30 oct. 2011

Respuesta de Armando Bartra a Enrique Krauze

Mira quién lo dice (los consejos de Enrique Krauze a la izquierda)/Armando Bartra
En este artículo el sociólogo y catedrático de la UAM-Xochimilco, Armando Bartra, comenta y analiza la visión de Enrique Krauze en relación con la que tiene del poeta Octavio Paz sobre la izquierda mexicana, la que Krauze expuso en el discurso pronunciado  durante la ceremonia en que se inscribió el nombre del poeta en el Senado. El autor aprovecha para rebatir el pensamiento de Krauze, a quien califica de “derechista sin adjetivos”.

1
Con motivo de la aparición de Redentores, su libro más reciente, y del homenaje que el Senado rindiera a su mentor Octavio Paz, Enrique Krauze ha tenido más reflectores que de costumbre. No pretendo comentar el libro –para lo que este espacio sería insuficiente– sino las posturas políticas recientes y no tan recientes del autor. Y lo hago no porque sean de derecha, sino porque Krauze es un extraño derechista emperrado en aleccionar a la izquierda.
En esto pretende seguir a Paz quien, según el historiador, “criticó a la izquierda totalitaria desde la izquierda democrática posible y quiso persuadir(la) de redescubrir sus propias raíces liberales”.
Dudo mucho de que en sus últimos años el poeta se ubicara en la “izquierda democrática” y, como trataré de documentar, Krauze es un derechista sin adjetivos.
2
Las críticas a los zurdos, incluyendo las de los propios zurdos, me parecen bienvenidas y tengo por costumbre practicarlas. Me disgustan, en cambio, los regaños y consejos de un derechista travestido.
En el artículo titulado Las elecciones le dan a México una nueva oportunidad para eludir el cambio (Bloomberg, septiembre, 2011), escribe Krauze:
“En la izquierda una minoría comprende los problemas de México y aprovecharía la oportunidad histórica para comenzar una nueva etapa de reformas. Esta minoría cuenta con un posible candidato presidencial: Marcelo Ebrard, el exitoso y eficaz gobernante de la Ciudad de México. Él cumple con el modelo… (Sin embargo) la mayoría apoya a Andrés Manuel López Obrador, (no) un líder reformista, sino (…) un político común en la historia de América Latina: el ‘redentor inspirado’.”
3
 “Redentor”, término empleado con intención injuriosa con que el historiador estigmatiza a los liderazgos latinoamericanos y caribeños del continente que se le atragantan: Castro, Allende, Chávez, Evo, Correa… y, en México, el obispo Samuel Ruiz, el Subcomandante Marcos y ahora López Obrador.
Sin duda todos ellos son dirigentes carismáticos, pero supongo que no es por eso que incordian al historiador, sino porque en vez de políticos tibios y moderados que desde la izquierda trabajan para la derecha, los presuntos “redentores” propugnan cambios no cosméticos sino profundos.
Por lo demás, los perros negros de Krauze son extremadamente heterogéneos: un guerrillero que devino hombre de Estado, un presidente reformista derrocado a la mala, un militar neo-socialista, un aymara llevado al poder por el movimiento social, un economista de discurso progresista, un sacerdote adscrito a la teología de la liberación, un pasamontañas que en diez días de guerra y muchos años de paz cambió la forma de ver al México profundo…
Varios de ellos tienen sin embargo algo en común: que han sido o son violentamente hostigados por la derecha. Una reacción desembozada que asesinó a Allende, que trató de descabezar al EZLN apresando a Marcos, que intentó derrocar a Chávez mediante una asonada militar. Y es ahí donde Krauze se balconea, pues al analizar esos episodios el historiador sugiere que los “redentores” se lo buscaron, si no es que se lo merecían.
Veamos.
4
En “El poder y el delirio”, ensayo incluido en Tiempo de memoria, Krauze dice que el presidente Salvador Allende no tenía “mandato mayoritario”, pero que con tal de “emular a Fidel Castro” impulsó “reformas que se toparon con el rechazo ciudadano”. Para concluir, siguiendo a Carlos Rangel, que el suyo era un “socialismo autoritario” que buscaba “exacerbar los conflictos sociales”, lo que ocasionó “un golpe de Estado”.
