14 dic. 2013

La persistencia de las misiones internacionales


 La persistencia de las misiones internacionales/Francisco Rubio Damián, Coronel, Jefe del Centro de Seguridad del Ejército de Tierra de España y colaborador experto del Observatorio Paz, Seguridad y Defensa de la U. de Zaragoza
El Mercurio | 7 de diciembre de 2013
El general Rupert Smith predijo que los conflictos del siglo XXI se alargarían y persistirían en el tiempo, argumentando que no existen soluciones rápidas para las guerras que, como las actuales, se desarrollan entre la población. Aunque casos como el de Libia han contradicho el paradigma de Smith, muchos otros parecen cumplirlo con exactitud. Por citar un ejemplo actual, la guerra en Siria se ha enquistado en un equilibrio de fuerzas y destrucción sin otra salida que la solución negociada.
La perdurabilidad de los conflictos armados internos también se manifiesta en las intervenciones exteriores, con sus propias peculiaridades en función de su naturaleza civil o militar y de la organización que las lidere, principalmente la ONU, la OTAN o la Unión Europea. Esta última no ha mostrado gran determinación para cerrar las misiones civiles, justo lo contrario de lo ocurrido con las operaciones militares, mucho más limitadas en el tiempo. Esta tendencia podría obedecer a la voluntad política europea de mantener la visibilidad de su acción exterior sin empeñarse en escenarios militares que, por otra parte, responderían a intereses nacionales en antiguas colonias africanas. En cualquier caso, las operaciones militares de la Unión Europea han demostrado tener mejores estrategias de salida que las misiones civiles.

Marcola, hoy


Marcos Camacho, más conocido por el sobrenombre de Marcola, es el máximo dirigente de una organización criminal de Sao Paulo (Brasil) denominada Primer Comando de la Capital (PCC).
Las respuestas de Marcola nos aproximan a lo que puede ser el futuro de la delincuencia común en América Latina.
O Globo: ¿Usted es del PRIMER COMANDO DE LA CAPITAL (PCC)?
Marcola: Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnóstico era obvio: migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada. ¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las villas en las montañas o en la música romántica sobre “la belleza de esas montañas al amanecer”, esas cosas…
Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social.

Juan de Dios Castro


Jueves 16 de agosto de 2007/Retrospectiva
"En Oaxaca, el gobierno estatal violó derechos humanos: Castro Lozano"
Así cabeceó  la nota en primera plana el periódico La Jornada, en su edición de aquel jueves 16 de agosto.
La declaración la dio en el marco de una conferencia magistral que dicto el entonces subprocurador de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicio a la Comunidad de la PGR, Juan de Dios Castro Lozano.
Vale la pena leer la ponencia completa, pero sobretodo las preguntas y respuestas.
 Por cierto, las declaraciones no gustaron a el gobierno de Oaxaca.
Dice la nota signada por Georgina Saldierna que un funcionario del gobierno de Oaxaca -Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, secretario técnico del gobierno- señaló categórico: "rechazamos señalamientos infundados y dolosos en los que se ponga en duda la autonomía de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como también aquellos donde se emitan juicios a priori que buscan confundir a la opinión pública" (manifestó el secretario técnico del gobierno de Oaxaca Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva). E incluso exigió a la PGR aclarar el sentido de las declaraciones del subprocurador y exhortó a los funcionarios federales a conducirse con respeto a las instituciones de las entidades federativas, así como a abstenerse de hacer declaraciones irresponsables que puedan perjudicar la coordinación que debe privar entre los diferentes niveles de gobierno.
Parte de la versión estenográfica de la conferencia magistral “La Democracia en México y los Derechos Humanos”, dictada por el doctor Juan de Dios Castro Lozano, Subprocurador de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicio a la Comunidad de la PGR, llevada a cabo en el Auditorio “Jesús Reyes Heroles” de la Secretaría de Gobernación.

