3 dic. 2010

Posicionamiento: Poiré

Rechazo categórico a la revelación ilegal de comunicaciones - Poiré
2010-12-03 | Discurso
Muy buenas tardes.
Amigas y amigos de los medios de comunicación:
El Gobierno de México refrenda su rechazo categórico a la revelación ilegal de comunicaciones que se imputan a representantes diplomáticos de los Estados Unidos en nuestro país.
Por su propia naturaleza, estas comunicaciones son reservadas y forman parte del proceso de la política exterior y de la práctica diplomática de los países.
Subrayamos que los documentos filtrados, y muchos de sus contenidos, responden a visiones parciales, inexactas y descontextualizadas.Ya, hace unos momentos, el ex Subsecretario de Gobernación, Gerónimo Gutiérrez, ha negado categóricamente que haya expresado preocupación alguna por la supuesta pérdida de control del territorio nacional.
Por otro lado, la evidencia a lo largo y ancho de las 32 entidades federativas del país, demuestra con claridad que el Estado mexicano está plenamente vigente y en control del territorio.
Existen actividades ordinarias en todas las comunidades, y los tres órdenes de Gobierno, electos en procesos democráticos, suministran servicios públicos a la ciudadanía, recolectan impuestos de manera sistemática y ejercen sus facultades y atribuciones, a través de instituciones dinámicas y permanentes.
Ese Estado fuerte y eficaz en todo el país recaudará, en el año 2010, 1.3 millones de millones de pesos, dato superior al del año anterior en medio punto porcentual del PIB.
Asimismo, 99.96 por ciento de los más de 2.4 millones de manzanas y localidades donde habitan las familias mexicanas fueron debidamente censadas recientemente por personal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el Censo Poblacional 2010.
Cobertura que fue igual a la del año 2000, aunque sobre un universo mayor e, incluso, superior, en proporción a los Conteos de población realizados en 1995 y 2005.
Compartimos la preocupación de la población por la criminalidad, que afecta, en particular, algunas zonas del país.
El Gobierno Federal refrenda también su convicción que la Estrategia Nacional de Seguridad ha ido avanzando sistemáticamente en sus cinco ejes y reporta logros significativos.
Cada año se han tenido avances en cada uno de los ejes, así en el debilitamiento de las bandas criminales, como en la construcción de mayores capacidades de inteligencia, como en el reforzamiento de las instituciones de seguridad y de justicia en el país, tanto en el ámbito Federal, como en los ámbitos estatales, y en la cooperación internacional.
Es la instrumentación de esta estrategia la que permitirá hacer frente a los desafíos que el crimen organizado plantea en algunos municipios del país. El grado de avance  se podrá ir acelerando con la corresponsabilidad de los Gobiernos locales, y de los tres órdenes de Gobierno, y de ahí la importancia de que esta estrategia sea asumida, plenamente, como una política de Estado.
Los mexicanos estamos convencidos que la seguridad es posible. En correspondencia con esta aspiración, las Fuerzas Federales trabajan, con toda firmeza, en fortalecer la presencia de la autoridad, en debilitar a las organizaciones criminales, y en generar mejores condiciones, para fortalecer las instituciones estatales y municipales.
Es el caso de la Operación Coordinada Noreste, donde se muestra con claridad que la debida coordinación de todas las fuerzas del Gobierno Federal, actuando simultáneamente en este territorio, con los gobiernos de Nuevo León y Tamaulipas, continúa avanzando en el cierre de los espacios a la criminalidad.
Sabemos bien que falta mucho por avanzar, pero debemos destacar que efectivos del Ejército Mexicano, la Marina, y la Policía Federal, han logrado, a partir del 24 de noviembre, que dio inicio este operativo:
Primero. Una disminución considerable en los delitos que más agravian a la sociedad. En los 10 principales municipios que se encuentran en la frontera chica, donde la violencia se manifestaba de manera más intensa, el homicidio ha caído en un 84 por ciento, el secuestro en 86 por ciento, el robo de vehículos en 62 por ciento, el robo en todas sus modalidades en 45 por ciento, y los casos de violación en 61 por ciento.
Estos resultados significativos se registran a ocho días del reforzamiento de la Operación Coordinada Noreste, y debemos seguir avanzando.
En el mismo periodo, las Fuerzas Federales participantes en la operación han asegurado a 142 presuntos delincuentes, que han sido puestos a disposición de las autoridades correspondientes, además de más de tres toneladas de marihuana, 105 armas, más de 36 mil 400 cartuchos, 70 vehículos, y más de un millón de pesos en efectivo.
La procuración de comunidades más seguras requiere de la unidad y corresponsabilidad de todos: autoridades Federales, estatales, municipales, empresarios, sociedad.
Vamos avanzando. Y la Operación Coordinada Noreste habrá de consolidar los esfuerzos emprendidos, que al día de hoy nos indican que debemos seguir adelante, por las familias mexicanas
En ocasiones posteriores, seguiremos informando respecto al avance de este Operativo.
Muchas gracias.

