1 oct. 2009

Control de armas

Agencia EFE
El Universal, Houston Jueves 01 de octubre de 2009 19:49
La promesa hecha por el presidente Barack Obama de incrementar el control de armas que llegan desde territorio estadounidense de forma legal hasta los narcotraficantes de México comenzó a mostrar los primeros resultados positivos, según un informe presentado por las autoridades.
Durante una rueda de prensa ofrecida en Houston, el director interino de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés), Kenneth Melson y el Fiscal General Adjunto, David W. Ogden, dijeron que después de cuatro meses de intensos trabajos se habían logrado importantes logros.
Según Melson y Ogden, los agentes federales unificaron criterios en las pistas de investigación y aumentaron el número de casos penales en Houston contra los que trafican con armas de fuego.
Después de haber establecido a Houston como uno de los principales centros del mercado legal de armas hacia México, un esfuerzo de cuatro meses generó la detención del flujo del envío a los cárteles mexicanos de la droga.
La mayoría de las armas incautadas al sur de la frontera del estado de Texas tiene su origen de venta en Houston, donde cien agentes de la ATF y personal de otras agencias policiales comenzaron a desplegar el nuevo operativo de trabajo desde abril para conocer más sobre los casos de tráfico de armamento a México.
El trabajo desarrollado durante los últimos cuatro meses dio como resultado la incautación de 443 armas de fuego, más de 141 mil cartuchos de municiones y tres artefactos explosivos.
México ha pedido a Estados Unidos apoyo para reducir el número de armas --muchas compradas legalmente -- que tienen como destino final los carteles de la droga.
Las autoridades mexicanas dijeron al presidente Obama que sin esa ayuda sería muy difícil acabar con el poder destructivo de los carteles de la droga en su territorio.
La respuesta de Obama de dar todo su apoyo en la lucha contra el narcotráfico en México se vio reflejada en el incremento de 72 nuevos agentes especiales y 28 inspectores, junto con analistas y personal de apoyo, que han comenzado a formar parte de los equipos de impacto denominados "Gun Runner" , una iniciativa de la ATF para reducir el envío de armas al vecino del sur.
Melson dijo que el 90 por ciento de las armas que los funcionarios de Estados Unidos han investigado tras ser entregadas por las autoridades mexicanas tiene su origen en territorio estadounidense.
La mayoría también habían sido enviadas desde Texas y compradas en la zona metropolitana de Houston.
Antes de que el personal extra llegase a la oficina de la ATF en Houston, que incluye el sur de Texas en su jurisdicción, la división encargada tenía 700 pistas para seguir la petición de armas provenientes de México y de inmediato se incrementaron a mil 100, con 400 nuevos clientes potenciales.
Según Melson y Ogden, los agentes y el personal de la ATF concluyeron la investigación del 87% de los mil 100 clientes potenciales y en la oficina de Houston se abrieron 276 nuevas investigaciones penales más.
Durante 2006 sólo se abrieron 104 casos, 162 en 2007, y 195 en 2008.
Además, la oficina de la ATF realizó casi mil 100 inspecciones de los titulares de licencias federales de armas de fuego en el área metropolitana de Houston, también más que en cada uno de los tres años anteriores, según Melson y Ogden.
Houston tiene cerca de mil 500 comerciantes de armas. El ATF está autorizado a inspeccionar los distribuidores de armas de fuego una vez al año para asegurarse de que respetan las normas federales.
De acuerdo con Melson y Ogden, las inspecciones dieron como resultado que se enviasen 77 cartas de advertencia a los titulares de la licencia y a un vendedor se la revocaron.
Los agentes también se incautaron de más de 165 mil dólares en efectivo, cinco kilos de cocaína y mil 500 kilos de mariguana.
Tanto Melson como Ogden destacaron que los logros conseguidos en sólo cuatro meses de trabajo eran "muy esperanzadores" y confirmaban que iban por el buen camino.

fml

Morett

Ligan ataques en DF a adeptos de Morett
La PGR tiene indicios de que el grupo, que ha efectuado los ataques a bancos en el DF, se ha comunicado con Lucía Morett
Nota de Antonio Baranda y Antonio Nieto
Guanajutato (1 octubre 2009).- Tras la captura de un joven por los estallidos en bancos, tiendas de ropa y agencias automotrices ocurridos en septiembre, autoridades federales investigan la posible vinculación de simpatizantes de Lucía Morett con los ataques.
Fuentes de la PGR señalaron que existen indicios de que el grupo que realizó los ataques con artefactos explosivos ha mantenido comunicación con Lucía Morett, quien es reclamada en extradición por el Gobierno colombiano, que la acusa de terrorismo y por tener vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).Agentes de la Policía Federal Ministerial detuvieron ayer a Ramsés Villarreal Gómez como presunto implicado en los estallidos de artefactos en bancos, tiendas de ropa y agencias automotrices ocurridos en septiembre.
Mandos de la Procuraduría capitalina señalaron que el joven de 22 años fue capturado ayer afuera de su domicilio.Fuentes de la PGR detallaron que Villarreal Gómez fue trasladado a la subdelegación metropolitana de la dependencia, en Azcapotzalco, como parte de la investigación, contenida en la averiguación previa PGR/DDF/SPE/4126/2009. En ese lugar, familiares del detenido exigen su liberación.
Las primeras versiones indican que el joven fue identificado mediante la comparación de videos de la sucursal bancaria Banamex, en Milpa Alta, donde estalló un artefacto con latas de gas butano, y fotografías en poder del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y el Estado Mayor Policial, que coincidieron con su media filiación.Ramsés Villarreal y la autoridad
Esta no es la primera vez que Ramsés Villarreal Gómez tiene problemas con la autoridad.- El 1 de febrero del 2000 fue uno de las 251 personas detenidas por la PFP por un enfrentamiento entre estudiantes e integrantes del CGH en la Escuela Nacional Preparatoria 3, en un intento de los paristas por recuperar las instalaciones.- El 2 de febrero, un día después, la PGR lo presentó ante el Consejo de Menores junto a otras 75 personas por el incidente, en tanto que 175 mayores de edad fueron consignados ante los jueces Segundo y Sexto de Distrito en el DF por sabotaje, robo específico con violencia, daño doloso en propiedad ajena, asociación delictuosa, terrorismo, despojo y lesiones dolosas. - Es señalado como organizador de la toma de una preparatoria el 6 de febrero del 2004. Ese mismo año el Tribunal Universitario lo expulsó de la Facultad de Economía.- El 27 de noviembre del 2006 dirigió un intento de bloqueó de Insurgentes Sur, a la altura de Ciudad Universitaria, en apoyo a la APPO y para exigir la salida de la PFP de Oaxaca. Hubo enfrentamiento entre los manifestantes y granaderos de la SSP DF.- Entonces, la UNAM informó oficialmente que Villarreal Gómez había liderado los incidentes, y que su expulsión, en agosto del 2004, se debió a que estaba acusado de despojo, robo, y violación a las normas universitarias.- La UNAM lo denunció en 2006 por daño en propiedad ajena ante la PGR, cuya averiguación previa es PGR/DDF/SPE-XIX/620/06-02.
Hora de publicación: 14:36 hrs
Pretenden enjuiciarla por nexos con las FARC
Reactiva Interpol ficha roja de Lucía Morett
Milenio Diario, 2009-10-01;
La Interpol reactivó la ficha roja para la captura con fines de extradición de la estudiante mexicana Lucía Morett, a quien autoridades de Colombia pretenden enjuiciar por presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
En el documento, que MILENIO dio a conocer el 8 de julio pasado, se anexa un vínculo en el que se solicita cualquier información para dar con el paradero de la joven, que es acusada por los delitos de terrorismo, crimen organizado y crimen trasnacional.
La universitaria sobrevivió al ataque del ejército colombiano contra un campamento de las FARC que fue perpetrado el 1 de marzo de 2008 en Ecuador, acto en el que murió Raúl Reyes, uno de los siete jefes delgrupo guerrillero.
El juzgado 32 penal municipal de Bogotá pidió la orden de detención en los 178 países miembros de la Policía Internacional, incluido México, donde presuntamente se encuentra la estudiante.
Interpol subió a su sistema la ficha roja con la fotografía y datos generales de Morett, de 28 años.
La ficha contiene el nombre completo Lucía Andrea Morett Álvarez, nacida el 24 de mayo de 1981 en la Ciudad de México, quien habla español, tiene ojos cafés y cabello negro.
Morett es considerada fugitiva por las autoridades colombianas, y es una de las tres sobrevivientes del ataque contra el campamento de las FARC, en el que fallecieron cuatro estudiantes mexicanos que la acompañaban.
El Partido del Trabajo la postuló como candidata a diputada federal, pero perdió en las elecciones del pasado 5 de julio.
Autoridades mexicanas han comentado recientemente que la solicitud de extradición es un procedimiento largo que debe cubrir muchos requisitos, entre otros la cantidad de pruebas que deberán desahogarse, la opinión de las autoridades judiciales mexicanas, mientras que la Secretaría de Relaciones Exteriores tendrá “la última palabra” para determinar si Morett es entregada al gobierno de Colombia. México • Ignacio Alzaga
***

