4 ago. 2010

Se solicita el número de agentes de la DEA, FBI, CIA e ICE

SE TURNÓ A LA SEGUNDA COMISIÓN.
PROPOSICIÓN CON PUNTO DE ACUERDO PARA SOLICITAR A LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES Y A LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN, INFORMEN EL NÚMERO DE AGENTES DE LA DEA, FBI, CIA, ICE Y MILITARES ESTADOUNIDENSES QUE OPERAN EN EL TERRITORIO NACIONAL Y EL TIPO DE OPERACIONES QUE REALIZAN, SUSCRITA POR DIPUTADOS INTEGRANTES DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRD
Los suscritos, diputados federales del Grupo Parlamentario del PRD en la LXI Legislatura del Congreso de la Unión, con fundamento en los artículos 58 y 59 del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos presentamos a esta asamblea la siguiente proposición con punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, por el que se solicita a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Secretaría de Gobernación, informen el número de agentes de la DEA, FBI, CIA, ICE así como elementos militares estadounidenses que operan en territorio nacional y el tipo de operaciones que realizan, en razón de las siguientes
CONSIDERACIONES
Una de las principales columnas de la erradicación del crimen organizado transnacional debe ser, sin duda alguna, la cooperación internacional. Sin embargo, ésta debe llevarse a cabo con pleno respeto a la Soberanía Nacional de todos los países y con absoluto apego al marco jurídico normativo que se encuentra vigente para cada una de las naciones que pretenden establecer lazos de este tipo.