Y ahí el defensor de la “democracia sin adjetivos” adjetiva: dice que el golpe fue “terrible”.
Pero a la postre el mensaje no es que Allende se topó con un Imperio y una oligarquía doméstica dispuestos a frenar el cambio justiciero a toda costa, sino que el presidente socialista era en un “redentor” sin “apoyo mayoritario” y por tanto “autoritario”, que de algún modo favoreció su propio asesinato.
Y el tufo a justificación sutil del crimen se acentúa cuando Krauze describe la reacción al cruento asalto al Palacio de la Moneda, y en lugar de vergüenza, coraje, indignación y exigencia de castigo a los golpistas –que es lo que sentimos y presenciamos todos– encuentra “una ola de ira”, de “odio” y de “voluntad de poder y de venganza”.
5
Su acercamiento al frustrado golpe militar contra Hugo Chávez es aún más descaradamente justificatorio, quizá porque el historiador abomina del presidente venezolano.
En “Viaje a Caracas”, publicado en Letras Libres en noviembre de 2008, una asonada militar contra un presidente electo democráticamente, que contó con el apoyo de Estados Unidos, de los poderes fácticos, de la televisión y de los partidos de la derecha, es transformada por Krauze en una telenovela donde Chávez “quebrado” y lloroso pide clemencia a sus captores, se desahoga con un cura, solicita el “perdón” de la Iglesia y “suplica a los obispos que recen” por él.
¡Ah!, pero al verse libre, y odiándose “a sí mismo por su (…) debilidad”, el nefando “redentor” cobra venganza contra la Iglesia, contra los militares, contra el país…
6
En relación con el alzamiento chiapaneco la hostilidad de Krauze no es sólo contra don Samuel y el Sub, sino también contra los propios indios ahora alebrestados. En el primer número de Letras Libres, publicado en enero de 1999, el historiador, con el auxilio de su colega Juan Pedro Viqueira, reflexiona sobre el costo de dejar en manos de las comunidades indígenas la elección de su camino.
En un ensayo titulado Los peligros del Chiapas imaginario, Viqueira rechaza de plano la pretensión del EZLN y las organizaciones indígenas, de que se les reconozca el derecho a emplear sus propias formas de gobierno, pues según el historiador, la medida sólo beneficiaría a “caciques y prestamistas”, legalizando un “orden férreo y autoritario (…) en la gigantesca reserva de indígenas desempleados y alcoholizados (porque) el alcohol también es parte del costumbre”.
Una vez que la voz autorizada ha puesto en duda la civilidad de los indios, Krauze puede redondear el argumento racista:
 “El historiador (…) Viqueira –escribe el director de Letras Libres– afirma que Samuel Ruiz idealiza la condición indígena (…) A Viqueira le preocupa la legitimación política de esa idealización (…) En el caso de los indígenas de Chiapas cuyos usos y costumbres son ajenos al concepto y la práctica de la tolerancia, el resultado habitual ha sido la expulsión (…), el asesinato y el martirio. La atroz matanza de Acteal fue el caso extremo de esa tendencia”.
De esta manera, una masacre multitudinaria promovida y solapada por el gobierno local y el federal, deviene saldo de la “idealización” de unos indios ajenos a la “tolerancia”. Idealización que al ser transformada en “política” por líderes como el obispo de San Cristóbal, conduce a la “matanza”.
Y a pesar de que una vez más el historiador adjetiva, reconociendo que el crimen fue “atroz”, no tan en el fondo sugiere que al permitir que unos indios intolerantes, autoritarios y alcoholizados se salieran del huacal, los “redentores” propiciaron el baño de sangre.
7
 “Ebrard representa la izquierda moderna por la que pensamos votar muchos”, chateó Krauze con un internauta de la red de El País.
Habrá quien piense que la anticipada intención de voto y las afirmaciones del historiador en el sentido de que el gobernante de la capital “cumple con el modelo”, mientras que López Obrador no es un “reformista” sino un “redentor”, ayudan al chilango y perjudican al tabasqueño. Creo que no. Que es al revés. Y es que hay que ver quién lo dice.

Revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011-

Vuelta al “feudalismo”

Elecciones Michoacán
Vuelta al “feudalismo”
Francisco y Alvaro Castellanos y DelgadoPublicado en la revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011:
En flagrante violación a los preceptos fundamentales de la democracia, Felipe Calderón interviene directamente y utiliza la fuerza y recursos de la Presidencia para impulsar la campaña de su hermana Luisa María, que aspira a la gubernatura de Michoacán. Para posicionarla no vacila en atacar al gobierno de Leonel Godoy con una campaña “de mentiras y difamaciones”, ni en recortar las partidas del presupuesto federal a fin de desestabilizar al gobierno perredista.

Soberanos irresponsables

Soberanos irresponsables /Gabriel Zaid
Reforma, 30 Oct. 11;
Apartir de que Lázaro Cárdenas expulsó del país al Jefe Máximo Plutarco Elías Calles en 1936, los presidentes "emanados de la Revolución" gobernaron bajo el principio de que el poder no se comparte. La "unidad revolucionaria" en torno al soberano del país empezó a resquebrajarse en 1987, cuando Cuauhtémoc Cárdenas abandonó el PRI para buscar la presidencia fuera del partido. Este desafío a Miguel de la Madrid reapareció contra su delfín: Carlos Salinas de Gortari,

Festival de Sinaloa

Festival de Sinaloa
Mauricio Rábago Palafox
Publicado en la revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011:
CULIACAN, Sinaloa.- El Festival Cultural Sinaloa (FCS) 2011 comenzó con el pie derecho en Culiacán con una representación de la ópera Madama Butterfly (1904) de Giacomo Puccini (1858-1924), dirigida por nuestro mejor concertador en este género: Enrique Patrón de Rueda, quien no sólo es un experto en ópera sino en Puccini.

PGR: Historia de un millonario despojo

¡Interesante historia…!  De Jorge Carrasco Araizaga, en  Proceso # 1826,  30 de octubre de 2011.
Comenta que tras el asesinato del cardenal Posadas Ocampo en 1993, la entonces Judicial Federal desató una cacería contra los jefes del narcotráfico en Jalisco en aquella época, los Arellano Félix, y contra todo lo que estuviera cerca de ellos. En ese ámbito caían los bienes de la familia Calderón Quintero, que fueron asegurados. Uno a uno los cargos contra estos duranguenses asentados en Culiacán se fueron diluyendo y, sin embargo, hasta la fecha sus bienes y propiedades están en el limbo, en un hecho que bien puede calificarse como un verdadero despojo…
Mmm. ¡Quién se quedó con los bienes?
Elisa Quintero López pide le paguen  una indemnización de 158 millones de pesos.PGR: Historia de un millonario despojo

México libre/Julián LeBarón*

México libre/Julián LeBarón*
Publicado en la revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011:
Quiero compartir una visión de lo que deseo y sueño que exista en México. Es un panorama de paz y lucha, donde existan muy pocas leyes, donde no haya políticos autoasalariados, donde la política la hagan quienes verdaderamente le den el valor a las cosas con el sudor de su frente, con su inteligencia y sus esfuerzos; donde los prójimos reconozcan que el productor es soberano del valor que crea en el mundo.

¿Pablo Neruda fue asesinado?

Muerte inducida/Francisco Marín
Publicado en la revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011:
En sentido contrario a la versión oficial, Pablo Neruda no murió por metástasis de cáncer de próstata, según se desprende de exámenes médicos y testimonios que aparecen en el expediente judicial que contiene los resultados de cinco meses de investigaciones sobre su muerte. Aunque las pesquisas continúan, las evidencias son clave para que el juez Mario Carroza determine si el poeta falleció por enfermedad o si fue asesinado por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet.