Wikileaks

Objetivo: Desenchufar completamente a Wikileaks
Numerosos legisladores exigen a la Casa Blanca que se elimine permanentemente a Wikileaks.org del directorio completo de Internet y se niegue el acceso a esa dirección
DAVID ALANDETE / YOLANDA MONGE - Washington -
El País,  02/12/2010
El Congreso de EE UU sigue adelante en su objetivo para callar totalmente a Wikileaks en el país y en el resto del mundo. Después de que el senador independiente Joe Lieberman, jefe del Comité de Seguridad Nacional de esa cámara legislativa, obligara el miércoles a la empresa Amazon a que expulsara a la página web de revelación de secretos de sus servidores, numerosos representantes y congresistas han exigido hoy al Gobierno que prohíba que se pueda visitar la web Wikileaks.org desde direcciones norteamericanas y que elimine esa dirección permanentemente de todo el directorio de Internet.
Esta propuesta ya fue llevada a la justicia norteamericana en 2008, sin éxito: aunque un juez ilegalizó Wikileaks.org, sólo lo hizo brevemente, y la página web volvió a estar operativa en cuestión de días.
La representante republicana Candice Miller, de Michigan, ha dicho:"Julian Assange y Wikileaks son criminales cuyas acciones son de gran ayuda para los terroristas y para los regímenes criminales de todo el mundo. Ya es hora de que el Gobierno cierre WikiLeaks".
Lieberman ha añadido, en un comunicado: "Hago un llamamiento a que cualquier empresa u organización del mundo que dé alojamiento web a Wikileaks a que dé por terminada su relación con esa página. Con sus acciones ilegales, escandalosas y temerarias, Wikileaks ha puesto en peligro la seguridad nacional de EE UU y la del mundo".
La ex Gobernadora de Alaska Sarah Palin, reina sin corona del movimiento radical Tea Party, ha llamado al Gobierno a que responda con un ciberataque del Pentágono contra la página que gestiona Julian Assange y la cierre para siempre. Esos representantes políticos están pidiendo al Ejecutivo que culmine lo que la Justicia se ha resistido a hacer: el cierre total y permanente de Wikileaks.
Primera enmienda
Durante años ha habido un debate en EE UU sobre si a Wikileaks, que lleva años publicando documentos clasificados, le ampara la libertad de expresión, protegida por la primera enmienda de la constitución. El 15 de febrero de 2008, un juez de San Francisco estimó que no, aunque sólo fueron dos semanas. El banco Julius Baer, de Suiza y con sede en las islas Caimán, había demandado a Wikileaks por publicar una lista de clientes suyos con cuentas opacas. Acudió a la justicia de EE UU porque la dirección Wikileaks.org estaba registrada por y tenía sus servicios DNS (sistema de nombre de dominio) a cargo de una empresa norteamericana: Dynadot, de San Mateo, California.
Dynadot se dedica a registrar dominios a nombre de otros, para garantizar el anonimato de los dueños de páginas web que prefieran no revelar su identidad. El juez emitió una orden de cierre cautelar al estimar que el caso podía prosperar. Durante 14 días, Wikileaks.org quedó inhabilitado, aunque los documentos seguían al alcance de cualquier internauta a través de la dirección Wikileaks.be, radicada en Bélgica, y a través de su dirección IP directa, http://88.80.13.160/.
Cientos de activistas se comprometieron a mantener la información viva en la Red a pesar de la prohibición judicial. Una amalgama de organizaciones civiles y medios de comunicación, como la Electronic Frontier Foundation, Associated Press y la Asociación de Diarios de América, solicitaron al juez que levantara la prohibición, por considerar que atentaba contra la libertad de información.
Finalmente el juez autorizó de nuevo el funcionamiento de la página web, el 29 de febrero. Días después, el banco Julius Baer retiró la demanda dada la mala publicidad que había obtenido el caso en los medios y la amplia circulación que eso había dado a la lista de nombres de clientes que en principio había querido mantener en secreto. En aquella ocasión, los juzgados no pudieron contra Wikileaks. Es cierto que el caso no era crítico para la seguridad nacional del país y que el Gobierno no se inmiscuyó. En el caso de los 250.000 cables del Departamento de Estado, el fiscal general Eric Holder ya ha anunciado una investigación exhaustiva al respecto y estudia si perseguir al director y fundador de la web de filtraciones, Julian Assange, bajo la Ley de Espionaje de 1917.