Mony de Swaan

EL SEN. ROGELIO RUEDA SÁNCHEZ PRESENTÓ PROPUESTA DE MODIFICACIÓN, LA CUAL SE ACEPTÓ. EL DICTAMEN ADICIONADO FUE APROBADO EN VOTACIÓN ECONÓMICA.
Dictámen de la Tercera Comisión, el que contiene punto de acuerdo:
Por el que cita a comparecer a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, a fin de que expliquen la interpretación que hicieron de la Ley, para elegir al C. Mony de Swaan Addati, como Presidente de dicho órgano.
DICTAMEN DEL PUNTO DE ACUERDO PARA CITAR A COMPARECER A LOS COMISIONADOS DE LA COFETEL CON RELACIÓN AL NOMBRAMIENTO DE SU PRESIDENTE.
TERCERA COMISIÓN:
HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO,
AGRICULTURA Y FOMENTO,
COMUNICACIONES Y OBRAS PÚBLICAS.
HONORABLE ASAMBLEA:
A la Tercera Comisión, Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, fue turnado para su estudio y elaboración del dictamen respectivo, el Punto de Acuerdo presentado por integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para citar a comparecer a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, con relación al nombramiento de su Presidente.
Con fundamento en los artículos 78, fracción III, 90 y 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 127, párrafo 1, y demás aplicables de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos; y 87, 88, 176 y demás aplicables del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los integrantes de esta Tercera Comisión que suscriben, someten a la consideración del Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión el presente dictamen:
ANTECEDENTES
1. En sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión de fecha 21 de julio de 2010, integrantes del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, presentaron un punto de acuerdo para citar a comparecer a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, con relación al nombramiento de su Presidente.
2. Dicho punto de acuerdo fue turnado a la Tercera Comisión, Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas, de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.
3. Con fecha 03 de agosto del año en curso, los integrantes de esta Tercera Comisión en reunión de trabajo procedimos a la discusión del presente dictamen.
4. Los suscritos integrantes de esta Tercera Comisión estiman procedente puntualizar la propuesta contenida en el punto de acuerdo de mérito, que a la letra señala:
“ÚNICO.- Se cita a comparecer ante esta Honorable Comisión Permanente a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, a fin de que expliquen la interpretación que hicieron de la Ley, para elegir al Lic. Mony de Swaan Addati como Presidente de dicho órgano.”
5. La proposición en estudio sustenta lo siguiente:
A. Que la Comisión Federal de Telecomunicaciones tiene autonomía técnica, operativa, de gasto y de gestión, orientada a regular, promover y supervisar el desarrollo eficiente y la cobertura social amplia de las telecomunicaciones y la radiodifusión en México, con autonomía plena para dictar sus resoluciones.
B. Que se equivocan quienes piensan que la COFETEL se creó para dar y ofertar favores. Se trata de favorecer el interés público, no el personal o de grupo.
C. Que cabe señalar que para el nombramiento de los comisionados, el artículo 9-C de la Ley Federal de Telecomunicaciones en su fracción III, establece que deberán cumplir con el requisito de haberse desempeñado en forma destacada en actividades profesionales, de servicio público o académicas relacionadas sustancialmente con el sectortelecomunicaciones. A todas luces que con el señor De Swaan no ocurre así, en abierta oposición al mandato legal.
D. Que no se ponen en duda los méritos profesionales del Lic. Mony de Swaan, pero a todas luces, no tiene la experiencia probada en el ámbito de las telecomunicaciones que la ley requiere.
CONSIDERANDOS
1. La Comisión Federal de Telecomunicaciones, como órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con autonomía técnica, operativa, de gasto y de gestión, es la encargada de regular, promover y supervisar el desarrollo eficiente y la cobertura social amplia de las telecomunicaciones y la radiodifusión en México, con autonomía plena para dictar sus resoluciones.
Asimismo, su misión es “que todos los mexicanos tengan acceso a servicios integrales de telecomunicaciones, prestados en un ambiente de sana competencia y donde prevalezcan condiciones propicias para el desarrollo de mayor infraestructura, la eficiente prestación de los servicios y la introducción de nuevas tecnologías.” Y su visión “que México se encuentre a la vanguardia de las telecomunicaciones y de las tecnologías de la información, y que exista acceso, diversidad, calidad, mejores precios y cobertura de todos los servicios, en un ambiente competitivo y convergente, que garantice plenamente el beneficio social.”
2. Por todo ello, consideramos que quienes sean designados, por el Poder Ejecutivo Federal, como Comisionados de la COFETEL, y sobre todo quien funja como Presidente, deben ser personas que cumplan cabalmente con los requisitos establecidos en el artículo 9-C de la Ley Federal de Telecomunicaciones que a la letra señala:
“I. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, en pleno ejercicio de sus derechos civiles y políticos;
II. Ser mayor de 35 y menor de 75 años, y
III. Haberse desempeñado en forma destacada en actividades profesionales, de servicio público o académicas relacionadas sustancialmente con el sector telecomunicaciones.
Los comisionados se abstendrán de desempeñar cualquier otro empleo, trabajo o comisión públicos o privados, con excepción de los cargos docentes. Asimismo, estarán impedidos para conocer asuntos en que tengan interés directo o indirecto.”
3. Que el nombramiento del C. Mony de Swaan Addati, hecho por el Ejecutivo Federal el pasado 30 de junio, causó gran polémica, en virtud que de los datos curriculares que en forma oficial se conocen del C. Mony de Swaan, revelan que es Licenciado en Relaciones Internacionales por el Colegio de México y maestro en Política Comparada por la London School of Economics. Asimismo, que realizó estudios de postgrado en la Universidad Hebrea de Jerusalén.
En el sector privado, fungió como Director Regional de Asuntos Corporativos para Pfizer México y Centroamérica del 2004 a 2006, teniendo a su cargo el área de Asuntos Públicos, Responsabilidad Social Corporativa, Comunicación Corporativa y Relaciones Públicas para productos.
En el sector público se desempeñó como:
Asesor del entonces Consejero Electoral del IFE, Juan Molinar Horcasitas de 1996 a 2000;
Coordinador de Asesores del Subsecretario de Desarrollo Político de la SEGOB, Juan Molinar Horcasitas, de 2000 a 2002;
Director Adjunto de Enlace con Gobierno Federal y Sociedad Civil de 2002 a 2004;
Director General Adjunto en la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial de SEDESOL en 2004;
En el 2006 colaboró con el entonces Director del IMSS, Juan Molinar Horcasitas; y
Coordinador de Asesores del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Juan Molinar Horcasitas, a partir de marzo de 2009.
De lo anterior, se desprende que no cumple cabalmente con la fracción III, del artículo 9-C de la Ley Federal de Telecomunicaciones:
III. Haberse desempeñado en forma destacada en actividades profesionales, de servicio público o académicas relacionadas sustancialmente con el sector telecomunicaciones.
4. Por ello, los legisladores integrantes de la Tercera Comisión compartimos la preocupación de los autores del punto de acuerdo, deconocer si el C. Mony de Swaan Addati cumple puntualmente con los requisitos señalados en el numeral 2.
5. Asimismo, se pronuncia a favor de citar a comparecer a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, para que expliquen la interpretación que hicieron de la Ley, el pasado 7 de julio, al nombrar al Lic. Mony de Swaan como Presidente del órgano regulador en telecomunicaciones, durante los próximos cuatro años.
Con base en lo antes expuesto, la Tercera Comisión, Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas, de la Comisión
PUNTO DE ACUERDO
ÚNICO.- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión cita a comparecer a los Comisionados de la Comisión Federal de Telecomunicaciones, a fin de que expliquen la interpretación que hicieron de la Ley, para elegir al C. Mony de Swaan Addati, como Presidente de dicho órgano.
Sala de Comisiones del Honorable Congreso de la Unión, México, Distrito Federal a los tres días del mes de agosto de dos mil diez.