El cardenal Castrillón

La verdadera entrevista del cardenal Castrillón sobre el caso Williamson
Las declaraciones originales en español
CIUDAD DEL VATICANO, miércoles, 30 de septiembre de 2009 (
ZENIT.org).- La traducción y adaptación de una entrevista concedida a un periódico alemán por el cardenal Darío Castrillón Hoyos sobre el caso del obispo negacionista Richard Williamson, miembro de la Fraternidad de San Pío X, han provocado interpretaciones contradictorias en medios de comunicación de todo el mundo.
Según ha explicado a ZENIT el hasta hace poco presidente de la Comisión Pontificia "Ecclesia Dei", nunca hizo algunas de las aclaraciones que los órganos informativos han interpretado al leer la entrevista que publicó el periódico alemán
Süddeutsche Zeitung, el 25 de septiembre.
Con el objetivo de poder leer lo que el cardenal declaró exactamente, ZENIT publica el texto original en español de la entrevista.
* * *
--En Alemania, usted ha sido fuertemente criticado...
--Cardenal Díaro Castrillón: ¿En Alemania? ¿Quién me criticó en Alemania ? Yo no tengo conocimiento de eso.
--Se le señaló como el principal responsable de lo ocurrido a comienzos de este año en torno al obispo Richard Williamson?
--Cardenal Díaro Castrillón: Lo que se haya dicho no me interesa en absoluto. Para mí es simplemente una señal de la mala información en un país, una prensa y una opinión pública que yo he considerado respetables. Pero al ver las reacciones de que tu me hablas, me doy cuenta de que no saben lo que dicen.
--A que se refiere con "mala información"?
--Cardenal Díaro Castrillón: Mala información es no saber de que se trata, cuál es el problema de este proceso, de este asunto; es desconocer los hechos y el Derecho eclesiástico implicado. Mala información es dejarse llevar por un torbellino mediático o por una sensibilidad local que los demás entendemos y respetamos.
--¿Cuál es, según su opinión, la información acertada?
--Cardenal Díaro Castrillón: Es muy sencillo. Monseñor Marcel Lefebvre cometió un acto de rebeldía ordenando en 1988 a cuatro obispos sin el mandato pontificio. Esta es una acción cismática. Por actuar contra la ley eclesiástica, fueron excomulgados el Obispo consagrante, Lefebvre, y los 4 obispos de la Fraternidad ordenados por él. Esa es la causa y ese es el problema que en este proceso se quiere resolver. Luego se deberán resolver otras cosas. Eso es todo. Esto es lo que quisieron solucionar los dos últimos Papas para recomponer la unidad de la Iglesia. Lo demás que se diga viene de un desconocimiento fundamental y muy grave de las intenciones y aciones de los dos Papas. Pero dentro de la misma Iglesia hay quienes critican el hecho de que se hubiera levantado esa excomunión.
Repito que la única causa de la excomunión era la ordenación sin mandato pontificio. El obispo ordenante ya había muerto y los ordenados pedían, aún clamorosamente, como lo hicieron en Lourdes, que se retirara el Decreto de Excomunión. Al hacerlo después de amplia consulta, el Papa buscaba poner fin a un cisma. Y todos los obispos católicos debemos estar con el Papa, sobre todo en una materia tan fundamental como es la unidad de la Iglesia.
--¿Cuál fue exactamente su papel en el proceso de reconciliación con los lefebvrianos?
--Cardenal Díaro Castrillón: Después de las ordenaciones ilegítimas, entre 1988 y 2000, no hubo diálogos entre Roma y la Fraternidad. El último dialogo llevado a cabo por el entonces cardenal Ratzinger y monseñor Lefebre, que terminó con un protocolo firmado por Lefebvre, se interrumpió de inmediato y la ruptura fue seguida, precisamente, de las ordenaciones ilegítimas. Desde 1988 hasta el año 2000 se interrumpieron todos los diálogos. Sólo se reanudaron en el año 2000 y se inició un nuevo proceso seguido, muy de cerca, por el cardenal Ratzinger, entonces miembro de la Comisión "Ecclesia Dei". En 2001, en consistorio presidido por el Santo Padre, todos los cardenales presentes aceptaron el proceso para la entrada en comunión de los lefebvrianos. En la presentación al consistorio, con base en una nota de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se dijo que los hermanos excomulgados no tenían un carácter herético o cismático. Eran sí el producto de una acción cismática. En cuanto a su relación con el Concilio Vaticano II, se expresaron las dificultades sobre el texto de algunos documentos y sobre todo de algunas interpretaciones del Concilio. Las dificultades mayores se referían al decreto sobre libertad religiosa y al ecumenismo.
--¿Y qué papel tuvo la Curia en este proceso?
--Cardenal Díaro Castrillón: Hay que tener una idea muy clara de lo que es la Curia. No es una serie de instituciones que condicionan al Papa. Es, por el contrario, un conjunto de instituciones y personas que le sirven al vicario de Cristo y sucesor de Pedro en su solicitud por el bien de todas las iglesias del mundo. La decisión y guía única es la suya. A él se le informa, y él decide. Así pues, el Papa siempre se mantuvo informado, tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI. Diferentes dicasterios, en reuniones interdicasteriales, contribuyeron positivamente al desarrollo del proyecto.
Luego llegó un momento en que, para avanzar en el proceso, los lefebvrianos pusieron dos condiciones: la primera, que se reconociera el derecho a todos los sacerdotes del mundo a celebrar la Misa en el rito de San Pío V; y la segunda, que se levantara el decreto de excomunión. Eran condiciones para entrar en diálogos posteriores, sobre todo, de carácter doctrinal. Si no se conoce este punto, no se entiende, no se puede entender el proceso.
--¿Comparte usted las posiciones de la Fraternidad San Pío X?
--Cardenal Díaro Castrillón: En relación con el levantamiento de la excomunión, ellos tienen un punto de vista que yo no comparto, pero que desde su punto de vista subjetivo, podría ser aceptable. Ellos creen defender la verdad, la santa tradición y arguyen que no pueden ser excomulgados por defender la verdad. Por eso no aceptaron la excomunión. Una vez, hablando yo con monseñor Fellay, le dije: Si nosotros aceptamos el aspecto subjetivo de sus convicciones, ustedes también deben aceptar que nosotros objetivamente creemos que la excomunión sí es válida porque las ordenaciones fueron realizadas contra un precepto claro de ley y la tradición de la Iglesia y hacerlas sin mandato trae consigo la pena de la excomunión. E innegablemente se rompió en materia grave una ley fundamental de la Iglesia.
--¿Durante esas cavilaciones nunca se planteó la pregunta si sus decisiones podrían tener consecuencias políticas? ¿Dónde están los límites entre los intereses públicos y las disputas eclesiásticas?
---Cardenal Díaro Castrillón: Quitar la excomunión a cuatro obispos, excomulgados por haber sido ordenados sin mandato pontificio, no es una acción política del Santo Padre sino un ejercicio de su autoridad religiosa suprema, en un acto de misericordia, dentro de la Iglesia. Es un problema teológico pastoral. Cosa muy distinta es la intervención de la Iglesia en la esfera política. Ese es un problema teológico que ha sido estudiado ampliamente por la Iglesia católica. Una cosa es la iluminación que se obtiene a través de la revelación para el manejo de un asunto, y otra cosa es el manejo mismo de los asuntos públicos y la interferencia de diferentes grupos en este manejo. Un obispo que tiene esto claro no debería poner problemas.
--¿Eso quiere decir entonces que la Iglesia sí dispone de instancias para juzgar las acciones de personajes como Williamson?
--Cardenal Díaro Castrillón: Sí, hay una doctrina clara. Sin embargo, yo en eso no entro, pues mi trabajo no es juzgar a un hermano obispo; ese es un deber de la Congregación de Obispos y de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Ésta debe decidir si alguien está afirmando cosas que no corresponden a la fe católica como es interpretada por la Iglesia.
--¿Y cómo reacciona la Iglesia a declaraciones antisemitas o a la negación del Holocausto?
--Cardenal Díaro Castrillón: El rechazo por parte de la Iglesia a la injustísima violencia a que fue sometido el pueblo hebreo es absolutamente claro. Y sin duda este rechazo estriba en un punto de vista moral. El atroz genocidio racista es un inmoral atentado contra la humanidad.
--Y entonces, ¿por qué no se detuvo el levantamiento de la excomunión de Richard Williamson?
--Cardenal Díaro Castrillón: No, no es así, perdóneme. La excomunión que pesa sobre él se debe exclusivamente a su ordenación episcopal ilegítima y no a sus juicios, teorías o afirmaciones sobre el Holocausto. Con el parecer afirmativo de los cardenales en un consistorio, el Papa decidió levantar la excomunión en que estaban estos obispos por una única razón fundamental: un acto de caridad para consolidar la unión de la Iglesia. ¡Cualquier otra cosa que se diga es un error contrario a la verdad!
--Pero hay opiniones contrarias dentro de la misma Iglesia.
--Cardenal Díaro Castrillón: Efectivamente ha habido en la Iglesia, no tanto posiciones contrarias, cuanto reacciones críticas. El mismo Santo Padre, en su carta al episcopado mundial sobre el tema, ha hecho claras alusiones. El Papa no está solo. Lo acompaña prácticamente la totalidad del episcopado mundial. No ha obrado con desconocimiento de las cosas, sino con un gran conocimiento de causa. Que a esto se sumen otros factores es una cosa distinta.
--Eso es justamente lo que quiero decirle. Se sumaron otros factores, en especial las declaraciones polémicas de Williamson. ¿No cree usted que el Papa, de haber conocido las declaraciones de Williamson, habría debido por lo menos postergar la divulgación del decreto de excomunión?