Wikileaks

Wikileaks lucha por permanecer en la red

El ministro de Industria francés pide a OVH que deje de albergar el portal.- La empresa pedirá a un juez que se pronuncie dictamen sobre la legalidad del contrato.- Wikileaks acusa a Amazon de mentir sobre las razones de la expulsión en sus servidores - La página consigue tres direcciones en Alemania, Finlandia y Países Bajos.

AITOR RIVEIRO - Madrid -
El País, 03/12/2010
La presión contra Wikileaks aumenta. Por segundo día consecutivo, la web responsable de la mayor filtración de documentos secretos de la historia de Estados Unidos ha sufrido un boicot empresarial. En esta ocasión, afecta a su clásica URL de Internet (www.wikileaks.org), que no está operativa desde las tres de la mañana, hora española. La organización se ha visto obligada a pedir ayuda en la Red y gracias al Partido Pirata suizo en primer lugar ha conseguido una URL alternativa: Wikileaks dispone de tres nuevas direcciones en internet en Alemania, Finlandia y Países Bajos Las filtraciones de las que dispone se podrán consultar en wikileaks.nl; wikileaks.de; wikileaks.fi. Antes de conocerse estas nuevas direcciones, la situación de Wikileaks peligraba. La empresa que alberga la página en sus servidores está radicada en Francia, y el Gobierno francés ya ha pedido que cese el alojamiento de la web de Wikileaks en el país. El ministro de Industria, Eric Besson, ha pedido a las autoridades competentes que pongan fin a la acogida de la web en Francia porque pone en peligro "a las personas protegidas por el secreto diplomático". OVH, la empresa gala que acoge la web, pedirá a un juez que revise las condiciones del alojamiento y se pronuncie sobre su legalidad.
target="blank">www.wikileaks.ch
Según una carta enviada por Besson al Consejo General de Industria, Energía y Tecnologías (CGIET), publicada por Le Post y recogida por Le Monde, Wikileaks recurrió el jueves a los servidores de OVH, la mayor empresa gala de alojamiento web, después de que Amazon dejase de albergar el portal por incumplimiento de contrato, según la empresa, algo a lo que Wikileaks ha respondido tildando a los responsables de "mentir".
En respuesta a estas declaraciones, la compañía ha emitido un comunicado, distribuido a través de su foro, en el que reconoce que Wikileaks se alberga en sus infraestructuras, algo que les ha pillado por sorpresa: "Hemos descubierto al mismo tiempo que vosotros que este sitio está alojado con nosotros ayer... por la prensa". En cualquier caso, insiste, no se trata más que de la prestación de un servicio contratado. "OVH no es el alojador de este sitio, OVH es sólo el proveedor técnico de la solución que el cliente ha contratado", menciona el mensaje.
"No hemos pedido alojar este sitio o no alojarlo. Ahora que está con nosotros, aseguramos el contrato. Es nuestro trabajo. Es funcional", explica OVH. No obstante, el comunicado anuncia que la empresa va a solicitar la opinión de un juez "habida cuenta de las últimas declaraciones políticas y las presiones que comienzan a sentirse realmente", en referencia al documento remitido por el ministro de Industria francés al CGEIT.
"Esta situación es inaceptable", escribe Besson, "Francia no puede albergar sitios de Internet que violentan de esa manera el secreto diplomático. No puede albergar sitios de Internet calificados de criminales y expulsados de otros países". En el documento remitido al CGIET, el ministro exige "con la mayor celeridad posible" que se tomen medidas para evitar el alojamiento y para que los operadores que alberguen el portal asuman "la responsabilidad de sus actos".
Acceso a través de IP
Con todo, la web de Julian Assange se puede visitar a través de varias direcciones IP, como http://46.59.1.2/ o http://213.251.145.96/ entre otras. La propia Wikileaks informa en su Twitter y en su web de las diferentes maneras de acceder a sus contenidos.
Los intentos de boicot a Wikileaks han provocado una rápida reacción en la Red. En Twitter, con la etiqueta #SaveWikiLeaks (Salvemos Wikileaks), cientos de internautas distribuyen las distintas direcciones IP y nombres de dominio que dan acceso a los contenidos de la web de Julian Assange.