TERCERA COMISIÓN

Nuevo subsecretario de Enlace

Julián Hernández Santillán fue nombrado este miércoles 4 de agosto subsecretario de Enlace Legislativo de la Secretaría de Gobernación, en sustitución de Manuel Minjares Jiménez. Se trata del primer relevo a nivel de subsecretarías que se concreta durante la gestión de Francisco Blake Mora en la Segob. El 29 de julio se nombró a Jesús Zamora Castro como subsecretario de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, pero el puesto estaba vacante ocho meses atrás. ( el Lic. Daniel Cabeza de Vaca dejo el cargo para irse de Consejero de la JF).
Hernández Santillán es licenciado en Derecho y Ciencias Jurídicas por la Universidad Autónoma de Nuevo León y Maestro en Derecho Fiscal por la misma institución educativa.
En el sector público federal fue jefe de la Unidad de Apoyo Técnico de la Secretaría de Hacienda y asesor del Secretario, así como abogado dictaminador en la Subprocuraduría Fiscal Regional del Noreste de la Procuraduría Fiscal de la Federación.
En Nuevo León fue coordinador general de Gabinete de la Presidencia Municipal de Monterrey; director de Ingresos de la Secretaría de Finanzas de Santa Catarina; además de ser subdirector de Regularización y Fiscalización de la Dirección de Ingresos de la Tesorería de Monterrey.
También ha sido dos ocasiones diputado local del Congreso de Nuevo León; fue diputado federal en la LVIII Legislatura y contendió en 2003 por la Alcaldía de Guadalupe, en el mismo Estado.