--Cardenal Díaro Castrillón: Yo no soy una persona que se atreva a formular hipótesis o expresar opiniones sobre qué haría o no debería hacer el Papa. Yo me refiero a lo que hizo y a qué tipo y calidad de información tenía en el momento en que lo hizo. Y en ese momento ninguno de los que estábamos involucrados en el asunto teníamos conocimiento de las declaraciones del obispo Williamson. ¡Ninguno de nosotros! Y ninguno de nosotros estaba en la obligación de saberlo!
--Pero Williamson ya era conocido desde hace veinte años. En 1969, también hizo declaraciones condenables en relación con el Holocausto.
--Cardenal Díaro Castrillón: No, no, no. Hay que ser preciso. No hay que olvidar que en ese entonces Williamson era un joven obispo ordenado sin permiso, actuando por fuera de la Iglesia y sin condiciones jurídicas de legitimidad. Y en 1989, ese joven obispo expresó en Canadá opiniones en relación con un libro que pretendía hacer un análisis histórico del Holocausto que hoy muchos no compartimos. Pero en esa época ese libro no tenia por qué conocerlo todo el mundo. Nadie está obligado a conocer todos los libros publicados, aún sobre temas importantes.
--Pero lo que dijo Williamson en 1989 fue claro: "Ningún judío fue asesinado en cámaras de gas (...), son mentiras, mentiras, mentiras, (...) los judíos inventaron el Holocausto". Usted fue Presidente del CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano, ndt.), en América Latina el nombre Williamson era ilustre por las controversias que lo rodeaban. ¿Aun así insiste en afirmar que no sabia nada de él?
--Cardenal Díaro Castrillón: En el CELAM ni como director de Departamento, ni como secretario general,ni como presidente oí mencionar jamás el nombre de Richard Williamson. Conocí su nombre y supe quién era en el año 2000 cuando, para conocerlos, invité a los obispos lefebvrianos a mi casa en Roma. Lo que sí le puedo decir es que durante el largo percurso de los diálogos, ningún organismo de la curia, ni la Congregación de Obispos, ni la Secretaría de Estado, ni las nunciaturas en los países interesados, ni el episcopado canadiense ni el alemán, el suizo, el francés, el austríaco o el holandés, ni una sola carta de un fiel laico dieron el más mínimo informe a la Comisión Ecclesia Dei, competente para el asunto de los diálogos, ni al Santo Padre, ni a mi humilde persona que realizaba muy directamente el diálogo con monseñor Fellay. Nadie nos dijo nada con relación a negación o minimización del Holocausto por parte de monseñor Williamson.
--¿Tampoco en enero de este año?
--Cardenal Díaro Castrillón: Lo que entiendo es que la televisión sueca lo entrevistó el 1 de enero de este año con motivo de una ordenación diaconal. De esa entrevista y de las declaraciones de Williamson sólo me vine a informar el 5 de febrero, día en que la nunciatura informó a la Secretaría de Estado sobre dicha entrevista y el excelentísimo sustituto de la Secretaria me transmitió la información en sobre que conservo, con sello, fecha 5 febrero 2009.
--Pero según fuentes internas del Vaticano, se dice que en los días anteriores al 21 de enero un fax llegó al Vaticano advirtiendo sobre las declaraciones de Williamson.
--Cardenal Díaro Castrillón: No, un momento, que nos quede claro: la noticia oficial fue el 5 de febrero. Lo que yo sí me he preguntado muchas veces es por qué razón, si la entrevista se hizo el 1 de enero, solamente se publicó el día 21. Es decir que se esperó hasta que el decreto, cuyo estudio era secreto, fuera firmado el 14 de enero. ¿Por qué sólo entonces se dio a conocer la entrevista?
--¿Qué cree usted?
--Cardenal Díaro Castrillón: A mí no me gusta especular. Yo obro objetivamente, no pienso ni bien ni mal de las personas sin antes tener una absoluta seguridad. Yo juzgo sólo con base en hechos. Y el hecho es que la opinión pública fue informada y golpeada sólo en ese preciso momento.
--Pero el golpe más grande lo dio el mismo Williamson diciendo lo que dijo sabiendo que el decreto de excomunión se aproximaba.
--Cardenal Díaro Castrillón: No, Williamson no necesariamente era consciente de ello. Él no participaba directamente en los diálogos con Roma. Monseñor Fellay quiso mantener personalmente la representación de la Fraternidad y en la mayoría de los diálogos él estuvo sólo. Yo generalmente estuve acompañado por algún oficial de mi Comisión. Naturalmente algunos pasos del proceso se realizaban en privado con las autoridades de la Santa Sede. Posteriormente se informaba a monseñor Fellay. Ellos sólo sabían que el caso estaba en estudio. Después de un largo y cuidadoso estudio del tema de la excomunión, cuando ya el decreto de levantamiento estaba aprobado por el Santo Padre y firmado por el cardenal Re, el 14 de enero del 2009, recibí del mismo cardenal el texto firmado y, en mi casa, lo consigné a monseñor Fellay pidiéndole que él informara a los otros tres obispos de la Fraternidad. Sólo entonces supieron ellos que a partir del 21 de enero estarían libres de la excomunión, y se les pidió que conservaran el secreto hasta el día 24, cuando se publicaría oficialmente el Decreto. Si alguien en Alemania o en cualquier otra parte del mundo está diciendo otra cosa está mintiendo, sea por maldad o sea por ignorancia.
--Pero aparentemente Fellay conocía las declaraciones hechas por Williamson a la televisión, pues el 21 de enero envió una carta a la cadena sueca para impedir la publicación de la entrevista.
--Cardenal Díaro Castrillón: De eso no tuve ningún conocimiento.
--¿Y usted no lamenta que Fellay, en vez de enviar esa carta a Suecia, no lo hubiera puesto a usted en conocimiento de las declaraciones de Williamson para evitar que se desatara tal controversia?
--Cardenal Díaro Castrillón: Yo lamento no conocer muchísimas, muchísimas cosas. Y entre las muchísimas cosas que lamento no conocer, lamento eso.
--Williamson cuenta haberlo conocido a usted en un almuerzo.
--Cardenal Díaro Castrillón: Sí. Poco después de que el Papa me nombrara presidente de la Comisión Ecclesia Dei, vi un día desde mi despacho en la Prefectura del Clero a un grupo de personas vestidas de sotana en pleno verano. Le pedí a mi secretario que averiguara quiénes eran. Me dijo que eran los lefebvrianos. Yo los invité a mi casa, y ellos aceptaron venir.
--¿Y qué impresión le dejaron ?
--Cardenal Díaro Castrillón: Era gente buena, pero quizá demasiado fijada, casi obsesivamente, en una sola cosa: en afirmar que la fuente de todos los males de la Iglesia y del mundo era la reforma del rito de la Misa después del Concilio. Yo no había organizado ese almuerzo para discutir con ellos, simplemente quería conocerlos. Y entonces para amenizar el rato decidí bromear diciéndoles que a mí me gustan mucho las lenguas y que si tuviera que elegir una lengua para celebrar la eucaristía escogería el arameo, que es la lengua de Cristo. Les dije que no sabía quién había tenido la mala idea de cambiar la lengua de Cristo por la lengua de los perseguidores. Fue un mal chiste, evidentemente.
--¿Ellos qué dijeron?
----Cardenal Díaro Castrillón: Nada. Yo pasé inmediatamente a otro tema. A ese encuentro le siguieron diálogos puntuales que llevaron a un primer encuentro con Juan Pablo II y a otro más con Benedicto XVI en agosto de 2005.
--¿Cómo recuerda a Williamson esa vez que lo conoció?
--Cardenal Díaro Castrillón: Me pareció una persona honesta, pero con un corte muy particular. Supe que no era un tonto, pero me pareció un tanto obsesivo y muy cabeciduro.
--¿A qué cualidad se refiere exactamente con "honesto"?
--Cardenal Díaro Castrillón: A un hombre que dice lo que piensa. Williamson no me pareció una persona que tratara de engañar. Me pareció un hombre sencillo, tal vez muy extremo en sus posiciones. Pero, en fin, un hombre de fe simple y sincera.
--¿En el Vaticano nadie conoció las declaraciones de Williamson antes del 5 de febrero? ¿Usted sabe qué significa la palabra Vaticano? Pues aparentemente un conjunto de instituciones mal comunicadas entre ellas.
--Cardenal Díaro Castrillón: ¿Sabe cuántos somos? Somos muchísimos. Estoy seguro de que muchos, como yo mismo, no tenían la menor idea de lo que había emitido un canal sueco o de lo que había dicho Williamson, hace veinte años, en Canadá. Parta de la siguiente base: en 1989 yo era obispo de Pereira. Un pobre obispo de Pereira sumergido en el trabajo con su ciudad, sus campesinos, sus indígenas, con una buena parte de su diócesis en selva virgen, qué se va a enterar de lo que afirmaba en otro lugar un obispo que yo ni siquiera conocía, aunque a monseñor Lefebvre sí lo conocía porque una hermana suya vivía con su esposo en Pereira y monseñor Marcel la visitaba algunas veces.
--¿Un viejo amigo?
--Cardenal Díaro Castrillón: Un amable conocido. En su última visita, informado por su hermana, le pregunté a ésta si, dada la gravedad de los problemas con Roma ya existentes, consideraba útil que yo tuviera una conversación con él. Ella me dijo que no. Así, cuando él regreso a Pereira ni siquiera lo vi.--Pero hasta el vocero del Vaticano lo señaló públicamente a usted.
--Cardenal Díaro Castrillón: Es cierto que el padre Lombardi hizo en público un falso juicio temerario ante una periodista, pero también es cierto que se retractó públicamente. Y él a mí me pidió excusas. Es importante reiterar que en ese momento él no había obrado por petición del Papa, como su vocero.
--¿Y las acusaciones que hace Ebberhard van Gremmingen?
--Cardenal Díaro Castrillón: No sé quién es.