Este es el segundo asalto de la batalla empresarial contra Wikileaks que promueve EE UU. Ayer fue Amazon, donde la organización alojaba su página web, la que decidió rescindir el contrato y expulsarles de sus servidores por incumplir las condiciones de uso, según un comunicado de la propia compañía. Wikileaks ha respondido a ese comunicado a través de su twitter con un mensaje en el que afirman que "la nota de prensa no se ajusta a los hechos". "Una cosa es ser cobarde", dice el mensaje, "otra cosa es mentir".
También ayer, legisladores y miembros del Gobierno de Barack Obama presionaron para que se impida el acceso a Wikileaks desde direcciones estadounidenses. Hoy, la empresa que proporciona el servicio DNS a Wikileaks, Everydns, ha seguido los mismos pasos que Amazon y les ha expulsado. El objetivo parece claro: desenchufar completamente a Wikileaks.
Según un comunicado de Everydns, los reiterados ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS) que recibe Wikileaks ponen en peligro a los "casi 500.000 sitios web" que utilizan sus servicios, por lo que se ven obligados a rescindir el contrato desde las diez de la noche, hora del este de EE UU, del 2 de diciembre, es decir, las tres de la mañana del día 3 en España.
No es la primera vez que Wikileaks sufre un problema similar. En 2008, el banco Julius Baer, de Suiza y con sede en las islas Caimán, demandó a Wikileaks por publicar el nombre de algunos de sus clientes y un juez obligó a la compañía Dynadot, que contrata servicios de DNS por otros cuando estos quieren mantener el anonimato, a dar de baja la dirección wikileaks.org. Durante 14 días solo estuvo accesible a través de la dirección IP (http://88.80.13.160) que hoy funciona aunque en una versión antigua de la web.
El servicio DNS (Domain Name System o Sistema de Nombre de Dominios) funciona como una especie de guía telefónica para direcciones IP, que son las que verdaderamente comunican a un dispositivo conectado a Internet con una web. Este servicio posibilita que un usuario no tenga que aprenderse una cadena de números (88.80.13.160, en el caso de Wikileaks) para poder acceder a cada una de las páginas, sino que pueda simplemente teclear www.wikileaks.org. Los servidores DNS relacionan cada nombre con su dirección IP.
Dos formas de tumbar una página
La empresa contratada para gestionar un dominio (en este caso Everydns) lo que hace es asociar la IP (numérica) a la dirección, explica Amadeu Abril, ex miembro del consejo directivo de ICANN, el organismo que gestiona los DNS en todo el mundo.
Lo que ha sucedido es que la citada empresa ha dejado de asociar el nombre de la dirección a su número, por lo que cuando el internauta escribe wikileaks.org ya no apunta a la dirección numérica con la que trabajan las máquinas y no puede llegar al sitio. La dirección IP continúa existiendo, porque no se ha suprimido el dominio, y quien lo conozca puede escribir la secuencia de números para llegar a Wikileaks, pero éste es un dato que la mayoría de internautas desconoce por lo que se dificulta enormemente el acceso al sitio.
Así, para impedir el acceso a una página web existen dos objetivos a los que atacar. En primer lugar, al propio servidor donde se alojan los contenidos. Esto es lo que ha sucedido en días anteriores con los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDos). En segundo, se puede ir contra el servidor DNS.
Evitar este segundo ataque es más complicado. Cuando el administrador de una web sufre un ataque DDos puede mover su contenido de forma casi instantánea a otro precisamente cambiando la información en los servidores DNS: el mismo nombre (www.wikileaks.org) apunta a distintas direcciones IP. Sin embargo, cambiar los DNS lleva mucho más tiempo porque la modificación se tiene que expandir a lo largo de todo Internet. Podría llevar hasta 24 horas.
Precisamente por eso resulta incluso sorprendente que Wikileaks tenga todos sus DNS en el mismo servicio, en lugar de haberlos distribuido, máxime después de lo ocurrido en 2008.