Ferrari, y el padre Maciel

Ferrari y Maciel
Columna Plaza Pública/Miguel Ángel Granados Chapa
Reforma, 4 Ago. 10;
Una lógica enrevesada ha solido regir la mudanza de miembros del gabinete presidencial. Los funcionarios despedidos son elogiados con tal desmesura que obliga a preguntar por qué si están adornados con tantas virtudes y talentos se les separa del cargo. Y viceversa: se designa a personas que en su trabajo previo han mostrado un triste desempeño, para decirlo de modo suave.
Esto último fue el caso del secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, a quien muchas personas después del 4 de julio esperaban que fuera despedido de la secretaría de Gobierno de Baja California, debido a su fracaso electoral, que eliminó el predominio panista que en el ámbito municipal de esa entidad alcanzaba ya por lo menos dos décadas. Y cuando el Presidente elogió sus aptitudes en el manejo de la seguridad pública, de inmediato quedó claro que exageraba, pues el combate a la delincuencia organizada, principalmente en Tijuana, y en todo el estado, ha corrido a cargo del Ejército que, no exento de excesos y deformaciones, realiza tareas propias de las policías y contuvo la violencia criminal, y que por lo tanto el secretario de Gobierno era ajeno a la proeza.
El mismo día en que fue designado Blake Mora por las sinrazones anotadas, fue nombrado secretario de Economía el doctor Bruno Ferrari, durante los últimos años director de ProMéxico, un organismo cuya función primordial era atraer inversión extranjera a nuestro país. Poco después de su designación apareció el motivo de su ascenso: la colocación de capitales foráneos en nuestro país ha descendido de modo muy pronunciado (51 por ciento menos en 2009 que en 2008, que fue también un año malo). Un informe de la Comisión Económica para América Latina documentó el fracaso de la atracción de inversiones, lo que equivale a hablar de la ineficacia de Ferrari. Claro que un fenómeno económico de esa magnitud no es generado por una sola causa y mucho menos por la incapacidad de una sola persona. Pero las cuentas que rindió Ferrari al frente de ProMéxico (también encargado de promover el comercio exterior mexicano, tarea que por ley está reservada al banco nacional correspondiente, Bancomext) lo mostraron como un funcionario que no pudo enfrentar con armas suficientes, institucionales y personales, la crisis de 2009. No necesariamente él causó el fracaso, pero la disminución de las inversiones extranjeras se anota en el debe del organismo encargado de atraerlas. No se puede responsabilizar al secretario de Salud de que el dengue se extienda, pues el mal se origina en muchas fuentes, pero si no fuera atendido apropiadamente, la tacha sería para el funcionario.
Si no queremos atribuir a esa ineptitud de Ferrari su elevación al gabinete -como ocurrió en el caso de Blake Mora-, entonces deberíamos buscar la causa de su incorporación al primer nivel del gobierno en otra franja de su biografía. Desde que se difundió la misma se esbozaron las probables causas de su nombramiento. Se han hecho bromas al respecto, pues su formación en ciencias religiosas y familiares, y en derecho canónico, suscita la idea de que la economía nacional sólo alcanzará velocidades y ritmos de crecimiento incuestionables mediante un milagro, para solicitar el cual conviene contar con alguien familiarizado con asuntos religiosos o por lo menos eclesiásticos.
Ferrari ha sido un apologista de la Legión de Cristo y panegirista de Marcial Maciel, su fundador. Ferrari se ufanaba de su proximidad con esa congregación y el prohombre que la creó. Y si bien es cierto que sólo recientemente, con los graduales y diversos cuestionamientos asestados a Maciel y su obra, la perversión y perversidad de ese hombre son definición oficial, también lo es que al menos desde 1997 había sido presentada tal evidencia de sus deleznables conductas, que al menos hubiera mitigado los entusiasmos que el cotijense despertaba a su alrededor.
Cuando se cumplieron 60 años de la fundación de los Legionarios, en enero de 2001 Ferrari cantó su "alegría de ver la abundancia de los frutos resultado de la entrega de un hombre que ha dado todo en su vida por seguir a Jesucristo". Narró que "el acto central de las celebraciones lo constituyó la ordenación de 37 jóvenes legionarios de Cristo originarios de 9 países: 10 de España, 10 de Estados Unidos, 9 de México, 2 de Alemania, 2 de Francia, 1 de Brasil, 1 de Irlanda, 1 de Italia y el primer legionario holandés. Con éstos son ya 470 los sacerdotes de la congregación provenientes de 40 distintas naciones, siendo éste un signo inequívoco de la universalidad de la Iglesia.
"No puedo dejar de mencionar lo impresionante que es constatar cuánto ha crecido la Legión en tan poco tiempo, sobre todo considerando que al momento de la fundación el padre Marcial Maciel era un seminarista con sólo 20 años de edad seguido por 13 adolescentes en una sede que no era otra cosa que el sótano de una casa del Distrito Federal...
"Al celebrar este aniversario, los Legionarios guiados por la mano de su fundador y con renovadas fuerzas y esperanzas se aprestan para continuar cumpliendo la misión que les asignara el papa Pío XII. En este momento tan especial que se da a pocos días de que el padre Marcial Maciel cumpla 80 años de edad, nos sumamos a la alegría de esta congregación religiosa con la satisfacción de saber que la labor de un mexicano trasciende fronteras, convirtiéndose en un ejemplo a seguir" (El Norte, 25 de enero de 2001).
Nadie objeta las convicciones de Ferrari. Únicamente las recordamos.
Cajón de Sastre
Un informe de la Sedena a senadores, en abril pasado, situó en 22 mil 700 el número de vidas segadas por las diversas caras de la violencia criminal: disputas entre bandas y la guerra que el Estado les declaró. El incremento de víctimas, que no cesa, ha hecho subir la cifra a 28 mil, según informó el director del Centro de investigaciones en seguridad nacional, Cisen, Guillermo Valdés. La inmensa mayoría de esos homicidios queda sin investigar, y buena parte de quienes los padecen van a dar a la fosa común, a diferencia de lo que ocurrió con los jefes de alto nivel como Arturo Beltrán Leyva o Ignacio Coronel, cuyos familiares se presentaron a demandar la entrega de los cadáveres. Es una mortandad notoriamente superior a la que ocurre en los países donde combaten tropas norteamericanas invasoras, en lucha contra la resistencia local.


