocurador de Derechos Humanos, Eber Betanzos, argumentaron que están obligados a priorizar el caso Ayotzinapa.
 “Si Betanzos quería crear en los familiares un sentimiento contrario a los padres de los 43, no lo consiguió –explicó entonces Ximena Antillón, de Fundar–. Los familiares entendieron que el problema no es Ayotzinapa, es la Procuraduría General de la República, que no ha dimensionado el problema. ¡Estamos hablando de más de 26 mil desaparecidos!” (Proceso 2037).
Rosales Sierra apunta: “El gobierno ha estado jugando con ese tema, ha sido hábil en sembrar la discordia, cuando es claro que la solidaridad de los familiares de desaparecidos con los padres de los 43 es mutua, y que nosotros nos adherimos a las propuestas de las organizaciones para legislar sobre desaparición. Hubo un juego sucio de parte del gobierno, y no obtuvimos ni para los 43 ni para los otros ­desaparecidos una palabra o expresión del Papa acerca de este tema”.
Al final de la visita, reconoce, los familiares de las víctimas fueron avasallados. “La presencia del Papa fue utilizada por distintos actores, gobierno, clase política y empresarios, que trataron de obtener un acercamiento, una posición, porque además de ser un líder espiritual es un personaje que tiene una influencia política en el mundo.

 “Si se hubiera pronunciado por las ­desapariciones forzadas y de los 43, habría dado fortaleza a los padres, y por otro lado habría generado un impacto político en la exigencia en el esclarecimiento del caso, pero como vimos, hubo obstáculos que no consideramos”, concluye. l

Francisco, el fulgor de un relámpago/JAVIER SICILIA

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....

Francisco, el fulgor de un relámpago/JAVIER SICILIA
Francisco llegó a nuestro país y se fue. ¿Qué nos deja su paso por este infierno del que el simbolismo de su itinerario –la Basílica de Guadalupe; San Cristóbal de las Casas, Chiapas; Morelia, Michoacán; y Ciudad Juárez, Chihuahua– anunciaban ya un mensaje evangélico duro? Es difícil decirlo. Habrá que esperar en el tiempo las repercusiones de su presencia y su palabra en la desgarradura de nuestro país. Quizá algo cambié. Quizá –es lo más seguro, porque son los signos de los tiempos y de esa tecnología que, como lo dijo en su discurso a los obispos (13 de febrero), “hace distante lo que está cercano”– su presencia y su palabra pasen como un show más que no deja otra huella que el fulgor del instante sobre el que los medios enfocaron, esta vez, su atención, un relámpago, como ha habido tantos en nuestro país, que iluminó un instante las sombras, para volvernos a sumir en esta larga e interminable noche llena de muertes, desapariciones, desplazamientos, miseria, desprecio, desconfianza y miedo. No tenemos aún la suficiente perspectiva histórica. Sin embargo, es importante, al menos, tratar, ahora que acaba de irse, de descifrar algo de su fulgor.

El precio del silencio/Rodrigo Vera

Revista Proceso # 2051, 20 de febrero de 2016....
El precio del silencio/RODRIGO VERA
El Papa Francisco se ajustó a los acuerdos previos, rehuyó los temas que más hieren en México y pagó un precio: la crítica y aun el repudio de una parte de la sociedad.  A cambio, cobró por su silencio su propio precio: vio al Estado laico doblegarse y volverse clerical. Evitó referirse a dos gravísimos temas nacionales: los desaparecidos de Ayotzinapa y las víctimas de la pederastia sacerdotal. Como nunca antes, la clase política mexicana, empezando por Enrique Peña Nieto en su carácter de jefe de un Estado laico, dejó ver sin tapujos qué poco le importan los preceptos constitucionales más caros de la nación…
 El gobierno de Enrique Peña Nieto fue el gran beneficiario de la pasada visita a México del Papa Francisco, pues logró que el pontífice no se reuniera con grupos de familiares de desaparecidos, entre ellos los padres de los 43 normalistas, y que omitiera ese espinoso tema de todos sus discursos, en los cuales no mencionó las palabras “desaparecidos” ni mucho menos “Ayotzinapa”.
 Limitado por acuerdos previos entre la Secretaría de Estado del Vaticano y la Cancillería mexicana, Jorge Bergoglio tuvo que asumir durante su visita su condición de jefe de Estado, lo cual le impidió involucrarse en los candentes asuntos internos de México; por ello no recibió en audiencia a las víctimas de la violencia, quienes le hicieron esa petición desde meses antes de su viaje.

Las columnas políticas del sábado 20 de febrero de 2016...

Las columnas políticas del sábado 20 de febrero de 2016...