--El director de Radio Vaticano para Alemania, cuyas afirmaciones en los últimos meses no lo han dejado a usted muy bien parado ante la opinión pública alemana.
--Cardenal Díaro Castrillón: No me parece raro que si el llamado '"vocero" del Papa, el padre Lombardi, hizo un juicio equivocado, su subalterno Gremmingen, dócilmente lo haya repetido.
--El cardenal Re expresó haberse sentido engañado por usted.--Cardenal Díaro Castrillón: Que yo sepa, el cardenal Re nunca ha dicho que se sintió "engañado" por mí. Pero yo sé muy bien qué palabras usó, según la prensa, para referirse a mí persona en forma poco delicada. Por tal razón le escribí una carta diciéndole muy claramente que si alguien había debido estar al tanto de las controvertidas declaraciones de Williamson era él.
--¿Por qué él?
--Cardenal Díaro Castrillón: Por dos sencillas razones: primero, porque él trabajó muchos años en la Secretaría de Estado y en ella estaba precisamente cuando sucedieron los hechos. Sobre los casos notables las Nunciaturas informan a la Secretaría de Estado. Y en segundo lugar, porque Williamson es un obispo y la Congregación de Obispos, de la que el cardenal Re es prefecto, es el organismo que, en la Iglesia, hace el seguimiento de la vida de los Obispos.
--A su colega en la Comisión "Ecclesia Dei", monseñor Camille Perl también se le han hecho recriminaciones.
--Cardenal Díaro Castrillón: No, yo no veo la responsabilidad en él. Pero a mí en todo caso no me gusta establecer así, a priori, responsabilidades. Si me atrevo a señalar al cardenal Re, lo hago por una sola razón: porque orgánicamente su despacho está encargado de conocer lo que dicen los obispos o los medios en relación con los obispos.
--¿Y qué le diría usted a quienes suscriben a los monseñores Filoni y Mamberti una porción de la responsabilidad?
--Cardenal Díaro Castrillón: Monseñor Dominique Mamberti no tiene ninguna responsabilidad porque él está al frente de la Sección que se encarga de las relaciones con los Estados y eso no entra en la órbita de su competencia. Monseñor Filoni, durante el período más intenso de los diálogos no estaba aún en la Secretaría de Estado. Podría haber tenido conocimientos de archivo sobre Williamson, pero yo no creo. Porque, ¿quién era Williamson? Era una figura insignificante. Un seminarista que tenía fe en Lefebvre , a quien, siendo muy joven, éste lo ordenó sacerdote .
¿Quién iba a saber algo sobre él? Nadie. ¡A nadie le interesaba!--Pero sí les interesaba a los medios desde hace tiempo.--Cardenal Díaro Castrillón: Eso lo he oído repetir muchas veces, pero en Colombia, antes del escándalo, jamás oí a ningún medio hablar de eso.
--Pero no estamos hablando de los medios colombianos.
--Cardenal Díaro Castrillón: En Italia tampoco se habló de ello, jamás oí hablar a ningún medio acerca de eso. Es muy fácil decir ciertas frases que son peligrosas. Por supuesto, otra cosa pudo ocurrir en Canadá por otro tipo de intereses.
--Pero tampoco hablo de los medios italianos, ni de los hebreos. Me refiero a los medios alemanes que están muy bien informados y han seguido a Williamson por un buen tiempo. La revista Der Spiegel, por ejemplo, publicó antes de lo sucedido en enero un informe extenso en que se refirió a declaraciones públicas de Williamson relacionadas con el Holocausto. ¿Cómo es posible que en el Vaticano nadie lea Der Spiegel?
--Cardenal Díaro Castrillón: No entiendo la pregunta porque creo que ninguno ha afirmado que en el Vaticano nadie lea Der Spiegel. Es quizá posible que la sección alemana de la Secretaría de Estado lo haya conocido, pero sobre eso no tengo información y, además, conozco lo reducido delpersonal con relación al ingente trabajo de esa sección.
--¿Se le ocurre algún nombre?
--Cardenal Díaro Castrillón: No.
--¿Ha visto afectada su relación con el Papa después de este escándalo?
--Cardenal Díaro Castrillón: Sí claro: ¡para bien! Siempre hemos trabajado codo a codo. No sólo le tengo la veneración de la fe por ser el Vicario de Cristo, sino también la veneración por su persona, por lo que él significa como teólogo de primera categoría en la Iglesia y por lo que él significa para mí como defensor de la fe y como un amigo que siempre me tuvo confianza. Y eso no ha cambiado, sino que, por el contrario, nuestro afecto se ha fortificado.
--¿Qué opina de la reestructuración dada a la Iglesia después del Motu Proprio del Papa emitido en julio?
--Cardenal Díaro Castrillón: Veo algunas cosas muy claras y otras no tanto. Claro es, por ejemplo, el hecho de que al conocerse más ampliamente críticas a la Iglesia, al Concilio Vaticano II que tocan el campo teológico aunque tales críticas provengan de individuos y no se puedan considerar oficiales de la institución "Fraternidad San Pío X", es natural que se exija un diálogo directo con la Doctrina de la Fe. Hay, sin embargo, otros aspectos pastorales relacionados con sacerdotes y fieles que deben ser tratados para poder llegar a una plenitud de comunión con el pensamiento de la Iglesia y, en especial, con el jefe visible de ésta que es el Vicario de Cristo. Hay aspectos litúrgicosque no pueden pasar a segundo plano.
--En una entrevista publicada en marzo en El Tiempo, usted dice que la existencia de cámaras de gas no es un problema moral, sino un problema histórico. Explíquese.
--Cardenal Díaro Castrillón: No, no, no... ¡Yo no dije eso!
--Pero si así aparece en la entrevista.
--Cardenal Díaro Castrillón: ¡Cuántas cosas lee uno en entrevistas supuestamente personales que son exactamente lo contrario de lo que uno ha dicho! La cosa es muy sencilla: el genocidio atroz del que fue víctima el pueblo hebreo es un acto que obviamente cae en el campo moral, la tortura es un acto moral, no hay la menor duda. Pero decir que no mataron a diez sino a cinco, no es un juicio moral, es un error histórico.
--Pero Williamson niega la Shoá
--Cardenal Díaro Castrillón: No la niega, la reduce. Yo no conozco un pronunciamiento de él en que niegue el genocidio. Él lo que hace es reducirlo, minimizarlo. Y esa es una consideración histórica. El problema moral es exclusivamente el genocidio en sí y más aún si presenta el agravante racista. Es que ni siquiera a una sola persona se la puede meter en una cámara de gas porque también ese sería un crimen inadmisible y repudiable. No se puede. Por todo esto es absolutamente inaceptable el reduccionismo frente al Holocausto.--Pero hacer declaraciones, como Williamson, en la consciencia de que éstas causarán daño a una persona o a un grupo de personas debe ser juzgable desde un punto de vista moral.
--Cardenal Díaro Castrillón: Eso lo aceptó el mismo Williamson. Yo hablé con él, y él pidió perdón a las personas, a los familiares de las víctimas y a las instituciones por cualquier mal causado por sus declaraciones. Sus disculpas fueron insuficientes.
--¿Y qué habría hecho el Vaticano si Williamson hubiera negado y no sólo minimizado el Holocausto?
--Cardenal Díaro Castrillón: El negacionismo no toca la esencia de la Iglesia. Es un lío, un problema que, como cualquier otro, se puede solucionar. Es un problema que haya gente que no se pronuncie y rechace el terrorismo, es un problema que haya gente que se quede callada frente al homicidio culpable, que haya gentes que aconsejan, practican o defienden el aborto.
--¿Y cómo actúa la Iglesia ante estos "problemas"?
--Cardenal Díaro Castrillón: Llama la atención, presenta la doctrina y, si es necesario, impone sanciones. En el caso de Williamson hay que esperar, pues él aún no está en plena comunión con la Iglesia. Hoy su autoridad es la Fraternidad pero cuando llegue el momento, la Iglesia podría, por ejemplo, prohibirle predicar por no demostrar la sensatez necesaria para ser predicador.
--¿Qué habría hecho si hubiera conocido las declaraciones de Williamson antes del debacle en los medios?
--Cardenal Díaro Castrillón: Como él no está en plena comunión no nos toca a nosotros reprenderlo o castigarlo. Le toca a monseñor Fellay, que es su superior, Y Fellay lo hizo.
--¿Volvería usted a hacer lo mismo que hizo en el caso de los lefebvrianos?
--Cardenal Díaro Castrillón: ¡Exactamente lo mismo! En cuanto a la excomunión. Yo estaba trabajando en un problema específico, que era el de cuatro obispos ordenados sin permiso. Nada más.
--¿Cómo se siente después del escándalo?
--Cardenal Díaro Castrillón: Me siento momentáneamente fastidiado. Pero el fastidio me pasa a mí muy rápidamente, pues soy un hombre que siempre mira hacia el futuro. Yo siempre me digo: "mi cuarto de hora" de responsabilidad en este empeño ya terminó. Mis ojos, mi espíritu y mi corazón van hacia el nuevo cuarto de hora que me da el Señor. Por haber cumplido 80 años miro al largo "cuarto de hora" de mi larga vida sacerdotal y episcopal. Fui presidente de "Ecclesia Dei", me interesa la Iglesia y haré todo lo que sea posible para la plena unidad de la misma y pondré mi interés en su santificación, también con la riqueza maravillosa de sus antiguos ritos y tradiciones. En este momento ya tengo mi cabeza metida en el nuevo cuarto de hora.
--¿Siente que la opinión pública lo ha maltratado?
--Cardenal Díaro Castrillón: Yo me he metido mucho con los medios. Sé que una de las enfermedades del periodismo es la "chiva" con controversias y víctimas. Y por eso yo tengo una epidermis de cocodrilo para soportar golpes cuando me ha tocado el turno, pero esas cosas no me afectan. Nunca se me ha ocurrido pedir retractaciones porque es inútil: la verdad se abre campo. Y la única verdad, sobre el tema de la controversia actual, es lo que le acabo de decir.

