26 oct. 2013

La muerte del 'curriculum vitae'


La muerte del 'curriculum vitae'/BORJA VILASECA 
·      Las reglas del juego laboral se han modificado. Hay que cambiar de mentalidad
·      Ahora la seguridad laboral reside en nuestra habilidad para aportar valor de forma constante
 El País Semanal, 25 de octubre de 2013
Este artículo está escrito para quienes ahora mismo se encuentran en el desempleo. Para quienes padecen de frustración e impotencia por comprobar que no encuentran un puesto de trabajo. Para quienes llevan tiempo sintiendo que enviar currículos se ha convertido en una pérdida de tiempo. Y en definitiva, para quienes han dejado de tener miedo a reinventarse profesionalmente porque ya no tienen nada que perder. Para todos ellos, a continuación se describe un recorrido compuesto por nueve etapas. Cada una de ellas representa un camino que el lector deberá transitar por sí mismo. Buen viaje.
1. Tomar las riendas de nuestra vida profesional. La crisis ha puesto de manifiesto la necesidad de transformación del modelo productivo que rige nuestro sistema económico. Nos ha tocado vivir el fin de la era industrial y el inicio de la era del conocimiento. Las reglas del juego laboral han cambiado y seguirán cambiando, cada vez más deprisa. Las instituciones establecidas ya no tienen la capacidad de procurar seguridad económica para los ciudadanos. Los puestos de trabajo con contrato indefinido están disminuyendo. Y para muchos ha llegado la hora de hacerse cargo de ellos mismos laboralmente. Y de realizar una función profesional útil, creativa y con sentido, que preferiblemente no pueda automatizarse y digitalizarse por medio de las nuevas tecnologías, ni tampoco externalizarse a un país en vías de desarrollo.

El deporte como estafa


El deporte como estafa/Gregorio Morán
Publicado en La Vanguardia |19 de octubre de 2013
Nuestra sociedad se hace a todo. Si hay dos expresiones repetidas hasta la saciedad es la del “imperio de la ley” y “presuntamente”. Un tipo mata a su mujer a puñaladas, sale a la calle con el cuchillo y las manos ensangrentadas, se entrega a la policía y reconoce el crimen. ¡Usted escuchará y leerá que la mató “presuntamente”! Vivimos en un país donde los coches chocan “presuntamente”, los atracadores desvalijan “presuntamente”, las gentes mueren “presuntamente”. Y en el fondo, además de una utilización aberrante del adverbio, no hay más que miedo.
¿Y saben a qué tienen miedo? Al “imperio de la ley”, porque sin ser muy duchos en la materia detectan que les puede caer un puro que signifique que les echan a la calle y además han de pagar al “presunto” delincuente. En España, perdonen que sea tan rotundo, vivimos una situación que amenaza con estallar y no es sólo porque sus políticos sean corruptos en su inmensa mayoría, que lo son, sino porque el amparo a la delincuencia económica, que es la madre de todas las batallas, cuenta con una barrera jurídica que impide cualquier saneamiento.

Una concepción equivocada de la austeridad británic


Una concepción equivocada de la austeridad británica/Robert Skidelsky, Professor Emeritus of Political Economy at Warwick University and a fellow of the British Academy in history and economics, is a member of the British House of Lords.
 Project Syndicate | 21 de octubre de 2013
¿Fue la decisión del Gobierno de Gran Bretaña de adoptar la austeridad a raíz de la crisis financiera mundial la política idónea, al fin y al cabo? Sí, afirma el economista Kenneth Rogoff en un reciente artículo muy comentado. Rogoff sostiene que, si bien, retrospectivamente, el gobierno debería haberse endeudado más, en aquel momento existía un peligro real de que Gran Bretaña siguiera el camino de Grecia. Así, pues, el ministro de Economía, George Osborne, resulta ser, en su opinión, un héroe de las finanzas mundiales.

Una oportunidad para la diplomacia


Una oportunidad para la diplomacia/Ana Echagüe es investigadora senior en el programa de Oriente Próximo y el Norte de África en Fride.
Publicado en El País, 14 de octubre de 2013
El acuerdo entre EE.UU. y Rusia para la destrucción del arsenal químico sirio debería favorecer un renovado esfuerzo diplomático hacia una resolución política del debacle sirio. Lavrov y Kerry han acordado redoblar los esfuerzos para convocar una conferencia de paz en Ginebra, que podría tener lugar a mediados de noviembre. Pero para que ‘Ginebra II’ tenga éxito, es importante que sea un proceso inclusivo, es decir, que cuente con la participación de Irán, y que se prescinda de prerrequisitos como la dimisión de Asad.

De Berlin a Fukuyama..


De Berlin a Fukuyama/Luis Racionero, escritor.
Publicado en La Vanguardia |21 de octubre de 2013

Con la caída del sistema comunista en 1989, Francis Fukuyama –un director del Departamento de Estado de Estados Unidos– escribió en el verano de ese mismo año un artículo en la revista National Interest titulado “¿El fin de la historia?”, argumentando que la democracia liberal puede constituir el punto final de la evolución ideológica de la humanidad y la forma definitiva de gobierno y, por lo mismo, establecer “el fin de la historia”. Luego amplió sus teorías en un libro publicado por Macmillan en 1992.
El mensaje de Fukuyama proclamaba el triunfo del liberalismo, confundido en su versión american way of life: puesto que las dictaduras desaparecen y el comunismo claudica, sólo queda un sistema y desaparece la posibilidad de la guerra. Nada más oportuno que las obras de Isaiah Berlin para matizar y, casi diría, refutar tales simplificaciones. En su ensayo Dos conceptos de la libertad, publicado por la Universidad de Oxford en 1958 y en J. S. Mill y los ideales de la vida de 1959, Berlin ya resaltó la necesidad del pluralismo, precisamente para garantizar la libertad, porque “la soberanía del pueblo” puede destruir la libertad del individuo. Lo importante son los límites que se ponen al poder, no qué manos lo detentan; son los derechos y no el poder lo que debe considerarse como absoluto, ciertas fronteras dentro de las cuales el individuo debería ser inviolable. Berlin recoge la tradición de Constant, Tocqueville y J.S. Mill que consideran la democracia como condición necesaria, pero no suficiente, para garantizar los ideales del liberalismo. Este tema es uno de los leitmotiv de los nuevos filósofos franceses, mejor conocidos aquí que Berlin, pese a escribir veinte años más tarde que éste (¿qué esperan nuestras editoriales para publicar completamente al filósofo de Oxford?). Los franceses inciden el tema del pluralismo y con ello a la posible abolición del fundamentalismo.

El hijo del Ministro/FA


El hijo del Ministro/FA
 Publicado en La Otra Opinión, 25 de octubre de 2013

Ricardo Alemán escribió anteayer en su columna Itinerario Político en el periódico El Universal sobre el trabajo eficiente de un joven abogado que consiguió en muy poco tiempo ganar un juicio de 25 mil millones de pesos: “en poco más de un año –el joven abogado- tiró un amparo que tardó 20 años en conseguirse.” El abogado se llama   Juan Pablo Silva García y es nada menos que hijo de don Juan Silva Meza, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y del Consejo de la Judicatura Federal CJF.
 Pregunta Ricardo “¿Cómo influye la justicia del padre en la justicia del hijo? ¿Realmente no existe tráfico de influencias en el caso del Ingenio del Mante? Lo cierto es que la Corte está en deuda, luego de escándalos como el de Florence Cassez y del ex ministro Góngora Pimentel.”