Bajo Reserva/ EL UNIVERSAL
El obispo incómodo
Un mal sabor de boca entre políticos y obispos dejó la actuación del secretario general del Episcopado, Eugenio Andrés Lira Rugarcía, en la organización de la visita del papa Francisco a territorio mexicano. Encargado de algunos aspectos logísticos, acaparó los boletos que debieron entregarse a los prelados para que a su vez los repartieran a la grey —esta fue la instrucción del Vaticano—. Nos dicen que esa fue la razón por la que algunos sitios de la visita papal lucieron sin brillo y sin la gente esperada —se llegó a hablar de millones de feligreses que acudirían a las misas, como en Ecatepec—. Pero el punto más álgido fue la tensión que generó con el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera, con quien anda de lo más peleado. Todos sus desaires le serán cobrados en la sucesión de la Conferencia del Episcopado Mexicano, programada para abril, nos anticipan. ¡Amén!
Una más, de monseñor Lira
Las descortesías de don Eugenio Andrés Lira Rugarcía, por cierto, se dieron a los más altos niveles. Nos informan que el equipo de Los Pinos hizo contacto con el obispo Lira Rugarcía para darle a conocer que el presidente Enrique Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera estaban por llegar el sábado pasado a la Basílica para estar presentes en la misa del papa Francisco. Sin embargo, el secretario general del Episcopado no movió un solo dedo para que alguna persona del clero recibiera al jefe del Ejecutivo y a la primera dama, para llevarlos a la primera fila del recinto religioso. Ambos esperaron algunos minutos a la puerta del templo, antes de seguir sus pasos hasta su lugar. Nos comentan que hubo una enorme falta de tacto y oficio diplomático del prelado.

Columnas políticas, 21 de febrero de 2016..

Columnas políticas, 21 de febrero de 2016..
Bajo Reserva/El Universal
Los Avispones y Ayotzinapa
Hace unos días, Marissa Mendoza, esposa del normalista desollado en Iguala, Julio César Mondragón, reprochó a los integrantes de esta Comisión Especial de Ayotzinapa en la Cámara de Diputados: “¿Y ustedes qué han hecho?, ¡ya pónganse a trabajar!”. Y movió a los legisladores, quienes preparan una visita a Guerrero que puede ser de nuevo incómoda para ellos. Nos cuentan que los integrantes de este órgano legislativo, encabezado por la panista Guadalupe Murguía, visitarán a los jugadores del equipo de futbol Los Avispones de Chilpancingo, quienes también resultaron afectados por el ataque de los policías municipales de Iguala la noche en que desaparecieron los 43 estudiantes. Y muy poca atención, nos comentan, han recibido los deportistas. ¿Qué ofrecerán los diputados?
Alarmas panistas en BCS
Le suenan las alarmas al gobernador de Baja California Sur, el panista Carlos Mendoza, por su cercanía con un empresario. Nos cuentan que la clase política y de negocios estatal cuestiona la amistad de don Carlos con el empresario Raúl Aréchiga, quien fue dueño de Aerocalifornia, poseedor de una radiodifusora local y quien vive en California, Estados Unidos. Aréchiga tiene demandado al ex panista Luis Coppola Joffroy por un asunto relacionado con una empresa turística. Los abogados de don Luis aseguran que hasta ahora no han podido ver en juzgados la demanda y señalan al gobernador Mendoza de estar detrás de Aréchiga. ¿Estará el gobernador pagando favores electorales que recibió de parte de Aréchiga?, se preguntan.
Lanza IMSS Semana de Salud

Angelus del papa Francisco; 21 de febrero

 Texto completo del papa Francisco en el ángelus del 21 de febrero de 2016
El viaje a México, la abolición de la pena de muerte y el rosario de la ‘Misericordina’ fueron los temas tratados por el Papa

Angelus En La Plaza De San Pedro, Antes De La Distribución De La 'Misericordina'
El papa Francisco con motivo de la oración del ángelus que presidió este domingo desde la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro, recordó su viaje a México y las bendiciones de la Virgen de Guadalupe, a los pies de los cuales contemplara y dejarse “mirar por Aquella que lleva impresos en sus ojos las miradas de todos sus hijos y recoge los dolores por las violencias, los secuestros, los asesinatos, las violencias contra tanta pobre gente, de tantas mujeres”.
Después de rezar la oración del ángelus, exhortó a que la pena de muerte sea definitivamente abolida y que en particular en este Año de la Misericordia no se ejecuten personas.
Concluyó señalando que los voluntarios acompañados por ‘sin techo’, prófugos y religiosos repartían el santo rosario en una confección tipo remedio, con el nombre de ‘Misericordina’.
A continuación el texto completo.