Foro sobre el Estado Laico

Simposio “Voces, el Estado Laico y la Libertad Religiosa”
CIUDAD DE MÉXICO, miércoles 30 septiembre 2009 (
ZENIT.org).- Con la libertad religiosa se buscan políticas éticas, no teología política, así lo afirmó Carl A. Anderson, director ejecutivo y presidente mundial de los Caballeros de Colón, al inaugurar Simposio Internacional “Voces, el Estado Laico y la Libertad Religiosa”, que se está celebrando estos días en la capital mexicana.
“Esas políticas éticas deben ser las mismas que nuestra ética en el hogar. Tiene que ser consistente con nuestra bien formada conciencia cristiana. Más aún, como lo ha señalado el Papa Benedicto XVI, nuestro entendimiento de que la humanidad es imperfecta y que la política es también imperfecta, mitiga nuestra aceptación de soluciones políticas radicales, que se consideran perfectas. Esta es la promesa --y el fracaso-- del comunismo y la teología de la liberación”, dijo Anderson.
Al hablar sobre México, dijo que este país ha avanzado mucho en materia de libertad religiosa. Después de referirse a los conflictos que dominaron las relaciones Iglesia-Estado en buena parte del siglo pasado, Anderson dijo que este país es un lugar muy distinto el día de hoy.
“Un tremendo progreso se ha hecho para asegurar las libertades religiosas de la Iglesia Católica y de los católicos en general en las últimas décadas. El presidente Calderón es el último de cuatro presidentes consecutivos que han trabajado para reducir o eliminar las restricciones legales y las discapacidades que se establecieron sobre la Iglesia a principios del siglo veinte”.
Analizando la situación de la libertad religiosa en el hemisferio occidental, Anderson dijo que las amenazas ya no provienen de las armas. “Son más sutiles y es más posible que provengan de leyes que ataquen a los derechos individuales de conciencia religiosa en lugar de enfocarse en las instituciones religiosas eclesiásticas”.
En su ponencia “Sacrofobia y Libertad Religiosa”, el doctor Jorge Traslosheros dijo que se ha pasado, de calificar a la religión como “el opio del pueblo”, como en los regímenes marxistas, a tratarle como el “tabaco del pueblo”. “De un vicio que debe ser eliminado a un mal que debe ser combatido y de preferencia erradicado, por lo menos en los lugares públicos”, dijo Traslosheros.
El académico de la UNAM agregó que “existe una tendencia cada vez más pronunciada, sobre todo en los medios intelectuales y de comunicación occidentales, que podemos calificar de sacrofobia, de aversión a lo sagrado”.
El Simposio ha sido organizado por el Fondo Becket para la Libertad Religiosa, los Caballeros de Colón y la Arquidiócesis de México
.