El maestro

Vamos a hablar (bien) de los maestros/ Félix de Azúa, escritor
Publicado en EL PERIÓDICO, 25/10/09;
Desde que apareció en el cosmos ese mamífero llamado humano fue palmario que siempre actuaba deslumbrado por algún individuo al que consideraba superior, es decir, ejemplar. Al principio era el más sano, fuerte o astuto, aunque pronto esas cualidades admirables no bastaron y los humanos admiraron a los nacidos bajo la luna de enero, a los canijos herederos de un forzudo, o a quienes decían que por su boca hablaba una divinidad.
La historia de los Humanos Ejemplares es disparatada y muestra el desequilibrio mental de la especie, pero con el fin de la aristocracia el asunto se puso aún más feo. Para un campesino del año 1760, vidas ejemplares eran la del marqués, la del santo del pueblo y la de la señorita Adelina, hija del hacendado. La vida ejemplar estaba dirigida por el honor, el coraje, la bondad, el sacrificio del cuerpo por el bien del alma, o la belleza, que era un don divino. Para un ciudadano de 1860 esas virtudes provocaban la risa. Ahora el ciudadano ejemplar era nada menos que el más rico de la ciudad. Ni el santo, ni el héroe, ni el monje, ni el guerrero, ni el mártir, ni siquiera la virgen. Sólo el millonario. Admitirlo costó dos siglos.

FCH, con las Iglesias

Primera intervención del Presidente Calderón en el Diálogo por la Seguridad. Hacia una Política de Estado con representantes de Asociaciones Religiosas
2010-08-04 | Discurso
Muy buenos días.
Señores Obispos.
Señores Ministros.
Señores Pastores.
Señores Sacerdotes.
Señoras y señores:
Les agradezco, sinceramente, que hayan aceptado esta invitación al Diálogo por la Seguridad. Estamos revisando, a través de él, el grave problema de inseguridad que tenemos en el país, la estrategia que debemos seguir para hacerle frente y lo que cada una y cada uno de nosotros podemos hacer para tener éxito en este propósito.
El fin de estos diálogos es poder avanzar, al final, hacia una verdadera política de Estado, más que de un Gobierno, en materia de seguridad.
Como mexicano y como Presidente de la República reconozco la valiosa aportación que hacen al país las asociaciones religiosas que ustedes encabezan. Su labor contribuye a la construcción de una sociedad responsable y solidaria, basada en los principios de orden y respeto que inculcan a los miembros de sus iglesias.