Filtraciones

Filtraciones dañinasPor Thomas Genton, consejero de Prensa, Cultura y Educación de la Embajada de Estados Unidos en Madrid.
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia
EL PAÍS, 28/11/10;
El presidente Barack Obama y la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton consideran prioritario revitalizar las relaciones de Estados Unidos con el resto del mundo. Han dedicado muchos esfuerzos a fortalecer nuestras alianzas actuales y a construir otras nuevas para hacer frente a los retos comunes -entre ellos el cambio climático, la amenaza que representan las armas nucleares y la lucha contra la enfermedad y la pobreza-, con el fin de garantizar la seguridad general.
España es un socio valioso de Estados Unidos, tanto en nuestra relación bilateral como en foros internacionales de la importancia de la OTAN y Naciones Unidas. Nuestros pueblos tienen lazos históricos y culturales, valores y aspiraciones comunes; y nuestros dos Gobiernos mantienen un diálogo sincero y abierto sobre numerosos intereses compartidos y una relación de trabajo sólida y productiva que, a nuestro juicio, va a seguir creciendo.
En los últimos días, los medios de comunicación han hablado de unos documentos supuestamente descargados de ordenadores del Departamento de Defensa estadounidense. Según parece, contienen opiniones de nuestros diplomáticos sobre políticas, negociaciones y líderes de países de todo el mundo, además de informes sobre conversaciones privadas con personas de dentro y fuera de otros Gobiernos.
No puedo dar fe de que sea auténtico ninguno de los documentos distribuidos a través de Wikileaks. Pero sí puedo decir que la Embajada y el Gobierno de Estados Unidos lamentan profundamente -y condenan- que se dé a conocer cualquier información que debería ser confidencial. Los diplomáticos deben mantener conversaciones francas y abiertas con sus colegas y tienen que poder estar seguros de que esas conversaciones van a permanecer en secreto. El diálogo sincero, tanto entre los miembros de un Gobierno como entre unos Gobiernos y otros, forma parte del acuerdo esencial en el que se basan las relaciones internacionales; sin él no podríamos mantener la paz, la seguridad ni la estabilidad internacional.
No me cabe duda de que los embajadores de otros países en Estados Unidos dirían lo mismo. También ellos necesitan poder intercambiar opiniones sinceras con sus homólogos de Washington y enviar a sus Gobiernos las valoraciones que hacen de los dirigentes, las políticas y las actuaciones estadounidenses.
En cualquier caso, es importante subrayar que los informes internos de los diplomáticos no representan la política exterior oficial de un Gobierno. En el caso de Estados Unidos, no son sino un elemento más de los muchos que componen nuestras políticas, de las que son responsables supremos el presidente y la secretaria de Estado.
Y esas políticas son de conocimiento público, puesto que llenan miles de páginas de discursos, declaraciones, informes y otros documentos que el Departamento de Estado pone a libre disposición de todo el mundo a través de su página web y otros medios.
Pero las relaciones entre los Gobiernos no son lo único que nos preocupa. Los diplomáticos estadounidenses destacados en todo el mundo se reúnen con activistas locales de derechos humanos, periodistas, líderes religiosos y otras personas independientes que ofrecen sus opiniones sinceras. También esas conversaciones dependen de que exista confianza y seguridad entre ellos. Si un activista comparte información sobre conductas improcedentes o casos de corrupción en un Gobierno, o un asistente social proporciona pruebas de violencia sexual, hacer pública la identidad de esa persona podría tener repercusiones graves: cárcel, torturas e incluso muerte.
Los dueños de Wikileaks afirman que poseen alrededor de 250.000 documentos secretos, muchos de los cuales han dado a conocer en los medios de comunicación. Sean cuales sean sus motivos para publicar estos documentos, es evidente que su publicación pone en peligro real a unas personas de carne y hueso, a menudo unas personas que han dedicado su vida a proteger a otros. Una acción que pretende provocar a los poderosos puede acabar poniendo en peligro a quienes no lo son. Apoyamos y deseamos que se mantengan debates genuinos sobre cuestiones políticas apremiantes. Pero publicar despreocupadamente unos documentos sin tener en cuenta las consecuencias no es la forma de iniciar ese debate.
El Gobierno de Estados Unidos se compromete a conservar la seguridad de sus comunicaciones diplomáticas y está tomando medidas para garantizar su confidencialidad. Vamos a emprender las acciones necesarias para que no vuelva a producirse una brecha como esta. El presidente Barack Obama y la secretaria de Estado Hillary Clinton tienen el empeño categórico de ser unos socios dignos de confianza en la tarea de construir un mundo mejor y más próspero para todos.