Consejo Pontificio de la Familia

El Papa nombra nuevos miembros del Consejo Pontificio de la Familia
El Papa ha renovado los miembros y consultores del Consejo Pontificio para la Familia, según ha hecho público hoy la Santa Sede.
Entre los nuevos nombramientos hay seis españoles, tres mexicanos y dos colombianos, así como un matrimonio procedente de Israel. También entran a formar parte del Dicasterio el cardenal Tettamanzi, arzobispo de Milán, monseñor Fouad Twal, Patriarca de Jerusalén. Entre los nuevos consultores figura el jurista español Rafael Navarro-Valls.
Miembros del Comité de Presidencia:
-cardenal Dionigi Tettamanzi, arzobispo de Milán (Italia);
-monseñor Keith O'Brien, arzobispo de Saint Andrews y Edimburgo (Gran Bretaña);
-monseñor Sean Patrick O'Malley, arzobispo de Boston (EEUU);
-monseñor Odilo Pedro Scherer, arzobispo de São Paulo (Brasil);
-su Beatitud Fouad Twal, Patriarca de Jerusalén de los Latinos;
-monseñor Sócrates Villegas, arzobispo de Lingayen-Dagupan (Filipinas);
-monseñor Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos (España).
Miembros:
-Attila y Júlia Gergely (Hungría);
-Jaime Armando Miguel y Ligia Maria Moniz Da Fonseca (India);
-David y Mary-Joan Osatohanmwen Osunde (Nigeria);
-John y Claire Grabowski (EEUU);
-Umberto Díaz Victoria e Isabel Botía Aponte (Colombia);
-Leon Botolo Magoza y Marie Valentine Kisanga Sosawe (República Democrática del Congo);
-Naser y Amira (Simaan) Shakkour (Israel);
-Tomás Melendo Granados y Lourdes Millán Alba (España);
-José Luis y Verónica Villaseñor (México).
Consultores:
-monseñor Livio Mellina (Italia), director del Instituto Pontificio “Juan Pablo II” para Estudios sobre le Matrimonio y la Familia;
-Augusto Sarmiento (España), Profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra;
-Brice De Malherbe (Francia), profesor de la École Cathédrale y de la Facultad Notre-Dame de París;
-Edoardo Scongamiglio OFM Conv. (Italia), Ministro Provincial de los Frailes Menores Conventuales de Nápoles;
-Pierpaolo Donati (Italia), profesor del departamento de Sociología de la Universidad de Bolonia;
-Francesco Belleti (Italia), miembro de la Consulta Nacional de Pastoral Familiar del Departamento de Pastoral de la Familia de la Conferencia Episcopal Italiana;
-Stefano Zamagni (Italia), profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Bologna;
-Rafael Navarro Valls (España), profesor de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid;
-Nicolás Jouve de la Barreda (España), profesor de Genética de la Universidad de Alcalá;
-Salvatore Martinez (Italia), presidente del Instituto de Pormoción Humana Monsignor Francesco di Vincenzo;
-José de Jesús Hernández Ramos (México), consejero del Doha International Institute for Family Studies an Development;
-Frank y Julie Laboda (EEUU);
-Germina Namatovu Ssemogerere (Uganda), consultora del Capacity Building Programme for Ministry of Local Government Civil Service Personnel;
-Eugenia Scabini (Italia), directora de la Facultad de Psicología de la Universidad Católica del Sacro Cuore de Milán;
-Teresa Stanton Collet (EEUU), profesora de la University of St. Thomas School of Law de Minneapolis;
-Susanne Tiemann (Alemania), profesora de Derecho Social de la Katholische Fachhochschule Nordrhein-Westfalen de Colonia;
-Michaela Freifrau Heereman Von Zuydtwyck (Alemania), voluntaria de la Asociación Elternverein Nordrhein-Westfalen
.

Cambios en el reglamento de la SCJN

DOF: 01/10/2009
INSTRUMENTO Normativo por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Al margen un sello con el Escudo Nacional, que dice: Estados Unidos Mexicanos.- Suprema Corte de Justicia de la Nación.- Secretaría General de Acuerdos.
INSTRUMENTO NORMATIVO POR EL QUE SE REFORMAN, ADICIONAN Y DEROGAN DIVERSAS DISPOSICIONES DEL REGLAMENTO INTERIOR DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION.
CONSIDERANDO
PRIMERO. En sesión celebrada el cuatro de junio del dos mil nueve el Comité de Acuerdos y Reglamentos aprobó someter al Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación diversas reformas al Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación con el objeto de agilizar la administración de la Suprema Corte de Justicia de la Nación reduciendo el número de Comités de Ministros y redistribuyendo las funciones correspondientes, de incrementar las medidas de seguridad que deben aplicarse respecto de los inmuebles de este Alto Tribunal y las personas que acuden a éstos fortaleciendo al área responsable de programar y ejecutar dichas medidas y de agilizar la resolución de los procedimientos para dar de baja a los servidores públicos de confianza.
SEGUNDO. Tomando en cuenta lo previsto en los artículos 97, párrafo quinto y 100, párrafo último, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; y, 11 y 14 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, así como lo señalado en el artículo 6o. del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al Pleno de este Alto Tribunal corresponde aprobar las reformas y adiciones a dicho ordenamiento, por lo que con fundamento en las citadas disposiciones constitucionales y legales expide el instrumento normativo en el cual se determina:
ARTICULO UNICO. Se REFORMAN los artículos 6o, fracciones I, II y III; 12; 21, párrafo primero; 67, fracciones II y XVIII; 68, fracción VIII; 76, fracción VII; 105, párrafo primero; 109, fracciones II, III, IV y V; 111; 114; 117; 122, fracción I; 123, párrafo primero, fracciones II, III, IV y V; 133, fracción II; 140, fracción IX; 141, fracción VI; 143, fracciones II y XIII; 149, fracciones I y X; 152, fracción V; 160, fracciones I y VI y 165; se ADICIONAN las fracciones I, II, X, XI y XII al artículo 117; la fracción X al artículo 140 y el artículo 143 bis; y, se DEROGAN los diversos 112, 115 y 116; las fracciones VI y VII del artículo 123 y las fracciones XIV y XV del artículo 143; todos del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para quedar:
"Artículo 6o. ...
I. Toda iniciativa de reforma o adición deberá presentarse ante el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos;
II. El Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos elaborará el dictamen correspondiente, para lo cual podrá solicitar la opinión de los Titulares de las unidades administrativas relacionadas con la materia de la iniciativa, quienes remitirán por escrito su opinión a dicho Comité en un plazo no mayor a diez días hábiles, contados a partir del día siguiente al en que hayan recibido la solicitud respectiva;
III. La iniciativa, acompañada del dictamen elaborado por el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos, se someterá a la consideración del Pleno para su discusión y, en su caso, aprobación por la mayoría de sus integrantes;
IV. a V. ...
Artículo 12. Las sesiones se desarrollarán de conformidad con el orden del día o las listas elaboradas por la Secretaría General, atendiendo a las instrucciones del Presidente o del Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos.
Artículo 21. Todo proyecto de Acuerdo General Plenario o de Reglamento deberá remitirse al Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos, el que una vez aprobado lo someterá a la consideración del Pleno.