Diferencias entre el Presidente Calderón y Hugo Chávez


Retrospectiva
Sobre las "diferencias" entre el Presidente Calderón y el presidente Hugo Chávez,  30-01/2007
Todo empezó cuando Rebeca Anderson de CNN internacional, metió candela a la Sesión sobre América Latina y sus Horizontes, en Davos, Suiza. Dijo "..Es una sesión abierta, por supuesto, y hoy tenemos al presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva; y tenemos al presidente de México, Felipe Calderón...,
PREGUNTA: -Presidente Calderón. ¿Qué importancia tiene para usted la integración de las economías latinoamericanas, hoy?
Presidente Calderón: ...me parece que la discusión que tiene América Latina ahora no es, realmente lo pienso, un tema de decidir entre la izquierda o la derecha, sino decidir entre el pasado y el futuro. Yo veo gobiernos de izquierda, como puede ser el de Lula, que hacen las cosas bien, que protegen mercados, que permiten que haya inversión. Veo gobiernos conservadores como el de Colombia, que trabajan con políticas sociales muy, muy intensas. 
Pero, el problema es si América Latina es capaz, entonces, independientemente del origen de los gobiernos, en que avanza o retrocede; si avanzar significa si apostamos por la democracia o vamos hacia atrás y permitimos que regresen a América Latina dictaduras personales vitalicias.

No habrá Plan México


Retrospectiva
Columna y entrevista de Jorge Fernández Menéndez a Juan Pablo Cárdenas, responsable de asuntos de México y Colombia en el Departamento de Defensa de EU:
Columna Razones /Jorge Fernández Menéndez ;
 Excelsior, 14 de mayo de 2007;
No habrá Plan México
¿Realmente se está fraguando entre nuestro país y Estados Unidos un Plan México, similar al Plan Colombia, como han asegurado algunos medios estadunidenses en días pasados? La respuesta es no, por lo menos no en el sentido de que el mismo implique una intervención siquiera similar a la que ha establecido Washington con el gobierno del presidente Álvaro Uribe desde tiempo atrás. La idea, por lo menos como analogía, no es viable, primero, por las resistencias políticas que generaría en México, pero también porque las realidades son diferentes, como lo es la estructura de seguridad de ambos países e incluso el tipo de desafío que en ellos genera el narcotráfico.
La semana pasada estuvimos en Washington, con funcionarios del departamento de la Defensa, de Seguridad Interior y de Estado, de la Unión Americana y, desde sus ópticas diferentes, coinciden en que la relación con el gobierno de Felipe Calderón está en un momento óptimo. Pero, independientemente de ello, mantienen diferencias con respecto a cómo avanzar en ciertos temas. En una plática que tuvimos con Juan Pablo Cárdenas, encargado de México y Colombia en el Departamento de la Defensa, éste asegura que la relación está en un momento "óptimo", pero también ha tenido "altas y bajas", se ha mantenido una estrecha colaboración, pero también acepta que ahora la política exterior del gobierno está más interesada en los temas globales.

Hace 50 años en Los Mochis/José Refugio Haro


“Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos…Pablo Neruda
Hace 50 años en Los Mochis/José Refugio Haro
El estallido del rocanrol rompió inercias en los gustos
Publicado en Riodoce el 20-X-13;
La vida era en blanco y negro, era un Mochis romántico de opacidad plena nocturna y lodazales iluminados por soles calcinantes en el día, pero también lleno de espontaneidad y autenticidad natural, abierto al tipo de música que se les antojara imponer a las escasas cuatro estaciones de radio existentes.
Con el siglo partido en dos, un día, de alguna parte, empezó a circular una tonadilla que parecía alertar sobre la aproximación de algo incómodo o desagradable: “¡A´i viene la plaga! aunque era acompañada por un ritmo alegre y pegajoso. Aquel romanticismo bucólico de las canciones rancheras se rompía de súbito. En los salones bailables se tambaleaba también el ritmo de moda, el Cha cha cha, que poco antes había desplazado al explosivo Mambo de Pérez Prado.
Eran los finales de los cincuenta. Con inclinación timorata los programadores y locutores de radio más audaces se atrevieron a introducir, entre el apabullante gusto generalizado por la música folclórica mexicana, una oferta procedente de los Estados Unidos: el rock and roll.