De nuevo el debate a despenalizar las drogas

Calderón, dispuesto a debatir legalización de mariguana
Nota de Daniel Lizárraga
MÉXICO, D.F., 3 de agosto (apro).- Tras escuchar las voces de organizaciones no gubernamentales y de académicos sobre la posibilidad de legalizar la mariguana, el presidente Felipe Calderón aceptó debatir sobre las conveniencias y los aspectos negativos de tomar una decisión de tal envergadura, a fin de golpear las finanzas de los cárteles de las drogas.
Esta inédita postura de Calderón surgió hoy en el marco de la segunda sesión del Diálogo por la seguridad, hacia una política de Estado, acto celebrado en el Campo Marte. En este encuentro, especialistas y estudiosos del fenómeno de la inseguridad exigieron no perder de vista el hecho de que en Estados Unidos el consumo de la mariguana tiende a permitirse oficialmente.
Por la noche, la presidencia de la República emitió un comunicado en el que se subrayó que Felipe Calderón está en contra de la legalización de la mariguana; sin embargo, está dispuesto debatir el tema. (abajo)
California podría convertirse en noviembre próximo en el primer estado de la Unión Americana en legalizar la venta y posesión de la mariguana. Hasta ahora hay 14 estados de ese país que han permitido la compra de éste enervante, aunque sólo sea para uso medicinal. Activistas estadunidenses como Stephen Gutwillig, ha dicho que la comercialización de la mariguana cuenta con un sólido apoyo por parte de la gente.
En su intervención final tras más de cuatro horas de debate, Calderón dijo que cualquier acción que se tome en el ámbito internacional y, particularmente en Estados Unidos, va a tener una repercusión en México.
“Esto –puntualizó-- es un debate medular que debe darse dentro de la pluralidad democrática. Los argumentos de unos y de otros son fundamentales.
“Por un lado, hay quien alega que, precisamente, la legalización implicaría un aumento enorme en el consumo en varias generaciones de mexicanos, en parte por el efecto mismo en la disminución del precio; en parte también por la disponibilidad; en parte, por la idea que se genera de que es aceptable y socialmente bueno y hasta medicinal ese uso”, comentó.
No obstante, Calderón también puso sobre la mesa las consideraciones de quienes están en contra, ya que, dijo, se dejaría en grave riesgo de sufrir una adicción a varias generaciones de jóvenes y adolescentes.
Calderón aceptó abrir el debate sobre la legalización de la mariguana en vísperas de su reunión con líderes religiosos, en el marco del mismo Diálogo por la Seguridad. Al menos la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ha dejado claro su rechazo a una legalización de las llamadas drogas suaves.
Ayer, Eduardo Gallo, presidente de la organización México Unido contra la Delincuencia, propuso abrir el debate sobre la legalización de la marihuana como un plan B, en caso de que la actual estrategia del gobierno no funcione o requiera de medidas complementarias.
Al intervenir en la primera sesión de los Diálogos por la Seguridad, Gallo dijo que, aunque lo han tildado de loco por hablar de este tema, es importante analizar todas las opciones y, de esta manera, medir de qué tamaño es el abanico de posibilidades sin importar los tabúes y sin quedarse anquilosados.
Al concluir la primera sesión, Calderón no retomó el tema. Sin embargo, en la segunda sesión, el analista e historiador Héctor Aguilar Camín planteó dar un giro en las alternativas para enfrentar el poderío de los narcotraficantes, al “analizar con seriedad” la posibilidad de legalizar el consumo de la mariguana, sobre todo ante lo que está sucediendo en California.
Por su parte, Miguel Molina, asesor de la dirección general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), dijo que “la legalización de la mariguana se aprobará en California en noviembre” y preguntó: “¿Qué vamos a hacer? ¿Qué va a pasar en el mercado y con ese producto legalizado en su uso que se produce en México?”
A diferencia de ayer, Calderón esta vez sí atendió este reclamo, al aceptar que su gobierno puede discutir ampliamente este tema como una medida urgente para reducir el flujo de efectivo hacia los carteles de las drogas
“Si el mejor argumento a favor de una legalización es, precisamente, que la reducción del precio del mercado negro va a generar beneficios; si estos son productos que no se determinan en su precio internacionalmente, y a nuestro lado está el mayor consumidor del drogas en el mundo; es decir, el precio se determina internacionalmente, lo que hagamos nosotros en esa materia va a ser irrelevante y sólo vamos a pagar las consecuencias negativas y, realmente, muy poco o nada de las positivas”, destacó.
***
Debe analizarse a profundidad la regulación de estupefacientes: FCH
 

2010-08-03 Comunicado. Residencia Oficial CGCS-151
Durante los Diálogos por la Seguridad convocados por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa este lunes y martes, para sostener encuentros con la sociedad civil y con expertos y especialistas en la materia, algunos participantes esgrimieron argumentos sobre la conveniencia de estudiar la legalización de algunas drogas.
Al respecto, el Titular del Ejecutivo Federal se limitó a tomar nota de los argumentos expuestos sobre la regulación de estupefacientes, y consideró que deben analizarse a profundidad los convenientes e inconvenientes de este debate.
El Mandatario mexicano puntualizó que legalizar las drogas en México podría ocasionar que nuestro país pague todas las consecuencias negativas de esta modificación en la legislación, recibiendo muy pocas consecuencias positivas a cambio. El Presidente Calderón fue enfático al señalar que varias generaciones de jóvenes estarían en riesgo debido al previsible incremento en el consumo de estas sustancias, que resultaría de su legalización.
Por lo tanto, aún estando en contra de la legalización de las drogas, el Presidente Calderón no se opone al debate en torno a este tema.