...
...
Artículo 67. ...
I. ...
II. Integrar las listas con las cuentas aprobadas por el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos;
III. a XVII. ...
XVIII. Elaborar y remitir a los Ministros todos los informes y los datos estadísticos que disponga el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos;
XIX. a XXX. ...
Artículo 68. ...
I. a VII. ...
VIII. Asistir a las sesiones del Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos;
IX. a XIV. ...
Artículo 76. ...
I. a VI. ...
VII. Recabar y difundir, en los términos en que lo disponga el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos, los datos estadísticos relativos a los asuntos de la competencia originaria de la Suprema Corte, fallados por el Pleno y las Salas o por los Tribunales Colegiados;
VIII. a XII. ...
Artículo 105. La Subsecretaría General generará reportes estadísticos de forma cotidiana, semanal, mensual y anual, haciéndose el desglose respectivo por Ponencias, así como entre asuntos radicados en Pleno y en Salas, de conformidad con lo aprobado por el Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos.
...
Artículo 109. ...
I. ...
II. Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos;
III. Archivo, Biblioteca e Informática;
IV. Desarrollo Humano, Salud, Acción Social y Promoción Educativa; y
V. Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales.
Artículo 111. El Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos tendrá las siguientes atribuciones:
I. Preparar los proyectos de Reglamentos y Acuerdos Generales que se estimen necesarios para someterlos al Pleno;
II. Formular, en los casos en que se considere procedente, proyectos de reforma o adiciones al presente Reglamento Interior, a fin de ajustar su contenido a los acuerdos a que se refiere la fracción IV de este artículo, así como dictaminar las iniciativas que se presenten por otras instancias, en términos de lo dispuesto en los artículos 5o. y 6o. de este ordenamiento;
III. Revisar los proyectos de Acuerdos Generales Plenarios y de Administración, a fin de armonizarlos para mantener coherencia, previamente a su aprobación por parte del Pleno o del Comité correspondiente, de conformidad con los artículos 21 y 23 del presente Reglamento Interior;
IV. Recopilar los acuerdos vigentes relacionados con la función jurisdiccional y con la administración de la Suprema Corte;
V. Elaborar una síntesis de los acuerdos vigentes que se difundirá entre aquellos que deban darles cumplimiento;
VI. Aprobar los manuales de organización y procedimientos de la Secretaría General, la Subsecretaría General y la Contraloría;
VII. Evaluar y aprobar las proposiciones que realice la Secretaría General relativas a las listas provisionales y la lista oficial de los asuntos del conocimiento del Pleno y, en su caso, autorizar las modificaciones que se estimen pertinentes;
VIII. Vigilar que los proyectos de sentencia del Pleno se listen en los términos de los acuerdos respectivos, procurando que se observen los plazos legales;
IX. Vigilar que los proyectos se distribuyan con la anticipación suficiente para permitir su debido estudio por parte de los Ministros;
X. Vigilar el control estadístico de los asuntos que ingresen al Pleno, así como de su tramitación y resolución;
XI. Ordenar, cuando menos trimestralmente, una revisión del inventario físico de los expedientes radicados en el Pleno, a fin de constatar la fidelidad de las estadísticas, sujetándose al procedimiento que determine el propio Comité para tales efectos;
XII. Informar semanalmente, por conducto de la Subsecretaría General, a los integrantes del Pleno sobre los datos correspondientes a cada una de las Ponencias, destacándose los asuntos que puedan ser considerados como rezagados, así como aquellos en los que se haya excedido el plazo para su engrose; y
XIII. Adoptar las medidas pertinentes para que los acuerdos tomados por el Pleno sobre el despacho de asuntos y presentación de proyectos se cumplan.
En las sesiones del Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos estarán presentes el Secretario General de Acuerdos y el Subsecretario General de Acuerdos, así como los demás servidores públicos cuya asistencia requiera el Comité para el desahogo de los asuntos a su cargo.
Artículo 112. Se deroga.
Artículo 114. El Comité de Desarrollo Humano, Salud, Acción Social y Promoción Educativa tendrá las siguientes atribuciones:
I. Autorizar los programas de desarrollo humano del personal de la Suprema Corte, de sus cónyuges y sus familiares en primer grado, así como de los jubilados inscritos en el padrón respectivo, atendiendo integralmente sus derechos y obligaciones en materia de capacitación, educación, cultura, salud y recreación;
II. Autorizar y vigilar el programa de actividades culturales, jurídicas y de difusión de las Casas de la Cultura Jurídica, así como los eventos que éstas realizan; y
III. Apoyar la formación del personal mediante el establecimiento de becas y apoyos educativos, así como fomentar y autorizar el Plan de Carrera para los Servidores Públicos de la Suprema Corte.
Artículo 115. Se deroga.

Artículo 116. Se deroga.
Artículo 117. El Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales tendrá las siguientes atribuciones:
I. Vigilar la oportuna publicación y difusión del Semanario Judicial y de las obras y trabajos que sean publicados por la Suprema Corte, a fin de que puedan ser conocidos por el público en general;
II. Supervisar y aprobar las actividades relativas al análisis de los criterios jurídicos relevantes generados por los Ministros en las sesiones del Pleno y de las Salas;
III. Establecer y vigilar las políticas de difusión de la Suprema Corte, a fin de promover la cultura jurisdiccional en la opinión pública;
IV. Velar por la transparencia y fidelidad de la información y de los boletines de prensa que se proporcionen a los medios de comunicación;
V. Intervenir en la preparación de los proyectos de boletines de prensa para presentar al Pleno, ya sea por la importancia de algunos asuntos y por las resoluciones del mismo o por algún otro motivo;
VI. Organizar y convocar periódicamente a eventos que contribuyan a incrementar la cultura jurídica de los comunicadores, así como su conocimiento sobre la Suprema Corte;
VII. Coordinar las actividades del Canal Judicial;
VIII. Cuidar que los criterios establecidos por el Pleno en esta materia se cumplan;
IX. Aprobar y participar en la elaboración de las publicaciones internas que realice la Suprema Corte, tanto en formato impreso como por cualquier otro medio, aun en coordinación con otros órganos del Poder Judicial, conforme a las políticas de comunicación y difusión establecidas;
X. Establecer los programas que fortalezcan la presencia de la Suprema Corte, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, fomentando las relaciones de apoyo con grupos del sector público y del privado;
XI. Establecer las políticas en materia de relaciones de colaboración con instituciones del Poder Judicial, de otros Poderes tanto federales como locales, de las pertenecientes a otros países, organizaciones internacionales, instituciones académicas y barras o colegios de abogados nacionales o extranjeros; y
XII. Encomendar a la Dirección General de Relaciones Públicas Nacionales e Internacionales el trámite y seguimiento de asuntos en materia de relaciones institucionales.
Artículo 122. ...
I. Se reunirán por regla general una vez al mes, conforme a la calendarización que realice la Secretaría de Seguimiento de Comités, la cual se someterá a consideración del Pleno a más tardar en el mes de diciembre de cada año o bien a convocatoria oportuna del Presidente;
II. a IV. ...
Artículo 123. En materia de creación de plazas, nombramientos y otorgamiento de licencias con goce de sueldo o cualquier licencia mayor a seis meses, que no corresponda acordar a la Secretaría General de la Presidencia y/o a la Oficialía Mayor, los órganos de apoyo administrativo, los órganos jurídicos de apoyo y el órgano de control y fiscalización de la Suprema Corte estarán vinculados a los Comités, en los términos siguientes:
I. ...

II. El Comité de Reglamentos, Acuerdos y Programación de Asuntos respecto del personal de la Secretaría General y de la Subsecretaría General;
III. El Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales respecto de las Direcciones Generales de la Coordinación de Compilación y Sistematización de Tesis, de Comunicación Social, de Difusión, del Canal Judicial, de Planeación de lo Jurídico y de Relaciones Públicas Nacionales e Internacionales;
IV. El Comité de Desarrollo Humano, Salud, Acción Social y Promoción Educativa respecto de la Secretaría Ejecutiva Jurídico Administrativa y de las Direcciones Generales de Personal y de Desarrollo Humano y Acción Social; y
V. El Comité de Archivo, Biblioteca e Informática respecto de las Direcciones Generales de Informática, del Centro de Documentación, Análisis, Archivos y Compilación de Leyes, así como de Casas de la Cultura Jurídica y Estudios Históricos.
...
Artículo 133. La Dirección General de Personal tendrá las siguientes atribuciones:
I. ...
II. Proponer a los Comités de Gobierno y Administración, y de Desarrollo Humano, Salud, Acción Social y Promoción Educativa, en el ámbito de sus respectivas competencias, la política y los programas de actividades de planeación, coordinación, administración y evaluación del personal de la Suprema Corte, así como de las prestaciones y del servicio social;
III. a XV. ...
Artículo 140. ...
I. a VIII. ...
IX. Desarrollar y autorizar los programas informáticos que se utilizan en la Suprema Corte de Justicia de la Nación; y
X. Las demás que le confieran las disposiciones de observancia general aplicables, así como las que le sean encomendadas por la Secretaría General de la Presidencia y/o la Oficialía Mayor, o la Secretaría Ejecutiva de Servicios.
Artículo 141. ...
I. a V. ...
VI. Coordinar y supervisar la Carta de Programación, previamente aprobada por el Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales, así como sus actualizaciones subsecuentes;
VII. a XI. ...
Artículo 143. ...
I. ...
II. Brindar y coordinar en el ámbito de su competencia, el apoyo logístico en el desempeño de comisiones y traslados a eventos de los Ministros, en actividades de interés para el Poder Judicial de la Federación;
III. a XII. ...