Elecciones con focos rojos en Michoacán

Dejan 5 muertos tiroteos en Michoacán
 Las autoridades decomisaron armas, vehículos y equipo táctico
REFORMA on line/ Redacción
Ciudad de México  (30 octubre 2011).-   Enfrentamientos del Ejército Mexicano con grupos delincuenciales dejaron un saldo de cinco presuntos sicarios muertos en plena recta final de las campañas electorales en Michoacán.
A sólo 10 días de que concluyan las campañas y a 15 de la jornada electoral, la violencia no cede en esta entidad.

Donde se nombra a los ausentes

Donde se nombra a los ausentes
José Gil OlmosPublicado en la revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011:
Al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad lo animan el recuerdo quemante de las víctimas, los familiares que no dejan de pronunciar sus nombres y todos aquellos que luchan contra la marea de violencia que amenaza cubrir al país. Gracias a la Comisión de Documentación de la organización ciudadana, la presencia de los muertos no es simbólica: son datos duros, descripciones, rostros, pistas para esclarecer los casos y acabar con la impunidad.

Hacia una ley de atención a víctimas de la violencia.

Y las víctimas siguen sin ley
Marcela Turati, reportera

Revista Proceso, 1826,  30 de octubre de 2011-
Ni la Procuraduría Social de Atención a Víctimas del Delito –creada al vapor por el gobierno calderonista– ni la falta de discusión abierta sobre la violencia que ha provocado más de 50 mil muertos, 120 mil desplazados, 50 mil huérfanos y 10 mil desaparecidos arredran a las organizaciones sociales; tampoco a los partidos políticos que pugnan por que en la LXII Legislatura se discutan y aprueben las iniciativas para la creación de una ley sobre el rubro. Su temor, dicen, es que el proceso electoral empantane los debates o que se apruebe una ley exprés.

El caso del “Vicentillo”: infiltraciones, complicidades, traiciones

El caso del “Vicentillo”: infiltraciones, complicidades, traiciones
J. Jesús Esquivel, reportero.
Plagado de acusaciones entre sus defensores y la fiscalía del Departamento de Justicia, el caso de Vicente Zambada Niebla se vuelve cada vez más tortuoso en la Corte Federal de Chicago. Parece seguir un guión en el que se entrecruzan acusaciones de traición entre las autoridades de Estados Unidos –en especial la DEA–, sus informantes en México y los líderes de alto nivel de cárteles mexicanos, específicamente del de Sinaloa, encabezado por Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada. Obligados por el juez, los fiscales se verán obligados a entregar documentos clasificados que, durante los próximos meses, arrojarán luces sobre la maraña de complicidades que envuelve el caso.

Carta de Juan De Dios Castro a Proceso

Acerca de Luis Calderón Vega: Ni sus hijos lo honran
La RedacciónPublicado en la revista Proceso, 1825,  30 de octubre de 2011:
Palabra De Lector
De Juan de Dios Castro Lozano
Señor director:

Cantiga de enamorados

Cantiga de enamorados/José Manuel Arango (1937-2002)

O como dos que hablan después del amor
todavía desnudos
tendidos de espaldas
fumando
y hablan de silencio en silencio

Las víctimas

Las víctimas/Renato Sales H.
Publicado en La Razón, 29 de octubre de 2011;
La eventual liberación, por la absurda vía del “reconocimiento de inocencia” del probado homicida Alfonso Martín del Campo Dodd, apenas conjurada por Samuel González Ruiz, Isabel Miranda de Wallace y Fernando Martí, es signo de los extremos a los que nos puede conducir lo que se ha denominado el hipergarantismo. Ese debate coloca en el centro de la discusión, de nueva cuenta, el tema de las víctimas del delito. Las olvidadas de los procesos e incidentes penales pese al rango constitucional que ahora las protege.
Todo exceso conduce a la perdición.