Columna Razones de hoy

No es la estrategia, es la política/Jorge Fernández Menéndez
Columna Razones, Excélsior, 4 de agosto de 2010;
Ayer me tocó participar en los Diálogos que está realizando la Presidencia de la República con todos los sectores sociales para evaluar y analizar la estrategia de seguridad. Fueron cuatro horas de un encuentro productivo y que reflejó amplísimos puntos de vista, desde la estrategia de seguridad en sí misma hasta capítulos como la despenalización de ciertas drogas.
En mi opinión, así lo dije ahí, el problema no es la estrategia de seguridad, que fue muy bien presentada, con una adecuada visión histórica, por Guillermo Valdés, el director del Cisen, y ampliamente comentada por el presidente Calderón. Esa estrategia ha tenido problemas: las instituciones del Ejecutivo deben coordinarse más y mejor. Los operativos son imprescindibles pero su operatividad en ocasiones deja que desear porque en casi ninguno hay mandos únicos; las áreas de inteligencia deben tener también más y mejor coordinación y, como señaló en su momento Héctor Aguilar Camín, la batalla por la opinión pública está prácticamente abandonada. No se comunica bien, no hay una narrativa del conflicto ni un seguimiento detallado de la información. Historias tan importantes como la caída de Nacho Coronel no fueron presentadas, y eso no tiene por qué violar las pautas de seguridad, con la profundidad y los detalles que una gran historia requiere para que la gente comprenda, como dijimos, que una cosa es un narcotraficante histórico como Coronel y otra muy diferente, un "jefe", aunque así se le presente, de La Línea.
El problema, ya lo hemos dicho en este espacio, no es la estrategia, sino la política, y nada es más grave en este sentido que el profundo desfase que existe entre la Federación y los estados y los municipios. El problema consiste en que la estrategia es nacional por su extensión, pero no ha sido tomada como tal por los tres Poderes de la Unión y por los tres órdenes de gobierno. Y la verdad es que la mayoría de los estados y municipios, por las razones que sea, no se involucran en esta lucha.
Puse dos ejemplos. Durango, con el escándalo del penal de Gómez Palacio, donde las autoridades de la cárcel dejaban salir a los reos en la noche, para matar a sus adversarios, con las armas y los vehículos del penal, sólo motivó del gobierno de la entidad un comunicado de prensa, donde el gobernador Ismael Hernández Deras se limitó a decir que los funcionarios detenidos eran unos traidores. Nunca volvió a tratar el tema. Sí lo trató su secretario de Gobierno, quien afirmó que el problema real era que les enviaban demasiados presos acusados de delitos federales, como si eso ocasionara en automático la corrupción de sus empleados. El segundo caso, Jalisco: no hemos visto al gobierno local decir ni una palabra sobre el caso de Nacho Coronel, absolutamente nada. Y el jefe de policía de Guadalajara, interrogado sobre la probable protección que tenía el capo por las fuerzas policiacas locales aseguró que "si eso se comprobaba entonces se investigará a la policía local". Por lo menos, absurdo.
El hecho es que estos dos gobiernos, uno, priista, el otro, panista, han actuado de la misma forma ante hechos relevantes de la lucha contra la delincuencia y pareciera que ninguno de los dos tiene responsabilidad alguna en los hechos. Y sin esa participación de los tres órdenes de gobierno y los tres Poderes de la Unión, no hay estrategia posible para detener el fenómeno de la inseguridad. Y encontrar esa operatividad es, debe ser, parte de un profundo trabajo político y de asumir una corresponsabilidad que en buena medida no existe.
Los temas ahí están: no cabe duda de que se necesita centralizar policías, pero no sólo no vamos hacia una policía única, pese a que casi todos los participantes destacaron los enormes esfuerzos realizados en la construcción de la Policía Federal, sino que la reforma para integrar 32 policías estatales está a la espera de quién sabe qué ocasión legislativa y muchos presidentes municipales, sobre todo panistas, se oponen por razones eminentemente políticas. Y sin esa reforma, sin fuerzas locales poderosas, no se pueden atacar los delitos que más lastiman a la gente, que son la extorsión y los secuestros. La reforma a la justicia apenas registra avances en siete estados: han pasado dos años de su aprobación y faltan aún seis para su plena implementación y el objetivo se ve, por lo menos, más que lejano: 98% de los delitos quedan impunes y, de todos los detenidos relacionados con el narcotráfico, 63% terminan siendo dejados en libertad supuestamente por falta de pruebas.
El problema es de política y requiere decisiones y soluciones políticas. La estrategia, con sus insuficiencias, es correcta, pero sin corresponsabilidad es imposible imponerla en todo el territorio nacional y en todos los ámbitos. Hay un elemento que puede ser positivo: si bien en el Congreso será difícil tener avances, en los próximos meses la mayoría de los gobernadores estarán comenzando o han comenzado hace muy poco su periodo. No pueden darse el lujo