XIII. Las demás que le confieran las disposiciones de observancia general aplicables, así como las que le sean encomendadas por el Pleno, los Comités, el Presidente o la Secretaría General de la Presidencia y/o la Oficialía Mayor.
Artículo 143 bis. La Dirección General de Seguridad tendrá las siguientes atribuciones:
I. Coordinar las acciones que resulten necesarias para brindar seguridad a los señores Ministros y a los servidores públicos de la Suprema Corte dentro de sus instalaciones así como resguardar los bienes muebles e inmuebles de la misma;
II. Planear, elaborar, coordinar, dirigir, ejecutar y evaluar los programas de seguridad y protección civil que requiera la Suprema Corte;
III. Brindar y supervisar los servicios de seguridad en los inmuebles pertenecientes a la Suprema Corte, ubicados en el Distrito Federal, así como en el Centro Archivístico Judicial en Lerma, Estado de México;
IV. Realizar las acciones dirigidas a salvaguardar la integridad y patrimonio de las personas, prevenir la comisión de delitos e infracciones dentro del edificio sede y alterno así como preservar el orden en las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación;
V. Establecer, coordinar y mantener un sistema riguroso para el control de los ingresos en los módulos de acceso para el control y registro de la identificación oficial de los servidores públicos y usuarios de los servicios que son brindados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, a efecto de evitar posibles disturbios u otras situaciones que impliquen violencia;
VI. Vigilar e inspeccionar de forma sistemática para fines de seguridad, los edificios sede y alterno en todas sus áreas, a efecto de evitar cualquier situación que ponga en peligro el bienestar de los trabajadores de la Suprema Corte de Justicia de la Nación;
VII. Colaborar con los servicios de protección civil en casos de calamidades públicas, situaciones de alto riesgo o desastres por causas naturales;
VIII. Planear, establecer y ejecutar los dispositivos de seguridad que resulten necesarios en diversos eventos y actividades, tanto locales como foráneos, normales y extraordinarios, de interés de la Suprema Corte;
IX. Proponer políticas y estrategias encaminadas a preservar el orden y la seguridad de la Suprema Corte;
X. Coordinar y ejecutar todas las gestiones que resulten necesarias para contar con los equipos y materiales indispensables para el mejor desempeño de las funciones de seguridad;
XI. Establecer y gestionar los programas de capacitación y adiestramiento en materia de seguridad y protección civil, para los servidores públicos de la Suprema Corte cuyas actividades se relacionen con estos temas, fortaleciendo sus habilidades y capacidades;
XII. Coordinar con diversas instituciones de gobierno el flujo de información, para determinar oportunamente si se alterará el orden por actividades políticas o sociales en las inmediaciones de los inmuebles que ocupa en el Distrito Federal la Suprema Corte;
XIII. Coordinar con las diversas autoridades, instituciones y organizaciones de seguridad, protección civil y emergencia, los apoyos que requiera la Suprema Corte, en ejercicio de sus atribuciones;
XIV. Administrar y controlar el uso de los estacionamientos internos de la Suprema Corte, bajo la instrucción de la Secretaría General de la Presidencia;
XV. Proponer continuamente las mejoras que resulten necesarias para brindar un servicio de seguridad eficiente en beneficio de los señores Ministros, servidores públicos e instalaciones de la Suprema Corte;
XVI. Brindar y coordinar, en el ámbito de su competencia, el apoyo logístico en el desempeño de comisiones y traslados a eventos de los Ministros en actividades de interés para el Poder Judicial de la Federación; y
XVII. Las demás que le confieran las disposiciones de observancia general aplicables, así como las que le sean encomendadas por el Pleno, los Comités de Ministros, el Ministro Presidente o la Secretaría General de la Presidencia y/o la Oficialía Mayor.
Artículo 149. ...
I. Publicar en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta las tesis, ejecutorias y votos emitidos por la Suprema Corte y por los Tribunales Colegiados, así como otros documentos cuya difusión sea ordenada por las instancias competentes, en términos de las disposiciones aplicables y con las notas necesarias y relevantes conforme a la tipología aprobada por la Secretaría General de Acuerdos;
II. a IX. ...
X. Publicar semestralmente bajo su absoluta y exclusiva responsabilidad, en el disco óptico denominado Jurisprudencia y Tesis Aisladas IUS, la información contenida en el Sistema de Jurisprudencia y Tesis Aisladas, conforme al programa informático desarrollado y autorizado por la Dirección General de Informática, incluyendo únicamente las notas necesarias y relevantes atendiendo a la tipología aprobada por la Secretaría General de Acuerdos, y;
XI. ...
Artículo 152. ...
I. a IV. ...
V. Establecer y mantener relaciones de colaboración con las áreas encargadas de las relaciones internacionales del Consejo de la Judicatura Federal y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, previo acuerdo del Pleno y visto bueno del Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales.
VI. a X. ...
Artículo 160. ...
A) ...
I. Elaborar investigaciones, estudios y análisis de la Suprema Corte y de los Tribunales Colegiados, en las diversas épocas del Semanario Judicial de la Federación; proponer al Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales la publicación de obras derivadas del ejercicio de sus atribuciones;
II. a V. ...
VI. Elaborar y proponer al Comité de Publicaciones, Comunicación Social, Difusión y Relaciones Institucionales el contenido del programa del Canal Judicial que tenga como finalidad difundir los criterios jurisprudenciales y aislados de este Alto Tribunal;
VII. a VIII. ...
B) ...
I. a VI. ...
Artículo 165. Tratándose de los servidores públicos de confianza que no pertenezcan a las Salas, su baja se sujetará a lo establecido en el respectivo Acuerdo General de Administración."
TRANSITORIOS

PRIMERO. El presente instrumento normativo entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
SEGUNDO. Publíquese este instrumento normativo en el Diario Oficial de la Federación, en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta y en medios electrónicos de consulta pública, en términos de lo dispuesto en el artículo 7o. fracción XIV, de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental; sin menoscabo de que la Secretaría General de Acuerdos difunda el texto íntegro del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en dichos medios electrónicos.
TERCERO. La nueva conformación de los Comités ordinarios de Ministros funcionará a partir de la fecha en que el Tribunal Pleno determine su integración.
CUARTO. A más tardar dentro de los seis meses siguientes a la aprobación de este instrumento normativo la Oficialía Mayor de la Suprema Corte de Justicia de la Nación transferirá a la Dirección General de Informática los recursos humanos y técnicos de la Dirección General de la Coordinación de Compilación y Sistematización de Tesis destinados actualmente para la administración y sistematización de la información contenida en el Sistema de Jurisprudencia y Tesis Aisladas.
EL LICENCIADO RAFAEL COELLO CETINA, SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION, CERTIFICA: Que el Tribunal Pleno, en su sesión privada celebrada el treinta y uno de agosto del presente año, por unanimidad de nueve votos de los señores Ministros Sergio Salvador Aguirre Anguiano, José Ramón Cossío Díaz, Margarita Beatriz Luna Ramos, José Fernando Franco González Salas, Genaro David Góngora Pimentel, José de Jesús Gudiño Pelayo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas, Juan N. Silva Meza y Presidente Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, aprobó el presente instrumento normativo mediante el cual se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación publicado en el Diario Oficial de la Federación el primero de abril del dos mil ocho.- México, Distrito Federal, a siete de septiembre de dos mil nueve.- Rúbrica.
EL LICENCIADO RAFAEL COELLO CETINA, SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACION, CERTIFICA: Que esta copia fotostática constante de diez fojas útiles concuerda fiel y exactamente con el original del instrumento normativo por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Reglamento Interior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que obra en los archivos de la sección de instrumentos normativos de esta Secretaría General de Acuerdos y se expide para su difusión.- México, Distrito Federal, a veinticuatro de septiembre de dos mil nueve.- Rúbric
a